Enlaces de accesibilidad

Cuba

Archivo Cuba documenta 21 muertes y desapariciones atribuidas al régimen

Prisión de Guamajal, en Santa Clara.

Según el informe de 2016 el número de denuncias fue muy superior, aunque en muchos de los casos no había información suficiente que permitiera añadirlos a la base de datos.

La entidad Archivo Cuba documentó que en 2016 hubo en la isla 21 casos de muertes o desapariciones atribuibles al régimen cubano, y asegura que aunque el número de casos denunciados fue muy superior, en muchos de ellos no había información suficiente que permitiera añadirlos a la base de datos.

Se informó de la muerte de dos presos que se hallaban encarcelados con cargos de “peligrosidad pre-delictiva”, una aberración del Código Penal cubano que penaliza la propensión a cometer un delito contra el orden social en función de la evaluación subjetiva que realizan las autoridades estatales.

Según la información disponible, ambos prisioneros fallecieron de enfermedades y no recibieron atención médica adecuada u oportuna.

Alexis Vázquez García, de 44 años de edad, murió el 21 de noviembre de 2016 en la prisión Combinado del Sur de Matanzas en lo que las autoridades calificaron de infarto masivo.

La familia insistió en que le permitieran examinar el cadáver y filmarlo. El cuerpo presentaba grandes hematomas en los brazos, la espalda y las piernas, por lo que la familia afirma que se trató de un asesinato. La película demuestra también que se había llevado a cabo una autopsia. En Cuba, las autopsias se realizan de oficio y se procede a la extracción de los órganos.

Archivo Cuba ha informado de denuncias sobre tráfico de órganos y de varios casos de fallecimientos sospechosos y manipulación indebida de cadáveres.

Michel Pérez Santoya falleció el 23 de septiembre de 2016 en el hospital de Ciego de Ávila. Estaba preso por hallarse desempleado. Un mes antes, los guardias de la cárcel le habían propinado una paliza tan fuerte que tuvo que ser trasladado al hospital, donde lo mantuvieron en cuidados intensivos durante varios días.

Tras ser devuelto al penal se le encausó nuevamente con el fin de añadir cinco años más de prisión a su condena. En un acto de protesta, Pérez Santoya se inyectó en las piernas una mezcla de orina, excrementos y agua azucarada. Al preso no le permitieron recibir visitas de sus familiares, no se le proporcionó atención médica y sólo fue trasladado al hospital cuando ya estaba agonizante.

En noviembre de 2016, Archivo Cuba puso de relieve la muerte de dos disidentes. El periodista independiente y ex preso político Jorge Alberto Liriano Linares, de 67 años de edad, falleció en Camagüey el 14 de noviembre de 2016 debido a la negativa a prestarle atención médica adecuada y a la persecución política, que agravaron deliberadamente sus dolencias cardíacas.

El activista de derechos humanos Aracelio “Chely” Molina Leyva, de 53 años, murió en La Habana el 15 de noviembre de 2016, clavado en las puntas de una reja, a la que supuestamente cayó desde el techo de su casa en las primeras horas de la mañana.

Además, cuarenta y nueve emigrantes cubanos que trataban de llegar a Estados Unidos murieron o desaparecieron en peligrosas travesías marítimas o en lugares de América del Sur o Central. Archivo Cuba sólo pudo documentar 14 casos de personas con nombres y apellidos.

Nueve balseros fallecieron en marzo, 15 en julio y 20 perecieron cerca de los Cayos de la Florida en septiembre (aunque el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos sólo recuperó cinco cadáveres tras una extensa búsqueda). Entre las víctimas figuraba Rolando Mojena, de 20 años de edad.

Dunieski Lastre Sedeño, de 25 años, y Edelvis Martínez Aguilar fueron asesinados cuando cruzaban la selva colombiana en un intento de llegar a Estados Unidos. En compañía de un tercer cubano, habían pagado 1.500 dólares a los coyotes colombianos para que los guiaran hasta la frontera con Panamá. Al llegar a una ciénaga, los coyotes les exigieron más dinero y, al comprobar que el grupo no lo tenía, violaron a Edelvis, la apuñalaron y la degollaron. También apuñalaron a los dos hombres; Dunieski murió, pero la otra víctima logró sobrevivir y proporcionó a las autoridades la información que permitió el arresto de los asesinos.

Carmen Navarro Olazábal, de 49 años, falleció el 20 de agosto de 2016 mientras trataba de llegar a Estados Unidos a través de América del Sur y Central. La Sra. Navarro fue víctima de un edema pulmonar complicado con un fallo renal como resultado de lesiones en los pies, una grave caída, un ataque de asma y el agotamiento que sufrió en 13 días de marcha a través de las selvas de Colombia y Panamá. Pianista y Licenciada en Química, formaba parte de un grupo de cubanos que salieron de Colombia tras ser apercibidos de deportación.

Rubén Ramírez Caso, de 53 años de edad, murió en Panamá por la gripe causada por el virus AH1N1 mientras trataba de cruzar Centroamérica y llegar a Estados Unidos.

Cuatro médicos murieron mientras prestaban servicios en el marco de una “misión internacionalista” --los Doctores Bárbara Cruz Ruiz, de 45 años, Leonardo Ortiz Estrada, de 53 y Erick Omar Pérez, de 41, perecieron el 17 de abril de 2016 en Ecuador a causa de un poderoso terremoto. Dos meses después, la doctora Yanelis Fernández, de 28 años de edad, que había resultado gravemente herida en el sismo, falleció en un hospital de Quito a causa de un fallo cardíaco. Los profesionales cubanos del sector de la salud que trabajan en estas misiones lo hacen en el marco de acuerdos bilaterales suscritos por el gobierno comunista de Cuba en condiciones equivalentes a una esclavitud moderna. Los dividendos que generan estos servicios de exportación constituyen la principal fuente de ingresos de Cuba y, según las estadísticas oficiales, superan los 8.000 millones de dólares al año.

Otro “internacionalista” cubano, el fisioterapeuta Freddy Bartolo Nápoles, de 54 años de edad, fue asesinado en Venezuela el 10 de octubre de 2016, por dos delincuentes que, según se informó, fueron abatidos posteriormente por agentes de policía.

En 2016, sindicalistas cubanos independientes informaron de la muerte de dos trabajadores, cuyos nombres no se revelaron, que resultaron electrocutados en La Habana. A los obreros no se les había proporcionado equipo de protección; los accidentes laborales son frecuentes en Cuba y en esos casos las víctimas carecen de recurso jurídico.

Desde que Raúl Castro asumió el mando supremo en Cuba, el 31 de julio de 2016, Archivo Cuba ha documentado 264 muertes y desapariciones atribuidas al Estado cubano. Tristemente, esta cifra es muy inferior al número real de casos. En este conteo no figuran las víctimas de intentos de salida del país, que se calculan en varios centenares.

Asimismo, se sabe que hay numerosas muertes en las prisiones cubanas, en particular de hombres jóvenes, pero casi no se dispone de información al respecto, ya que las autoridades niegan el acceso a los organismos internacionales de supervisión, tales como la Cruz Roja, y en la isla no se realizan esfuerzos sistemáticos para compilar esa información de manera independiente.

(Con información de Archivo Cuba)

Vea todas las noticias de hoy

Sacerdote intercede por migrantes cubanos y pide que los dejen llegar a frontera con EEUU

Cubanos acampan en las cercanías del Puente Internacional Brownsville-Matamoros.

El sacerdote y activista mexicano Alejandro Solalinde, pidió este martes al Gobierno de México dar un mejor trato a los migrantes cubanos que han llegado al país en las últimas semanas.

"No se trata de repatriar a los cubanos si no permitirles, darles un oficio de salida para que sean ellos directamente los que toquen las puertas de Estados Unidos y ese país sea quien diga si pueden entrar o no", dijo Solalinde en una entrevista con Efe.

"México no tiene que hacer el 'trabajo sucio' traicionando la buena relación que ha tenido México y Cuba", añadió.

El prelado, director del albergue "Hermanos en el Camino" en Ixtepec, Oaxaca, exigió a las autoridades "acelerar" la transformación de las estaciones migratorias en Chiapas, a las que llamó cárceles, en "auténticos albergues".

Solalinde señaló que los migrantes cubanos deben tener "un trato diferente, pero no preferencial" porque todos los migrantes son iguales.

"Los más vulnerables son los cubanos porque no es lo mismo repatriar a un cubano a la isla que repatriar a un guatemalteco, no es lo mismo regresar a Centroamérica porque ellos pueden regresar a México y los cubanos no, además de que posiblemente cumplan sanciones en su país", apuntó.

Sobre la puesta en marcha de la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad en México creado para reducir índices de violencia, Solalinde dijo que no van militarizar la frontera pero sí "para poner un poco de orden".

Consideró que en las últimas ha habido "un descontrol" en las estaciones migratorias luego de que cientos de migrantes han organizado estampidas para salir y continuar su travesía.

"Se pasaron los migrantes hay que reconocerlo y tiene que haber un respeto para México y las instituciones mexicanas", reconoció.

Dijo que la Guardia Nacional "no llega para reprimir" porque no es la voluntad del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y recordó que anteriormente ha existido represión de los militares y de la Policía Federal contra los migrantes.

Acerca del funcionamiento del Instituto Nacional Migración (INM) de México, el sacerdote consideró que "debe desaparecer porque está podrido e infiltrado".

Pidió crear una subsecretaría de migración porque el responsable, Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, población y migración, "no puede con las tres cosas" y en México tiene que haber una persona "que tome nada más el asunto de la migración".

Sobre si México tiene la capacidad para seguir atendiendo la llegada continúa de miles de migrantes de Centroamérica y otras partes del mundo, Solalinde consideró que sí y puso como ejemplo el plan del presidente López Obrador con el que intenta concretar un desarrollo integral en la región.

"Es muy claro el programa que ha presentado pero va a tardar un
poco para que logre entrar en función", finalizó.

Aumentan a cinco los fallecidos por accidente en el Malecón habanero

Imágen posterior al accidente en Malecón y 23.

Los fallecidos en el trágico accidente en la intersección de la Calle 23 y Malecón en La Habana ascendieron a 5, mientras los heridos se contabilizan en 18, según "datos preliminares" de la Comisión Nacional de Tránsito ofrecidos a la prensa oficial.

El accidente ocurrió a sobre las 2 y media de la tarde del pasado domingo 19 de mayo cuando un auto Mercury, de 1952, impactó a varias personas que estaban en la acera del Malecón.

Como resultado de la pesquisa el teniente coronel Jesús Aguilar Hernández, jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones, indicó que “el funcionamiento del sistema de frenos en las ruedas delanteras era deficiente”.

Otra de las posibles causas, señala el informe, es atribuido a la ingestión de bebidas alcohólicas y el exceso de velocidad.

“El chofer podría enfrentar sanciones de privación de libertad de uno a diez años al ser un delito por imprudencia”, señala el portal oficialista Cubadebate.

Carreteras teñidas de rojo

El caso de este accidente de tráfico se suma a una oleada reportada en lo que va de año en Cuba, explica un reporte de la agencia EFE, en la que en 2018 se registraron 10.070 siniestros que dejaron 683 muertos y 7.730 heridos, con una frecuencia de uno por cada 52 minutos, citando datos de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Cuba tiene un alto índice de accidentes de tránsito atribuidos, entre otros factores, al obsoleto parque automotriz –muchos de los autos y camiones tienen más de 20 años y muchos, más de 60.

Durante las inspecciones obligatorias realizadas en 2018, se detectaron "deficiencias técnicas" en el 44 % de los autos verificados (63.966), principalmente por el sistema de frenos, dirección y luces".

Además, se retiraron más de 36.000 permisos de circulación de vehículos que no tenían la revisión técnica actualizada, señala EFE.

[Con información de la prensa oficial, la agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Tres muertos en accidente de tránsito en Holguín

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas, según fuentes oficiales. (Archivo).

Otro accidente en las carreteras cubanas cobró las vidas de tres personas en la provincia Holguín en la madrugada de este lunes, según reportó el sitio digital Tele Cristal.

El hecho ocurrió a la entrada del poblado Dos Bahías, municipio Mayarí, cuando chocaron un ómnibus Youtong y un jeep, “utilizados para la transportación obrera”.

Los fallecidos fueron Mirian Acosta Campdesuñer, de 73 años de edad y Mirella Reyna Acosta, de 58 años de edad, ambas residentes en el municipio de Frank País. El otro fallecido es Juan Pablo González Rojas, chofer del jeep, de 24 años de edad, vecino de Nicaro, municipio de Mayarí.

Según informó el sitio oficial del canal territorial de televisión, aún no se conocen las causas del lamentable accidente.

Las carreteras de la muerte

El pasado 8 de enero al menos doce personas sufrieron lesiones, entre ellas el conductor de un autobús que chocó con un tren de pasajeros en la provincia oriental de Granma.

Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en Cuba, señaló en un cable en enero pasado la agencia EFE.

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas.

En 2018 el número de accidentes masivos se disparó de manera alarmante en el país, que acumula más de 4.400 muertes por esta causa desde 2012, según datos oficiales.

Un reporte oficial, citó EFE, informó que entre enero y octubre de 2018 se habían registrado más de 8.000 accidentes de tráfico en la isla.

[Con informe de la prensa oficial, Agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Transportista denuncia corrupción tras mortal accidente en el Malecón habanero

Un almendrón rosado en La Habana.

Soborno, faltante de piezas y excesivos precios para comprar un auto nuevo: tras el mortal accidente ocurrido este lunes en el Malecón habanero, un transportista privado denunció las enormes dificultades que enfrentan los boteros en la capital cubana.

El bioquímico Oscar Casanella, que se desempeña como botero en la capital cubana, dijo a Radio Martí que en los puntos de inspección de los almendrones impera un sistema de corrupción.

"Si ellos (la Comisión de Seguridad Vial que investiga el accidente) dicen que el carro estaba mal técnicamente, es que también se reconoce la corrupción de los sistemas de inspección del Ministerio de Transporte", explicó.

La corrupción afecta a los almendrones en Cuba, denuncia transportista
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Casanella dijo que el llamado Somatón (sistema de inspección de autos) impera la corrupción. "Ponen nuevas capas de control, nuevos funcionarios a inspeccionar, ponen cámaras y lo que sucede simplemente es que se incrementa el precio del soborno que uno tiene que pagar a este aparato corrupto", subrayó el transportista.

El transportista agregó que el estado también tiene responsabilidad en no suministrar piezas de repuesto y precios más competitivos para adquirir un mejor auto.

"Si el parque automotor cubano está tan obsoleto es porque no hay mecanismos para que los cubanos accedan a piezas de reparación, o a autos más modernos. Los precios de los autos modernos en las tiendas son una burla al cubano, y en el mercado negro siguen siendo extremadamente altos", señaló.

Según Casanella el gobierno no necesita la justificación del lamentable accidente en el Malecón para regular aún más a los boteros.

"El aparato estatal no necesita pretextos para aumentar las regulaciones y la asfixia económica contra los transportistas. Ya lo han hecho clasificando los transportistas, subiendo los impuestos, limitando el espacio donde operan...", subrayó.

Este lunes se elevó a cuatro la cifra de víctimas mortales a causa del accidente ocurrido en la madrugada del domingo, cuando un "almendrón" se precipitó sobre la acera de la avenida Malecón y atropelló a más de 20 transeúntes.

La Comisión de Seguridad Vial de La Habana ha informado que el conductor del vehículo perdió el control aparentemente por desperfectos mecánicos.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

Kenia con esperanzas de recuperar a médicos cubanos secuestrados pero se niega a pagar rescate

Los médicos cubanos secuestrados en Kenia, a la izquierda Assel Herrera y Landy Rodríguez. (Twitter)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kenia anunció este martes que no pagarán un rescate por la liberación de los médicos cubanos secuestrados en abril en la localidad de Mandera, fronteriza con Somalia.

Medios locales reportan que los rebeldes del grupo islamista Al Shabaab, con sede en Somalia, exigieron un rescate de $ 1.5 millones por la liberación de los médicos pero la secretaria del gabinete de Exteriores, Mónica Juma, aseguró que, por política, su gobierno se niega a ceder ante esta extorsión.

La funcionaria anunció que hay una operación en curso para rescatar al médico general Assel Herera Correa y al cirujano Landy Rodríguez, presuntamente cautivos entre las ciudades de Buale y El-Ade en la región de Jubaland, en Somalia.

"Sobre el tema de los médicos cubanos, esta es una operación en curso y creemos que vamos a asegurar su liberación, pero como cuestión de política, este gobierno no negocia con los terroristas sobre el rescate", dijo Juma durante una sesión informativa conjunta con la Alta Representante de la Unión Europea (UE) en Asuntos Exteriores y Seguridad, Federica Mogherini.

"Tenemos la esperanza de recuperarlos", dijo la diplomática keniana.

El pasado 12 de abril cuando hacían el recorrido habitual del domicilio en donde vivían hasta el Hospital de Mandera donde trabajaban, los médicos fueron asaltados por hombres armados quienes bloquearon el vehículo que los transportaba y abrieron fuego contra los dos agentes que los escoltaban. Un oficial recibió un disparo mortal, mientras que el otro logró escapar.

En su reunión con representantes europeos Juma pidió el apoyo de la comunidad para incluir a Al Shabaab como una organización terrorista en virtud de la Resolución 1267 de 1999 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Al Shabaab busca implantar en Somalia su propio gobierno basado en la estricta interpretación de la ley islámica de la sharia.

Por su parte Mogherini dijo que Kenia y la Unión Europea trabajan en una operación contra el terrorismo para asegurar la paz en la región y que se trata de un interés común.

[Con información de Capital News, Kenyans y Standard Media]

Cargar más

XS
SM
MD
LG