Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Colaborador de Palenque Visión amenazado con cárcel por hacer su trabajo

Andrés Gelmes Cedeño, miembro de la Alianza Democrática Oriental y colaborador de la agencia de prensa independiente Palenque Visión.

El activista Andrés Gelmes Cedeño, miembro de la Alianza Democrática Oriental y colaborador de la agencia de prensa independiente Palenque Visión, fue arrestado el lunes y amenazado con ir a prisión por impago de multas, que le han sido impuestas por su activismo político.

Gelmes Cedeño, residente en Baire, Santiago de Cuba, dijo a Radio Martí que un capitán de la policía le advirtió que si continuaba realizando videos denunciando las carencias que viven los cubanos, será un agravante en caso de ser procesado.

Declaraciones de Andrés Gelmes Cedeño a Radio Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:56 0:00

El activista explicó que el interrogatorio duró desde las 9:30 de la mañana hasta la 1:00 de la tarde. "Me dijeron que me iban a acusar de colero (...), que yo no trabajaba y que me juntaba con elementos antisociales", dijo.

Según Gelmes Cedeño debe aproximadamente 11,000 pesos en multas sin pagar desde hace dos años, impuestas por su activismo político. "Estoy amenzado con ir a prisión por impago de multas", afirmó.

El oficial que interrogó al comunicador le advirtió que si sigue dentro de la oposición, "y si sigo hablando, sigo publicando, sigo grabando", sus multas podrían subir "hasta 27,000 pesos", garantizando su entrada a prisión por esta causa.

Palenque Visión y otras agencias y medios independientes en la isla permanecen bajo el acoso constante de la Seguridad del Estado, que hostiga a sus miembros para impedirles hacer pública la dura realidad que viven las comunidades periféricas y barrios rurales en Cuba, una situación agravada con la pandemia de coronavirus.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Vea todas las noticias de hoy

Silverio Portal vuelve a prisión hasta el término de su condena (VIDEO)

Silverio Portal (der) frente a la cárcel 1580, en San Miguel del Padrón, justo antes de su reingreso. (Foto: Facebook)

El opositor Silverio Portal Contreras, miembro de la organización Cuba Independiente y Democrática (CID), regresó este martes a prisión tras ser revocada la licencia extrapenal que le fue concedida por su delicado estado de salud, y deberá cumplir otros cuatro meses encarcelado, hasta completar su sentencia.

En un video publicado en redes sociales por la Dama de Blanco Laura María Labrada Pollán, Portal dijo que la orden fue dada por la Seguridad del Estado.

“No me siento bien todavía”, dijo el opositor, quien sufrió al menos dos infartos cerebrales durante su anterior encarcelamiento, que le dejaron secuelas en la visión, limitación motora e hipertensión arterial.

En el video, filmado frente a la cárcel 1580, ubicada en el municipio de San Miguel del Padrón, en La Habana, justo antes de su reingreso al lugar, el opositor alerta que las condiciones en ese centro penitenciario son pésimas.

En el post de Facebook, Labrada Pollán responsabilizó al régimen cubano por lo que pueda suceder en cautiverio al opositor, y pidió solidaridad con su caso.

“Silverio estaba en su casa con una licencia extrapenal, ya que le faltaban 4 meses por cumplir su sanción, y a partir de hoy le comunicaron estos esbirros que debía concluir su sentencia en prisión.

Responsabilizamos a Díaz-Canel y al DSE de lo que le pueda ocurrir a tan patriota y valiente hermano. Pido al mundo que alcemos nuestras voces por nuestro hermano Silverio Portal Contreras, y por todos los presos políticos, que cese la violencia, represión y maltrato hacia los presos políticos, y de quienes desean un cambio en Cuba", escribió la activista.

Portal Contreras fue liberado el 1 de diciembre del 2020, tras pasar más de dos años en la cárcel. Había sido condenado a cuatro años de privación de libertad por criticar la situación de las viviendas en Cuba. Ante el deterioro de su salud, y la repercusión internacional que tuvo su caso, las autoridades decidieron otorgarle la libertad condicional.

A su salida de prisión, el opositor denunció que fue víctima de maltrato físico. También fue encerrado varias veces en celdas de castigo, como represalia por sus denuncias de las violaciones a los derechos humanos que cometen los carceleros.

Se lo llevaron desnudo, fue golpeado por la policía y ahora puede ser condenado a 7 años de cárcel

Abel Lescay, manifestante del 11 de julio.

Abel González Lescay, un estudiante de Música en la Universidad de las Artes - Instituto Superior de Arte (ISA), está en prisión domiciliaria por haberse manifestado en Bejucal, como parte de las protestas masivas que se dieron en decenas de ciudades en Cuba el pasado 11 de julio y podría recibir una sanción de prisión de siete años.

El juicio contra el artista de 23 años, graduado de Piano en la Escuela Nacional de Arte (ENA), está previsto para el 6 y 7 de diciembre. La Fiscalía Provincial de Mayabeque contempla para el las sanciones de tres años de Privación de Libertad por Desórdenes Públicos, tres años de Privación de Libertad por Desacato agravado de carácter continuado, un año y seis meses de Privación de Libertad por Desacato de la figura básica de carácter continuado y como sanción conjunta y única la de siete años de cárcel.

La Comisión Justicia 11 que lleva un registro de los detenidos, encarcelados y condenados tras esta manifestación denunció que al músico "lo sacaron de su casa desnudo, lo humillaron y lo golpearon por improvisar una musicalización de la protesta del 11 de julio en Cuba y hoy le piden 7 años".

El también poeta dio testimonio de estos abusos que ocurrieron a partir de las 6 de la mañana del 12 de julio:

"El señor policía, con el número de identificación 31033, me cogió por el pelo, así, desnudo, yo estaba completamente desnudo. Me puso las esposas y me bajó por la escalera. Me sacó de mi casa, encuero, y me montó en la patrulla, donde estaba otra persona que habían recogido antes. Así desnudo me llevaron desde Bejucal hasta San José de las Lajas. Estamos hablando de más de veinte kilómetros. Esa gente me llevó hasta allá. La patrulla parqueó en un lugar que le dicen El Técnico. Yo creo que tiene que ver algo con la Seguridad del Estado. Es como una estación de policía con un calabozo preparado para que te sientas mal y hables. Es muy común que la gente espere el juicio ahí. Ahí apareció un bulto de mayores y de gente con cargos. Yo estaba metido adentro de la patrulla con el otro señor que tenía las manos moradas por las esposas. Se le estaba trancando la circulación. Me quejé mucho por eso. Esa gente no hizo ningún caso. Me alteré y empecé a gritarle a esa gente que aquello era un secuestro. Porque era un secuestro. —¡Me sacaron de mi casa desnudo! ¡Sin una orden! ¡Tienen que sacarme de aquí! ¡Esto es un secuestro! –les gritaba. Ellos se reían.Los mayores y toda esa gente se reían. Y yo allí desnudo (...) El mismo oficial (nuestro 31033) me cogió por el pelo y me arrastró hacia afuera de la patrulla. Me sacó por los pelos. Repito: estaba desnudo completamente. Todo eso fue delante de los mayores. Realmente no retuve bien qué cargos tenían, pero el que recuerdo tenía una estrella. Los otros no sé. Era gente con cargos. Yo suponía que delante de esa gente él no me iba a tratar tan mal como lo hizo en mi casa, porque eso es ilegal, pero fue todo lo contrario. 31033 sacó la tonfa. Yo desnudo. Me cogió por el pelo y empezó a empujarme. Me metió por el pasillo de ese lugar. Delante de todos los policías y los mayores, el tipo empezó a darme por las nalgas. Durísimo. Cinco tonfazos mientras me empujaba por el pasillo. Todos lo vieron, y los que iban delante dándome la espalda, lo oyeron, porque él gritaba: “¡Vamos, camina!”, y cosas así. “Esta gente se está cag**do en todo”, me dije en ese momento. Los mayores lo autorizaron, no me quedan dudas"

La situación de González Lescay fue denunciada por el Director Ejecutivo para las Americas Division de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quien exigió en sus redes sociales la inmediata liberación del joven.

En entrevista con Rialta Magazine, Lescay dijo que los delitos que se le imputan no tienen sentido: "Me están imputando dos cargos de desacato. Ellos me dicen que soy reincidente porque cometí el mismo delito, el mismo día, en distintos lugares. Por supuesto, la marcha se movió por distintos lugares y yo grité lo mismo en una esquina y en la otra. Pero ningún policía me hizo ninguna amonestación. Esos siete años son una cosa inflada”.

“Hace unos días creía que lo que me pedirían sería un año o dejármelo en una multa. La verdad es que ya no se puede esperar nada lógico, nada coherente. Ellos pueden hacer cualquier cosa", declaró.

CIDH expresa preocupación por acciones represivas del régimen cubano que impidieron la marcha del 15N

El gobierno militarizó las calles y desplegó sus fuerzas de choque durante la jornada cívica del 15N en Cuba. (YAMIL LAGE / AFP)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) expresaron su preocupación por “la continuidad de estrategias represivas e intimidatorias por parte del Estado de Cuba con el fin de obstaculizar el desarrollo de la marcha cívica convocada para el 15 de noviembre, que finalmente no se realizó”.

La CIDH señala en un comunicado que “según información pública, integrantes de la plataforma Archipiélago y de otros grupos de la sociedad civil solicitaron autorización a las autoridades competentes para llevar a cabo la marcha pacífica contra la violencia y a favor del respeto a los derechos humanos, y por la liberación de presos políticos en el país”. Sin embargo, las autoridades cubanas denegaron la solicitud por considerarla ilícita y por no reconocer la legitimidad de las razones que presentaron para la misma.

Asimismo, dice la Comisión que “tomó nota de que la Fiscalía General de la República habría advertido a las personas organizadoras que de insistir a la protesta, serían acusadas de varios delitos, entre ellos desobediencia, manifestaciones ilícitas e instigación a delinquir”.

“Se recibió información también sobre diversos actos represivos e intimidatorios durante entre el 12 y 15 noviembre, reportes de alegadas retenciones domiciliarias con vigilancia policial, detenciones arbitrarias, actos de repudio y hostigamiento en contra de las personas organizadoras y de quienes apoyaban la marcha, citaciones a interrogatorios en estaciones policiales, amenazas de imputación de delitos y cortes deliberados en el servicio de internet”, señala la CIDH.

Añade que “estas acciones represivas conllevaron a un escenario generalizado de "temor y autocensura, y desalentaron el ejercicio del derecho de protesta por parte de la ciudadanía”.

La Comisión también menciona que periodistas de diversos medios de comunicación independientes como 14yMedio, ADN Cuba y La Hora de Cuba habrían sido citados a interrogatorios por la policía en los días previos y que persiste “la situación de asedio de agentes de la Seguridad del Estado en las residencias de reporteras y reporteros que informan activamente sobre asuntos de interés público y cuestionan al gobierno”.

A esto se añade que el Centro de Prensa Internacional de Cuba retiró las acreditaciones a cinco corresponsales de la Agencia EFE en La Habana, dos de las cuales habrían sido devueltas en horas posteriores.

La CIDH y su RELE expresaron en el comunicado que tomaron nota de la salida al exilio el 17 de noviembre de Yunior García, uno de los líderes de la Plataforma Archipiélago y promotores de la marcha cívica, decision motivada por las amenazas, la retención domiciliaria, y los actos de hostigamiento en su contra y de su familia.

“Frente a esta realidad, la CIDH y su RELE recuerdan que los Estados deben actuar sobre la base de que las protestas sociales son lícitas y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público”, señalaron.

Asimismo hicieron un llamado al Estado para que asegure la no repetición de las violaciones a los derechos humanos que se han constatado desde el 11 de julio en Cuba, y le recordaron su deber de respetar, proteger y garantizar el ejercicio de la libertad de expresión y del derecho a reunión pacífica.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina creada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de estimular la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y expresión.

La CIDH es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos, con el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

Cubanas hablan de sus experiencias en el Día Internacional de las Defensoras de los Derechos Humanos

Martha Beatriz Roque. (Foto: Archivo)

Este 29 de noviembre se celebra el Día Internacional de las defensoras de los Derechos Humanos. Desde Cuba, tres mujeres que han dedicado su vida a velar por estos derechos fundamentales conversaron con Radio Martí.

Con más de treinta años de lucha por la conquista de los derechos humanos en la isla, la economista Marta Beatriz Roque, exprisionera política de la Primavera Negra de 2003 en Cuba, es una fiel exponente de la presencia femenina en la oposición a un régimen que, sistemáticamente, ha violado los derechos elementales de la población por más de 62 años.

No obstante, Roque estima “no ser un buen ejemplo porque”, explicó, “cuando tú llevas tanto tiempo haciendo esto, un poco que hasta te acostumbras a los malos tratos, a las malas situaciones, a los problemas”.

“Mi cuerpo es como el de Frankenstein”

Según Marta Beatriz, en conversaciones con amigos les ha llegado a confesar que su cuerpo “es como el de Frankenstein, está roto; tengo huesos rotos por todos los lugares, de las golpizas, de los malos tratos de la dictadura para conmigo”.

“Es una situación muy difícil”, alegó la economista cubana, “es una vida extremadamente difícil la que se le hace a una persona como yo y como tantas mujeres que hay dentro de la oposición que dedican su vida, precisamente, a defender los derechos humanos y a defender la democracia”, aseguró Roque.

Defensoras de los derechos humanos en Cuba hablan en su Día Internacional
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00

Thais Mailén Franco pertenece a las nuevas generaciones de mujeres que han puesto las necesidades y el interés común por encima de su seguridad personal. Detenida durante la protesta del 30 de abril ocurrida en la calle Obispo, en La Habana Vieja, Franco pasó varios meses en la cárcel y, en estos momentos, se encuentra bajo régimen de prisión domiciliaria a la espera de juicio.

Patriotas que "alzan su voz reclamando libertad"

Desde su casa por cárcel, Thais Mailén Franco extiende un abrazo y felicitaciones más allá de las costas cubanas “A todas aquellas mujeres, ya sean cubanas o no, a todas esas valientes patriotas que, a pesar de la violencia que causan los regímenes totalitarios, están siempre alzando su voz y reclamando libertad”, expresó Franco.

Para la escritora y periodista independiente María Matienzo, la defensa de los derechos fundamentales, es un deber cívico.

María Matienzo no ha sido llevada a juicio ni se han presentado cargos en su contra, sin embargo, como otras activista y comunicadores independientes, Matienzo permanece en su casa, vigilada por la policía política, que controla todos sus movimientos.

"Estamos cumpliendo con un deber cívico"

Para Matienzo, “es bueno que exista un día para felicitarnos, para felicitarlas, aunque creo que, igual, las mujeres que defendemos los derechos humanos bajo cualquier circunstancia, estamos cumpliendo, digo yo, con un deber cívico que debiera ser un deber cívico de toda la humanidad”, enfatizó Matienzo.

Según la oficina de Michele Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, la discriminación y los desafíos únicos a los que se enfrentan las defensoras, afectan su salud, su vida, sus relaciones y sus familias.

(Con reportaje de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Desde la cárcel, un mensaje de José Daniel Ferrer sobre el Día Internacional de los Derechos Humanos

Un poster aboga por la liberación de José Daniel Ferrer García, preso de concienca recluido en Mar Verde, Santiago de Cuba. (Facebook).

"Los invito a que realicemos, dentro y fuera de Cuba, todas las acciones posibles, de orden cívico y no violento a favor de los derechos humanos", dijo el preso político y líder de la UNPACU José Daniel Ferrer García en un mensaje grabado desde la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba.

Ferrer García, detenido desde el 11 de julio, pide que se lleven a cabo jornadas en defensa de los derechos humanos en los primeros días de diciembre, ya que el 10 es el Día Internacional de los Derechos Humanos.

“Debemos estar en estrecha sintonía”, afirmó Ferrer García sobre la necesidad de la oposición de estar unida para enfrentar pacíficamente al régimen cubano.

El líder de la UNPACU tiene previsto realizar un ayuno durante los primeros 10 días de diciembre, en defensa de los pueblos oprimidos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bielorrusia, entre otros.

En su mensaje, Ferrer García comentó que su situación en Mar Verde es difícil, porque tiene dolores de cabeza y está sometido a un encierro total, muy aislado. Además, dijo "no puedo ni siquiera escribir. No tengo derecho ni acceso a lápiz y papel. Son tantos los detalles que demuestran que estoy en una cárcel con condiciones medievales".

Cargar más

XS
SM
MD
LG