Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Cámara de Representantes votó a favor de juicio político contra Trump

Nancy Pelosi durante la votación para el juicio político a Donald Trump

El presidente Donald Trump se convirtió este miércoles en el primer mandatario en la historia de Estados Unidos en enfrentar dos juicios políticos después de que la Cámara de Representantes votó a favor del proceso tras acusarlo de supuestamente “incitar a la insurrección" en relación al violento asalto de la semana pasada contra el Capitolio federal.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00


Sin embargo el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, anticipó hoy que no hay posibilidad de que sea un "juicio justo o serio" antes de que el actual presidente, Donald Trump, deje el cargo la próxima semana, por lo que llamó a enfocarse en una "transición ordenada del poder".

Con el Capitolio resguardado por elementos armados de la Guardia Nacional, tanto al interior como en el exterior, la Cámara de Representantes votó 232-197 a favor del juicio político.

El congresista Chris Smith habla con las tropas de la Guardia Nacional en el Capitolio
El congresista Chris Smith habla con las tropas de la Guardia Nacional en el Capitolio

la Cámara de Representantes votó 232-197 a favor del juicio político. ...


"Dadas las reglas, procedimientos y precedentes del Senado que rigen los juicios de destitución presidencial, simplemente no hay posibilidad de que un juicio justo o serio pueda concluir antes de que el presidente electo (Joe) Biden preste juramento la próxima semana", señaló el poderoso senador en un comunicado.

McConnell ilustró que el Senado ha celebrado tres juicios de destitución presidencial: "Han durado 83, 37 y 21 días, respectivamente".

"Incluso si el proceso del Senado comenzara esta semana y avanzara rápidamente, no se alcanzaría un veredicto final hasta después de que el presidente Trump dejara el cargo", sentenció. Lo más pronto que el líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, podría iniciar el juicio político es el próximo martes, un día antes de que Trump se prepare para salir de la Casa Blanca, informó la oficina de McConnell.

Los procedimientos en la Camara se llevaron a cabo a una increíble e inusual velocidad, pues la votación se realizó apenas una semana después de que supuestos simpatizantes de Trump irrumpieron en el Capitolio.

Diez republicanos se distanciaron de Trump y se unieron a los demócratas, que afirmaron que el presidente debía rendir cuentas y advirtieron de “un claro peligro” en caso de que el Congreso no tomara medidas antes de la investidura del demócrata Joe Biden el 20 de enero.

La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi hizo referencias a Abraham Lincoln y a la Biblia al rogarles a los legisladores a cumplir su juramento y defender la Constitución de todos los enemigos, extranjeros “y nacionales”.

Los congresitas Vicky Hartzler y Michal Waltz entregan pizzas a los soldados en el Capitolio.
Los congresitas Vicky Hartzler y Michal Waltz entregan pizzas a los soldados en el Capitolio.

El presidente electo Joe Biden, emitió una declaración tras la votación, donde afirmanaba que "los miembros de la Cámara de Representantes ejercieron el poder que les otorga nuestra Constitución y votaron para impugnar y hacer responsable al presidente. Fue un voto bipartidista emitido por miembros que siguieron la Constitución y su conciencia" y recalcó que "el proceso continúa en el Senado".

Fuera de la vista del público en la Casa Blanca y observando los procedimientos por televisión, Trump no asumió responsabilidad por los disturbios cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo, pero emitió una declaración en la que pidió: “No a la violencia, no quebrantar las leyes y no al vandalismo de ningún tipo" que pudiera perturbar la llegada de Biden a la Casa Blanca.

Trump fue llevado a un primer juicio político por la Cámara Baja en 2019 debido a sus tratos con Ucrania, pero el Senado votó para absolverlo en 2020. Ningún mandatario ha sido condenado anteriormente por la cámara alta.

(Con información de las agencias Reuters, AP, EFE y el equipo de transición del presidente electo Joe Biden)

Vea todas las noticias de hoy

EEUU reafirma apoyo a Guaidó y su liderazgo en Venezuela

El secretario de Estado Mike Pompeo junto al líder opositor venezolano juan Guaidó durant euna reunión en el Departamento de Estado, en febrero de 2020. ( Eric BARADAT / AFP)

El secretario de Estado, Mike Pompeo, reiteró este lunes el apoyo de EEUU al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, durante una llamada telefónica con el líder opositor, dijo la cancillería estadounidense.

"El secretario Pompeo y el presidente interino Guaidó discutieron su objetivo mutuo de una transición democrática pacífica en Venezuela y el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a su liderazgo y a la libertad y dignidad de todos los venezolanos", dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

Pompeo expresó su "respeto y aprecio personal" por el compromiso de Guaidó con la causa de la libertad en Venezuela, y su liderazgo, que ha inspirado a "millones de venezolanos que anhelan un futuro mejor", subrayó la portavoz.

El secretario de Estado reafirmó el compromiso de Estados Unidos con el pueblo venezolano, que enfrenta "una de las peores crisis humanitarias del mundo, creadas por el régimen ilegítimo de Maduro", concluye el comunicado.

Trump levanta algunas restricciones de vuelos; Biden revertiría esta medida

Vista del Aeropuerto Internacional de Miami. AP Photo/Lynne Sladky

El presidente saliente Donald Trump firmó el lunes una proclama que pone fin a la prohibición de vuelos hacia Estados Unidos, procedentes de Europa (Área Schengen), el Reino Unido (excluyendo los territorios de ultramar fuera de Europa), Irlanda y Brasil.

Poco después de que se hiciera pública la orden de Trump, la portavoz de Biden, Jen Psaki, tuiteó: "siguiendo el consejo de nuestro equipo médico, la Administración no tiene la intención de levantar estas restricciones el 26 de enero" y agregó que "con el empeoramiento de la pandemia y el surgimiento de variantes más contagiosas en todo el mundo, este no es el momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales".

La orden de Trump considera que ya no es perjudicial para los intereses de los Estados Unidos y que es de interés nacional "terminar la suspensión de entrada a los Estados Unidos de personas que han estado físicamente presentes en esas jurisdicciones".

La orden deja vigente la prohibición de entrada a EEUU de las personas procedentes de China e Irán.

Para tomar esta decisión el presidente afirmó que tuvo en cuenta la instrucción de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de exigir que a partir del 26 de enero de 2021, todos los pasajeros deben presentar una prueba de COVID-19 negativa o documentación de haberse recuperado del COVID-19.

Además el presidente saliente mencionó que el Secretario de Salud y Servicios Humanos de su gobierno ha explicado que esta acción de los CDC ayudará a evitar que los pasajeros propaguen el virus en los Estados Unidos y que espera la cooperación de esas jurisdicciones para implementar los protocolos requeridos por EEUU.

"Los funcionarios de salud pública en las jurisdicciones tienen un historial comprobado de trabajo con los Estados Unidos para compartir datos de tendencias y pruebas de COVID-19 precisos y oportunos, y Estados Unidos tiene colaboraciones activas con las jurisdicciones con respecto a cómo hacer que los viajes sean seguros entre nuestros respectivos países", afirma la nota.

Sin embargo, destaca que esta cooperación "contrasta radicalmente con el comportamiento de los gobiernos y las empresas estatales de la República Popular China y la República Islámica del Irán, que reiteradamente no han cooperado con las autoridades de salud pública de los Estados Unidos ni han compartido información oportuna y precisa sobre la propagación del virus".

"Las respuestas de esas jurisdicciones a la pandemia, su falta de transparencia y su falta de cooperación con los Estados Unidos hasta ahora en la lucha contra la pandemia, ponen en duda su cooperación en la implementación de la orden de los CDC del 12 de enero de 2021", añade.

Melania Trump se despide: "El mayor honor de mi vida fue servir como Primera Dama" (VIDEO)

Melania y Donald Trump antes de partir a la Florida el 23 diciembre de 2020. REUTERS/Jonathan Ernst

Melania Trump se ha despedido de los estadounidenses con un mensaje en el que asegura que servir como Primera Dama de los Estados Unidos ha sido el mayor honor de su vida.

"Los últimos cuatro años han sido inolvidables. Cuando Donald y yo concluimos nuestro tiempo en la Casa Blanca, pienso en todas las personas que me he llevado a casa en mi corazón y sus increíbles historias de amor, patriotismo y determinación. Veo los rostros de valientes jóvenes soldados que me han dicho con orgullo en sus ojos cuánto les encanta servir a este país. Para cada miembro del servicio y para nuestras increíbles familias militares: ustedes son héroes y siempre estarán en mis pensamientos y oraciones. Pienso en todos los miembros de las fuerzas del orden que nos saludan dondequiera que vayamos. A cada hora de cada día, ellos hacen guardia para mantener seguras a nuestras comunidades, y estaremos siempre en deuda con ellos", declaró la Primera Dama.

En su mensaje mencionó a los niños que ha visitado en hospitales y centros de acogida, a las madres que han luchado contra la enfermedad de la adicción a los opioides y han superado dificultades increíbles por amor a sus hijos y a los cuidadores de bebés que nacen con síndrome de abstinencia neonatal.

Melania agradeció especialmente "a todas las enfermeras, médicos, profesionales de la salud, trabajadores, conductores de camiones y tantos otros que están trabajando para salvar vidas" durante la pandemia del COVID-19 y pidió a todos los estadounidenses que "tengan precaución y sentido común para proteger a los vulnerables, ya que ahora se están administrando millones de vacunas".

"Cuando llegué a la Casa Blanca, reflexioné sobre la responsabilidad que siempre he sentido como madre de alentar, dar fuerza y enseñar valores de bondad. Es nuestro deber como adultos y padres asegurarnos de que los niños tengan las mejores oportunidades para llevar una vida plena y saludable", declaró Melania en una menció a su trabajo en la iniciativa "Ser Mejor (Be Best)".

"A nivel internacional, Be Best se ha convertido en una plataforma que anima a los líderes mundiales a discutir los problemas que afectan la vida de los niños y les permite compartir soluciones. Ha sido un honor representar al pueblo estadounidense en el extranjero. Atesoro cada una de mis experiencias y las personas inspiradoras que he conocido en el camino".

"Al despedirme de mi papel como Primera Dama, tengo la más sincera esperanza de que todos los estadounidenses hagan su parte para enseñar a nuestros niños lo que significa ser el mejor. Les pido a los padres que eduquen a sus hijos sobre los héroes valientes y desinteresados que trabajaron y se sacrificaron para hacer de este país la tierra de los libres. Y predicar con el ejemplo y cuidar a los demás en su comunidad. La promesa de esta nación nos pertenece a todos. No pierda de vista su integridad y valores. Aproveche todas las oportunidades para mostrar consideración por otra persona y forme buenos hábitos en su vida diaria. En todas las circunstancias, le pido a todos los estadounidenses que sean embajadores de Be Best. Centrarse en lo que nos une. Para elevarnos por encima de lo que nos divide. Elegir siempre el amor sobre el odio, la paz sobre la violencia y a los demás antes que a ti mismo", declaró la esposa de Donald Trump.

"No hay palabras que puedan expresar la profundidad de mi gratitud por el privilegio de haber servido como su Primera Dama", concluyó y dijo a todos los estadounidenses "Estarán en mi corazón para siempre".

Fuertes medidas de seguridad previo a investidura de Biden

Efectivos de la Guardia Nacional, en la ciudad de Washington, DC, el 18 de enero de 2021. (Timothy A. Clark / AFP).

A pocas horas de la toma de posesión el miércoles del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, el Departamento Federal de Investigaciones, FBI, está realizando un control de seguridad de los 25.000 miembros de la Guardia Nacional asignados a Washington para proteger el evento, en medio de las preocupaciones de un posible ataque interno.

El secretario del Ejército, Ryan McCarthy, le dijo a la agencia de prensa Associated Press que hasta el momento no tiene evidencias de eventuales amenazas y que la investigación no ha revelado ningún problema entre los miembros de la Guardia Nacional.

"Continuamente estamos pasando por el proceso, y examinamos en segundo y tercer lugar a cada una de las personas asignadas a esta operación", dijo McCarthy, que además explicó que existen informes de inteligencia que sugieren que grupos externos están organizando manifestaciones armadas previas al día de la investidura de Biden.

La seguridad del evento centra la atención mucho más que en ocasiones anteriores, debido que esta toma de posesión se produce dos semanas después de que partidarios del presidente Donald Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos de forma violenta. En el incidente murieron cinco personas.

Pese a las preocupaciones de seguridad, Biden planea seguir adelante con la ceremonia de investidura en su ubicación tradicional.

"Nuestro plan y nuestra expectativa es que el presidente electo Biden ponga su mano sobre la Biblia con su familia afuera, en el lado oeste del Capitolio, el 20 (de enero)", dijo Kate Bedingfield, directora de comunicaciones de Biden, al programa "This Week" de ABC .

Además explicó que el equipo de Biden tiene "plena fe en el Servicio Secreto de Estados Unidos y otras agencias, que han estado trabajando durante más de un año en la planificación para garantizar que (la investidura) sea segura".

Trump no ha concedido la victoria ni felicitado a Biden, aunque ha reconocido que habrá una "nueva administración" el miércoles. Tampoco asistirá a la juramentación. Pero el vicepresidente Mike Pence tiene previsto asistir.

Trump, en cambio, planea salir de Washington el miércoles por la mañana con una ceremonia de alfombra roja mientras aborda el Air Force One para tomar un vuelo hacia su residencia en Florida.

El plan de Trump ha suscitado críticas. Un grupo de cinco miembros demócratas de la Cámara de Representantes se dirigieron en una carta el sábado al secretario de Defensa en funciones, Christopher Miller, y al presidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., Mark Milley, instando al Pentágono a no desviar recursos para lo que catalogaron como una "ceremonia de salida disruptiva del presidente saliente".

¿Cuáles son los retos de Biden en su apuesta por recomponer las relaciones con Cuba?

Banderas de EEUU y Cuba

Los partidarios del levantamiento de sanciones por parte de EE.UU. a Cuba indican que eso ayudaría a paliar la crítica situación que vive el pueblo. Los críticos argumentan sobre la falta de libertades y un cada vez mayor control de los militares en la económía.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se instalará pronto en la Casa Blanca y el debate sobre si es mejor una política de presión o una vía diplomática con respecto a La Habana vuelve a movilizar a defensores y detractores.

El demócrata, que pasó ocho años como vicepresidente de Barack Obama, conoce los entresijos de aquellas conversaciones y ha prometido revertir las sanciones impuestas por su antecesor, el republicano Donald Trump. La cuestión es, ¿hasta que punto llegará el acercamiento?

¿Recibirá La Habana el paquete completo de suspensión de sanciones iniciado por Barack Obama hace un lustro? ¿Cuántas de las medidas impuestas por Trump podrán ser revertidas? ¿Qué beneficios reales tendrá el pueblo cubano? La Voz de América conversó con expertos en el tema.

Geoff Thale, presidente de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), un centro de investigación con sede en Washington D.C. que “promueve los derechos humanos en las Américas”, asegura que volver al punto en que Obama dejó el entramado de relaciones es solo cuestión de tiempo.

Entrevista de Geoff Thale, presidente de WOLA a VOA
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:04 0:00

En entrevista con la VOA, Thale explica que Biden tendrá la capacidad -por orden ejecutiva-, de regresar al punto en que quedó la relación en la era de la administración Obama. "Es decir, puede revertir las restricciones en viajes, en remesas familiares, en comercio, etcétera, hasta el punto en que estaban”.

“El proceso no va a ser todo de hoy para mañana. Pero, sí creo que va a avanzar porque es en el interés nacional de Estados Unidos”, precisa.

Un camino accidentado

A grandes rasgos, esta es la ruta del “deshielo” adoptada por la administración Obama: La Casa Blanca anunció el inicio o restablecimiento de relaciones con Cuba el 17 de diciembre de 2014, a lo que siguió el levantamiento de restricciones a los cruceros turísticos, la expedición de visas a ciudadanos cubanos por hasta cinco años para viajar a EE.UU. y permisos para transacciones comerciales. Además, se eliminó el límite en las remesas que los cubanos podían enviar a familiares en la isla, que hasta el momento era de 2.000 dólares trimestrales.

Medidas del presidente Barack Obama hacia Cuba
Medidas del presidente Barack Obama hacia Cuba

También fue significativa la apertura de embajadas en La Habana y Washington, la ampliación de categorías para el intercambio de acciones educativas y culturales y la remoción de Cuba, en mayo de 2015, de la lista de Países Patrocinadores del Terrorismo.

Al llegar a la presidencia en 2016, Trump se encargó de dar marcha atrás a las relaciones bilaterales en curso, cumpliendo así con las promesas electorales hechas principalmente al sector más radical de origen cubano en Florida.

De manera gradual el presidente republicano ordenó el cierre de la oficina de asuntos migratorios en la embajada en La Habana; Western Union se vio impedida de hacer transacciones en el envío de remesas hacia Cuba, eliminó la casi totalidad de los vuelos chárter y prohibió a los viajeros estadounidenses alojarse en hoteles e instalaciones turísticas "en manos de las autoridades". Por último, el pasado 11 de enero, a menos de 10 días de su salida del poder, Trump ordenó reinsertar a Cuba en la lista de Países que Patrocinan el Terrorismo.

Medidas del presidente Donald Trump hacia Cuba
Medidas del presidente Donald Trump hacia Cuba

El investigador cubano José Azel, que ha impartido clases en el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos, de la Universidad de Miami, no está de acuerdo con volver al punto en que quedaron los intercambios al final del mandato de Obama, argumentando que “son medidas de acercarnos a un gobierno totalitario que ha eliminado todas las libertades individuales para el pueblo cubano”.

Para Azel se trata de “un error volver a esa fallida política de Obama” debido a que “fue una política basada en concesiones unilaterales de parte de Estados Unidos a cambio de nada”, expone.

¿Sobre quién recaen realmente las sanciones?

Cuando el entonces presidente Obama bajó del avión presidencial, el emblemático Air Force One, el 20 de marzo de 2016 en La Habana, ya el júbilo en gran parte del pueblo cubano era notorio debido a la oxigenación de la economía informal, la relativa facilidad para viajar a Miami o la llegada de turistas a la isla.

En el otro lado, los críticos del deshielo apuntaban que se concedía la apertura a un gobierno cubano que continuaba con la represión y mantenía un férreo control por parte de los militares en el sector hotelero.

El profesor Thale, que ha viajado por treinta años a la isla para conocer el terreno de sus estudios, dice que ambas opciones deben ir parejas: la defensa de los derechos y la del acercamiento.

“Creo que la reducción en las tensiones y hostilidades entre Cuba y Estados Unidos en el mediano plazo tiene un impacto positivo al abrir espacio político dentro de Cuba, para discusiones sobre su futuro en derechos humanos, libertad de expresión”, explica.

Sin atender a las críticas al deshielo Thale se aventura a señalar que “hablar en ese contexto de una apertura es lo sensible”, al tiempo que aconseja “avanzar en la apertura sin intentar decir «esto es lo bueno, esto, lo malo; esto primero, esto segundo»”.

En cambio, el profesor Azel insiste en que en aquella ocasión “no se consiguió avanzar en lo absoluto” en el tema de “liberar un poco la economía cubana” o “reducir la opresión”, y saca a relucir los pedidos que ha hecho Washington porque La Habana extradite a prófugos de la ley asentados en la isla.

José Azel, investigador y analista político
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:10 0:00

Azel aplaude, además, la postrera decisión de administración Trump de reingresar a Cuba en la lista de Países que Patrocinan el Terrorismo alegando, precisamente, que el país caribeño no colabora en la entrega de criminales y da cobijo a guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN).

“Cuba nunca debió haber sido eliminada de esa lista”, repite el académico, porque “nunca ha hecho ningunas concesiones”.

¿Un mensaje a los vecinos en la región?

En el contexto actual, Cuba, Nicaragua y Venezuela son objeto de crítica por ser los tres países del hemisferio en que o no hay elecciones democráticas, o sus procesos electorales son calificados de fraudulentos.

Las Naciones Unidas han denunciado repetidamente las violaciones a los derechos humanos que el gobierno de Nicolás Maduro ha dirigido contra el pueblo venezolano, país que ya sobrepasa los 5 millones de refugiados dispersos por el mundo.

La Organización de Estados Americanos (OEA) condena al gobierno Nicaragua por la represión y encarcelamiento de sus opositores, así como dictar medidas que coartan la libertad de expresión.

Y Cuba, según el informe de diciembre de 2020 de la organización Prisioners Defenders, con sede en Madrid, ha vuelto a las cifras de presos políticos que tenía cuando procedió a las liberaciones tras los acuerdos con Obama al sobrepasar en estos momentos el centenar de personas encarceladas por motivaciones políticas.

A la pregunta de qué mensaje estaría enviando la administración Biden a vecinos como Venezuela y Nicaragua si ofrece un acercamiento a Cuba, los entrevistados por la VOA respondieron en puntos diametralmente opuestos.

“Cada país tiene sus distinciones y lo que va a funcionar en Cuba no es lo que va a funcionar en Nicaragua ni lo que va funcionar en Venezuela”, aseveró Thale.

El investigador estadounidense argumenta que ha habido “un bloqueo total -casi total- de 60 años”, y sentencia: “Entiendo la crítica, pero no lo acepto y desde mi punto de vista no tiene sentido”.

Azel, que salió de Cuba en 1960 y jamás ha regresado, cree que “es un mensaje que legitima -en los ojos de la población, en los ojos del mundo- a esos regímenes opresores”, y concluye que en su caso personal, no proporcionar medios al gobierno cubano es una “cuestión de principios”, si bien entiende "perfectamente", dice, "esa agonía y ese dilema”.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG