Enlaces de accesibilidad

En las calles de Ecuador los opositores y simpatizantes de Correa


El presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Un colectivo de movimientos sociales, incluidos indígenas, estudiantes y médicos, se movilizarán en la capital del país contra el gobierno izquierdista.

El presidente socialista de Ecuador, Rafael Correa, y grupos de oposición medirán fuerzas en las calles de Quito este miércoles, tras la convocatoria de los sindicatos a una protesta general contra las políticas del gobierno izquierdista.

Un colectivo de movimientos sociales, incluidos indígenas, estudiantes y médicos, se movilizarán en la capital del país contra el gobierno, marcha que Correa pretende contrarrestar con una concentración oficialista frente a la sede presidencial, en el centro de la ciudad.

Después de siete años de gobierno, Correa le tomará el pulso a la dispersa oposición tras el revés de su partido Alianza País en los comicios municipales del 23 de febrero, en los que perdió importantes capitales, incluidas Quito, Guayaquil (suroeste) y Cuenca (sur), si bien se mantuvo como la principal fuerza política a nivel nacional.

Encabezada por los sindicatos, la protesta fue convocada en rechazo de varias iniciativas o proyectos de ley en curso impulsados por el Ejecutivo, entre ellos una enmienda constitucional para incorporar la reelección indefinida de autoridades, lo que le permitiría a Correa continuar en el poder después de 2017.

Queremos que Correa "escuche de nosotros criterios relacionados a tres puntos fundamentales: el retiro del proyecto de enmiendas (constitucionales), el Código Orgánico del Trabajo y la gran conflictividad laboral que tenemos los trabajadores a nivel nacional", dijo el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Édgar Sarango.

Una de las iniciativas que más ha inquietado a los sindicatos es la reforma laboral que plantea el gobierno, y que aún no ha sido presentada al Congreso de mayoría oficialista. "Queremos que en el Código de Trabajo se respeten los contratos individuales, que se respete la contratación colectiva, que se respete la libertad de organización, la sindicalización y el derecho de huelga", dijo a la AFP Lenin Ordóñez, directivo de la Unión General de Trabajadores de Ecuador.

El gobierno rechazó que pretenda inculcar derechos laborales y aseguró que la propuesta busca poner topes a salarios, jubilaciones y utilidades en los sectores público y privado para "impedir grandes desigualdades", según Correa.

Por su parte, el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, insistió en que la protesta responde a motivaciones políticas antes que a un reclamo justificado de los trabajadores. Los grupos implicados en la protesta, que incluyen a indígenas que rechazan un reciente acuerdo de liberación comercial firmado con la Unión Europea (UE), anticiparon una marcha pacífica.

"De ninguna manera queremos desestabilizar a ningún gobierno (...) Nos movilizamos recogiendo ese derecho a la resistencia que tenemos en la Constitución", dijo a la AFP el líder sindical José Villavicencio.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG