Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Arieh Sharon, el arquitecto que planeó la construcción de Israel

Aried Sharon en Haifa, 1958

El arquitecto israelí pensaba que Tel Aviv tenía que ser como Miami o como Chandigarh en India, y en eso basaba su sionismo.

Una retrospectiva crítica repasa en el Museo de Arte Contemporáneo de Tel Aviv el trabajo de Arieh Sharon, arquitecto que, a las órdenes del primer jefe de Gobierno de Israel, David Ben Gurión, construyó los edificios más emblemáticos de la nueva nación, particularmente en los estilos Bauhaus y Brutalismo.

Planing Israel, según Arieh Sharon
Planing Israel, según Arieh Sharon

Ludwig Kurzmann, luego Arieh Sharon, nació en Jaroslau, Galitzia, entonces Austria-Hungría y ahora Polonia, en 1900. Sharón, que fue uno de los introductores del Estilo Internacional o Bauhaus en Israel, llegó a Palestina en 1919, comenzó planificando y construyendo granjas y establos y acabó siendo el arquitecto del nuevo Estado hebreo, proyectando 600 edificios e imaginando que un país nuevo debía encarnar la internacionalidad arquitectónica.

Pensaba que Tel Aviv tenía que ser como Miami, como Chandigarh en India, y en eso se basaba aquel sionismo

"Mucha de la gente que llegó aquí en aquellos años lo que veía era Oriente", explica a Efe el comisario de la exposición, el arquitecto Eran Neuman. "Pero Sharón no veía Oriente, veía internacionalidad, y aplicó el estilo internacionalista por antonomasia, el Bauhaus. Pensaba que Tel Aviv tenía que ser como Miami (EEUU), como Chandigarh en India, y en eso se basaba aquel sionismo: no entender ni buscar los localismos, del mismo modo que ignoraron a la población árabe que aquí vivía, no aspiraban tampoco a integrarse en este barrio, sino pertenecer a algo mucho más global", agrega.

Tel Aviv
Tel Aviv

Pero en Oriente Medio

Así, los edificios de Sharon conviven con el paisaje ecléctico israelí, tanto el urbano como el rural. En su primera fase, entre la década de los 30 y 40, construyó viviendas para trabajadores principalmente en Tel Aviv, ciudad que se fundó en 1909. "Eran como un kibutz dentro de la ciudad, con viviendas
construidas alrededor de un patio donde se hacía la vida comunitaria", describe Neuman.

A partir de 1948, año de la creación del Estado, se puso en práctica el "proyecto Sharon", en la época en la que trabajó en la oficina del primer ministro para la construcción del país, y el objetivo principal era la diseminación de la población.

"Para ocupar el territorio y también para dispersar a la gente, porque después de Hiroshima y Nagasaki se dieron cuenta de que una bomba puede acabar con una comunidad humana concentrada geográficamente", detalla el comisario.

Residencia Golden Age del arquitecto Arieh Sharon
Residencia Golden Age del arquitecto Arieh Sharon

Después del proyecto de construcción física del país, empezaron a crearse sus instituciones; hospitales, edificios gubernamentales, todos ellos monumentales, para declarar al mundo "que hemos llegado y no pensamos movernos de aquí", agrega. "Me encanta que Sharón sea tan socialista en sus edificios, creía en el valor de la igualdad y lo adaptó al espacio arquitectónico", comparte una visitante al museo, Ayalá Ben Lulu, poetisa.

Si bien el sionismo es a su juicio criticable desde muchos puntos de vista admite que "esa gente construyó el país porque tenían ideales, y hoy eso no existe", dice la escritora. A partir de 1965 Israel empezó a americanizarse y Sharón se acogió al estilo brutalista, también llegado de fuera pero acogido con entusiasmo por los jóvenes arquitectos del país.

El Brutalismo nació en la postguerra de la Segunda Guerra Mundial en Europa, proviene del concepto francés "béton brut" (cemento bruto), producto de la desilusión del prometido mundo mejor que no se realizó. Se lo identifica con el sistema del bienestar, la construcción estatal de instituciones públicas y viviendas de bajo costo.

Proyecto de Biblioteca en Teherán, 1970.
Proyecto de Biblioteca en Teherán, 1970.

Según escribieron los arquitectos Jeremie Hoffmann y Hadas Nevo-Goldberst en su libro "Aphoria. Arquitectura de Independencia. El estilo Brutalista en Tel Aviv y Yafa, 1948-1977", este tuvo tan fuerte acogida que se le entendió como el epítome de la arquitectura "sabra" (quien es nacido en Israel).

"Rudo, áspero, musculoso y comunitarista" era el Brutalismo y el "israelismo" del momento, indican los autores. Era la rebelión arquitectónica nacional contra el estilo internacional de la preguerra -al que consideraban burgués y ligado al exilio, y que ocultaba las verdades bajo el enlacado blanco- y también contra la arquitectura local palestina.

Universidad Ilfe en Nigeria.
Universidad Ilfe en Nigeria.

La influencia de Sharon en los arquitectos israelíes es indudable, para lo bueno y lo malo: "Yo creo que hay que huir de ese feísmo", dice Cecilia Gutman, arquitecta. "Lo pensaba antes de estudiarlo en la carrera, de hecho lo pensaba casi todos los días al pasar por el edificio de la Histadrut (principal sindicato) en Tel Aviv, gigantesco y deprimente, cuyo autor es Sharon. Ese estilo sirvió muy bien al propósito inicial socialista, pero Israel ya no es lo que era", asegura.

(EFE)

Vea todas las noticias de hoy

Convocan al concurso de Ensayo 'Carlos Alberto Montaner' 2019

Carlos Alberto Montaner, escritor y periodista cubano.

El proyecto Puente a la Vista convoca al Premio de Ensayo ‘Carlos Alberto Montaner’ 2019, para escritores cubanos, residentes dentro o fuera de Cuba, indicó este jueves una nota de prensa distribuida por sus organizadores.

Los ensayistas podrán concursar con uno o varios ensayos en una extensión no menor de 80 cuartillas (ni mayor de 200) y deberán enviar sus obras (inéditas) por correo electrónico a la siguiente dirección: letrademolde@gmail.com.

El plazo de admisión vence el 15 de septiembre de este 2019 y los resultados serán dados a conocer en el mes de diciembre del 2020.

Se otorgarán dos premios de 500 dólares estadounidenses para dos ganadores, uno residente en la isla y otro fuera de ella.

Los libros serán publicados por Puente a la Vista Ediciones, en Miami.

Carlos Alberto Montaner es un expreso político y escritor cubano, con una vasta obra ensayística, de periodismo e incursiones exitosas en la novela.

Recientemente Radio Televisión Martí realizó una serie de tres entrevistas en el programa Karen A las 8, en los que el destacado intelectual respondió a la periodista Karen Caballero, sobre sus motivaciones literarias y su amor por Cuba.

A continuación el texto íntegro de la Convocatoria:

Premio de Ensayo ‘Carlos Alberto Montaner’ 2019

El proyecto Puente a la Vista y sus amigos convocan al Premio de Ensayo ‘Carlos Alberto Montaner’ 2019, que se regirá por las siguientes bases:

1- Podrán participar en esta convocatoria todos los ensayistas cubanos residentes en Cuba o fuera de ella.

2- Cada autor concursará con un ensayo o conjunto de ensayos de tema libre, originales e inéditos, con una extensión no menor de 80 cuartillas ni mayor de 200 (de alrededor de 30 líneas cada cuartilla), quedando excluidos aquellos que hayan sido premiados en cualquier otro certamen.

3- El original irá firmado con el título de la obra y el nombre del autor, haciendo constar en un documento aparte el nombre completo, dirección, teléfono, correo electrónico y currículo.

4- El libro con el ensayo o los ensayos se presentará obligatoriamente por correo electrónico, en formato Word y sin ningún tipo de ilustración. Se adjuntarán dos archivos en el mismo correo: uno para el libro, que deberá ir identificado con el título de la obra y el nombre del autor, y uno aparte con los datos señalados en el punto 3º de estas bases, identificado solo con el nombre del autor. Las obras deben ser remitidas al email letrademolde@gmail.com con el asunto o encabezamiento CONCURSO DE ENSAYO 2019. De enviarse con otro asunto o encabezamiento en el email, serán descalificadas.

5- Las obras o ensayos presentados al concurso no podrán estar comprometidos para publicación ni participación en otro certamen. La utilización de formatos PDF u otros que no sean Word, o de ilustraciones junto a los textos, implicará la descalificación de la obra.

6- A los autores se les comunicara su participación en el concurso a través de su correo electrónico, a manera de confirmación tras recibirse sus obras.

7- Se otorgarán dos premios, uno a un ensayista cubano residente en Cuba y otro a un ensayista cubano residente fuera de Cuba. El premio en metálico de 500 dólares será único e indivisible en ambos casos e implicará, además, la publicación de la obra por Puente a la Vista Ediciones –con todos los derechos cedidos al autor de la misma– y 10 ejemplares gratuitos.

8- El plazo de admisión de los ensayos a concurso cierra el 15 de septiembre de 2019. Los resultados se darán a conocer en diciembre de 2019 o enero de 2020 en diversas publicaciones de temas cubanos. Los organizadores no mantendrán correspondencia con los participantes y solo se dirigirán a los ganadores para anunciarles el resultado.

9- El jurado que analizará las obras en concurso estará integrado por ensayistas, críticos y editores radicados en la Isla y el exterior. Tras anunciarse los dos ganadores, se dará a conocer su integración.

10- El jurado podrá interpretar las bases. El hecho de participar implica la total aceptación de las mismas. Cualquier situación no prevista será resuelta por los organizadores.

Arte independiente bajo fuego abierto del régimen en XIII Bienal de La Habana

El artista cubano Leandro Feal sostiene una tarjeta de presentación que dice: "inspector", un performance que denuncia la figura de control artístico amparada bajo el Decreto Ley 349.

A solo pocos días de haber dado inicio la XIII Bienal de La Habana el 12 de abril pasado, las autoridades siguen arremetiendo contra varios artistas independientes.

Amaury Pacheco, conocido como OmniPoeta, fue detenido y liberado poco tiempo después este martes en la tarde en su casa en Alamar, según explicó él mismo a Radio Televisión Martí.

Las autoridades le advirtieron no hacer manifestaciones públicas, especialmente, en el contexto de la XIII Bienal de La Habana.

"Me preguntaron si había alguna actividad, porque estaban atentos a nosotros (...) que yo particularmente no fuera, que me apartara de eso", denunció Pacheco.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:45 0:00

Poco después de la liberación de Pacheco, la artista cubanoamericana Coco Fusco y otros internautas reportaron nuevamente la detención del Luis Manuel Otero Alcántara, que lidera el independiente Grupo de San Isidro.

Michel Matos, otro de los creadores independientes, escribió en su cuenta de Facebook: "Nuevamente y por tercera vez en una semana se llevan detenido a Luis Manuel Otero Alcántara inmediatamente terminado el interrogatorio de Amaury Pacheco (OmniPoeta), es represión constante!! Es diaria, desean quebrar nuestras voluntades!! Pero están perdidos en la oscuridad!! Nosotros somos libres!!!!!".

La detención de Pacheco, sobre las 2:00 PM, fue realizada por un oficial de la Seguridad del Estado que se identifica como Santos, acompañado de otro vestido de verdeolivo (Ministerio del Interior), denunció la actriz Iris Ruiz.

Otero Alcántara, uno de los promotores de la campaña contra el Decreto Ley 349, había sido detenido el 12 de abril pasado, cuando se inauguraba la Bienal en La Habana. Fue arrestado en su casa cuando iniciaba un performance homenaje a Daniel Llorente, que sufrió prisión por correr con una bandera de Estados Unidos en la plaza cívica José Martí, el 1 de mayo de 2017.

El artista fue liberado este lunes, pero insistió Ruiz, las amenazas han ocurrido contra otros creadores independientes. “En estos días han estado, con esto de la bienal, amenazando muy duramente a los artistas: a Michel Matos lo tuvieron como cinco horas de interrogatorio, a Luis Manuel tres días por el performance “Se USA”, a Abu Dahanta, del grupo Demóngeles también lo estuvieron amenazando, a Ariel Maceo…”.

Fusco, residente en Estados Unidos y que apoya al arte independiente en la isla, fue devuelta el mismo día inaugural de la cita, desde el aeropuerto internacional “José Martí”, el mismo día en comenzaba la Bienal de La Habana.

Ruiz dijo que parelo a la bienal oficial tienen previsto presentar la exposición “El arte de atesorar horrores”, en respuesta a la vandalización de su vivienda que sufrieron recientemente ella y su esposo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:26 0:00

Desafío desde el arte independiente

Este martes, un reporte de la agencia Reuters identifica al fotógrafo Leandro Feal como autor de un performance donde “un burócrata completa un formulario con tus datos personales y te entrega una placa que te declara inspector certificado para vigilar el sector cultural de Cuba bajo un controvertido nuevo decreto”.

La exposición, explica la agencia de prensa, subraya las tensiones existentes en la escena artística de Cuba y la creciente independencia de los artistas del Estado, 'que ha dominado todos los aspectos de la sociedad desde la revolución de 1959, incluida la promoción de la cultura".

Aunque no todas las exposiciones sean expresamente políticas, la opinión de los artistas es que ser más independientes les facilita abordar temas más escabrosos.

“Al final del día, la bienal es una especie de espejo de la sociedad cubana donde la escena independiente está creciendo", dijo a Reuters Abel González Fernández, de 27 años, curador de la muestra grupal que incluye la performance de Feal y trabajos de algunos de los artistas jóvenes más importantes de Cuba, como Reynier Leyva Novo.

[Con entrevista de Yolanda Huerga a Amaury Pacheco e información de la agencia Reuters]

¿Por qué no voy a la XIII Bienal de La Habana?

Una obra del artista español David Magan en el Malecón en la XIII Bienal de La Habana.

La artista Tania Bruguera publicó en su perfil de Facebook sus razones para no participar en la XIII Bienal de La Habana.

Antes de dar mis razones quiero aclarar que admiro el trabajo de los curadores de La Bienal de La Habana y no considero ninguna de mis razones su responsabilidad sino la de las políticas culturales del Ministerio de Cultura. Soy una artista formada por la Bienal de La Habana y quizás por eso lo que sucede me duele más.

No voy a la XIII Bienal de La Habana porque, no entiendo la incoherencia de suspender la Bienal en el 2017 para ceder sus recursos a la reconstrucción del huracán Irma – lo que constituyó una postura planteada desde lo estético-ético – y ahora, en el 2019, cuando hace unos meses un tornado devastó en La Habana varias de las zonas más pobres y obreras de la ciudad el Ministerio de Cultura (MINCULT) ha decidido que es más importante gastar una buena parte de su presupuesto en promocionar y usar a La Bienal de La Habana para limpiar su imagen internacional ante la campaña contra el decreto-ley 349.

Porque, el MINCULT no practica la transparencia institucional. Al preguntar de forma abierta por Twitter al Viceministro de Cultura por el presupuesto de esta edición la respuesta fue una sarta de acusaciones personales sin, por supuesto, responder a la pregunta. Cuando le expliqué que eso era una práctica establecida internacionalmente su respuesta fue el silencio. Ese silencio continúa aún, cuando para el Ministerio de Cultura el apoyo material y promocional al proyecto de un artista se decide no basado en su calidad artística sino en su lealtad al gobierno y en el uso que puedan hacer de ese artista para mejorar la imagen internacional del país. Porque el objetivo de esta Bienal no es promocionar a los artistas cubanos (eso le tocará a cada uno según sus posibilidades) sino que todos vayan entendiendo que el decreto-ley 349 será aplicado sólo sobre quienes sean independientes y hagan preguntas incómodas.

Porque, no pudiera estar en una fiesta compartiendo mis impresiones sobre los méritos artísticos de una obra de La XIII Bienal de La Habana mientras sé que, los estudiantes de medicina congoleses están siendo reprimidos, abusados y encarados a punta de pistola por la policía cubana en las mismas calles que caminamos para ir a ver una exposición y nadie está haciendo nada para evitar o solidarizarse con esto. No pudiera tomarme un selfie entre amigos mientras sé que, en ese mismo momento, hay artistas presos y constantemente acosados porque son incómodos y no entran en la narrativa oficial de La Bienal creada por el MINCULT. No puedo seguir justificando con el eufemismo oficialista “mala obra” cuando en realidad se quiere decir “no me meto en eso porque me va a traer problemas”. No puedo ser cómplice, porque ya se sabe con pruebas irrefutables que la Seguridad del Estado da órdenes al MINCULT.

Porque, me es incomprensible la doble moral de quienes apoyan las protestas en el Whitney Museum (por tener a un miembro de su consejo que es éticamente inaceptable) o en el Guggenheim (para que no acepte dinero éticamente inaceptable) pero en Cuba justifican actitudes éticamente inaceptables y con tremenda alegría. Ya nadie es inocente, el que está ciego es porque se sacó sus propios ojos para no ver. ¿A quién le importan las injusticias que existen en Cuba? No a los que visitan La Bienal, Cuba no es su problema, ellos están de paso y han cambiado por fiesta y buen sol su poder para presionar al gobierno cubano para que saque de la cárcel a Luis Manuel Otero Alcántara, a los raperos Pupi y Maykel Osorbo y que dejen de hostigar a Amaury Pacheco, su esposa Iris Ruiz y a sus hijos. La injusticia no puede ser un rumor que circula entre mojitos y la solidaridad en lugares como Cuba no son un pretty slogan Cuba no es Venecia ni es Kassel, Cuba es un país que reprime la libertad de expresión (sobretodo cuando no hay Bienal).

Porque, mi lucha para lograr la libertad de expresión en Cuba, mi defensa de los derechos culturales, lograr el fin del odio político entre cubanos y defender el derecho a manifestarse en las calles no se circunscribe a un evento sino a una misión de vida.

Esta es la bienal donde ya nadie es inocente, esta es la bienal donde cada uno debe actuar según su conciencia. Mi conciencia no me deja ser parte del espectacular proceso de whitewashing en el que ha convertido en MINCULT a La Bienal de La Habana.

Alberto Cortez y la muerte de Fidel Castro

Alberto Cortez (1940-2019). Foto tomada de www.albertocortez.com

El 28 de noviembre de 2016, Orlando González Esteva recibió un correo electrónico de su amigo Alberto Cortez, el compositor y cantante argentino, donde se refería a la muerte reciente de Fidel Castro.

En este programa transmitido por Radio Martí, donde se rinde homenaje al artista recién fallecido, el escritor cubano lee ese correo hasta ahora inédito, evoca los primeros capítulos de la amistad de ambos, disecciona el enorme talento de Cortez como autor e intérprete, inserta algunas de sus grabaciones y recuerda cómo a lo largo de cuatro décadas, Cuba fue un tema recurrente en sus conversaciones y frecuentes diálogos epistolares con el artista, a quien admiró profundamente, con quien departió en Miami, México y Madrid, y a quien se propuso demostrarle, desde muy temprano, la verdadera magnitud del daño que el dictador cubano había infligido a su país y su gente.

"Entre Nosotros", el programa de Orlando González Esteva, se transmite de lunes a viernes de 11 a.m. a 12.

Expropiación a familia Arechabala emerge en obra teatral en Miami

Vanessa García (Izq.), escritora de la obra "Amparo", junto a Roberto Ramírez, ejecutivo de la firma Bacardí y Paola Arechabala, miembro de la segunda generación de la familia Arechabala. Archivo, 2018.

La obra teatral de inmersión "Amparo", que se estrena este viernes en Miami, somete de nuevo al exilio cubano al dolor de haberlo perdido todo en la isla, pero con un propósito "mayor de sanación" y de exponer "la verdad" que ha sido "borrada", explicaron a Efe sus creadoras.

La pieza relata el "robo" de la empresa cubana Havana Club de la familia Arechabala tras la llegada al poder de Fidel Castro en 1959 a través de una experiencia en la que la audiencia puede saborear el ron, bailar en el entonces selecto Club Naútico, oler la melaza y hasta aguantar los gritos de los soldados de la revolución cuando se disponen a expropiar los bienes.

Se trata de "una mezcla muy fuerte" para los cubanos y otros exiliados en Miami, reconocen a Efe la libretista, Vanessa García, y la directora, Victoria Collado.

"Para nosotros es muy importante que esto sea un proceso de sanación para la comunidad cubana, para el exilio y para cualquiera que ha estado en búsqueda de refugio, de amparo", manifestó la autora de la obra.

Explicó que los isleños todavía tienen muchos "traumas" que han pasado de una generación a otra y que esas emociones han sido evidentes durante las funciones previas al estreno de la obra, que recoge los relatos de Amparo Arichabala, quien aún vive y enfrentó con su esposo, Ramón, la expropiación de Havana Club.

"El dolor que estamos pidiendo cuando llegan a la obra es muy grande, pero es para algo más grande, es sanación", subrayó la libretista sobre esta producción de The Broadway Factor que permite a una veintena de actores interactuar con 75 espectadores en cada función.

Collado agregó que "la única forma que se puede sanar y abrir las llagas del pasado es hablar del problema", al señalar que muchos de los cubanos llegaron a EE.UU. para olvidarlo todo.

Tanto García, de 40 años, como Collado, de 29, coinciden además en la idea de "destapar" una historia "borrada" para nuevas generaciones de cubanos.

La primera reconoció que pese a un doctorado que hizo basado en Cuba, desconocía la historia de los Arechabala, creadores del ron Havana Club en 1935 y cuya receta y derechos transfirieron tras la confiscación a otra familia cubana, los Bacardí, que lo producen en Puerto Rico.

"Ha hecho un muy buen trabajo el gobierno cubano en contar una parte de la historia, la que borra a los Arechabala y siento una responsabilidad profunda contar esa historia a la gente no la conoce", expresó García.

Ambas creadoras se mostraron complacidas de poder "exponer la historia con todas las verdades" para que los cubanos y demás espectadores "saquen sus propias conclusiones".

En ese sentido, rehusaron hablar sobre la actual posibilidad de presentar demandas en Estados Unidos por bienes expropiados en Cuba, que depende de la habilitación del Título III de la Ley Helms Burton de 1996, que actualmente y, por primera vez, está siendo explorada por el gobierno de Donald Trump.

"Dar nuestra opinión puede hasta causar más problema. Lo más importante es exponer todos los lados y dejar que la gente pueda hacer sus opiniones basada de eso", manifestó Collado.

El fin, enfatizó, es que conozcan "el pasado de todas esas compañías, pero que también se eduquen del futuro de Cuba".

Hay entre 200.000 y 300.000 quejas de cubano-estadounidenses que alegan propiedad de bienes y empresas confiscadas como los terrenos
del aeropuerto internacional Jose Martí de La Habana, cultivos azucareros y aseguradoras, entre muchos otros, según el abogado Nicolás Gutiérrez, presidente de la Asociación Nacional de Hacendados de Cuba en Miami.

"La historia habla por sí misma, y creo que el arte es muy poderoso", indicó García, que como la directora de la obra y los 23 actores, 4 músicos y 2 bailarines que conforman el elenco, son cubanos o de origen cubano.
Collado precisó que esta obra está además dirigida a todas las generaciones de cubanos para unirlas.

"A la generación mayor que vivió todo eso y que sienten que no los están escuchando y para la generación nueva, que sientan de verdad qué fue lo que pasaron nuestros padres, nuestro abuelos, es conectar a las generaciones, que no se dividan".

García además enfatizó que es una historia "universal" que "se extiende a "todo el mundo que ha perdido su patria, su casa, su manera de vivir por muchos años, los venezolanos...".

"Estamos viviendo en un siglo en el que los refugiados están por
todas partes", lamentó.

[Con reporte e informaciones de la Agencia EFE]

Cargar más

XS
SM
MD
LG