Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cuba ayudó con el narcotráfico a que Venezuela fuera un Estado mafioso

Coronel Antonio de la Guardia, i, y general Arnaldo Ochoa, d, fusilados por órdenes del dictador Fidel Castro.

Uno de los objetivos de los comunistas cubanos era atacar a la sociedad estadounidense con estupefacientes. Estos fueron los días de la epidemia de crack que rompió la paz de las ciudades en todo Estados Unidos.

Las medallas, los honores, el uniforme del general, todo había sido quitado. Arnaldo Ochoa, una vez considerado un gran héroe de la revolución cubana y sus expediciones militares al África, se presentó ante el juicio orquestado por el dictador Fidel Castro en 1989 vistiendo una camisa a cuadros barata.

Se parecía a lo que siempre había sido, un apuesto y carismático hijo de campesinos cubanos, un hombre del pueblo, un líder, y esa pudo haber sido la verdadera causa de su caída. Pero los cargos fueron narcotráfico y traición.
El juicio de Ochoa fue un momento crucial en la historia de Cuba y de lo que Washington en esos días llamaba "la guerra contra las drogas".

Marcó el final de una era en que la dictadura de Fidel Castro había facilitado el envío de cocaína a los Estados Unidos desde los infames cárteles de Colombia, incluida la operación de Pablo Escobar en Medellín.

Uno de los objetivos de los comunistas cubanos era atacar a la sociedad estadounidense con estupefacientes. Estos fueron los días de la epidemia de crack que rompió la paz de las ciudades en todo Estados Unidos. Alimentar la adicción, la desesperación y el crimen mientras se enriquece la revolución debe haber parecido objetivos perfectamente legítimos para Castro y sus subordinados, y sus servicios de inteligencia hicieron lo que pensaron que debían hacer para que su régimen sobreviviera en sus propios términos.

En el tribunal militar en Cuba no todo fue lo que parecía. Como en cualquiera de los juicios de exhibición de los comunistas que el mundo ha leído o presenciado, ya sea conducidos por Stalin, Pol Pot, Saddam Hussein o los hermanos Castro, el acusado hizo una abyecta confesión de todos los cargos en la corte, y con lamentable vehemencia exculpada a sus superiores: el hermano de Fidel, Raúl, el jefe de las fuerzas armadas que había promovido a Ochoa tantas veces, era inocente de cualquier complicidad, y por supuesto, también Fidel.

La prensa en los Estados Unidos y Europa teorizó que Ochoa podría haber sido torturado o drogado. Incluso en el tribunal militar, amenazas no tan veladas se hicieron contra su familia si él no cooperaba. Tal vez, como dijo un observador, creía que había alguna remota posibilidad de perdón a cambio de sus confesiones, aunque eso solo se habría ofrecido "en la oscuridad de su celda".

La idea de que los hermanos Castro no sabían nada sobre el narcotráfico era perfectamente absurda. Cuba era un país donde, como dice el refrán, "ni una hoja se movía en un árbol" a menos que los Castros lo desearan.

De hecho, el oficial acusado como cómplice clave de Ochoa, Antonio de la Guardia, estaba a cargo de un departamento especial en el Ministerio del Interior, que es el centro de las operaciones de Seguridad del Estado.

Su operación se conocía con las iniciales MC (Moneda Convertible) y su misión como parte de la Corporación de Comercio Exterior de Cuba (CIMEX) era frustrar el embargo comercial de EE. UU.

Según un editorial del órgano oficial del Partido Comunista Cubano, Granma, en el momento del juicio, estos modernos burladores del llamado bloqueo pasaron de contrabando medicamentos, equipos médicos, equipo de cómputo, piezas de repuesto, cualquier cosa que "pudiera ser útil para el país". Para ello, MC tenía conexiones con ciudadanos y residentes en los Estados Unidos, así como barcos y aviones para transportar los bienes. Todo esto era legítimo frente al "bloqueo criminal" de los EE. UU, Granma le dijo a sus lectores.

Y aquellos que llevaron a cabo estas operaciones fueron "rigurosamente" prohibidos de cualquier participación con cualquier persona que traficara narcóticos. Sin duda, esas reglas habían sido violadas. El narcotráfico tuvo lugar en un momento en que las cosas parecían desesperadas para la revolución acstrista. La Unión Soviética estaba al borde de la desintegración, el Muro de Berlín estaba a punto de caer, y el Kremlin ya no quería mantener a su estrepitoso y pequeño satélite frente a la costa de Florida. Esto, mientras la presión de Washington sobre la participación de Cuba en el tráfico de narcóticos se había incrementado durante años.

En 1982, un gran jurado federal en Miami acusó a cuatro funcionarios cubanos de narcotraficantes. Entre los acusados, el vicealmirante a cargo de la Marina cubana y un oficial de inteligencia que había organizado el caótico y vengativo éxodo del Mariel en 1980, exportando no solo refugiados legítimos sino agentes y delincuentes peligrosos a las costas de Estados Unidos.

En 1987, el comandante adjunto de la fuerza aérea cubana desertó y centró su atención en las actividades de CIMEX. Otro desertor afirmó que los traficantes colombianos tenían una flota de 13 barcos y 21 aviones operando en territorio cubano. Un tercer desertor, un antiguo agente de la inteligencia cubana, alegó que la unidad de Tropas Especiales del Ministerio del Interior cubano coordinó todos los envíos de drogas (de la Guardia había sido parte de las tropas especiales).

En 1988, cinco miembros de una red antidrogas con sede en Miami fueron condenados por contrabando de $ 10 millones en cocaína en los Estados Unidos a través de Cuba el año anterior, y uno de los conspiradores llamó a de la Guardia en el departamento de MC del Ministerio del Interior.

Raúl Castro, por su parte, vio el escándalo como una forma de purgar a sus enemigos y posibles competidores para la sucesión, con Ochoa primero en la lista.

Emilio T. Gonzales, que serviría en el Consejo de Seguridad Nacional de George W. Bush, y en el Departamento de Seguridad Nacional, escribió en un documento de 1997 que con el juicio de Ochoa, "Fidel y Raúl Castro esperaban enterrar las acusaciones de larga data de narcotráfico junto con su potencial rival político.

A las dos de la mañana del 13 de julio de 1989, justo un mes después del primer anuncio de que Ochoa había sido arrestado, él y de la Guardia y dos de sus presuntos conspiradores fueron llevados a un campo al lado de la base aérea de Baracoa al este de La Habana y fueron fusilados.

Un capítulo en los anales de la participación cubana con narcotraficantes estaba llegando a su fin, pero pronto comenzarían relaciones más sutiles y complejas centradas en Colombia y Venezuela, dos países mucho más grandes, más poblados y mucho más ricos que Cuba.

En los años que siguieron al juicio de Ochoa, Cuba ofreció cooperar con los Estados Unidos luchando contra los narcotraficantes. El gobierno de Clinton archivó las acusaciones y, a medida que las relaciones se calentaban gradualmente, los EE. UU comenzarían a servir de enlace con las autoridades cubanas en la guerra contra las drogas. Pero al mismo tiempo, los servicios de inteligencia cubanos se estaban acercando en otras direcciones, a redes que se convertirían en los mayores proveedores mundiales de cocaína: las narcoguerrillas comunistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las fuerzas de seguridad venezolanas. Se dice que la contrainteligencia cubana instruyó a los espías venezolanos, nacionales y extranjeros, y ayudó a organizarlos para erradicar la oposición al régimen de Hugo Chávez. De hecho, los cubanos les enseñaron a hacer lo que fuera necesario para sobrevivir.

Con el tiempo, muchos de los oficiales de Chávez se conocerían como el Cartel de los Soles: cártel con una participación en el tráfico de drogas a una escala que nadie en 1989 podría haber imaginado.

Bajo Nicolás Maduro, recién llegado a un segundo mandato el mes pasado en una reelección manipulada por el sistema, Venezuela se ha convertido en un completo desastre económico, político y criminal, y lo más probable es que se dirija a un enfrentamiento con sus vecinos y con Washington. Y los traficantes en el gobierno no solo continúan prosperando, su corrupción se ha vuelto vital para la cohesión y la supervivencia del régimen.

El mes pasado, el sitio de noticias de investigación InSight Crime publicó un informe que sin rodeos calificó a Venezuela como "un estado de la mafia". Toneladas de cocaína pura (sí, toneladas) están involucradas en algunos envíos, y a menudo hay varios envíos al mes. Las "comisiones" para facilitar el comercio ascienden a miles de millones de dólares. Y eso no incluye el saqueo de la cleptocracia venezolana de la compañía petrolera estatal o su manipulación cínica de las diferentes tasas de cambio.

En el capítulo del informe InSight Crime sobre el Cartel de los Soles, los investigadores nombran a 30 personas supuestamente involucradas, principalmente porque han sido objeto de acusaciones federales o sanciones del Departamento del Tesoro de los EE. UU, o ambas. Aproximadamente la mitad de los nombres provienen de los servicios de inteligencia o la policía, organizaciones asesoradas y en algunos casos prácticamente administradas por operativos de contrainteligencia cubanos.

El teniente coronel Hugo Chávez intentó por primera vez tomar el poder en Venezuela en un golpe fallido en 1992. Liberado de prisión en 1994, fue recibido en Cuba por el propio dictador Fidel Castro. Chávez "no tenía dinero, ni experiencia política, ni apoyo organizado, y, al parecer, no tenía mucho futuro", escribe Rory Carroll en el libro Comandante: Venezuela de Hugo Chávez. Pero como le dijo un ex ayudante de Chávez a Carroll, “Fidel lo olió de inmediato. Reconoció el potencial de Chávez de inmediato. Castro atendió personalmente a Chávez durante toda la visita", escribe Carroll.


Chávez construyó su movimiento político populista de izquierdas alrededor de la memoria idealizada de El Libertador, Simón Bolívar, quien luchó para liberar a América Latina de España a principios del siglo XIX. En el contexto actual, uno podría incluso decir que el impulso de la campaña de Chávez y la ideología central de su gobierno fue hacer que Bolívar volviera a ser grandioso. Prometió terminar con la corrupción y distribuir la vasta riqueza petrolera del país a los pobres. Y él ganó. La próxima vez que regresó a Cuba, en 1999, fue como presidente electo de Venezuela. Más tarde, Fidel lo visitó allí. Chávez dio que Cuba y Venezuela "nadaban juntos hacia el mismo mar de felicidad".

Entonces, también, en ese momento, estaban las FARC en la vecina Colombia, que tenía una oficina de enlace permanente en La Habana, al igual que la otra importante organización guerrillera colombiana, el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Y ambos tenían grandes intereses en el tráfico de cocaína.

Traducción de un editorial del The Dayly Beast

Vea todas las noticias de hoy

Cuba reporta cerca de 3 mil contagios y otros 3 fallecidos; ministro de Salud reconoce que las cifras pueden ser más altas

Cuba podría estar alcanzando el pico de la actual ola de contagios, según expertos de la isla. (AP/Ismael Francisco)

Cuba reportó este miércoles 2,967 nuevos casos de COVID-19, 17,312 activos y otros 3 fallecidos a causa de la enfermedad, mientras científicos estiman que la isla "podría estar entrando en el pico de la actual ola de contagios", según informan medios estatales.

El pronóstico corresponde al profesor Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, quien considera que la situación del país es más "alentadora" que en las semanas anteriores, no sin advertir sobre la efectividad de los modelos que ayudan a predecir el comportamiento del virus.

Tras una recuperación notable, la isla presentó un rebrote a causa de la variante Ómicron, que golpea al mundo entero desde diciembre pasado, pero en opinión del experto, no ha sido tan terrible.

"Nos hemos mantenido durante varios días entre los 3,000 y los 3,500 casos diarios, cuando en otros pronósticos debíamos estar sobre los 6,000 enfermos", dijo, según citan medios oficiales.

Guinovart se apoya en datos oficiales que son cuestionados por parte de la población, con reclamos de que el verdadero número de contagios no se reporta de la manera adecuada por las instituciones médicas.

El propio ministro de Salud Pública, José Antonio Portal Miranda, reconoció que las cifras contabilizadas y divulgadas en los partes diarios pueden ser inexactas.

"Estamos conscientes de que en esta etapa muchas personas con síntomas leves no acuden a las instituciones de salud o no son estudiadas, lo cual indica que las cifras actuales son más elevadas", dijo el titular en una nota publicada el martes en el sitio en internet del MINSAP.

La isla sobrepasa el millón de contagios, con 1,008,616 desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020, y 8,348 fallecido, según cifras oficiales que no es posible confirmar de forma independiente.

Ómicron triplicó los contagios en Cuba en los primeros 15 días del mes de enero, con 32,720 nuevos casos, muy por encima de los 9,994 reportados en noviembre de 2021, y los apenas 3,845 contabilizados en diciembre.

Según Portal Miranda, los estudios de secuenciación del virus SARS-CoV-2 realizados en la isla evidencian que Ómicron comienza a prevalecer en Cuba sobre otras variantes.

Polonia impide 600 cruces de migrantes a Europa, entre ellos, cubanos

Migrantes ilegales reciben alimentos en la frontera entre Polonia y Bielorrusia

La jefatura de la Guardia Fronteriza polaca dijo que ha impedido casi 600 cruces de migrantes provenientes de Bielorrusia en lo que va del año.

Los intentos de cruce alcanzaron un pico de casi 1.000 diarios en noviembre y luego cayeron a decenas por día.

Guardias informaron por Twitter que el lunes detuvieron a 23 migrantes que lograron atravesar las cercas de alambres de púas para entrar a Polonia, miembro de la Unión Europea. Venían de Siria, Irak, Cuba, los territorios palestinos y Turkmenistán. Previamente, detuvieron a varios yemeníes.

Varsovia dice que funcionarios bielorrusos ayudan a los migrantes a cortar las alambradas, cruzar y atacar a los guardias polacos.

Polonia planea erigir una barrera de metal en los próximos meses para impedir los cruces ilegales desde Bielorrusia. La Guardia Fronteriza recibe refuerzos de las fuerzas armadas.

Polonia y la UE sostienen que la presión de los migrantes fue organizada por el presidente autoritario de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, para desestabilizar el bloque de 27 naciones en represalia por las sanciones aplicadas luego de la elección presidencial bielorrusa de 2020, que los países occidentales consideran amañada.

La cancillería iraquí dijo el domingo que ha traído de Bielorrusia unos 4.000 ciudadanos suyos que quedaron varados en la frontera con Polonia. Los vuelos de retorno fueron organizados bajo presión de la UE, alarmada por la suerte de los migrantes varados en los bosques cuando reinan gélidas temperaturas invernales.

En 2021, la guardia polaca registró 39.700 intentos de cruces ilegales desde Bielorrusia.

La policía federal alemana dice que registró 11.228 ingresos no autorizados “conectados con Bielorrusia” el año pasado, 5.294 de ellos en octubre. Dice que las cifras siguen bajando.

Familia de Andy García Lorenzo en la mirilla de Seguridad del Estado; ahora van a por su negocio

Familiares de Andy García Lorenzo.

La policía política no quita el dedo del renglón en su intento de acallar a los familiares del prisionero político Andy García Lorenzo, detenido por participar en las manifestaciones pacíficas del pasado 11 de julio en la ciudad de Santa Clara.

Este martes al mediodía, un inspector de Planificación Física se presentó en el local que ocupa la barbería que opera por cuenta propia Jonathan López, cuñado de García Lorenzo.

Al respecto, Pedro López, padre de Jonathan, informó a Radio Martí.

“Vinieron los funcionarios del gobierno a multarnos con 1.000 pesos más por la construcción del negocio de mi hijo, que está en un terreno que es del Estado por lo cual, si bien es una construcción que es cierto que es ilegal, le da legalidad el hecho de que todo el mundo acá, en el reparto, tiene construcciones de ese tipo y a muy pocas personas han venido a multarles”, explicó López.

Pedro López esgrime como argumento que “además, en ese lugar se trabaja y se pagan impuestos; un lugar donde ellos (el gobierno) entregaron una patente, una licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia. Es un hostigamiento deliberado, porque eso (la barbería) lleva ahí siete años ¿por qué ahora, en este momento?

Continúan presiones de la Seguridad del Estado contra familia de Andy García
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:51 0:00

En opinión de Pedro López, ninguna de las entidades creadas por el régimen, como Planificación Física, por ejemplo, se ha ocupado de crear o habilitar inmuebles donde los trabajadores por cuenta propia puedan ejercer su trabajo y, eso, específico “no sucede, ni acá donde vivimos, ni en el país”.

“Esta vez, (la multa) fue de 1.000 pesos, pero, los perjuicios ocasionados a la familia, en todos estos días, en total ascienden, entre multas y teléfonos, a unos 50.000 pesos. O sea, las cosas de nosotros, sabemos que es probable que no las devuelvan”, aseguró López.

La familia García Lorenzo, extendida a la familia López por el compromiso de Jonathan con Roxana García Lorenzo, hermana de Andy, viene enfrentando el acoso de las fuerzas represivas del régimen por su incesante activismo por la libertad de García Lorenzo y de todos los presos políticos.

Detenidos en múltiples ocasiones, han sido objeto de ofensas, en las que se incluyen vulgaridades y amenazas de toda índole. Multados con hasta 3.000 pesos por persona, se les han confiscado objetos personales y además, en detenciones de hasta 10 horas, han sido chantajeados con tomar represalias con Andy, quien se encuentra prisionero en la cárcel conocida como Guamajal con una petición fiscal de 7 años y en espera de que la sentencia sea ratificada tras un juicio del cual califican de “amañado”.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

EEUU califica como una vergüenza los juicios a menores en Cuba

Policías vestidos de civil detienen a un menor durante protestas el 11 de julio de 2021. REUTERS / Stringer

Estados Unidos calificó como una vergüenza los juicios y condenas a menores de edad que participaron en las manifestaciones del 11 de julio, el pasado verano.

Tan solo la semana pasada fueron juzgadas 66 personas en Cuba, de las cuales 14 son adolescentes, por su participación en las protestas del 11 de julio. Los procesos quedaron vistos para sentencia.

La Embajada de Estados Unidos en Cuba criticó las largas condenas impuestas a los jóvenes que solo salieron a las calles a protestar junto con miles de cubanos se lanzaran a las calles pidiendo libertad. “5 menores cubanos de Holguín se enfrentan a hasta 18 años de prisión por protestar el #11J”, indicó la entidad.

En Holguín, la causa común a 21 personas, incluye solicitudes de hasta 30 años de cárcel para cuatro manifestantes por presuntos delitos de sedición.

A través de su cuenta de Twitter, la sede diplomática pidió la liberación de los manifestantes, acompañando el mensaje con la etiqueta #PresosPorQué, una campaña que buscó la visibilidad de los presos políticos cubanos.

“Régimen de #Cuba condena a los niños a cumplir media vida en prisión por expresar una opinión”, destacó el mensaje.

Familiares y activistas han denunciado violaciones jurídicas, manipulación y el uso de testigos con falsos testimonios por parte de la fiscalía, violaciones al debido proceso y juicios a puerta cerrada. También han dicho que mayormente se usan testimonios de oficiales de la seguridad del estado y la policía para incriminar a las personas, que las escenas de violencia policial son eliminadas de los videos que sirven como pruebas y que los jueces favorecen abiertamente a los acusadores.

Algunos familiares de los detenidos han sido acosados por contar en redes sociales la situaciones de los acusados e incluso, algunos han sido detenidos y amenazados con ser llevados a prisión, como es el caso de la familia del preso político Andy García Lorenzo.

Según la organización Cubalex, al menos 1.355 personas fueron detenidas por las protestas de julio, de las cuales 719 siguen en prisión.

Grupos de derechos humanos han denunciado que 39 cubanos con edades inferiores a 21 años se encuentran bajo medida cautelar arbitraria y extrema de prisión provisional, a la espera de ratificación de condenas de hasta 23 años de privación de libertad.

En un comunicado anterior, Brian A. Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, denunció las “horrendas condiciones” en que permanecen los prisioneros, incluyendo a los menores de edad.

Lanzan nueva herramienta para los trabajadores cubanos

Un hombre camina con su bicicleta de la mano por una calle de Santa Clara. (Yamil Lage/AFP).

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) y la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) acaban de poner a disposición de los trabajadores de la Isla un nuevo instrumento interactivo que responderá dudas sobre las regulaciones laborales del país.

Se trata de “Digno trabajo”, encaminado a ampliar el horizonte informativo de los trabajadores cubanos y hacerle más viable cualquier alegato de discriminación o abuso, en el ámbito laboral.

“Busca, en primer lugar, que el trabajador conozca cuáles son sus derechos y sus deberes, según la propia legislación cubana, es decir el Código de Trabajo. Pero cómo sabemos que esta normativa no se ajusta a los estándares internacionales de los derechos laborales, suscrito por el régimen cubano en las convenciones de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), mediante esta herramienta el trabajador, además, podrá hacernos llegar sus denuncias”, explicó a Radio Televisión Martí el director de Estrategias del OCDH, Yaxis Cires.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:04 0:00

“Esto es algo importante, y más en Cuba, donde el Estado es el principal empleador y aplica sus decisiones de manera arbitraria, a veces violando hasta la propia normativa interna y a veces, casi siempre, violando la normativa internacional”.

Por ejemplo, si una persona es despedida por sus opiniones políticas, podrá comunicarse con el Observatorio o la ASIC mediante ‘Digno trabajo’”.

“Recibidas las quejas de parte de los ciudadanos, y después de haber confirmado los extremos planteados en las mismas, lo comunicaremos a la opinión pública, si ellos están de acuerdo, o procederemos a enviar los casos a instancias internacionales”, puntualizó Cires.

“Digno trabajo” es un chatbot de Telegram, por lo tanto, el único requisito para acceder es tener instalada la app de Telegram en los dispositivos.

Los interesados deben escribir @dignotrabajo en su buscador de Telegram y cuando aparezca el bot “Digno Trabajo”, como resultado de la búsqueda, seleccionarlo y hacer click en ‘UNIRSE’ para tenerlo disponible, explicó el Observatorio. La entidad añade que, para otros detalles, visitar la página observacuba.org.

Cargar más

XS
SM
MD
LG