Enlaces de accesibilidad

Cuba

“Cada vez que me detienen me tratan como a un asesino”

Policías pidiendo identificación en el Parque Central. Si son “ilegales”, son deportados de inmediato. (Foto Cubanet)

Cubanos ilegales en su propio país, cuyas vidas y las de sus familias dependen de pasar inadvertidos

LA HABANA, Cuba.- Todos los días de la semana, incluso los domingos, Eugenio se despierta de madrugada para comenzar su faena. Desde hace dos años consiguió un trabajito en un huerto organopónico, cercano al Parque Lenin, donde le pagan 10 pesos diarios (unos 50 centavos de dólar), una cantidad que resulta menos de la mitad de lo que cobran los demás trabajadores del lugar.

Eugenio sabe que es él quien más se esfuerza y quien menos recibe, no obstante, no tiene derecho a reclamar igualdad ni beneficios laborales porque no es un trabajador protegido por las leyes. Eugenio es, simplemente, un ciudadano ilegal cuya vida y la de su familia dependen de pasar inadvertidos.

Hace cinco años llegó a La Habana procedente de Guantánamo, dispuesto a hacer cuanto fuera posible para sacar de la miseria a su esposa y dos niños pequeños a los que había dejado atrás hasta tanto él lograra un lugar donde vivir.

“No encontraba trabajo, estábamos pasando hambre”, nos cuenta Eugenio: “Un día estaba sentado en el parque (en Guantánamo) y llegó un camión de una empresa de La Habana pidiendo gente para trabajar en una obra (…), allí mismo nos llenaron los contratos y me subí al camión, al otro día fue que llamé a Esther (su esposa) para decirle que estaba en La Habana. Ella estaba como loca”.

Eugenio tenía 32 años cuando se vio por vez primera en la capital de la isla. Lo inscribieron en la plantilla como “Ayudante de albañil” en uno de los tantos contingentes de la construcción perteneciente al Ministerio de Turismo donde le pagaban menos de 20 dólares al mes aunque le otorgaban el beneficio de residir legalmente en La Habana mientras aceptara las duras condiciones del contrato.

“Cuatrocientos cincuenta pesos al mes (18 dólares) era una cantidad enorme para mí que me las vi negras pero tenía que trabajar de 7 de la mañana a 9 de la noche, todos los días (…) terminaba muerto, cargando bloques, haciendo mezcla, paleando arena y a veces volaba (suprimía) el almuerzo, la comida porque teníamos que terminar en determinada fecha (…) yo terminé con úlcera y el asma no se me quitaba. Tuve que pedir la baja y ahí fue donde me dijeron que me retiraban la transitoria (documento de residencia) pero yo no quería regresar a Guantánamo, ya yo tenía a mi mujer aquí y los niños”, afirma Eugenio.

En una situación similar se encuentra Julio, también de Guantánamo y trabajador “ilegal” del mismo huerto de Arroyo Naranjo donde labora Eugenio. Lleva unos diez años en La Habana y, debido a su condición de “ilegal”, ha sido deportado a su provincia de origen en varias ocasiones, por lo cual ha incrementado su record criminal en los archivos policiales.

“Nunca he robado, nunca he matado pero me persiguen como si lo hubiera hecho”, explica Julio, un hombre de unos 40 años de edad a quienes los compañeros de trabajo reconocen como a una persona laboriosa y de gran nobleza.

“Cada vez que me detienen me tratan como a un asesino. Me llevan esposado en el patrullero, me tiran en un calabozo junto con ladrones y delincuentes. Es bochornoso para mis hijos. Cuando me detienen no sé si hay un amiguito de mi hijo mirando. Cualquiera puede pensar que soy un delincuente”, dice Julio a quien evidentemente le provoca malestar narrar sus desencuentros con la policía.

Ni él ni Eugenio han logrado reunir el dinero suficiente para pagarse la documentación necesaria que les permita residir legalmente en La Habana.

En las oficinas del Carnet de Identidad, pertenecientes al Ministerio del Interior, tales documentos suelen costar entre los 200 y 500 dólares, una cantidad que en otros contextos pudiera parecer insignificante pero que, para los trabajadores cubanos, ya sean obreros o profesionales, es el equivalente al salario de uno o varios años. Una verdadera fortuna.

“Hay quienes optan por comprar la residencia por otras vías mucho más económicas pero igual de difíciles para cualquier trabajador”, explica Iridis Fernández, quien fuera durante más de dos décadas abogado de la Dirección Provincial de Vivienda en La Habana y actualmente se desempeña como asesora de un pequeño negocio inmobiliario no estatal: “realizan un cambio de dirección que les puede costar entre 50 y 100 dólares, mucho más barato y menos riesgoso que sobornar a un funcionario. Hay municipios y zonas de la capital que están más reguladas que otras, como Habana Vieja, Centro Habana, Habana del Este la zona de playas, entonces tiene que ir una comisión de Vivienda a la casa y medir el lugar y dar la aprobación, este es un proceso donde también existen sobornos a los funcionarios que pueden cobrar 100 y hasta 200 dólares por el dictamen (…). También hay casos de personas que compran los permisos de residencia a las direcciones de Recursos Humanos de las empresas (estatales), por eso ahora se piden más requisitos por esa vía pero igual se consiguen”, explica la ex funcionaria.

No es nada fácil obtener este documento. Sin él, cualquier ciudadano cubano no residente en La Habana enfrentará problemas con la ley. (Foto del Autor)
No es nada fácil obtener este documento. Sin él, cualquier ciudadano cubano no residente en La Habana enfrentará problemas con la ley. (Foto del Autor)

Aunque no existen estudios al respecto, una simple observación en las más famosas zonas de prostitución en La Habana revelará al instante que la mayoría de las mujeres y hombres que viven de alquilar sus cuerpos provienen de las provincias orientales.

Muchas de estas personas no cuentan con residencia legal en la capital, de modo que buena parte de sus ingresos por el ejercicio de la prostitución lo invierten en sortear los obstáculos que les genera su estatus.

“Además de castigadas por asedio al turismo (modo en que la ley cubana enmascara los asuntos relacionados con la prostitución), se nos castiga por ilegales dentro de nuestro propio país”, denuncia Vania, una joven proveniente de Santiago de Cuba.

La joven lleva más de tres años enfrentando detenciones y deportaciones, no obstante, siempre retorna porque no encuentra otro modo de sobrevivir en su provincia de origen. Su caso es similar al de miles de jóvenes y, para el sistema legal cubano, su testimonio solo hace engrosar el muro de lamentaciones.

Además de las opciones anteriores, en Cuba el matrimonio de interés o el aceptar determinados empleos “impopulares” como el de oficial de la policía, suelen conseguir la eliminación del estigma de no ser “residente legal”.

Alejandro, un expolicía, afirma haber aceptado el empleo como vía para obtener su permiso de residencia en La Habana.

“Nunca me gustó ser policía. Incluso nunca dije en el barrio que venía para La Habana como policía pero después me descubrieron. Me costó trabajo ponerme el uniforme y salir a la calle”, afirma el joven de 29 años, actualmente trabajador por cuenta propia en un restaurante privado: “Fue mi escapatoria. Vivía en Puerto Padre en una casa donde éramos como veinte entre primos, tíos, hermanos, tenía que salir de allí (…). Estaban buscando policías para traerlos para La Habana y esa fue la oportunidad (…). Vi muchas injusticias, sobre todo cuando me tocaba detener a alguien por ilegal. Eso me apretaba el pecho porque yo sé lo que es regresar a pasar trabajo, hambre. (…) No aguanté mucho tiempo y por suerte me casé en La Habana, bueno, me ajunté con mi pareja y me quedé a vivir aquí. (…) Como somos dos hombres no nos permiten casarnos pero como él es propietario me hizo el cambio de dirección para La Habana”, cuenta Alejandro quien formó parte de esas estadísticas que reflejan la desproporción en el componente demográfico dentro de las fuerzas de la policía en La Habana.

Se precisa que siete de cada diez policías en la capital del país provienen de las provincias orientales y que, de ellos, un promedio de seis de cada diez no retornan a sus lugares de residencia al concluir el período de servicio que, regularmente dura entre dos y cinco años.

Las regulaciones migratorias internas establecidas por las leyes cubanas han creado divisiones sociales que están muy distantes de ese modelo de “igualdad” pregonado por el discurso oficialista.

Actualmente existen categorías de ciudadanos de acuerdo no solo con los ingresos monetarios o la cercanía o lejanía con el centro de poder político sino, además, con respecto al lugar de nacimiento o residencia.

“Hay barriadas enteras, en La Habana, donde la totalidad de los residentes son ilegales, los llamados ‘llegaypón’ que existen varios en cada municipio”, explica el joven sociólogo Félix Lozano: “Son zonas identificadas con la marginalidad, con la criminalidad, lugares marcados negativamente pero eso es consecuencia de la segregación a que son condenados por la ley, en un contexto social que ya de por sí es difícil por la situación económica que atraviesa el país (…). La segregación se traduce en la multiplicidad de términos que ha acuñado la gente para identificar al cubano ilegal, entre ellos el de ‘palestino’. (…) Se les llama así porque no tienen lugar, porque son ilegales en su propio país. El término es peyorativo y es fácil escucharlo como insulto en las escuelas. Un niño le dice a otro ‘palestino’, con lo cual le está diciendo mil improperios de una sola vez. Y eso lo crea la misma ley que criminaliza a la persona por decidir emigrar dentro de su propio país. Decidir no es la mejor palabra. Sería mejor decir por estar obligado a emigrar dentro de su propio país”, señala Lozano.

A los llamados palestinos les ha tocado lo peor de la crisis. La mayoría debe optar por trabajos de sobreviviencia. (Foto del Autor)
A los llamados palestinos les ha tocado lo peor de la crisis. La mayoría debe optar por trabajos de sobreviviencia. (Foto del Autor)

A pesar de estar entre los más urgentes problemas a resolver por el futuro “nuevo” gobierno cubano debido al alto grado de descontento que produce en la población, las regulaciones migratorias internas en Cuba ni siquiera forman parte de los debates y discusiones durante los periodos de sesiones del Parlamento, así como tampoco existe como tema ni en la prensa ni en programas radiales y televisivos oficialistas que lo aborden desde su real perspectiva humana y las consecuencias nefastas para el sentimiento nacional de los ciudadanos.

Sobre el tema de los “palestinos cubanos” gravita una nube de silencio que pocos saben si se debe a la saturación de observar un abuso sistemático que termina transformando el crimen en costumbre o a la voluntad de ocultar una realidad mucho más compleja.

(Este artículo fue publicado originalmente en CubaNet)

Vea todas las noticias de hoy

Arrestan a más de 20 Damas de Blanco en 182 domingo represivo en Cuba

Damas de Blanco. (Fotos: Angel Moya)

Al menos 24 Damas de Blanco fueron arrestadas el domingo cuando integrantes del grupo trataban de ir a misa en iglesias de sus localidades para pedir por los presos políticos cubanos.

La jornada de ayer marcó el 182 domingos que las autoridades cubanas han reprimido al grupo femenino defensor de los derechos humanos.

En La Habana fueron detenidas ocho Damas de Blanco, entre ellas la líder del grupo, Berta Soler, informó a Radio Martí la activista Lourdes Esquivel.

En Matazas fueron arrestadas 13 Damas de Blanco y liberadas horas después. En Santiago de Cuba se reportó el arresto de una opositora, y dos en Guantánamo.

182 domingos represivos contra Damas de Blanco
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:19 0:00

Esquivel también reportó el arresto, en paradero desconocido, del activista Angel Moya, esposo de Soler. Añadió que la Dama de Blanco Cecilia Guerra fue multada con $100 pesos "por salir a las calles a protestar, pidiendo libertad para los presos políticos".

La activista denunció el caso del hijo de la Dama de Blanco Mayelín Peña, que aún se encuentra detenido en la ciudad de La Habana. "El régimen le dijo a ella que iban a acabar con la familia" si continuaba en el movimiento opositor femenino, concluyó Esquivel.

(Reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Economistas: Cuba atraviesa una tensa situación financiera que se pondrá peor

Un hombre espera comida en una tienda mientras sostiene una "libreta", una tarjeta de racionamiento que desde 1963 ha permitido a los cubanos comprar alimentos básicos. (Archivo)

La tensa situación financiera que atraviesa el gobierno, sumado a trabas en las importaciones, está provocando desde hace algunos meses el desabastecimiento de alimentos en la red minorista en Cuba.

Según el economista y profesor de la Universidad de Valencia, Elías Amor Bravo, el desabastecimiento actual es consecuencia del derrumbe de los envíos de petróleo procedentes de Venezuela.

"Estamos avanzando lentamente hacia una situación muy complicada. No va a ser como el período especial, pero va a dejar unas secuelas realmente muy graves en la población", señaló.

El economista pronosticó que " los tiempos que vienen para Cuba van a ser muy malos", y añadió que "en los próximos meses no nos van a llegar muy buenas noticias de la isla".

Economistas enumeran causas detrás del desabastecimiento en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

El politólogo y economista Enix Berrio explicó a Radio Martí que la crisis va más allá de la escasez de alimentos. El desabastecimiento toca fuerte a la los servicios de salud, por la falta de medicamentos, y afecta a otros sectores como el transporte público.

"Hay un total distanciamiento entre la retórica, el desempeño gubernamental, la responsabilidad estatal y lo que está ocurriendo en Cuba", subrayó Berrio.

El gobierno cubano no tiene dinero, y por su pésimo historial de crédito le es difícil obtener préstamos, indicó la opositora y economista Martha Beatriz Roque Cabello. "Si no hay liquidez, no se puede comprar. En cualquier otro país existen los préstamos, pero es que Cuba no honra la deuda, y como no honra la deuda, no puede obtener préstamos", acotó.

Gretchen Alfonso Pino, directora de Mercadeo y Desarrollo del Cimex, en entrevista con el portal oficialista Cubadebate, reconoció los serios problemas financieros de la isla, que han limitado las importaciones de pollo, y las producciones de harina y leche en polvo.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

Centro para una Cuba Libre pide al Príncipe Carlos que atienda a los opositores cubanos

Principe Carlos y su esposa Camilla de visita en Cuba

El día de ayer el Director Ejecutivo del Centro para una Cuba Libre (CFC, por sus siglas en inglés), Frank Calzón, envió una carta al embajador de Reino Unido en Washington DC, Kim Darroch, solicitando su ayuda para una petición al Príncipe de Gales, Carlos, y la Duquesa de Cornualles, Camilla, a propósito de su visita a la isla de Cuba esta semana.

Calzón solicita al embajador por medio de la carta que el Príncipe pida al gobierno cubano que retire a sus soldados y agentes de seguridad de Venezuela, considerado por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, como “un ejército de ocupación”. Asegura que este hecho es un factor clave que colabora a que el régimen madurista se mantenga en el poder.

La petición también solicita que además de visitar los bellos lugares de la isla, el Príncipe también sostenga una reunión con las Damas de Blanco, defensoras de los derechos humanos y familiares de presos políticos reconocidas por el Parlamento Europeo. Además, Calzón pide no solo informar a la realeza de las atrocidades que comete la policía política castrense, sino también que el Príncipe y la Duquesa se reúnan con periodistas independientes y activistas que luchan por la democracia en Cuba. “Cuba tiene once millones de almas que desearían tener los mismos derechos de expresión, reunión, debido proceso y autodeterminación de los británicos” añadió.

Calzón asegura que el día en el que Cuba sea libre va a llegar y el Príncipe podrá visitar todos los lugares de la isla, no solo los seleccionados “que el régimen proporciona a los dignatarios extranjeros.”

(Traducido y redactado por Carolina Morales)

Éxodo silencioso de los cubanos: la crisis migratoria no se detuvo

Cubanos a la espera de un salvoconducto que les permita avanzar hacia la frontera de México con EEUU.

Se habla de un éxodo silencio cuando los entendidos se refieren a esta nueva oleada migratoria cubana. Ya no se debe, señalan, al deshielo entre Estados Unidos y Cuba y el temor de que muera la Ley de Ajuste Cubano, pero se ha dado pese a que “pies secos/ pies mojados", la normativa que permitía la permanencia de los cubanos en Estados Unidos una vez pisaban este territorio, caducó en enero de 2017.

En Tapachula, en el estado mexicano de Chiapas, se ha reportado un conglomerado de caribeños que, según los mismos migrantes, supera los 1,500. “Y siguen llegando”, dijo Amaury González, que junto a su esposa desde Trinidad y Tobago, puso pies en polvorosa hace más de un mes.

“La trabazón es mayúscula porque la oficina de Regulación Migratoria sigue cerrada y no damos más, se agotan los recursos, no tenemos dinero,” dijo el joven corpulento y de voz ronca, pero disfónica, y que es uno de los 300 cubanos que desde hace varios días protagonizan un plantón frente a la oficina de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en Tapachula.

Cubanos plantados frente a las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos en Tapachula.
Cubanos plantados frente a las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos en Tapachula.

Hace una semana, un grupo de caribeños irrumpió en las instalaciones migratorias de manera desordenada para tramitar los salvoconductos que les permiten su libre tránsito por México y poder llegar a la frontera con EEUU.

Esto hizo que el ente gubernamental suspendiera las operaciones de todo trámite hasta nuevo aviso, dejando en ascuas a los migrantes que ahora no saben qué pasará y comienzan a pensar en lo peor: en la deportación.

Fuentes cercanas al Instituto Nacional de Inmigración (INM) dijeron que posiblemente la semana próxima se reanudarán las operaciones en la referida oficina.

México: Así pernoctan migrantes cubanos en Tapachula
please wait

No media source currently available

0:00 0:05:00 0:00

El causante ha sido la espera por el documento, y muchos de los cubanos han denunciado el actuar de funcionarios que acusan de corruptos, supuestos abogados que cobraron entre 400 y 800 dólares por conseguir el salvoconducto. Se conocen casos en que resultaron timados por los supuestos letrados o tramitadores que desaparecieron con sus “honorarios” en el bolsillo.

Sobre el tema, Rubén Zúñiga, reportero de El Diario del Sur, escribió en Facebook: “(…) deberán seguir con las investigaciones de cobro por oficios de salida (salvoconductos), expedidos por personal del INM, Chiapas y entregados a tramitadores, falsos gestores, activistas y abogados quienes cobraban, primero 200 y luego hasta 900 y mil dólares por un trámite gratuito”.

Y continuó diciendo: “Si en verdad le quieren poner "el cascabel al gato", solo basta que verifiquen las grabaciones de las cámaras de video de vigilancia de las oficinas de Regulación Migratoria , ahí verán quienes son los que hacían los trámites, incluyendo a jurisconsultos que trabajaron en una administración municipal local, y que se llevaron una buena tajada, gracias a los "dolaritos" de los cubanos, quienes ya no soportaron el abuso por los excesivos cobros o, ¿acaso desconectaron las cámaras y borraron los videos?”

En Tapachula, el número de cubanos superaría ya los 1,500. “Y siguen llegando”.
En Tapachula, el número de cubanos superaría ya los 1,500. “Y siguen llegando”.

En declaraciones a El Diario del Sur, el titular del INM, Tonatiuh Guillén, aceptó que se han visto rebasados para atender a la población cubana que permanece en Chiapas, también dijo que se hará una limpia para combatir la corrupción, pero desde una parte administrativa.

Frente a la Comisión de Derechos Humanos, en Tapachula, más de 400 cubanos llevan días plantados. Es ahí donde dicen estar más seguros, porque “Tapachula, es una de las ciudades más peligrosas del territorio azteca“.

“Aquí la federal no se tira, tampoco inmigración, es como un resguardo. Así nos dijo un funcionario de aquí”, manifestó una cubana que no dio su nombre, y que es madre de uno de la veintena de menores que integran el grupo.

Éxodo en silencio, tendencia en ascenso

Que se conozca, ninguno de los cubanos varados en Tapachula, Puerto Obaldía, Panamá, o Necoclí, Colombia, ha salido directamente desde Cuba. Por lo menos han residido un año en países como Guyana, Trinidad y Tobago, Uruguay, Chile, Ecuador, Perú y Brasil. Ya conocen otros estilos de vida, libertades y sistemas de gobiernos diferentes al de su país de origen.

“Para Cuba, ni loco. Esa no es opción, prefiero que me maten. Yo salí para mejorar, pa’ tras, ni pa’ coger impulso”. Son voces que se escuchan entre los varados en Tapachula.

Jorge Duany, director del Centro de Estudios Cubanos de la Universidad Internacional de la Florida, dijo que algunos países latinoamericanos como Panamá, Ecuador, Chile o Uruguay se han convertido en nuevos destinos temporales o permanentes para un creciente número de migrantes cubanos.

“Esta tendencia probablemente se incrementará como resultado de las mayores dificultades para obtener una visa de visitante o inmigrante a Estados Unidos,” comentó el académico.

Colombia también es tránsito de migrantes cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:32 0:00


Duany, que tienen en su haber varias investigaciones sobre movimientos migratorios, señaló, sin embargo, que “esta inusitada movilidad poblacional de los cubanos --que no siempre desemboca en el traslado permanente a otros países-- ha afectado sobre todo a Latinoamérica, aunque también a algunas naciones europeas como España, Italia o Alemania“.

El activista Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia, en Miami, mantiene que se trata de un éxodo silencioso, pero que cada vez cobra voz. “Mientras exista un gobierno que no provee bienestar, que reprime y prohíbe el disenso, habrá migrantes cubanos”, recalcó.

“Está claro que para muchos cubanos "La Yuma" es el destino final del itinerario migratorio, a veces después de un período de residencia más o menos prolongado en otros lugares”, opinó Duany, y recordó que la crisis, aunque se redujo luego de la eliminación de la política de "pies secos/pies mojados" en enero de 2017, no se detuvo.

Sánchez coincidió con Duany, pero con una salvedad. “Siguió, (la crisis) lo que pasa es que se ha dispersado a través de varios países. En Cuba, la gente está asfixiada, y yo creo que se va a incrementar ante la amenaza de la intensificación de un nuevo período especial.”

En medio de este panorama, informes de prensa consignan que Cuba podría tener presencia por primera vez en una caravana organizada por migrantes centroamericanos. Por lo menos la bandera de la isla aparece en una tela que han pintado a mano, y que servirá de estandarte a los caminantes, según una instantánea enviada a la redacción de Radio Televisión Martí.

La bandera cubana, en uno de los carteles que migrantes portarían durante la caravana.
La bandera cubana, en uno de los carteles que migrantes portarían durante la caravana.

La Agencia Quadratín da cuenta que los organizadores pretenden reunir unas 2,500 personas, entre ellas estaría el cubano Mikel Hernández, que en declaraciones al medio de prensa dijo que debido al cierre de las oficinas del área de regularización migratoria, no les queda más que unirse al grupo de la caravana de migrantes centroamericanos, que habría salido rumbo norte en las primeras horas de este sábado.

Pasto del crimen organizado

La periodista María de Jesús Peters, corresponsal del diario El Universal, en Tapachula, dijo a Radio Televisión Martí que ya hay rechazo hacia los migrantes entre los habitantes de la ciudad.

“Son muchos, no solo cubanos, centroamericanos y extracontinentales también. Andan por todo el pueblo”, señaló.

Fue Peters quien en días recientes reveló que 13 cubanos que fueron secuestrados en Reynosa la semana pasada habían sido puestos en libertad luego de que familiares en EEUU pagaron un rescate de 1,500 dólares a sus captores.

“El consejo es que utilicen los medios de transporte oficiales, los taxis, los ómnibus de compañías establecidas. Tomen los datos de la chapa y de ser posible una foto del conductor y envíenla a sus familiares”, dijo.

Los secuestrados habían obtenido sus respectivos salvoconductos en Tapachula. Volaron a Reynosa y en el aeropuerto alquilaron el primer taxi que encontraron. El chofer los entregó a elementos del crimen organizado.

Pero en Nuevo Laredo, localidad fronteriza con el estado de Texas, Radio Televisión Martí pudo conocer que hay varios cubanos secuestrados. Uno de ellos logró escapar y luego de pedir el anonimato ofreció su breve relato.

“Me llevaron a una casa que en la fachada tiene un cartel que dice Estados Unidos. Y de ahí a otra vivienda. Los secuestradores son dueños de una fregadora de carros que está cerca. Si haces bulla o gritas, vienen y te propinan golpizas. Ninguno de los cubanos, estimo son como 30, tiene dinero. Los delincuentes están pidiendo entre 1,500 y 2,000 dólares. Yo me fugué, estoy escondido”, aseguró.

Varados en Necoclí

Unos 3,193 km hacia el sur, en Necoclí, municipio colombiano de Antioquia, hay más de 200 cubanos que quedaron varados en su ruta hacia Capurganá, Chocó, el corregimiento fronterizo con Panamá.

El grupo de cubanos en Necoclí acampa en la arena, con niños pequeños entre ellos.
El grupo de cubanos en Necoclí acampa en la arena, con niños pequeños entre ellos.

“Estamos acampados en la arena, hay niños y de los más pequeños. No se puede salir hacia Capurganá”, manifestó preocupado Eduardo Ernesto Estrada, que llegó esta semana a Necoclí luego de una larga y difícil travesía irregular desde Trinidad y Tobago. “A Capurganá solo se llega por aire o por mar, y los lancheros están tirados en el piso, nada más que llevan a los turistas, “dijo Eduardo.

Según trascendidos, los habitantes de Capurganá han iniciado una campaña de denuncias y protestas contra los migrantes, a quienes culpan de desórdenes públicos y la inestabilidad de la localidad.

“Por la ruta suramericana vienen muchos más“, advirtió Eduardo.

En Necoclí, municipio colombiano de Antioquia, hay más de 200 migrantes varados.
En Necoclí, municipio colombiano de Antioquia, hay más de 200 migrantes varados.

Los cubanos cuentan con un salvoconducto expedido por las autoridades de Colombia que les permite desplazarse por el país por diez días, pero en Necoclí ya hay preocupación, porque el documento expira y quedan como ilegales.

Una fuente de Migración Colombia en Bogotá dijo a Radio Televisión Martí que estos migrantes tienen su situación migratoria definida, y “son los pobladores quienes no les permiten llegar hacia la frontera con Panamá”.

Por delante resta el tapón del Darién, intransitable trecho de tupida selva que traga humanos. Pero vencerla y llegar a la frontera Norte no lo es todo.

“Aquellos que siguen retando las leyes y regulaciones estadounidenses en materia de inmigración, se arriesgan a ser deportados inmediatamente o a permanecer indefinidamente como indocumentados en territorio americano", señaló Duany.

Las carpas de colores en la playa no son de vacacionistas, sino de migrantes desperados por continuar su ruta.
Las carpas de colores en la playa no son de vacacionistas, sino de migrantes desperados por continuar su ruta.

El periódico estadounidense Los Angeles Times informó que en las últimas horas las autoridades de EEUU pusieron en libertad a 250 migrantes que se hallaban retenidos en centros de detención de Inmigración. Los Centros no dan abasto, al menos en el estado de Texas, según el diario.

Funcionarios de inmigración citados por el rotativo dicen que no hay cupo para procesar a los migrantes en detención. En estos casos, son puestos en libertad con una citación para comparecer ante un magistrado.

El Departamento de Estado ha reiterado que el gobierno de EEUU no promueve ni alienta la emigración ilegal e insta a los ciudadanos que deseen viajar o radicarse en el país, que apelen a los procedimientos oficiales establecidos en embajadas y consulados estadounidenses.

Y aunque la Ley de Ajuste sigue en pie, quienes se juegan la vida y exponen a sus hijos a los peligros más graves por llegar al destino soñado, a menos que presenten pruebas convincentes y fundadas de persecución en su país, son regresados, o en el mejor de los casos, quedan en libertad, pero con la marca de una orden de deportación muy difícil de borrar.

Experto advierte del impacto en Cuba por cese de envío de petróleo desde Venezuela

Anuncio de la industria Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

¿Qué pasaría si el reclamo del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y la Asamblea Nacional porque PDVSA deje de enviar petróleo a Cuba fructificara? El país caribeño tendría que desembolsar unos $2,000 millones de dólares anuales en la compra del crudo.

La explicación la ofreció al diario El Nuevo Herald Jorge Piñón, director del programa de energía para América Latina de la Universidad de Texas en Austin, en un reportaje escrito por Nora Gámez.

“La demanda de petróleo de Cuba es de aproximadamente 130,000 barriles diarios y Cuba produce alrededor de 50,000 barriles diarios, lo que significa un déficit de alrededor de 80,000 barriles diarios”, indicó Piñón al periódico floridano.

Recientemente la Asamblea Nacional de Venezuela, con mayoría opositora expidió la orden de que PDVSA cesar en los envíos petroleros a Cuba. Con la medida, Guaidó busca frenar un contrato rubricado por los finados líderes, el dictador Fidel Castro y el mandatario venezolano Hugo Chávez y en los que se intercambian entre 40,000 y 50,00 barriles de crudo diario a cambio de servicios médicos cubanos.

El gobierno cubano, avizorando la fuerte crisis venezolana, extendió sus gestiones en otros mercados, de los que Piñón cita en su entrevista con ENH el del tanquero Nordic, que “llegó a La Habana el 2 de marzo con 200,000 barriles de gas licuado procedente de la República Dominicana, y también el tanquero Zefryos debía a llegar a La Habana procedente de Antwerp, Bélgica, el 20 de marzo cargado con 335,000 barriles de diésel”.

Muy poco ha dicho la prensa oficial en la isla sobre la visita del Ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca a Argelia en busca del “oro negro”, pero la tensa situación política del país africano con una ola de protestas ante un Abdelaziz Bouteflika de 82 años de edad y una mano de hierro para dirigir los designios de la nación.

Otro experto consultado por ENH el economista Omar Everleny Pérez, se enfocó en la baja y mala calidad del crudo cubano, lo que a duras penas llega al 50 por ciento del consumo nacional.

Everleny también se refirió a los intentos del estado cubano en explorar otras zonas en busca de satisfacer la demanda nacional. “Hay otros mercados emergentes como Angola y Rusia, pero el tema es el pago, ya que en esos países las empresas son privadas, no del gobierno”.

Por si fuera poco, el gobierno de Estados Unidos ha apretado el acelerador de las medidas económica contra el régimen cubano. La reciente activación parcial del Título III de la ley Helms-Burton y el anunció de que seguirá en su empeño porque La Habana deje de apoyar el autoritarismo de Nicolás Maduro.

La sede diplomática estadounidense dejó de prestar servicio en La Habana y Washington anunció que ya los cubanos podrán alcanzar una Visa tipo B2, que les permitía entrar y salir de Estados Unidos por 5 años. Ambas medidas, al parecer, incidirán en la vida de un considerable número de cubanos que viven de su iniciativa individual.

De todos modos, concluyó Everleny Pérez, el cese de los envíos de petróleo subisidiado desde Venezuela a Cuba, va a causar “una afectación de consideración”.

[Redactado por Luis Fepie Rojas a partir de un artículo de El Nuevo Herald].

Cargar más

XS
SM
MD
LG