Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Con más barrios en cuarentena y menos alimentos, crece el descontento de avileños y espirituanos

Estudiantes de Ciencias Médicas, encargados de las pesquisas en los barrios en cuarentena en Sancti Spíritus. (Captura de imagen/ Escambray)

Nuevos barrios amanecieron aislados este viernes en el territorio espirituano y la vecina provincia de Ciego de Ávila por casos bajo sospecha de COVID-19, mientras el desabastecimiento de alimentos alcanza su punto crítico, al igual que el descontento de la población, según dijeron residentes de esos territorios a Radio Televisión Martí.

Ambas provincias tienen los niveles más altos de la tasa de incidencia de casos confirmados con el virus por cada 100 mil habitantes.

Este jueves, en la barriada del reparto Colón, en la capital espirituana, fueron confinadas varias zonas. Los centros de aislamiento continúan sobrepoblados y con pésimas condiciones, en especial el que se encuentra en la escuela de comunicaciones, situado en la carretera central, rumbo al poblado de Guayos, informó el periodista independiente Adriano Castañeda.

“Estos lugares aislados ayer son en la calle Camilo Cienfuegos, las avenidas 26 de Julio y Soviética. Siguen abarrotadas las escuelas donde llevan a las personas. Los que están allí en la escuela de computación enfrentan condiciones muy difíciles: casi no tienen agua, la alimentación es pésima y les faltan hasta las puertas a los cubículos”, destacó.

El reparto La Piñita, uno de los más poblados de Ciego de Ávila, con unos 5 mil habitantes, fue totalmente cerrado el miércoles. Ya esta zona había tenido problemas al inicio de la pandemia, pero ahora el cierre es total, nos dice el activista Oscar Cervantes, quien cumple este viernes una semana aislado en el reparto Río Fraga, en la zona sur.

“Eso es en el suroeste de la ciudad de Ciego. Está cerrado herméticamente, nadie puede entrar ni salir del reparto, y nosotros seguimos aquí en cuarentena, esperando para ver si se dignan y abastecen un poco esto aquí, que lo que es comida como arroz, carne y frijol, eso brilla por su ausencia, y la gente con tremenda hambre. No saben qué van a hacer porque no pueden salir ni pueden trabajar”, expresó el activista.

El miedo crece en Sancti Spíritus ante el avance del COVID-19. Decenas de personas obligaron el martes pasado al administrador de una tienda a venderles aceite, según un reportaje del diario digital 14ymedio.

Desde allí, la periodista Aimara Peña González aseguró que la ciudadanía está muy preocupada por este rebrote. A la crisis sanitaria se suma el tema del desabastecimiento de alimentos y productos de aseo. Antes, cuando se vendían en las Tiendas Recaudadoras de Divisa (TRD), era más factible obtener algo que en estos momentos, con la nueva normativa por medio de la libreta de racionamiento.

“De pronto te pasabas dos días en cola, pero con suerte lograbas comprar algo para comer. Ahora, si no tienen una libreta, como es el caso mío, que no tengo libreta de abastecimiento porque estoy en el núcleo de mi suegra, me quedo sin comprar los alimentos, y como yo hay muchas personas”, señaló.

En la zona norte de la ciudad de Ciego reside el opositor José Carlos Fernández, quien comenta que pudo entrar el jueves al centro de la capital, donde es visible el aumento de repartos con acceso restringido.

Fernández desmiente las declaraciones que ofreció al Noticiero Nacional de Televisión (NTV), el gobernador de la provincia Tomás Alexis Martín. “En la televisión cubana el gobernador dijo que en Ciego de Ávila la atención médica, el control de la COVID y el alimento de la población estaba garantizado. Será el de su casa, porque el del pueblo no”, afirmó el opositor.

Este jueves, en el espacio televisivo Mesa Redonda, el primer ministro Manuel Marrero informó que a partir del 12 de octubre la isla entrará en la etapa de nueva normalidad, con la excepción de las provincias con focos activos, como La Habana, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus. Mientras la capital entrará en la tercera fase de la recuperación, las otras dos continuarán en la fase de transmisión autóctona limitada de la pandemia, por lo que se mantienen cerrados negocios, centros recreativos y limitación en el transporte público.

También fue anunciado por Marrero que la conferencia de prensa diaria del Ministerio de Salud Pública se realizará solo los viernes a partir de ahora, y continuará estando dirigida por el Director Nacional de Epidemiología, el doctor Francisco Duran García.

Vea todas las noticias de hoy

Caso de viajero con COVID-19 procedente de Sudáfrica enciende la alerta en Cuba

Decenas de vuelos suspendidos a causa del Ómicron en el Aeropuerto Internacional de Johannesburgo, Sudáfrica. (Phill Magakoe / AFP)

Un cubano positivo al COVID-19 que arribó al Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, procedente de Sudáfrica, ha encendido la alerta de las autoridades de salud ante los temores por la nueva variante del virus, Ómicron, presuntamente originada en el país africano.

Tras su llegada al país, el viajero se trasladó a su lugar de residencia, en Placetas, Villa Clara, informó el sitio en internet de la radio local.

Radio Placetas cita en su reporte al director municipal de Salud Pública, Pedro Didier Medina Llamosa, quien asegura que, hasta el momento, no se ha confirmado si el contagio con el virus está relacionado con el Ómicron.

Según el funcionario, ya han sido identificados seis contactos directos del paciente. “Uno es intradomiciliario, que es su mamá, y el resto son el chófer del auto y su esposa, que lo trasladaron de Santa Clara a Placetas, el cuñado que visita la vivienda con frecuencia, una vecina que los ayuda en las labores domésticas y dos cocheros que propiciaron su asistencia a la feria agropecuaria el domingo pasado”, detalló.

Radio Placetas subraya que, "por el alto riesgo" existente en el país de procedencia del viajero, "se trabaja intensamente en el control del foco, con mayor intensidad y calidad en las acciones previstas para estos casos”.

La variante Ómicron ha puesto en alerta a la Organización Mundial de Salud (OMS) y a la comunidad científica en general.

En una comparecencia realizada ante la OMS el pasado 29 de noviembre, su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que “Ómicron supone un riesgo mundial muy alto” aunque “aún no está claro si la variante causa una enfermedad más grave”.

Por su parte, Cuba, que apenas el pasado 15 de noviembre reabrió las fronteras al turismo extranjero, ha anunciado nuevos protocolos para los viajeros internacionales procedentes de Sudáfrica, Lesoto, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia, Malawi y Eswatini, que entrarán en vigor el próximo 4 de diciembre.

Entre las nuevas medidas de control se encuentran:

* Presentar en el punto de entrada un esquema de vacunación completo.

* El resultado negativo de un PCR-RT realizado como máximo 72 horas previo al viaje.

* Se le realizará en el punto de entrada una toma de muestra para PCR-RT a SARS-CoV-2.

* Se les aplicará cuarentena obligatoria por siete días en un hotel destinado al efecto, asumiendo el viajero los costos de alojamiento y transportación.

* Se les realizará una nueva toma de muestra para PCR-RT a SARS-CoV-2 al sexto día, y de ser negativa serán dado de alta de la cuarentena al séptimo día.

Cuba anuncia nuevas medidas de control a viajeros internacionales frente a variante Ómicron del COVID-19

Pasajeros arriban al Aeropuerto de La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

El mundo reacciona con cautela ante la aparición de la nueva variante del coronavirus denominada Ómicron y el régimen cubano no es ajeno a ello, según una nota del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) que anuncia medidas más estrictas en el control de viajeros internacionales.

La cepa, denominada Ómicron B.1.1.529, que apareció por primera vez en Sudáfrica el pasado 24 de noviembre, ha provocado que los gobiernos y los expertos sanitarios en todo el planeta hayan expresado su preocupación.

Según la nota del MINSAP, los viajeros procedentes de Sudáfrica, Lesoto, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia, Malawi y Eswatini o Suazilandia deberán cumplir los requisitos siguientes para poder entrar al país.

  • Presentar en el punto de entrada un esquema de vacunación completo.
  • El resultado negativo de un PCR-RT realizado como máximo 72 horas previo al viaje.
  • Se le realizará en el punto de entrada una toma de muestra para PCR-RT a SARS-CoV-2.
  • Se les aplicará cuarentena obligatoria por siete días en un hotel destinado al efecto, asumiendo el viajero los costos de alojamiento y transportación.
  • Se les realizará una nueva toma de muestra para PCR-RT a SARS-CoV-2 al sexto día, y de ser negativa serán dado de alta de la cuarentena al séptimo día.

Agrega la nota que en el caso de los viajeros procedentes de Bélgica, Israel, Hong Kong, Egipto, Turquía y el resto de los países de África Subsahariana (Angola, Benín, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Camerún, Chad, Comoras, Costa de Marfil, Eritrea, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Guinea Ecuatorial, Kenia, Liberia, Madagascar, Malí, Mauricio, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Uganda, Yibuti y Zambia), se les aplicarán las mismas medidas que a los países mencionados anteriormente, con excepción de la cuarentena y el PCR-RT al sexto día.

Las medidas se pondrán en vigor a partir del 4 de diciembre próximo.

Los científicos que están analizando la nueva cepa aún no han dado a conocer los resultados y continúan monitoreando la evolución de la mutación del virus. Pese a ello, se cree que su aparición está provocando “aumento exponencial” de casos positivos por coronavirus en todo el mundo.

Australia y otros países se sumaron el sábado a las naciones que ya han impuesto restricciones a los viajes desde el sur de África, después de que se descubrió la nueva variante del COVID-19.

Mientras tanto, autoridades en Ámsterdam dijeron que 61 de las cerca de 600 personas que llegaron a la ciudad holandesa en dos vuelos procedentes de Sudáfrica el viernes dieron positivo para el coronavirus y se estaban realizando más pruebas para ver si correspondían a la nueva variante.

Ómicron, denominada "variante preocupante" por la Organización Mundial de la Salud, es posiblemente más contagiosa que las variantes anteriores de la enfermedad, que ya ha infectado a más de 260 millones de personas, y causado la muerte a más de 5,4 millones, en todo el planeta.

Cubanos temen nueva ola de contagios por el arribo de turistas

Turistas rusos que se hospedan en un resort en la playa caminan por las calles de la ciudad de La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

Desde el 15 de noviembre el gobierno cubano reabrió sus fronteras al turismo internacional y, según un informe del Ministerio de Turismo (MINTUR) en la isla, ya se reciben vuelos procedentes de Rusia con destino a los polos turísticos en La Habana, Varadero, Santa Clara, Camagüey y Holguín, en momentos en que la Federación Rusa marca récords en contagios y muertes por Covid-19.

Sobre el tema cubanos que residen en las cercanías de estos polos turísticos expresaron a Radio Televisión Martí sus preocupaciones sobre la reapertura del país al turismo internacional que, según ellos, podría disparar nuevamente los casos de Covid-19.

Desde La Habana la economista Martha Beatriz Roque Cabello, apuntó sobre la llegada del turismo internacional a la isla.

“No hay condiciones para traer turismo masivo a Cuba, independientemente de que los quieran llevar para la cayería, el contagio estará presente y pienso que vamos a tener en el país una cuarta ola que será más fuerte que todas las anteriores”, pronosticó la opositora.

Para llegar al polo turístico de Trinidad hay que pasar por la capital espirituana y siempre hay un peligro de contagio, advierte el periodista independiente Adriano Castañeda.

“Las autoridades quieren buscar dinero a toda costa y van a exponer al pueblo; no estamos preparados y la situación en los hospitales es crítica, no hay medicamentos para enfrentar un nuevo brote de la pandemia del Covid-19”, aseguró el comunicador.

El polo turístico de Cayo Coco está muy cerca del municipio de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, donde ya se ven a los turistas rusos en sus calles, y hay pánico en la población, advirtió la comunicadora de la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), Dairis González Ravelo.

Reapertura al turismo en Cuba puede emperorar la crisis del Covid-19 en la población
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:26 0:00

“Los traen a Morón para visitar el parque y el museo, ya se ven en la calle y no quieren usar el nasobuco, ya desde el lunes se están reportando aquí dos o tres casos de Covid-19 diariamente”, nos dijo Dairis.

También en La Habana, el periodista Vladimir Turró mostró su preocupación con la llegada de los visitantes extranjeros.

“Quizá es en dos o tres meses estemos aún peor de lo que ya estuvimos en el pasado, los casos van a aumentar con el incremento del flujo de visitantes”, advirtió Turró.

Holguín cuenta con un importante polo turístico en la playa de Guardalavaca, y el traumatólogo Ramón Zamora señala que ya están llegando allí los turistas rusos.

“Con esta variante que está azotando muy fuerte al territorio ruso, estamos seguros que esto acá será una continuidad de la desdicha que está atravesando ahora este pueblo”, expresó Zamora.

En el poblado de Cárdenas, donde residen la mayoría de los trabajadores del turismo que operan el balneario de Varadero, la activista Leticia Ramos Herrería alertó: “Esto va a ser un desastre total con los casos de contagio, Cárdenas se convirtió en el epicentro de la pandemia cuando volvieron a abrir Varadero y tuvieron que volverlo a cerrar”.

En Pinar del Río "ya no se habla de COVID-19", advierte con preocupación líder campesino

La Habana reporta todos los días desde diciembre pasado la cifra más alta de coronavirus en Cuba. (Yamil LAGE / AFP)

El activista Esteban Ajete, líder de la Asociación de Campesinos Libres de Cuba, advierte que, de buenas a primeras, en San Diego de los Baños, donde reside, en la provincia Pinar del Río, ya no se habla de COVID-19.

“En realidad, nosotros estamos viviendo en un país donde las cifras son letras muertas, donde las cifras realmente no significan nada. Hasta ayer, como quien dice, las cifras de COVID-19 eran bastante altas”, observó Ajete en declaraciones hechas a Radio Martí.

Este miércoles, el Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó 567 nuevos casos de coronavirus y 3,245 casos activos de la enfermedad en el país.

Según el líder campesino, todo indica que este supuesto descenso en los índices de contagio y mortalidad está directamente vinculado con la prisa del régimen en reabrir el país a la entrada de turismo internacional.

“Desde que se han preparado todas las condiciones para que comience en turismo en Cuba […] las cifras han comenzado a bajar drásticamente”, señaló.

Asombro en la población por drástico descenso de las cifras del Covid-19 en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

Para el activista pinareño, ahora en Cuba se corre el riesgo de que se encubran las cifras, tanto de hospitalizaciones como de fallecimientos,Campesino de personas que hayan contraído el coronavirus.

Oficialmente, dijo, “te pueden dar un dato que no tenga nada que ver con la Covid; te pueden decir que puede ser que muriera de un infarto, que murió de esto o de lo otro”.

De acuerdo con Ajete, es muy alta la probabilidad de que se oculten las cifras de víctimas de la pandemia por parte de las autoridades porque, “realmente, en momentos ‘pico’, en momentos en que el país estaba más afectado, no te daban cifras confiables”.

"Las personas que tenían que ver con las estadísticas nunca te dieron cifras confiables. Hoy por hoy, en San Diego de los Baños, donde yo vivo, ya no se habla de COVID-19. Se siguen utilizando las medidas como el nasobuco pero, normalmente, bajaron las cifras y siguen las afectaciones.

En los conocidos como "puntos de control" de esta zona de Pinar del Río, una de las provincias más golpeadas por la pandemia de COVID-19, “ya no se ve tanta exigencia, y han bajado, sí, han bajado todos los niveles”; concluyó el líder campesino.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

“No hay cómo proteger a los niños del COVID-19”, advierten sobre regreso a las aulas en Cuba

NIños en Cuba usan máscaras para protegerse del coronavirus

En Cuba niños de la enseñanza primaria regresan el día 15 de noviembre a clases presenciales, mientras sus familiares viven una total incertidumbre.

Así lo dijo a Radio Martí desde Guanabo, La Habana, la activista María Elena Mir Marrero, quien opina que las escuelas no están preparadas para evitar los contagios por COVID-19, mientras duda de la drástica disminución en las cifras que reflejan los reportes oficiales.

“Primaria, que es la mayor preocupación nuestra […] ya deben empezar el día 15, según lo establecido. Aquí mismo, las escuelas no tienen las condiciones creadas, hasta el momento”, puntualizó Mir Marrero, quien dijo no saber si “el día 15, ellos hacen esas cosas rápidas que hacen que, cuando uno llegue a la escuela, vea el chorro de agua caer”.

Mir Marrero aseguró que no existen las mínimas condiciones de higiene para proteger a los más pequeños, el Hipoclorito, que se encontraba en tiendas “en moneda nacional, y que no faltaba”, apuntó, “aquí hace un mes y medio que no entra el Hipoclorito, ¡ni éso existe!”.

A punto de empezar las clases primarias, no hay uniformes ni productos de higiene
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:25 0:00

De acuerdo con la activista habanera, “no hay un gel antibacterial… ¡es que no hay cómo protegerlos! “. Sobre los nasobucos o mascarillas, subrayó que “todavía el Estado no se ha dignado a decir que, por libreta (racionados) coge un nasobuco. No vamos a decir que los regalen: por libreta, no han vendido uno, y con un nasobuco en el día tú no resuelves”.

Mir Marrero enfatizó en el peligro que corren los niños, que no comprenden el riesgo de contagio, y que deberán permanecer en las aulas todos juntos, sin las mínimas condiciones para su protección y añadió que, “todavía, no se han dado noticias de que se vayan a vender uniformes”.

Refiriéndose a los informes oficiales sobre el comportamiento del coronavirus en la isla, Mir Marrero indicó que “las cifras pueden haber bajado en un momento determinado por la situación que se creó aquí mismo, pero no a este nivel que dijeron, porque tú no puedes tener en un día tres mil casos y, al otro día, amanecer con cinco”, concluyó la opositora.

El Ministerio de Salud Pública reportó este lunes 633 nuevos casos de coronavirus y 4 fallecidos a causa de la enfermedad, para un acumulado de 952 mil 634 contagios y 8 mil 240 muertes desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

Radio Martí en Vivo

Las Noticias Como Son
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Las Noticias Como Son

Televisión Martí en Vivo

El Mundo al Día | VOA
please wait

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo El Mundo al Día | VOA

XS
SM
MD
LG