Enlaces de accesibilidad

América Latina

Aministía Internacional lanza fuerte advertencia a Nicolás Maduro

Miembros del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB) cierran fila cerca de la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, el 14 de mayo de 2019. (Reuters).

Las ejecuciones extrajudiciales selectivas, detenciones arbitrarias y muertes y lesiones por uso excesivo de la fuerza que ha utilizado el gobierno de Nicolás Maduro de forma sistemática y generalizada desde al menos 2017, pueden constituir crímenes de lesa humanidad, dijo Amnistía Internacional hoy en su nuevo informe Hambre de justicia: crímenes de lesa humanidad en Venezuela sobre los hechos ocurridos en Venezuela en finales de enero de 2019.

“Como hemos denunciado desde hace años, en Venezuela hay una política sistemática de represión en contra de personas opositoras o quienes son percibidas como tales simplemente por el hecho de protestar, por la que el gobierno de Nicolás Maduro tendrá que rendir cuentas ante la justicia internacional”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“Hacemos un llamado urgente a todos los Estados para que demuestren su respaldo inequívoco a las víctimas de estos hechos y no dejen impunes estos crímenes. La comunidad internacional no puede dar la espalda a las víctimas de esta crisis sin precedentes, tanto dentro como fuera de Venezuela.”

Los crímenes de derecho internacional y violaciones de derechos humanos cometidas en enero fueron llevados a cabo consistentemente en casi todo el país, con un alto nivel de articulación entre los cuerpos de seguridad a nivel nacional y estatal. No sucedieron al azar ni de forma aislada, sino que formaron parte de un ataque previamente planeado y dirigido por las fuerzas de seguridad en contra de personas identificadas o percibidas como opositoras, particularmente en zonas altamente marginalizadas, con la finalidad de neutralizarlas o eliminarlas, indica el informe publicado este martes por la organización defensora de los Derechos Humanos.

“Las autoridades hasta el más alto nivel, incluyendo Nicolás Maduro, supieron de estos hechos públicos y notorios, y no tomaron las medidas necesarias para impedirlas ni para investigarlas”, y “por lo tanto, Amnistía Internacional considera que el encubrimiento de estos hechos y otros subsecuentes ha sido parte de la política de represión”.

“Debido a las características de los ataques en enero, en términos de la gravedad de las conductas, el número de víctimas, el espacio temporal y geográfico en el que se llevaron a cabo a través de la coordinación de distintas fuerzas de seguridad, así como la existencia de indicios de patrones similares en el 2014 y 2017, Amnistía Internacional considera que en Venezuela, podrían haberse cometido crímenes de lesa humanidad, extremo que debe ser determinado por una instancia judicial independiente e imparcial.

A continuación, el resto del informe de hoy:

Amnistía Internacional recomienda la creación de una comisión de investigación en el marco del Consejo de Derechos Humanos de la ONU durante su próximo periodo de sesiones en junio y julio de 2019. Asimismo, recomienda la activación de la jurisdicción universal por parte de aquellos países genuinamente preocupados por la situación en el país, así como la consideración y el estudio de estos hechos por parte de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que mantiene un examen preliminar sobre Venezuela desde inicios de 2018.

El grave deterioro de las condiciones de vida, y las sistemáticas violaciones a los derechos económicos, sociales y culturales, continúan afectando a la mayoría de la población en Venezuela y han obligado a más de 3.7 millones de personas a abandonar el país. Al menos tres millones se encuentran en otros países de América Latina y el Caribe, y muchas de ellas en necesidad de protección internacional.

“Ante las graves violaciones de derechos humanos, la falta de acceso a medicinas y alimentos y la violencia generalizada en Venezuela, hay una imperiosa hambre de justicia. Los probables crímenes de lesa humanidad que las autoridades han cometido no pueden quedar impunes”, dijo Erika Guevara Rosas.

“Mientras no existan caminos claros hacia la verdad, la justicia y la reparación, Venezuela seguirá hundida en esta gravísima crisis de derechos humanos y de represión que hemos observado desde hace tiempo. Lo ocurrido a inicios de 2019, y más recientemente a finales de abril, es una muestra de ello.”

Información adicional:

Amnistía Internacional llevó a cabo una misión de investigación en febrero de este año, en la que se entrevistó con decenas de víctimas de crímenes de derecho internacional y de graves violaciones de derechos humanos cometidas, principalmente, del 21 al 25 de enero, lapso en el que tuvieron lugar manifestaciones masivas en contra del gobierno de Nicolás Maduro en todo el país.

La investigación demuestra también el preocupante giro de la política de represión del gobierno de Nicolás Maduro contra quienes se han manifestado en su contra, la mayoría pertenecientes a comunidades de escasos recursos económicos.

Del 21 al 25 de enero, en 12 de los 23 estados del país, al menos 47 personas murieron en el marco de las protestas, todas por arma de fuego. Por lo menos 33 de estas personas murieron a manos de agentes de las fuerzas del Estado, y seis fueron asesinados por terceros actuando con la aquiescencia de las autoridades durante las manifestaciones. Once de las muertes fueron ejecuciones extrajudiciales, de las cuales Amnistía Internacional documentó en profundidad seis casos, recogidos en este informe.

A lo largo de esos cinco días, más de 900 personas fueron detenidas de forma arbitraria en prácticamente todos los estados del país. De estas detenciones arbitrarias, que incluyeron a niños, niñas y adolescentes, se calcula que aproximadamente 770 ocurrieron en un solo día, el 23 de enero, fecha en la que se convocaron manifestaciones en toda Venezuela.

Desde 2014, Amnistía Internacional ha documentado los patrones y la política de represión del gobierno de Nicolás Maduro, que incluyen el uso excesivo de la fuerza en contra de personas manifestantes y los tratos crueles, inhumanos y la tortura en su contra, con el fin de neutralizar la protesta social. La organización ha identificado y denunciado los patrones de detenciones arbitrarias por motivos políticos que han ocurrido en todos los años del gobierno de Maduro, a través del análisis de 22 casos emblemáticos, y ha identificado al menos seis presos de conciencia.

Amnistía Internacional también ha denunciado más de ocho mil ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad entre 2015 y 2017, entre los cuales se documentaron a profundidad ocho casos que dieron cuenta de patrones similares de ataque dirigido contra hombres jóvenes y en situación de pobreza. Toda esta documentación permite a la organización identificar la naturaleza sistemática y generalizada de los hechos de enero de 2019 en contra de una población civil.

[Con información de Amnistía Internacional y redes sociales]

Vea todas las noticias de hoy

La ONU y Colombia piden más fondos para los migrantes venezolanos

El canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y el enviado especial de la ONU, Eduardo Stein, el 20 de agosto de 2019.

El enviado especial de la ONU para los migrantes y refugiados venezolanos, Eduardo Stein Barillas, pidió a la comunidad internacional contribuir más fondos para ayudar a Colombia a enfrentar la crisis generada por el éxodo venezolano.

Stein, de visita en Colombia, sostuvo este martes en Bogotá una reunión con el canciller Carlos Holmes Trujillo para analizar la situación de los más de 1.4 millones de migrantes que ingresaron a territorio colombiano tras huir de la crisis en Venezuela.

Colombia es uno de los países que más migrantes venezolanos ha recibido, lo que pone bajo presión su sistema de asistencia social, principalmente en los sectores de salud, educación, vivienda y alimentación.

Según el canciller de Colombia, los recursos recibidos como parte del llamamiento de la ONU para el 2019 han incrementado a 96 millones de dólares, lo que equivale a un 30,4% de los recursos proyectados.

"En otros casos la comunidad internacional ha sido mucho más generosa. Agradecemos la cooperación que hemos recibido, pero mientras el número de migrantes siga creciendo, la demanda de servicios y de recursos crece también", agregó Trujillo tras reunirse con Stein.

En ese contexto, explicó que por cada inmigrante venezolano Colombia ha recibido $68.18 dólares, mucho menos de los $501.89 que recibió Siria y de los $500 que llegaron a Sudán del Sur hace un año para atender las crisis humanitarias que enfrentaron.

A principios de este mes, Colombia anunció que otorgará la nacionalidad a más de 24,000 hijos de venezolanos nacidos en el país desde agosto de 2015.

(Redactado por Vanessa Cardona con información de Reuters y AFP)

El Amazonas, en llamas

Area de deforestación en Amazonas, estado Pará, el 13 de marzo de 2019. (Foto de Mauro Pimentel/AFP).

Los incendios forestales han alcanzado este año un récord de 72,843 en Brasil, según el centro de investigación espacial de Brasil INPE.

El aumento llega al 83% frente al mismo período de 2018 y el total es el mayor desde que comenzaron los registros en 2013.

INPE dijo que desde el jueves de la semana pasada las imágenes satelitales detectaron 9,507 nuevos incendios forestales, principalmente en la cuenca del Amazonas, hogar del bosque tropical más grande del mundo y al que se considera vital para contrarrestar el calentamiento global.

Las imágenes muestran el estado septentrional de Roraima cubierto de humo oscuro. El estado de Amazonas declaró el 9 de agosto una emergencia en el sur y en su capital, Manaos. Acre, en la frontera con Perú, ha estado en alarma ambiental desde el viernes pasado por los incendios.

Los fuegos han aumentado en Mato Grosso y Pará, dos estados agrícolas que han empujado la agricultura hacia la cuenca del Amazonas y donde se ha estimulado la deforestación.

Los incendios forestales son comunes en la estación seca, pero también son provocados por agricultores que queman ilegalmente tierras para dedicarlas a la cría de ganado.

La agencia espacial INPE dijo que la gran cantidad de incendios forestales no se puede atribuir solo a fenómenos naturales.

"No hay nada anormal en el clima este año o las lluvias en la región amazónica, que están un poco por debajo del promedio", dijo el investigador del INPE Alberto Setzer.

Guiadó a la VOA: "Cúpula del régimen 'de Maduro' quiere salvarse"

Guaidó a la VOA: "La cúpula de Maduro quiere un salvavidas"
please wait

No media source currently available

0:00 0:16:57 0:00

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, confirmó a la Voz de América que algunos delegados de su gobierno que forman parte del diálogo con representantes del presidente en disputa Nicolás Maduro, se encuentran en Estados Unidos.

Guaidó no dio detalles sobre el objetivo de la visita de los delegados al país estadounidense, pero añadió que se trata de “una interlocución por medio del gobierno encargado” como algunos de los otros viajes que sus representantes han hecho “a Colombia, Brasil o al Grupo de Lima".

Las declaraciones del presidente interino se dan el mismo día en el que la agencia AP diera a conocer que tanto el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente del gobierno en disputa, Diosdado Cabello, como otros funcionarios que han estado al lado de Maduro, estarían supuestamente en comunicaciones secretas con funcionarios del gobierno de EE.UU.

​“Pareciera que están buscando cada uno salvarse cuando lo que estamos buscando nosotros es salvar a Venezuela”, dijo Guaidó a la VOA y aseguró que “no hay alineación” dentro de los funcionarios leales a Maduro.

“Queda claro que en la última semana como nunca en 20 años hemos visto la desalineación comunicacional del régimen”, afirmó Guaidó, “hay una cúpula del régimen que quiere salvavidas para cada uno”.

No a elecciones con Maduro en el poder

De acuerdo con varios medios de comunicación, incluido el Washington Post, los delegados de Maduro ofrecieron la posibilidad de celebrar elecciones presidenciales antes de que se suspendieran las conversaciones en Barbados.

Preguntado por esta posibilidad, Guaidó dijo que “sería muy difícil ir a una elección realmente libre y competitiva con un usurpador, con alguien que ejerza el poder de manera irregular”, refiriéndose a Maduro.

“Ya para farsas hemos demostrado que no nos vamos a prestar”, aseguró el presidente interino.

Guaidó también hizo mención a la posibilidad de levantar las sanciones impuestas por EE.UU. a los funcionarios del gobierno en disputa y dijo que si se ponen de su lado, podrían ser levantadas.

Sin embargo, resaltó que su delegación no ha hecho esta oferta a Maduro. “Si Maduro quiere que se levanten [las sanciones], que se vaya hoy de Miraflores”, dijo el líder opositor. “Que se vaya de una vez por todas que es lo que clama en definitiva Venezuela y muchos de su entorno”, añadió.

Con respecto a la presencia cubana en Venezuela, Guaidó dijo que “no hay dudas” de que hay miles de cubanos en el país y que “entre 2.000 y 3.000 están siendo utilizados para labores de inteligencia y contrainteligencia a nivel de las Fuerzas Armadas”.

“Son parte de los que ejercen incluso torturas”, aseguró el presidente interino, quien también sostuvo que “Cuba es parte del sostén político que tiene Nicolás Maduro porque ya se quedó solo y aislado”.

Defensoras de los derechos de las mujeres son detenidas en Nicaragua

Una estudiante nicaragüense usa la bandera como máscara durante una protesta en la UCA.

Al menos seis defensoras de los derechos de las mujeres fueron arrestadas este lunes en Nicaragua, sin que las autoridades brinden información sobre el caso, en medio de la peor crisis sociopolítica en décadas, denunciaron diferentes grupos opositores.

Las feministas Mirna Blandón, Tamara Dávila, Neyma Hernández, Amelia Urbina, Dorys Hernández y Guisella Elizabeth Ortega fueron arrestadas mientras pegaban carteles en las calles que mostraban rechazo al presidente Daniel Ortega, según información de la oposición.

Los arrestos fueron repudiados por defensores de los derechos humanos y movimientos opositores, que señalaron la acción policial como "secuestros", y los atribuyeron a la "represión" del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El Colectivo de Derechos Humanos "Nicaragua Nunca +" hizo un llamado "urgente a la sociedad nicaragüense y a la comunidad internacional para demandar la libertad inmediata de las defensoras de los derechos humanos".

Las autoridades policiales negaron la detención de cuatro de ellas, Blandón, Dávila, Dorys y Neyma Hernández, pero los denunciantes sostuvieron que se encontraban encerradas en una prisión en el norte de Managua.

"A estas líderes la dictadura les teme y por eso las secuestra y encarcela. Libertad para ellas y todos los presos políticos", dijo el director ejecutivo de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Juan Sebastián Chamorro.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) exigió "al Estado nicaragüense que respete el derecho a la protesta social, que garantice la integridad de las mujeres detenidas y que las libere de inmediato".

Las protestas contra Ortega están prohibidas por la Policía de Nicaragua, a pesar de que la medida ha sido criticada porque contradice la Constitución local.

Nicaragua vive una crisis que, desde el estallido social contra Ortega el 18 de abril de 2018, ha dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que responsabiliza al Gobierno por crímenes "de lesa humanidad", ha registrado 328 muertos, sin embargo organismos locales cuentan hasta 595, y Ortega admite 200.

El estallido contra Ortega se desató hace 16 meses, cuando una aparente mayoría de nicaragüenses salió a las calles para mostrar su desacuerdo con los ataques letales del Gobierno contra sus críticos.

Venezuela: El vicepresidente del Parlamento cumple 100 días detenido

Edgar Zambrano (izq.), vicepresidente del Parlamento, junto a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. (AFP).

Hoy se cumplen tres meses del "secuestro del vicepresidente del Parlamento, Edgar Zambrano", escribió este viernes en Twitter el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

Zambrano es acusado por el gobernante Nicolás Maduro de participar en una sublevación militar en su contra.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional fue enviado a prisión preventiva y días después de su captura el Tribunal Supremo de Justicia anunció que el legislador fue recluido en Fuerte Tiuna, el mayor complejo militar de Caracas.

Cien días después de su captura, el vicepresidente y cuatro de sus acompañantes "continúan detenidos arbitrariamente" y aún no se tiene "fecha para su audiencia", según indicó la Asamblea Nacional.

Edgar Zambrano fue detenido por agentes del Sebin el 8 de mayo de 2019 en una operación fuertemente criticada por el gobierno de Estados Unidos y por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Cargar más

XS
SM
MD
LG