Enlaces de accesibilidad

Deportes

¿Por qué no contratan al cubano Kendrys Morales?

Foto de archivo del cubano Kendrys Morales.

El agente Scott Boras aún no ha logrado conseguirle trabajo al primera base cubano; tampoco al torpedero Stephen Drew.

Scott Boras es un agente que desesperadamente está buscándole empleo a dos de sus clientes, Kendrys Morales y Stephen Drew, así que apuntó hacia los dueños de los Azulejos de Toronto.

"Son un vehículo con un enorme motor que es frenado por la señal de alto de una corporación", comentó Boras.

Los Azulejos no han mordido el anzuelo. Después de todo, no necesitan a un primera base/bateador designado como el cubano Morales si ya cuentan con Adam Lind. Y mucho menos un campocorto como Drew si ya disponen del dominicano José Reyes.

La nómina de los Azulejos debe superar los 130 millones de dólares esta temporada, para mantenerse entre las diez primeras del béisbol de Grandes Ligas por segundo año seguido. Este no es un equipo tacaño.

Digamos que han sido escrupulosos tras el fiasco de la pasada campaña en la que terminaron hundidos en el fondo de la División Este de la Liga Americana, con 88 derrotas. Toronto comenzó esa campaña con grandes aspiraciones luego de un par de canjes en el que adquirieron a Reyes, así como a los pitchers abridores R.A. Dickey, Mark Buehrle y Josh Johnson.

Es un cliché que nunca pasa de moda: ganar el título de invierno en las mesas de negociaciones de contratos no garantiza campeonatos en otoño.

Pero tienen sus atenuantes. Los Azulejos fueron los líderes de la categoría de más juegos perdidos por sus jugadores por lesiones, sobre los 1.300.

Cuando aún no habían transcurrido dos semanas de la campaña, Reyes se fue en un intento de robo pero titubeó sobre si deslizarse de cabeza o con la pierna. Lo hizo con la pierna y acabó con un feo esguince en el tobillo izquierdo que la costó dos meses.

Reyes se lastimó jugando en un césped natural en Kansas City, pero al terreno artificial de su estadio Rogers Centre ha sido señalado como el culpable por las lesiones. Tienen la intención de instalar hierba tras la campaña de 2017. De momento, Toronto y Tampa Bay son los únicos dos equipos en las mayores con terrenos artificiales.

"A veces es mala suerte", comentó el manager John Gibbons. "Tal vez fue algo que contaminó el agua".

El jardinero derecho José Bautista, el guardabosque izquierdo Melky Cabrera y el inicialista Edwin Encarnación, tres dominicanos vitales de la artillería, pasaron por la lista de lesionados, al igual que el tercera base Brett Lawrie y el jardinero central Colby Rasmus.

EL DIAGNÓSTICO:

Esencialmente, Toronto considera que tantas lesiones no pueden repetirse, que más o menos pueden ser los Medias Rojas de Boston edición 2014, sus rivales de división que salieron campeones en 2013 tras quedar últimos el año previo.

Salvo la llegada del receptor venezolano Dioner Navarro, procedente de los Cachorros de Chicago con un contrato de 8 millones de dólares y dos años, el gerente Alex Anthopoulos prácticamente retuvo intacta la alineación. La otra novedad es que el novato Ryan Goins recibirá la oportunidad de hacerse con la titularidad de la intermedia por delante del veterano venezolano Maicer Izturis.

Gibbons debe definir un orden ofensivo para la parte medular. Lo ideal sería una tanda Reyes-Cabrera-Encarnación-Bautista-Lind. Pero subir a Bautista al segundo turno no se descarta. Encarnación viene de una segunda campaña seguida con por lo menos 35 jonrones y 100 remolcadas.

"Tenemos que combinarlo, pitcheo, bateo, defensa. En el papel este es un tremendo equipo, con jugadores de mucha clase. Hay que cuidarse de lesiones y seguir adelante", comentó Reyes.

LO QUE DEBE SALIR BIEN:

A la ofensiva, y pese a tantas bajas, Toronto no desentonó: noveno en las mayores con 712 carreras anotadas. Pero para poner fin a una sequía de 21 años sin clasificarse a la postemporada, el pitcheo abridor será fundamental. Se suponía que ese iba a ser uno de sus fuertes en 2013, pero acabaron con una efectividad de 4.81, la segunda peor de la mayores y sólo por delante de Minnesota.

Si bien Dickey y Buehrle se anotaron 26 victorias con casi 430 innings entre ambos, los demás pasaron un calvario. Brandon Morrow había cumplido apenas 10 aperturas cuando vio acabada su temporada por una dolencia en el antebrazo, Johnson estaba con foja de 2-8 antes de quedar fuera por una lesión y J.A. Happ se perdió más de dos meses tras ser impactado en la cabeza por una batazo. Y Ricky Romero siguió de mal en peor, al punto que fue exiliado a las menores.

"Tres quintas partes de la rotación no rindió", señaló Anthopoulos.

Dickey, Buehrle, Morrow y Happ repiten. Kyle Drabek y Drew Hutchison, un par de prospectos que se perdieron 2013 tras lesiones de codo el año previo, se peleaban la quinta plaza.

El bullpen, en cambio, respondió. Con Casey Jansenn como cerrador, además de Sergio Santos, Brett Cecil y Steve Delabar, los relevistas quedaron cuartos en efectividad en la Americana.

EL PEOR ESCENARIO:

Están en la división más dura de las mayores, en la que Boston es el vigente campeón, los Rays siempre están en la pelea, los Yankees han vuelto a gastar con todo y los Orioles acaban de sumar refuerzos tras una campaña de 85 victorias.

Otra lesión de Bautista, el jardinero derecho de 33 años, sería fatal. Una muñeca maltrecha le complicó en 2012 y una molestia en la cadera le dejó fuera en el último mes de 2013.

"Lo necesitamos para los seis meses", dijo Gibbons.

Vea todas las noticias de hoy

La magia del cubano Arozarena no alcanzó y los Dodgers ganaron la Serie Mundial

Los Dodgers de Los Angeles celebran su victoria. Son los campeones de las Ligas Mayores. (Frederic J. Brown / AFP).

El cubano Randy Arozarena siguió aportando magia, esta vez con un jonrón en el primer inning, pero el triunfo en la Serie Mundial de las Ligas Mayores fue para los Dodgers de Los Angeles. Son los campeones por primera vez desde 1988.

Así fue la gran jugada de Arozarena, quien ha acumulado 10 jonrones:

Arozarena, quien técnicamente se convertirá en un rookie o novato el año que viene, fue la estrella de la postemporada con sus 10 jonrones. Es todo un récord.

Sin embargo, los Dodgers comenzaron a anotar y Mookie Betts anotó la carrera de la ventaja, que amplió después con un jonrón, para que ganaran la Serie Mundial, al imponerse el 3-1 sobre los Rays de Tampa Bay en el sexto juego.

Los Dodgers ostentaron la mejor foja de las Grandes Ligas durante esta campaña abreviada por la pandemia de coronavirus. Y en el encuentro del martes, remontaron para ceñirse al fin la corona que se les había escapado durante más de 30 años.

Para lograrlo, se aprovecharon de una decisión que se debatirá durante años, por parte de los Rays.

El abridor de Tampa Bay, Blake Snell, había recetado nueve ponches y parecía tener el control absoluto del duelo con una ventaja de 1-0. Sin embargo, el manager Kevin Cash lo retiró en la sexta entrada, cuando había un out y corredor en primera.

Los Dodgers atacaron rápidamente, y Betts arrancó hacia home desde la antesala en un rodado de Corey Seager dentro del cuadro para colocar la pizarra 2-1. Tampa Bay nunca se recuperó.

Así lo resumió Jorge Ebro, del diario El Nuevo Herald: "La Serie Mundial no pudo ser más mágica para Randy Arozarena, pero el trofeo es de los Dodgers. El mejor equipo pesó más que el mejor pelotero..."

Randy Arozarena, con el jonrón de la victoria que empató la Serie Mundial

Así fue el jonrón de Randy Arozarena, lanzado en el suelo en la última jugada del partido (Tom Pennington / AFP).

Horas después de reescribir los libros de historia de la Serie Mundial con otro jonrón, el cubano Randy Arozarena se tropezó para entrar en las crónicas de octubre que nunca se olvidan, relató la agencia Prensa Asociada.

La carrera de la victoria que la sensación cubana anotó en un frenético noveno inning será tema de conversación por muchos años, luego que los Rays de Tampa Bay vencieron 8-7 a los Dodgers de Los Ángeles la noche del sábado para igualar la Serie Mundial a dos victorias por bando.

“Randy no está acostumbrado a correr así. Lo normal es que trote", dijo el mánager de los Rays Kevin Cash.

Vale recordar que previo en el juego, el jardinero de 25 años eclipsó a Barry Bonds, entre otros, al adueñarse del récord de más jonrones en una sola postemporada. También terminó la noche como el líder histórico de hits.

El cuadrangular solitario de Arozarena al abrir el cuarto episodio produjo la primera carrera de los Rays, y su noveno jonrón de la postemporada.

“Significa mucho pasar a la historia y alcanzar el récord, pero lo más importante fue ganar y empatar la serie”, dijo Arozarena.

Su tercer hit de la noche, un sencillo para abrir el sexto, empezó a servir la bandeja para el jonrón de tres carreras de Brandon Lowe que inició un tira y afloja en los últimos cuatro innings.

La única vez que Arozarena no se embasó fue en el séptimo, con un doble que puso fin al inning.

Su turno más importante llegó en el noveno, cuando la bujía de Tampa Bay negoció una base por bolas tras siete lanzamientos del cerrador Kenley Jansen con dos outs. Con frialdad, Arozarena dejó pasar un pitcheo apenas afuera de la zona y dos strikes encima.

Lo que siguió fue la dramática secuencia que puso fin al juego tras el sencillo remolcador de Brett Phillips.

El jardinero central Chris Taylor fildeó mal la pelota hasta que finalmente pudo tirar hacia el plato, con Arozarena doblando por tercera. Parecía que iba a ser sacado fácilmente cuando se tropezó y cayó a mitad de camino, pero el receptor Will Smith no pudo atrapar el tiro de relevo del primera base Max Muncy, permitiendo que Arozarena se deslizara quieto.

“Tenía que regresar (a tercera) porque el juego ya se había empatado y tenía que jugar el ‘rundown’ (ser perseguido). Me percaté que la pelota se había escapado hacia atrás y anoté", relató sobre su recorrido en las bases.

Tirado en el piso, Arozarena se puso a darle golpes al plato mientras sus compañeros salieron de la cueva para celebrar con él.

Conectó su octavo jonrón de esta postemporada la noche previa ante Jansen, remolcando una carrera sin importancia en la derrota 6-2 en el tercer partido.

Con una Serie Mundial que se extenderá a por lo menos seis juegos, Arozarena tendrá la oportunidad de romper el récord de 26 hits en una sola postemporada que ahora comparte con Pablo Sandoval, recordó Prensa Asociada.

Los llamados “Cuban” Dodgers: historia y actualidad

World Series Rays Dodgers Baseball

Hace tiempo que estaba por escribir esta columna, pero ahora con la participación de Los Dodgers de Los Ángeles en La Serie Mundial es inevitable publicarla.

En los últimos años la prensa, y en especial la de español, ha catalogado Los Dodgers como “Los Cuban Dodgers” por razones erróneas. Se han basado en las firmas de peloteros cubanos de tiempos recientes para llegar a tal conclusión.

Desafortunadamente esta última unión no ha sido muy provechosa para los residentes de California. Ejemplo de esto fueron los más de 100 millones de dólares mal gastados en las firmas de Alexander Guerrero, Erisbel Arruebarrena y Héctor Olivera. El resultado del retorno de la inversión fue abismal.

La otra adición que en un momento pareció próspera fue la de Yasiel Puig; pero al final fue tan grande la acumulación de problemas y dolores de cabeza, tanto dentro como fuera del terreno, que obligó a Los Dodgers deshacerse del jardinero cubano.

Sin embargo, la franquicia y el béisbol cubano tienen una larga trayectoria de trabajar juntos.

La gran atrapada de Emundo Amorós
La gran atrapada de Emundo Amorós

Por años los “Esquivadores”, como muchos le llamaban en Cuba y en aquel momento establecidos en Brooklyn, efectuaban campos de entrenamiento en la Isla. Fue ahí donde llevaron a Jackie Robinson antes de que este rompiera la barrera racial del deporte.

El Dr. Julio “Monchi” de Arcos gerente general del equipo Almendares siempre mantuvo una estrecha relación con la familia O'Malley, dueños de la franquicia estadounidense.

Al mismo tiempo los jugadores del equipo cubano tenían un trato preferencial cuando venía la hora de juzgarles el talento. Interesantemente ambos conjuntos llevaban en común el color azul.

Cuando se vaya a hablar de la representación cubana en tan prestigiosa organización es difícil como comenzar, ya que ha sido triunfal en todo nivel.

Adolfo Luque
Adolfo Luque

Empezando en los años 20s el primer lanzador cubano y extranjero que despertó interés en el Brooklyn fue el inmortal Adolfo Luque quién finalmente fue obtenido en el 1930. Luego más tarde en la década del 50 desfilaron El Látigo Gutiérrez, un lanzador que su verdadero nombre era Rene Valdés y el torpedero Humberto Fernández al cual apodaron “Chico”. Ya en las postrimerías de sus carreras y lejos de sus años de gloria, el campo corto Zoilo Versalles y el gran Camilo Pascual vistieron la franela azul.

Dentro de todos estos peloteros no podemos olvidar los logros de otros cubanos; que a pesar de no haber participado como jugadores fueron fundamentales en los éxitos del club.

Pedro Gómez, más conocido como Preston, fue el primer cubano en trabajar como coach de tercera base para Los Azules californianos. Puesto que le ofreció la oportunidad de mas tarde poder convertirse en el primer manager cubano oficial en un club de Grandes Ligas.

World Series Rays Dodgers Baseball
World Series Rays Dodgers Baseball

Los caza-talentos Corito Varona y Regino Otero contribuyeron extensamente en la organización por muchos años, habiendo Otero firmado a estrellas de la talla de Pedro Guerrero y Varona dando el visto bueno para firmar al pitcher zurdo Fernando Valenzuela.

Actualmente Miguel “Mike” Brito es uno de sus scouts más importantes y cuenta entre sus logros al lanzador zurdo Julio Urías y el icónico Fernando.

Rafael Avila.
Rafael Avila.

Pero cuando hablamos de scouts en esa franquicia, nos honramos en decir el nombre de Rafael “Ralph” Ávila, Vice-Presidente de por vida. Ávila estableció los campos de entrenamiento en La República Dominicana y bajo su liderazgo contrató 45 jugadores que llegaron a Las Grandes Ligas incluyendo el miembro del Salón De La Fama Pedro Martínez. Su carrera fue tan ilustre que cuenta con un espacio personal en dicho Salón.

Finalmente, el pelotero cubano y probablemente hispano, mas insigne de Los Dodgers de Brooklyn es el matancero Edmundo Amorós.

Aquel Sandy que hizo una de las mejores atrapadas en la historia de las Series Mundiales y que los ayudó a ganar su primer trofeo.

Si le vamos a llamar “Los Cuban Dodgers”, en esta temporada solo cuentan con Kike Hernández, un boricua que lleva sangre cubana, vamos a hacerlo por las verdaderas razones.

Tampa a las puertas de convertirse en la capital del deporte en Estados Unidos

Vista de la ciudad de Tampa. AP Photo/Chris O'Meara

Cuando escribimos esto los Mantarrayas de Tampa están luchando en la Serie Mundial para derrotar a los acaudalados Dodgers de Los Ángeles y conseguir el primer título de su historia.

La labor del equipo floridano es cuesta arriba considerando el poderío y nómina de los californianos, pero el caso es que ya están en la cúspide del béisbol mundial y el llevarse o no el trofeo es una labor en progreso.

Por otra parte el equipo tampeño de hockey sobre hielo se acaba de coronar campeón de la Copa Stanley.

En football, el recién llegado quarterback Tom Brady le ha inyectado sangre y optimismo al equipo local los Bucaneros de Tampa y Brady se ha dado a la tarea de hacer que su nuevo equipo se convierta en primero que gana un SuperBowl en su propia casa.

Tampa Bay que en realidad es el nombre que usa el deporte en general para designar la comunidad de dos ciudades, Tampa y St. Petersburg puede estar a las puertas de convertirse en la capital del deporte en Estados Unidos.

Pero esos resultados no han llegado de un día para otro. Las autoridades municipales de ambas ciudades, junto con los líderes cívicos que casi siempre son las locomotoras en el esfuerzo para obtener franquicias y gestionar y aportar financiamiento, son los que en una labor de años, han conseguido equipos que levantaran tiendas en comunidad.

Un caso ejemplo es cómo hicieron su entrada estos Mantarrayas en St. Petersburg, que es la ciudad que por muchas razones se escogió como sede del equipo de béisbol. Las Grandes Ligas habían decidido ampliar el número de franquicias en dos más y varias ciudades se estaban disputando el hacerse a una de ellas. Una de las condiciones de las Grandes Ligas era que la ciudad proponente tuviera un estadio o aportara una garantía económica contante y sonante de que lo iba a construir si obtenían un equipo.

Tal garantía equivalía económicamente a que la comunidad iba a incurrir en el mismo gasto que hacer un estadio y este sería “como lo querían las Grandes Ligas”. Por otra parte, el hecho de tener un estadio no garantizaba que obtuvieran el premio. Tampa decidió “jugársela” y construir un estadio para béisbol pero al mismo tiempo asegurarse de que si no obtenía el objetivo el estadio pudiera tener otros usos que generaran ingresos.

De esa decisión salió la construcción del estadio donde todavía se aloja el equipo local y finalmente el aterrizaje de este equipo en Tampa/St.Pete.

Oigo a muchas personas diciendo que el estadio es horrible porque tiene césped artificial, porque está techado y porque es “muy incómodo”. La realidad es que varios estadios de Grandes Ligas han sustituido su césped natural por césped artificial (entre ellos el de los Marlins) por distintas razones siendo la mayor de ellas el costo del mantenimiento de la yerba natural. El césped artificial tiene un alto costo inicial pero de acuerdo a las leyes fiscales de EE UU, usted. puede depreciar ese costo cada año de uso y deducir de los impuestos. Lo más probable que dentro de no mucho tiempo todos los estadios de Grandes Ligas tendrán pasto artificial

En relación con que es incómodo, siempre pregunto a esa aseveración si han asistido a un juego en ese estadio. Pocas respuestas son afirmativas. En Miami, por ejemplo, durante nuestro largo e intenso verano (que es cuando se juega béisbol), la mayor parte de los días el techo está cerrado.

Por otra parte, referente a lo del techo, muchos estadios ahora tienen techo la única diferencia es que se abren y Tampa no tenía dinero para hacer eso. Pero, ¿cómo prefiere Ud. ver un juego de 3.5 horas en agosto en Florida con 95º F: Con techo, aire acondicionado y sin lluvia o con el sol dándole de lleno?

Aparte de las instalaciones, la cosecha de estrellas deportivas salidas de Tampa es copiosa. Sería muy extensa la lista de deportistas de todos los deportes que han salido del área y siempre se nos quedarían algunos sin enumerar.

Y en cuanto a llegar a ser la capital deportiva de Estados Unidos, pese a ser lo que se le llama un “mercado Pequeño”, Tampa/St. Pete se lo han ganado.

Cubano Luis Pino da primer paso hacia Grandes Ligas

Luis Mario Pino

El joven pelotero cubano Luis Pino quién recientemente se mudó a República Dominicana en busqueda de una oportunidad de poder llegar a Las Grandes Ligas, ha logrado su primer paso.

Ocho franquicias han llevado a cabo pruebas con el jardinero de 6 pies y 180 libras que en la actualidad cuenta con 16 años de edad.

Según fuentes allegadas a Radio Martí, Pino posee cualidades por arriba del promedio pero no similares a las del novato Luis Robert de Los Medias Blancas de Chicago.

Entre los equipos que están mas interesados se encuentran Los Medias Rojas de Boston, Los Atléticos de Oakland, Los Manta Rayas de Tampa Bay y Los Medias Blancas de Chicago.

Se espera que también que Los Padres de San Diego, Los Cachorros de Chicago y Los Gigantes de San Francisco le hagan una oferta.

De acuerdo a un reporte de Enrique Rojas de ESPN, Tampa Bay y Oakland son los favoritos de firmar al criollo mientras que Boston está bien interesado.

El dilema de este último equipo es la experiencia sufrida con Rusney Castillo, al cual firmaron bajo las mismas circunstancias por 72 millones de dólares.

A diferencia de tiempos pasados, donde los peloteros cubanos recibían exorbitantes cantidades de dinero, el joven Pino estaría contemplando una oferta de alrededor de un millón de dólares

Cargar más

XS
SM
MD
LG