Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Apoyan a artista Otero Alcántara en plena ofensiva para desacreditarlo (VIDEO)

Luis Manuel Otero Alcántara, vigilado y arrestado el viernes en cuanto bajó las escaleras del edificio donde vive en La Habana (Foto: Instagram).

Incapaz de arrebatarle su independencia, el régimen cubano está tratando de arrebatarle a Luis Manuel Otero Alcántara su condición de artista para disfrazarlo de delincuente.

Lo acusan de desacato agravado, un cargo que podría acarrearle una condena de entre uno y tres años de cárcel, y también de ultraje a los símbolos patrios.

“El gobierno tiene una campaña de descrédito y, sobre todo, [para] aislarme de la sociedad”, le dijo Otero Alcántara a la reportera de Radio Martí Yolanda Huerga; “aislarme del montón de amigos que tengo, del montón de seguidores que tengo, tanto en las redes sociales como [entre los] artistas, el mundo de la cultura, el mundo de los intelectuales”.

A juzgar por las reacciones, está ocurriendo lo contrario.

Artistas, críticos y curadores de arte difundieron un video en el que se solidarizan con Otero Alcántara y explican por qué su condición de artista es incuestionable, acaso ahora más que nunca.

“No es la primera vez que funcionarios del gobierno cubano intentan desacreditar a sus críticos”, dice desde Estados Unidos la artista, escritora y profesora universitaria Coco Fusco en ese video. “Han hecho lo mismo con artistas y escritores de fama internacional como Reinaldo Arenas y Tania Bruguera”.

'Quieren aislarme y desacreditarme como artista'
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

Trabaja con íconos religiosos y símbolos nacionales, igual que muchos otros artistas, explica Fusco. Usa la bandera cubana en sus performances, y ha sufrido desapariciones forzosas a manos de la policía en los últimos dos años, a veces durante horas y otras veces durante días.

Coco Fusco, artista y escritora cubanoamericana. (Facebook).
Coco Fusco, artista y escritora cubanoamericana. (Facebook).


“He escrito sobre la obra de Luis Manuel Otero Alcántara porque reconozco su importancia para el arte cubano”, añade la profesora. “Las calles de La Habana son su laboratorio, y los medios sociales son su abrigo. Es un artista autodidacta, pero así son muchos artistas de vanguardia en todo el mundo”.

No parece que el gobierno cubano haya cuestionado hasta ahora la obra de artistas autodidactas defensores de la revolución.

“El hecho de que ataques a un artista simplemente por decir un poema deja al régimen muy mal parado”, declaró Otero Alcántara en la entrevista con Radio Martí.

“Con la Bienal 00 ellos [los funcionarios del gobierno] se dieron cuenta de que mucha gente nos seguía, de que mucha gente ya no les hacía caso a sus cuentos de que éramos gusanos, de que somos contrarrevolucionarios”.

Habría que citar a Fidelio Ponce, René Portocarrero y Samuel Feijóo, que además creó un movimiento de artistas autodidactas alrededor de la revista Signos, con Chago Armada, entre otros, observa la artista Sandra Ceballos en su intervención en el video.

“Luisma no es un delincuente: es un artista transgresor, sí, pero inofensivo a la misma vez”, dice Ceballos mientras lee un texto escrito por ella. “Él está intentando abrir un espacio de tolerancia para la expresión de un pensamiento sincero. Lamentablemente, estamos rodeados de hipocresía”.

Detienen a artista que peregrinaba al Rincón para pedir por la libertad de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:40 0:00

Desde Toronto, Canadá, la curadora independiente Catherine Sicot se suma a las muestras de apoyo a la obra artística del artista.

“He trabajado con Luis Manuel Otero Alcántara en numerosos proyectos en diferentes países entre 2014 y principios de 2018”, manifiesta Sicot, “y me impresiona mucho el trabajo de este artista autodidacta, [una condición] que es importante para mí”.

Luis Manuel Otero muestra la botella de Habana Club donde estaría el testamento de Fidel Castro
Luis Manuel Otero muestra la botella de Habana Club donde estaría el testamento de Fidel Castro

A su trabajo en la calle le fue añadiendo gradualmente nuevas capas metodológicas, y eso incluye mucha colaboración, dice la curadora. Sus prácticas van desde la soledad del estudio hasta trabajar con imágenes y palabras en internet.

Cita dos de los proyectos en los cuales trabajaron juntos --también con Yanelys Núñez Leyva--, primero en la Bienal de La Habana en 2015, Miss Tropicana, y luego en el Centre Georges Pompidou, en París, este último El Testamento Oculto de Fidel Castro.

“Solo espero que Luis siga trabajando y que sea descubierto por más y más público e instituciones de todo el mundo”, concluye Sicot.

Arresto de Otero Alcántara cuando intentó realizar el performance "El hombre de la bandera", en La Habana, al margen de la XIII Bienal de La Habana.
Arresto de Otero Alcántara cuando intentó realizar el performance "El hombre de la bandera", en La Habana, al margen de la XIII Bienal de La Habana.

Para el historiador de arte cubano Carlos Gámez, gracias a la experimentación y las búsquedas con diversos materiales, diferentes técnicas y temáticas, la obra de Otero Alcántara va camino a una cierta agudeza y madurez en la investigación antropológica.

Son temas sociopolíticos “que se convierten cada vez más en puntos de inflexión o de provocación que forman parte tanto de su personalidad como de su obra, porque su obra y su personalidad están básicamente unidas, son una suerte de extensión”, indica el historiador de arte.

De acuerdo con el artista, lo que está pasando no es más que una campaña general contra todo lo que sea independiente: músicos, artistas plásticos, teatristas.

“Ya ellos [los funcionarios del régimen] se dieron cuenta de que Luis Manuel no les tiene miedo y lo que quieren es ponerlo paranoico”, le dijo recientemente a RadioTelevisionMarti.com la periodista del diario digital 14yMedio, Luz Escobar.

Vea todas las noticias de hoy

Bailarín Carlos Acosta: “El racismo sigue latente en Cuba”

Bailarín cubano Carlos Acosta durante la presentación del film autobiográfico "Yuli",

Un bailarín cubano de raza negra que triunfa en las tablas de Europa y Estados Unidos suena a cuento de hadas, pero en “Yuli: Al ritmo del corazón” se puede sentir, y casi oler, la sangre, el sudor y lágrimas que le costó a Carlos Acosta desarrollar su talento y no renunciar a la danza.

La película, que llegó el viernes a los cines de México, se basa en su autobiografía “Sin mirar atrás”, publicada en 2007.

“Esa honestidad viene de ahí, del libro”, dijo Acosta en una entrevista telefónica con The Associated Press sobre su historia, que comenzó a escribir a finales de la década de 1990 sin pensar en publicarla. Solo lo hizo porque le “hacía falta escribir”, explicó desde Inglaterra, donde reside.

A lo largo de su carrera, Acosta, de 46 años, ha sido primer bailarín del Ballet Nacional de Cuba y del Ballet de Houston, así como principal artista invitado del Ballet Real del Reino Unido. En enero comenzará a fungir como director del Ballet Real de Birmingham.

“Yuli”, que debutó el año pasado en el Festival de Cine de San Sebastián, cuenta por medio de narración y coreografías momentos clave de la vida del artista, como el dolor por la soledad en su carrera, la fama y el éxito en el extranjero, o la violencia que aguantó de su estricto padre.

Acosta no podía asumir el papel de coreógrafo para el filme debido a sus compromisos profesionales, de modo que la catalana Maria Rovira fue la encargada de ayudar a contar la historia, bajo la dirección de la cineasta española Icíar Bollaín.

“Teníamos que estar siempre en el hilo de la vida de Carlos y las coreografías tenían de alguna manera que ser un poco teatrales y comunicar parte de esa vida”, dijo Bollaín a la AP desde Edimburgo, donde vive. “Yo estaba ahí un poco dirigiendo el sentido de las coreografías y María las ponía en movimiento. Fue un trabajo muy intenso, muy trabajoso, pero de lo más bonito y más nuevo para mí”.

Además de su labor como directora, Bollaín tiene una larga trayectoria como actriz, con créditos como “El sur”, “Malaventura” y “Tierra y libertad”. La última película que había dirigido, “El olivo” (2016), tenía un guion de Paul Laverty, con quien volvió a hacer mancuerna para “Yuli”, producida por Andrea Calderwood y el mismo Acosta.

La cinta hace un retrato profundo de Cuba. No se queda con las imágenes de postal de La Habana, sino que nos lleva al interior de sus casas, a las calles de las barriadas, a las antiguas plantaciones de esclavos.

“Al final también se está contando la historia de la familia de Carlos, que es una familia como tantas. Sufrieron el exilio de la mitad de la familia que se fueron a Miami, y el periodo especial, cuando cae el bloque soviético y hay una crisis en Cuba tremenda”, dijo Bollaín. “La película ofrecía la posibilidad de hablar de la gente en Cuba”.

Una de estas realidades es el racismo que Acosta conoció al crecer en una familia birracial: su mamá y su mediahermana mayor eran blancas, mientras que él y su hermana menor, hijos del segundo matrimonio de su madre con un hombre negro, son mestizos. En la película se plasma cómo esta mezcla no era bien recibida por su familia extendida.

“En Cuba el racismo está latente igual. Hubo un proceso que se dice revolucionario para erradicar todos estos prejuicios, en cierta manera se avanzó, pero no se han hecho debates profundos sobre el racismo”, dijo Acosta. “En mi seno familiar ya existía el racismo, yo lo vi muy de cerca”.

Acosta, quien en la cinta es interpretado en distintas etapas de su vida por el joven Keyvin Martínez, el niño Edlison Manuel Olbera Núñez y él mismo, recordó que cuando comenzó en el ballet, apenas dos de los 20 estudiantes en su grupo eran negros. Y cuando llegó al Royal Ballet, de unos 80 bailarines solo dos eran de color. Sin embargo, también destacó que en las grandes compañías donde ha bailado, muchas veces los directores que creyeron en él eran blancos y que recibió ofertas para interpretar todo tipo de protagónicos, rompiendo los estereotipos.

“Eso me inculcó una seguridad que me permitió seguir soñando”, dijo.

Su padre, interpretado en “Yuli” por el actor Santiago Alfonso, le daba tremendas golpizas y estuvo en prisión, pero nunca dejó de darle fuerza haciendo que se mantuviera en la danza pese a su situación de pobreza.

“Cuando uno lee el libro resulta más brutal el padre en el libro que en la película... Pero Carlos le dedica el libro”, dijo Bollaín.

“Mi papá es la estrella de mi vida”, explicó Acosta. “Batalló contra viento y marea porque yo fuera bailarín y al final lo logró. La gloria de lo que yo estoy viviendo, lo que soy ahora, se lo debo a él... Al mismo tiempo fue muy estricto y yo le tenía pánico, igual que mis hermanas, pero yo ya he sentido paz, he sentido una reconciliación con él”.

El astro tuvo la oportunidad de bailar con Alicia Alonso como miembro del Ballet Nacional de Cuba. Aunque esta parte de su carrera no está incluida en la película, recordó con cariño a la célebre bailarina cubana recientemente fallecida.

“Le hice un paso que se llama promenade”, dijo Acosta. “(Alonso) es un tesoro no sólo cubano, sino latinoamericano, que le dio un legado al mundo tremendo, que todavía está pariendo frutos como somos nosotros mismos”.

Para el artista, la danza en Cuba necesita un impulso. A decir de él, ha ido “hacia atrás” en los últimos años por la situación de incertidumbre en el país.

“En mi época la educación era una educación de primera y (con) unos profesores de los más grandes que hay y ya quedan pocos”, dijo Acosta.

Hoy un hombre casado y padre de gemelas de 3 años y una niña de 7, continúa disfrutando como en sus inicios de ritmos como la música urbana, la salsa y el breakdance, aunque ya no se para de cabeza, aclaró.

Alfredo Pong: La otra Patria vive en mi interior, pero ya no es ni regreso ni nostalgias

Alfredo Pong, arquitecto, caricaturista, músico y escritor cubano radicado en Miami

Alfredo Pong, El Chino para sus amigos, es de esos cubanos multitalentos, abierto, expansivo, siempre en busca de terrenos que explorar y caminos que transitar para llegar a conocer sus límites, si es que los tiene. Este Chino afable, con magnífico sentido del humor y de la verdadera justicia, entra a Dile que pienso en Ella... y lo hace, con la misma confianza de quien entra a la cocina de su casa.​

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

El 1 de septiembre de 1960, en su discurso conocido como “La Primera Declaración de La Habana”, Fidel Castro, entre otras cosas, anunció el rompimiento de relaciones con Taiwán y el inicio de las mismas con la República Popular China, ese fue el detonante que inició los trámites de salida del país de toda mi familia.

Yo estaba entre los niños de la Operación Peter Pan, pero fui de los que tuvo que esperar varias décadas para lograr salir. Me tocó ver, paso a paso, la decadencia del país y su sociedad. Fue a raíz del caso Ochoa que pude escapar hacia Canadá. La inmensa mayoría de chinos en Cuba dejó el país en solo una década. Sin negocios ya no tenía sentido vivir en la isla.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Libertad, y la posibilidad de decidir mi vida según mis deseos y expectativas.

¿Qué encontraste?

Todas las puertas abiertas, un mundo desconocido y aterrante, pero con las opciones en espera de tu sacrificio, de tu tensón y tus posibilidades.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

Que para cosechar hay que sembrar primero. Nada vale ni permanece si no te llega a través de tu esfuerzo y tu trabajo.

Hay una gran diferencia entre vivir en el zoológico o vivir en la selva.

Nada gratis perdura.

Hay que avanzar hacia el futuro conociendo el pasado, pero mirando hacia adelante.

¿Qué es para ti La libertad?

Es crecer sin límites y obtener tus premios sin quitarle a los demás lo que les corresponde. Respetar y hacerse respetar. No claudicar por miedo o por ganancias. En fin, vivir y dejar vivir respetando los convenios.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Patria es el lugar en que vivo y construyo los recuerdos, la familia y los amigos. La otra yace en la memoria pasada, acumulada e íntima, donde yace lo mejor y lo peor de mi vida como cubano.

Mi presente es mi Patria, la otra vive en mi interior, pero ya no es ni regreso ni nostalgias.

Antonio Banderas premio al mejor actor en los Hollywood Film Awards

El actor español Antonio Banderas

El español Antonio Banderas ganó hoy el premio al mejor actor en los Hollywood Film Awards por su papel protagonista en "Dolor y gloria", la cinta que dirigió su compatriota Pedro Almodóvar.

Junto a Banderas también fue hoy reconocido otro artista latino: el argentino Pablo Helman, quien obtuvo el premio a los mejores efectos visuales por la película "The Irishman" del cineasta Martin Scorsese.

Banderas recibió hoy su galardón de manos de la actriz Dakota Johnson, que es hija de su exmujer Melanie Griffith y con quien tiene una relación personal muy cercana desde que era una niña.

"Dolor y gloria", una de las cintas más aplaudidas de 2019 a nivel mundial, es una de las grandes favoritas para colarse como nominada en los Óscar en la categoría de mejor película internacional.

Algunas quinielas también apuntan como posibilidad que Almodóvar
y Banderas puedan ser candidatos en otras categorías de los Óscar
como mejor guión original o mejor actor, respectivamente.

La 23 edición de los Hollywood Film Awards se celebró hoy en el hotel The Beverly Hilton de Beverly Hills (Los Ángeles, EE.UU.).

Esta gala de premios, de perfil más bajo que otras ceremonias de la industria audiovisual estadounidense como los Globos de Oro o los Óscar, es la primera de la temporada de galardones cada año al margen de la entrega de los Óscar honoríficos, que se celebró la pasada semana pero que tiene un carácter más atemporal al reconocer carreras profesionales y no películas y trabajos recientes.

Los Hollywood Film Awards no tienen nominados y sus ganadores se conocen con antelación a la gala.

Además de Banderas, los Hollywood Film Awards premiaron hoy a
Renée Zellweger como mejor actriz por "Judy"; a Al Pacino como mejor
actor de reparto por "The Irishman"; y a Laura Dern como mejor actriz secundaria por "Marriage Story".

También salieron como triunfadores hoy, en los apartados de dirección, los cineastas James Mangold ("Ford v Ferrari") y Bong Joon Ho ("Parasite").
Por su parte, Charlize Theron se hizo con el premio de homenaje a toda una trayectoria profesional.

Juan Antonio Madrazo Luna responde al historiador del Ballet Nacional de Cuba

Juan Antonio Madrazo Luna, activista cubano, lider del Comité Ciudadano de Integración Racial

Juan Antonio Madrazo Luna, líder del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR), reaccionó, desde Cuba, a las respuestas dadas por Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba (BNC) a Amaury Pérez, presentador del programa “Con 2 que se quieran”, del canal Cubavisión.

El anfitrión del programa, en la apertura, se refirió a “la representación de la diversidad en el BNC como institución de la Revolución”, según expone Madrazo Luna en su réplica.

“El entrevistado –cuenta Madrazo- hizo uso de etiquetas racistas y otras excluyentes. Sobre los Negros Cubanos (sic) en el Ballet Nacional, dijo que la institución no era excluyente pues el bailarín Andrés Williams no era Negro sino Azul, sobre el bailarín Jorge Esquivel dijo que era un pordiosero salvado por la Revolución de la Casa Cuna y a otro se refirió como a un pobre guajiro”.

Madrazo Luna asegura que las declaraciones del historiador Miguel Cabrera son “humillantes e irrespetuosas” y apunta que “no dejó de mencionar con rudeza la presencia de la Mulatocracia en el BNC”.

“El tema de la exclusión -enfatiza el líder del CIR- despertó interés pues quienes conozcan el libro de Miguel Cabrera “El Ballet en Cuba: Apuntes Históricos”, de Ediciones Cúpulas, sabe que el libro está marcado por exclusiones y muchos pactos de silencio”.

“Bailarines como Caridad Martínez –alega Madrazo- la cual nunca pudo interpretar Giselle por ser mujer negra es una de las grandes ausentes de este libro al igual que la bailarina Verónica Corveas.

[…] El color de piel de bailarines como José Carlos Lozada siempre fue una preocupación en el ballet. Aún el libro “No Way Home” de Carlos Acosta, en el cual se apoya la película, está censurado y es que los conflictos por el color de la piel están registrados en el libro”.-Aquí Madrazo hace referencia a “Yuli”, el film que sobre la autobiografía del conocido bailarín cubano Carlos Acosta, director del Royal Ballet de Birminghan, ha realizado la directora española Iciar Bollaín.

“También la historia de vida y éxitos de bailarines en la diáspora como Pablo More, Lienz Chang, Xiomara Reyes, entre otros, están ausentes de cada uno de los libros de Miguel Cabrera”. –Puntualiza el activista civil.

Más adelante, realiza un breve recuento sobre los bailarines clásicos de la raza negra de diferentes países y que gozan de un amplio reconocimiento en los escenarios internacionales.

Al final de su detallada respuesta al historiador del BNC, Miguel Cabrera, Juan Antonio Madrazo Luna asegura que:

“La actitud de Miguel Cabrera es el espejo de quien durante décadas estuvo al frente del BNC como institución. Un comportamiento racista, excluyente y vestido de mucho cinismo, lo cual nos asiste el derecho de denunciar y es que el Estado es responsable del racismo institucional”.

Albita RodrÍguez: "Aprendí a ser libre, a no tener miedo, a empezar de cero"

Albita Rodríguez, cantautora cubana, durante una sesión de grabaciones

Escueta, pero directa, sin floreos ni complicadas disquisiciones, Albita Rodríguez, uno de los máximos exponentes de nuestra música, entra a Dile que pienso en Ella... con todo el peso de su acerbo musical, su maravillosa voz y esa personalidad suya de "al pan, pan y al vino, vino".​

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

Fueron muchas cosas. Pero la necesidad de ser yo, sin mentiras, sin tener que pensar de una manera y tener que estar diciendo otra cosa.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Libertad

¿Qué encontraste?

Muchas posibilidades. No fue fácil. La adaptación a una nueva cultura, un nuevo idioma (que aún no hablo bien). Aprender a ser libre, a no tener miedo a empezar de cero. Y pude traer a mi familia cercana.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

A valerme por mí misma, decidir sobre mis cosas, mi vida, hasta los detalles más pequeños. Asumir mis decisiones, mis caminos y también mis huellas.

¿Qué es para ti La libertad?

Prácticamente, lo mismo que te digo en la respuesta anterior.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Cuba está dentro de mí siempre. En mi canto, en todo lo que me rodea. Pero he aprendido a amar a mi nueva Patria, donde he podido desarrollar mis sueños y darle un mundo mejor a mi familia y la Patria se convierte un poco en eso. La Patria es mi compromiso con mi cultura, pero también, con quien nos alimenta.

Cargar más

XS
SM
MD
LG