Enlaces de accesibilidad

Cuba

¿Transnacionales al rescate?

El superintendente de la Compañía de Obras de Infraestructura (COI) de Brasil, Ricardo Boleira (d), y el director de la empresa cubana azucarera de Cienfuegos, Pedro Pérez (i), firman hoy, viernes 9 de noviembre de 2012, en La Habana (Cuba), un contrato q

El régimen entrega las llaves de un sector controlado con celo por el Estado y permite que empresas foráneas se hagan con la administración.

Luego de décadas sosteniendo un discurso anti Mercado, en el que era recurrente la satanización de las Corporaciones, resulta que nuestros caciques han rendido las banderas ideológicas y pedido de favor a las empresas foráneas que vengan a rescatarnos.

Si faltasen ejemplos para verificarlo, ahí esta el reciente acuerdo filmado entre el consorcio cubano nacido de las ruinas del desaparecido Ministerio del Azúcar, Azcuba y el gigantesco conglomerado brasileño Odebrecht, que permitirá a los capitalistas suramericanos administrar el central azucarero cienfueguero “5 de septiembre” por 13 años, previo desembolso de unos 60 millones de dólares.

Para entender las razones del arreglo hay que entrar a analizar cual es la situación actual que afronta la industria azucarera cubana, quizás entonces se comprenda por qué por primera vez en cincuenta y cuatro años, el régimen entrega las llaves de un sector controlado con celo por el Estado y permite que empresas foráneas se hagan con la administración de importantes nichos de la agroindustria nacional.

Aunque el régimen argumenta que su disposición a compartir ganancias con el capital extranjero no es nueva, y que es el embargo norteamericanos el “Coco” que ahuyenta a los inversionistas, la explicación es una verdad a media. Lo cierto es que la decisión llega en momentos que la industria del dulce agoniza y requiere de una transfusión de verdes dólares que le ayude a lidiar con la descapitalización que padece. Más ahora cuando el huracán Sandy parece haber afectado seriamente en las provincias orientales, la cosecha dispuesta para la venidera zafra.

El mal no es nuevo. Nació con los años 90 tras la desintegración de la Unión Soviética, el principal comprador de crudo con que contaba el país. Entonces Cuba producía entre 7 y 8 millones de toneladas de azúcar. Por razones ajenas a la economía, el país de los sóviet pagaba a la isla la libra de azúcar dos o tres veces el precio que se cotizaba en el mercado mundial. Perder al principal socio significó un impacto tremendo, la producción cayó en picada, de 8,2 millones de toneladas a los niveles actuales de 1,5 millones, inferior a la zafra efectuada en 1907, cuando se elaboró 1,40 millones, con tecnología inferior y una industria que se recuperaba de la desbastadora guerra de independencia. Esto ha provocado la descapitalización de la agroindustria palpable en el deterioro de los centrales, los equipos de corte y tiro de la caña, la erosión de los suelos dado en la falta de fertilidad, consecuencia de la alta compactación, la ausencia de rotación y la deficiente e incorrecta aplicación de los fertilizantes y las técnicas de cultivo.

Uno de los mayores problemas que enfrenta la industria, es que en su momento no supo prever y prepararse para afrontar las consecuencias que tendrían a mediano plazo la desvalorización del producto en el mercado a consecuencia del surgimiento de edulcorantes sintéticos y el sirope de maíz. Si bien es cierto que la caída de los precios desde entonces ha sido un factor desmotivador, también es verdad que países como Brasil o Tailandia han sabido aplicar estrategias de reconversión destinadas a hacer frente a los vaivenes del mercado, focalizando sus esfuerzos en la fabricación, a partir de la caña, de alimentos para el ganado, la cogeneración eléctrica, producción de combustibles como el etanol o el gasoalcohol, alcoholes especiales, ceras, medicamentos, materiales para la construcción, materia prima para la industria biotecnológica y un largo etc.

Esto permitió que por ejemplo Brasil lograse saltar de 6,3 millones de toneladas de azúcar que producía en 1975 a 22 millones de toneladas para el 2003 y Tailandia aumentase sus exportaciones de crudo de 2,4 millones alcanzadas en 1985 a 5,1 millón de toneladas para el 2004. Mientras Cuba buscaba desesperada el fondo del abismo, estas naciones lideraban a un conjunto de productores que lanzaban las flechas de las tablas estadísticas de producción hacia el cielo.

El estado se resistió a entregar la plaza de la dulce gramínea al capital extranjero. El 22 de agosto Ulises Rosales del Toro, entonces Ministro del Azúcar anunció lo que se conocerá como “Restructuración Azucarera” cuya primera medida a implementar fue desmantelar cerca de ochenta Centrales, lo que supuso la pérdida de 100 000 empleos y la reducción de hasta el 50% de las áreas dedicadas al cultivo de la caña. Estos desmantelamientos se sucederían hasta llegar a la cifra de algo más de cien Centrales desmantelados. De 156 centrales existentes en todo el país a principio de los años noventa, sobreviven en la actualidad algo más de 40.

El central 5 de septiembre es un sobreviviente. Los años noventa sepultaron a los centrales construidos en la provincia: 1ro de mayo; Pepito Tey; Espartaco; Elpidio Gómez; Batalla de mal tiempo; Ramón Balboa y Marta Abreu. Igual suerte pudo haber corrido el 5 de septiembre a no ser por el acuerdo firmado con Odebrecht. Por cierto esta firma representa todo lo que el régimen comunista que impera en la isla dice odiar y combatir. Es un verdadero pulpo de mil tentáculos. Tiene presencia en Norte y Suramérica, África, Europa, Medio Oriente, el Caribe, con negocios en el campo de la ingeniería de la construcción; químico y petroquímicos, etanol y azúcar; ingeniería medioambiental; petróleo, gas, energía, bienes raíces; infraestructura; inversiones y participaciones; transporte y servicios de logísticas, en fin, algo así como el anticristo de los comunistas.

Pero como que,” al que no quiere caldo se le dan tres tasas”, nos acabamos de enterar que otra trasnacional, esta vez británica, la Havana Energy, acaba de firmar con Azcuba un lucrativo contrato para construir la primera planta que usará desechos de cañas de azúcar para general electricidad en la isla. La planta deberá producir la cantidad de 30 megawatts por hora a partir de biomasa. Se ha dicho que invertirá entre 45 y 55 millones y se pondrá en marcha a principios del 2015. Pero esa es otra historia sobre la que seguro tendremos que regresar.

Vea todas las noticias de hoy

MINSAP: solo seis nuevos casos de COVID-19 el domingo

Una pareja habla con un taxista la mañana del lunes en una calle de La Habana (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) informó el lunes que no hubo fallecimientos el domingo a causa del COVID-19 en el país, y que seis de las 1,451 muestras examinadas resultaron en casos positivos, por lo que el total de contagiados asciende ahora a 1,947.

Permanecen ingresados 445 pacientes, 159 de ellos con diagnóstico positivo a la enfermedad y 285 en la categoría de “sospechosos” porque presentan algún síntoma y se consideran un riesgo epidemiológico, según el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del MINSAP.

Hay cinco pacientes en estado grave: tres de la capital (un hombre de 85 de años de Centro Habana, otro de 52 de La Habana del Este, y una mujer de 68 de Arroyo Naranjo) y dos matanceros: uno de 62 años del municipio de Matanzas y otro de 74 residente en Limonar.

Solo uno de los nuevos seis casos confirmados el domingo no es habanero: una mujer de 53 años residente en Morón, en la provincia de Ciego de Ávila. Los cinco habaneros son tres hombres y dos mujeres cuyas edades fluctúan entre 30 y 84 años y residen en los municipios Centro Habana, Habana Vieja, Cerro y Diez de Octubre.

Continúa siendo Matanzas la provincia con mayor incidencia del nuevo coronavirus en las últimas dos semanas, de acuerdo con el funcionario del MINSAP. Aunque en este plazo La Habana reportó 99 casos y Matanzas 61, siempre de acuerdo con las estadísticas oficiales, la tasa en Matanzas es de 8.1 por cada cien mil habitantes, y en la capital de 4.6 por cada cien mil habitantes.

No hubo ningún menor entre los nuevos seis casos confirmados, cinco de ellos no tenían síntomas al momento del diagnóstico, y 15 personas fueron dadas de alta el domingo, dijo el Dr. Durán. Según él, continúan bajo monitoreo en sus hogares 1,996 personas.

Observadores independientes dentro y fuera de Cuba han cuestionado las cifras oficiales sobre contagiados y fallecidos en la isla víctimas de COVID-19, pero el país ni siquiera tiene leyes que garanticen el acceso de los ciudadanos a los registros públicos de información.

Cuba reporta 10 nuevos casos y otro fallecido

Vecinos conversan en la entrada de un edificio de La Habana. AP Photo/Ramon Espinosa

En el reporte emitido este domingo en horas de la mañana, que muestra la información sobre la situación de coronavirus hasta el día sábado en Cuba, el Ministerio de Salud Pública confirmó 10 nuevos casos de COVID-19, para un acumulado de 1941 contagiados en la isla.

Entre los casos confirmados llaman la atención dos casos registrados en la capital en que los implicados han tenido contactos con más de 70 personas.

La cifra total de fallecimientos se incrementó a 82 al haber sido informada una nueva muerte en la última jornada.

Se trata de una cubana de 85 años que residía en Santa Clara, provincia Villa Clara.

Otras cifras reportadas fueron:

▪168 positivos activos
▪165 con evolución clínica estable
▪3 pacientes en estado grave
▪1689 altas médicas otorgadas

Estas son las cifras que informa el régimen cubano a través del sitio web del MINSAP y sus redes sociales y no han podido ser verificadas por ningún ente internacional.

Las autoridades sanitarias cubanas aseguran que la reducción reciente de las muertes en Cuba en pacientes con coronavirus gravemente enfermos se debe al uso de dos fármacos: el e Itolizumab, un anticuerpo monoclonal y un péptido que Cuba sostiene que su industria biotecnológica descubrió y había estado probando en pacientes con artritis reumatoide en ensayos clínicos de fase II.

Sin embargo, científicos han advertido de que se necesitan grandes estudios controlados con placebo para evaluar la seguridad y la eficacia de estos medicamentos para tratar el COVID-19.

Datos del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), de La Habana, muestran que hubo una explosión de enfermedades respiratorias agudas como influenza, neumonía, resfriados y los coronavirus anteriores al SARS-CoV-2, antes de que Cuba reconociera casos de COVID-19 en la isla, hecho que indica que probablemente Cuba tuvo miles de casos de coronavirus sin diagnosticar, según revela una investigación de The Miami Herald que remite a estadísticas del IPK.

Las autoridades sanitarias de Cuba afirman que los casos de coronavirus ascienden a 1.931

Un cartel alerta sobre el uso de mascarillas por el coronavirus en La Habana, Cuba, el 19 de mayo del 2020.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) reportó 15 nuevos casos de COVID-19, lo que eleva la cifra total de contagiados en el país a 1.931 hasta el cierre del viernes.

Las autoridades sanitarias aseguraron que la cifra de fallecidos se mantienen en 81, mientras que un paciente está reportado en estado crítico y otros tres, graves.

Los 15 nuevos casos reportados son cubanos que tuvieron contactos con personas contagiadas y, según el informe del MINSAP, de las nueve mujeres y seis hombres reportados con COVID-19, el 60% fue asintomático.

El reporte destacó que el grupo de edad más afectado es el comprendido entre 40 a 60 años, con ocho casos. Esta vez no se reportó ningún menor entre los contagiados.

Las provincias que reportaron casos son La Habana (13), Matanzas (1) y Ciego de Ávila (1).

Durante la habitual conferencia de prensa, el doctor Francisco Durán García, director de Epidemiología del MINSAP, no precisó la fecha del levantamiento de la cuarentena, pero reiteró la importancia de continuar desinfectando las superficies, usar la mascarilla y mantener las medidas de higiene.

Multan y decomisan el teléfono a un activista por publicar comentario crítico en Facebook

Adriano Castañeda muestra el comprobante de multa que le fue impuesta y el acta de decomiso de su teléfono móvil. (Foto cortesía de Adriano Castañeda)

El activista Adriano Castañeda Meneses fue detenido y trasladado a una dependencia policial de la provincia de Sancti Spíritus el viernes, donde le fue impuesta una multa de 3.000 pesos, según el Decreto-Ley 370, le fue decomisado su teléfono móvil y cancelada su línea telefónica.

Aplican Decreto Ley 370 al activista Adriano Castañeda
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:44 0:00

De la multa y el decomiso del teléfono, "que yo había comprado de forma legal", se encargaron tres inspectores de la estatal Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA) en Sancti Spíritus", declaró a Radio Televisión Martí Castañeda Meneses, quien es miembro del consejo de coordinadores del Foro Antitotalitario Unido (FANTU).

"Los inspectores de ETECSA traían unos impresos de mis publicaciones en Facebook y luego de mostrármelas y decir que había incurrido las disposiciones del Decreto 370, procedieron a multarme y se retiraron", relató.

"Post" publicado por Adriano Castañeda en su perfil de Facebook.
"Post" publicado por Adriano Castañeda en su perfil de Facebook.

Agregó que luego los oficiales de la Seguridad del Estado le formularon amenazas y advertencias por publicar en su perfil de Facebook, así como "compartir " y dar "me gusta" a publicaciones de otros en esa red social donde se expresaban críticas al régimen.

"Los oficiales dijeron que con mis acciones en las redes sociales, yo estaba ofendiendo a la revolución y a sus dirigentes", aseguró.

El pasado 21 de mayo, Castañeda publicó en su página de Facebook un "post" titulado "Predicando la moral en calzoncillos", en el que muestra el momento en que le imponen una multa a un ciudadano por no tener mascarilla mientras que, a escasos metros del lugar, varios policías se quitan la protección para poder fumar.

El pasado mes de abril, el activista fue amenazado por la Seguridad del Estado con que se le aplicaría el Decreto 370 si continuaba haciendo publicaciones críticas al régimen y seguía participando en programas de radio para opinar sobre los problemas del país.

El opositor aseguró que nunca dejó de expresar sus puntos de vista, ni de publicar fotos que muestran su entorno y al parecer este último "´post´ fue la gota que derramó la copa y por eso procedieron contra mí".

El Decreto 370 entró en vigor en julio de 2019 y en enero de 2020 comenzó a ser usado para censurar la diseminación de informaciones que el régimen considerada dañinas a la imagen del país.

En lo que va de año, más de una decena de periodistas independientes, artistas, miembros de la sociedad civil y activistas de derechos humanos en la isla han sido multados al amparo de esa disposición legal.

Kozak: Cuba sacrifica seguridad de sus médicos y comercializa tratamientos no probados para el coronavirus

Michael G. Kozak,subsecretario de Estado interino para Asuntos del Hemisferio Occidental.

"El régimen de Castro está tan ocupado tratando de sacar provecho de la crisis del COVID-19 que está dispuesto a sacrificar la seguridad y el bienestar de sus propios médicos y comercializar tratamientos no probados", afirmó en un mensaje de Twitter Michael G. Kozak, subsecretario de Estado interino para Asuntos del Hemisferio Occidental.

En medio de la pandemia por el coronavirus, La Habana ha enviado misiones médicas a diferentes partes del mundo e impulsado tratamientos en la isla que no cuentan con un respaldo científico.

Kozak también urgió a las naciones que reciben médicos cubanos que los protejan, "haciendo todos los acuerdos transparentes, pagándoles directamente y no permitiendo a nadie confiscar sus pasaportes".

En días recientes, Guadalupe Almaguer, diputada federal mexicana del Partido de la Revolución Democrática (PRD), denunció a Radio Televisión Martí la contratación en la nación azteca de 600 a 800 profesionales de la salud de la isla porque "no fue realizada con transparencia".

“Las negociaciones estuvieron a cargo del Gobierno de la Ciudad de México y no fueron hechas de forma transparente y sí, como llamamos acá, en lo oscurito y en la opacidad, por lo que se les ha pedido a los sanitarios cubanos, incluso, actuar con bajo perfil”. Hemos solicitado información y no nos ha llegado”, indicó la congresista.

A mediados de abril, La Habana también envió un grupo de 21 médicos, 16 enfermeras y un coordinador logístico a Italia para ayudar a combatir la pandemia de coronavirus, según informaron en ese momento las autoridades de ambos países.

Por la misma fecha, el médico cubano Antonio Guedes, quien está exiliado en España, alertó a sus compatriotas en la isla sobre la gravedad de la pandemia, durante una entrevista con Radio Televisión Martí, y les pidió que no creyeran en "tratamientos mágicos" para combatir el virus.

Al referirse a los tratamientos homeopáticos, que el régimen cubano ha impulsado como respuesta profiláctica al coronavirus, comentó: "Voy a ser riguroso científicamente. Esos tratamientos no tienen fundamento científico alguno. No hay ningún estudio científico en el mundo que los avale".

En marzo, La Habana trasladó una brigada de médicos a Venezuela, entre quienes se encontraba el doctor Luis Herrera Martínez, director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana, y uno creadores del interferón alfa 2B (IFRrec), un medicamento que China habría adquirido para combatir la enfermedad y que aparentemente la isla estaba tratando de venderle a Venezuela.

El caso venezolano

En otro mensaje de Twitter relacionado con la crisis provocada por el coronavirus, Kozak hizo referencia a la situación venezolana y afirmó: "Imagina una Venezuela que no ponga a sus ciudadanos y a la región en mayor riesgo de propagación de enfermedades que se pueden prevenir, como COVID-19, malaria y tuberculosis".

Estados Unidos desconfía de las cifras ofrecidas por el gobernante Nicolás Maduro sobre los casos de coronavirus en esa nación sudamericana.

El subsecretario de Estado interino fustigó también al gobierno de Nicolás por permitir a su pueblo tener acceso libre a la información, tras el cese de operaciones de la compañía DirecTV en ese país.

"¿Por qué los venezolanos no pueden ver Fútbol Total? Porque Nicolás Maduro sacó a DirecTV. Proteger a sus compinches y su dinero es más importante que permitir que decenas de millones de ciudadanos tengan acceso sin censura a la información", afirmó.

Y finalizó: "Imagina una Venezuela que apoye la seguridad regional y no que albergue a grupos terroristas. Una Venezuela democrática significa una región más segura, estable y próspera".

Cargar más

XS
SM
MD
LG