Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Atacante a embajada de Cuba tiene problemas mentales; Díaz-Canel dice fue ataque terrorista

El embajador cubano José Ramón Cabanas muestra los disparos en la entrada principal de la embajada. AP Photo/Andrew Harnik)

Las autoridades cubanas están manejando el ataque a la embajada de Cuba en Washington D.C como un episodio terrorista, sin embargo, documentos de la corte indican que el sospechoso padece problemas mentales, escucha voces en su cabeza y se siente perseguido.

La policía arrestó el jueves a Alexander Alazo, un hombre de origen cubano de 42 años que en horas de la madrugada disparó 32 veces un rifle semiautomático AK-47contra la embajada.

Alazo reconoció que fue evaluado previamente en un hospital psiquiátrico y que su esposa, una enfermera de salud mental, le dijo que buscara ayuda porque él escuchaba voces en su cabeza.

El sospechoso admitió también que le recetaron un antipsicótico en marzo de 2020 después de una evaluación en un hospital psiquiátrico, pero que no era completamente conforme con su medicación.

"Se ha hablado de las supuestas condiciones mentales del individuo y algunas personas comienzan a asimilarlo como el contenido de una serie de televisión. Pero es difícil pensar que un perturbado mental puede acceder a una licencia de conducción fácilmente, puede tener facultades para manejar y encontrar un punto en un mapa, poseer y accionar un arma de asalto y después no estar tan perturbado como para no ofrecer resistencia a la policía. Un supuesto perturbado que al parecer también sabía operar muy bien sus redes sociales", aseguró el embajador cubano José Ramón Cabañas en una entrevista publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

El juez magistrado de Estados Unidos, G. Michael Harvey, ordenó el lunes que permaneciera detenido en espera de juicio, y acordó con los fiscales y los funcionarios de libertad condicional que no fuera liberado porque representa un peligro para la seguridad del pública.

"Este es un delito muy grave", dijo Harvey durante una audiencia celebrada por teleconferencia, que cita el diario The Washington Post.

Aunque el juez indicó que el sospecho es presuntamente inocente, apuntó que: “Algunas de las balas penetraron en el edificio. . . . Es solo suerte que alguien no haya sido dañado”.

Antes de atacar a la embajada, Alazo intentó sin éxito prender fuego bajo la lluvia a una bandera cubana ​pero no pudo hacerlo porque estaba lloviendo.

Los documentos judiciales indican que el hombre gritó frente al edificio ocupado. "¡Dispárame si quieres dispararme!" "Estoy
¡aquí!" "¡Soy americano!" "¡Soy yanqui!".

Alazo, indica el reporte de la corte, dijo a la policía que de haber visto a alguien salir de la embajada, incluso el embajador, le habría disparado porque es "el enemigo".

El hombre dijo en una primera entrevista que nació en Cuba y sirvió en las Fuerzas Armadas. Emigró a México en 2003 y luego a los Estados Unidos en 2007 como solicitante de asilo político.

"El acusado Alazo declaró que fue a Cuba en 2014 y comenzó a predicar en una iglesia. El acusado Alazo declaró que mientras predicaba en su iglesia, comenzó a recibir amenazas de organizaciones cubanas del crimen organizado", indica el documento de la corte.

Alazo declaró ademas que estuvo viviendo fuera de su automóvil durante los últimos nueve meses para que los delincuentes organizados cubanos no hicieran daño a su familia.

Inicialmente la policía identificó al sospechoso como residente de Aubrey, Texas, una ciudad al norte de Dallas, y posteriormente los registros judiciales presentados indicaron que él y su familia se habían mudado recientemente a Middletown, Pennsylvania.

El cubano fue acusado de atacar un local utilizando un arma mortal, del transporte interestatal de un arma de fuego y municiones, y de causar daños a propiedades pertenecientes u ocupadas por un gobierno extranjero.

Vea todas las noticias de hoy

Organizaciones piden a EEUU que agilice asistencia en casos de desastre en Cuba

Vista del incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas.

Quince organizaciones hicieron un llamado al gobierno de Estados Unidos para que “agilice la asistencia técnica y directa de socorro en casos de desastre a Cuba, participe en un diálogo y cooperación bilateral en curso, y suspenda las sanciones pertinentes para facilitar la respuesta y la recuperación de las explosiones en la Base de Superpetroleros en la Zona Industrial de Matanzas y sus secuelas”.

“Si bien nos alienta ver que los gobiernos de Estados Unidos y Cuba ya están en conversaciones sobre la prestación de asistencia técnica por parte de Estados Unidos, las excepciones humanitarias y médicas en las sanciones de Estados Unidos están llenas de obstáculos burocráticos que impiden la respuesta ágil y urgente que se necesita”, dijeron en un comunicado conjunto los grupos Alianza de Bautistas, Centro para la Democracia en las Américas (CDA), Cuba Puentes Inc., Cuba Partners Network, Cuba Study Group, Fundación CubaOne, Fondo de Defensa Ambiental (EDF), Consejo de Iglesias de la Florida, Fondo para la Reconciliación y el Desarrollo, el Grupo de Trabajo de América Latina (LAWG), Cooperación en Educación Médica con Cuba (MEDICC), la Iglesia Presbiteriana (EE.UU.), La Fundación Océano (TOF), la Iglesia Metodista Unida — Junta General de Iglesia y Sociedad y la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLAInstaron a la Casa Blanca a que pida apoyo urgente de socorro en casos de desastre en todas las agencias relevantes y extienda la ayuda humanitaria de emergencia necesaria para responder al incidente y sus ramificaciones en la isla.

Los firmantes señalaron que el gobierno de Estados Unidos debería:

  • Ampliar la asistencia técnica y los recursos de socorro en casos de desastre mediante la movilización de agencias clave del gobierno de Estados Unidos para desplegar apoyo sobre el terreno directamente o a través de agencias internacionales, en coordinación con el gobierno de Cuba, la comunidad internacional y las agencias de socorro.
  • Suspender las restricciones pertinentes para facilitar el flujo de ayuda humanitaria para atender las necesidades inmediatas.
  • Autorizar una licencia general para que las empresas del sector privado de Estados Unidos brinden asistencia a Cuba directamente relacionada con la emergencia y la recuperación actuales.
  • Aproveche las medidas de socorro inmediato ante desastres anteriores para proporcionar un apoyo sostenido para las fases de reducción del riesgo de desastres y recuperación temprana.

Además advirtieron que “es probable que esta pérdida repentina de combustible e infraestructura de capacidad de almacenamiento causada por el incendio agrave la situación energética en la isla y contribuya a la migración hacia el exterior” y sugirieron que “ante el posible colapso de la red eléctrica de Cuba, el gobierno de Estados Unidos podría ayudar en estos momentos críticos al autorizar exenciones humanitarias para la exportación de petróleo o Gas Licuado de Petróleo a la isla".


El grupo expresó que "a más largo plazo, el gobierno de Estados Unidos, para ayudar a romper el ciclo de dependencia energética de Cuba, debería relanzar el Grupo de Trabajo de Eficiencia Energética y Energía Renovable EE.UU.-Cuba para discutir temas de seguridad energética e incorporar a Cuba en la Iniciativa de Inversión Climática y Exportación de Energía Limpia propuesta por el presidente Biden".

Además instaron a la administración Biden a reiniciar un compromiso diplomático bilateral más amplio con Cuba en una variedad de temas “a la luz de la terrible situación que se desarrolla en Matanzas y la actual crisis económica y humanitaria de Cuba”.

Las organizaciones pidieron también que Estados Unidos suspenda las sanciones para expandir los canales de remesas; flexibilizar las regulaciones sobre banca y procesamiento de pagos en línea; y simplificar los requisitos de verificación del usuario final para la exportación de suministros, instrumentos y equipos médicos.

Por su parte, el Departamento de Estado ha informado que ha tenido conversaciones generales con el gobierno de Cuba sobre desastre, pero añadió que La Habana no ha solicitado formalmente la asistencia de Washington.

Un portavoz subrayó además que el embargo de Estados Unidos incluye una autorización general para transacciones relacionadas con proyectos humanitarios en o relacionados con Cuba, que cubre, entre otras cosas, preparación, socorro y respuesta ante desastres.

EEUU: Cuba no ha solicitado formalmente la asistencia de Washington por incendio

Banderas de Estados Unidos y Cuba en las afueras de un hotel en La Habana. (REUTERS/Stringer)

EEUU ha tenido conversaciones generales con el gobierno de Cuba sobre el incendio en la base de supertanqueros de Matanzas, “sin embargo, el gobierno de la isla no ha solicitado formalmente la asistencia del gobierno de Estados Unidos”, dijo este martes un portavoz del Departamento de Estado en un correo electrónico a Radio Televisión Martí.

El vocero expresó que Washington sigue de cerca la situación tras el incendio, incluidas las necesidades humanitarias que puedan surgir, y ha ofrecido orientación técnica al gobierno de La Habana.

Asimismo, declaró que expertos estadounidenses en extinción de incendios, con experiencia en el manejo de instalaciones de almacenamiento de petróleo, han hablado con funcionarios cubanos para ofrecer asesoramiento técnico en el siniestro en la base de almacenamiento de crudo en la ciudad de Matanzas, que calificó de "desastre trágico".


El portavoz subrayó que el embargo de Estados Unidos a la isla incluye una autorización general para transacciones relacionadas con proyectos humanitarios en, o relacionados, con Cuba, que cubre, entre otras cosas, preparación, socorro y respuesta ante desastres.

Además, reiteró que “Estados Unidos envía su más sentido pésame a todas aquellas personas y familias afectadas por las explosiones e incendio”.

Por su lado, en un mensaje publicado en Twitter, el vicecanciller cubano Carlos Fernández de Cossío agradeció las condolencias ofrecidas por Washington, añadiendo que hay comunicación frecuente entre ambos gobiernos.

Tuit de Carlos Fernández de Cossío. (Twitter)
Tuit de Carlos Fernández de Cossío. (Twitter)

"Ofreció asesoría técnica, la que también agradecimos y aceptamos. Hay comunicación frecuente entre ambos gobs. Sobran las especulaciones", escribió.

EEUU reitera que existe una vía creada para facilitar el envío de ayuda humanitaria a Cuba

Banderas de EEUU y Cuba durante la firma de un acuerdo entre autoridades de ambos país, en 2017. (REUTERS/Alexandre Meneghini/Archivo)

El Departamento de Estado de Estados Unidos reiteró este lunes que existe una vía para viabilizar exportaciones y ayuda humanitaria a Cuba, ante la catástrofe provocada por un incendio que desde el viernes pasado asola la zona industrial de Matanzas.

“El Departamento de Estado exhorta a individuos, organizaciones y bancos a contactar con el Buzón Humanitario para Cuba (CubaHumanitarian@state.gov). Nuestro equipo es un gran recurso para facilitar las exportaciones y donaciones de bienes humanitarios a Cuba o responder a cualquier pregunta”, informó en la red social Twitter la embajada estadounidense en La Habana.


La legación diplomática a nombre del gobierno federal envió el sábado profundas condolencias a todas las personas y familias afectadas por las explosiones y el incendio en la zona de tanques de petróleo en Matanzas.

"En primer lugar, Estados Unidos envía nuestro más sentido pésame a todas aquellas personas y familias afectadas por las explosiones e incendio en la zona del tanque de petróleo en Matanzas, Cuba", dijo a Radio Televisión Martí un portavoz de la oficina de prensa del Departamento de Estado.

"Estamos siguiendo de cerca la situación, incluidas las necesidades humanitarias que puedan surgir. El embargo de EEUU autoriza a personas de EEUU a proporcionar ayuda y respuesta en casos de desastre en Cuba", agregó.


Por su lado, Yohana Tablada, subdirectora general para Estados Unidos del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, escribió en su perfil en Facebook que Cuba pidió ayuda internacional y Estados Unidos fue el que tomó la decisión de ofrecer asesoría técnica.

“EEUU ofreció asesoría técnica, (hablar por teléfono con nuestros especialistas). De inmediato lo aceptamos y se han sostenido dichas conversaciones con expertos de Estados Unidos, las cuales hemos agradecido públicamente”, escribió.

“Es lo que han ofrecido hasta ahora, no depende de Cuba”, manifestó. Asimismo, recordó que Cuba y EEUU firmaron un acuerdo bilateral durante el gobierno de Barack Obama para coordinar operaciones y combatir derrames en el mar, pero que no aplica a desastres en tierra”, aclaró.

En 2018, Cuba y Estados Unidos trabajaron de conjunto para extinguir un incendio en la Base Naval estadounidense en Guantánamo.

El fuego fue sofocado con ayuda de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, que proporcionaron personal, vehículos y "un helicóptero que arrojó agua desde el aire" para controlar las llamas, informó entonces el periódico Granma .

Sanciones de EEUU a funcionarios cubanos responsables de "los juicios injustos" a manifestantes del 11J

Tribunal Municipal de Güira de Melena donde se celebró un juicio militar a detenidos del 11J (Tomado de Facebook).

El Departamento de Estado anunció el martes la imposición de restricciones de visa a cinco funcionarios cubanos vinculados "a los juicios injustos de los manifestantes del 11 de julio del 2021".

La medida se implementa en conformidad con la Proclama Presidencial 5377, que suspende la entrada de funcionarios y empleados del gobierno cubano a los Estados Unidos como no inmigrantes.

Estos cinco funcionarios están vinculados "a los juicios injustos, y sentencias y encarcelamiento injustos de personas que se manifestaron pacíficamente el 11J".

Estados Unidos adoptó esta medida en respuesta a las acciones de funcionarios del régimen que niegan a los cubanos los derechos humanos.

Las medidas se fundamentan "en iniciativas anteriores dirigidas a promover la rendición de cuentas de los funcionarios cubanos que permiten los abusos de los derechos humanos y la represión del gobierno".

Sanciones a otros funcionarios cubanos fueron impuestas el pasado 11 de julio, así como el 30 de noviembre de 2021 y el 6 de enero de 2022.

"Estas medidas subrayan el compromiso de Estados Unidos de apoyar al pueblo cubano", subrayó el Departamento de Estado en un comunicado.

Embajada de EEUU en La Habana da la bienvenida a nuevo Encargado de Negocios

Benjamin Ziff es el nuevo Encargado de Negocios en la Embajada de EEUU en La Habana. (AP Photo/Andrew Harnik/Archivo)

La Embajada de Estados Unidos en Cuba dio este lunes la bienvenida a su nuevo Encargado de Negocios, Benjamin G. Ziff, quien asumió el cargo el pasado 14 de julio, en sustitución de Timothy Zúñiga-Brown, en esa función desde 2018.

El anuncio, realizado por la sede diplomática estadounidense en sus redes sociales, informa sobre la formación profesional del nuevo Encargado de Negocios, con un amplio desempeño en diferentes áreas de interés en el Departamento de Estado.

Ziff, oriundo de California y licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de dicho Estado, es acreedor de un máster en Derecho y Diplomacia por la prestigiosa Escuela Fletcher y de otro en Estudios de Seguridad Nacional por el National War College.


El diplomático estuvo frente al Grupo de Trabajo sobre Migración de la Oficina del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado, en abril de 2021, tras haber sido designado “miembro principal del Departamento de Estado” para la German Marshall Fund (GMF).

El Sr. Ziff fue Jefe de Misión Adjunto en las Embajadas de EEUU en Bogotá y Colombia, y trabajó anteriormente en puestos de diplomacia pública en Australia, Israel, Panamá y Perú.

Tras un año en el National War College de Washington, DC, fue subdirector de la Oficina de Asuntos Centroamericanos del Departamento de Estado, antes de ocupar una serie de cargos de responsabilidad en las embajadas estadounidenses en Venezuela, Italia e Irak.

Ziff ha sido galardonado con el Premio Murrow a la Diplomacia Pública del Departamento de Estado y el Premio de Rango Presidencial.

Cargar más

XS
SM
MD
LG