Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Key West en el 118 aniversario del escritor Ernest Hemingway

Celebran a Hemingway en Key West
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00

Celebran a Hemingway en Key West

Key West es Hemingway. Pero La Habana lo es más, la anterior al castrismo, claro. Lo que pasa es que La Habana nunca se percató, ni se percatará, de que ella es Hemingway, más Hemingway que Key West.

Bebo en un bar frente al Sloppy Joe's Bar. En el Sloppy no cabe un alfiler más. En lo alto de la azotea, el logo por el 118 aniversario del natalicio del escritor Ernest Hemingway.

La foto en el logo es ya de sus años alcoholizado con la mirada dura y triste de quien lo ha visto todo y no quiere ver, sufrir su propio deterioro. En esa mirada anuncia el escopetazo del calibre 12 que se daría en la boca, mascando el cañon, volándose así media cabeza; a los 62 años.

En lo alto de la azotea del Sloppy el logo por el 118 aniversario del natalicio del escritor Ernest Hemingway. Foto del autor.
En lo alto de la azotea del Sloppy el logo por el 118 aniversario del natalicio del escritor Ernest Hemingway. Foto del autor.

Una paloma gorda se pavonea a unos pasos de mí. Hemingway la hubiese escopeteado. Bueno Hemingway no, porque decía que a la presa había que darle oportunidad de defensa o escape; me imagino que eso era para engañar su conciencia, para creerse bueno o al menos mejor de lo que era. Hemingway no, pero yo sí le diera el escopetazo; por tonta. Por su lejanía de lo celeste y su cercanía a lo terrestre, por su lejanía del águila y su cercanía a la gallina.

Toda una semana dedicada a celebrar al célebre escritor en Key West. Los festejos terminaron el domingo con la elección del hombre más parecido a Papa Hemingway. Muchos "papas" de pacotilla en la calle y en los bares. Una fila de "papas" con sus barbas, su cerveza o su wiskey en la mano y sus prominentes barrigas. ¿Alguno de ellos habrá escrito aunque sea un relato que valga la pena? ¿Habrá participado en una guerra? ¿Habrá matado un león? ¿Habrá salvado a un amigo en la batalla o habrá matado a alguien de un disparo por la espalda mientras huye?

Uniforme que usaba Hemingway el 8 de julio de 1918, durante la Primera Guerra Mundial, al ser herido de gravedad por la metralla de la artillería austriaca. Pieza del Museo de la Marina en Key West. Foto del autor.
Uniforme que usaba Hemingway el 8 de julio de 1918, durante la Primera Guerra Mundial, al ser herido de gravedad por la metralla de la artillería austriaca. Pieza del Museo de la Marina en Key West. Foto del autor.

El 8 de julio de 1918, Hemingway fue herido de gravedad por la metralla de la artillería austriaca y, con las piernas heridas y una rodilla rota, fue capaz de cargarse en los hombros un soldado italiano para ponerle a salvo, caminando unos cuarenta metros hasta que se desmayó. Esta heroicidad hizo que el Gobierno de Italia lo reconociera con la Medalla de Plata al Valor. Estuvo a punto de perder su pierna de no mediar la intervención de una enfermera, una que terminaría convirtiéndose en su amante.

Pero, no todo sería heroísmo en el desempeño bélico del escritor pues, en el año 2006, se hizo público lo que había relatado de sus experiencias en la guerra a Arthur Mizener, profesor de literatura de la Universidad de Cornell, para el libro ¿Que le ocurrió a la calavera de Schiller?, a quién confesaría: “He hecho el cálculo con mucho cuidado y puedo decir con precisión que he matado a 122 prisioneros alemanes”. “Uno de esos alemanes era un joven soldado que intentaba huir en bicicleta y que tenía más o menos la edad de mi hijo Patrick”, Patrick había nacido en 1928, de suerte que la víctima germana debía tener 16 o 17 años.

Pero no sólo al profesor de Cornell confesaría el escritor su vocación de matarife, pues en una de sus cartas a su última esposa Mary Welsh, en 1944, Hemingway escribió: “Muchos muertos, botín alemán, tantos tiroteos y toda clase de combates” y, más adelante, en una misiva enviada a su editor, Charles Scribner, en agosto de 1949, relata: “Una vez maté a un kraut de los SS particularmente descarado. Cuando le advertí que lo mataría si no abandonaba sus propósitos de fuga, el tipo me respondió: Tú no me matarás. Porque tienes miedo de hacerlo y porque perteneces a una raza de bastardos degenerados. Y además, sería una violación de la Convención de Ginebra. Te equivocas, hermano, le dije. Y disparé tres veces, apuntando a su estómago. Cuando cayó, le disparé a la cabeza. El cerebro le salió por la boca o por la nariz, creo”.

Los papás de pacotilla con sus tres toros de madera. Foto del autor.
Los papás de pacotilla con sus tres toros de madera. Foto del autor.

Antes de la competencia del más parecido a Hemingway, los "papas" participaron en un singular desfile taurino. La gente se aglomera, el calor sube, la cerveza baja en las gargantas, los hombres dan la vuelta a la manzana detrás de unos tres "papas" cabalgando toros de madera sobre ruedas empujados por otros; son como cien "papas" de pacotilla. Oleeeé, olé olé oleeeeeeé, entona la muchedumbre, algunos hacen el saludo franquista, muchas banderas de España, ahora Key West es España, más España que la propia España. Una mascarada.

Bien, pero saben qué, es de admirar el pueblo que festeja a sus escritores famosos y no a sus reguetoneros, carretoneros y peloteros famosos ¿Se imaginan a un Miami o una Habana con una semana de festejos por Reinaldo Arenas, Lydia Cabrera o Guillermo Cabrera Infante, inclusive, por Alejo Carpentier? No se lo imaginan verdad; parece que cada pueblo tiene los festejos que se merece.

Key West es Hemingway. Pero La Habana lo es más, la anterior al castrismo, claro. Lo que pasa es que La Habana nunca se percató, ni se percatará, de que ella es Hemingway, más Hemingway que Key West. El Sloppy Joe’s original está en La Habana desde 1917 por un empresario español asentado en la isla.

A sugerencia de Hemingway el bar de Key West adoptó después el mismo nombre del de La Habana, pues en el de la céntrica esquina de las calles Zulueta y Ánimas el escritor bebió riadas de alcohol hasta que llegó el comandante y mandó a parar; a cerrar. "¿Bares para qué?" dijo el comandante.

Hemingway (21 de julio de 1899- 2 de julio de 1961) entregó la medalla del Nobel, ganado en 1954, a la venerada Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, en su Basílica de Santiago de Cuba donde aún se conserva. Dijo entonces el escritor que lo hacía en reconocimiento al pueblo cubano, inspirador de su obra El viejo y el mar que lo había llevado a la cumbre vía Estocolmo. Así, La Habana inspiró, y en ella escribió, buena parte de su obra. Luego quizá lo más apropiado sería apuntar que si La Habana no es Hemingway, al menos, sí, La Habana estuvo, o está, en Hemingway; en su alma atormentada.

A mis espaldas música country. Al frente la paloma, más allá de la paloma, ahora los papas de pacotilla torean, ya borrachos, al toro de madera.

Vea todas las noticias de hoy

¡Azúcar!, la muñeca Barbie rinde tributo a Celia Cruz

La Barbie con la que Mattel rinde homenaje a Celia Cruz. (Foto: Mattel/Instagram)

La compañía fabricante de la muñeca Barbie anunció en sus redes sociales la salida al mercado de un prototipo en honor al legado de la salsera cubana, Celia Cruz, por el mes de la Herencia Hispana.

“Como artista teatral, actor en pantalla y artista de grabación que tuvo éxito en una escena musical dominada por hombres, Celia Cruz también es conocida como la ‘Triple Amenaza Latina’. Su larga e histórica carrera sirve de inspiración infinita para los aspirantes a músicos y, a través de la Fundación Celia Cruz, su legado continúa brindando becas para jóvenes estudiantes latinos”, informó la compañía con sede en California en sus redes sociales.

Celia Cruz nació en La Habana, Cuba, el 21 de octubre de 1925, y falleció a los 77 años, en Nueva Jersey, Estados Unidos, el 16 de julio de 2003. Es considerada una de las artistas latinas más populares e importantes del siglo XX, una de las máximas exponentes de su género, y una de las artistas más influyentes de la música de su país.

"La Reina de la Salsa" comenzó su carrera en su país natal y ganó fama como cantante de la orquesta sonora Matancera.

En 1960, después del triunfo de la Revolución, Celia abandonó la isla, y se convirtió en uno de los símbolos de la comunidad cubana en el exilio. La cantante continuó su carrera, primero en México, y luego en Estados Unidos, país en donde residió hasta el día de su muerte.

“¡No hay nada más poderoso que usar tu voz! Este Mes de la Herencia Hispana, Barbie está encantada de honrar la memoria de la inimitable ‘Reina de la Salsa’, Celia Cruz, con una muñeca única en su tipo”, dijo la compañía fundada en 1945 y que vende juguetes en 150 países.

De igual forma, la empresa tributó a la activista y escritora dominico-estadounidense Julia Álvarez, con una muñeca única.

Sala de Arte Joven de Madrid dedica espacio al Movimiento San Isidro (VIDEO)

Yanelys Núñez Leyva y Nonardo (Michel) Perea participan en la muestra con el proyecto “Embajada”. (Foto: Facebook)

La Sala de Arte Joven de Madrid, inaugurada este martes, dedica un segmento al Movimiento San Isidro y al arte independiente cubano.

La muestra, auspiciada por la Comunidad de Madrid (gobierno regional), cedió uno de sus espacios al proyecto “Embajada”, de los artistas independientes cubanos Yanelys Núñez Leyva y Nonardo (Michel) Perea, con el objetivo de visibilizar la situación de Cuba.

“También dimos mucha importancia al trabajo de archivo y recopilación de información sobre la campaña contra el Decreto 349 y sobre los supuestos expedientes delictivos que el Gobierno cubano ha tratado de construir a varios miembros Movimiento San Isidro”, añadió la artista e historiadora de arte.

La Sala de Arte Joven de Madrid permanecerá abierta durante dos meses en su sede de la Avenida de América, 13, en la capital española.

Padura se solidariza con el escritor nicaragüense Sergio Ramírez; no menciona a artistas cubanos presos (VIDEO)

Leonardo Padura. (Captura de video/Instituto Cervantes)

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, agradeció este lunes a los escritores Leonardo Padura y Sergio Ramírez su “compromiso con la literatura en español y con la libertad”, en un evento donde se cuestionó la situación represiva de Nicaragua, pero no la de Cuba.

Ramírez depositó en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes un legado "in memoriam" del poeta Rubén Darío, mientras que Padura hizo lo mismo con la primera versión de su obra "La novela de mi vida", así como las primeras páginas de "Como polvo en el viento".

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Padura aclaró que nunca firma cartas colectivas, pero esta vez sí lo hizo para apoyar a su colega nicaragüense, acusado recientemente por el régimen de Daniel Ortega.

“Si hay alguna carta en apoyo a tu persona, a tu obra, a tu figura, a tu personalidad, esa carta yo sí la firmo, y la he firmado”, aseguró el novelista cubano.

Leonardo Padura no mencionó el caso de los artistas independientes cubanos encarcelados actualmente por ejercer la libertad de expresión y creación. Tampoco lo hicieron Ramírez, ni el canciller español.

“[El apoyo recibido] me hace sobrellevar de mejor manera la peor circunstancia en que alguien puede atravesar, que es la del exilio forzado”, dijo Ramírez.

La Fiscalía de Nicaragua lo acusó la semana pasada de “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”, y ordenó su captura y el allanamiento de su residencia en Managua.

“Es lo más duro a lo que alguien puede ser sometido. Saber que no puede volver a su país. Saber que tiene esas puertas cerradas por la mano de una dictadura enemiga de los libros”, afirmó el Premio Cervantes 2017.

Denuncian que Lavastida fue aislado tras contraer COVID-19 en Villa Marista y sus familiares no fueron notificados

Hamlet Lavastida. (Captura de foto/Peter Rosemann/Artnet)

El artista plástico Hamlet Lavastida, quien se encuentra detenido desde el pasado 26 de junio por la Seguridad del Estado en Cuba, fue internado en un centro de aislamiento tras haberse contagiado con coronavirus, informaron fuentes cercanas al prisionero, declarado recientemente como preso de conciencia por Amnistía Internacional.

"Hoy he tenido noticias de Hamlet. Han sido noticias terribles. Hamlet estuvo enfermo de covid y aislado en un centro de confinamiento en el Bahía durante 5 días, del 2 al 7 de septiembre", escribió en Facebook su novia, la poeta Katherine Bisquet.

La también activista del Movimiento San Isidro y del colectivo de artistas del 27N dijo que desde el 24 de agosto no tenían noticias suyas: "Pasaron 16 días sin que tuviéramos alguna información de Hamlet. La instrucción de Villa Marista no notificó a la familia o a mí o al propio abogado sobre el padecimiento de Hamlet".

Bisquet señaló la irresponsabilidad de los oficiales de Villa Marista, el cuartel de la Seguridad del Estado, de no notificar a los familiares del artista sobre lo que estaba sucediendo con él y mantenerlo incomunicado por ese tiempo.

"Se les enferma un preso y no son capaces de avisarles a sus familiares. Ya la impunidad y la injusticia no les alcanza para meter a alguien preso porque les incomoda o así porque sí. Ya no la Dictadura, porque se les dice eso en la cara y responden con un No, nosotros no somos una Dictadura solo nos protegemos del Imperio; son menos que eso, son unos animales, unas cosas que apenas saben articular el lenguaje, que apenas saben de sentimientos y raciocinio, nada que contemple lo humano. Entonces viene un salvaje, con alguna huella humanoide porque usa gafas para leer y un teléfono celular, y me dice: Katherine, pero no te preocupes, ya él está bien", escribió en Facebook.

“Acabo de hablar con la madre de Hamlet Lavastida que recién había recibido una llamada de su hijo. Hamlet está solicitando tratamiento psicológico. No se encuentra bien, dice estar bajo mucho estrés. Días atrás Hamlet le había pedido a su madre que le enviase calmantes para las crisis de migrañas”, precisó Bisquet.

La escritora anteriormente reveló que Lavastida había solicitado tratamiento psicológico y había pedido calmantes para las crisis de migrañas.

El artista fue detenido a su regreso a La Habana, tras concluir una residencia artística en Berlín. Cumplió una cuarentena obligatoria bajo custodia del Estado y luego fue conducido a Villa Marista. En este centro de detención se le prepara un expediente por “incitación a la rebelión” e “instigación a delinquir” y es considerado por las autoridades cubanas como un "presunto terrorista" por lo que lo mantienen en prisión provisional.

Otros prisioneros políticos cubanos han enfermado de COVID-19 en las cárceles de la isla, como ha sucedido con el periodista independiente Esteban Rodríguez, que ha contraído el peligroso virus en dos ocasiones, y el líder opositor de Matanzas, Félix Navarro, quien tuvo que ser hospitalizado.

EEUU destaca caso del artista cubano Hamlet Lavastida en campaña #PresosPorQué

Hamlet Lavastida, artista cubano

La campaña #JailedForWhat (#PresosPorQué), que realiza el Departamento de Estado de los Estados Unidos en solidaridad con los presos políticos cubanos, destacó este miércoles el caso del artista Hamlet Lavastida, detenido en La Habana desde el pasado 26 de junio.

En un tuit publicado en la cuenta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, la cancillería estadunidense se cuestiona el hecho de que, “en lugar de permitir que los artistas se expresen pacíficamente", el régimen cubano los reprima y encarcele.

El mensaje va acompañado de una imagen del joven artista plástico, y una ficha con información sobre su caso.

"Hamlet Lavastida es un artista detenido en prisión preventiva por más de 10 semanas en Villa Marista, la tristemente famosa prisión política en La Habana. El gobierno cubano dice que está siendo procesado por “incitación a delinquir”, pero Hamlet fue detenido al regresar a Cuba tras culminar una residencia artística en Alemania", señala el tuit.

El único delito de Lavastida ha sido "utilizar el arte para expresarse", subraya.

La campaña de apoyo a los centenares de presos políticos de la isla, del 7 al 24 de septiembre, se propone darlos a conocer a través de varios foros digitales del Departamento de Estado, como los de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental y la Embajada de EEUU en La Habana.

Lavastida, el primer prisionero seleccionado, fue detenido a su regreso a Cuba tras su estancia en Alemania y llevado directamente a Villa Marista.

Familiares y amigos del artista plástico han denunciado que las autoridades lo han mantenido incomunicado. La acusación de “Instigación a delinquir” responde a su propuesta en las redes sociales de marcar los billetes cubanos con sellos de las diferentes organizaciones opositoras al régimen.

Semanas atrás, Amnistía Internacional declaró a Lavastida prisionero de conciencia junto a otros artistas, activistas y periodistas detenidos en la isla.

Cargar más

XS
SM
MD
LG