Enlaces de accesibilidad

Bogotá llama a consultas a embajadora en Managua tras nueva demanda ante CIJ


Archipiélago de San Andrés, Colombia. Foto de archivo

La Corte Internacional de Justicia de La Haya resolvió en noviembre de 2012 una controversia entre Colombia y Nicaragua por el archipiélago de San Andrés, en el mar Caribe.

Colombia llamó este miércoles a consultas a su embajadora en Nicaragua, luego de que Managua presentara una nueva demanda ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya por el caso de la delimitación marítima en el archipiélago de San Andrés, informó la cancillería.

"No hemos desconocido el fallo, no hemos desconocido a la Corte. Lo que hemos dicho es que no lo podemos aplicar. Todas estas razones y esta hostilidad de Nicaragua nos llevan a tomar una decisión y es que hemos llamado a consultas a la señora embajadora Luz Stella Jara", dijo la canciller María Angela Holguín.

La ministra hizo sus declaraciones tras informar sobre una nueva demanda presentada por Nicaragua para que Colombia cumpla efectivamente la decisión sobre delimitación marítima emitida hace un año por la Corte.

La embajadora "debe estar llegando (a Bogotá) el día de mañana (jueves) para que nos informe la situación por la cual es también imposible tener un diálogo con Nicaragua", añadió la canciller en una declaración ante la prensa.

Holguín deploró que antes de presentar la nueva demanda, Nicaragua no se comunicara con Colombia.

"Es increíble que un país vaya directamente a la Corte sin ni siquiera tener algún tipo de intercambio de notas verbales donde se hubieran podido quejar, o alguna manifestación. Yo no tengo ni una sola llamada del canciller de Nicaragua, ni una", dijo.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya resolvió en noviembre de 2012 una controversia entre Colombia y Nicaragua por el archipiélago de San Andrés, en el mar Caribe.

En ese fallo, el tribunal confirmó la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como islotes y cayos adyacentes, pero también amplió la plataforma continental de Nicaragua en más de 90.000 km2, según Managua, y 75.000 km2, de acuerdo con Bogotá.

Ante esa decisión, Colombia denunció el 28 de noviembre de 2012 el Pacto de Bogotá, al que había adherido en 1948 y con el cual el país se comprometió a dirimir sus desacuerdos limítrofes con otras naciones del hemisferio en la Corte Internacional de Justicia, tribunal de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Con ello, Colombia pretendía protegerse de nuevas demandas. Pero su salida efectiva de ese mecanismo solo se hacía efectiva al cabo de un año, justamente este miércoles, recordó la cancillería colombiana.

Colombia ha insistido a lo largo del último año en que no desconoce el fallo, pero que éste es inaplicable mientras no haya un tratado limítrofe entre los dos países.

"Hemos dicho que nuestro ordenamiento jurídico nos impide aplicar el fallo y estamos esperando el pronunciamiento de la Corte Constitucional (de Colombia), que está en sus plazos", señaló Holguín este miércoles.

La Constitución colombiana establece que los tratados que modifiquen las fronteras o límites del país deben ser siempre aprobados por el Congreso.

Desde que la Corte de La Haya emitió su fallo, Nicaragua ha recibido ayuda de Estados Unidos y de Rusia para patrullar los nuevos espacios en el mar Caribe, según el Ejército nicaragüense.

A la vez, Colombia ha asegurado que su presencia militar en la zona se mantiene e incluso ha sido reforzada.

"En estos momentos hay tres o cuatro buques colombianos patrullando esas aguas, protegiendo los derechos históricos de los pescadores colombianos, luchando contra el narcotráfico", dijo el ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, en una rueda de prensa.

El ministro aseveró que la presencia militar de Colombia en esa zona es pacífica, a la vez que criticó lo que consideró "hostigamientos" de parte de Nicaragua.

"Así como es famosa la actitud pacífica de Colombia a lo largo de la historia, se ha vuelto famosa la tradición de Nicaragua de estar hostigando a todos sus vecinos. Se ha vuelto ya una actitud casi pre-adolescente, donde hostigando y molestando a los demás países se piensa alcanzar objetivos", afirmó.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG