Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Cobertura médica, protagonista en debate demócrata

Los 10 precandidatos demócratas a punto de iniciar el debate en el escenario del Teatro Fox, de Detroit, Michigan (Foto: Brendan Smialowski/AFP).

La primera noche del segundo debate de los precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos tuvo lugar este martes en la ciudad de Detroit, con el auspicio de la cadena CNN y el tema de los seguros médicos como primer protagonista.

El primero en entrar al Teatro Fox fue el senador de Vermont Bernie Sanders, el que mejores resultados de sondeos acumula entre los presentes, seguido por la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren.

Luego lo hicieron el alcalde de South Bend, en Indiana, Pete Buttigieg; el ex congresista de Texas Beto O’Rourke; la senadora de Minnesota Amy Klobuchar; el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper; el congresista de Ohio Tim Ryan; el ex congresista de Maryland John Delaney; la autora Mariam Williamson y el gobernador de Montana Steve Bullock.

Considerando el lugar que les concede el Comité Nacional Demócrata según las encuestas, fue precisamente Bullock el primero en hacer sus palabras de presentación, y en orden ascendente le siguieron los demás precandidatos.

La primera pregunta de los moderadores, en este caso del presentador de CNN Jake Tapper, fue para el senador Sanders. Quiso saber cómo sustentaba su idea de un seguro médico gratis, o Medicare para todos, si eso representaba un aumento de impuestos para la clase media.

Sanders puso el ejemplo de cómo el gobierno de Canadá les ha asegurado cobertura médica a todos los canadienses, y luego Tapper hizo a la senadora Warren, al ex congresista O’Rourke y a otros contendientes la pregunta de si estaban dispuestos a aumentar los impuestos a la clase media para cubrir los costos de un seguro médico universal.

Sanders dijo que la duda del moderador Tapper era un tema recurrente de los republicanos, y que ese fragmento del debate serviría para hacer anuncios comerciales contra ellos.

La senadora Elizabeth Warren y el senador Bernie Sanders (Foto: AFP).
La senadora Elizabeth Warren y el senador Bernie Sanders (Foto: AFP).

Buttigieg intervino para pedir que todos dejaran de preocuparse por lo que dijeran los republicanos, porque de una forma u otra dirían que ellos no son más que unos socialistas trasnochados.

Muchos hospitales de Estados Unidos cerrarían si se aplicara el seguro médico universal, dijo el empresario Delaney. También dio su apoyo a un aumento de los impuestos sobre los ingresos que provienen de inversiones pasivas.

La moderadora Dana Bash introdujo el tema de los cruces ilegales por la frontera con México. A la pregunta de si estaban dispuestos a quitarle la condición de delitos a esas incursiones, Warren y Sanders dijeron que sí, Buttigieg manifestó que solo en los casos donde no se hubiera cometido fraude, Bullock opinó que hacerlo atraería más indocumentados, y O'Rourke aseguró que una reforma migratoria integral reduciría esas incursiones, pero que quienes las hicieran aun entonces deberían ser procesados.

El moderador Don Lemon preguntó luego qué harían específicamente para eliminar lo que calificó de epidemia de violencia con armas de fuego.

En última instancia, declaró la senadora Klobuchar, todo tiene que ver con la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y pidió poner en vigor revisiones de antecedentes penales para todos los que quieran comprar armas, además de otros mecanismos de control.

"Es la misma conversación desde que yo estaba en el preuniversitario", intervino el alcalde Buttigieg. Algo anda mal, porque sabemos lo que tenemos que hacer y no lo hacemos, añadió. Nadie tiene una solución perfecta para el problema de la violencia con armas, agregó el senador Sanders, y subrayó que desea eliminar la venta de armas de asalto.

Hickenlooper manifestó que las ideas socialistas solo servirían para regalarle las elecciones al Presidente Trump, culpable –opinó-- de lo que en medicina y derecho se conoce como negligencia (malpractice). Sanders reaccionó con una frase: lo que sé es que estoy por encima de Trump en las encuestas, incluso en estados clave.

Delaney llamó la atención de que los demócratas triunfan cuando hacen campaña proponiendo soluciones concretas, no cuentos de hadas. Las ideas de Sanders y Warren están descartadas desde el principio, dijo, y Warren manifestó no entender cómo se puede aspirar a la presidencia diciendo solo lo que no se debe hacer.

El ex congresista de Texas Beto O'Rourke (a la izquierda) y el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper en un momento del debate del martes (Foto: AFP).
El ex congresista de Texas Beto O'Rourke (a la izquierda) y el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper en un momento del debate del martes (Foto: AFP).

Interrogado sobre el plan de Sanders para eliminar antes de 2040 los autos movidos por gasolina, Ryan aseguró que era necesario crear incentivos para que nuevas tecnologías dieran las soluciones al problema de los combustibles y habló de cómo era necesario trabajar juntos en ese sentido.

Sanders fue enfático en su plan de acabar con la industria de los combustibles fósiles, y Ryan le dijo: “No tienes que gritar”, hay que trabajar juntos.

Debemos llamar a los supremacistas blancos por lo que son: terroristas, manifestó la senadora Warren al ser interrogada sobre el tema de las divisiones raciales. "Tengo un plan de educación universitaria gratis para todos", dijo, y "otras políticas que ayuden a cerrar la brecha que separa a los blancos de los negros".

En otro momento, O’Rourke dijo que cuando es necesario “cruzar las líneas partidistas”, él está dispuesto a trabajar incluso con el Presidente Trump.

Sobre el tema de evitar otro problema con el agua potable como el que tuvo el poblado de Flint, en Michigan, Williamson aseguró que hay que pensar en las comunidades que, como los afroamericanos, “no tienen recursos para pelear”.

Marianne Williamson (Foto: AFP)
Marianne Williamson (Foto: AFP)

Nadie puede justificar lo que está haciendo este presidente, declaró la senadora Klobuchar al ser interrogada sobre los partidarios de Trump que ponen la economía por encima de las acusaciones de fanatismo.

Dos siglos y medio de esclavismo y largos años de intolerancia han creado las condiciones para que sea necesario pagar “reparación” de daños a la comunidad afroamericana, aseguró Williamson. La inversión para hacerlo debería ser de billones de dólares, más de los miles de millones que se están considerando, dijo.

Ryan defendió las represalias del Presidente Trump contra China, y también lo defendió el ex congresista Delaney. “Necesitábamos hacer algo”, opinó Ryan ante la pregunta de si continuaría aplicando las tarifas arancelarias. China domina el 60 por ciento del mercado de los paneles solares, advirtió al referirse a la competencia que Estados Unidos debe acometer en ese campo.

Bullock, gobernador de Montana, dijo que las tarifas no son la solución para obtener buenos acuerdos que beneficien a los granjeros y a la manufactura en Estados Unidos.

Ryan y Klobuchar no ven con buenos ojos las reuniones del Presidente Trump con el dictador norcoreano Kim Jong Un, que ella puso en un plano semejante a los encuentros "cordiales" con el presidente ruso Vladimir Putin. “Deberíamos concentrarnos en ir a países de Centroamérica como Nicaragua para resolver en su origen el problema que enfrentamos en la frontera”, añadió Ryan.

De izquierda a derecha, Tim Ryan, Amy Klobuchar, Pete Buttigieg y Bernie Sanders (Foto: AFP).
De izquierda a derecha, Tim Ryan, Amy Klobuchar, Pete Buttigieg y Bernie Sanders (Foto: AFP).

La senadora Warren y el gobernador Bullock tuvieron una controversia sobre la pertinencia de una política de compromiso en Estados Unidos de no ser el primero en usar armas nucleares. Para ella, es necesario crear confianza en todo el mundo. Para Bullock, con tantos gobernantes interesados en usar las armas nucleares como instrumentos de poder, no es conveniente comprometerse a esperar que otros las usen primero.

La noche del miércoles toca el turno en otra sesión de este segundo debate de los precandidatos demócratas a Michael Bennet, Kirsten Gillibrand, Julián Castro, Cory Booker, Joe Biden, Kamala Harris, Andrew Yang, Tulsi Gabbard, Jay Inslee y Bill de Blasio.

Vea todas las noticias de hoy

Nueva jefa de UNICEF tiene un gran encargo: priorizar situación de menores presos en Cuba

Catherine Russell, directora ejecutiva de UNICEF.

Los senadores estadounidenses Marco Rubio (R-FL), Bob Menendez (D-NJ), Bill Cassidy (R-LA) y Ben Cardin (D-MD) enviaron una carta a Catherine Russell, la recién nombrada Directora Ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), instándola a priorizar la protección de al menos 45 cubanos, menores de 17 años, arbitrariamente encarcelados y procesados por el régimen comunista por su participación en las históricas protestas de julio de 2021.

Los legisladores piden a la estadounidense Russell, nombrada al cargo en diciembre, que exija la liberación inmediata de los menores cubanos como una de sus primeras acciones frente a la UNICEF.

"Creemos que la situación en Cuba merece toda la atención y la condena de la comunidad internacional. Las autoridades cubanas deben saber que sus actos descarados tienen consecuencias y son inaceptables para cualquier país que espere ser considerado un miembro legítimo de la comunidad internacional", indica la carta.

Los políticos destacan que UNICEF está en una posición privilegiada para liderar la condena internacional "de estos actos desmedidos y exigir la liberación de estos jóvenes".

"Con la previsión de más juicios y sentencias en los próximos días y semanas, le instamos a interceder en favor de estos niños y sus familias, que sólo buscan justicia y respeto a los derechos humanos básicos de los menores cubanos", afirman los senadores.

En la misiva recuerdan que en noviembre de 2021 UNICEF se unió a otras organizaciones internacionales que demandaron a las autoridades cubanas más información sobre los casos denunciados de niños detenidos en Cuba y afirman que "desgraciadamente, el llamamiento a una mayor transparencia ha sido respondido con extensos informes desde la isla, muchos de ellos de familiares desesperados en las redes sociales, sobre las duras sentencias que se siguen dictando" en Cuba.

Numerosas iniciativas desde la sociedad civil cubana, la oposición y organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos han apelado a la UNICEF en el caso de los menores encarcelados y en prisión domiciliaria tras manifestarse el 11 de julio.

Hace apenas unas semanas, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, (OCDH), citado en la carta por los senadores, envió a la organización un detallado informe sobre la situación de los menores presos en Cuba, muchos de los cuales han denunciado maltratos, violencia verbal y física por parte de sus carceleros y falta de atención médica en los centros penitenciarios.

La plataforma Justicia 11J y el Centro Legal Cubalex han enviado a UNICEF consecutivos reportes sobre la situación de estos adolescentes encarcelados con afectaciones físicas y sicológicas.

También la Embajada de los Estados Unidos en La Habana ha protestado enérgicamente a causa de las desmesuradas condenas impuestas a algunos de estos muchachos y se ha dirigido a UNICEF para que tome cartas en el asunto.

EEUU: El compromiso con la democracia será un requisito para que un país participe en la próxima Cumbre de las Américas

Brian A. Nichols, subsecretario de Estados Unidos

El Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Brian Nichols, indicó que la democracia será un "factor clave" para decidir qué países participarán en la novena Cumbre de las Américas.

Nichols respondió así al ser preguntado si Cuba, Venezuela y Nicaragua serán invitados a la cumbre, que se realizará del 6 al 10 de junio en Los Ángeles.

“La Casa Blanca decidirá a qué líderes invitará a Los Angeles, pero como ya dije, la democracia es un sello distintivo clave del proceso de la cumbre y de la administración Biden… Creo que uno de los factores clave que utilizará la Casa Blanca será el compromiso con la democracia”, dijo Nichols en una conferencia de prensa telefónica.

El Subsecretario de Estado expresó que la cumbre defendería el largo compromiso del hemisferio con la democracia y los derechos humanos, de conformidad con la Carta Democrática Interamericana, y demostraría a todas las personas que los procesos e instituciones democráticos pueden responder de manera efectiva a sus necesidades y generar resultados.

Añadió que Estados Unidos va a trabajar con los líderes de la región en identificar acciones concretas para implementar el compromiso compartido con la democracia, el gobierno transparente, la gobernabilidad, las buenas políticas regulatorias, los derechos humanos, y la lucha contra la corrupción, y para enfocar aquellos gobiernos y políticas que son más perjudiciales a la democracia y los derechos humanos en el nuestro hemisferio.

“Este es un proceso que está en curso, no puedo decirles cuáles serán los resultados específicos porque nos estamos involucrando con nuestras naciones amigas en el transcurso de los próximos meses para concretar esos esfuerzos. Pero la democracia, como he dicho, será sin duda un punto clave de la cumbre”, recalcó Nichols.

La Cumbre de las Américas reúne cada tres o cuatro años a los jefes de Estado y Gobierno del continente. Este año, será organizada por Estados Unidos por primera vez desde la cumbre inaugural, que se celebró en Miami en 1994, bajo la presidencia de Bill Clinton.

CIA: Improbable que la mayoría de los casos del 'Síndrome de La Habana' sean causados por una potencia extranjera

Embajada de los Estados Unidos en La Habana

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, pos sus siglas en inglés) ha descartado que el denominado "Síndrome de La Habana" sea el resultado de una campaña dirigida por un país enemigo de Washington, informaron medios de prensa estadounidenses.

Los medios NBC News, The New York Times y Politico citaron a funcionarios de la CIA que informaron que la mayoría de los casos del llamado Síndrome de La Habana pueden explicarse por causas ambientales, condiciones médicas no diagnosticadas o estrés, en lugar de acciones de una potencia extranjera.

Funcionarios de la CIA, describiendo los hallazgos provisionales de un estudio, dijeron que la mayoría de los 1.000 casos revisados por investigadores estadounidenses son explicables y muestran que es poco probable que la misteriosa dolencia haya sido causada por Rusia u otro adversario extranjero.

Los informes indicaron que la CIA no descartó la participación extranjera en unas dos docenas de casos que siguen sin explicación y que continúan siendo investigados.

Además de esas dos docenas de casos, un número significativo de otros siguen sin explicación, afirmó el New York Times.

Diplomáticos estadounidenses destinados en diferentes países han padecido el llamado "Síndrome de la Habana", que provocan síntomas similares a los de lesiones cerebrales, mareos, dolores de cabeza y falta de capacidad de concentración.

La condición llamó la atención del público por primera vez en 2016 después de que decenas de diplomáticos de la Embajada de los Estados Unidos en La Habana, Cuba, se quejaran de estar enfermos.

Los hallazgos provisionales del estudio provocaron la frustración de algunos de los que se enfermaron, y un grupo de víctimas dijo que la evaluación de la CIA “no puede ni debe ser la última palabra sobre el asunto”, según un comunicado citado por el Times.

El secretario de estado norteamericano, Antony Blinken, en una conferencia de prensa desde Alemania, respondió a una pregunta sobre el informe declarando que el gobierno de Estados Unidos continuará investigando la posible causa de los incidentes de salud anómalos que han afectado a los diplomáticos estadounidenses.

"Hemos estado trabajando horas extras para tratar de entender qué pasó, quién podría ser el responsable y al mismo tiempo hacer todo lo posible para cuidar a nuestros colegas que se han visto afectados y proteger a las personas", dijo Blinken

[Con información de Reuters y AFP]

Los Ángeles será la sede de la IX Cumbre de las Américas

El presidente Joe Biden en la clausura de la Cumbre por la Democracia. (AP Photo/Carolyn Kaster)

La IX Cumbre de las Américas, que dará inicio en junio de 2022, se realizará en la ciudad de Los Ángeles, California, bajo el lema “Construir un futuro sostenible, resiliente y equitativo”, anunció este martes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La cumbre, que reúne a 35 naciones del hemisferio occidental, no se realiza en EEUU desde 1994, cuando tuvo como sede a la ciudad de Miami, bajo la administración del entonces presidente Bill Clinton.

“Los intereses nacionales vitales de Estados Unidos están inextricablemente ligados a la suerte de nuestros vecinos más cercanos en las Américas. Para ello, la capacidad de nuestras democracias para cerrar la brecha entre lo que prometemos y lo que cumplimos depende en gran medida de lo que hagamos, juntos, para mejorarla”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

La iniciativa “Volver a construir un mundo mejor” (Build Back Better World -B3W-) por su nombre y sus siglas en inglés) se basa en el “compromiso con los pueblos del hemisferio occidental”, para lograrlo, refiere el comunicado.

Biden asegura que trabajará junto al alcalde de la ciudad de los Ángeles, Eric Garcetti y el gobernador del estado de California, Gavin Newsom, para “convocar a los líderes, y a las partes interesadas de todo el hemisferio, para avanzar en nuestro compromiso compartido con la prosperidad económica, la seguridad, los derechos humanos y la dignidad”.

Blinken se reúne con presidente de Ucrania e insta a Rusia a reducir tensiones fronterizas

EEUU-UCRANIA

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, se encuentra en Kiev para conversar con los líderes ucranianos, como parte de un esfuerzo diplomático para reducir las tensiones por la acumulación de fuerzas militares rusas en la frontera con Ucrania.

WASHINGTON — El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, dijo este miércoles al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy que hay una “clara preferencia” en la diplomacia para reducir las tensiones en la frontera entre Rusia y Ucrania, pero Rusia enfrentará “consecuencias muy duras” si persiste en su agresión.

“Hoy hay unos 100.000 soldados rusos cerca de las fronteras de Ucrania y en ese sentido la amenaza a Ucrania no tiene precedentes”, dijo Blinken antes de reunirse con Zelenskiy en Kiev.

Blinken reiteró el apoyo de Estados Unidos a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, y expresó que “corresponde a los ucranianos y a nadie más decidir su propio futuro y el futuro de su país”.

Zelenskiy agradeció a Blinken y a la administración Biden por aumentar la asistencia militar a Ucrania.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo este miércoles a los reporteros que la administración Biden aprobó el mes pasado una ayuda adicional de seguridad de defensa de 200 millones de dólares para Ucrania.

Antes de reunirse con Zelenskiy, Blinken dijo al personal de la embajada de EE. UU. en Kiev que aunque él tiene muchas esperanzas en los esfuerzos para reducir las tensiones, pero todo recae últimamente en el presidente ruso, Vladimir Putin.

Blinken señaló que todo el mundo está observando lo que sucede y que las amenazas de agresión de Rusia desafían “algunos de los principios básicos que sostienen todo el sistema internacional”.

El secretario de Estado Antony Blinken, segundo desde la derecha, es recibido por el viceministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Senik, a la izquierda, cuando llega al Aeropuerto Internacional de Boryspil, el miércoles 19 de enero de 2022, en Kiev, Ucrania. Foto: AP/Alex Brandon.
El secretario de Estado Antony Blinken, segundo desde la derecha, es recibido por el viceministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Senik, a la izquierda, cuando llega al Aeropuerto Internacional de Boryspil, el miércoles 19 de enero de 2022, en Kiev, Ucrania. Foto: AP/Alex Brandon.

La visita del miércoles a Ucrania es la primera etapa de un viaje organizado rápidamente que llevará a Blinken a Berlín el jueves para reunirse con la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, "para discutir los compromisos diplomáticos recientes con Rusia y los esfuerzos conjuntos para disuadir una mayor agresión rusa contra Ucrania", dijo el Departamento de Estado.

Luego, Blinken instará a Rusia a "tomar medidas inmediatas para reducir" las tensiones a lo largo de la frontera cuando se reúna con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en Ginebra el viernes.

Blinken habló con Lavrov el martes para enfatizar “la importancia de continuar un camino diplomático para reducir las tensiones que rodean la acumulación militar rusa profundamente preocupante en y cerca de Ucrania”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado sobre la conversación.

“El secretario reiteró el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y subrayó que cualquier discusión sobre la seguridad europea debe incluir a los aliados de la OTAN y a los socios europeos, incluida Ucrania”, agregó el comunicado.

La acumulación de unas 100.000 soldados rusos a lo largo de la frontera oriental de Ucrania ha generado temores de que Moscú esté planeando una acción militar contra su vecino, que alguna vez fue parte de la Unión Soviética dirigida por Moscú. Rusia se apoderó de la península de Crimea de Ucrania en 2014.

El viaje de Blinken sigue a las conversaciones en Ginebra la semana pasada entre funcionarios rusos y estadounidenses con el objetivo de resolver las diferencias sobre Ucrania y otros asuntos de seguridad. No se informó ningún progreso.

Rusia ha exigido garantías de que Ucrania nunca se unirá a la OTAN.

La semana pasada, la administración de Biden acusó a Moscú de preparar una “operación de bandera falsa” para usarla como una estratagema para intervenir en Ucrania, una acusación que Rusia ha negado con enojo.

Una delegación estadounidense visitó Kiev el lunes para mostrar su apoyo a Ucrania en medio del enfrentamiento con Rusia.

La senadora estadounidense Amy Klobuchar, demócrata, le dijo al Servicio Ucraniano de la VOA: “Tenemos demócratas y republicanos de puntos de vista políticos muy diferentes aquí para decir que apoyamos a Ucrania. Y si Vladimir Putin elige tomar este traicionero camino antidemocrático de invadir este país, habrá sanciones severas y rápidas”.

El senador estadounidense Kevin Cramer, un republicano, dijo a VOA: “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados y será un espectador si algo sucede. Lo que nos gustaría hacer es evitar que suceda. Queremos ser un elemento disuasorio. Queremos ser parte de la solución antes de que comience la lucha”.

[Chris Hannas de VOA contribuyó a este informe. Parte de la información para este informe fue proporcionada por The Associated Press]

Cargar más

XS
SM
MD
LG