Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Cobertura médica, protagonista en debate demócrata

Los 10 precandidatos demócratas a punto de iniciar el debate en el escenario del Teatro Fox, de Detroit, Michigan (Foto: Brendan Smialowski/AFP).

La primera noche del segundo debate de los precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos tuvo lugar este martes en la ciudad de Detroit, con el auspicio de la cadena CNN y el tema de los seguros médicos como primer protagonista.

El primero en entrar al Teatro Fox fue el senador de Vermont Bernie Sanders, el que mejores resultados de sondeos acumula entre los presentes, seguido por la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren.

Luego lo hicieron el alcalde de South Bend, en Indiana, Pete Buttigieg; el ex congresista de Texas Beto O’Rourke; la senadora de Minnesota Amy Klobuchar; el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper; el congresista de Ohio Tim Ryan; el ex congresista de Maryland John Delaney; la autora Mariam Williamson y el gobernador de Montana Steve Bullock.

Considerando el lugar que les concede el Comité Nacional Demócrata según las encuestas, fue precisamente Bullock el primero en hacer sus palabras de presentación, y en orden ascendente le siguieron los demás precandidatos.

La primera pregunta de los moderadores, en este caso del presentador de CNN Jake Tapper, fue para el senador Sanders. Quiso saber cómo sustentaba su idea de un seguro médico gratis, o Medicare para todos, si eso representaba un aumento de impuestos para la clase media.

Sanders puso el ejemplo de cómo el gobierno de Canadá les ha asegurado cobertura médica a todos los canadienses, y luego Tapper hizo a la senadora Warren, al ex congresista O’Rourke y a otros contendientes la pregunta de si estaban dispuestos a aumentar los impuestos a la clase media para cubrir los costos de un seguro médico universal.

Sanders dijo que la duda del moderador Tapper era un tema recurrente de los republicanos, y que ese fragmento del debate serviría para hacer anuncios comerciales contra ellos.

La senadora Elizabeth Warren y el senador Bernie Sanders (Foto: AFP).
La senadora Elizabeth Warren y el senador Bernie Sanders (Foto: AFP).

Buttigieg intervino para pedir que todos dejaran de preocuparse por lo que dijeran los republicanos, porque de una forma u otra dirían que ellos no son más que unos socialistas trasnochados.

Muchos hospitales de Estados Unidos cerrarían si se aplicara el seguro médico universal, dijo el empresario Delaney. También dio su apoyo a un aumento de los impuestos sobre los ingresos que provienen de inversiones pasivas.

La moderadora Dana Bash introdujo el tema de los cruces ilegales por la frontera con México. A la pregunta de si estaban dispuestos a quitarle la condición de delitos a esas incursiones, Warren y Sanders dijeron que sí, Buttigieg manifestó que solo en los casos donde no se hubiera cometido fraude, Bullock opinó que hacerlo atraería más indocumentados, y O'Rourke aseguró que una reforma migratoria integral reduciría esas incursiones, pero que quienes las hicieran aun entonces deberían ser procesados.

El moderador Don Lemon preguntó luego qué harían específicamente para eliminar lo que calificó de epidemia de violencia con armas de fuego.

En última instancia, declaró la senadora Klobuchar, todo tiene que ver con la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y pidió poner en vigor revisiones de antecedentes penales para todos los que quieran comprar armas, además de otros mecanismos de control.

"Es la misma conversación desde que yo estaba en el preuniversitario", intervino el alcalde Buttigieg. Algo anda mal, porque sabemos lo que tenemos que hacer y no lo hacemos, añadió. Nadie tiene una solución perfecta para el problema de la violencia con armas, agregó el senador Sanders, y subrayó que desea eliminar la venta de armas de asalto.

Hickenlooper manifestó que las ideas socialistas solo servirían para regalarle las elecciones al Presidente Trump, culpable –opinó-- de lo que en medicina y derecho se conoce como negligencia (malpractice). Sanders reaccionó con una frase: lo que sé es que estoy por encima de Trump en las encuestas, incluso en estados clave.

Delaney llamó la atención de que los demócratas triunfan cuando hacen campaña proponiendo soluciones concretas, no cuentos de hadas. Las ideas de Sanders y Warren están descartadas desde el principio, dijo, y Warren manifestó no entender cómo se puede aspirar a la presidencia diciendo solo lo que no se debe hacer.

El ex congresista de Texas Beto O'Rourke (a la izquierda) y el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper en un momento del debate del martes (Foto: AFP).
El ex congresista de Texas Beto O'Rourke (a la izquierda) y el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper en un momento del debate del martes (Foto: AFP).

Interrogado sobre el plan de Sanders para eliminar antes de 2040 los autos movidos por gasolina, Ryan aseguró que era necesario crear incentivos para que nuevas tecnologías dieran las soluciones al problema de los combustibles y habló de cómo era necesario trabajar juntos en ese sentido.

Sanders fue enfático en su plan de acabar con la industria de los combustibles fósiles, y Ryan le dijo: “No tienes que gritar”, hay que trabajar juntos.

Debemos llamar a los supremacistas blancos por lo que son: terroristas, manifestó la senadora Warren al ser interrogada sobre el tema de las divisiones raciales. "Tengo un plan de educación universitaria gratis para todos", dijo, y "otras políticas que ayuden a cerrar la brecha que separa a los blancos de los negros".

En otro momento, O’Rourke dijo que cuando es necesario “cruzar las líneas partidistas”, él está dispuesto a trabajar incluso con el Presidente Trump.

Sobre el tema de evitar otro problema con el agua potable como el que tuvo el poblado de Flint, en Michigan, Williamson aseguró que hay que pensar en las comunidades que, como los afroamericanos, “no tienen recursos para pelear”.

Marianne Williamson (Foto: AFP)
Marianne Williamson (Foto: AFP)

Nadie puede justificar lo que está haciendo este presidente, declaró la senadora Klobuchar al ser interrogada sobre los partidarios de Trump que ponen la economía por encima de las acusaciones de fanatismo.

Dos siglos y medio de esclavismo y largos años de intolerancia han creado las condiciones para que sea necesario pagar “reparación” de daños a la comunidad afroamericana, aseguró Williamson. La inversión para hacerlo debería ser de billones de dólares, más de los miles de millones que se están considerando, dijo.

Ryan defendió las represalias del Presidente Trump contra China, y también lo defendió el ex congresista Delaney. “Necesitábamos hacer algo”, opinó Ryan ante la pregunta de si continuaría aplicando las tarifas arancelarias. China domina el 60 por ciento del mercado de los paneles solares, advirtió al referirse a la competencia que Estados Unidos debe acometer en ese campo.

Bullock, gobernador de Montana, dijo que las tarifas no son la solución para obtener buenos acuerdos que beneficien a los granjeros y a la manufactura en Estados Unidos.

Ryan y Klobuchar no ven con buenos ojos las reuniones del Presidente Trump con el dictador norcoreano Kim Jong Un, que ella puso en un plano semejante a los encuentros "cordiales" con el presidente ruso Vladimir Putin. “Deberíamos concentrarnos en ir a países de Centroamérica como Nicaragua para resolver en su origen el problema que enfrentamos en la frontera”, añadió Ryan.

De izquierda a derecha, Tim Ryan, Amy Klobuchar, Pete Buttigieg y Bernie Sanders (Foto: AFP).
De izquierda a derecha, Tim Ryan, Amy Klobuchar, Pete Buttigieg y Bernie Sanders (Foto: AFP).

La senadora Warren y el gobernador Bullock tuvieron una controversia sobre la pertinencia de una política de compromiso en Estados Unidos de no ser el primero en usar armas nucleares. Para ella, es necesario crear confianza en todo el mundo. Para Bullock, con tantos gobernantes interesados en usar las armas nucleares como instrumentos de poder, no es conveniente comprometerse a esperar que otros las usen primero.

La noche del miércoles toca el turno en otra sesión de este segundo debate de los precandidatos demócratas a Michael Bennet, Kirsten Gillibrand, Julián Castro, Cory Booker, Joe Biden, Kamala Harris, Andrew Yang, Tulsi Gabbard, Jay Inslee y Bill de Blasio.

Vea todas las noticias de hoy

Senadores llaman a jóvenes del hemisferio a cuidar y participar de la democracia

El senador republicano Marco Rubio habla en el evento de la OEA. (Foto: Michelle Sagué)

La primera Cumbre Juventud y Democracia en las Américas, que se celebra en Washington, reunió por segundo dia consecutivo a cientos de jóvenes latinoamericanos para discutir con políticos y funcionarios los principales desafios que enfrentan sus naciones.

Este jueves, los senadores republicanos Rick Scott y Marco Rubio, que representan el estado de la Florida, uno de los que más migrantes latinoamericanos recibe, se dirigieron a los jóvenes que asisten a la cumbre.

El senador Rubio dijo que lo más importante que pueden hacer los que apoyan la democracia es protegerla donde sean que vivan, y entender que la democracia trae ciertos derechos, pero también grandes responsabilidades.

El senador republicano Rick Scott habló sobre la crisis en Venezuela. (Foto: Michelle Sagué)
El senador republicano Rick Scott habló sobre la crisis en Venezuela. (Foto: Michelle Sagué)

Rubio opinó que una democracia no funciona si no hay respeto a puntos contrarios. "No quiere decir que el sistema democrático es perfecto, pero es mejor que un sistema en el que uno no se puede expresarse", dijo Rubio.

Señaló, además, que no se puede tener progeso ecónomico sin progreso politico, añadiendo que el progreso económico en un sistema que no es democrático se concentra en manos de los que tienen el poder.

Por su parte, el senador Scott centró su discurso en la crisis en Venezuela, diciendo que una manera de resolver esta situación es ayudando al mundo a entender qué está sucediendo alli.

"Cualquier cosa que puedan hacer para que el mensaje de lo que ocurre en Venezuela llegue al exterior, mayores las probabilidades de que Nicolás Maduro abandone el poder", dijo Scott.

La primera Cumbre Juventud y Democracia en las Américas se lleva a cabo en Washington del 16 al 18 de octubre.

En exclusiva con Donna Shalala, sucesora de Ileana Ros-Lehtinen

Fotografía publicada el 28 de noviembre de 2018 que muestra a Donna E. Shalala junto a Ileana Ros-Lehtinen. Tomado de @DonnaShalala

La representante federal Donna Shalala, sucesora de Ileana Ros-Lehtinen en el Capitolio, conversó en exclusiva con Televisión Martí, en una entrevista realizada por nuestro reportero, Ricardo Quintana.

La antigua secretaria de Salud y Servicios Humanos y rectora de la Universidad de Miami, representa actualmente al Distrito 27 en el área de Miami, un puesto que ocupó desde 1989 la congresista republicana de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen.

En la entrevista con Radio Televisión Martí la congresista demócrata abordó numerosos asuntos de interés para nuestra audiencia entre ellos la situación que vive Venezuela, la migración hacia Estados Unidos y la presencia cubana en el país petrolero.

Donna Shalala, representante federal, conversó en exclusiva con Televisión Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:44 0:00
Donna Shalala, representante federal, conversó en exclusiva con Televisión Martí Parte II
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:54 0:00

Los demócratas tratan a Warren como favorita

Senadora Elizabeth Warren. REUTERS/Aaron Josefczyk

Los rivales de la senadora Elizabeth Warren la trataron este martes como favorita en las primarias demócratas al dirigirle una lluvia de ataques en el cuarto debate de la contienda, mientras el exvicepresidente Joe Biden
lograba sacar de la discusión el tema de los negocios de su hijo en
Ucrania.

Tras superar a Biden en varias encuestas a nivel nacional y en estados clave, Warren llegó al debate en Westerville (Ohio) decidida a consolidarse como alternativa al exvicepresidente en la carrera por la candidatura demócrata para las elecciones de 2020.

Los ataques que recibió de varios de sus contrincantes confirmaron el ascenso de la senadora al liderazgo de la contienda, un rango que, al menos por ahora, comparte con Biden, que sigue ligeramente por delante en la media de sondeos nacionales.

Si los anteriores debates quedaron definidos por ataques solitarios y vehementes contra Biden por parte de la senadora Kamala Harris o el exsecretario de Vivienda Julián Castro, esta vez fueron desafíos constantes y desde varios frentes contra Warren los que marcaron la tónica de la noche.

"Me deja de piedra la idea de que alguien piense que soy punitiva", respondió una desconcertada Warren después de que el excongresista Beto O'Rourke le dedicara ese calificativo por su plan para tasar la riqueza de los más adinerados en el país.

Pero ese fue prácticamente el único momento en el que se pudo ver descolocada a la senadora, que en los últimos días había pasado mucho tiempo preparándose para esa posible ronda de embestidas y tuvo cuidado de no devolver los dardos a quienes se los lanzaron, entre los que estaban sus tres rivales mujeres.

El momento más tenso llegó hacia el final del debate, cuando una pregunta de los moderadores llevó a Biden a hacer algo que había evitado hasta entonces: sumarse a la ofensiva contra Warren.

Después de que Biden proclamara que él era "el único en este escenario que ha conseguido algo grande" en su carrera, Warren recordó que ella ideó e impulsó la creación de la Oficina de Protección al Consumidor (CFPB) para aumentar la regulación financiera tras la crisis de 2008.

Biden trató entonces de anotarse algo del mérito al asegurar que "consiguió votos" en el Congreso para la propuesta de Warren, y la senadora respondió con un sutil pero claro desacuerdo.

"Estoy profundamente agradecida al presidente (Barack) Obama, que luchó para asegurarse de que se creaba la agencia" y "a veces tuvo que luchar contra gente en su propio Gobierno" para ello, replicó Warren, sin aclarar si se refería a Biden.

El exvicepresidente también acusó a Warren de ser "poco precisa" en propuestas como la sanidad pública universal, pero la senadora no quiso devolverle las críticas, consciente quizá de que aún queda mucha contienda por delante y hay muchos votantes indecisos a los que convencer.

Atacar a Warren fue una estrategia calculada para algunos y un globo sonda para aspirantes como O'Rourke y la senadora Amy Klobuchar, que no consiguen despegar en las encuestas y buscan como sea marcar un contraste con otras figuras en su partido.

Pero la dinámica confirmó que los aspirantes demócratas están cada vez más cómodos ilustrando las diferencias dentro de su campo, con excepciones como el senador Cory Booker, que advirtió de que las divisiones internas solo contribuirán a reforzar al presidente estadounidense, Donald Trump.

El debate comenzó en un punto de consenso, con el respaldo de todos los aspirantes a la apertura en la Cámara Baja de una investigación previa a un juicio político contra Trump.

Ese proceso tiene que ver con las presiones de Trump a los líderes de Ucrania para que investigaran a Biden, pero el exvicepresidente consiguió dejar el tema fuera de la agenda.

"Mi hijo no hizo nada mal, yo no hice nada mal", subrayó Biden, quien defendió el "buen juicio" de su hijo Hunter horas después de que éste reconociera que sus negocios en Ucrania mientras su padre era vicepresidente "dieron pie" a una campaña para desacreditar a su padre por parte de Trump y sus allegados.

Reticentes a compartir con Trump el papel de jueces de Biden, el resto de aspirantes demócratas evitaron profundizar en el tema y Booker tachó incluso de "ofensivo" el hecho de que los moderadores le preguntaran al "estadista" exvicepresidente sobre el tema.

En un tercer plano quedó el senador Bernie Sanders, que volvía a la palestra dos semanas después de sufrir un ataque al corazón y acaparó poco protagonismo en el debate.

Pero Sanders se guardaba un as en la manga que empezó a atraer titulares en la segunda mitad del debate: el anuncio de que le respaldan las influyentes congresistas Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Rashida Tlaib, claves para el futuro del partido.

Turquía sigue adelante con ofensiva pese a sanciones de EEUU

Banderas rusas y sirias en una caravana militar cerca de Manbij. REUTERS/Omar Sanadiki

Turquía ignoró el martes las sanciones impuestas por Estados Unidos y siguió adelante con su ofensiva en el norte de Siria, mientras que el Ejército sirio apoyado por Rusia entró en una de las ciudades más disputadas abandonadas por las fuerzas estadounidenses en la retirada ordenada por Donald Trump.

"Esta operación desestabilizadora por parte de Turquía continúa y ahora ha creado una crisis humanitaria creciente y desastrosa. Seguimos comprometidos con una solución política al conflicto en Siria ... Las acciones unilaterales de Turquía llevaron a estas sanciones", dijo el lunes en un comunicado el Secretario de Estado Mike Pompeo.

Periodistas de Reuters acompañan a las fuerzas del gobierno sirio que entraron al centro de la ciudad de Manbij, un foco de conflicto en el que tropas estadounidenses habían realizado previamente patrullas conjuntas con Turquía.

Banderas rusas y sirias ondeaban en un edificio a las afueras de la ciudad y en un convoy de vehículos militares. Las fuerzas estadounidenses habían anunciado con anterioridad su retirada de la ciudad.

Una semana después de dar marcha atrás en la política de Estados Unidos y sacar a sus soldados, el presidente Donald Trump anunció sanciones contra Ankara.

No obstante, las medidas -sobre todo un alza en los aranceles al acero y una pausa en las negociaciones comerciales- fueron menos robustas de lo que esperaban los mercados financieros y los críticos de Trump las calificaron como demasiado débiles como para generar un impacto.

La inesperada decisión de Trump de retirar la protección a los kurdos sirios la semana pasada tras una llamada telefónica con el presidente turco, Tayyip Erdogan, puso un fin abrupto a cinco años de política de Washington en Oriente Medio.

"Hablé ayer con el presidente de Irak, Barham Salih, para discutir nuestras preocupaciones sobre incursión militar turca en noreste de Siria y necesidad de que Turquía detenga ofensiva militar. También afirmé nuestro compromiso con un Iraq fuerte, soberano y próspero", dijo este martes Pompeo en Twitter.

La retirada dejó el campo libre a los adversarios de Estados Unidos en el conflicto más letal que hay ahora mismo en el mundo: el presidente sirio Bashar al-Assad y sus aliados rusos e iraníes.

Fuerzas sirias respaldadas por Moscú avanzaron rápidamente para llenar el vacío dejado por los estadounidenses desde Manbij al río Éufrates, área que Turquía ha dicho que tiene intención de capturar.

"Estamos fuera de Manbij", dijo el coronel Myles B Caggins, portavoz de la coalición liderada por Estados Unidos en Siria. Las tropas "están realizando una retirada deliberada del noreste de Siria".

Un grupo de periodistas que viaja con personal sirio llegó a Manbij, donde se congregó un grupo de personas ondeando banderas sirias y retratos de Assad. No obstante, los reporteros se fueron cuando se escucharon disparos y unos 10 jóvenes vestidos con uniformes de la milicia kurda YPG empezaron a romper las cámaras y a gritar.

La televisión estatal siria mostró imágenes de lo que dijo eran tropas gubernamentales entrando a Manbij el martes, en virtud de su acuerdo con los kurdos. Un residente en el interior de la ciudad dijo a Reuters que las tropas sirias seguían en las afueras. Combatientes sirios apoyados por Ankara dijeron que continuarían con su avance hacia Manbij.

Un camarógrafo de Reuters en la frontera turca reportó fuertes bombardeos en la mañana en la localidad aledaña siria de Ras al Ain, donde un portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), bajo control kurdo, dijo que se estaban librando duros combates.

(Con información de Reuters y el Dpto de Estado)

Desestiman reclamo de Carnival en pleito por uso de terminal de cruceros en La Habana

Vista de la terminal de cruceros en el Puerto de La Habana.

Este lunes una jueza del sur de Florida halló sin lugar la moción presentada por la empresa de cruceros Carnival Corp para desestimar una demanda amparada en la Ley Helms-Burton.

La ley permite a estadounidenses y cubanoamericanos demandar a compañías cubanas y extranjeras con inversiones en la isla por tráfico de propiedades confiscadas sin compensación tras la llegada al poder de Fidel Castro en 1959.

La decisión del 7 de octubre es la tercera derrota que sufre Carnival, que llegó a operar tres líneas de cruceros a la isla, en el proceso que busca remuneración por el uso de la naviera de instalaciones en la terminal de cruceros del Puerto de La Habana.

"Los magistrados han considerado que Carnival carece de argumentos para someter una decisión sobre la cancelación del caso al Tribunal de Apelaciones del 11 distrito, con sede en Atlanta, en el estado de Georgia, antes de que el juicio llegue a su fin”, dijo a Radio Televisión Martí el asesor legal Nick Gutiérrez.

"Lo que los jueces han dicho a la empresa Carnival es que, si está tan convencida de que va a ganar el caso, que tiene argumentos convincentes, pues que lo dirima en los tribunales", agregó.

Carnival, dijo Gutiérrez, cuenta con los servicios de por lo menos cinco de los mejores bufetes internacionales de abogados, de los más costosos y poderosos del mundo.

La demanda fue radicada el pasado 2 de mayo, en el Tribunal Federal, distrito sur de Florida, por Mickael Behn, heredero de la familia dueña de Havana Docks Corporation.

El señor Behn ha iniciado también demandas contra Norwegian Cruise Line Holdings Ltd., Royal Caribbean International y MSC Cruises.

Consultada por Radio Televisión Martí, una fuente de esta compañía que pidió no revelar su nombre, dijo que la empresa no haría comentarios sobre el asunto porque hay un proceso judicial en curso.

Consulte el texto de la Ley Helms-Burton

La ley fundamental de Estados Unidos para Cuba es la de Libertad y Solidaridad Democrática para Cuba de 1996, o Helms-Burton, que codifica en una sola legislación todas las disposiciones del embargo y las condiciones para su levantamiento.

DOCUMENTO. TEXTO de la Ley Helms-Burton​

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG