Enlaces de accesibilidad

Cuba entrega a otro fugitivo de la justicia estadounidense


Foto del fugitivo de EE.UU. James Ray III y de la casa que compartía en Montclair, Nueva Jersey, con su víctima, Angela Bledsoe y la hija de ambos (NJ.com)

Un prófugo de la justicia estadounidense que intentó refugiarse en Cuba y estaba circulado con una alerta roja de Interpol por el presunto asesinato de su pareja, fue capturado hace 11 días en la isla y entregado el martes a autoridades de Estados Unidos.

El abogado James Ray III era buscado desde el mes pasado por la policía de su país, como sospechoso de haber matado a tiros el 23 de octubre a Angela Bledsoe, de 44 años, en la casa de Montclair, Nueva Jersey, que compartían con su hija menor.

Ray ya no se encontraba en la casa cuando llegó la policía, y dejó a su hija con familiares antes de dirigirse al suroeste y luego a México, dijeron las autoridades. Una vez en México, voló a Cuba el 28 de octubre.

Los investigadores dijeron el miércoles que habían obtenido evidencia de que Ray podía intentar huir a Cuba.

La Interpol emitió una alerta internacional a los organismos de aplicación de la ley para que localizaran y detuvieran provisionalmente a una persona pendiente de extradición, lo que permitió a las autoridades cubanas detener a Ray antes de que pudiera pasar por la aduana.

La Habana notificó ese mismo día a agentes del FBI que Ray estaba en Cuba, donde fue detenido después de que funcionarios de los Estados Unidos obtuvieran una orden de arresto por "escape ilegal para evitar el procesamiento", dijo a reporteros el agente especial del FBI Gregory Ehrie.

Ray permaneció bajo custodia en la isla hasta que el FBI lo llevó de regreso a Nueva Jersey la noche del martes. Según los registros judiciales permanece recluido en la cárcel del condado de Essex.

"Trabajando con nuestros socios federales e internacionales encargados de hacer cumplir la ley, pudimos identificarlo como nuestro sospechoso y hacer arreglos para traerlo de vuelta a Nueva Jersey", dijo el Fiscal interino del Condado de Essex, Theodore Stephens.

Ray ha sido acusado de delitos de asesinato deliberado cometido con arma de fuego y se espera que comparezca en la corte por primera vez el 13 de noviembre.

Desde Estados Unidos, Katherine Carter, portavoz de la Oficina del Fiscal del condado de Essex, dijo a la AP que los funcionarios cubanos cooperaron con el gobierno estadounidense en el caso y que el FBI alertó sobre la salida del hombre hacia México para dirigirse a Cuba.

Cooperación de interés común

Aunque suele ser inusual, funcionarios y expertos suelen reconocer que, pese a su antagonismo, los dos gobiernos colaboran en asuntos de interés común como el medio ambiente, la seguridad, la delincuencia o el terrorismo.
Alegando que son refugiados políticos, Cuba ha rechazado entregar a Estados Unidos a personas de esa nacionalidad que son buscadas desde hace décadas por asaltos a bancos, secuestros de aviones, asesinatos de policías y terrorismo, y tampoco se conoce que haya deportado o procesado a delincuentes comunes de origen cubano que cometieron delitos de fraude y luego escaparon a la isla, salvo en el caso del reguetonero buscado por falsificación de identidades y tarjetas de crédito conocido como Gilbert Man.

En agosto pasado, otro fugitivo estadounidense desde hacia 12 años, Joseph Mahmoud Dibee, fue capturado en La Habana en una operación coordinada por ambos gobiernos antes de que pudiera tomar un vuelo rumbo a Rusia.

El FBI alertó a las autoridades cubanas de que Dibee, ex miembro de una organización ambientalista radical y acusado de terrorismo, haría un alto en Cuba procedente de Centroamérica.

El hombre de 52 años tenía pendientes en EE.UU. cargos federales por incendios provocados y planes de destrucción masiva en los estados de Oregón, California y Washington perpetrados desde 1997.

(Redactado por Rolando Cartaya con información de NBC, AP y archivo radiotelevisionmarti.com)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG