Enlaces de accesibilidad

Deportes

"Pelota libre": el camino más largo de Grandes Ligas a Grandes Ligas

Antonio Castro Soto del Valle, hijo de Fidel Castro, posa durante una clase práctica por parte de beisbolistas de las Grandes Ligas a niños cubanos.

Con la aparición de los primeros peloteros pagados, los éxitos de los cubanos en lides regionales fueron cristalizando a contracorriente.

El comunismo, es el camino más largo entre el capitalismo y el capitalismo,sentenció alguien con sapiencia. Ello se viene demostrando desde hace un lustro en Cuba -un suspiro del tiempo, en medio de este agujero negro de 56 años-, donde podríamos añadir otra sentencia: que la “pelota libre” resulta el trayecto más largo entre las Grandes Ligas… y las Grandes Ligas.

Sorprendidos por la irrupción de un 1959 signado por la toma armada del poder gubernamental, los peloteros profesionales criollos se sintieron, a la vuelta de unos pocos meses, virulentos, apestados, y ante la disyuntiva de abandonar su país o renunciar a la práctica deportiva.

Y es que Fidel Castro tomaba el control del béisbol entre sus entretenimientos favoritos -como la propagación de las guerrillas, las guerras africanas o los más disparatados proyectos económicos- eliminando el profesionalismo deportivo por decreto. Se le metía en las entendederas a un pueblo entero --por radio, televisión, periódicos y hasta en los recintos escolares-- que tendrían en lo adelante una pelota libre, triunfadora sobre la esclava, aquella que convertía a los jugadores pagados en propiedad de los dueños de equipos.

Comenzó, es cierto, una prolongada etapa de triunfos en torneos internacionales, donde los equipos de Cuba humillaban a aficionados verdaderos -los que no tenían talento suficiente para el profesionalismo, o quienes, por sus negocios, dedicaban al terreno solo sus horas libres- mientras se dedicaba al presupuesto del deporte lo que era necesario para la construcción de carreteras o la conservación de edificios.

Pero el movimiento olímpico, urgido de dinero y hastiado del profesionalismo de estado -¡esos atletas de Europa del Este, disfrazados de amateurs!- abrió sus puertas de par en par en busca de los mejores del mundo, en todas las disciplinas. Con la aparición de los primeros peloteros pagados, los éxitos de los cubanos en lides regionales fueron cristalizando a contracorriente.

Y el contacto inevitable con otra realidad, sobre todo, fue permeando la coraza ideológica impuesta a los nuestros. Crecieron tanto las deserciones que, por encima de las denuncias de traición, los medios de propaganda en la Isla se vieron obligados a guardar silencio y los reveses de la selección Cuba se harían tan habituales como un aguacero en Centroamérica.

En medio de todo ello, y después de patear muchos burós y de lanzar teléfonos celulares contra la pared cada vez que le informaban de una deserción, Fidel Castro enfermó de gravedad.

Ahora aislado del mundo exterior, no me cabe duda -solo eso explica que su hermano haya desmontado muchísimos de sus caprichos- el hombre que antes decidía cuanto se hiciera en Cuba desconoce que su juguete preferido, el equipo de béisbol, está a punto de ser vendido al mejor postor.

Ignoro si, después de su crisis de salud de 2006, ha despertado totalmente alguna vez de sus delirios de convaleciente. Si lo hiciera hoy, y leyera de las visitas a La Habana de Alexei y “Pito” Abreu, de Puig y Brayan Peña, pensaría que todo fue un largo sueño y que él aún anda por 1959 y vestido de guerrillero.

Porque las Grandes Ligas, todavía (otra vez) están allí.

Vea todas las noticias de hoy

Víctor Labrada firma contrato con los Marineros de Seattle

Victor Labrada

El pelotero cubano de apenas 19 años de edad Víctor Labrada firmó un contrato a nivel del béisbol de las grandes ligas con los Marineros de Seattle así lo divulgaron varias fuentes informativas en las últimas 24 horas, incluyendo algunos rotativos del pacifico noroeste de los Estados Unidos.

El jardinero habanero había abandonado Cuba rumbo a República Dominicana a principios de abril de éste año donde había sido cuidadosamente observado por varios busca talento ”scouts” de por lo menos media docena de equipos del béisbol de las mayores.

No se dieron los detalles del contrato pero el rotativo The Seattle Times, publicó que el joven outfielder cubano de 19 años recibió una bonificación de $350 mil dólares.

Los expertos en la materia, o sea los scouts, dicen que Víctor Labrada es un bateador zurdo de contacto, aunque no se esperan muchos jonrones. Muy veloz corriendo las bases. Con un “fuerte” brazo en el jardín central y que ya varios clubes sabían quién era él cuando jugaba con los Industriales en el pelota profesional cubana.

De cualquier manera ni el aficionado más optimista de Seattle espera ver a Labrada jugando con los Marineros en la temporada regular 2020 del béisbol de las grandes ligas el próximo año. El joven cubano esta un poquitín “verde” terminología que se usa cuando un pelotero, en éste caso Labrada, tiene que mostrar sus herramientas primero en la sucursal doble AA de la novena del Seattle donde debería de jugar el primer año.

Es solo cuestión de tiempo hasta que le contemos a nuestros oyentes y lectores en Cuba como está progresando Victor Labrada en el béisbol profesional de los Estados Unidos.

Nolan Arenado se lleva el “Guante de Oro"

Nolan Arenado. (Richard Mackson-USA TODAY Sports)

El joven cubanoamericano Nolan Arenado, tercera base de los Rockies de Colorado, fue seleccionado como el mejor defensivo de su posición en la Liga Nacional.

Esta es la séptima vez consecutiva en que se lleva el galardón, algo jamás conseguido por ningún otro jugador de cuadro. Solamente el receptor y miembro del “Salón de La Fama”, Johnny Bench, y el jardinero Ichiro Suzuki, han logrado semejante hazaña.

Desde que debutó en el 2013 su presencia en los programas de deportes son cosas de rutina debido a su habilidad de cubrir la esquina caliente.

Arenado es uno de los peloteros más completos en La Gran Carpa, y su ofensiva lo ha demostrado año tras año.

En adición a este premio, Arenado tiene una buena oportunidad de llevarse el trofeo de “El Guante de Platino”, el cual es otorgado al mejor de todos los ganadores del “Guante De Oro”. En los dos últimos años, el beisbolista nativo de California ha sido el titular.

En esta pasada temporada fue líder en porcentaje defensivo, doble plays y carreras evitadas por jugadores de tercera base.

Serie Mundial 2019: lo bueno, lo malo, lo bonito y feo

El presidente Trump recibe en la Casa Blanca a los Nacionales de Washington. REUTERS/Jonathan Ernst

Bueno, ahora que la Serie Mundial 2019 ya es historia. Ahora que los Nacionales de Washington son los campeones mundiales del béisbol de las grandes ligas derrotando a los Astros de Houston 4 juegos a 3, ahora es la hora de analizar todos los grandes y pequeños detalles que hicieron esta serie mundial única.

1-Es la primera vez en toda la historia del deporte profesional organizado que el equipo dueño de casa pierde los 7 partidos. Es verdad que NO existe la denominada “ventaja de local” en la pelota, pero nunca habíamos visto al equipo visitante ganar los 7 partidos.

2-Por primera vez en la historia que tenemos a dos ex premios Cy Young (premio que se le otorga solamente al mejor lanzador de cada liga) lanzando el séptimo, ultimo y decisivo juego de la Serie Mundial. Un histórico y verdadero lujo Zack Greinke vs Max Scherzer.

3-En promedio la duración por partido de éste “clásico de otoño” fue 3 horas y 45 minutos, con 2 juegos por encima de las 4 horas. En otras palabras la Serie Mundial las larga en minutos jugados por partido en una final donde NO hubo extra innings.

4-La franquicia que hoy se llama Nacionales de Washington nació en 1969 como los Expos de Montreal. Y tuvo que esperar 50 años para ganar una Serie Mundial. La franquicia Astros de Houston data desde 1965 y ganó su primer campeonato hace 2 años.

5-David contra Goliat? Los Astros de Houston eran los requeté-favoritos para ganar la Serie Mundial. Los Nacionales de Washington: la Cenicienta.

6-La cadena de televisión FOX anuncio que más de 22 millones de personas vieron en “vivo” el séptimo juego de la Seria Mundial 2019. Menos mal porque solamente 12 millones vieron el quinto juego.

7-Al comenzar la Serie Mundial los apostadores en Las Vegas le daban a Washington solo el %19 de probabilidades de ser campeón.

8-Los Nacionales a duras penas clasificaron a la postemporada con el comodín del viejo circuito. Los Astros de Houston dominaron de pie a cabeza asegurándose lo play-offs prácticamente desde agosto.

9-Hubo 3 peloteros nacidos en Cuba jugando para el Houston en el “clásico de otoño”. Yuli Gurriel, Yordan Álvarez y Aledmis Díaz. Los Nacionales no tuvieron cubanos en el plantel de la postemporada.

Muchas gracias a todos los oyentes que escucharon los 7 juegos de la Serie Mundial por Radio Martí. Jugada por jugada con lujo de detalle cada lanzamiento en un cobertura de más de 33 horas por esta su emisora favorita. Fue un verdadero placer para nosotros brindarles lo mejor del béisbol de las grandes ligas.

No se pierdan lo mejor del béisbol de las grandes ligas durante todo el día en nuestros espacios deportivos y en su resumen deportivo de 60 minutos: AL DURO Y SIN GUANTES, de 7pm a 8pm por las ondas radiales de Radio Martí y por nuestra página digital: RadioTelevisiónMartí.com.

Un cubanoamericano es el nuevo rey del MMA

Masvidal vs. Díaz en el Madison Square Garden. (Sarah Stier-USA TODAY Sports)

El cubanoamericano Jorge Masvidal es el nuevo rey de las Artes Marciales Mixtas al vencer al campeón Nate Díaz el sábado por la noche.

Titulado como “El Guapo Más Temido”, el majestuoso Madison Square Garden en un lleno total fue el anfitrión en lo que se considera el evento del año en dicho deporte.

Como un homenaje a todos los que han tenido que abandonar Cuba por culpa de la dictadura castrista, el guerrero miamense entró al ruedo con una burla a un lema de dicho régimen en rechazo a la ayuda de EEUU que reza: “No los queremos, no lo necesitamos”.

A pesar de que la pelea no fue por el título mundial de Díaz, estuvo pactada a cinco rounds al igual que las de campeonato.

Jorge Masvidal celebra su victoria contra Nate Diaz. (Sarah Stier-USA TODAY Sports)
Jorge Masvidal celebra su victoria contra Nate Diaz. (Sarah Stier-USA TODAY Sports)

En el segundo episodio, el local conectó una derecha que le abrió una profunda herida en el ojo derecho a su oponente. Durante el resto del combate continuó pegándole mientras que Díaz se limpiaba la sangre que le caía en el ojo repetidamente.

Cuando terminó el tercer asalto, el doctor representante de la Comisión Atlética del estado de Nueva York detuvo la pelea.

En el momento que detuvieron el encuentro, Masvidal superaba a Díaz por anotación de 139-87.

El presidente Donald Trump estuvo presente entre la concurrencia y felicitó al triunfador.

Desde que estableció el récord del knockout más rápido de la historia, logrado en solamente cinco segundos, su figura se ha establecido como una de las más carismáticas en el mundo del pay-per-view.

Masvidal nació y creció en esta ciudad de Miami. Su madre es peruana y su padre cubano. Al igual que la letra de la canción de Frank Sinatra que dice “Si triunfas en Nueva York puedes triunfar en cualquier lugar”, Jorge Masvidal está listo para el mundo.

La última Serie Mundial de Béisbol en Washington D.C. no fue en 1924

Los Nacionales de Washington ganaron la serie mundial. (Erik Williams-USA TODAY Sports/File Photo)

La Serie Mundial de Béisbol que acaba de concluir con una inesperada victoria 4 juegos a 3 de los Nacionales de Washington sobre los favoritos Astros de Houston, es la edición más excitante del clásico de octubre desde la que escenificaron, en 1975, los Rojos de Cincinnati frente a las Medias Rojas de Boston.

Aparte de lo cerrado de esta serie, la entidad de los jugadores de ambos equipos señalaba la calidad de la contienda.

De los integrantes de la escuadra de Cincinnati están en el Salón de la Fama en Cooperstown, Sparky Anderson, como manager; Johnny Bench, Joe Morgan y nuestro Tany Pérez. Vistiendo la tela de los Rojos, mientras que en las Medias Rojas estaban Carlton Fisk, Jim Rice y Carl Yastzemski.

Por cierto, durante la serie yo estaba en Bahamas asistiendo a un congreso de construcción prefabricada y pasé varias sesiones del mismo con el trasmisor de traducciones en un oído y el radio de baterías en el otro, oyendo a Joe Garagiola narrando los juegos.

Pero para refinar el tema, vamos a ver los equipos de todos los deportes que ganaron por última vez un campeonato en la capital estadounidense.

  • Lo que llaman el “día glorioso”, el 26 de enero de 1992 en que los Redskins, el equipo de football de la ciudad ganó el Super Bowl XXVI 37-24 frente a los Buffalo Bills.
  • En la NBA, los Wizards, entonces con el nombre de Bullets, ganaron el campeonato en 1978. La única vez que un equipo capitalino se coronó campeón de baloncesto.
  • Por su parte, el equipo de Hockey sobre hielo de la urbe del Potomac, los Capitals, nunca ha ganado la Copa Stanley aunque llegaron a los finales en 1998.

Breve historia de las franquicias en Washington

Los Senadores de Washington fueron uno de los ocho equipos fundadores de la Liga Americana. Eso fue en 1901 y llevaron ese apelativo hasta 1905 que cambiaron el nombre por el de Nacionales.

El nombre de Nacionales en el uniforme solo duró dos temporadas y luego fue reemplazado por la letra “W”, por los próximos 52 años.

Desde 1911 hasta 1933 los Senadores fueron uno de los equipos más exitosos de las Grandes Ligas, teniendo en su nómina inquilinos de Cooperstown como Sam Rice, Joe Cronin, Goose Goslin, Heinie Manush, Bucky Harris y a uno de los mejores lanzadores de la historia del pasatiempo, al “Tren” Walter Johnson.

Esos Senadores ganaron la Serie Mundial de 1924, esa que hoy se le atribuye el haber sido la última Serie Mundial de béisbol en DC.

Pero hoy recordamos mejor a los Senadores como un equipo perdedor incluyendo seis temporadas, entre 1940 y 1950 en que quedaron en el sótano de la liga.

Pero vamos al evento que fue, realmente, la última Serie Mundial de un equipo de béisbol en DC.

Al final de esa serie no hubo trofeo para el ganador, ni anillo para los peloteros vencedores, tampoco hubo parada pública ni celebraciones como las de hoy. Aparte de eso, los jugadores del conjunto campeón no podían alojarse en los buenos hoteles de la ciudad a la cual representaban.

Esa serie duró diez juegos y fue la Serie Mundial de las Negro Leagues o Ligas Negras. En esa serie los Homestead Grays derrotaron a los Birmingham Black Barons, 4 juegos a 1. La contienda tuvo lugar en 1948 y esa fue, realmente, la última vez que un equipo capitalino ganó la Serie Mundial de béisbol.

Y déjenme aportar la respuesta antes que me hagan el comentario de “eso no vale, porque no eran las Grandes Ligas”.

Esto lo he dicho muchas veces después de emplear años en investigar y estudiar la historia de las Ligas Negras y el béisbol que EEUU en aquel período. En esa época había DOS Ligas Mayores, una blanca y otra negra.

Cuando realmente estudiamos la calidad de ese béisbol y la de los jugadores del mismo, tenemos que llegar a esa conclusión. Además está documentado que en juegos efectuados a través de los años entre equipos de ambas ligas, la relación de ganados y perdidos era equilibrada.

Los Grays que jugaban además de Washington, también jugaban algunos partidos en Western Pennsylvania, era un equipo ganador con grandes figuras en su elenco.

En esta serie jugó por los Grays Buck Leonard, en primera base, y por los Barons, Willie Mays, en el jardín central. Ambos célebres miembros del Salón de la Fama. Siendo Mays, para algunos, el mejor jugador de pelota de la historia.

Los Grays ganaron nueve series consecutivas de las Ligas Negras de 1937 a 1945 y diez campeonatos de liga, también de forma consecutiva de 1937 a 1948.

Cargar más

XS
SM
MD
LG