Enlaces de accesibilidad

Cuba

De la utopía de Ubre Blanca al horror de "Cabeza de caballo"

En 1959, Cuba tenía 6 millones de habitantes y 6 millones de cabezas de ganado, una por habitante. Cada cubano consumía al año un promedio de 76 libras de carne de res, por lo que la isla ocupaba el tercer lugar en ese acápite en el hemisferio occidental. En el 2000, con 11 millones de habitantes, solo habían 2,5 millones de cabezas de ganado.

Entre 1961 y 1965 fui maestra de antiguas criadas (domésticas les llamaron después de 1959). En La Habana vivían miles de antiguas criadas y para su superación fueron abiertas varias escuelas nocturnas en distintos municipios de la capital. Di clases en tres: en el antiguo colegio La Luz, en 25 y M, Vedado; en otro que quedaba en Neptuno y San Francisco, detrás de la iglesia El Carmen, y en una escuela situada en La Cuevita, barrio marginal de San Miguel del Padrón.

Muchas de las clases las tuve que dedicar a uno de los temas más populares entonces: los 'experimentos' de Fidel Castro en la ganadería. Como si de recetas de cocina se tratara, comentábamos sobre los cruces de Holstein con Cebú o de las yerbas y pastoreos intensivos aconsejados por André Voisin.

El científico francés se hizo muy amigo del comandante y a cada rato viajaba a la isla. Cuentan que el 21 de diciembre de 1964 lo esperaban en la Universidad de La Habana para ofrecer una conferencia y quien se apareció fue Castro, con la noticia de que Voisin había fallecido de un infarto.

En 1985, cuando murió Ubre Blanca, la vaca superstar del barbudo, hacía dos décadas que yo había cambiado el magisterio por el periodismo. Y como la mayoría de los cubanos, ya había perdido la esperanza de que todas las mañanas volveríamos a desayunar café con leche y pan con mantequilla y por lo menos una vez a la semana, comeríamos carne de res, en forma de bistec, asada, con papas o en picadillo, croquetas o albóndigas.

Pero el tiempo pasó. Y la carne de res siguió desaparecida. Ni los poseedores de pesos convertibles pueden darse el lujo de comer carne de res a menudo, por su alto costo en las tiendas recaudadoras de divisas. "Si no hay pan, se come casabe", dice un refrán criollo. Ante la escasez de ganado vacuno y lo arriesgado que resultaba matar un toro o una vaca y luego vender la carne, se pusieron de moda los matarifes de caballos.

En Cuba hay personas que prefieren la carne de caballo a la de res. Dicen que es más alimenticia y digerible para niños, enfermos y ancianos. Nunca la he probado y a mis 75 años no la pienso probar.

En 1998, cuando desde La Habana reportaba como periodista independiente de Cuba Press, escribí una crónica titulada Cabeza de caballo. En ella relataba que un amigo que vivía en Santiago de las Vegas nos contó que un fin de semana, por el calor había dejado abierta la puerta de la sala y de pronto, mientras veía 'la película del sábado', le llamó la atención el ir y venir apresurado de personas hacia el placer que quedaba frente a su vivienda.

Salió al portal y a un vecino le preguntó si sabía qué estaba pasando. "Es que tiraron los restos de un caballo que mataron y en cuanto la gente se enteró, se fue con cuchillos y jabas, a ver si quedaba algo de carne".

Ni corto ni perezoso, mi amigo entró como un bólido a la casa, se dirigió a la cocina, cogió el primer cuchillo que vio y le pidió a su mujer un nailon grande. Por el apuro, ella le dio el del pan, que a esa hora ya estaba vacío.

Cruzó la calle y llegó al placer. "Pero me puse fatal, lo único que quedaba era la cabeza del caballo, que murió con los ojos abiertos. Nunca voy a olvidar aquella mirada, la de un pobre animal implorando clemencia".

Vea todas las noticias de hoy

¿Cuándo habrá elecciones de verdad en Cuba? pregunta el diario colombiano El Espectador

El dictador cubano Miguel Díaz-Canel en un centro de votación durante el referendo por el Código de las Familias, el 25 de septiembre de 2022. (Photo by Handout / Estudios Revolución / AFP).

El diario colombiano El Espectador declaró en un editorial que el referendo sobre el Código de las Familias en Cuba fue “un avance agridulce” en un sistema dictatorial, y que lo importante es preguntar: “¿para cuándo elecciones de verdad?”

“La lucha por la libertad continúa en Cuba, con un régimen que se da palmadas en la espalda por hacer lo mínimo y que le sigue temiendo al disenso”, subrayó el periódico en su editorial del sábado.

Por un lado, explica El Espectador, el Código de las Familias “sí es un gran avance en derechos” y “en general, es una actualización moderna y progresista que reconoce los derechos de la población LGBT…”.

Por otro lado, añade el editorial, “el referendo tuvo poco de democrático. Se prohibió en medios que se hablara de cualquier tipo de oposición al Código. El Partido Comunista movilizó a sus partidarios bajo la idea de darle respaldo al régimen”.

El diario colombiano citó en ese sentido las declaraciones de la periodista Yoani Sánchez al medio DW Español:

“Si en lugar de una ley para regular cuestiones familiares se hubiera tratado de un referendo sobre el draconiano Código Penal, impuesto sin consulta popular y profundamente represivo, el mensaje de repudio al Ejecutivo habría sido mucho más fuerte y masivo. El totalitarismo cubano optó, sin embargo, por someter a votación unos derechos ciudadanos que debieron haber sido aprobados de facto sin pasar por una elección”.

También se refirió a la opinión de Juan Pappier, investigador de Human Rights Watch:

“Me alegra mucho que el Sí gane en Cuba y que las parejas del mismo sexo puedan ejercer su derecho a casarse. Ojalá pronto los cubanos puedan ejercer su derecho al voto, ya no en un referendo sobre DDHH de las minorías, sino en elecciones presidenciales justas y libres”.

La situación en Bejucal es grave "Es muy inhumano estar viviendo sin agua"

La situación en Bejucal es grave "Es muy inhumano estar viviendo sin agua"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:05 0:00

Activista Yunior García Aguilera pide “repensar” las sanciones contra La Habana

Yunior García Aguilera en Madrid, España. REUTERS/Juan Medina

El activista y dramaturgo Yunior García Aguilera pidió en España “repensar” las sanciones contra el régimen de La Habana, para buscar mayor efectividad.

“Hay sanciones que son válidas. Todo el esquema hay que repensarlo. Tienen que ser sanciones realmente efectivas contra esos regímenes que masacran a su gente, pero que no hagan pasar hambre a la población”, afirmó en el evento “Cuba: la cultura como motor de cambio”, organizado por la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona y la Casa América de Cataluña.

En su opinión, “no se trata de ‘te voy a poner en un estado tan pobre que haga que te rebeles’, porque eso no funciona”.

Activista Yunior García Aguilera pide “repensar” las sanciones contra La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00

“Los regímenes dictatoriales usan la miseria como recurso. Cuanto más pobre es una persona, más depende de ese régimen que le da lo mínimo para sobrevivir”, apuntó.

Además, pidió impulsar una hoja de ruta para garantizar una transición a la democracia, “sin sangre ni violencia”.

“La revolución va a morir, no hay manera de salvarla, no tiene cura. Es decir, se va a caer muy pronto. La gran pregunta no es si va a caer, sino si seremos capaces de construir un país verdaderamente democrático, plural, de respeto, tolerancia y libertad”, advirtió García Aguilera.

En ese sentido, recordó que “hay muchos cubanos que tienen un Fidel Castro dentro, aunque estén en la oposición”.

“No se trata de llegar a una idea única, sino de establecer consensos con puntos mínimos. Seguimos en esta cosa de rapiña, de atacarnos unos a otros. Hay que acabar con esos ataques y concentrarse en lo principal, evitar que esa dictadura busque formas de sobrevivir”, indicó.

En cuanto al nuevo Código de las Familias, pidió no olvidar el sufrimiento de la comunidad LGBT y de otras minorías “dentro de un régimen machista abusivo”.

“Celebro que haya ganado el sí, sobre todo por los derechos que puede alcanzar esa comunidad; pero al mismo tiempo celebro que una parte de la sociedad cubana haya roto el esquema de unanimidad con respecto a un proyecto del régimen. Y aquí se demostró claramente que la mayoría ya no apoya al régimen”, consideró.

La charla de la Casa América de Cataluña fue guiada por Robert Mur, excorresponsal del periódico “La Vanguardia” en América Latina.

FOTOGALERÍA. Segunda noche de protestas en Cuba

Cuba apagada

Cuba apagada
please wait
Embed

No media source currently available

0:00 0:04:41 0:00

Un recuento del impacto en Cuba del huracán Ian y de las protestas del pueblo cubano a raíz de creciente crisis energética del país.

Cargar más

XS
SM
MD
LG