Enlaces de accesibilidad

Inmigración

Cambian normas sobre ayuda a extranjeros reclamados por sus familiares en EEUU

Una familia cubana se reúne en el Aeropuerto de Miami. REUTERS/Desmond Boylan

El gobierno de Estados Unidos anunció el jueves un cambio en las normas de patrocinio de familiares para radicación en EE.UU.

Las personas reclamadas por familiares a veces solicitan y reciben beneficios públicos de agencias federales, estatales y locales pero pueden no resultar elegibles para ciertos beneficios públicos sujetos a comprobación de recursos económicos, porque la agencia otorgante considerará los ingresos y recursos de su patrocinador (la persona que lo reclamó) al determinar la elegibilidad del inmigrante para recibir los beneficios.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) determina que si un extranjero patrocinado recibe un beneficio público basado en comprobación de recursos económicos, el patrocinador será responsable de reembolsar a la agencia que proporciona el beneficio.

Además las agencias que otorgan beneficios puede solicitar una orden judicial para el reembolso si un patrocinador no emite el reembolso.

Para implementar estas medidas USCIS presentó esta semana el Programa de Verificación Sistemática de Extranjeros para la Otorgación de Beneficios (SAVE) como una herramienta que "permitirá a las agencias que administran beneficios federales basados en recursos económicos verificados garantizar un cumplimiento más efectivo de las leyes, regulaciones y políticas federales relacionadas con el apoyo financiero de extranjeros por parte de sus patrocinadores y el reembolso a las agencias".

“La administración Trump ha dejado claro que se deben hacer cumplir las leyes de inmigración existentes y que los patrocinadores de extranjeros deben ser legalmente responsables de los compromisos financieros que aceptan voluntariamente”, dijo el subdirector de políticas de USCIS, Joseph Edlow.

"Esta función mejorada apoyará a las agencias participantes que otorgan beneficios públicos a medida que administran sus programas y determinan la elegibilidad de un extranjero para recibir asistencia pública al garantizar la coherencia con la ley actual, los requisitos de patrocinio establecidos y la responsabilidad adecuada", indicó el funcionario.

La nueva iniciativa SAVE se deriva del Memorándum Presidencial de mayo de 2019 sobre el cumplimiento de las responsabilidades legales de los patrocinadores de extranjeros.

Hace poco más de un año, USCIS anunció que haber recibido Medicaid, ayuda para comprar alimentos –food stamps--, subsidio para la vivienda o cualquier otro tipo de asistencia pública podría impedir que un inmigrante reciba la green card que otorga la residencia permanente en EEUU.

Desde agosto de 2019, cuando se hizo este anuncio, se determinó que un inmigrante legal será considerado carga pública si recibe uno o más beneficios públicos durante más de 12 meses en un plazo de tres años.

“Siempre, una persona que va a solicitar residencia a través de matrimonio con un ciudadano americano, a través de una petición familiar o a través de un trabajo tiene que demostrar que no va a ser carga pública. Así que si hay una persona que va a legalizarse y se casó con un ciudadano americano y ha sido carga pública, [eso] puede ser una razón para negarle la residencia, y siempre ha sido así”, dijo entonces a Radio Televisión Martí el abogado cubanoamericano Willy Allen, especializado en asuntos migratorios.

Vea todas las noticias de hoy

Senador Menéndez: Con deportación de cubanos, venezolanos y nicaragüenses “no estamos promoviendo nuestros principios”

El senador demócrata de origen cubano, Bob Menéndez (AP Photo/Alex Brandon).

Cuatro senadores demócratas, en una carta al Departamento de Estado y al Departamento de Seguridad Nacional, pidieron a la administración Trump que detenga las políticas que niegan asilo y envían de regreso a sus países a personas que huyen de las dictaduras en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

En la misiva firmada el lunes, los senadores Bob Menéndez (New Jersey), Dick Durbin (Illinois), Patrick Leahy (Vermont) y Ben Cardin (Maryland) expresan su profunda preocupación por la seguridad de los refugiados de esos y otros países.

decimos que queremos un cambio en Venezuela por las condiciones de falta de derechos humanos y de democracia y a personas que están huyendo de Venezuela actualmente no les damos la oportunidad de conseguir asilo político

Dijeron que las políticas de la administración están obligando a miles de personas que huyen de la persecución, la tortura y la opresión, a condiciones peligrosas que amenazan sus vidas y su libertad y socavan los objetivos de la política exterior de Estados Unidos.

Los senadores señalan que a través de estas políticas, la administración Trump obliga a venezolanos, cubanos, nicaragüenses y otras personas a regresar sus países o ciudades violentas de México, donde pueden víctimas de grupos delictivos organizados.

“Hemos deportado a más de 100 venezolanos, más de 1,300 cubanos, más de 1,000 nicaragüenses. Reconocemos que cuando hacemos eso no estamos promoviendo nuestros principios de asilo político, democracia y de darle albergue a esos que actualmente quieren conseguir asilo”, dijo Menéndez en entrevista con Radio Martí.

Escuche aquí las declaraciones del senador Bob Menéndez
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:07 0:00


El senador cubanoamericano también expresó su frustración porque no se le ha dado un Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos que huyeron de la crisis.

La gente se olvida que hemos tratado varias veces en el pasado de hacerlo, incluyendo en este año. Cada vez, los republicanos han tenido otra distinta razón por lo cual no acceden a permitir un voto en el TPS

“La gente se olvida que hemos tratado varias veces en el pasado de hacerlo, incluyendo este año. Cada vez, los republicanos han tenido alguna razón por la cual no acceden a permitir un voto sobre el TPS, pues tratamos de nuevo y vamos a seguir tratando durante el resto de este año y si sigue esta administración en el próximo año o si no sigue esta administración, pues llamaremos la atención a la próxima administración de que ellos deben observar los principios de los cuales siempre hemos sido los guardianes”, expresó Menéndez.

En la carta, los senadores también opinaron que las políticas de la administración para expulsar y poner en peligro a refugiados y solicitantes de asilo envían un mensaje de insensibilidad y desprecio por los derechos humanos que alimenta la agenda de los adversarios para poner en duda el papel excepcional de Estados Unidos como un faro de libertad y democracia.

Senadores piden que a migrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua se les permita solicitar asilo en EEUU

Migrantes cubanos en El Paso, el 28 de febrero de 2020 .REUTERS/Jose Luis Gonzalez

Cuatro senadores demócratas criticaron las políticas migratorias de la Administración de Donald Trump y pidieron que migrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua tengan la posibilidad de pedir asilo político en Estados Unidos.

En una carta dirigida al Secretario de Estado, Mike Pompeo, y al Secretario Interino de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf, los demócratas alertan que las políticas implementadas por la actual Administración "envían un mensaje de insensibilidad, crueldad y desprecio por los derechos humanos que alimenta la agenda de nuestros adversarios para poner en duda el papel excepcional de Estados Unidos como un faro de libertad y democracia”.

La misiva fue firmada el lunes por el legislador cubanoamericano Bob Menéndez (demócrata por New Jersey), Dick Durbin (Illinois), Patrick Leahy (Vermont) y Ben Cardin ( Maryland).

La carta indica que con los nuevos protocolos migratorios venezolanos, cubanos, nicaragüenses y otros han sido regresados "a los perseguidores y torturadores de los que huyeron”.

“Le instamos a que ponga fin a estas políticas de inmediato y defienda el derecho a buscar asilo en los Estados Unidos”.

El documento destaca que en lo que va de año fiscal 2020 han sido expulsados cerca de 147 000 solicitantes de asilo, han sido deportados 1300 cubanos, 100 venezolanos y 1000 nicaragüenses y añade que durante la mitad del año pasado 7 300 cubanos fueron devueltos a México.

Además menciona que profesionales de la salud cubanos trabajan como asistentes en el campamento para refugiados en Matamoros, México, luego de huir de sus misiones en Venezuela, víctimas del tráfico humano.

Los Protocolos de Protección de Migrantes (Migrant Protection Protocols, MPP) más conocidos como programa de “Permanencia en México” fueron implementado en enero de 2019 para frenar la migración irregular hacia EEUU y aliviar el hacinamiento en los Centros de Detención de Migrantes en la zona fronteriza.

Este acuerdo bilateral firmado entre EEUU y México dispone que tanto quienes se presentan en los puertos de entrada de la frontera como quienes sean capturados cruzando de manera ilegal sean devueltos a México en espera de una citación para presentar su caso ante una corte de inmigración.

EEUU reitera que intentar cruzar el estrecho de la Florida en embarcaciones precarias es peligroso e ilegal

Balseros cubanos en alta mar.

La Embajada de Estados Unidos en Cuba declaró este miércoles en su cuenta de Twitter que intentar cruzar el estrecho de la Florida en embarcaciones precarias es peligroso e ilegal y su país está comprometido a promover una emigración legal, segura y ordenada.

La advertencia de la sede diplomática fue hecha con motivo de que la Guardia Costera de EEUU repatrió a 20 migrantes cubanos después de que los equipos de las fuerzas del orden detuvieran dos viajes ilegales cerca de los Cayos de Florida.

La estación de la Guardia Costera de Islamorada y los equipos de Operaciones Aéreas y Marinas de Aduanas y Protección Fronteriza interceptaron este martes un crucero de 27 pies después de que un avión vio el bote a unas 19 millas al sur de Long Key.

Dos de los migrantes fueron trasladados a tierra y 11 transferidos al guardacostas Charles David Jr. y repatriados a Cabañas, Cuba.

En el otro viaje ilegal, un equipo policial Resolute de la Guardia Costera interceptó un bote de remo de 27 pies el miércoles a unas 43 millas de Marathon.

Nueve de los migrantes fueron trasladados al guardacostas Charles David Jr. y repatriados a Cabañas, Cuba.

La Guardia Costera ha interceptado a aproximadamente 140 migrantes cubanos que intentaron ingresar ilegalmente a EEUU durante el año fiscal 2020, que comenzó el 1 de octubre de 2019, en comparación con 482 migrantes cubanos en el año fiscal 2019.

ACNUR responde a críticas de cubanos en Costa Rica

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados en Costa Rica respondió a las quejas emitidas por migrantes cubanos varados en ese país.

Ante las críticas y denuncias formuladas por un grupo de más de 200 cubanos varado en una región rural de Costa Rica fronteriza con Nicaragua, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha dado detalles de su intervención en el caso desde los primeros días de reportada la situación.

“ACNUR se hizo presente en el lugar desde el primer día y asiste al Gobierno de Costa Rica en las necesidades humanitarias de este grupo”, aseguró la agencia de la ONU en un comunicado a solicitud de Radio Televisión Martí.

Asimismo, menciona la entrega de un total de 242 kits de higiene, 205 bidones de agua y alimentos a una organización de la sociedad civil que se encontraba recolectando insumos para ayudar a los migrantes.

Los cubanos vivieron en condiciones terribles en pequeñas tiendas de campaña en la localidad de Peñas Blancas, entre Costa Rica y Nicaragua, zona asolada por intensas lluvias que anegaban el campamento donde convivieron mujeres, niños, embarazadas y ancianos.

Campamento de migrantes cubanos en La Cruz de Guanacaste, Costa Rica.
Campamento de migrantes cubanos en La Cruz de Guanacaste, Costa Rica.

“La mayor parte de estos cubanos son solicitantes de asilo en Costa Rica, muchos incluso tienen cédulas del país, pero aseguran que se van del territorio tico porque no hay trabajo, y no tienen dinero para pagar la renta o comer”, reconoce el comunicado firmado por Jean Pierre Mora, funcionario de ACNUR en Costa Rica.

Cubano varado en Costa Rica pide se comparta su vídeo
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:18 0:00

Los cubanos señalan que ACNUR les ha dado la espalda, mientras que la agencia dice haber cumplido con lo establecido, y asegura que con los recursos que cuenta ha asistido a estas personas cubanas, “en su mayoría solicitantes de refugio que se alojaron de forma voluntaria y pacífica cerca del puesto fronterizo de Peñas Blancas entre Costa Rica y Nicaragua”.

Precisa ACNUR que el grupo manifestó su deseo de avanzar hacia el norte debido a los desafíos socioeconómicos que enfrentan en Costa Rica como consecuencia de los efectos de la actual emergencia sanitaria.

También recuerda que, en los casos de familias con mayor vulnerabilidad, ACNUR proveyó alojamiento temporal en un hotel de la zona.

Este lunes, los 216 cubanos fueron trasladados a un campamento en la zona de La Cruz de Guanacaste.

“Finalmente, tras los diálogos con las autoridades nacionales, la mayoría ha sido movilizada al Centro Atención Temporal de Migrantes de la Dirección General de Migración y Extranjería velando por la seguridad del grupo”, indica ACNUR.

A tres kilómetros de La Cruz, el nuevo campamento de 11 carpas confronta dificultades, según migrantes que ya han expresado inconformidad, y como dicen muchos, “llueve más adentro que afuera, y los pies se hunden en el fango”.

En este campamento se encuentra una migrante cubana que recién dio a luz a su bebé. Harai González hace 8 días tuvo a Dael Hernández en el hospital de Liberia, Guanacaste. Es el primer cubano-tico que nace en estas condiciones. Se esperan otros alumbramientos, pues en el campamento hay por lo menos 5 embarazadas.

Nace hijo de migrantes cubanos en el hospital de Liberia, Guanacaste
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:53 0:00

Otra de las quejas de los cubanos es que tienen horario restringido para entrar y salir, y una sola comida al día.

El campamento colinda con una reserva natural, y según algunos cubanos, no está debidamente protegido, por lo que temen que animales y serpientes entren en las carpas.

Entretanto, ACNUR, en Costa Rica, asegura que complementa la respuesta humanitaria del país a la situación de las personas refugiadas y solicitantes de asilo, a través de programas de asistencia económica, legal, atención médica, empleabilidad y emprendimiento. Estos programas incluyen a los cubanos solicitantes de refugio y refugiados.

“Solo en 2020, ACNUR ha registrado 1,278 personas cubanas que se han acercado a nuestros programas, de las cuales 55 % se ha beneficiado con seguro médico bajo el convenio ACNUR-CCSS y un 33 % ha sido incorporado a nuestro programa de asistencia humanitaria en efectivo. Un 40 % de las personas cubanas registradas también ha participado de nuestros programas de empleabilidad y emprendimiento, ejecutados por nuestra agencia socia Fundación Mujer”, concluye la declaración.

Por el momento, voceros de los cubanos en La Cruz de Guanacuaste dijeron a Radio Televisión Martí que necesitan de ayuda de emergencia, sobre todo leche para los niños y medicamentos para diabéticos e hipertensos, así como ropa de cama.

Cargar más

XS
SM
MD
LG