Enlaces de accesibilidad

Economía

Costos por encima del 20% para importar y exportar, otro freno a los negocios privados en Cuba

Cuentapropista desinfecta su carro en La Habana ante el coronavirus

Renglones como “margen comercial” y cargos por “inspección” y “seguro”, incorporados a lo que cada entidad estatal cobra por su mediación, hacen temer que los cuentapropistas cubanos tendrán que pagar mucho más del 20 por ciento estipulado por el gobierno para que puedan importar y exportar.

Se trata de las resoluciones emitidas el lunes por el Banco Central de Cuba, el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, el Ministerio de Economía y Planificación y el Ministerio de Finanzas y Precios, y publicadas en la Gaceta Oficial.

“Todos los gastos en que incurran las entidades autorizadas, incluido su margen comercial, se deducen en dólares estadounidenses de las cuentas corrientes de las formas de gestión no estatal”, dice el Artículo 12 del Capítulo I del Reglamento del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Significa que los trabajadores por cuenta propia tendrán que pagar en dólares al gobierno de Cuba labores hechas dentro del país por empleados cubanos como inspectores, agentes de seguros, intendentes de aduanas y choferes cuyos salarios paga el Estado en moneda nacional.

El cuentapropista no participa en la negociación de los precios que luego deberá pagar: “El precio de venta de exportación se acuerda por las entidades exportadoras con el cliente externo”, reza el Artículo 17.1 del propio Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

A su vez, las entidades mediadores les cobrarán a los cuentapropistas el mismo “margen comercial” que les cobran a las empresas estatales, con la diferencia de que a estas, en ciertos casos, les cobran en pesos cubanos.

“Establecer que las entidades autorizadas a realizar actividades de comercio exterior para las formas de gestión no estatal vinculadas a la exportación, apliquen las tasas de margen comercial aprobadas por este Ministerio para esas actividades de comercialización en sus relaciones con las entidades estatales”, dice el primer punto de la resolución del Ministerio de Finanzas y Precios.

No aclara si se trata de la misma cifra, o si se aplica la tasa de cambio oficial dólar-CUP.

“A los productos que se financian centralmente solo se les aplica la tasa de margen comercial en pesos cubanos (CUP)”, dice el cuarto punto de la resolución del 16 de marzo de 2012 de la ministra de Finanzas y Precios, invocada ahora en la que regula las relaciones de los cuentapropistas con las entidades mediadoras estatales.

Si los trabajadores por cuenta propia dependen de la entidad mediadora para transportar mercancías dentro de Cuba, la empresa estatal cobrará el máximo “margen comercial” estipulado por su gestión, indica otro punto.

Para el economista Emilio Morales, presidente de la firma de asesoría The Havana Consulting Group, lejos de propiciar una mayor actividad comercial y nuevas fuentes de ingreso para la economía nacional, estas regulaciones representan un freno.

“Cuando un país está en bancarrota, lo primero que debe hacer el gobierno es liberar las fuerzas productivas, crear condiciones para que se produzca”, observa Morales. “Hay que eliminar aranceles y fomentar un comercio libre de impuestos para que fluya el resultado del trabajo; lo mismo que les dan a las empresas extranjeras en [la zona de libre comercio de] Mariel: no tienes que pagar impuestos en 10 años”.

La capacidad legal que da la cuenta en moneda libremente convertible abierta por el cuentapropista para usar los servicios de una entidad mediadora estatal es intransferible. “En ningún caso pueden utilizarse estas cuentas corrientes para prestar servicios de importación y exportación a favor de terceros”, indica el octavo punto de la resolución del Banco Central.

También aquí el dinero entra, pero no sale. La cuenta abierta queda inoperante hasta tanto el cuentapropista presente en el banco “el contrato suscrito con la entidad autorizada para realizar actividades de comercio exterior”.

Las resoluciones usan términos como “liquidez central” al referirse a las cuentas donde esas entidades mediadoras deben depositar el 20 por ciento cobrado a “las formas de gestión no estatal”, una entelequia que denomina por el lado negativo al sector privado.

“Evitan constantemente el uso de la palabra privado; lo hacen para confundir, o muchas veces eso refleja la confusión de ellos mismos”, le dijo a Radio Televisión Martí el profesor de Economía Jorge A. Sanguinetty. “Fidel Castro eliminó la contabilidad en Cuba en 1968, y ya entonces sin empresas privadas, las empresas estatales se quedaron a ciegas; no sabían cómo contabilizar costos e ingresos, y ese es el comienzo de un gran desastre administrativo por el cual todavía está pagando”.

Vea todas las noticias de hoy

El efecto ordenamiento, o cómo llegar a fin de mes se ha hecho más difícil en Cuba

El efecto ordenamiento, o cómo llegar a fin de mes se ha hecho más difícil en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:27 0:00

Informe revela que la industria turística cubana está "literalmente muerta"

Un grupo de turistas rusos se pasea por las calles de La Habana durante la pandemia. REUTERS/Alexandre Meneghini

La mala gestión de la pandemia y las pésimas estrategias apuntaladas por el gobierno cubano "han sepultado" la industria turística en la isla, y se prevé que 2021 sea "catastrófico" para el sector, "el peor en 30 años", dijo este viernes a Efe Emilio Morales, presidente de la firma de asesoría Havana Consulting Group.

El turismo en Cuba está "empantanado" a causa del "caótico manejo de la pandemia", las "malas estrategias" económicas y el deficiente uso de los recursos financieros por parte del gobierno cubano, destaca un nuevo informe de Havana Consulting Group.

Ni siquiera la inversión de más de 17.000 millones de dólares en los últimos 6 años ha servido para rescatar al sector turístico, añadió el analista económico cubano en sus declaraciones a Efe.

El valor total de las visitas a Cuba de los cinco principales emisores europeos citados declinó un 29,20 %

El informe pronostica un panorama muy sombrío para la industria turística cubana en 2021, con una caída ya al cierre de julio pasado del 85 %, en comparación con el mismo período de 2020 y del 95 % respecto de 2019.

En otras palabras, los datos muestran "una industria literalmente muerta", sentenció.

Turismo en declive desde antes de la pandemia

La realidad es que el sector turístico cubano "lleva 20 meses prácticamente clausurado", una industria clave que ya se encontraba en "declive" antes de la pandemia, en concreto desde 2018, cuando se registró un descenso del 10,84 % del turismo europeo (Alemania, Italia, Inglaterra, España y Francia), precisó el reporte de la firma con sede en Miami.

Y en 2019 continuó esta tendencia con una caída de casi el doble en este sector, al desplomarse un 20,59 % respecto de 2018.

En total, para el período 2017-2019, el valor total de las visitas a Cuba de los cinco principales emisores europeos citados declinó un 29,20 %, mientras que el mercado norteamericano solo registró un muy ligero descenso del 0,09 %.

La pandemia le ha puesto una lápida a la industria del turismo

"El caótico manejo de la pandemia por parte del gobierno cubano", sumado a las "malas estrategias" económicas y pésimo uso de recursos financieros, "han sepultado el sector turístico" en la isla, insiste el informe en sus conclusiones.

Factores que inciden también en el desplome de turismo internacional son el desabastecimiento de alimentos y medicinas, el impacto de la Covid-19 y la "alta inflación" generada por el nuevo ordenamiento.

A esto hay que añadir la "brutal represión" desatada por el régimen cubano para "aplastar" la protestas pacíficas ocurridas en más de medio centenar de ciudades en la isla en el mes de julio.

En contraste con la profunda crisis económica que atraviesa Cuba, los países competidores de la región en materia de turismo "se recuperan de forma acelerada".

De hecho, el pronóstico de Morales apunta al arribo este año de "a duras penas 400.000 turistas", tan solo un 10 % de los 4 millones que prevé en países como República Dominicana para el mismo año.

"Es lo peor que he visto en mi vida como estrategia económica y control de la pandemia. Es una incompetencia total", manifestó a Efe.

La pandemia, el "sepulturero del turismo"

Cuba, no obstante, iniciará una gradual reapertura del país y del turismo internacional a partir del 15 de noviembre, con el comienzo ya de la supuesta desescalada por la Covid-19.

En opinión de Morales, la apertura prevista para noviembre no es más que un "llamado desesperado para captar dólares", ya que "revertir esta situación en el corto plazo" resulta una "tarea imposible".

En ese contexto de reapertura del sector turístico, el gobierno cubano estima que logrará atraer unos 100.000 visitantes para la temporada de invierno, una cifra, en opinión de la consultora, "realmente insignificante" que apenas llega al 10 % de lo que habitualmente recibía el mercado cubano antes de la pandemia.

Se trata de un "declive vertiginoso" en el arribo de visitantes a la isla en los últimos tres años, insistió.

Así, en 2020 el turismo declinó un 74,6 % en relación con 2019, cuando se registró la llegada a la isla de algo más de un millón de visitantes, casi 3/4 partes menos que en 2019, cuando la cifra se situó en 4.275.558 de viajeros.

Tres años consecutivos de caída en el turismo es un dato muy alarmante para el experto, un indicador, dice, de que el gobierno no cuenta con estrategia alguna, que yerra y "hay un diseño incorrecto y malo y falta de atención al turista".

"Y la pandemia le ha puesto una lápida a la industria del turismo", acotó, para afirmar: "No creo que el sector turístico se pueda recuperar en tres o cuatro años".

Reuters: Cuba llega a un acuerdo con el Club de París para posponer deuda hasta 2022

Una bandera cubana en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

El gobierno cubano llegó a un acuerdo con el Club de París para posponer hasta 2022 el pago anual de su deuda que vence en noviembre, según un reporte exclusivo de la agencia de noticias Reuters.

El acuerdo, establecido para naciones acreedoras del Club finanaciero, se supo por informes de diplomáticos de cinco de los gobiernos involucrados.

Reuters afirma que esta es la última señal de que el país comunista está sufriendo una grave crisis cambiaria.

El acuerdo del Club de París de 2015 perdonó 8,500 millones de dólares de los 11,100 millones de la deuda que Cuba dejó de pagar en 1986, más los cargos.

Según la agencia de prensa británica, el régimen acordó reembolsar el resto en cuotas anuales hasta 2033, sin embargo no cumplió parcialmente con sus obligaciones en 2019 e incumplió totalente el año pasado.

Los diplomáticos mencionados dijeron que Cuba ahora se ha retrasado en unos 200 millones de dólares en pagos, incluido este año.

Cuba, dice Reuters, depende en gran medida del turismo para inyectar divisas extranjeras que tanto necesita su economía estatal y, además, para obtener el efectivo que necesita para reembolsar a los prestamistas.

La isla no es miembro del Fondo Monetario Internacional ni del Banco Mundial.

Ministro anticipa ligera mejoría económica para Cuba; expertos insisten en que tienen que darse cambios sustanciales

Campesinos recogen papas en Güines. AP Photo/Ramon Espinosa

Alejandro Gil Fernández, titular de Economía y Planificación en Cuba, habló este jueves de una "fase gradual de recuperación económica, un crecimiento moderado con respecto al 2020 y números favorables para el próximo año, sin embargo, expertos entrevistados por Radio Televisión Martí ofrecen un pronóstico menos optimista, teniendo en cuenta que el centralismo y el estancamiento siguen siendo el sello de la economía cubana.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:20 0:00

El ministro mencionó la aspiración de un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) ​de un 2.2% (por debajo del 6% previsto) y cifras para el turismo de 2 200 000 visitantes internacionales.

Gil Fernández dijo que la inflación es el tema más polémico por el aumento de los precios y reconoció que se hace "muy difícil trabajar los temas inflacionarios solo con medidas de corte financiero, pues son necesarias las medidas en la esfera productiva, con el incremento de la oferta, lo que marca la escasez”.

El economista Elías Amor Bravo dijo a Radio Martí que la caída del PIB, combinada con el aumento desmedido de la inflación debido al llamado ordenamiento es una terrible combinación.

“Son caídas realmente espectaculares en la educación, la sanidad, los llamados logros sociales de la revolución. Eso es un fenómeno al que los economistas le tenemos especial temor porque es de lo más destructivo que le puede ocurrir a una economía", explicó.

"Desgraciadamente nuestra isla en estos momentos está pasando las secuelas de ese ciclón devastador, que va a acabar provocando un nuevo estallido social muy parecido a lo que pasó el 11 de julio, porque esa situación no hay quien la soporte”, afirmó el académico radicado en Valencia. España.

Para el abogado Yaxis Cires, coordinador de la plataforma Cuba Humanista, es inexplicable que ante semejante crisis el gobierno siga apostando por la economía centralizada.

“Se sigue priorizando al sector estatal y no al emprendimiento privado, que en definitiva es sin dudas el que va salvar la economía cubana”, lamentó.

El sociólogo y asesor de emprendimiento, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, señaló que si no hay cambios radicales y se abre la economía, continuará la crisis.

“Yo avizoro que el año 2022 será también muy tenso para la economía cubana de no ocurrir cambios trascendentales en los próximos meses”, vaticinó Rodríguez Pita.

La reapertura del turismo internacional no sacará al país de la crisis observó la economista Martha Beatriz Roque Cabello.

“Todo ese turismo que se concentra en los Cayos y Varadero, no tiene contacto con trabajadores por cuenta propia y esta combinación de estancamiento con inflación es fatal para cualquier economía del mundo”, indicó la experta.

Osmel Ramírez Álvarez, quien como biólogo y periodista independiente aborda con precisión los principales problemas de la agricultura cubana, consideró que la economía cubana es totalmente disfuncional.

“La economía en el país está a la baja y seguirá a la baja por un buen tiempo... Imagínate que un productor de pizzas tiene que esperar por el que se roba un poquito de harina. Una economía en estas condiciones no puede funcionar, no es una economía normal”, explicó.

El País: Autorización de empresas privadas en Cuba favorece la flexibilidad, pero no contrapesa la senda autoritaria

Paladares en La Habana.

La decisión del Gobierno de Cuba de autorizar la actividad de un cupo de empresas privadas puede tener consecuencias profundas que van más allá de las cifras macroeconómicas, en las cuales su impacto será menor, según estima este martes un editorial del diario español El País.

Según El País, la medida insufla "dinamismo" a la rígida economía cubana en medio de la crisis que enfrenta, "tras más de medio siglo de la nacionalización de los negocios particulares dictada por Fidel Castro".

El gobierno cubano anunció la creación de 35 MIPYMES (micro, pequeña y mediana empresa), 32 de ellas privadas y 3 estatales, la mayoría dedicadas a la producción de alimentos y la manufactura. Estas nuevas empresas constituidas podrán tener hasta 100 trabajadores y derecho a acceso a créditos y financiación.

La apertura, sin embargo, aclara el editorial, establece "fuertes restricciones" con respecto a la importarción y exportación, actividades en las que mediará el Estado.

La reforma, aprobada en el VI Congreso del Partido Comunista en 2011, "llega con diez años de retraso", debido al temor del régimen cubano a perder el control de la economía, subraya El País.

El diario español señala que no es una casualidad que la Administración de Miguel Díaz-Canel haya implementado ahora esta medida.

"La isla vive sumida en una profunda crisis económica, que se ha visto acentuada por la pandemia y la paralización del turismo, quizá el único balón de oxígeno para Cuba desde hace más de un año y medio. Esta angustiosa situación no es ajena a las protestas del pasado verano, que derivaron en una ola represiva que el régimen ha mantenido viva con centenares de detenidos de los que poco se sabe", afirma el editorial.

El País concluye que en la isla "prevalece la venenosa senda del autoritarismo", sin que el Estado haya dado "signos de apertura que acerquen al país a estándares democráticos".

Cargar más

XS
SM
MD
LG