Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cuba: 60 años sin derechos humanos

Damas de Blanco durante los arrestos cada domingo /Foto Angel Moya Acosta

La Declaración Universal de los Derechos Humanos cumplió este año el 70 aniversario de su creación. Cuba, que fue uno de los países inspiradores de ese texto, tiene todavía por delante un largo trecho que andar en el cumplimiento de esa tarea.

Siete décadas después que los delegados de 56 gobiernos aprobaron en París la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sus postulados son todavía una quimera en un buen número de países.

La Declaración que surgió ese 10 de diciembre de 1948 fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A (III), tras años de un arduo estudio, múltiples reuniones, debates, decenas de borradores y enmiendas.

En ocasión de este 70 aniversario la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, destacó en una declaración que desde su aprobación, la Declaración “ha servido de base a innumerables transformaciones positivas en la vida de millones de personas en el mundo entero y ha influido en unas 90 Constituciones nacionales y numerosas leyes e instituciones nacionales, regionales e internacionales”.

“Pero, 70 años después de su aprobación, la tarea a la que la Declaración Universal de Derechos Humanos nos convoca está lejos de haber terminado. Y nunca concluirá”, concluyó Bachelet.

Logo del 70 Aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos
Logo del 70 Aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos

En el ámbito internacional de derechos humanos Cuba tiene tres compromisos pendientes con Naciones Unidas:

Cuba no ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ni el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ambos firmados el 28 de febrero de 2008.

Tampoco ha firmado la Convención Internacional sobre la protección de derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, ni el Protocolo facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

Además, la dictadura comunista cubana no es signataria del Estatuto de Roma, el instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional. Que fue adoptado en la capital italiana, el 17 de julio de 1998, durante la "Conferencia Diplomática de plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de una Corte Penal Internacional".

En su más reciente informe 2017/2018 sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, Amnistía Internacional describe así la realidad que la dictadura comunista ha impuesto a los cubanos.

“La detención arbitraria, los despidos discriminatorios de empleados y empleadas estatales y el hostigamiento de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia seguían empleándose para silenciar las críticas. La censura persistente tanto en Internet como fuera de la Red debilitaba los avances en materia de educación. Cuba continuaba básicamente cerrada para los mecanismos independientes de observación de los derechos humanos”, afirmó AI.

El informe de AI es uno de varios documentos sobre el tema en relación con Cuba elaborados a lo largo de 2018 por organizaciones internacionales como Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa, entre otros, donde se reiteran las denuncias a las violaciones de los derechos por régimen comunista cubano.

Organizaciones no gubernamentales que monitorean la situación de los derechos humanos en Cuba, dan cuenta cada mes de los arrestos con marcados motivos políticos y las actos represivos que enfrentan los opositores en la isla.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), con sede en La Habana, difunde en su sitio web el trabajo de monitoreo que realizan sus activistas dentro de Cuba.

Gráfico del número mensual de arrestos, elaborado por la CCDHRN
Gráfico del número mensual de arrestos, elaborado por la CCDHRN

En su último informe correspondiente al pasado mes de noviembre la CCDHRN reporta 247 detenciones por motivos netamente políticos, una cifra superior a la registrada en el mes de octubre, de 202 arrestos.

La CCDHRN dice tener "certeza de que son muchos más los casos de arrestos u otras formas de hostigamiento que no pueden conocerse de inmediato debido a la opacidad con que actúan las fuerza represivas y al carácter cerrado del régimen totalitario".

Un monitoreo similar, utilizando sus fuentes en la isla, realiza desde Madrid el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) que reportó al menos 210 detenciones arbitrarias realizadas en el mes de noviembre.

"Los arrestos impidieron la asistencia a reuniones convocadas por el propio gobierno sobre la reforma constitucional. Además, pretendían silenciar la libre expresión de personas que exhortaban a votar “no” en el próximo referéndum (sobre la Constitución). También fueron reprimidos, con detenciones incluidas, los intentos de (promover el “no” en algunas iglesias cristianas", dijo el OCDH en su sitio web.

Desde Miami, la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) promueve y ofrece asistencia en materia de derechos humanos a los cubanos dentro y fuera de la isla.

A raíz del conflicto con los médicos cubanos que trabajaban en Brasil, la FDHC reveló que desde el pasado año ha investigado y recopilado "evidencias sobre la Trata y Tráfico de Personas por parte del gobierno cubano con el Programa Más Médicos (Mais Médicos). Dicha práctica expresa una modalidad moderna de esclavitud en la que miles de ciudadanos cubanos vienen siendo "exportados" por el régimen con la complicidad de otros gobiernos y organizaciones internacionales".

En una nota de prensa publicada en su sitio web la FDHC informó que ha otorgado "desde hace diez meses, apoyo legal a aquellas víctimas que decidieron reclamar una compensación denunciando ante los tribunales a los autores, cómplices, encubridores y facilitadores de este crimen internacional".

Un gran número de grupos de opositores, con mayor o menor capacidad organizativa, participan igualmente dentro y fuera de Cuba en el monitoreo y defensa de los derechos humanos en la isla, y en muchas ocasiones sus líneas de acción se mezclan entre la militancia política y el activismo cívico. Pero un recuento exhaustivo de cada uno de ellos, superaría los límites de este reportaje.

En la larga contienda sostenida por los cubanos durante 60 años contra la dictadura comunista, el movimiento de derechos humanos ocupa un lugar relevante y de características únicas.

Los orígenes del movimiento de derechos humanos en Cuba

La creación de organizaciones cívicas y no violentas, como método de lucha, no tiene antecedentes en la historia de Cuba durante el período republicano precastrista, ni mucho menos tampoco durante el de la colonia y las guerras independentistas.

El referente histórico de ese proceso en la isla hay que buscarlo en movimientos similares originados en los países de la Europa Oriental, dominados entonces por el comunismo soviético, así como en la propia Unión Soviética.

Fue dentro de este contexto que se comenzó a incubarse el Comité Cubano Pro Derechos Humanos (CCPDH), que cumplirá por estos días 42 años de existencia, durante los cuales el movimiento disidente ha recorrido un inédito y complejo camino de logros y fracasos, pero siempre hacia adelante en el proceso de democratización del país.

El CCPDH se fundó formalmente el 28 de enero de 1976. Sus organizadores quisieron que la fecha coincidiera con el aniversario del natalicio de José Martí.

Ricardo Bofill Pagés, fundador del CCPDH
Ricardo Bofill Pagés, fundador del CCPDH

El grupo se creó bajo la dirección de Ricardo Bofill Pagés y un reducido grupo de colaboradores, ex presos políticos, todos procedentes de las filas del antiguo Partido Socialista Popular (Comunista), -Adolfo Rivero Caro, Elizardo Sánchez Santacruz, Edmigio López Castillo y Enrique Hernández Méndez --, quienes buscaron y encontraron el respaldo de una respetada figura revolucionaria de la época para su audaz proyecto: Marta Frayde.

Obstetra de profesión, Frayde fue una incansable activista por el adecentamiento de la república, amiga personal de Castro, y fungió como embajadora de Cuba ante la UNESCO en París hasta que renunció al cargo y regresó a La Habana, alarmada por la creciente represión política de la revolución devenida en dictadura marxista-leninista.

Dra. Mayda Frayde, activista de derechos humanos
Dra. Mayda Frayde, activista de derechos humanos

De aquella reunión formal, en su casa del reparto habanero de El Vedado, surgió el primer comunicado de prensa del CCPDH, que la propia Frayde entregaría a varias sedes diplomáticas y que se encuentra en los archivos de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra.

Meses después Frayde fue arrestada y condenada a 20 años de cárcel, acusada de ser agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Salió al exilio en España en 1979.

Hace una década, al conmemorarse el 60 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Bofill reflexionaba así sobre el tema, durante un taller celebrado en la Universidad Internacional de la Florida.

La institucionalización del CCPDH en 1976 no fue un acto improvisado, ni el resultado de una decisión entusiasta. Había sido la culminación de un proceso iniciado en 1967 en las cárceles, cuando Bofill y López cumplían condenas bajo cargos de ''diversionismo ideológico'' en una causa conocida como La Microfracción, en la cual fueron involucrados varios antiguos militantes de la Juventud y el Partido Socialista Popular.

Durante ese período en la prisión, la colaboración del abogado Aramís Taboada resultó de trascendental importancia. Compañero de la época estudiantil de Castro, Taboada estaba preso junto con un grupo de jueces y altos funcionarios del poder judicial bajo supuestos cargos de corrupción y facilitó a la CCPDH importantes datos sobre juicios políticos fraudulentos, que los activistas hicieron llegar a Naciones Unidas en Ginebra.

La creación del CCPDH abrió una nueva etapa en la lucha contra el castrismo. Los movimientos subversivos internos habían sido liquidados por el régimen y la opción cívica, abierta, en favor de los derechos humanos que planteaban sus partidarios, parecía cuando menos una utopía.

El movimiento de derechos humanos, que nacía con el CCPDH, descorrió la cortina de silencio y anonimato en que había quedado sumida la oposición anticastrista.

Incluso el propio régimen se tuvo que enfrentar a un discurso y una acción opositora muy diferente a la que había combatido hasta entonces. En ese sentido fue un reto para todos los sectores implicados en la política nacional.

Cuando en abril de 1980 se producen los sucesos de la Embajada del Perú y el consiguiente Exodo de El Mariel, el régimen encarcela de nuevo a Bofill y López, así como a Rivero y Sánchez, bajo diversos pretextos, relacionados con el cargo común de ``conductas antisociales''.

Es precisamente, en ese período de dos años, dentro de la prisión del Combinado del Este en La Habana, cuando el CCPDH se fortalece. Se organiza mejor dentro de la prisión, establecen contactos con otros disidentes en las calles y se establecen canales secretos para enviar denuncias y comunicados que llegan a los medios de prensa en el exterior y a organismos como Amnistía Internacional.

En el Combinado del Este se amplían también los contactos entre estos activistas de derechos humanos y varios integrantes del denominado presidio político histórico, entre ellos el ex comandante rebelde Ramón Guin Díaz, Alfredo Mustelier Nuevo, Ernesto Díaz Rodríguez y el ex combatiente del Moncada y expedicionario del Granma, Mario Chánes de Armas.

Ariel Hidalgo, activista de derechos humanos, miembro del CCPDH
Ariel Hidalgo, activista de derechos humanos, miembro del CCPDH

Otras figuras más jóvenes encarceladas en el Combinado, procedentes también de la nueva disidencia, se incorporan al CCPDH, como es el caso de Ariel Hidalgo, quien jugó un importante papel en la consolidación del movimiento de derechos humanos.

Fue durante esa etapa cuando el CCPDH se nutrió con figuras políticas, intelectuales y simpatizantes de otras corrientes opositoras del país, como Gustavo y Sebastián Arcos Bergnes, Jesús Yánez Pelletier, Oscar Peña, Tania Díaz Castro, Samuel Martínez Lara, Reinaldo Bragado, Roberto Bermúdez, Rolando Cartaya, Hiram Abí Cobas y Pablo Llabre Laurel, entre otros, al mismo tiempo que comenzaron a constituirse comités de apoyo en el exterior.

Gustavo Arcos Bergnes, secretario general del CCPDH
Gustavo Arcos Bergnes, secretario general del CCPDH

Entre los varios factores que contribuyeron a ese fortalecimiento está la creación de Radio Martí en 1985, la emisora oficial del gobierno estadounidense con una programación destinada a Cuba.

En un régimen donde la voz de la oposición no había tenido hasta entonces resonancia nacional, los activistas de derechos humanos comenzaron de inmediato a utilizar sus programas para divulgar sus denuncias.

Es así como el 5 de febrero de 1988 Radio Martí transmite por primera vez una entrevista grabada en La Habana a un grupo de dirigentes del CCPDH. Se trata de una ''mesa redonda'', titulada Coloquio en La Habana, dirigida por Rolando Cartaya. En el programa participan Bofill, Bragado, Díaz Castro, Eddie López, Raúl Montesinos y Rafael Saumell.

En su libro La Fisura, apuntes para una historia del movimiento de derechos humanos en Cuba, el escritor Reinaldo Bragado, fallecido prematuramente, deja constancia también de esa colaboración, al referirse a un artículo suyo, "Una misa en busca de su ceiba", fragmentos del cual la emisora Radio Martí transmitió hacia la isla en el programa "Los Derechos Humanos al día", del periodista Jorge Ríopedre, constituyendo el primer documento periodístico redactado en Cuba que la emisora difundió hacia Cuba.

El escritor Reinaldo Bragado, miembro del CCPDH
El escritor Reinaldo Bragado, miembro del CCPDH

Aunque los principales dirigentes del movimiento de derechos humanos de Cuba han tenido la precaución de archivar y catalogar documentos, comentarios y artículos periodísticos que recogen su desarrollo a lo largo de estos 42 años, buen número de los cuales han sido reseñados por este autor, es imposible resumir en un análisis periodístico un proceso tan complejo.

Esa es una tarea que corresponde a los historiadores.

En las últimas cuatro décadas han surgido en Cuba decenas de grupos cívicos y de derechos humanos. De todo signo y color político. La mayoría sin una militancia masiva, que en ocasiones intercambian liderazgos y títulos.

Algunos han querido ver en tal diversidad una fragmentación inútil de la oposición. Otros apuntan al quehacer de los servicios de inteligencia que han utilizado todo el arsenal disponible para obstaculizar el desarrollo del movimiento opositor.

Quizás nada defina mejor el camino recorrido por el movimiento de derechos humanos y la oposición interna, que las notas publicadas por Bragado, en La Fisura, que reúne importantes documentos para la historia de ese proceso y su reconocimiento nacional e internacional:

``Ha sido difícil conseguir este reconocimiento pero, una vez conseguido, entra a formar parte de una nueva realidad. La correlación de fuerzas entre el gobierno y la oposición sigue a favor del gobierno aunque también sigue cambiando, lenta pero inexorablemente, a favor de la oposición. La lucha por hacer cada vez más visible la oposición de la isla sigue teniendo una importancia decisiva'', comentó Bragado.

Vea todas las noticias de hoy

"El Kentubano": 10 años sirviendo a los cubanos de Kentucky

"El Kentubano", publicación cubana dedicada a la comunidad latina de Kentucky, Estados Unidos. (Facebook).

Han pasado 10 años desde que el cubano Luis David Fuentes se iniciara en la aventura de publicar El Kentubano.

Era un pequeño flayer, hoy tiene más de 80 páginas y cubre bastante de la vida social de la comunidad cubana en el estado de Kentucky, Estados Unidos.

En entrevista con Radio Televisión Martí, Fuentes se congratuló de llegar a los 121 números y “haber ayudado a cientos de compatriotas a establecerse aquí", principalmente en Louisville, su ciudad más poblada.

[Luis D. Fuentes (izq.), director de El Kentubano.

Ingeniero Mecánico, reconvertido en editor e impulsor de la publicación, este cubano no se detuvo en una revista de anuncios pagados.

Una década después el ambiente kentubano tiene como resultados la creación de la Asociación Cubano-Americana de Kentucky, el reconocimiento del Gobernador Matt Bevin y la alcaldía de Louisville a líderes comunitarios, así como el rescate y reinstalación del busto de José Martí en la ciudad de Shively.

Según fuentes El Kentubano tiene como objetivos fundamentales: ayudar y servir a la comunidad, el agradecimiento a Estados Unidos como tierra de acogida y “el amor a la patria, mantener las raíces vivas”.

Es muy común ver entre sus páginas a artistas de la talla de Xiomara Laugart o Paquito de Rivera con la revista en las manos; o estrellas como el pitcher cubano Aroldis Chapman, el jardinero de Grandes Ligas Yasiel Puig o el jonronero (retirado) Víctor Mesa.

Según las cifras del Censo en 2014, vivían 9,190 cubanos en Louisville y la zona metropolitana del Condado Jefferson, hoy los nacidos en Cuba superan los 14,000, de acuerdo con residentes en el área.

Fuentes pasó de barrer en una factoría en Frankfurt, la capital estatal, a revalidar su título en horas arrancadas al descanso para convertirse en el coordinador ambiental de la empresa. En 2018, ya convertido en uno de los líderes de la pujante comunidad, fue nombrado Comisionado de Derechos Humanos por el Gobernador de Kentucky, Matthew G. Bevin.

Trabajar desde cero en la publicación, a sabiendas de que ‘no es un gran negocio” le ha traído la satisfacción por los contactos que ha podido hacer. “Conocer a figuras, ya sea políticos, artistas, músicos, deportistas, que cuando vienen a Kentucky se alegran de que tengan una publicación que representa a la comunidad cubana”.

Luis D. Fuentes, Dir. El kentubano-Entrev. Radio Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:39 0:00

El equipo de producción, encabezado por Fuentes, está compuesto además por Elizabeth Alarcón (diagramadora), Yani Díaz en la edición, y los colaboradores Braulio Mesa, Edwin Amaya y Eleida Oliva.

El número especial por la celebración del aniversario cerrado está antecedido por un editorial donde explica: “Lo que comenzó como un sencillo tabloide de poquitas páginas hace 10 años, hoy día es una revista repleta de información útil, actual y balanceada, de variadas secciones, con un diseño y periodismo profesional, que por su contenido y calidad ha obtenido importantes premios de organizaciones privadas y gubernamentales”.

Esta edición incluye una breve entrevista al pitcher cubano Vladimir Gutiérrez, firmado por los Rojos de Cincinnati por más de 4 millones de dólares, y a la joven de 23 años Yadira Revé Naranjo, gerente general de Vision-Works, una clínica oftalmológica a la que llegó como recepcionista.

No faltan los consejos y alertas sobre las estafas más comunes de la temporada, como las de las llamadas telefónicas con ofertas de viajes, extensión de seguros para vehículos o verificación del número de seguro social.

Pero tirios y troyanos lo critican, asegura Fuentes, porque además de anuncios de autos, ventas de productos alimenticios o seguros de viviendas, la revista toca temas políticos.

“En las llamadas hay personas que me dicen que soy comunista, que este periódico es del gobierno de Cuba porque ahí se ponen artistas, músicos que viven en Cuba y se hace un artículo sobre ellos, y por esa razón me dicen ‘ese periódico es comunista’; y está la otra parte que me llaman y me dicen: ese periódico es anticubano porque nada más habla de cosas malas de Cuba, de los problemas de Cuba, usted no es ni cubano”, concluye.

¿Quienes son los primeros polizones en Miami?

María López junto a su esposo, el capitán de aviación, Carlos López Valdés. Cortesía María Lopez.

Tres jóvenes cubanos llegaron en condición de polizontes a Miami, procedentes de La Habana, el 30 de noviembre de 1960 en el vuelo 802 de Cubana de Aviación, lo que los convierte en los primeros en huir clandestinamente de Cuba en ese medio de transporte.

Aunque su fuga fue espectacular y recibió cobertura de la prensa miamense de entonces, poco se sabe de ellos. En algunas listas de la prensa de Miami, ni siquiera aparecen.

A propósito de la llegada de otro cubano, Yunier García Duarte, el pasado jueves al Aeropuerto Internacional de Miami en el compartimento de carga de un avión, Radio Televisión Martí sostuvo una conversación con la señora María López, viuda de Carlos López Valdés, uno de aquellos intrépidos hombres que escaparon de la recién estrenada dictadura cubana.

Recorte de artículo del periódico El Mundo (Miami) que recoge la entrada de López y sus dos amigos como polizones en vuelo La Habana-Miami. Cortesía María López.
Recorte de artículo del periódico El Mundo (Miami) que recoge la entrada de López y sus dos amigos como polizones en vuelo La Habana-Miami. Cortesía María López.

Junto a Carlos López Valdés, entonces de 29 años de edad, llegaron José Antonio Rodríguez del Río, de 21 años, y Enrique Henríquez, según relató María a esta redacción.

En un recorte del periódico El Mundo (Miami) de aquella época aparece la descripción del suceso, bajo el título: “Huyen de Cuba en el fuselaje de un avión”.

“(…) se introdujeron en el compartimiento de las instalaciones del aparato, por debajo del fuselaje, junto a las alas, en Rancho Boyeros, y estuvieron escondidos en dicho lugar por espacio de 9 horas y media, hasta que llegaron al aeropuerto de Miami, donde salieron y solicitaron asilo en los Estados Unidos”, reseña El Mundo.

reconocimientos a Carlos López por su trabajo en Estados Unidos.
reconocimientos a Carlos López por su trabajo en Estados Unidos.

María López, que acaba de perder a su esposo hace unos días luego de una larga enfermedad, publicó el recorte en su sitio de Facebook con el siguiente comentario: “Lo que hicieron los ‘pilgrims’ del exilio histórico y heroico…”.

Según María, Carlos venía preparando la fuga luego de pasar seis meses de encierro en la cárcel habanera de La Cabaña, acusado de atentar contra las instalaciones de la Compañía Cubana de Aviación (CCA), para la que trabajaba.

“Hubo quien se hizo el loco, el de la vista gorda y él se escabulló dentro del aeropuerto y lo metió en el avión”, recuerda.

Una anécdota interesante, cuenta la mujer, es que “uno de ellos roncaba y roncaba, y en aquella situación lo tenían que estar despertando, esto fue como a las 11:00 de la noche, y al otro día por la mañana oye que no vendrían a Miami”.

Escucharon entre la tripulación “y los milicianos que estaban allí” que la nave no vendría a Miami sino para Oriente, lo que supondría décadas de cárcel cuando no un seguro fusilamiento, pero finalmente escucharon de una contraorden, venida acaso de una equivocación, y luego de mucha espera aterrizaron en la Ciudad del Sol.

Al llegar no se entregaron a las autoridades federales, rememora María. “En vez de entregarse a Inmigración, van a ver a un tío mío que era periodista, y le empiezan a contar lo que pasaba y en eso lo llaman [las autoridades] y le dicen que han dado orden de tirar a matar porque se han colado tres polizones en Miami, [procedentes de] un avión de La Habana y él les dice ‘no, aguanta, los tengo aquí, se están entregando porque están muy nerviosos y ellos están dispuestos a… [entregarse]”, relató.

Entrevista con María López- Luis Felipe Rojas
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:56 0:00

Para María, que quedó en Cuba a cargo de los dos hijos del matrimonio, vino lo peor. Cinco meses después López formó parte de los expedicionarios que atacaron Cuba en la Brigada de Asalto 2506 por Bahía de Cochinos, y como parte de la recogida de supuestos simpatizantes fue a dar a los calabozos de la Unidad Policial de Santiago de las Vegas, y luego “al Palacio de los Deportes y de ahí a “El Príncipe”, un periplo de 10 días de encierro e interrogatorios.

La mujer, comenta, llegó meses después a Miami y solo por medio de algunos amigos y conversaciones en encuentros de veteranos ha escuchado de las posteriores incursiones de su esposo, -que llegó a Capitán de aviación de los Estados Unidos- a territorio cubano como parte de los Teams de infiltración.

“Carlos nunca hablaba, yo me entero de cosas que ha hecho por comentarios cuando hemos estado en reuniones, no era un tipo alardoso”, concluye.

Krauze emplaza a Latinoamérica a ver de frente "el fracaso histórico de la revolución cubana"

El historiador mexicano Enrique Krauze, en una imagen tomada en octubre de 2018 en Madrid (Gabriel Bouys/AFP).

Salvo excepciones, los historiadores e intelectuales latinoamericanos se han negado a ver de frente el fracaso histórico de la revolución cubana y la dominación opresiva y empobrecedora de su patriarca Fidel Castro, escribe el historiador mexicano Enrique Krauze en una columna que The New York Times publicó el 13 de agosto --cumpleaños del patriarca-- en su sección Revolución 60.

“La realidad de Venezuela —cobijada por Cuba— es inocultable y la realidad cubana lo será cada vez más”, pronostica Krauze. “El Comandante declaró: ‘La historia me absolverá’. Pero si se examina el pesaroso legado de su gobierno, es probable que no lo haga”.

En el artículo, titulado Mis décadas con Fidel Castro, Krauze escribe que al final de la primera década “había pasado del entusiasmo a la desilusión” después que en agosto de 1968 el gobernante apoyara la entrada de los tanques soviéticos en Praga mientras él y jóvenes de su generación enfrentaban los tanques del ejército mexicano, que meses más tarde, el 2 de octubre, cometieron la Masacre de Tlatelolco.

El fundador y editor de la revista Letras Libres evoca cómo un grupo de intelectuales y escritores se desmarcaron del proceso cuando en 1971 encarcelaron y obligaron a Heberto Padilla a flagelarse por haber escrito el trascendental poemario Fuera de Juego.

Heberto Padilla (1932-2000)
Heberto Padilla (1932-2000)

“Varios escritores firmaron un par de cartas de protesta, pero en ellas faltó un nombre conspicuo: Gabriel García Márquez”, subraya Krauze.

Dice que como estudiante universitario siguió con interés la querella que anticipaba la división de la izquierda intelectual en dos vertientes, la democrática y la autoritaria, y que la primera “fue siempre minoritaria”. Tanto, que cuando en 1973 el chileno Jorge Edwards se atrevió a criticar el castrismo en Persona non grata, su testimonio como embajador de Salvador Allende en La Habana, “la izquierda lo condenó al ostracismo”.

Recuerda también que Octavio Paz fue una excepción en momentos en que la cultura iberoamericana se distanciaba de Castro sin romper con él, y que en la revista Vuelta (1976-1998), “Paz encabezó la disidencia intelectual en español contra el totalitarismo del orbe soviético”, al punto de que, para sus detractores, se había vuelto de derecha.

Octavio Paz (1914-1998)
Octavio Paz (1914-1998)

“Ese reproche le pesaba”, escribe Krauze. “Quizá por eso, cuando hacia 1978 el historiador Hugh Thomas —autor de Cuba: la lucha por la libertad— nos envió una crítica feroz al régimen de Castro, Paz se negó a publicarla. ‘Nos van a matar’, me dijo. Apenas exageraba”.

El éxodo del Mariel y la vida y obra de escritores como Reinaldo Arenas propiciaron su ruptura definitiva con la revolución cubana y Fidel Castro, manifiesta. “Y así como Vuelta había dado voz a los disidentes de Europa del Este, comenzamos a publicar a los disidentes cubanos, sobre todo a Carlos Franqui y a Guillermo Cabrera Infante”.

Al visitar Cuba en julio de 2009, Krauze dice haber comprado en una plaza de La Habana Vieja el libro del historiador Leví Marrero Geografía de Cuba. Cuenta que, con solo hojearlo, se enteró de algunas cosas.

El deterioro de la ganadería en Cuba durante la "revolución" es una de las diferencias palpables si se compara con la que existía antes de 1959 (Archivo).
El deterioro de la ganadería en Cuba durante la "revolución" es una de las diferencias palpables si se compara con la que existía antes de 1959 (Archivo).

“Antes de la Revolución, Cuba tenía una economía rica y diversificada”, escribe. “En 1946, Cuba tenía 4,135,000 cabezas de ganado, una proporción de 0.87 de res por habitante, más del doble del per cápita mundial (0.35). El 42.9 por ciento de la superficie de Cuba se dedicaba a pastos. Desde 1940 Cuba no solo era autosuficiente en carne: la exportaba”.

Fue Yoani Sánchez quien le contó que ahora los campesinos amarraban las reses a orillas de las líneas ferroviarias para que se sacrificaran por accidente y poder comer carne legalmente, relata.

Al intentar hacer en 2015 un balance histórico de la revolución cubana, escribe Krauze, puso énfasis “en la responsabilidad personal y directa de Fidel en las recurrentes crisis económicas” y subrayó lo que él considera “la responsabilidad histórica de Estados Unidos en el drama cubano”.

El historiador mexicano dice haber celebrado la apertura hacia La Habana bajo la administración de Barack Obama. Asegura que, “por desgracia”, la política del presidente Donald Trump, “dio al traste con las posibilidades de conciliación, lo cual ha contribuido a cerrar aún más la urgente apertura de Cuba”. Y según él, “a perpetuar el castrismo”.

Descarga eléctrica deja 5 víctimas mortales en Mayabeque

Descarga eléctrica

Dos adultos y tres menores fallecieron el jueves tras recibir una descarga eléctrica en la playa La Puntilla de Santa Cruz del Norte, provincia de Mayabeque.

Se considera que este lugar es uno de los más afectados por los rayos en la región, debido a la fuerte carga eléctrica de las tormentas, especialmente en los meses de verano, publicó la agencia Reuters.

Durante el mes de enero, un intenso tornado azotó varios municipios de La Habana, dejando al menos cuatro muertos y alrededor de 200 heridos, y centenares de viviendas dañadas por los derrumbes.

El reporte oficial sustentó estar trabajando en la identificación de las víctimas, los cuales serían dados a conocer posteriormente.

Según los expertos, la mayor cantidad de descargas de este tipo se concentra en el norte de Pinar del Río, el interior de La Habana, Artemisa y Mayabeque y en el oeste de Matanzas.

Estos fenómenos se acentúan durante el período lluvioso, que va de mayo a octubre.

Medios oficiales informan que unas mil 682 personas entre 1979 y 2013 perdieron la vida debido a este fenómeno natural.

[Redactado por Vanessa Cardona con información medios oficiales y Agencia Reuters]

Un cubano llega a Miami en la panza de un avión de pasajeros

Un hombre identificado como Yunier García Duarte llegó al aeropuerto de Miami en la panza de un avión de pasajeros el 15 de agosto de 2019. (Facebook).

Un cubano procedente de La Habana llegó a Miami en el compartimiento de carga de un avión Charter este jueves a la medianoche, informó la cadena local Telemundo 51.

El hombre fue identificado como Yunier García Duarte, residente en Santiago de Las Vegas. En su ropa tiene un logotipo de la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeronáuticos (ECASA-Cuba).

Trabajadores del aeropuerto en Miami enviaron tomas de video a Telemundo donde se observa a García rodeado de agentes de seguridad de la terminal aérea, junto a la aeronave del vuelo 704 de Swift Air.

Un trabajador que prefirió no ser identificado relató cómo encontraron a García Duarte. “Abrimos la puerta, como de costumbre y cuando uno se mete a bajar las maletas, sentimos un ruido. Alguien gritó: ‘Vengan para acá que a lo mejor se escapó un perro’, de los que traen las personas que vienen a vivir a Estado Unidos, y cuando vamos a abrir esa parte sentimos una voz que grita: ¡No, no es un perro, no es un perro, soy yo!”.

Según indicó el trabajador, García solo pidió agua y dijo que estaba muy cansado.

El joven se identifica en su perfil de Facebook como trabajador del Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana.

Una tía del polizón confirmó a Telemundo la identidad del joven, se alegró de encontrarlo bien y declaró que lo que más quisiera es “que se pudiera quedar en Estados Unidos para su mejor futuro”.

Yunier García Duarte se encuentra en una difícil situación legal, debido a que ya no existe la ley Pies Secos-Pies Mojados, que le permitía quedarse en el país si pisaba suelo estadounidense.

En entrevista para el programa Tras la Noticia, de Radio Televisión Martí, Miguel Inda, abogado a cargo del caso de Yunier García explicó que el cubano, detenido en el aeropuerto “ya ha dicho que tiene miedo de volver a Cuba”, un requisito fundamental para aplicar por la Ley de Asilo Político.

El letrado señaló que el procedimiento es el del miedo creíble. “Sabemos que si a él lo devuelven después de esta salida, lo que le puede esperar en Cuba si es deportado. Como cubano puedo entender eso más que una persona que probablemente no sabe cómo funciona Cuba”.

En varios videos publicados en redes sociales se puede ver al hombre interpelado por oficiales, en otro, firmando un documento, con comentarios de uno de los presentes: “Se embarcó, está firmando la deportación (…) ese mañana está en Cuba”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG