Enlaces de accesibilidad

América Latina

Aministía Internacional lanza fuerte advertencia a Nicolás Maduro

Miembros del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB) cierran fila cerca de la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, el 14 de mayo de 2019. (Reuters).

Las ejecuciones extrajudiciales selectivas, detenciones arbitrarias y muertes y lesiones por uso excesivo de la fuerza que ha utilizado el gobierno de Nicolás Maduro de forma sistemática y generalizada desde al menos 2017, pueden constituir crímenes de lesa humanidad, dijo Amnistía Internacional hoy en su nuevo informe Hambre de justicia: crímenes de lesa humanidad en Venezuela sobre los hechos ocurridos en Venezuela en finales de enero de 2019.

“Como hemos denunciado desde hace años, en Venezuela hay una política sistemática de represión en contra de personas opositoras o quienes son percibidas como tales simplemente por el hecho de protestar, por la que el gobierno de Nicolás Maduro tendrá que rendir cuentas ante la justicia internacional”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“Hacemos un llamado urgente a todos los Estados para que demuestren su respaldo inequívoco a las víctimas de estos hechos y no dejen impunes estos crímenes. La comunidad internacional no puede dar la espalda a las víctimas de esta crisis sin precedentes, tanto dentro como fuera de Venezuela.”

Los crímenes de derecho internacional y violaciones de derechos humanos cometidas en enero fueron llevados a cabo consistentemente en casi todo el país, con un alto nivel de articulación entre los cuerpos de seguridad a nivel nacional y estatal. No sucedieron al azar ni de forma aislada, sino que formaron parte de un ataque previamente planeado y dirigido por las fuerzas de seguridad en contra de personas identificadas o percibidas como opositoras, particularmente en zonas altamente marginalizadas, con la finalidad de neutralizarlas o eliminarlas, indica el informe publicado este martes por la organización defensora de los Derechos Humanos.

“Las autoridades hasta el más alto nivel, incluyendo Nicolás Maduro, supieron de estos hechos públicos y notorios, y no tomaron las medidas necesarias para impedirlas ni para investigarlas”, y “por lo tanto, Amnistía Internacional considera que el encubrimiento de estos hechos y otros subsecuentes ha sido parte de la política de represión”.

“Debido a las características de los ataques en enero, en términos de la gravedad de las conductas, el número de víctimas, el espacio temporal y geográfico en el que se llevaron a cabo a través de la coordinación de distintas fuerzas de seguridad, así como la existencia de indicios de patrones similares en el 2014 y 2017, Amnistía Internacional considera que en Venezuela, podrían haberse cometido crímenes de lesa humanidad, extremo que debe ser determinado por una instancia judicial independiente e imparcial.

A continuación, el resto del informe de hoy:

Amnistía Internacional recomienda la creación de una comisión de investigación en el marco del Consejo de Derechos Humanos de la ONU durante su próximo periodo de sesiones en junio y julio de 2019. Asimismo, recomienda la activación de la jurisdicción universal por parte de aquellos países genuinamente preocupados por la situación en el país, así como la consideración y el estudio de estos hechos por parte de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que mantiene un examen preliminar sobre Venezuela desde inicios de 2018.

El grave deterioro de las condiciones de vida, y las sistemáticas violaciones a los derechos económicos, sociales y culturales, continúan afectando a la mayoría de la población en Venezuela y han obligado a más de 3.7 millones de personas a abandonar el país. Al menos tres millones se encuentran en otros países de América Latina y el Caribe, y muchas de ellas en necesidad de protección internacional.

“Ante las graves violaciones de derechos humanos, la falta de acceso a medicinas y alimentos y la violencia generalizada en Venezuela, hay una imperiosa hambre de justicia. Los probables crímenes de lesa humanidad que las autoridades han cometido no pueden quedar impunes”, dijo Erika Guevara Rosas.

“Mientras no existan caminos claros hacia la verdad, la justicia y la reparación, Venezuela seguirá hundida en esta gravísima crisis de derechos humanos y de represión que hemos observado desde hace tiempo. Lo ocurrido a inicios de 2019, y más recientemente a finales de abril, es una muestra de ello.”

Información adicional:

Amnistía Internacional llevó a cabo una misión de investigación en febrero de este año, en la que se entrevistó con decenas de víctimas de crímenes de derecho internacional y de graves violaciones de derechos humanos cometidas, principalmente, del 21 al 25 de enero, lapso en el que tuvieron lugar manifestaciones masivas en contra del gobierno de Nicolás Maduro en todo el país.

La investigación demuestra también el preocupante giro de la política de represión del gobierno de Nicolás Maduro contra quienes se han manifestado en su contra, la mayoría pertenecientes a comunidades de escasos recursos económicos.

Del 21 al 25 de enero, en 12 de los 23 estados del país, al menos 47 personas murieron en el marco de las protestas, todas por arma de fuego. Por lo menos 33 de estas personas murieron a manos de agentes de las fuerzas del Estado, y seis fueron asesinados por terceros actuando con la aquiescencia de las autoridades durante las manifestaciones. Once de las muertes fueron ejecuciones extrajudiciales, de las cuales Amnistía Internacional documentó en profundidad seis casos, recogidos en este informe.

A lo largo de esos cinco días, más de 900 personas fueron detenidas de forma arbitraria en prácticamente todos los estados del país. De estas detenciones arbitrarias, que incluyeron a niños, niñas y adolescentes, se calcula que aproximadamente 770 ocurrieron en un solo día, el 23 de enero, fecha en la que se convocaron manifestaciones en toda Venezuela.

Desde 2014, Amnistía Internacional ha documentado los patrones y la política de represión del gobierno de Nicolás Maduro, que incluyen el uso excesivo de la fuerza en contra de personas manifestantes y los tratos crueles, inhumanos y la tortura en su contra, con el fin de neutralizar la protesta social. La organización ha identificado y denunciado los patrones de detenciones arbitrarias por motivos políticos que han ocurrido en todos los años del gobierno de Maduro, a través del análisis de 22 casos emblemáticos, y ha identificado al menos seis presos de conciencia.

Amnistía Internacional también ha denunciado más de ocho mil ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad entre 2015 y 2017, entre los cuales se documentaron a profundidad ocho casos que dieron cuenta de patrones similares de ataque dirigido contra hombres jóvenes y en situación de pobreza. Toda esta documentación permite a la organización identificar la naturaleza sistemática y generalizada de los hechos de enero de 2019 en contra de una población civil.

[Con información de Amnistía Internacional y redes sociales]

Vea todas las noticias de hoy

Guaidó : “incluso a la palabra temen”

El líder de la oposición venezolana y autoproclamado presidente interino Juan Guaido asiste a una sesión en la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas el 23 de abril de 2019. -

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, reaccionó ante el bloqueo del servicio de streaming por parte del régimen de Maduro asegurando que esas acciones demuestran la fragilidad en la que se encuentra.

La ONG NetBlocks informó que el día de hoy fue bloqueado el acceso a las plataformas YouTube, Periscope, Bing y el resto de los servicios de Google desde la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela, Cantv, durante la transmisión en vivo de la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.

NetBlocks, organización que se encarga de la vigilancia del tráfico de Internet difundió informó esta información por su cuenta de Twitter.

No es primera vez que el régimen censura de esta manera a la oposición venezolana, el último bloqueo registrado por esta NetBlocks fue el 18 de mayo, durante el discurso de Juan Guaidó en Guatire.

[Redactado con información de redes sociales]

Ortega ordena excarcelación de otros 100 presos políticos

María Adilia Peralta, identificada como una de las detenidas en las protestas contra Ordtega, fue liberada el 20 de mayo en la prisión La Esperanza, en Masaya, Nicaragua. (reuters).

El gobierno de Nicaragua emitió este lunes 100 órdenes de excarcelación para personas detenidas en protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, una hora después de que la opositora Alianza Cívica anunciara su salida de las negociaciones si no se liberaba a todos los “presos políticos”.

El Ministerio de Gobernación anunció en un comunicado que los beneficiados con la “convivencia familiar u otras medidas cautelares” fueron un centenar de personas “que se encontraban detenidas por haber cometido delitos contra la seguridad común y la tranquilidad pública”. Aclaró que ninguno de ellos tendrá libertad definitiva, refiere la agencia AP.

La activista de derechos humanos Vilma Núñez dijo que varias personas recibieron llamadas de las autoridades confirmando la salida de sus familiares de prisión y poco después videos divulgados por la prensa local y las redes sociales mostraban a algunos recién excarcelados llegando a sus casas o gritando “viva la lucha cívica y pacífica”.

Consultado por AP, el político José Pallais, uno de los principales negociadores de Alianza Cívica, dijo que la excarcelación es “un gesto positivo del gobierno, pero no es suficiente” para relanzar unas negociaciones que se reanudaron en febrero y con las que gobierno y oposición intentaban poner fin a más de un año de crisis política que ha costado más de 300 muertos.

Este diálogo llevaba días estancado.

“Deben excarcelar a todos para que la mesa pueda volver a trabajar y abocarse a la liberación definitiva de cada uno de ellos”, agregó Pallais.

Esta es la cuarta excarcelación del gobierno de Ortega desde febrero y aunque durante las conversaciones se acordó que el Comité Internacional de la Cruz Roja mediaría en este proceso, todas las excarcelaciones se han hecho de forma unilateral, lo que ha generado mucha confusión sobre las cifras de cuántos siguen todavía en prisión.

En la lista proporcionada por el gobierno el lunes, no figuran los más conocidos líderes de la protestas de 2018 contra el gobierno, como los dirigentes campesinos Medardo Mairena, Pedro Mena, o los estudiantes Edwin Carcache, Amaya Coppens o Nahiroby Olivas.

Sin embargo, sí incluye a tres funcionarios de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH, no gubernamental) que estaban presos, confirmó a la AP la directora jurídica de esa entidad, Carla Sequeira, esposa de uno de los activistas ahora excarcelados.

Pallais recordó que la lista de detenidos conciliada con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) incluye a 238 “presos políticos” de más de 600 detenidos registrados por la Alianza.

La organización opositora también informó que convocará a un paro nacional en los próximos días, previo consenso con todos los sectores sociales y empresarios. Pallais aseguró que la fecha del paro y su duración se decidirá a más tardar en ocho días.

El 18 de junio se vence el plazo para la liberación definitiva y anulación de juicios de todos los "presos políticos" detenidos en el marco de las protestas antigubernamentales, según acuerdos firmados por el gobierno y la oposición en la mesa de negociaciones. No obstante, desde hace días el diálogo permanecía estancando y la situación se tensó tras la muerte de un balazo en la cárcel de un preso opositor, Eddy Montes.

[Con información de la agencia AP y redes sociales]

Embajador chavista en Roma renuncia porque se queda sin dinero

Foto Archivo. Isaías Rodríguez abraza a Hugo Chávez, tras su juramentarse como presidente el 24 de enero de 2000.

El embajador de Venezuela en Italia, Isaías Rodríguez, renunció a su cargo en una carta dirigida al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y después de que hace algunas semanas denunciara los problemas económicos que atravesaba la embajada, confirmaron este martes fuentes de esta sede diplomática.

Rodríguez, de 77 años, quien ejerció como fiscal general y también como vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en su misiva dice estar siempre al lado de la causa de Maduro, aunque reconoce que se ha "aferrado al chavismo, cual una tabla en este océano de contradicciones que rodea su Gobierno".

"Puede usted estar seguro que cantando enfrentaré cualesquiera de las muertes que me esperan ¡Ya no aguanto más! Se ha irrespetado la Embajada donde lo represento, y tengo 77 años", argumenta en su decisión, que asegura es "definitiva".

Agrega además que abandona su cargo en una difícil situación económica.

"Me voy (del cargo) sin rencores y sin dinero. Mi esposa acaba de vender las prendas que le regaló su exesposo, para poder mantenernos frente al bloqueo norteamericano. Estoy intentando traspasar el vehículo que compré al llegar a la Embajada y, como usted sabe, no tengo cuenta bancaria, porque los gringos me sancionaron y la banca italiana me echó de su lonja", explica en la misiva.

El embajador, que dice que ahora se dedicará a ser un "abuelo", informó el pasado 7 de mayo en una rueda de prensa que "debido a las medidas adoptadas por bancos internacionales para estrangular al Gobierno de Caracas y que impiden la transferencia de fondos deben tres meses de alquiler" y "once empleados locales de la embajada llevan cuatro meses sin recibir su salario".

El bloqueo bancario ha paralizado un acuerdo de asistencia médica que Venezuela tiene suscrito desde hace 9 años con la organización italiana ATMO (Asociación para el Trasplante de Médula Ósea), por el que pacientes venezolanos, especialmente niños, reciben tratamiento en hospitales italianos y que ha dejado una deuda pendiente de casi 9 millones de euros, explicó el embajador.

"En farsas no participamos" responde Guaidó a propuesta de Maduro de adelantar elecciones

Combinación de retratos de Juan Guaidó y Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro propuso el lunes adelantar las elecciones de la Asamblea Nacional, previstas para diciembre del 2020, para según él solucionar la crisis política que atraviesa Venezuela, una propuesta rechazada de plano por el presidente interino Juan Guaidó.

Nicolás Maduro el 20 de Mayo de 2019 durante una concentración convovada en el Palacio de Miraflores
Nicolás Maduro el 20 de Mayo de 2019 durante una concentración convovada en el Palacio de Miraflores

"Yo quiero elecciones, elecciones ya (...) Vamos a elecciones de la Asamblea Nacional para ver quién tiene los votos. Asumimos el reto, vamos para buscar una solución pacífica, democrática y electoral", dijo Maduro en un acto con sus seguidores en la ciudad de Caracas, para conmemorar un año de su cotroversial victoria en las elecciones presidenciales.

Su propuesta fue rechazada inmediatamente por Juan Guaidó quien aseguró que no participaría en unas elecciones al menos que haya un cese de la usurpación.

"El #20M de 2018 demostramos que en farsas no participamos. El mundo está claro: #UsurpaciónEsDestrucción y rechazamos el robo de la soberanía popular. Una nueva farsa solo agravaría más nuestra crisis. Solo cesando la usurpación y con árbitro transparente habrá elección libre", escribió en su cuenta en Twitter el presidente interino, reconocido por decenas de países.

La Asamblea Nacional es el único poder controlado por la oposición en Venezuela desde 2016 cuando el oficialismo perdió la mayoría de los escaños.

Sin embargo, el Tribunal Supremo declaró a la Asamblea Nacional en desacato por lo que sus decisiones son considerados nulas y chocan con las de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

En su discurso, el presidente en disputa también llamó a sus seguidores a apoyar la gestión de ANC , la cual el día de ayer extendió su funcionamiento hasta el 31 de diciembre de 2020.

[Redactado con información de EFE y redes sociales]

Arrestan a cuatro personas en España en caso de lavado de dinero de PDVSA

El logo de PDVSA en una estación de gasolina en Caracas.

La policía española arrestó a cuatro personas como parte de una investigación de lavado de dinero relacionada con unos 4 millones de euros (4,47 millones de dólares) provenientes de la compañía estatal de petróleos de Venezuela, PDVSA, informaron el lunes las autoridades.

La policía confirmó a The Associated Press los reportes de la prensa española de que los cuatro detenidos también enfrentan cargos por corrupción en transacciones monetarias internacionales y la falsificación de documentos, además del blanqueo de dinero.

Los arrestos se llevaron a cabo el lunes cuando la policía española registró varias propiedades vinculadas al exembajador español en Venezuela, Raúl Morodo, dijo una fuente a Reuters.

El hijo de Morodo, Alejo Morodo, fue uno de los arrestados, dijo la fuente, que pidió no ser identificada debido a la sensibilidad del asuntos. Morodo, de 84 años, no fue arrestado por razones de salud, según reportes en medios de comunicación españoles.

Reuters no pudo comunicarse de inmediato con ningún representante de Morodo o su hijo, quienes tampoco fueron citados en los reportes de los medios de comunicación españoles.

La investigación, que está bajo secreto por una orden judicial, se centra en el período entre 2008 y 2013, poco después de que Morodo finalizó su período de tres años como embajador en Venezuela, informaron medios españoles.

El diario El País dijo que los detenidos eran sospechosos de facturar por un trabajo que nunca se completó y de lavado de dinero a través de cuentas en Panamá y otros países latinoamericanos.

(Con información de AP y Reuters)

Cargar más

XS
SM
MD
LG