Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

CNN: Castro estaría dispuesto a negociar nuevo acuerdo con Trump

Señales mediáticas: La Habana preocupada por posibles medidas del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre Cuba.

La Habana ha estado enviando mensajes conciliadores y preocupados ante la inminencia de un cambio en la política estadounidense hacia Cuba y ahora altos funcionarios indican que Castro estaría dispuesto a renegociar con Trump la política unilateral de Obama ¿Demasiado tarde?

El gobernante cubano, Raúl Castro, está abierto a negociar un nuevo acuerdo con el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo un alto funcionario cubano a la cadena CNN, en el que parece ser el planteamiento más directo en favor de mantener una buena relación con EE.UU, entre una serie de señales mediáticas desplegadas por La Habana ante la inminencia de cambios en la política hacia la isla por parte de la administración Trump.

“Sabemos que ellos tienen una visión diferente del mundo. Entendemos eso”, dijo el funcionario, obviando mágicamente casi seis décadas de demonización ideológica de Estados Unidos por parte del gobierno comunista.

Un segundo funcionario cubano recordó a la cadena las palabras de Castro en la cumbre de la Comunidad de Estados latinoamericanos y Caribeños, CELAC, celebrada en Bávaro, República Dominicana, a fines de enero, menos de una semana después de la investidura de Trump:

"Deseo expresar la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con los Estados Unidos sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía e independencia de nuestro país", dijo Castro, y manifestó su disposición a "proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en los temas de interés común con el nuevo gobierno del presidente Donald Trump".

Advirtió sin embargo que Cuba no haría "concesiones inherentes a su soberanía e independencia". Para La Habana los derechos humanos caen bajo su soberanía, y cualquier crítica desde el exterior es considerada una afrenta y una injerencia en sus asuntos internos.

Vista del exterior de la Embajada de Estados Unidos en La Habana (Cuba).
Vista del exterior de la Embajada de Estados Unidos en La Habana (Cuba).

La primera fuente citada por CNN estimó que la administración Trump no revertirá totalmente la política de Obama, al punto de cerrar su embajada en la capital cubana. “Esa sería la opción nuclear”, dijo.

Sin embargo, expresó preocupación acerca de informes de prensa que indican que el Presidente reimpondrá restricciones a los viajes de estadounidenses a la isla. Advirtió que tal medida podría desestabilizar las mejoradas relaciones bilaterales.

Aunque Trump durante su campaña por la candidatura republicana a la presidencia consideró positivo un cambio en la política estadounidense hacia Cuba después de 50 años, matizó que él habría negociado un mejor acuerdo que el gobierno de Obama, en el cual no sólo Washington hiciera concesiones a Cuba.

Posteriormente, ya como parte de su carrera hacia la presidencia rometió al menos en dos ocasiones a los cubanoamericanos usar su autoridad ejecutiva para revertir las decisiones de Obama, algo que está en el centro de las preocupaciones castristas.

Durante un rally en Miami en septiembre pasado, declaró:

“Todas las concesiones que Barack Obama otorgó al régimen de Castro fueron hechas a través de órdenes ejecutivas, lo que significa que el próximo presidente puede revertirlas, y eso es lo que voy a hacer, a menos que el régimen de Castro acceda a nuestras demandas. Esas demandas incluirán libertades religiosas y políticas para el pueblo cubano, y la liberación de los presos políticos”

La promesa de deshacer el acuerdo de Obama la reiteró el magnate inmobiliario ya siendo el presidente electo de los estados Unidos, el 28 de noviembre de 2016 en su cuenta personal de Twitter @realDonaldTrump: “Si Cuba no está dispuesta a lograr un acuerdo mejor para el pueblo cubano, los cubanoamericanos y los Estados Unidos en general, le pondré fin al acuerdo”, escribió

El alto funcionario citado por CNN afirma que casi 5 meses después de su investidura el gobierno cubano todavía no se ha enterado de qué constituiría un “acuerdo mejor” para Trump.

¿Un viaje al año?

A La Habana no parece importarle mucho si el mandatario eliminara, por ejemplo, la importación ilimitada de ron y habanos cubanos: “Se los vendemos a otros”, dijo el alto funcionario a CNN.

Pero para la industria turística cubana sería al menos conmocionante que se concretara un persistente rumor de que el mandatario piensa reducir los viajes de los estadounidenses a uno anual por cabeza. El turismo es el único sector en alza de la economía en divisas de la isla, golpeada en otros afluentes por la crisis en Venezuela, y Estados Unidos es el segundo emisor de viajeros a Cuba después de Canadá, con 614.433 en 2016, entre cubanoamericanos y estadounidenses sin raíces cubanas. Los planes del grupo militar empresarial GAESA que controla ese rubro incluso se han reorientado teniendo en cuenta ese nuevo factor creado por Obama.

Solamente por las visitas de los cruceros, según cálculos del Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba, entre 2017 y 2019 la isla ingresaría 50 millones de dólares por los gastos de los turistas en excursiones, restaurantes y habanos, y otros 13 millones de dólares por pagos de tasas portuarias.

Otro fuerte golpe económico sería la restricción de los envíos de remesas a la isla, totalmente liberados por Obama y que ya en 2015 sumaron unos $ 3.350 millones, pero hasta ahora no ha trascendido a la prensa nada el respecto.

Campaña mediática diferente

Aunque Cuba generalmente se vale de los medios nacionales e internacionales para atacar a EE.UU., las declaraciones a CNN del alto funcionario cubano no identificado siguen a una serie de inusuales entrevistas con medios internacionales y actividad en las redes sociales por parte de otros funcionariosy personeros del gobierno de Cuba, todos con mensajes acerca de la necesidad y conveniencia para ambas partes de mantener las actuales relaciones con EE.UU.

Durante una visita al País Vasco, Mariela Castro, la hija mediática del gobernante cubano, concedió una entrevista a la agencia española EFE en la que ni siquiera se refirió a su viaje. La diputada y miembro del Partido Comunista habló de diferentes temas, pero el plato fuerte de la interviú fue tomado por la agencia para titular: “Mariela Castro: El mundo hace chistes con Trump, pero en Cuba nos preocupa mucho”.

“Nuestro temor es que regresen las posiciones extremistas y la política agresiva hacia Cuba”, dijo Castro, si bien se abstuvo de atacar al presidente estadounidense. “Trump todavía es una sorpresa, no tenemos la menor idea de hacia dónde va y tampoco podemos guiarnos por lo que dice en sus discursos o entrevistas", aseguró.

En lo que va de junio, oficiales del Ministerio del Interior de Cuba concedieron por su parte sendas y raras entrevistas a la agencia Reuters y a la CNN acerca de las consecuencias negativas que podría tener un retroceso en los vínculos bilaterales para la lucha contra el tráfico humano y contra el narcotráfico respectivamente.

Los primeros advirtieron que las cifras de contrabando de personas han descendido notablemente desde que los dos gobiernos alcanzaron en enero un acuerdo histórico, pero que esos avances se podrían perder si no se reanudan los diálogos de alto nivel, mantenidos en un impasse por la administración Trump. Mientras, oficiales del organismo cubano de lucha antidrogas dijeron a CNN que el cese de la cooperación bilateral llegaría en un mal momento, pues aseguraron tener evidencias de que, desde que el expresidente Obama desechó la política de pies secos-pies mojados que daba trato migratorio a traficar drogas a través del Estrecho de la Florida.

En el ámbito diplomático los enviados de La Habana han estado también muy activos, sobre todo en las redes sociales.

La negociadora por el MINREX cubano de la normalización con el gobierno de Obama, Josefina Vidal, y el embajador en Washington José Ramón Cabañas, retuitean materiales de apoyo al status quo como una encuesta divulgada por la coalición proacercamiento Engage Cuba que indica que el 65 % de los estadounidenses apoyan la política actual o una carta enviada al secretario de Estado Rex Tillerson por los senadores antiembargo Jeff Flake, Mike Enzi y John Boozman detallando las ventajas de la política de Obama para los emprendedores privados cubanos, las compañías estadounidenses y los intereses nacionales de EE.UU.

En México el embajador cubano Pedro Núñez declaró al diario El Universal que Cuba aspira a que se mantenga con el gobierno de Trump la misma relación que existía con el de Obama.

Sólo mueven ficha en jaque

En mayo de 2009, después que Obama, en el primer año de sus ocho en la Casa Blanca, relajó unilateralmente las restricciones de viaje y envío de remesas a Cuba, el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero dijo: “Ahora le toca mover ficha a La Habana. Ahora el Gobierno cubano tiene que hacer reformas y, en mi opinión, deben empezar por lo económico y social'', apuntó entonces Rodríguez Zapatero, en una entrevista con el diario local Público.

Sin embargo, pasaron los ocho años de Obama y seis rondas suyas de medidas unilaterales de relajamiento; la represión en Cuba empeoró, las reformas se quedaron más en el botón de “pausa” que en el de “prisa”,y ahora el Rey de La Habana está en jaque... y tal vez sea demasiado tarde para mover alguna ficha salvadora.

Vea todas las noticias de hoy

Abogan por uso de créditos privados para expandir ventas agrícolas de EEUU a Cuba

Una mujer vende vegetales y frutas en un mercado local en La Habana.

Un proyecto de ley bipartidista que busca expandir las exportaciones agrícolas de Estados Unidos a Cuba levantando las restricciones a la financiación privada fue reintroducido este martes en el Senado.

Impulsada por los senadores John Boozman (Republicano por Arkansas) y Michael Bennet (Demócrata por Colorado), la Ley de Expansión de Exportación Agrícola de 2019, propone “eliminar un obstáculo importante para los agricultores y ganaderos estadounidenses en la venta de productos agrícolas en el mercado cubano”, señala una declaración conjunta.

“Cuba importa el 80 por ciento de su comida, pero los estadounidenses comienzan en desventaja ya que no se permite la financiación privada. Nuestra ley elimina esta barrera, permitiendo que nuestros productores agrícolas puedan competir, mientras expone a los cubanos de forma simultánea a los ideales americanos, valores y productos”, afirmó Boozman, quien sostiene que la medida será beneficiosa tanto para los productores de EEUU como para los ciudadanos de la isla.

Bennet, por su parte, señaló que a pesar del progreso que significó la aprobación de la Ley Agrícola en 2018, “las restricciones comerciales existentes con Cuba siguen poniendo a nuestros agricultores y ganaderos en desventaja”. Este proyecto de ley, agregó, podría abrir “nuevas oportunidades de mercado para los agricultores y ganaderos de Colorado” que, a su juicio, obtendrían grandes dividendos en el mercado cubano.

Boozman apoyó una disposición de la Ley Agrícola de 2018 que permite que fondos del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por sus siglas en inglés) destinados a programas de promoción de las exportaciones de los productos agrícolas estadounidenses puedan ser utilizados en Cuba.

Pero esta ley, subraya la declaración, no elimina “el mayor obstáculo” para los productores que buscan acceso al mercado de la isla, la Ley de Reformas y Sanciones Comerciales (TSRA), que prohíbe el suministro de crédito privado para las exportaciones, lo que obliga a los cubanos a pagar con dinero en efectivo la compra de alimentos cultivados en EEUU.

“Este proyecto de ley enmendaría la TSRA para permitir la financiación privada de las exportaciones agrícolas y nivelar el campo de juego para los agricultores que compiten en el mercado mundial”, reiteró el comunicado.

Más de $201 millones en fondos, ninguna solicitud

Un reporte del Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba (Cuba Trade) del 12 de mayo se cuestiona por qué ninguna organización comercial ha solicitado el uso de los $201, 697,191 dólares asignados por el USDA en el año fiscal 2019 para promover las exportaciones agrícolas a la isla. A pesar del beneficio establecido en la Ley Agrícola de 2018, que permite el uso de los fondos con este fin, de 87 solicitudes presentadas, ninguna está relacionada con Cuba.

“Se permite que estos fondos se utilicen para actividades de desarrollo y promocionales en casi todos los mercados mundiales, incluido Cuba. Sin embargo, la sensación es que, debido a las circunstancias de nuestra política actual, estos fondos no se gastarían con prudencia en Cuba, sino en otros mercados prometedores y a los que actualmente tenemos acceso”, dijo a Cuba Trade Dwight Roberts, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Productores de Arroz de Katy, con sede en Texas.

Aunque los defensores del Proyecto de Ley Agrícola sostuvieron que la disposición sobre Cuba era fundamental para "sentar las bases" para aumentar las exportaciones de productos agrícolas y alimenticios a la isla “no ha habido una solicitud en 141 días”, subraya Cuba Trade.

El reporte señala que esta “falta de interés” predice de alguna forma el resultado de esfuerzos legislativos que se llevan a cabo actualmente en el Congreso para “rescindir las prohibiciones sobre la provisión de términos de pago para la exportación” de alimentos y productos agrícolas a Cuba.

Cuba Trade enfatiza que ”aún no ha habido un exportador de productos agrícolas o una institución financiera de Estados Unidos que haya declarado públicamente que hoy proporcionaría los plazos de pago y/o el financiamiento, y cuáles serían esos términos de pago yde financiamiento para entidades operadas por el gobierno de la República de Cuba”.

La organización no gubernamental sostiene en su informe que esta ausencia, constante desde el año 2000, es un obstáculo legislativo. “A falta de presión, ¿por qué haría la Administración Trump algo que no quiere hacer?”, concluyó.

(Redactado por Aracelis Mayan, con información de Cuba Trade y Declaración de los senadores Boozman y Bennet)

EEUU denuncia represión a marcha contra la homofobia en Cuba

Un activista LGBTI detenido durante la marcha.

La embajada de Estados Unidos en La Habana denunció las detenciones de activistas de la sociedad civil cubana, este sábado durante la marcha alternativa de la comunidad LGBTI, y denunció que las autoridades privan a los cubanos de sus derechos esenciales.

La sede diplomática declaró desde su cuenta oficial en Twitter: "Observamos de cerca que #LaMarchaAlternativa comenzó pacíficamente, pero luego hubo detenciones agresivas. El régimen le niega al pueblo cubano sus derechos fundamentales. Estamos con el pueblo de #Cuba. #CubaDiversa #LaMarchaVa #IDAHOT".

Por su parte la directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba, Mariela Castro, hija del general Raúl Castro, tildó la marcha convocada espontáneamente por la comunidad LGBTI cubana como un espectáculo organizado desde Miami y Matanzas.

En su cuenta de Facebook se refirió a la protesta de centenares de personas en reclamo de sus derechos como un "show convocado desde Miami y Matanzas, respaldado por funcionarios de la embajada de EEUU y cubierto por la prensa extranjera".

El centro que dirige la también diputada canceló esta semana la "Conga cubana contra la Homofobia y la Transfobia", una manifestación que desde hace más de una década habían autorizado las autoridades y era vista como un gran logro para la comunidad LGTBI de Cuba.

Con la suspensión del evento se organizó una marcha alternativa el sábado en el Parque Central de La Habana, donde centenares de activistas marcharon por el Paseo del Padro hasta Malecón.

"Se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes, que intentaron continuar la marcha, y la policía cubana que se lo impidió y detuvo al menos a cuatro de ellos, según un recuento preliminar de los organizadores, destaca la agencia española.

El grupo independiente Candidatos por el Cambio condenó los actos represivos cometidos el sábado contra la marcha pacífica LGBTI que trajo consigo arrestos violentos contra activistas y periodistas independientes.

Según la organización, acciones como éstas podrían resultar en un costo político demasiado alto para el régimen de La Habana, cambiando la percepción de gobierno de muchos "no convencidos", al ser el segmento social de los LGBTI uno de los de mayor incidencia al interior de la sociedad.

Senador propone "bloqueo naval" a Cuba para impedir entrada de petróleo de Venezuela

Una vista, al fondo, de la refinería Ñico López en la bahía de La Habana. (Archivo)

El senador estadounidense Rick Scott dijo este miércoles que las sanciones destinadas a bloquear el flujo de petróleo entre Venezuela y Cuba no están funcionando, y propuso un "bloqueo naval" para hacer cumplir la medida.

“Es evidente que las sanciones destinadas a bloquear el flujo de petróleo de Venezuela a Cuba no están funcionando. Cuba es la fuente de más influencia y apoyo al régimen de Maduro en Venezuela debido en gran parte al petróleo gratis que reciben a cambio. Es aceite a cambio de represión", afirmó Scott en una declaración.

El senador Scott, republicano por Florida, dijo que "cortar el suministro de petróleo al régimen de Castro sería la acción más efectiva que podemos tomar para poner fin al brutal régimen de Nicolás Maduro".

Scott agregó que Estados Unidos debe considerar un bloqueo naval que impida el transporte de petróleo entre Caracas y La Habana, en concordancia con recientes declaraciones del presidente Donald Trump sobre recrudecer las sanciones a Cuba.

"Es claro que los Estados Unidos deben considerar el uso de activos navales para bloquear el flujo de petróleo entre las dos dictaduras. El presidente ha propuesto la idea de un embargo total sobre Cuba. Estoy completamente de acuerdo con él", subrayó.

El senador dijo que Estados Unidos necesita tomar medidas inmediatas "para capitalizar la debilidad" del gobernante venezolano Nicolás Maduro y terminar con su régimen.

"Si eliminamos a Cuba de la ecuación, eliminamos las fuerzas políticas que apoyan el genocidio en Venezuela", concluyó Scott.

Senadores piden a EEUU restitución del programa "Parole" para médicos cubanos

Médicos cubanos en Brasil. (Archivo)

Tres senadores estadounidenses enviaron el martes una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo, pidiendo la restitución del programa de Admisión Condicional para Profesionales Médicos Cubanos (Cuban Medical Professional Parole Program, CMPP).

Los republicanos por la Florida, Marco Rubio y Rick Scott, firmaron junto al demócrata de New Jersey, Bob Menéndez, la misiva en que instan al Departamento de Estado a tomar medidas para abordar la trata de personas por parte del régimen cubano, en especial de los profesionales de la salud.

Rubio, Menendez y Scott piden a apoyo a las víctimas de la explotación del régimen cubano

Concretamente, piden que en el informe anual de tráfico humano correspondiente a 2019, Estados Unidos vuelva a incluir a Cuba en la lista de países que no hacen lo suficiente para combatir el tráfico de personas, que se conoce como "tier 3" y que permite la imposición de sanciones económicas.

En el caso particular del programa Mais Médicos, los senadores han pedido que se investiguen las responsabilidades de los firmantes del convenio (la Organización Panamericana de la Salud, el gobierno de Cuba, y el anterior gobierno de Brasil) y se determine si las partes violaron las leyes internacionales de derechos humanos y las leyes estadounidenses relacionadas con el tráfico humano.

Por último exigen al Departamento de Estado que ofrezca una evaluación detallada de cómo EEUU piensa ayudar a los profesionales médicos cubanos que trabajan en condiciones coercitivas y sobre los riesgos que corren los gobiernos e instituciones que apoyen las misiones médicas cubanas en otros países.

Trump sugiere cambio de política hacia Cuba si La Habana retira respaldo a Maduro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos sugirió el miércoles que podría haber un cambio de política hacia Cuba si La Habana retira su apoyo a Nicolás Maduro.

Trump reconoció que La Habana "arriesga mucho" con su apoyo a Maduro porque la situación que vive la isla es también difícil.

"A ellos no les está yendo muy bien", afirmó el presidente sobre la situación económica en la isla, pero de asumir una postura distinta sobre Venezuela, esto podría cambiar.

"Con el movimiento correcto, a Cuba le podría ir muy bien, podríamos hacer una apertura", afirmó Trump en una entrevista con la periodista Trish Regan de la cadena Fox Business.

Si el régimen de La Habana no retira su respaldo a Maduro, Cuba podría ser sancionada con un "embargo muy duro" y su aplicación "dependerá de lo que pase".

El martes Trump anunció que si los militares cubanos no salen inmediatamente de Venezuela, se impondrá a la isla un "embargo total" y un recrudecimiento de las sanciones.

"Si las tropas y las milicias cubanas no cancelan de inmediato las operaciones militares y de otro tipo con el propósito de causar la muerte y destrucción de la Constitución de Venezuela, se impondrá en la isla de Cuba un embargo total y completo, junto con las sanciones de más alto nivel", dijo Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El miércoles un alto diplomático cubano dijo que Cuba no tiene tropas en Venezuela ni participa en operaciones de seguridad, pero se reserva el derecho a cooperar en materia militar y de inteligencia con ese país.

Carlos Fernández de Cossío, Director General para asuntos de los EE.UU. de la Cancillería de Cuba, declaró a The Associated Press en Washington, que EE.UU acusa falsamente a su país de tener más de 20.000 militares y agentes de inteligencia en Venezuela y dijo que hay unos 20.000 cubanos en Venezuela, pero que todos son trabajadores médicos.

"No hay tropas”, dijo en inglés. “Cuba no participa en operaciones militares ni en operaciones de seguridad en Venezuela y agregó que, aunque no hay soldados cubanos en el terreno, no podía negar que existiese cooperación de inteligencia”.

[a partir de entrevistas de Fox Business y AP]

Cargar más

XS
SM
MD
LG