Enlaces de accesibilidad

Salud

Amazon anuncia distribución por medio de drones

Archivo - El fundador y consejero delegado de la tienda por internet Amazon, Jeff Bezos, presenta la nueva tableta electrónica "Kindle Fire" y tres versiones del lector "kindle", durante la rueda de prensa celebrada en Nueva York, EEUU.

El plan para el uso de minidrones requiere tests adicionales de seguridad y la aprobación de las autoridades estadounidenses de la aviación.

El fundador del gigante estadounidense del comercio por internet, Jeff Bezos, anunció en la noche del domingo que su empresa proyecta utilizar en algunos años mini-drones para enviar pequeños paquetes a sus clientes en media hora.

El ambicioso plan requiere tests adicionales de seguridad y la aprobación de las autoridades estadounidenses de la aviación, pero según Bezos, "Amazon Prime Air" podría estar operativo en cuatro o cinco años.

Un video colgado en el sitio en internet de la empresa muestra minúsculos aparatos robotizados transportando por aire envíos en pequeñas cajas amarillas, desde los depósitos a los clientes que realizaron una compra 30 minutos antes por Amazon.com.
"Sé que esto parece ciencia-ficción, pero no lo es", declaró Jeff Bezos en el programa "60 Minutes" de la cadena CBS.

"Podemos entregar en media hora ... y podemos transportar objetos que pesen hasta 2,3 kilogramos, lo que representa 86% de nuestros envíos", afirmó. Los mini-drones son propulsados por motores eléctricos y pueden operar en un radio de 16 kms de los depósitos, teniendo así acceso a gran parte de la población de una zona urbana.

"Es muy ecológico y más práctico que los camiones de transporte", subrayó el presidente del gigante de la venta en línea.

Vea todas las noticias de hoy

La pandemia de COVID-19 dejará una “huella imborrable” en la salud mental de niños y jóvenes

Un niño lleva una mascarilla mientras camina por el asentamiento de Mathare en Naironi, Kenya. Foto: © UNICEF/Alissa Everett.

El impacto de la pandemia en la salud mental de niños y jóvenes es incalculable y podría durar muchos años, advierte agencia de la ONU.

La pandemia de COVID-19 está pasando una factura muy alta en la salud mental de niños y jóvenes, una afectación que también le cuesta a las economías unas pérdidas estimadas en 390.000 millones de dólares al año, según revela un nuevo informe divulgado este martes por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Ya antes de la pandemia, más de uno de cada siete niños y adolescentes de entre 10 y 19 años del mundo padecía algún trastorno mental diagnosticado y 46.000 se suicidaban anualmente, una situación que se ha agravado con la emergencia sanitaria, advierte el estudio.

Los confinamientos y las restricciones de movimiento impuestas por la pandemia alejaron a ese colectivo de componentes clave para el desarrollo de los niños, como la familia, los amigos, las aulas y el juego, lo que dejará una “huella imborrable” en ellos.

Depresión y otros trastornos

De acuerdo con una encuesta internacional de UNICEF y Gallup en 21 países muestra que uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años respondió que a menudo se siente deprimido o tiene poco interés en hacer cosas.

Los datos más recientes de UNICEF indican que al menos uno de cada siete niños ha sido directamente afectado por los encierros, mientras que más de 1600 millones han sufrido alguna pérdida en materia de educación.

La interrupción de las rutinas, la educación, la recreación, así como la preocupación por los ingresos familiares y la salud, hace que muchos jóvenes se sientan temerosos, enojados o preocupados por su futuro.

Hasta ahora, los trastornos mentales diagnosticados son el síndrome de atención con hiperactividad, la ansiedad, el autismo, el trastorno bipolar, el trastorno de conducta, la depresión, los trastornos alimentarios, la discapacidad intelectual y la esquizofrenia. Todos estos padecimientos pueden dañar la salud, la educación y la capacidad de generar ingresos de los niños y jóvenes.

Un niño sentado en su escritorio en una escuela primaria gubernamental apoyada por UNICEF, en Douala, Camerún. Foto: UNICEF/Tanya Bindra.
Un niño sentado en su escritorio en una escuela primaria gubernamental apoyada por UNICEF, en Douala, Camerún. Foto: UNICEF/Tanya Bindra.

Costo económico y falta de inversión

El impacto en la vida de los niños es incalculable, pero en términos económicos sí tiene un costo para las sociedades. La London School of Economics estima que las contribuciones perdidas debido a los trastornos mentales que conducen a la discapacidad o la muerte entre los jóvenes sumarían casi 390.000 millones de dólares al año.

Pese a la importancia crítica de la salud mental para las sociedades, los gobiernos invierten muy poco en ese renglón, alertó la directora ejecutiva de UNICEF.

No se le está dando suficiente importancia a la relación entre la salud mental y los resultados de la vida futura”, dijo Henrietta Fore y agregó que ya antes del COVID-19, los niños y los jóvenes llevaban la carga de las condiciones de salud mental sin una inversión significativa para abordarlos.

El informe destaca el abismo que existe entre las necesidades de salud mental y el presupuesto para atenderlas: regularmente, los gobiernos asignan a la salud mental el 2% de sus partidas para el sector sanitario.

Distribución de consejos de salud mental a los niños y las familias de la comunidad de Rongwai en Bangkok (Tailandia), durante la pandemia de coronavirus. Foto: UNICEF/Sukhum Preechapanic
Distribución de consejos de salud mental a los niños y las familias de la comunidad de Rongwai en Bangkok (Tailandia), durante la pandemia de coronavirus. Foto: UNICEF/Sukhum Preechapanic

No podemos seguir así

En este sentido, Fore recordó que la salud mental es parte de la salud física. “No podemos permitirnos seguir viéndola de otra manera”, abundó.

“Durante demasiado tiempo, tanto en los países ricos como en los pobres, hemos visto muy poca comprensión y muy poca inversión en un factor clave para maximizar el potencial de cada niño. Esto debe cambiar”, puntualizó.

El informe de UNICEF pide a los gobiernos y a los socios del sector público y privado que actúen para promover la salud mental de todos los niños, adolescentes y sus cuidadores, además de brindarles cuidados a los más vulnerables.

El Fondo de la ONU traza tres líneas de acción en ese sentido:

  • Invertir urgentemente en la salud mental de niños y adolescentes, lo que implica mejorar no sólo el rubro sanitario sino el bienestar social
  • Integrar y ampliar las intervenciones efectivas en los sectores de la salud, la educación y la protección social, incluyendo los programas que promueven la atención receptiva y cariñosa de padres a hijos
  • Romper el silencio que rodea a las enfermedades mentales, eliminar el estigma que conllevan y promover un mejor entendimiento de la salud mental

OPS: Vacunas cubanas requieren aprobación de OMS para ser suministradas; Cuba anuncia que se las pondrá a los menores

Cristian Artimbau, de 14 años, recibe una dosis de la vacuna Soberana 02 durante sus ensayos clínicos en un hospital en medio de preocupaciones sobre la propagación de la enfermedad del coronavirus.

Las vacunas desarrolladas por Cuba contra el COVID-19 no tienen autorización de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no se pueden comprar para países de las Américas, dijo el martes esta entidad.

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, recordó que las vacunas, Abdala y Soberana, necesitan esa autorización antes de que puedan ser suministradas por el fondo rotatorio de la OPS que apoya el acceso equitativo a las vacunas a través de la instalación COVAX dirigida por la OMS.

Esta semana las autoridades sanitarias en la isla anunciaron que comenzarán a vacunar a los adolescentes y a los niños para mediados de septiembre como parte de una campaña para inmunizar a más del 90% de la población para diciembre.

Los menores entre los 2 y 18 años recibirán al menos dos dosis de la vacuna Soberana-2 a partir del 3 de septiembre.

El comportamiento del COVID-19 en Cuba cerró el 31 de agosto con 6, 609 nuevos casos detectados y 74 decesos.

Pinar del Río es la provincia que ocupa el primer lugar entre las más castigadas por la pandemia con 1, 267 casos, seguida por La Habana, con 773 casos y Cienfuegos con 611, según el informe ofrecido por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Durante la semana pasada, Cuba promedió entre 6.500 y 7.000 casos por día y entre 70 y 80 muertes, una reducción significativa respecto de hace unas semanas, pero sigue siendo una de las tasas más altas del mundo en términos de casos por cada 100.000 habitantes.

Donaciones de EEUU de vacunas contra COVID-19 incrementan las inmunizaciones en todo el mundo

Una enfermera administra la vacuna contra COVID-19 del fabricante estadounidense Pfizer a una mujer en Selangor, Malasia, el 13 de julio de 2021. (AP/Vincent Thian).

Las donaciones de Estados Unidos de vacunas contra COVID-19 están protegiendo a personas de todo el mundo.

Los gobiernos están aumentando las tasas de vacunación mientras Estados Unidos sigue enviando millones de dosis de vacunas a todo el mundo.

En julio, tras recibir 500.000 dosis de vacunas de Estados Unidos, Bután anunció que había vacunado al 90% de su población adulta. Estados Unidos donó vacunas a Bután por medio de COVAX, asociación internacional dedicada a la distribución equitativa de vacunas.

“La exitosa campaña de vacunación de Bután es un potente ejemplo de cómo las donaciones de vacunas, aseguradas bilateral y multilateralmente, pueden ayudar a proteger y salvar vidas”, dijo el 27 de julio el Dr. Will Parks, representante de UNICEF en Bután.

Palaos anunció en agosto que ha vacunado completamente al 80% de su población elegible. Estados Unidos entregó miles de dosis a Palaos, los Estados Federados de Micronesia y las Islas Marshall a finales de 2020 y principios de 2021. En marzo, el personal del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos viajó a Palaos y vacunó a 5.600 personas, incluidas algunas en zonas remotas del país.

Enfermera del Departamento de Salud y Recursos Humanos
Enfermera del Departamento de Salud y Recursos Humanos

El presidente Biden ha dicho que Estados Unidos servirá de “arsenal de vacunas” para el mundo. Estados Unidos ya ha enviado más de 110 millones de dosis de vacunas a más de 60 países. Pronto proporcionará otros 500 millones de dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech para que COVAX las entregue a 92 economías de bajos y medianos ingresos.

Las donaciones estadounidenses están ayudando a los gobiernos a inmunizar rápidamente a miles de personas. Malasia y Sri Lanka administraron recientemente cientos de miles de dosis en un solo día, según las noticias. A fecha de 3 de agosto, Estados Unidos había enviado un millón de dosis de vacunas a Malasia y 1,5 millones de dosis a Sri Lanka por medio de COVAX.

Ecuador, que recibió 2 millones de dosis de vacunas de Estados Unidos, está vacunando a 200.000 personas al día y va camino de inmunizar a la mitad de su población a principios de septiembre, según el Banco Mundial.

La donación de más de un millón de dosis de la vacuna de inyección única del fabricante estadounidense Johnson & Johnson es suficiente para que Laos vacune al 14% de su población. En Taiwán, el 28% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna. Estados Unidos donó en junio a Taiwán 2,5 millones de dosis de la vacuna del fabricante estadounidense Moderna.

La Oficina de Representación Económica y Cultural de Taipéi en Estados Unidos, en un comunicado del 19 de junio, dijo que el envío de vacunas de Estados Unidos a Taiwán “ejemplifica el liderazgo mundial de Estados Unidos en la lucha contra COVID-19, al apoyar el acceso a las vacunas en todo el mundo”.

Letras que dicen “USA” (EE. UU.) iluminan el Grand Hotel de Taipéi en junio para agradecer a Estados Unidos la donación de vacunas contra COVID-19 a Taiwán. Foto: AP/Chiang Ying-ying.
Letras que dicen “USA” (EE. UU.) iluminan el Grand Hotel de Taipéi en junio para agradecer a Estados Unidos la donación de vacunas contra COVID-19 a Taiwán. Foto: AP/Chiang Ying-ying.

EEUU decomisa envíos de falsificaciones chinas de tarjetas de vacunación

Un trabajador de la salud muestra una tarjeta de registro de vacunación contra el COVID-19 en el Centro de Salud Queens Care, en Los Ángeles, California, el 11 de agosto de 2021. Foto: Robyn Beck / AFP.

En lo que va del año, el servicio de aduanas estadounidenses ha decomisado más de 120 envíos procedentes de China que en el manifiesto decían "tarjetas de felicitaciones", pero que en realidad eran falsificaciones de las tarjetas de vacunación estadounidenses.

Los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. afirman que solo en este año han incautado más de 121 envíos que contenían más de 3.000 falsificaciones de tarjetas de vacunación contra el COVID-19.

En un comunicado, la agencia dijo que agentes han interceptado los envíos en el puerto de Memphis, Tennessee, todos ellos desde China y con destino a distintas ciudades de Estados Unidos. El manifiesto generalmente indica que el contenido es papel o tarjetas de felicitación. Dentro había paquetes de 20, 50 o 100 de las tarjetas falsificadas.

Los oficiales detallan que las tarjetas tienen espacios en blanco para el nombre y la fecha de nacimiento, el fabricante de la vacuna, el número de lote y la fecha y el lugar en que se aplicó la inyección, así como el logotipo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. en la parte superior derecha. Pero las tarjetas contienen errores tipográficos, palabras sin terminar y, a menudo, errores ortográficos. Y siempre son importadas por una entidad médica ajena a los CDC.

Los descubrimientos se producen a medida que más y más empresas y lugares de entretenimiento requieren una prueba de vacunación para ingresar. La ciudad de Nueva York comenzará esta semana a introducir gradualmente su mandato de vacunas para bares, restaurantes y otros lugares.

El FBI advirtió al público que comprar, vender o usar una tarjeta de vacunación contra el covid falsificada es un delito. Se puede clasificar como el uso no autorizado de un sello oficial de una agencia gubernamental -como los CDC o el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.- y los infractores podrían enfrentar una multa y hasta cinco años de prisión.

El director del puerto del área de Memphis, Michael Neipert, citado en el comunicado, aseguró que las falsificaciones son una pérdida de tiempo y recursos, considerando que las vacunas son gratuitas y están disponibles en todas partes.

“Si no desea recibir una vacuna, esa es su decisión. Pero no ordene una falsificación, pierda el tiempo de mi oficial, infrinja la ley y tergiverse su situación”, dijo.

El domingo, el líder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos, el demócrata Chuck Schumer, pidió a los funcionarios federales que tomen medidas enérgicas contra las tarjetas falsas.

* Parte de la información para este informe provino de Associated Press.

Florida se convierte en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos (VIDEO)

Un trabajador de la salud realiza una prueba PCR a un hombre en un sitio de prueba móvil de COVID-19 en el condado de Manatee, en Palmetto, Florida.

MIAMI, EE.UU. - Florida se ha convertido en el epicentro del coronavirus. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) informaron que se habían registrado 21.683 contagios en un solo día, la cifra más alta jamás registrada desde el inicio de la pandemia hace 16 meses.

La situación es más que preocupante, principalmente porque la tendencia va al alza y, también, porque en una semana se había superado la marca de los 100.000 casos positivos acumulados.

“Si seguimos así, no sé dónde vamos a ir a parar”, dijo la Dra. Nuria Lawson, cirujana general del hospital Palmetto en la ciudad de Hialeah (Florida), en declaraciones a la Voz de América.

La semana pasada, los CDC recomendaron el uso de mascarillas en espacios cerrados en aquellas zonas donde haya una gran alta tasa de transmisión del virus, lo que representa más del 40 por ciento de los condados de Estados Unidos. Al mismo tiempo, los expertos sanitarios están vigilando muy de cerca la evolución de esta nueva ola de contagios, que se ha agravado con la aparición de la variante delta, mucho más contagiosa.

Florida se convierte en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:43 0:00

Sin restricciones en Florida

El gobernador de la Florida, el republicano Ron DeSantis, tiene la potestad de impulsar un paquete de medidas restrictivas para frenar el brote de contagios. Sin embargo, el responsable de la administración del estado se ha negado en rotundo a imponer restricciones ante este escenario “preocupante”, según describieron funcionarios del gobierno federal.

“No van a haber cierre de escuelas, no van a haber restricciones ni mandatos (contra el Covid-19) en el estado de Florida”, manifestó DeSantis durante un evento el viernes en un restaurante abarrotado de gente sin mascarillas.

Récord de hospitalizaciones

El escenario no es nada esperanzador por otra razón: las hospitalizaciones. Y es que después de romper récords de contagios en un solo día en Florida, el número de pacientes hospitalizados a consecuencia de la pandemia del coronavirus volvió a contabilizar más de 10.000 en un día.

Según datos facilitados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Florida tenía 10.207 ingresadas en hospitalizas por complicaciones derivadas de este mortal virus.

El último récord se había tenido el 23 de julio de 2020, con 10.170 pacientes hospitalizados. En ese momento, Florida se había vuelto a convertir en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos, pero los funcionarios estaban especialmente preocupados porque no había tratamiento médico ni vacunas disponibles.

La solución: las vacunas

Ahora, un año después, hay tres vacunas aprobadas de emergencia por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés): la de Pfizer-Biontech, Moderna y Johnson & Johnson. Los médicos estaban esperanzados en estas medicinas para combatir la crisis sanitaria. Pero lo cierto es que, según han admitido desde los CDC, el problema es que, a pesar de estar disponibles para toda la población sin costo alguno, la gente no se quiere vacunar.

La Casa Blanca, por su parte, también ha expresado su preocupación por el estancamiento de vacunaciones en el país y ha exhortado a los que aún no se han vacunado a que se pongan las dosis. “Estamos ante la pandemia de los no vacunados”, dijo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el jueves.

Menos de la mitad de la población estadounidense no tiene la pauta completa de vacunación y, hasta ahora, hay 90 millones de personas en el país que no se han inoculado la dosis. Los expertos sanitarios que están monitoreando la situación insisten en que las vacunas son efectivas para frenar los brotes, sobretodo de la variante delta.

Aunque sí que es cierto que se han dado casos de contagios de personas vacunadas, los médicos subrayan que hay muy pocas posibilidades de complicaciones severas o incluso la muerte.

"Estamos viendo brotes de casos en partes del país que tienen una baja cobertura de vacunación porque las personas no vacunadas están en riesgo. Las comunidades que están totalmente vacunadas por lo general van bien", decía la Dra. Rachel Walenski, directora de los CDC, en una comparecencia pública.

El Dr. Carlos Rivero, un médico general que ha estado tratando numerosos casos de coronavirus desde que estalló la pandemia, también defiende que la vacuna es la mejor solución aunque avisa que si no se consigue la popular “inmunidad de rebaño” -con más del 80 por ciento de la población vacunada- muy “difícilmente nos encaminaremos al final de la pandemia”.

“Contra más cantidad de personas se vacunen, nosotros vamos a ver un número mucho más bajo de personas infectadas. Que es lo que queremos lograr, porque cuando tengamos un número muy bajo de personas infectadas es cuando realmente podemos volver a lo que era la vida normal”, explicó a la VOA.

Cargar más

XS
SM
MD
LG