Enlaces de accesibilidad

España a Maduro: "Venezuela tiene un largo camino por recorrer en DDHH"


El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo en la Comisión Europea en Bruselas (20 de julio).

El presidente venezolano criticó una reciente ley de seguridad y orden público aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, a quien calificó de "sicario del pueblo".

El canciller español, José Manuel García-Margallo, aseguró que Venezuela "tiene un largo camino por recorrer en materia de Derechos Humanos, como han hecho público numerosos pronunciamientos de las Naciones Unidas".

Sus declaraciones eran la respuesta a las críticas de Nicolás Maduro a una reciente ley de seguridad y orden público aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, a quien calificó de "sicario del pueblo".

Por este motivo, España convocó de nuevo el lunes al embajador de Venezuela en Madrid y expresó a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores "el rechazo y el malestar del Gobierno español por los inaceptables insultos" proferidos "una vez más" por Maduro.

A través del director general para Iberoamérica, Pablo Gómez de Olea, le trasladó al embajador "el firme rechazo y el malestar del Gobierno español por las afirmaciones y calificativos injuriosos" contra Rajoy.

Igualmente, la Oficina de Información Diplomática difundió una nota en la que lamenta que Maduro "recurra reiteradamente a afirmaciones irrespetuosas que en nada ayudan a mejorar la relación". Con esta es la segunda vez que el embajador venezolano es convocado, ya que el pasado abril por motivos similares España tuvo que retirar temporalmente a su embajador en Venezuela después que Maduro llegara a la descalificación personal tachando de "racista" a Rajoy.

No obstante, España dijo a través de su Ministerio que desea mantener "relaciones constructivas" con Venezuela basadas en el respeto mutuo al margen de las diferencias.

Maduro en Nueva York por conflicto con Guyana

Mientras tanto, el presidente venezolano Nicolás Maduro sostiene hoy lunes en Nueva York un encuentro con el secretario general de Naciones Unidas ONU, Ban Ki-moon, acerca de su disputa territorial con Guyana. El propósito es "defender a la Patria de las agresiones del nuevo gobierno de Guyana", según dio a conocer la canciller venezolana Delcy Rodríguez en Twitter.

Ambos países mantienen una disputa por el territorio de Esequibo, de unos 159.500 kilómetros cuadrados, que incluye una plataforma marítima y es rico en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo. Varias exploraciones petroleras realizadas recientemente por una subsidiaria de la estadounidense Exxon Mobil por decisión del Gobierno de Guyana –antigua colonia británica– en esa área han vuelto a activar las diferencias entre ambos países.

Este conflicto se encuentra en la instancia del Secretario General de la ONU desde 1983, pero el presidente guyanés David Granger, que asumió el poder en mayo, manifestó que en sus más de tres décadas de vigencia este mediador no ha brindado una solución al diferendo. En cambio, Guyana opta por acudir a la Corte Internacional de Justicia.

Venezuela basa su reclamación histórica en un desacuerdo del llamado Laudo Arbitral de París de 1899, por el cual Gran Bretaña se adjudicó el Esequibo. En opinión de Caracas, los británicos establecieron arbitrariamente los límites fronterizos de Guyana sin un principio de derecho, el "uti possidetis iuris", según el cual los países de la región conservaron los territorios bajo su jurisdicción cuando se independizaron de España.

Un posterior Acuerdo de Ginebra de 1966 reconoce que el Laudo Arbitral de París no fue la decisión definitiva del diferendo limítrofe.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG