Enlaces de accesibilidad

Cuba

250 dólares por una noche desagradable en hotel de EEUU en Cuba

Una habitación del Four Points by Sheraton en La Habana.

¿Sería Starwood capaz de mejorar unas instalaciones que los huéspedes han hecho pedazos con críticas en internet por sus grillos, cucarachas y alfombras sucias? La experiencia de un huérped dice que hasta el momento no.

Cuba es una tierra de esplendores arquitectónicos, asombrosos paisajes, gente cálida y algunos de los peores hoteles del mundo.

Los estados socialistas no son reconocidos por su administración hotelera y he escuchado y vivido una serie de historias de terror desde que me mudé a Cuba en 2014: alimentos incomibles, personal grosero, fugas de aguas residuales en las cocinas, puertas de cristal que se hacen añicos mientras los huéspedes se duchan.

Así que cuando la gigante hotelera estadounidense Starwood anunció un acuerdo para hacerse cargo del Hotel Quinta Avenida, administrado por el ejército cubano en la elegante sección de Miramar de La Habana, quedé intrigado. ¿Sería Starwood capaz de mejorar unas instalaciones que los huéspedes han hecho pedazos con críticas en internet por sus grillos, cucarachas y alfombras sucias?

Vestíbulo del Four Points by Sheraton en La Habana.
Vestíbulo del Four Points by Sheraton en La Habana.

Hay mucho en juego en la respuesta.

El turismo se incrementó en un 20% el año pasado después de que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama declararon un descongelamiento de las relaciones entre ambas naciones. Los vuelos comerciales procedentes de Estados Unidos comenzarán en septiembre, lo que atraerá a nuevos visitantes. Y en momentos en que su benefactor Venezuela se está desplomando, Cuba necesita el dinero de los turistas.

Pero hay una escasez de habitaciones de hotel decentes, incluso en las instalaciones etiquetadas como de cinco estrellas. Las cadenas estadounidenses esperan ayudar a resolver ese problema y regresar al que fuera un popular centro turístico para los estadounidenses y que poco a poco reabre su economía luego de medio siglo de socialismo.

En caso de que las compañías estadounidenses puedan expandir y mejorar el sector hotelero administrado por el gobierno cubano podría haber muchos ganadores.

Así que hice una reservación.

​Por medio del cibersitio de Starwood, reservé una "Habitación Clásica" con una cama king para dos personas por 250 dólares. Con el fin de poner a prueba la invitación de Starwood para que los huéspedes hagan solicitudes especiales, pedí almohadas adicionales, agua y un mapa a mi llegada.

Una habitación del Four Points by Sheraton en La Habana.
Una habitación del Four Points by Sheraton en La Habana.

Starwood ha estado reentrenando al personal en el Quinta Avenida, que fue rebautizado como Four Points by Sheraton La Habana. El entrenamiento se nota: El registro como huésped fue notablemente sencillo para un hotel cubano. Los recepcionistas fueron atentos y hablaban un inglés fluido. Mi prometida y yo recibimos nuestra llave y enfilamos a la habitación. Había dos camas individuales en lugar de una king, sin agua, mapa o almohadas adicionales. La recepción rápidamente nos cambió a una habitación con cama king.

Pero el resto de nuestra experiencia fue bastante desagradable. Un mes antes, el hotel fue renombrado con gran fanfarria, incluidas comodidades prometidas como las confortables "camas características" de Starwood. Pero nuestro colchón estaba aguado, con una colcha decorativa manchada y las sábanas dobladas sobre una especie de tapete de plástico como el que se utiliza con los niños que mojan la cama. Cuando investigué por qué una de las lámparas al costado de la cama no funcionaba (le faltaba el foco), me di cuenta de que toda la lámpara montada en la pared estaba floja y se balanceaba en la única posición en la que impedía que se viniera abajo.

Las alfombras de los pasillos parecían nuevas y la pintura lucía fresca, y nuestra habitación contaba con una secadora del cabello, ducha y losetas de baño que parecían nuevas. Pero las paredes estaban sucias y percudidas. A las mesas parecía que alguien les había quitado calcomanías con un objeto puntiagudo. La puerta del minibar estaba floja y las bebidas navegaban en un charco de agua a temperatura ambiente.

La cafetera venía con dos paquetes de café, una bolsa de té y el letrero: "Café-Té NO INCLUIDOS". El internet en la habitación tenía un costo de 5 dólares la hora.

Desanimados, mi prometida y yo nos fuimos a la piscina. El recepcionista nos dijo que estaba abierta hasta las siete de la noche, aunque añadió gentilmente: "Pueden nadar hasta las 9 o 10".

La piscina solo abre hasta las 7:00 pm.
La piscina solo abre hasta las 7:00 pm.

Llegamos a las 6:30 p.m. Estaba cerrada. Un trabajador la limpiaba con sustancias químicas que estaban en un cubo de plástico y nos dijo que podíamos volver en dos horas.

Fuimos a la espaciosa terraza para tomar unos cocteles y bocadillos. El coctel de camarón no estaba tan malo: un puñado de camarones bañados en aderezo ruso en una copa de Martini rellena de lechuga. Pero el menú data de las épocas en las que se abrió el hotel en 2010 y era dirigido por la cadena ibérica Barceló. ¿Cómo lo sé? Porque alguien le pegó con cinta adhesiva una etiqueta de papel con el logotipo de "Four Points by Sheraton" en el frente. Cuando retiré la etiqueta, decía "Barceló".

Sin la disposición de arriesgarnos con las entradas, huimos a un excelente restaurante privado cercano, y luego nos detuvimos en el vestíbulo para finalizar con la última copa de la noche.

Pedí un vodka Absolut con agua mineral y limón. No sé qué me dieron, pero no era Absolut. Sabía a disolvente de pintura y me escaldó la boca.

Cuando me quejé con la cantinera, lo probó y estuvo de acuerdo conmigo en que no era Absolut, pero me mostró la botella e insistió en que nadie en el hotel la había rellenado con una marca menos costosa o con licor adulterado. Abrió una botella nueva de Finlandia y me sirvió un trago, que sabía justo como se anunciaba.

Fui al sanitario para hombres, pero hui en el momento en que abrí la puerta, ahuyentado por el olor a drenaje. Volvimos a la habitación.

Nuestra estadía finalizó la mañana siguiente con su punto más bajo.

El buffet gratuito lucía incomestible y lo era: una serie de cazuelas que contenían huevos revueltos de dos tonalidades, salchichas grasientas y hot dogs hervidos e hinchados que flotaban en agua tibia. Para acompañar, una mezcla de bollos de pan rancios y frescos, y una selección de trozos de guayaba, papaya y sandía.

Exterior del hotel "Four Points by Sheraton" en La Habana.
Exterior del hotel "Four Points by Sheraton" en La Habana.

Intenté probar una de las salchichas de tonalidad grisácea y tuve que escupirla. Estaba más fría que la temperatura ambiente. Todo eso acompañado de un café aguado y amargo y que dejaba la boca con un sabor a químicos.

Registramos nuestra salida y nos fuimos a casa para recuperarnos.

Pablo Casal, gerente del hotel, parece trabajar arduamente para mejorar las deterioradas instalaciones que recibió de Gaviota, la rama turística del ejército cubano. Cuando se le pidió comentar sobre nuestra experiencia, aclaró que todas las transformaciones hoteleras toman tiempo y que los huéspedes pueden esperar una rápida mejoría en los próximos meses, incluida la llegada de los nuevos colchones con el estándar de Sheraton y la ropa de cama a principios de septiembre.

"Si se quedan en este momento en el hotel, pueden tener una buena experiencia. Pero no es la que nosotros queremos brindar", me recalcó. "Queremos contar con todos los estándares".

Creo que será capaz de mejorar de manera drástica su hotel en los próximos meses. Pero hasta entonces, aquellos que esperen disfrutar de estándares internacionales en el primer hotel administrado por Estados Unidos en Cuba en más de 50 años podrían volver decepcionados a casa.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba reporta 1 481 nuevos casos de COVID-19 y nueve fallecidos

Estruendosa inflación es la base de los problemas económicos de los cubanos

Cuba reportó este viernes 1 481 nuevos casos de COVID-19 y nueve fallecidos.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap) mencionó que hay en total actualmente 7 748 confirmados.

Además se registraron 206 casos en edades pediátricas, 12 menores de un año y seis pacientes menores de seis meses, de ellos un recién nacido.

Las salas de terapias intensivas documentan 150 pacientes confirmados con esa enfermedad (73 críticos y 77 graves).

Los nuevos contagios por provincia son: Pinar del Río: 75 casos; Artemisa: 62 casos; La Habana: 328 casos; Mayabeque: 77 casos; Matanzas: 155 casos; Cienfuegos: 68 casos; Villa Clara: 66 casos; Sancti Spíritus: 68 casos; Ciego de Ávila: 60 casos; Camagüey: 185 casos; Las Tunas: 10 casos; Granma: 29 casos; Holguín: 70 casos; Santiago de Cuba: 168 casos; y Guantánamo: 60 casos.

Esta semana la Organización Panamericana de la Salud (OPS) volvió a situar a Cuba entre los países de la región con más casos de coronavirus.

La Directora de OPS, Carissa F. Etienne, al actualizar sobre la situación de la pandemia en el continente, dijo que en la región del Caribe, Cuba y la República Dominicana son los países que más casos nuevos están produciendo y que Trinidad y Tobago reporta altas tasas de mortalidad.

El gobierno de Cuba se ha negado a participar del Mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud, creado para que los países de ingresos medios y bajos accedan a las vacunas, en su lugar apostó por inocular a parte de la población con ensayos de vacunas producidas a nivel nacional, aún en fase experimental.

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel reconoció este lunes lo que cientos de cubanos han venido denunciando durante la pandemia: que las autoridades cubanas no tienen control de la crisis sanitaria en el país.

El incremento de casos y muertes en junio y un pronóstico de crecimiento de casos diarios para los próximos días en varias provincias hacen ver que las medidas tomadas y reforzadas una y otra vez han sido insuficientes.

"No estamos haciendo las cosas bien", reconoció Díaz-Canel en una reunión en la que el Ministro de Salud Pública (Minsap), José Angel Portal Miranda, alertó que las nuevas cepas están generando mayor transmisión y a mayor velocidad.

La SIP denuncia ola represiva en Cuba contra periodistas independientes

Una patrulla de policía vigila las calles de La Habana en medio de nuevas medidas restrictivas por el repute de casos de coronavirus.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció este viernes en un comunicado el aumento de la represión contra periodistas independientes en Cuba.

La organización alertó sobre una ola de represión en la isla y mencionó a varios periodistas cubanos como Jorge Enrique Rodríguez, de Diario de Cuba; Yoe Suárez, de La Hora de Cuba y de Diario de Cuba, - arrestado y multado el jueves-; y Lázaro Yuri Valle, autor del blog Delibera, quien está incomunicado en Villa Marista, cuartel de la Seguridad del Estado.

En el caso de Rodríguez estuvo detenido por 24 horas en la estación de Capri luego de ser arrestado en el Tribunal Militar del Ejército Occidental, en el Calvario, Arroyo Naranjo, cuando cubría un juicio a seis hombres por agresión sexual a una menor ocurrida en 2020 y donde tres de los acusados son militares.

La entidad regional dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas expresó también preocupación por la condición de salud del periodista Esteban Rodríguez, encarcelado desde el 30 de abril y que actualmente ha contraído Covid-19.

"Su esposa denunció que el comunicador ha sido torturado", indica la SIP.

La organización en el mismo comunicado expresó su más profunda condena por el asesinato del periodista Gustavo Sánchez Cabrera, director del medio digital Noticias Minuto a Minuto, el 16 de junio en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec, estado de Oaxaca,en México.

Además, la SIP mostró preocupación por el atentado contra Pincen Mora, locutor y director de la emisora digital "Extrema Noticias", en Medellín, Colombia.

La leche, un alimento casi imposible por estos días en Cuba

La leche, un alimento casi imposible por estos días en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:47 0:00

Reportero detenido en manifestación de Obispo está internado en hospital de la Prisión Combinado del Este

Prisión Combinado del Este, en La Habana. (Reuters/Archivo)

El periodista independiente Esteban Rodríguez, encarcelado desde el 30 de abril y contagiado con COVID-19, está internado en el hospital de la prisión Combinado del Este, en La Habana.

El pasado martes fue llevado desde la prisión de Guanajay, en la provincia Artemisa, donde aseguran lo mantenían esposado de manos y pies, hacia el hospital La Covadonga en la capital cubana, tras detectarse que estaba infectado con coronavirus.

La esposa del activista, Zuleidis Gómez Cepero recibió el miércoles una llamada desde la sala de los reclusos del mencionado hospital, para informarle que Rodríguez estaba siendo ingresado allí por sospecha de COVID-19.

Este viernes en declaraciones a Radio Martí, el comunicador Héctor Luis Valdés Cocho, quien pudo hablar con la esposa de Rodríguez, confirmó del nuevo traspaso del activista al Combinado del Este.

Declaraciones de Héctor Luis Valdés Cocho
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:45 0:00

El corresponsal de ADNCuba y uno de los activistas del Movimiento San Isidro fue detenido el pasado 30 de abril durante una protesta pacífica en la calle Obispo, en La Habana y está siendo procesado penalmente por los supuestos delitos de "desorden público" y "resistencia".

Régimen reprime a los que intentan llegar a sede del Movimiento San Isidro
please wait

No media source currently available

0:00 0:13:26 0:00

Reconocidas organizaciones internacionales y personalidades que defienden los derechos humanos se han pronunciado por Rodríguez.

Esta semana José Miguel Vivanco, director de las Américas de Human Rights Watch y ​Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, exigieron su liberación.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, RELE, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, expresó su preocupación por la situación del periodista independiente.

“La Relatoría ha tomado conocimiento de denuncias sobre las graves condiciones de detención, que incluirían castigos físicos”, denunció la organización adscrita a la OEA.

Además exhortó al régimen cubano a respetar el “debido proceso legal” y sus garantías y parar con las acciones represivas en contra de la libertad de expresión.

El régimen debe “poner fin a la práctica de hostigamiento y uso arbitrario de figuras penales contra quienes ejercen legítimamente su derecho a la Libertad de Expresión sobre asuntos de interés público”, concluyó la organización.

[Con entrevista realizada por Ivette Pacheco para Radio Martí]

Desde EEUU a Cuba: millones de jeringas para vacunas

Personas esperan ser vacunadas contra el COVID-19 con la vacuna cubana Abdala, en un consultorio médico en La Habana. (AP/Ramón Espinosa).

Las autoridades cubanas han calculado que serán necesarios entre 20 y 25 millones de jeringas para vacunar al pueblo contra el COVID-19, un objetivo que podría estar a punto de cumplirse con las donaciones desde Estados Unidos, informó este jueves el diario 14ymedio.

"La iniciativa está siendo gestionada mediante la campaña Salvando Vidas e incluye decenas de organizaciones nacionales y locales, incluyendo MEDICC, DSA, CodePink [una de las promotoras del Nobel de la Paz para la brigada médica Henry Reeve], IFCO y el Centro de Estudios Cubanos", explicó recientemente la asociación, que prevé llevar a la isla en torno a 10 millones de jeringuillas en contenedores", precisó el diario.

14ymedio reporta que paradójicamente, la asociación que ha lanzado desde su fundación a mediados de los 70 diversas campañas para financiar proyectos médicos en Nicaragua, El Salvador o Guatemala, además de Cuba, se apoya en un permiso de exportación del Departamento de Comercio de Estados Unidos para poder realizar las donaciones.

Las sanciones impiden al Estado cubano comprar el material, pero a su vez el mismo Gobierno estadounidense le facilita obtener el producto sin invertir un céntimo, indicó el diario digital dirigido por la periodista independiente Yoani Sánchez.

Global Health Partners, con sede en Nueva York, informó en su página web que desea recaudar 100 mil dólares para la campaña, y recalcó que cuenta con un permiso del Departamento del Comercio de Estados Unidos.

Entretanto, el gobierno cubano confirmó en marzo que grupos de caridad en Canadá enviarán alrededor de dos millones de jeringas a la isla, para hacer frente a la pandemia.

Cargar más

XS
SM
MD
LG