Enlaces de accesibilidad

Economía

Criar clarias y sembrar calabazas: la solución que propone el gobierno al hambre y la escasez

Escena captada el 18 de junio en una calle de San José de las Lajas, en la provincia de Mayabeque (Archivo/Yamil Lage/AFP).

Sembrar calabazas, incrementar la producción de clarias y tomar limonada son las propuestas más recientes que han aparecido en los medios estatales ante el serio problema de la escasez de alimentos y la casi nula producción agrícola.

"Estamos pasando hambre y a final de mes muchas veces nos acostamos sin comer, mientras que el resto de los días inventamos algo para engañar el estómago", dijeron cubanos consultados por Radio Televisión Martí.

Hace apenas una semana, en la provincia de Sancti Spiritus, el ex espía Gerardo Hernández, actual vicecoordinador de los CDR en Cuba, llamó a los cubanos a sembrar calabazas para mitigar la escasez de alimentos que afecta al país.

Que me entreguen la tierra que yo la voy a hacer producir
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00

"Es una falta de respeto", dijo Vladislav Ríos, residente en un área rural cercana a Jatibonico, en Sancti Spíritus, quien asegura que "lo que debe hacer el gobierno de inmediato, es permitir la iniciativa privada".

El funcionario dijo que si en Cuba hay cerca de 38 mil CDR y en cada uno se cosecha una calabaza, serán entonces 38 mil calabazas con las que contarían para contribuir a la alimentación del pueblo.

Ante semejantes declaraciones, Ríos dijo que solo pide que el gobierno lo deje trabajar. "Que me entreguen la tierra, que yo la voy a hacer producir y sé que hay muchas personas que quieren hacer lo mismo que yo", aseguró.

Como él hay decenas de familias que pasan hambre, dijo.

"En mi caso la mayoría de las veces no tenemos ni café cuando nos levantamos, y la leche y el pedacito de pan lo dejamos para los tres niños" agregó.

En su municipio no hay frijoles, ni se espera que en futuras cosechas los campesinos puedan lograr el grano porque la sequía este año ha hecho serios estragos. Tampoco hay arroz en los mercados agropecuarios, y el del racionamiento no alcanza para finalizar el mes, agregó.

En Alto Songo, provincia de Santiago de Cuba, también los pobladores la están pasando "muy, pero muy difícil", dijo el activista Yordanys Labrada.

"No aparece el arroz, la carne mucho menos, apenas se consiguen algunas viandas y las cosechas se han perdido por la sequía", detalló.

La escasez de alimentos nos obliga a irnos a la cama con el estómago vacío
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:29 0:00

La canasta básica que vende el gobierno nunca alcanza, por eso "hacemos caldos con los cuadritos de sustancia de pollo y le echamos alguna vianda, cuando se consigue, para engañar el estómago con algo caliente", detalló.

Según él, este 30 de junio sus hijos y su esposa no tenían nada para la comida. "Solo tomamos jugo de mango, que ahora es lo que más encuentras en los campos", precisó.

El pan es otro de los alimentos que "ayuda" en la dieta diaria de la población, pero sólo venden "una bolita" por persona, y nosotros hacemos "como hacen todos, dejarla para los niños", dijo Labrada.

Aquí en Alto Songo "la gente pasa hambre, así tengan dinero o no, porque en los mercados lo único que hay es agua y ron", añadió.

Los campos están llenos de hierbas y de marabú; nadie siembra nada, y el que tiene un pedacito de tierra lo poco que cosecha lo deja para el consumo familiar o el intercambio con otro vecino, dijo Emiliano González, residente en El Horno, municipio de Bayamo.

La solución a la escasez de alimentos requiere de aperturas
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

La dieta del cubano está enfocada en tres ingredientes básicos: arroz, frijoles y carne de cerdo, pero ahora con la "situación coyuntural, como dicen los del estado, vivimos con lo que aparezca", apuntó.

En el barrio de González algunos vecinos crían un cerdo, otros cosechan algún maíz, luego hacen trueques y "así vamos pasando".

El aceite vegetal, que solo se puede comprar en las tiendas en moneda convertible (las TRD), es muy difícil de adquirir en el pueblo. Por eso están usando mucho la "grasa o aceite de corojo".

En las aéreas montañosas del territorio hay plantas de corojo, y la gente por cuenta propia se va para allá a cortar los racimos. Luego lo procesan de forma artesanal y venden el aceite, que la gente lo compra para sus alimentos, agregó.

En San Andrés, provincia de Holguín, después que se acaba "la cuota" lo que nos queda es "sobrevivir con lo que aparezca", aseguró Dámaso Fernández Doimeadiós.

Allí también están usando el aceite de "corojo", porque es difícil comprar un pomo de aceite vegetal en la TRD, indica.

Las palabras "conseguir" e "inventar" son los términos que más usan los cubanos cuando llega la hora de preparar los alimentos, dijo la activista Tania Díaz, residente en Taguayabón, provincia de Villa Clara.

En su barrio, la mayoría de la gente no desayuna, almuerza y come diariamente. "Por lo general se hace una sola comida al día por la tarde y no siempre nos vamos a la cama satisfechos", precisó.

A fines del mes de junio, el diario provincial Vanguardia, de Villa Clara, publicó una nota informando que se incrementaría la producción de claria para sustituirla por jurel en las dietas que venden a la población.

Según René Peña Carrazana, director de Pesca Villa en la provincia, el plan de producción será de unas 1.200 toneladas de ese pescado. Sin embargo, la noticia no alegró a la activista.

Villa Clara anuncia incremento de la producción de clarias para la dieta
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

Díaz asegura que "todo el mundo rechaza ese pescado porque tiene sabor a pantano". Según Emiliano González, en Bayamo la gente come la claria "porque no les queda otro remedio: o comen eso o no comen nada".

Recordó que ciertos tipos de pescados y mariscos, como camarones y langostas, son para los que desde la oficialidad proponen al pueblo otras "alternativas".

Recientemente, dirigentes del gobierno han ofrecido como solución a la severa crisis de alimentos que azota el país la cría de jutías y avestruces, así como el consumo de limonada para paliar el hambre.

Con este último anuncio de incorporar a la dieta el pez tan rechazado por la población, González no pudo negar su molestia porque, según él, "no cabe en la cabeza de un ser humano que un pueblo pueda vivir de eso, refiriendose a la jutía, la claria, el avestruz y la calabaza.

A su criterio, la solución inmediata es dar libertad económica a los que quieran producir alimentos y "abrirse al mercado para que haya avances en el plano económico en la isla".

Vea todas las noticias de hoy

"Cuba es un cementerio de inversiones" alertan expertos ante clamor de La Habana para que exiliados abran negocios en la isla

Una vista de La Habana durante la pandemia.

Ante el creciente clamor del régimen de La Habana para que los cubanos exiliados se animen a abrir negocios en la isla, algunos expertos han recordado el fracaso de numerosos proyectos de este tipo y han alertado que Cuba es un cementerio de las inversiones.

Esta semana, a propósito del II Foro empresarial Cuba 2021 celebrado en La Habana, ministros, viceministros y diplomáticos cubanos han promovido el panel Oportunidades para cubanos residentes en el exterior para "promover su participación en negocios y explicar cómo gozan de todos los privilegios y garantías que establece la ley".

Las opciones de inversión ofrecidas a los emigrados son "proveedores de bienes y servicios a entidades cubanas, ya sea por contratos en consignación, operaciones de leasing operativos para pequeñas maquinarias o minindustrias, o también como clientes de exportaciones cubanas".

En lo que parece una contradicción de las propias leyes cubanas que no reconocen la doble ciudadanía, las autoridades comunistas han dicho en este foro que, de animarse a invertir, estos cubanos tendrán "el tratamiento de inversionista extranjero" en las modalidades de empresa mixta, de capital totalmente extranjero o contrato de asociación económica internacional.

A los ciudadanos cubanos residentes en el exterior que conservan su residencia en Cuba, se les invita a participar en la creación de micro pequeñas y medianas empresas.

Emilio Morales, presidente de la firma de asesoría Havana Consulting Group, ha descrito otro panorama en un artículo publicado en DIARIO DE CUBA: "Hoy, el régimen se ha quedado sin opciones para atraer la inversión extranjera. ¿Qué lastre se lo impide? La propia concepción del sistema, no diseñado para atraer capital, sino para cazar bobos e ingenuos, que en su gran mayoría terminan endeudados, en bancarrota, o atrapados en el chantaje de perderlo todo si se marchan. Lejos de ser un paraíso, el mercado cubano es más bien un cementerio de inversiones".

Entre los principales obstáculos que frenaban la inversión en Cuba, Morales citó "la precariedad del sistema basado en una economía centralizada, la excesiva burocracia, la dualidad monetaria, la verticalidad en la toma de decisiones, los tabúes que impiden el desarrollo del sector privado, la limitación que tenía el inversionista extranjero de solo poder negociar con empresas estatales, y la obligatoriedad impuesta a las empresas extranjeras de contratar fuerza de trabajo local a través de una agencia empleadora perteneciente al Gobierno y no de forma directa".

También menciona que, sumado a la incompetencia del régimen y su estúpida rigidez al no liberar las fuerzas productivas, la activación del Título III de la Ley Helms-Burton por la adminstración de Donald Trump hizo que automáticamente, el mercado cubano perdiera "el poco atractivo que le quedaba, si es que todavía le quedaba alguno​".

El economista Elías Amor, en un artículo publicado en su blog Cuba Economía, donde analiza el alcance del II Foro Empresarial, dice que con el llamado a los cubanos residentes en el exterior a invertir su capital en la isla "No irán muy lejos".

"Mientras que el contencioso de las confiscaciones de los derechos de propiedad no se resuelva, no parece razonable invertir en algo que, probablemente, pertenezca a alguien diferente. Por eso, tiene poco sentido que los cubanos residentes en el exterior vayan a participar en Cuba", indica el experto.

Las MIPYMES en Cuba: oportunidades y retos, según un especialista

Una mujer espera que le muestren un vestido en una tienda privada de ropa y artesanías en La Habana. (AP Foto/Ramón Espinosa, Archivo)

Cuba ha autorizado más de 900 micro, pequeñas y medianas empresas, conocidas como MIPYMES, en alrededor de tres meses, en medio de una desesperada carrera por animar la economía de la isla.

Las MIPYMES fueron otro paso de una serie de flexibilizaciones graduales a la iniciativa privada cerrada en 1968, durante la llamada “ofensiva revolucionaria”, cuando talleres, comercios y timbiriches fueron absorbidos o clausurados por el Estado.

“Es el reconocimiento de la propiedad privada, se ha obtenido la personalidad jurídica o parte de esto. Además, se separa el patrimonio personal de los socios del de la empresa. Esto no ocurría con los trabajadores por cuenta propia”, explicó a Radio Televisión Martí Ángel Marcelo Rodríguez Pita, experto en emprendimientos privados.

“También hay cierta posibilidad de acceso a créditos en MLC [Moneda Libremente convertible] y CUP [Unidad de Pesos Cubanos] y digo cierta posibilidad porque las financieras aprobadas hasta el momento, están hablando de que se otorgan créditos en MLC, pero se deben devolver en un plazo de cuatro meses. Y es muy difícil realizar un proceso inversionista a través de esos préstamos y devolverlo en 4 meses cuando se trata de importar determinados bienes, equipamientos e insumos y que ya estén disponibles, instalados esos medios en el negocio en menos de 4 meses. Eso no ocurre así “, apuntó el especialista.

Según la nueva ley, las MIPYMES deben constituirse como Sociedad de Responsabilidad Limitada y pueden tener entre tres y 100 empleados. Pueden ser privadas o estatales o formar parte de una cooperativa.

“Entre los retos que tienen habría que mencionar las restricciones en la cantidad de trabajadores a contratar. Estamos hablando de hasta 100. Y otro es la presión fiscal en los pagos de contribución a la Seguridad Social”, subrayó el también director de la organización independiente Cuba Humanista.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

Los aspirantes tendrán que enfrentar numerosos obstáculos como la desactualización del Código Laboral de la República, lo que limita la sindicalización de los empleados.

Igualmente, la burocracia en los procedimientos para conflictos o sucesiones, para registrar nombres, la inscripción y “el carácter progresivo del sistema tributario que no permite la acumulación de capital para la reinversión y la generación de empleos” serían problemas a resolver.

Por ejemplo, los precios de los productos estarán acordes con lo invertido en la materia prima. El embarazoso entramado de importar los materiales, trasladarlos y cumplir con los pagos de gestión no permite rebajas.

“Existe ahora “una oportunidad de posicionamiento de la marca en el mercado y la relación tanto con empresas nacionales y extranjeras acreditadas en el país y esto es importante porque hasta la fecha no hay mercado mayorista. Seguimos con un deficiente mercado mayorista y esto permitiría a los emprendedores comenzar a relacionarse, contratar determinados bienes y servicios entre ellos, para poder suplir la ausencia de ese mercado mayorista en alguna medida”, anotó.

Concurre en detrimento de los propietarios, “el impuesto sobre las ventas minoristas y servicios a particular, que los coloca en una posición poco competitiva en el mercado con respecto a la empresa estatal porque como no hay un mercado mayorista tienen que acceder, en no pocas ocasiones, a comprar en las mismas tiendas minoristas y por tanto se incrementa el costo, lo que afecta al consumidor” por carácter transitivo, lamentó el economista.

Entre las pymes admitidas las hay dedicadas a la refacción de automóviles, producción agrícola o láctea, de materiales de la construcción, de fabricación de muebles o colchones, textiles o servicios de diseño y mantenimiento de parques, informó el Ministerio de Economía.

“Hay que recordar que esas micros, pequeñas y medianas empresas aún no pueden realizar la labor de importación y exportación de forma directa, sino que tienen que hacerlo a través de una empresa del Ministerio de Comercio Exterior y la inversión extranjera y dentro del marco nacional tienen que relacionarse, prácticamente, con empresas relacionadas al Ministerio de Comercio Interior, empresas que usualmente se mueven en pérdidas”, afirmó Rodríguez Pita.

A 200 pesos la carne de cerdo, y el frijol a 100: la inseguridad alimentaria en Cuba

Un hombre vende bananas en una calle de La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

En medio del desabastecimiento que enfrenta la población cubana, el ministro de la Agricultura Ydael Jesús Pérez Brito afirmó en una conferencia de prensa que el mayor reto que tiene su sector en la isla es “alcanzar la seguridad alimentaria”.

Mientras tanto, cubanos residentes en varias provincias del país dijeron a Radio Televisión Martí que se han disparado los precios de los alimentos, se incrementa la escasez de los productos y también hay casos de corrupción.

Desde Pinar del Río, el activista José Rolando Casares señala que los precios de los alimentos son astronómicos, inalcanzables para muchas personas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:24 0:00

“Cuesta 200 pesos la carne de cerdo limpia y el litro de aceite está oscilando entre 450 y 500 pesos”, reportó Casares.

Ramón Zamora en la capital holguinera describe la situación del precio de los alimentos en el territorio, la que califica de lamentable.

“El pollo vale 150 pesos la libra, el frijol rojo a 100 y la mano de fongo (plátanos) a 50 pesos, el arroz entre 45 y 50, es un sufrimiento para las personas desde que se levantan hasta que se acuestan para poder resolver algo”, enfatizó Zamora.

En Santa Clara el periodista independiente Guillermo del Sol, advierte que hay corrupción en las instituciones del estado que deben supervisar esta situación.

“No hay un tope para los precios, no hay respeto para el consumidor, los cuerpos de inspección provincial se dedican a la corrupción y no a prevenir ni buscar la forma de detener esto. Nadie se imagina la cantidad de ancianos que se están acostando sin comer”, dijo.

Ariadna Mena reside en la Habana Vieja en la capital, y asegura que ellos dependen para comer de la bolsa negra, la que se nutre del robo de las empresas estatales.

“Lo primero que hay que conseguir es el dinero, porque la libra de arroz está costando ya 80 pesos”, contó Mena.

En el poblado de Banes, en la provincia de Holguín, se robaron de los almacenes del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) los módulos de alimentos para el pueblo, en medio de la crítica falta de alimentos, denunciaron residentes, y supuestamente se está investigando, informa William Tamayo.

“Dirigentes de varios organismos estaban acaparando esos productos y se lo estaban robando y que luego eran vendidos en el mercado negro, los coditos y espaguetis a 200 pesos y las bolsitas de arroz a 300 pesos”, describió William.

Puerto Padre, en Las Tunas es un municipio eminentemente agrícola y, sin embargo, los precios de las viandas están allí por las nubes, nos dice Vladimir Martín Castellanos.

“Una libra de boniato cuesta 15 pesos, una libra de yuca vale 10 pesos, una libra de tomates tiene un costo de 50 pesos y una libra de malanga 40 pesos, y no es que estén siempre disponibles”, aseguró Castellanos.

Y el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal, alerta que si no hay un cambio de mentalidad por parte de las autoridades, el futuro agrícola será peor.

“Todos los campos esta enyerbados, no hay nada sembrado, esto ocurre también en la ganadería y las crías porcinas, no hay nada para el futuro”, concluyó Ajete.

Tabacaleros plantados denuncian amenaza del estado si no cumplen con plan de siembra (VIDEO)

Campos de tabaco en San Juan y Martínez
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:52 0:00

Tabacaleros cubanos plantados en protesta por las pésimas condiciones de trabajo denunciaron a Radio Televisión Martí que están siendo presionados por el Grupo Empresarial de Tabaco en Cuba (TABACUBA) con la pérdida de sus tierras en usufructo, y una multa, de no complir con el plan de siembra para la presente campaña.

Los campesinos que se dedican al cultivo de este renglón exportable en la isla están muy descontentos por el impago de sus producciones y las pérdidas que sufren, el faltante de insumos y combustible, y la prohibición de exportar sus producciones. Solo tienen la opción de vender sus cosechas al estado, mientras tanto, TABACUBA, actualmente dirigido por Marino Murillo Jorge, les dio un plazo a los productores hasta el 31 de diciembre para que concluyan la campaña de siembra.

Desde Mayarí, en la provincia de Holguín, donde se produce capa de tabaco para la exportación, el tabacalero Osmel Ramírez Álvarez afirmó que allí están plantados los productores.

“El tabaco, se puede decir que es una gran estafa los precios actuales que se le pagan a los campesinos. En este momento, lo que están es rompiendo las casas de cura y vendiendo la tela para que la gente haga sábanas en medio de la crisis, y la gente está decepcionada, porque decenas de campesinos aquí que producen capa han quebrado, habiendo producido su mejor cosecha, algo que es increíble. La campaña, este año, está muy comprometida por eso, porque el desencanto es inmenso”, enfatizó.

En San Juan Y Martínez, provincia de Pinar del Rio, el tabacalero Osmani Poveda Hernández dijo que no hay condiciones para producir tabaco.

“Ya para el próximo mes de enero el gobierno les retirará la tierra a los campesinos, y han muchos campesinos que van a entregar las tierras, porque el mismo gobierno no ofreció condiciones para cosechar el tabaco, y no se ha podido sembrar, hay un tremendo problema con eso”, aseguró.

En Bayamo, en la provincia de Granma, toda la capa de tabaco que se produce está comprometida para la exportación a la República Popular China, y los productores no quieren sembrar, señaló el agricultor Emiliano González.

“La situación está bien complicada acá. De 15 cultivadores de tabaco tapado en esta zona, solamente dos están sembrado en la presente cosecha. Los insumos son muy caros, el agua, el combustible, los pesticidas, los abonos... y no es rentable como les están pagando el tabaco a los campesinos”, detalló.

Daniel Alfaro Frías, campesino con un usufructo en San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, informó que sigue el impago con los tabacaleros.

“Toda la ganancia es para el estado. Los trabajadores del tabaco no ven un dólar, les pagan con la moneda nacional, que no tiene valor ninguno. Las pocas cooperativas que están sembrando, lo están haciendo disgustadas y bajo presión de las autoridades, pero hay trabajadores que llevan hasta seis meses que no les pagan en la cooperativa, y el descontento sigue”, dijo Alfaro.

Y en Pinar del Río, el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal, advierte sobre la actitud que han asumido los tabacaleros.

“La situación con el combustible se sabe, la situación con los créditos se sabe, la situación del impago a los productores por la venta del tabaco se sabe... Entonces, ellos amenazan al campesino con quitarle las tierras; llega el momento en que los esclavos tienen que emanciparse”, concluyó.

Tabacuba exporta tabacos a 162 países en el mundo y su estructura está conformada por 45 entidades estatales, tres mixtas (Habanos S.A, Internacional Cubana de Tabacos S.A y Brascuba Cigarros S.A).

El efecto ordenamiento, o cómo llegar a fin de mes se ha hecho más difícil en Cuba

El efecto ordenamiento, o cómo llegar a fin de mes se ha hecho más difícil en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:27 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG