Enlaces de accesibilidad

Contra la censura

CPJ: Cuba entre los 10 países del mundo con mayor censura, es el peor de las Américas

Un vendedor de periódicos en La Habana.

Cuba es el país donde hay más censura de prensa en las Américas y uno de los 10 peores en todo el mundo, de acuerdo con el más reciente informe del Comité para la Protección de Periodistas.

“Los medios impresos y audiovisuales están bajo absoluto control del Estado comunista de partido único y, por ley, deben actuar ‘conforme a los fines de la sociedad socialista”, indica el reporte del Comité, conocido como CPJ por sus siglas en inglés (Committee to Protect Journalists).

A nivel mundial, la lista está encabezada –en ese orden-- por Eritrea, Corea del Norte, Turkmenistán, Arabia Saudita y China. Les siguen Vietnam, Irán, Guinea Ecuatorial y Bielorrusia.

En el caso de Cuba, dice el CPJ, “el Gobierno arremete contra los periodistas críticos mediante el acoso, la vigilancia física y digital, las detenciones a corto plazo, los registros de viviendas y las confiscaciones de equipos”.

El informe cita como ejemplo de las violaciones el caso del periodista independiente y abogado Roberto de Jesús Quiñones Haces, cuya entrada a prisión por la injusta condena de “desacato y resistencia” está fijada para este jueves.

Roberto Jesús Quiñones Haces en su vivienda de Guantánamo. (captura de video/ADN Cuba)
Roberto Jesús Quiñones Haces en su vivienda de Guantánamo. (captura de video/ADN Cuba)

En abril de 2019, agentes policiales detuvieron a Roberto Jesús Quiñones, colaborador del sitio noticioso CubaNet, frente al Tribunal Municipal de Guantánamo, donde se encargaba de la cobertura de un juicio, y lo golpearon mientras lo trasladaban a la estación de policía de Guantánamo”, detalla el informe.

El Comité para la Protección de Periodistas reporta también que en 2017 Cuba introdujo el acceso a internet desde los hogares, y los planes de datos móviles para celulares en 2018, pero subraya que los servicios tienen precios exorbitantes para la mayoría de los cubanos, pues 4 gigabytes de datos cuestan unos 30 dólares estadounidenses, el equivalente al salario mensual estatal promedio en 2017.

Youtubers cubanos exhiben la conexión a su página en la red social de vídeos, en La Habana. Archivo. AFP.
Youtubers cubanos exhiben la conexión a su página en la red social de vídeos, en La Habana. Archivo. AFP.

“Aunque en la internet se ha abierto cierto espacio para las informaciones críticas, el proveedor estatal de servicio de internet, ETECSA, tiene órdenes de bloquear contenido cuestionable, e impide el acceso a algunos blogs y plataformas de noticias críticos, según un informe del Open Observatory of Network Interference, que recopila datos sobre la interferencia en las redes”, añade el informe, titulado Los 10 países con mayores niveles de censura.

En los primeros tres --Eritrea, Corea del Norte y Turkmenistán-- los medios informativos son megáfonos del Estado y todo ejercicio independiente del periodismo se realiza desde el exilio, dice el documento. "Los pocos periodistas extranjeros a quienes se permite ingresar son vigilados de cerca”.

Denuncia también que otros países incluidos en la lista utilizan una combinación de tácticas directas, como el acoso y la detención arbitraria, acompañadas de sofisticados métodos de vigilancia y hacking para silenciar a los medios independientes.

“Arabia Saudita, China, Vietnam e Irán son particularmente expertos en ejercer estos dos tipos de censura: encarcelar y acosar a los periodistas y sus familias, a la vez que se dedican a la vigilancia digital y la censura de la internet y las redes sociales”, detalla el informe.

Fundado en 1981, el Comité para la Protección de Periodistas fue llamado por la American Journalism Review “la Cruz Roja de los periodistas”. Es una organización independiente sin fines de lucro que tiene su sede principal en Nueva York y trabaja con corresponsales en todo el mundo.

Vea todas las noticias de hoy

Desalojo orientado, la técnica de moda contra la sociedad civil independiente en Cuba (VIDEO)

Seguridad del Estado ordena desalojo de vivienda a periodista independiente
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:43 0:00

Llámele como guste, desalojo por presión, forzado u orientado. Así opera la policía política cubana que se cobra una nueva víctima con este accionar para nada novedoso.

Es la técnica de implantar el miedo entre propietarios que arriendan a miembros de la sociedad civil independiente cubana. Su objetivo, lograr la asfixia y descentrar a la víctima de su labor cotidiana y profesional.

La periodista independiente, Yadiris Luis Fuentes, colaboradora de ADN deberá abandonar la vivienda que alquila desde junio pasado en el municipio Centro Habana antes del cinco de febrero, por negarse a acudir al llamado del agente de la policía política, alias, "Manolo",“el compañero que la atiende” (sección 21 de la policía política, atención a disidentes) para concertar un interrogatorio sin citación oficial.

No pasaron muchas horas después de dar el no a Manolo para que el propietario de la vivienda le comunicara apenado que debía mudarse [por instrucciones de la Seguridad del Estado].

Además, según refirió Luis Fuentes, el señor podría ser multado con 15 mil pesos y arriesgarse al decomiso de su domicilio.

La Marcha Cívica por al Cambio

Vivió sitiada entre el 13 y 16 de noviembre pasados, cuando reinó la expectación en torno a la marcha de la plataforma Archipiélago que el régimen impidió.

Recuerda que el casero fue citado para interrogatorio el día 10 de noviembre, dos días antes que ella.

En aquel momento, confiesa que esperaba la orden de desalojo. Estaba lista para recoger pertenencias, empacar y dejar la vivienda, pero no, parece que aún no era objetivo de interés para la seguridad.

“Me levantaron un acta de advertencia para que no cometiera delitos, ni actividades que conllevaran a la comisión de delitos, muy risible. El objetivo era que yo no saliera el 14, ni el 15, que no fuera a la marcha”, indicó.

Graduada en 2015 de la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”, su provincia natal, la informadora tiene pago el arriendo hasta el cinco de febrero, de ahí que haya emprendido una carera contra el tiempo en busca de un alquiler que hasta ahora no ha encontrado.

“Es una técnica muy usada en el pasado, la han usado contra otras periodistas mujeres como Katherine Bisquet, Camila Lobón, Camila Acosta, Marthadela Tamayo, entre otras y es una historia que podría repetirse en mi caso y en el de otras personas que disienten en Cuba”, dijo a Radio Televisión Martí, la periodista que también colabora con la publicación independiente El Toque Jurídico.

Su colega Camila Acosta, periodista de Cubanet y corresponsal del diario español ABC, actualmente pendiente a juicio y en reclusión domiciliaria, tuvo que mudarse cinco veces en 2020 luego de que agentes de la policía política presionaran a sus caseros.

En una entrevista con Radio Televisión Martí el 20 de octubre último, en ocasión de su quinto desalojo, Acosta explicó: "En Cuba no existe una ley que le prohíba a una persona rentar a un periodista independiente, a un disidente, o a un opositor pero sabemos que la dictadura viola sus propias leyes, viola constantemente los derechos humanos y se vale del miedo y de la presión sobre los cubanos para lograr siempre lo que ellos quieren”.

Del desalojo forzado por la Seguridad del Estado no escapa ningún casero, ni el que tiene licencia y paga regularmente sus impuestos por la renta, ni el que alquila por la izquierda, de manera ilegal. No les queda otra opción que ceder a la presión del órgano represor aunque las ganancias por concepto de renta sean el único sustento.

“Quien no haya vivido esto no tiene ni idea. En América Latina uno tiene colegas que ni se lo imaginan, ni por asomo lo que puede ser vivir en dictadura”, lamentó Luis Fuentes.

El pago promedio de una renta en La Habana hoy oscila entre 9 mil y 15 mil pesos. De no encontrar el alquiler que busca antes del 5 de febrero, confía en la bondad y generosidad de buenas amistades que, por seguro, no la dejarán desamparada en la calle.

“Las rentas ilegales están mucho más diseminadas que las legales y entonces por ahí pueden ser presionados los caseros y nosotros vernos en la situación estresante de tener que cambiar de alquiler, buscar otro sitio donde vivir, estar descentrados en nuestro trabajo”, dijo la periodista, que ha pasado cursos auspiciados por la organización Cosecha Roja, de Argentina, y es parte de la Sexta Generación de la Redlat, de jóvenes de distintas latitudes.

“A ellos (la Seguridad del Estado) les molesta muchísimo que la gente se supere y en los interrogatorios me sacan eso, estas haciendo esto o estas estudiando tal cosa. Es horrible”, agregó la joven de 30 años.

Ella no tiene documentación de registro en La Habana, tampoco libreta de abastecimiento, no es parte de la estadística demográfica en la ciudad y con esta falta de información pareciera muy difícil rastrear su vida en la capital.

Entonces, sobreviene el sentimiento de sospecha, ese estado que describe como de paranoia, de silencio, de no atreverse a contar determinadas cosas incluso siendo periodista.

“Tampoco voy a dejar de tener amigos porque la seguridad tenga un infiltrado. Eso es lo que ellos quieren, aislarte del universo y que no seas persona. Cuando la gente es infeliz no puede ser efectivo en lo que hace”, apostilló.

Amenazan a Saily González con ser procesada si continúa con sus denuncias en redes sociales

Saily González. (Tomada de Facebook)

La activista e influencer cubana Saily González Velázquez recibió este jueves nuevas amenazas por parte de la Seguridad del Estado, tras una citación relámpago

González Velázquez, residente de Santa Clara, dejó saber a sus seguidores en redes sociales que, a las 10:10 de la mañana de este jueves, 20 de enero, le fue entregada una citación para presentarse ante la policía política del régimen a las 11:30, apenas una hora más tarde.

“Faltan varios datos”, señaló la activista, “pero voy a ir, al menos para dejarles claro que necesito que se ciñan al debido proceso. Esta citación, que nadie lo dude, tiene carácter eminentemente político”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:11 0:00

Horas más tarde, González dio a conocer en Twitter los resultados de dicha entrevista: “Ya salí de la Estación. Era para advertirme de los delitos por los que me pueden procesar si insisto en seguir denunciando.

"Según la instructora, mis denuncias las entiende como “incitación a delinquir”, “difamación”, “desacato” y “alteración del orden”, explicó González.

La influencer, ex coordinadora de la plataforma cívica Archipiélago, mantiene una fuerte presencia en las redes sociales, donde informa sobre las continuas violaciones a los derechos y libertades de los cubanos.

Tras las protestas populares del 11 de julio, y en medio de los procesos judiciales contra los manifestantes pacíficos que salieron a las calles en varias localidades de Cuba ese día, González se unió a la campaña solidaria en redes que exige la liberación de los detenidos.

“EFE no va a abandonar Cuba por iniciativa propia”, advierte su presidenta

Gabriela Cañas, presidenta de la agencia de noticias española EFE. (Foto: Twitter)

Madrid, 19 ene (EFE).-La presidenta de Efe, Gabriela Cañas, afirmó este miércoles que la agencia de noticias no quiere abandonar Cuba y que no se irá de la isla por propia iniciativa. Señaló que son las autoridades cubanas impidiendo el trabajo de sus reporteros las que le están obligando a replantearse la permanencia de la agencia en el país. Es ”la fuerza de los hechos", dijo, la que nos obliga a ello.

En una entrevista en Voice of America, Cañas lamentó la decisión de las autoridades cubanas de retirar las acreditaciones a la mayoría de sus periodistas y de no entregar el visado de prensa al nuevo responsable de la delegación, nombrado en julio del pasado año.

"Nos estamos replanteando nuestra permanencia porque nos están obligando a ello", aseguró la presidenta de Efe, que avanzó que la agencia debe tomar una decisión en "las próximas semanas".

"A Efe no le interesa dejar Cuba. No quiere. El problema es que nos están echando", subrayó Cañas.

En esta entrevista telefónica, indicó que la agencia seguirá trabajando en Cuba mientras se le permita estar en la isla. De momento, solo dos de los siete periodistas que conformaban la delegación de Efe tienen permiso para trabajar.

De mantenerse esta situación, Cañas advirtió de la necesidad de mantener parte de la delegación fuera del país para ofrecer los niveles informativos a que acostumbra. "Ésa no es la voluntad de Efe, sino la voluntad de las autoridades cubanas", repitió.

"A mí me gustaría mantener siempre gente allí, pero cada vez lo veo más difícil. Porque pasa el tiempo y las autoridades cubanas siguen sin darnos una solución y, sobre todo, el visado para el nuevo delegado", explicó.

Cañas subrayó que tanto la agencia pública de noticias como las autoridades españolas creen que "Efe debe estar" en Cuba, donde lleva 50 años y cuenta con una de las mayores oficinas de un medio internacional en la isla.

Destacó, además, que la mitad de las noticias sobre Cuba que se publican en Latinoamérica proceden de despachos de Efe.

Cañas consideró que para Efe sería "una malísima noticia" perder "su mirada" desde dentro de la isla. Una eventual salida de la agencia, agregó, también sería perjudicial para Cuba: "El mensaje que se lanzaría desde Cuba sería muy negativo, no sólo para España y para Efe; también para la libertad de expresión", argumentó.

La presidenta de Efe dijo albergar "cierta esperanza" para resolver este conflicto por la llegada a Madrid del nuevo embajador cubano, Marcelino Medina, al entender que el diplomático quizá "pueda facilitar la interlocución".

Las complicaciones para la agencia en Cuba comenzaron a mediados del año pasado cuando las autoridades de la isla empezaron a dilatar la concesión del visado de prensa al nuevo delegado, que seis meses después de su nombramiento no ha podido entrar en el país.

En noviembre pasado el Centro de Prensa Internacional (CPI) retiró además las acreditaciones de todos los periodistas de Efe en Cuba, para devolver poco después solamente dos.

De los siete periodistas que Efe tenía a comienzos de año en Cuba, actualmente sólo pueden trabajar dos, uno de los cuales está obligado a renovar su acreditación mensualmente.

NOTA A LOS ABONADOS: Las decisiones de las autoridades cubanas de los últimos meses han diezmado el equipo de la delegación de Efe en La Habana, donde actualmente solo dos periodistas pueden seguir ejerciendo su labor. Efe espera poder recuperar en los próximos días su capacidad informativa en la isla

Artículo 19: el régimen cubano impone el silencio y mata a la prensa

Protesta del 11 de julio en Cuba. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

La ONG británica Artículo 19 denunció que la prensa en Cuba está “bajo un asedio sistemático por parte del gobierno”.

“Pareciera insignificante frente a la alza de asesinatos de periodistas en la región, pero el gobierno de la isla ha aprendido a imponer el silencio matando el periodismo”, dice la organización en el informe “Cuba, una democracia de papel que violenta la libertad de expresión”, que abarca los años 2019 a 2021.

“Se destacan las violencias y obstáculos que enfrentan periodistas y personas que buscan ejercer la libertad de expresión y el periodismo en Cuba", indicó a Radio Televisión Martí la abogada Claudia Ordóñez, oficial del Programa de Centroamérica y el Caribe de Artículo 19.

"Como Estado totalitario, busca controlar las narrativas, los flujos informativos a través de un sistema legal que aplica sanciones y obstaculiza y niega la posibilidad de ejercer este derecho a través de marcos administrativos, de prácticas de abuso de poder, prácticas sociales, prácticas culturales que al final van reduciendo el campo para evitar, por todos los medios, que las personas puedan expresarse; desde salir a las calles o la creación artística, una canción, un poema, un cartel, una pintada en la pared; o bien a través del ejercicio periodístico”, precisó Ordóñez.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

La entidad, desde su oficina en México, documentó en 2020, 681 ataques contra 119 periodistas y activistas. De éstos, 65% fueron cometidos contra periodistas.

El 69% del total ocurrieron en un lapso de seis semanas, del 9 de noviembre al 31 de diciembre de 2020, durante las cuales se desarrollaron protestas.

Durante 2019, Artículo 19 había argumentado que un periodista en promedio podría ser agredido hasta cinco veces en un año. En 2020, el promedio aumentó a seis veces y, en 2021, se elevó a ocho veces.

En la primera mitad de 2021 se cometieron 656 agresiones contra 84 periodistas, activistas, personas defensoras de los derechos humanos y artistas. De éstas, 49% fueron perpetradas contra comunicadores.

“Resaltamos cómo las agresiones son generalizadas y sistemáticas contra periodistas, artistas, activistas, defensoras y defensores de derechos humanos; y que esta sistematicidad y generalización va provocando que al final, en el caso de periodistas, vayan, digamos, retirándose o teniendo menos posibilidades para ejercer el periodismo, acompañado también de bloqueos a Internet que les imposibilitan el ejercicio”, apuntó Ordóñez.

“O bien, que el acoso y el hostigamiento sea tal hacia ellos, ellas y sus familias, que terminen yéndose del país en una especie de ‘autoexilio’, particularmente, a partir de las movilizaciones del 11 de julio y del 15 de noviembre (del 2021), pero más hacia el 11 de julio, vemos esta práctica de implantar el terror, de implementar castigos que sirvan de escarmiento para las otras personas: juicios sumarios que tienen sanciones de hasta diez o treinta años de prisión por el hecho de salir a protestar”, afirmó.

En este sentido, los casos más recientes son los de los periodistas de ADN Cuba, Héctor Luis Valdés Cocho y Esteban Rodríguez, que fueron presionados para salir del país por la Seguridad del Estado, y el de Orelvis Cabrera, de Cubanet, que se vio obligado a emigrar a Rusia.

“En las mujeres hemos visto agresiones con marcados tintes de género. Un ejemplo es las amenazas que han sufrido las periodistas de que les implementen el Código de Familia a través del cual puedan retirarle la Patria Potestad de sus hijos e hijas”, señaló la representante de Artículo 19.

La Ley No. 1289, el Código de la Familia, estipula que los padres y madres pueden perder la Patria Potestad de sus hijos cuando observen una conducta peligrosa o incumplan con el deber de “inculcarles el amor a la patria, el respeto a sus símbolos y la debida estimación a sus valores, el espíritu internacionalista, las normas de la convivencia y de la moral socialista”.

El informe presenta recomendaciones al Estado cubano, entre las cuales se encuentran:

  1. Liberar a todas y todos los presos políticos y eliminar las restricciones domiciliarias a las que han sido sujetas las personas periodistas y manifestantes en el marco de las movilizaciones del 11 de julio y del 15 de noviembre de 2021.
  2. Reconocer el derecho a la protesta en su sentido más amplio, de conformidad con los estándares internacionales y adoptando lo dispuesto en el Comentario General No. 37 del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)
  3. Procesar y fijar sanciones administrativas en contra de los agentes del Estado que cometieron actos de brutalidad durante las protestas de noviembre y diciembre de 2020 y de julio de 2021.
  4. Adaptar las normas constitucionales a los estándares internacionales en materia de libertad de expresión.
  5. Garantizar el ejercicio de la libertad de expresión y del trabajo periodístico de manera libre y sin violencia.
  6. Garantizar el acceso a la información de manera universal. Eliminar los bloqueos informativos.

En la exposición virtual del informe estuvieron el relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca; la curadora de arte y activista cubana, Anamely Ramos; la periodista cubano-mexicana Peniley Ramírez; la periodista y escritora María Matienzo; y el director regional de Artículo 19, Leopoldo Maldonado.

Periodistas cubanas lanzan proyecto Casa Palanca

Proyecto Casa Palanca

Un grupo de periodistas independientes cubanas iniciaron esta semana una campaña de recolección de fondos para fundar Casa Palanca, un lugar de amparo y respaldo para mujeres vinculadas a la profesión.

“Hace un tiempo, periodistas independientes y autónomas cubanas nos hemos venido reuniendo, en redes sociales por las condiciones de aislamiento, y conversando sobre lo que nos ocupa, lo que nos preocupa, lo que necesitamos. Con esas demandas puestas sobre la mesa (somos una veintena de mujeres) surge esta propuesta de hacer un crowdfunding”, explicó a Radio Televisión Martí, Marta María Ramírez, vocera de la acción cívica.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00


“Nos pareció una idea viable. Es como reproducir esto que habíamos estado haciendo, que es totalmente inédito, de reunirnos más allá de ideologías, más allá de militancias, por el solo hecho de ser mujeres periodistas en plural”, dijo.

La iniciativa busca resaltar la vulnerabilidad de las comunicadoras independientes en Cuba, y de conseguir su meta, permitiría tener un inmueble, en La Habana, destinado a albergar de forma transitoria a mujeres que lo necesiten tanto como a sus hijos.

Si bien está encaminado a apuntalar la prensa libre femenina (influencers, escritoras, diseñadoras, ilustradoras, fotorreporteras), Casa Palanca no restringirá su protección a este ámbito, sino que resguardará a las más perjudicadas por la sociedad.

“Queremos traducir eso de lo virtual a lo físico para poder trabajar, para que nuestros hijos puedan estar con cuidados y ya tenemos otras ideas con otras comunidades, como mujeres trans que han quedado en situación de desprotección absoluta durante el coronavirus al perder su fuente principal de sustento o las víctimas de violencia doméstica”.

Asimismo, serviría como sitio de reunión y trabajo, haría funcionar proyectos colectivos y brindaría albergue a las periodistas de provincias que realicen un trabajo en la capital.

Cargar más

XS
SM
MD
LG