Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Carrera presidencial sin latinos tras abandono de Julián Castro

Julián Castro durante un acto de campaña.

La Casa Blanca no contará en 2021 con un inquilino latino tras el abandono hoy de la carrera presidencial del único precandidato hispano, Julián Castro, el exalcalde de San Antonio (Texas), quien había hecho de sus raíces mexicanas y humildes orígenes los ejes de su campaña.

"He determinado que simplemente no es nuestro momento", dijo en un vídeo divulgado por su campaña.

Castro, de 45 años y ex secretario de Vivienda en el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), se había situado en el ala progresista del partido demócrata y había remarcado la inmigración como una de las prioridades de su programa.

"Estoy muy orgulloso de la campaña que hemos llevado juntos. Hemos moldeado la conversación en tantos temas importantes en esta carrera, dimos la cara por la gente más vulnerable y ofrecimos una voz a aquellos que a menudo resultan olvidados", agregó.

Pese a ello, y a varias buenas actuaciones en los debates demócratas, había mostrado problemas para elevar su perfil, fortalecer su recaudación y sobresalir en una reñida contienda donde se mantienen más de una docena de aspirantes.

Nieto de una mexicana y hermano del congresista federal por Texas Joaquín Castro, el aspirante había lanzado su precandidatura un año atrás en su ciudad natal, San Antonio, como una encarnación contemporánea del "sueño americano".

"Cuando mi abuela llegó aquí hace casi cien años, estoy seguro de que jamás habría imaginado que solo dos generaciones después, uno de sus nietos sería miembro del Congreso de EEUU y el otro estaría aquí delante de ustedes diciendo estas palabras", afirmó entonces, primero en inglés y luego en español.

La salida de Castro de la carrera por la Presidencia se produce apenas un mes antes de la primera cita electoral que tendrá lugar en los "caucus" de Iowa, el 3 de febrero.

El próximo debate de aspirantes demócratas tendrá lugar precisamente el 14 de febrero, en Des Moines (Iowa).

El Latino Victory Fund, una de las primeras asociaciones en respaldar a Castro, subrayó que éste suponía la "conciencia" de la contienda presidencial de 2020.

"Comenzó un diálogo fundamental sobre el proceso de primarias demócrata y los desafíos que muchos candidatos de color enfrentan por ello. Nuestra demografía está cambiando y haciéndose más diversa, y debemos asegurar que nuestro diverso electorado está representado en las elecciones de 2020", afirmó Mayra Macías, directora ejecutiva del grupo.

Según los últimos datos recogidos por el centro de estudios Pew, en EEUU hay actualmente 59,9 millones de latinos, lo que supone un 18% de la población total y un notable salto respecto a los 47,8 millones de 2008.

Para las elecciones de este año, se calcula que 32 millones de latinos podrán votar, lo que representa el 13% del censo electoral de todo el país.

Como consecuencia, los latinos tienen un enorme potencial para influir en el resultado en estados considerados clave como Florida, Arizona, Nevada, Colorado o Texas.

Las encuestas sitúan, por ahora, al exvicepresidente Joe Biden como el favorito para lograr la nominación presidencial demócrata, seguido por los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, y por el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg.

A más distancia, entre otros, figuran los también senadores Amy Klobuchar y Cory Booker, el emprendedor Andrew Yang, la congresista Tulsi Gabbard y el multimillonario Tom Steyer.

Las elecciones presidenciales de 2020 tendrán lugar en noviembre de este año y el nominado demócrata se enfrentará al actual presidente, el republicano Donald Trump, que busca la reelección.

Vea todas las noticias de hoy

Trump abrió el viernes en Monte Rushmore las celebraciones por el 4 de Julio

El presidente Donald Trump saluda a la multitud al pie del monumento de Monte Rushmore, en Dakota del Sur (Foto: Saul Loeb/AFP).

Con un discurso al pie del monumento a George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt en las montañas rocosas de Monte Rushmore, en el estado de Dakota del Sur, el presidente de Estados Unidos Donald Trump inició el viernes las celebraciones por la fecha de la independencia el 4 de Julio.

“Este monumento nunca será profanado”, dijo Trump. “Estos héroes jamás serán desfigurados. Su legado nunca será destruido. Sus conquistas nunca serán olvidadas. Y Monte Rushmore será un eterno tributo a nuestros antepasados y a nuestra libertad”.

"El año 1776 representó la culminación de miles de años de civilización occidental y el triunfo no solo del espíritu, sino de la sabiduría, la filosofía y la razón", dijo Trump, antes de elogiar las grandes figuras de la historia de Estados Unidos, de todas las razas, como el presidente Andrew Jackson, el luchador por la igualdad racial Frederick Douglass y el boxeador y activista Muhamad Alí.

La declaración del Presidente fue aplaudida entre vítores de los asistentes, pero también cuestionada por quienes creen que no contribuye a unificar la nación, sacudida por las protestas contra la violencia policial a raíz de la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minnesota.

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump llegan al lugar de la ceremonia (Foto: Saul Loeb/AFP).
El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump llegan al lugar de la ceremonia (Foto: Saul Loeb/AFP).

“Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos”, declaró Trump. “Airadas multitudes intentan derribar las estatuas de nuestros fundadores, profanar nuestros monumentos más sagrados y desatar una ola de crímenes violentos en nuestras ciudades”.

Muchas de esas personas no tienen idea de por qué lo hacen, pero algunas sí lo saben, dijo ante una muchedumbre que, en medio del aumento de casos de COVID-19, podía verse en su mayoría sin mascaras protectoras.

“Piensan que el pueblo estadounidense es débil, blandengue y sumiso, pero no: el pueblo estadounidense es fuerte y orgulloso, y no permitirá que le quiten nuestro país y todos sus valores, su historia y su cultura”, añadió Trump.

La selección del monumento de Monte Rushmore para abrir las celebraciones de este año por la fecha de la independencia ha sido también controversial porque nativos pobladores de la zona consideran que el monumento es en sí mismo una profanación de la montaña.

Trump calificó de “ataque a nuestras libertades” las acciones de las multitudes airadas, y dijo que deben frenarse y que serán frenadas muy pronto.

Pocos de los asistentes fueron vistos con máscara protectora para evitar la propagación del coronavirus (Foto: Saul Loeb/AFP).
Pocos de los asistentes fueron vistos con máscara protectora para evitar la propagación del coronavirus (Foto: Saul Loeb/AFP).

“En nuestras escuelas, en nuestras redacciones, incluso en los salones donde se reúnen nuestras juntas corporativas, existe un nuevo fascismo de extrema izquierda que reclama lealtad absoluta”, dijo el Presidente. “Quien no hable su idioma, practique sus rituales, recite sus mantras ni siga sus mandamientos será censurado, desterrado, incluido en la lista negra, perseguido y castigado. Eso no nos va a pasar”.

Aseguró también que esa “revolución cultural de extrema izquierda” está diseñada para derrocar la Revolución Estadounidense, y que en el intento sus promotores destruirían la civilización que rescató a miles de millones de personas de la pobreza, las enfermedades, la violencia y el hambre.

“Para lograrlo están decididos a derribar todas las estatuas, los símbolos y la memoria de nuestra herencia nacional”, declaró Trump.

Andrew Bates, portavoz de la campaña del presunto adversario demócrata de Trump en las elecciones de noviembre, el ex vicepresidente Joe Biden, hizo publica una reacción al discurso.

“Nuestro país está sufriendo el costo insoportable de tener un presidente negligente y divisivo a quien no le importa otra cosa que su propio beneficio: ni los enfermos, ni los desempleados, ni nuestra Constitución ni nuestras tropas en peligro”, dice el comunicado.

EEUU denuncia que activistas fueron recibidos con el puño duro de la Seguridad del Estado

Imagen publicada por la Embajada de EEUU en La Habana el 30 Junio 2020.

La Encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, Mara Tekach, se refirió el martes a los operativos represivos para frustrar protestas convocadas en la isla por pacíficos defensores de los derechos humanos.

La diplomática estadounidense declaró que “los cubanos fueron recibidos con el puño duro de la Seguridad del Estado cubano”, y utilizó las etiquetas #JusticiaParaHansel y #Justice4Hansel.

También difundió un recuadro en el que aparecen seis puños levantados desde la oscuridad. Bajo la imagen, en letras blancas, se puede leer: "No se permite ninguna protesta en Cuba. Los cubanos sólo querían mostrar su solidaridad con la familia de Hansel. Querían unirse como una comunidad. Fueron recibidos con el puño duro de la Seguridad del Estado cubano."

Por su parte, Michael Kozak, subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, expresó: Hoy el régimen castrista detuvo arbitrariamente a manifestantes pacíficos y cortó la comunicación de periodistas. Una vez más, muestra desprecio por las libertades de reunión y expresión. No teman a sus ciudadanos: respétenlos y escuchen sus llamados a la justicia."

Otro tuit de la Embajada de Estados Unidos, en horas de la tarde y con la etiqueta #30dejunio, destacaba que las autoridades en la isla “una vez más…demuestran que los cubanos no tienen derechos bajo ese régimen".

Consternación de la comunidad mundial por la represión en China

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Kelly Craft, en una de las sesiones online del Consejo de Seguridad.

Estados Unidos denunció nuevamente los graves abusos de los derechos humanos en China y elogió a los representantes de la comunidad mundial que pidieron a Naciones Unidas observar de cerca lo que está ocurriendo en Hong Kong y Xinjiang.

“El mundo ha sabido sobre los abusos graves y sistemáticos de los derechos humanos del Partido Comunista chino durante décadas, pero con demasiada frecuencia hizo la vista gorda. Saludo a los relatores especiales de las Naciones Unidas y los expertos en derechos humanos por romper valientemente este silencio y defender al pueblo chino”, subrayó Kelly Craft, jefa de la Misión de Estados Unidos ante la ONU.

“La declaración del 26 de junio emitida por los relatores y expertos (de la ONU) revela el verdadero estado de los derechos humanos en la República Popular de China”, precisa el comunicado de Craft.

La declaración de los relatores y expertos describe puntualmente lo siguiente:

  • la represión sistemática del Partido Comunista chino contra las minorías religiosas y étnicas;
  • la desaparición y detención de abogados y defensores de derechos humanos;
  • y el uso del régimen del trabajo forzado.

La declaración también señala que la respuesta de China a la pandemia de COVID-19 ha incluido represalias contra periodistas, trabajadores médicos y otros que cuestionaron la censura y la brutalidad del régimen.

“El historial de derechos humanos de China es deplorable, y sus esfuerzos para disfrazar ese historial deben ser contrarrestados con más transparencia, más discusión y más verdad, como lo imaginaron los fundadores de la ONU”, dijo la embajadora.

La administración Trump continuará liderando esos esfuerzos y aprovechará cada oportunidad para dar voz a las personas silenciadas en Xinjiang, Tibet y Hong Kong, añadió Kelly Craft.

Pompeo: EEUU trabaja para cambiar regímenes autoritarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua

El Secretario de Estado Mike Pompeo en una foto de archivo. (Mandel Ngan/Pool via AP, File)

En una intervención por video este martes en la Conferencia de las Américas 2020, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, expresó que hay que “lograr una región de libertad”, especialmente en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

“Hoy, únicamente la gente de Cuba, Nicaragua y Venezuela están bajo regímenes autoritarios en este hemisferio y estamos trabajando para cambiar estos casos aislados”, dijo el secretario de estado.

El secretario de Estado resaltó la política de la administración del presidente Donald Trump de permitir a ciudadanos estadounidenses reclamar sus propiedades confiscadas por el régimen cubano.

“Echamos hacia atrás el acercamiento de la administración Obama hacia Cuba. Permitimos a los estadounidenses litigar contra el gobierno cubano para reclamar la propiedad que fue expropiada durante el reino de terror del régimen de Castro”, dijo Pompeo.

Pompeo destacó también el trabajo que se hace a través de la Organización de los Estados Americanos para ayudar al pueblo venezolano a lograr elecciones libres, y para investigar violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. Subrayó igualmente la labor del Grupo de Lima para impulsar la democracia en Venezuela.

El canciller estadounidense dijo, además, que sin libertad no puede haber prosperidad económica, progreso social o un futuro mejor para los pueblos de nuestro hemisferio.

El funcionario manifestó que los países de América Latina no tienen “mejor amigo que Estados Unidos en el hemisferio occidental”, y animó a los gobiernos de estas naciones a seguir creando alianzas.

La Conferencia de las Américas, de la Sociedad de las Américas/Consejo de las Américas, es un evento anual que reúne a líderes políticos, de gobierno e industria del continente americano para discutir y debatir asuntos regionales.

EEUU critica prácticas de aborto y esterilización de minoría étnica en China

Mujer de la minoría étnica uigures en China.

El secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, dijo este lunes en un comunicado de prensa, que el mundo ha recibido informes inquietantes acera de que el Partido Comunista Chino está utilizando la esterilización forzada, el aborto forzado y la planificación familiar coercitiva contra los uigures y otras minorías en Xinjiang, como parte de una campaña continua de represión.

El documento afirma que "las impactantes revelaciones del investigador alemán Adrian Zenz son lamentablemente consistentes con décadas de prácticas de los comunistas chinos que demuestran un absoluto desprecio por la santidad de la vida humana y la dignidad humana básicas".

"Hacemos un llamado al Partido Comunista Chino para que ponga fin de inmediato a estas horribles prácticas y solicitemos a todas las naciones que se unan a Estados Unidos para exigir el fin de estos abusos deshumanizantes", dice la nota de Pompeo.

Por su parte el senador republicano, Marco Rubio, escribió en su cuenta de Twitter que "una nueva investigación muestra abusos horribles por parte del gobierno chino para suprimir las tasas de natalidad de #Uyghur en # Xinjiang a través del control de la natalidad forzado y la esterilización.

Además de la detención en masa y el trabajo forzado, hay pruebas claras de que se han cometido crímenes de lesa humanidad. Debemos responder ahora".

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG