Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Gobernador Christie, de imparable a vulnerable

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Según encuesta, el 55 % de los votantes de NJ tiene una opinión favorable del gobernador pese al escándalo del puente.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, ha pasado en cuestión de una semana de un ascenso imparable hacia la candidatura republicana a la Casa Blanca a verse acorralado por un escándalo que lo hace vulnerable y enfatizaría su carácter agresivo.

Perseguido desde el inicio de su carrera política por la etiqueta de "abusón", Christie había logrado hasta ahora perfilar su fuerte personalidad como una señal de franqueza, de hombre sincero sin pelos en la lengua, señala la agencia Efe.

Foto de archivo del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.
Foto de archivo del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.
Esa imagen se esfumó de un plumazo esta semana, con la difusión de unos documentos que le muestran como un hombre vengativo, capaz de someter a los ciudadanos a interminables atascos con tal de desquitarse contra el alcalde demócrata de la ciudad de Fort Lee, Mark Sokolich, que no le apoyó en su campaña de reelección.

El escándalo está relacionado con el cierre parcial de un puente en septiembre pasado entre su estado y Nueva York para afectar a Sokolich.

Christie dijo que él no estaba involucrado en el asunto y despidió a su jefa adjunta de gabinete, Bridget Anne Kelly.

El golpe ha llegado apenas dos meses después de esa exitosa campaña, que le consolidó como la apuesta republicana más sólida para arrebatar la Casa Blanca en 2016 a Hillary Clinton, la demócrata considerada con más posibilidades de competir por la presidencia ese año.

"Chris podría fácilmente convertirse en nuestro candidato (para las elecciones de 2016), salvar a nuestro partido y ayudarnos a devolver a este país al camino correcto de nuevo. No se puede encontrar a nadie mejor que Christie", dijo en noviembre Mitt Romney, candidato republicano en los comicios de 2012.

La misma impresión manifestaban hasta ahora muchos otros representantes del ala moderada, que, inquietos ante el alza del movimiento ultraconservador Tea Party, confiaban en la varita mágica de un republicano capaz de conquistar dos veces un bastión demócrata como Nueva Jersey.

Dedicado por completo a su gestión del estado, el político de 51 años ha eludido hasta ahora los rumores sobre sus aspiraciones presidenciales, e incluso ha intentado zafarse de la etiqueta de "moderado" que le imponen muchos de sus correligionarios.

"Soy un conservador. He gobernado este estado como un conservador, y creo que eso ha llevado a que algunos estén en desacuerdo conmigo en este estado. La diferencia es que no he tratado de esconderlo, o enmascararlo como otra cosa", señaló Christie a la cadena CNN en noviembre.

Ese carácter directo, unido a su imagen de político que presta más atención a las necesidades de sus votantes que a las lealtades del partido, han quedado en tela de juicio con el escándalo, pese a que él ha negado toda participación en el mismo.

Según una encuesta publicada este viernes por Rasmussen, el 55 % de los votantes de Nueva Jersey siguen teniendo una opinión favorable de Christie pese al escándalo, una cifra que ha caído desde su reelección en noviembre, cuando lo apoyaba un 63 % de encuestados.

De orígenes humildes, abogado de profesión y nacido en Newark, Christie era un desconocido hasta 2001, cuando el entonces presidente George W. Bush lo nombró fiscal general de Nueva Jersey.

Católico, casado y con cuatro hijos, el corpulento político decidió competir por la dirección del estado en 2009, y finalmente logró desbancar al gobernador demócrata Jon Corzine en una ajustada contienda que culminó en noviembre de ese año.

Sus duras recetas para rebajar el desempleo y equilibrar el presupuesto le valieron pronto la admiración de todo el partido, si bien el ala más conservadora no llegó a perdonar su aparición junto al presidente, Barack Obama, seis días antes de las elecciones de 2012, cuando el huracán "Sandy" azotó la costa este.

Antes de destaparse el actual escándalo, muchos veían el paso del huracán como el momento definitorio de Christie, el que transformó su imagen en ocasiones brusca o pendenciera en la de un ciudadano de a pie que lloraba con sinceridad los daños a "la costa de su juventud", como la definió en una ocasión en su cuenta de Twitter.

En febrero de 2013, el gobernador mostró la que quizá fuera la señal más clara de sus aspiraciones presidenciales al someterse a una operación de banda gástrica, seguida por la publicación en octubre de un informe médico en el que sus doctores aseguraban que estaba "perdiendo peso de forma sostenida".

"No me sentía mal con mi peso anterior, pero no me daba cuenta de lo mal que dormía. Es muy agradable no estar tan frustrado como antes", dijo Christie en noviembre.

Es otro tipo de frustración la que parece acechar ahora al gobernador: la que entraña la dificultad de convencer a todo un país de que se mantuvo al margen de un escándalo librado en su nombre.

Vea todas las noticias de hoy

Protestas en Filadelfia terminan en vandalismo; ​Biden dice que no hay excusa para el saqueo o la violencia (VIDEO)

Protestas contra violencia policial terminan en violentos disturbios y saqueos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:03 0:00

La tensión vuelve a las calles de Filadelfia por segunda noche. Las protestas por la muerte de un afroamericano a manos de la policía el pasado lunes han derivado en episodios de vandalismo y saqueos de comercios.

La violencia estalló después de que la policía matara el lunes a un hombre de 27 años identificado como Walter Wallace Jr., que sufría de problemas de salud mental según su familia. Como muestra un video que circula en las redes sociales, Wallace recibió varios disparos de dos policías para los que no representaba una amenaza inminente.

El propio padre de la víctima ha comparecido ante los medios para pedir que por respeto a su familia paren la violencia y el caos que ha causado la muerte de su hijo.

La policía advirtió en Twitter que una "gran multitud" de unas mil personas estaba saqueando negocios en los barrios de Castor y Aramingo y recomendó a los residentes que "eviten el área".

Imágenes tomadas por un helicóptero parecen mostrar a personas saqueando una tienda Foot Locker y otro negocio.

La oficina del gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, anunció el despliegue de cientos de soldados de la Guardia Nacional a la ciudad para "proteger el derecho a la reunión y la protesta pacífica mientras se mantiene a las personas a salvo".

Una ola de protestas antirracistas, que a veces han derivado en episodios de violencia, ha recorrido Estados Unidos desde la muerte de George Floyd, un hombre negro asesinado por un policía blanco a finales de mayo.

"Estamos monitoreando la situación de cerca. Estamos listos para desplegar recursos federales, si es necesario. El presidente Trump no tolerará la violencia hacia las fuerzas del orden de Estados Unidos", declaró Alyssa Farah, directora de comunicaciones de la Casa Blanca.

Mientras el candidato presidencial demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, instó el miércoles a la calma diciendo que los manifestantes tenían derecho a manifestaciones pacíficas pero no a la destrucción.

"No hay excusa alguna para el saqueo o la violencia", dijo el exvicepresidente a los periodistas después de emitir su voto en Wilmington, Delaware.

Fórmula Biden-Harris ve levantamiento de embargo a Cuba como posibilidad remota

Joe Biden y Kamala Harris

Kamala Harris, que aspira a convertirse en vicepresidenta de EE.UU. en las elecciones del próximo 3 de noviembre, reconoció en una entrevista con la agencia Efe que de llegar Joe Biden a la Casa Blanca, el levantamiento de el embargo a Cuba sería una posibilidad remota.

"El embargo es la ley y se necesita una ley del Congreso para levantarlo o se necesita que el presidente determine que un Gobierno elegido democráticamente está en el poder en Cuba. No esperamos que ninguna de estas cosas ocurra pronto", dijo la candidata demócrata.

Preguntada sobre la estrategia para Cuba, la compañera de fórmula de Joe Biden indicó: "La política de una Administración de Biden y Harris hacia Cuba estaría gobernada por dos principios: primero, los estadounidenses,
especialmente los cubano-estadounidenses, son los mejores embajadores de la libertad en Cuba. Segundo, dar poder al pueblo cubano para que determine su propio futuro es vital para los intereses de seguridad nacional de EEUU".

"Trump está deportando a cientos de cubanos de vuelta a la dictadura y de vuelta a una represión del régimen que solo ha aumentado bajo su Presidencia. Hay casi 10.000 cubanos que están languideciendo en campamentos de tiendas de campaña a lo largo de la frontera con México debido a la agenda antiinmigrante de Trump. Y está separando a familias cubanas mediante restricciones a las visitas familiares y las remesas", dijo la candidata.

"Nosotros daremos marcha atrás en las políticas fallidas de Trump.
Y como hizo anteriormente como vicepresidente, Joe Biden, también
exigirá la liberación de los presos políticos y hará de los derechos
humanos una pieza central en la relación diplomática", expresó la senadora.

La agencia EFE indagó sobre la perspectiva de política exterior de EE.UU y el papel de España en las relaciones con Cuba y, en general, con Latinoamérica, a lo que la candidata respondió: "Bajo una Administración de Biden y Harris, EE.UU. trabajará con miembros de la comunidad internacional, incluida España, para apoyar al pueblo cubano, así como para promover la visión de Joe Biden sobre la necesidad de trabajar por un hemisferio seguro, de clase media y democrático".

La suerte de la relación de Washington y La Habana a partir de 2021 ha sido mencionada en numerosos actos y entrevistas durante la actual contienda presidencial.

Un segundo mandato del republicano Donald Trump reforzaría la presión sobre el régimen comunista como ha venido haciendo el presidente republicano desde que asumió el poder.

Trump ha decidido revertir la política de acercamiento iniciada por Barack Obama y Raúl Castro, pues considera que no ha hecho más que enriquecer a la clase gobernante y los militares y empeorar la situación de derechos humanos en Cuba.

Barrett asume como jueza de la Corte Suprema; se fortalece por décadas la mayoría conservadora

Amy Coney Barrett, magistrada en la Corte Suprema de Estados Unidos, en su juramentación el 26 de octubre de 2020.

El Senado de Estados Unidos confirmó este lunes en la noche, a ocho días de las elecciones presidenciales, a Amy Coney Barrett como nueva jueza del Tribunal Supremo, consolidando así la mayoría conservadora en la corte más importante del país.

Barrett fue confirmada con 52 votos en favor -todos de senadores republicanos- y 48 en contra -todos los demócratas y la conservadora Susan Collins.

Barrett, de 48 años, juró su cargo vitalicio esta misma noche en un acto en la Casa Blanca en el que también participó el presidente Donald Trump.

La confirmación de Barrett llega tras un apresurado y polémico proceso que se inició el 18 de septiembre pasado con la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg a los 87 años.

Barrett fue nominada por Trump días después, el 26 de septiembre, antes de que Ginsburg fuese incluso sepultada.

Los republicanos aprovecharon así su control sobre el Ejecutivo y sobre el Senado para decantar aun más a su favor el Supremo, que ahora queda con seis magistrados conservadores y tres progresistas, lo que marca el futuro de la corte para las próximas décadas.

El presidente Trump en la ceremonia de juramentación
El presidente Trump en la ceremonia de juramentación

Trump, de hecho, ha logrado confirmar a tres jueces para el Supremo en sus cuatro años en el poder: Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Barrett.

Los conservadores consideran además que la confirmación de Barrett como una "victoria histórica" para quienes se oponen aborto.

El senador cubanoamericano Marco Rubio ha dicho que a partir de ahora, "la izquierda radical" no podrá usar el Tribunal Supremo para legislar. El tribunal será solo para juzgar, y no para cambiar la voluntad de la Legislatura, explicó Rubio en un comunicado de prensa.

El congresista Mario Díaz-Balart, también de origen cubano, aplaudió la decisión tomada por el Senado de Estados Unidos:

"La jueza Amy Coney Barrett ha demostrado ser una férrea defensora del Estado de derecho que respeta diligentemente la Constitución. Su confirmación es un paso histórico hacia una mayor salvaguarda de los principios fundamentales de nuestra democracia".

El senador Ted Cruz de Texas, y de familia cubana, dijo que la mayoría republicana en el Senado "cumplió con su promesa de seleccionar a jueces conservadores que respetan la Constitución" y las ideas de los autores de dicho documento.

Marco Rubio pide a Trump un ajuste migratorio para los venezolanos

El presidente Donald Trump saluda al senador Marco Rubio en Miami. Foto Archivo

El senador Marco Rubio, republicano por Florida, instó al Presidente Donald Trump a que ajuste por decreto el estatus migratorio de miles de ciudadanos de Venezuela que radican en EEUU y que detenga sus deportaciones.

El legislador de ascendencia cubana envió una carta el primer mandatario, solicitando que ejerza su autoridad constitucional y otorgue lo que se conoce como Salida Forzada Diferida (DED) a los ciudadanos venezolanos elegibles que se encuentran actualmente en EEUU.

“A falta de aprobación del TPS por parte del Secretario de Seguridad Nacional, debemos asegurarnos de que no estamos deportando a personas a un país en que el régimen ilegítimo de Maduro y sus fuerzas de seguridad cometen asesinatos extrajudiciales, desapariciones y torturas de políticos oponentes ”, escribió Rubio, copatrocinador en 2019 de un anteproyecto sobre el llamado Estatus de Protección Temporal (TPS) para los Venezolanos.

“Felicito el liderazgo mantenido por su administración en apoyo al presidente interino Juan Guaidó mientras él sigue recorriendo su país en circunstancias extraordinariamente difíciles, y en muchos aspectos catastróficas, causadas por el régimen del narcoterrorista Nicolás Maduro. Como sabe, he abogado para que su administración apruebe el TPS a fin de que los ciudadanos venezolanos que se encuentran en Estados Unidos no tengan que regresar a Venezuela hasta que se restablezca la democracia”, puntualizó el presidente del Subcomité senatorial de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer.

En la misiva Rubio recuerda al mandatario que el mes pasado, la Misión Independiente de Investigación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre la República Bolivariana de Venezuela, en un informe encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planeado y ejecutado desde 2014 graves violaciones de derechos humanos, algunas de las cuales, incluidos asesinatos arbitrarios y el uso sistemático de la tortura, constituyen crímenes de lesa humanidad .

“Me alarma saber que al menos 188 venezolanos, algunos de los cuales al parecer no tenían antecedentes penales, fueron expulsados de Estados Unidos en el año fiscal 2020. Sin embargo, no está claro cuántos de estos individuos, si es que hubo alguno, fueron finalmente deportados”, manifestó el senador, que mencionó que el DED proporciona una suspensión administrativa temporal de expulsión para ciudadanos de países designados por el presidente, e históricamente se ha implementado en casos de desastres naturales, guerras e incluso "conflictos civiles generalizados".

El DED no otorga estatus de conformidad con la ley federal de inmigración, pero permite que una persona trabaje legalmente en el país durante la duración de la designación.

En la Florida, se intensifica la competencia para ganar las elecciones presidenciales

El presidente Trump en Pensacola, Florida, el 23 de octubre de 2020 (Mandel Ngan / AFP).

La revista Politico reporta que los republicanos en la Florida están saliendo de las trincheras en masa para votar en persona en las elecciones presidenciales, fenómeno que está reduciendo la gran ventaja obtenida por los demócratas en las boletas enviadas por correo.

Las elecciones son el 3 de noviembre, pero numerosos Estados ofrecen la alternativa de votar antes, en persona o por correo.

Politico dice que los demócratas siguen con una ventaja grande de 387 mil votos, pero esa cifra es 21% menos a lo que existía tres días antes.

Teniendo en cuenta que hay 10 días mas para votar, los republicanos ven la esperanza de alcanzar a sus rivales.

El presidente Trump votó el sábado en West Palm Beach, Florida. Un poco mas al sur, el expresidente Barack Obama habló ante sus partidiarios para alentarlos a votar por Joe Biden.

Ambos conocen bien al electorado. Trump ganó la Florida en el 2016. Obama ganó el Estado en 2008 y 2012.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG