Enlaces de accesibilidad

Mundo

¿Qué ha pasado en 17 años de acuerdos militares entre Rusia y Venezuela?

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, estrecha la mano de su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, durante una reunión en Caracas, Venezuela, el 7 de febrero de 2020. Foto: Archivo.

MARACAIBO/VENEZUELA — La mención de un alto vocero ruso a la posibilidad de un despliegue militar del gobierno de Vladimir Putin en Venezuela se enmarca en una relación de cooperación de 17 años de vigencia, según una organización especialista en materia de seguridad y defensa.

La Voz de América detalla cómo Rusia se convirtió en un país “aliado” para los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y cómo esos nexos se han traducido en compras millonarias de armas y asesorías técnicas de Moscú.

Transacciones militares más notorias entre Venezuela y Rusia 2005-2021.
Transacciones militares más notorias entre Venezuela y Rusia 2005-2021.

1. Detalles secretos

Los acuerdos de Venezuela y Rusia en materia militar son “secretos” desde hace 17 años, durante la administración del fallecido expresidente Hugo Chávez, indica Rocío San Miguel, abogada y presidenta de la asociación civil Control Ciudadano, una ONG que se describe como abanderdada del "trabajo por el derecho de los ciudadanos a ejercer controlaría sobre los sectores de la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional".

Se sabe que los gobiernos de la nación euroasiática han brindado desde 2005 asistencia técnica, logística, entrenamiento de personal y armas a Venezuela, sin embargo, no se conocen todos los detalles de los convenios, dijo San Miguel a la Voz de América.

Ese secretismo estatal ha favorecido que empresas privadas vinculadas al gobierno ruso den entrenamiento a miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas, dijo la experta.Un tuit del comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral Número 43 Miranda (ZODI Miranda), el general de división del Ejército Johan Hernández Lárez, informó que “Instructores Internacionales de la Compañía de operaciones especiales V.E.G.A.” estaban adiestrando a la Unidad de Acción Rápida del Comando de Zona Número 44 (Miranda) de la Guardia Nacional Bolivariana. Se trata de la empresa privada de seguridad rusa Vegacy Strategic Services Ltd., también conocida como VEGA.

“Los acuerdos pueden ser secretos si un Estado los define de esa manera, pero se deben establecer mecanismos de control democrático, como comisiones ad-hoc en los Congresos. Sin ellas, no hay verificación de cumplimiento. Son acuerdos leoninos, que terminan fracasando”, advierte San Miguel.

La crisis política e institucional de Venezuela ha afectado la vigilancia sobre esos acuerdos. Ocurre que el poder judicial afín a Maduro anuló las competencias del Parlamento electo en 2015 y ahora, desde 2020, el chavismo domina esa Asamblea con un tono predominantemente leal al presidente venezolano.

Las fuerzas políticas aliadas de Chávez eran mayoría en los poderes legislativos de la primera década de vigencia de los acuerdos militares con Rusia. Esos parlamentos decretaron la confidencialidad de esos acuerdos.

San Miguel menciona como una de las consecuencias de la falta de control institucional a los acuerdos militares con Rusia que Venezuela tiene “más de una década” esperando la construcción de una fábrica de fusiles Kalashnikov.

2. Proveedor armamentista

Venezuela ha comprado centenares de millones de dólares en armas, unidades y equipos militares a Rusia desde 2005, con especial énfasis en la gestión del expresidente Hugo Chávez, según informes de la asociación Control Ciudadano.

El país rompió vínculos con proveedores militares de Estados Unidos y otros países aliados luego del primer quinquenio de gobierno de Chávez.

En cambio, recurrió a Rusia y China como aliados estratégicos para comprar equipos militares, si bien no es posible detallar sus cantidades, modelos y costos debido a decretos legislativos de confidencialidad de esos acuerdos.

Las compras a Rusia incluyeron 100.000 fusiles AK-103 y AK-104, 74 millones de cartuchos, más de 60 helicópteros, dos docenas de aviones de caza, tanques, vehículos de combate y lanzamisiles portátiles antiaéreos y antitanques, de acuerdo con los reportes de Control Ciudadano entre 2005 y 2012.

Las adquisiciones venezolanas se redujeron en los años siguientes, ya durante la presidencia de Nicolás Maduro, en comparación con esas primeras compras.

Entre 2013 y 2016, por ejemplo, Rusia vendió al país suramericano solo 13 aviones de caza y un simulador de guerra naval, así como una cantidad no determinada de pistolas Parabellum (calibre 9x19 milímetros).

Desde 2017, el gobierno ruso vendió a Venezuela un centro de mantenimiento y reparación de sistemas blindados y de artillería; un sistema central para monitoreo del parque de armamento; un sistema de vuelo simulado para helicópteros y otro similar para aviones de caza Su-30MK2.

Control Ciudadano registró en 2021 la compra a Rusia por parte de Venezuela de una cantidad no especificada de Orlan 10, un vehículo aéreo remotamente tripulado (dron) para operaciones de reconocimiento.

3. Bases no, tropas sí

Uno de los principales portavoces de la política exterior de Rusia no quiso descartar la semana pasada un despliegue militar en Venezuela y Cuba en medio de tensas conversaciones con Estados Unidos para zanjar la crisis fronteriza en Ucrania, donde Washington teme una invasión de las fuerzas armadas de Putin.

“No quiero confirmar ni quiero descartar nada. En el estilo americano, la opcionalidad de la política exterior y militar es la piedra angular para asegurar la poderosa influencia de ese país (…) depende de las acciones de los colegas estadounidenses”, afirmó el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, sobre la posibilidad de un despliegue bélico en países latinos aliados.

Venezuela es considerada una “zona de paz” y, en ella, no se pueden establecer bases militares extranjeras o instalaciones que tengan de alguna manera “propósitos militares” por parte de ninguna potencia o coalición de potencias mundiales, reza el artículo 13 de la Constitución del país suramericano.

Según la Carta Magna venezolana, su territorio no podrá ser jamás “cedido, traspasado, arrendado o enajenado” ni siquiera temporalmente a Estados extranjeros u otros sujetos de derechos internacional.

Lo que sí permite el texto legal es la autorización de misiones militares extranjeras en el país. Su artículo 187 determina que esa competencia queda en manos de la Asamblea Nacional, dominada por una abrumadora mayoría del chavismo desde las elecciones de 2020, donde la oposición no participó.

“Habría que ver si el oficialismo estaría dispuesto a dar ese paso (de aprobar la presencia de tropas rusas en Venezuela), como una manera de provocación a los asuntos entre Rusia y Estados Unidos”, comenta San Miguel a la VOA.

4. El chavismo lo refrenda

El gobierno de Nicolás Maduro reprochó la semana pasada las críticas de la oposición a las declaraciones del viceministro ruso sobre un posible despliegue de su poderío militar en países aliados, como Cuba y Venezuela.

Según el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, las relaciones de cooperación militar entre Rusia y Venezuela “ya existen”.

“No asombra ver a la vil vocería de la antipatria hablar de soberanía nacional después de rogar intervención militar y sanciones contra Venezuela, cuando Rusia asoma la posibilidad de profundizar las relaciones de cooperación militar de nuestras naciones, las cuales ya existen”, comunicó en Twitter.

El presidente Maduro no hizo mención a las declaraciones del vocero ruso cuando presentó el sábado pasado su memoria y cuenta de su gestión de 2021 ante la Asamblea Nacional, donde controla 256 de 277 curules.

El especialista en relaciones internacionales, Lauren Caballero, explica que Venezuela “marcó la pauta” para alianzas estratégicas de alto nivel con Rusia en Latinoamérica, superando incluso los antiguos nexos con Cuba.

Coincide en la necesidad de los Estados de mantener ciertos aspectos de seguridad y defensa bajo llave, pero advierte que, en el caso venezolano, el chavismo ha hecho parecer que “todo formara parte de esos acuerdos secretos”.

Advierte que esos contratos confidenciales ocurren en un país donde los niveles de corrupción y de impunidad por ella se han elevado en años recientes.

“Esa una relación muy buena desde el punto de vista geopolítico, pero pareciera que Venezuela termina siendo un jugador de segundo nivel” por la forma como se expresó el vocero ruso sobre asuntos soberanos, dice a la VOA.

5. “Ojalá fuera verdad”

No es la primera vez que se menciona la posibilidad de que Rusia instale bases militares en Venezuela. En 2018, circularon versiones extraoficiales de que el gobierno ruso instalaría una base en la isla La Orchila, donde está ubicado un campamento militar venezolano, al norte del país.

Diosdado Cabello, entonces presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, hoy diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela y uno de los hombres fuertes del chavismo, dijo que “ojalá fuera verdad” la noticia, desmintiéndola.

“Sale una noticia por ahí: Rusia prepara la instalación de una base militar en La Orchila. Ojalá fuera verdad, no una, dos, tres, cuatro, 10”, expresó durante una sesión de esa Asamblea, considerada ilegítima por la oposición a Maduro.

Cabello precisó hace cuatro años que tres aviones de la fuerza aérea rusa realizaron una “visita de cortesía” en Venezuela. “Los atendimos como buenos compañeros, camaradas, como debe ser”, dijo.

6. La denuncia del exjefe de inteligencia

Manuel Cristopher Figuera, director de los servicios de inteligencia de Venezuela hasta 2019, cuando se separó del gobierno de Maduro, afirmó el fin de semana que Rusia tiene dos bases militares instaladas en el país.

Las instalaciones rusas estarían ubicadas en Valencia, Carabobo, en el centro occidente del país, y en Manzanares, estado Miranda, en el centro de Venezuela, según indicó en un comunicado

El exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, hoy en el exilio, precisó que una de las bases estaría dentro de la 41° Brigada Blindada en Valencia, estado Carabobo, en el centro occidente de Venezuela; y la otra, de exploraciones de comunicación e inteligencia de Rusia, estaría ubicada en Manzanares, estado Miranda, centro del país, para proteger a Maduro.

Ningún vocero del gobierno venezolano se ha pronunciado sobre la denuncia de Cristopher Figuera, a quien Maduro llamó “topo y traidor” en 2019.

Vea todas las noticias de hoy

Fijan fecha para juicio de un corresponsal freelance de RFE/RL, en Bielorrusia

Andrey Kuznechyk, periodista.

Las autoridades en Bielorrusia fijaron fecha para el juicio del corresponsal freelance de Radio Europa Libre (RFE/RL), Andrey Kuznechyk, cuyos familiares y compañeros no han sido informados de los cargos que enfrenta desde su arresto el año pasado en la exrepública soviética.

La Asociación de Periodistas de Bielorrusia dijo el 25 de mayo que el juicio de Kuznechyk se llevará a cabo a puerta cerrada en la ciudad oriental de Mahilou el 8 de junio.

Kuznechyk fue sentenciado inicialmente a 10 días de prisión el 26 de noviembre de 2021 por cargos de vandalismo que él niega.

El 6 de diciembre, cuando terminó su sentencia, no fue liberado y se le impuso otra pena de prisión de 10 días, también por un cargo de vandalismo.

Después de cumplir esa pena de prisión, Kuznechyk nuevamente no fue liberado y en su lugar fue acusado de un delito no especificado.

Los familiares de Kuznechyk dijeron en su momento a RFE/RL que el periodista seguía manteniendo su inocencia.

El presidente de RFE/RL, Jamie Fly, ha dicho que la ampliación de la pena de Kuznechyk "por cargos absurdamente inventados" debería considerarse un delito en sí mismo.

El 23 de diciembre, Fly condenó las acciones del gobierno bielorruso contra los medios libres y afirmó que Kuznechyk estaba entre los "rehenes tomados por este régimen sin ley, no criminales. La información fáctica no es una actividad 'extremista' y el periodismo no es un crimen".

Vigilias para recordar a las víctimas de Tiananmén y la represión en Hong Kong

El monumento en Hong Kong dedicado a las víctimas de la masacre en la plaza Tiananmén. (AP Photo/Kin Cheung).

La vigilia de Tiananmén suprimida en Hong Kong se recreará en todo el mundo este 4 de junio cuando la gente en más de 20 ciudades encienda velas en recuerdo de los muertos en la represión de Beijing de 1989, informó Amnistía Internacional en un comunicado.

El evento anual de Hong Kong se llevó a cabo durante más de 30 años, pero ha estado prohibido desde 2020 en medio de una mayor represión en la ciudad.

Amnistía Internacional está organizando una serie de vigilias mundiales con velas y otros eventos para seguir exigiendo justicia y mostrando solidaridad con Hong Kong.

"Los esfuerzos concertados del gobierno chino para borrar la represión de Tiananmén de la historia se han extendido a Hong Kong desde que se promulgó la ley de seguridad nacional en la ciudad en 2020. Pero las atrocidades del 4 de junio de 1989 nunca deben olvidarse", dijo Hana Young, directora regional adjunta de Amnistía para Asia Oriental.

"Este 4 de junio, la gente se reunirá en todo el mundo para recordar a los asesinados en Beijing hace 33 años y para solidarizarse con aquellos en Hong Kong cuyos actos pacíficos de conmemoración ahora están criminalizados".

Durante tres décadas, Hong Kong fue sede de la conmemoración más grande del mundo de la represión de Tiananmén: donde cientos, posiblemente miles, de personas murieron cuando las tropas chinas abrieron fuego contra estudiantes y trabajadores que habían estado pidiendo pacíficamente reformas políticas y económicas, así como el fin de la corrupción.

Todos los años, el 4 de junio desde 1990, hasta cientos de miles de personas se unían a una vigilia con velas en el Parque Victoria de Hong Kong para recordar a los asesinados. Hacían un llamado a las autoridades chinas para que revelaran la verdad sobre lo sucedido y asuman la responsabilidad por las muertes. La vigilia ha estado prohibida durante los últimos dos años, supuestamente por motivos de Covid-19.

El organizador de la vigilia, la Alianza de Hong Kong, se vio obligada a disolverse en septiembre de 2021 después de estar bajo una presión cada vez mayor desde la promulgación de la ley de seguridad nacional de Hong Kong en junio de 2020. Varias de sus figuras principales se encuentran en la cárcel.

La Alianza es una de varias organizaciones prominentes de la sociedad civil que se vio obligada a retirarse desde el año pasado después de ser atacada por la policía de Hong Kong por motivos de seguridad nacional.

En el 33° aniversario de la represión mortal en Tiananmén, las vigilias y eventos relacionados, organizados por Amnistía Internacional y otros grupos, se llevarán a cabo en ciudades como San Francisco, Washington DC, Seúl, Taipéi, Ulaanbaatar, Sídney, Oslo, París, Ámsterdam y Londres.

"El simple acto de encender una vela por Tiananmén se ha convertido en un delito en Hong Kong, tal como lo ha sido en China continental durante más de 30 años. Pero la historia no se puede borrar y el activismo nunca se silenciará", dijo Hana Young.

"Así como los hongkoneses alguna vez se solidarizaron con las víctimas de Tiananmén, el resto del mundo ahora se solidariza con el pueblo de Hong Kong para transmitir el mismo mensaje: que la represión no será tolerada en ningún lugar", precisó el comunicado de Amnistía Internacional.

Escritor tibetano desaparecido estaría detenido en prisión de la provincia china de Qinghai

El escritor y poeta tibetano Gendun Lhundrub.

El escritor y poeta tibetano Gendun Lhundrub, que lleva más de un año recluido en régimen de incomunicación tras su arresto en 2020, se encuentra recluido en una prisión de Siling, dijeron tibetanos con conocimiento de su situación a Radio Asia Libre, RFA.

Lhundrub, de alrededor de 47 años y ex monje en el monasterio de Rongwo en el condado de Rebgong (Tongren) en la prefectura autónoma tibetana de Malho (Huangnan), había sido monitoreado por las autoridades en busca de signos de disidencia política antes de ser detenido, dijo a RFA un tibetano que vive en el exilio.

Las autoridades arrestaron a Lhundrub el 2 de diciembre de 2020 en la provincia de Qinghai, en el oeste de China, cuando se dirigía a asistir a un debate religioso en Rebgong. Lo metieron en la parte trasera de un automóvil negro conducido por la policía china, según un testigo.

“Nos enteramos de que Gendun Lhundrub, cuyo paradero se desconocía hasta ahora, está detenido en un centro de detención en Siling”, declaró un tibetano que vive dentro de la Región Autónoma del Tíbet. “Sin embargo, a los miembros de su familia todavía no se les permite verlo y no se ha revelado información sobre su condición”.

Según los informes, Lhundrub se encuentra en un programa de reeducación política para el cual debe traducir escrituras budistas tibetanas al chino mandarín, dijo la fuente. El Partido Comunista Chino requiere que los estudios de budismo tibetano se enseñen exclusivamente en chino, precisó RFA.

Los funcionarios chinos le dijeron a la familia de Lhundrub en una llamada telefónica de septiembre de 2021 que el juicio del escritor pronto se llevaría a cabo, pero no han tenido noticias desde entonces, dijo un segundo tibetano que vive en el exilio.

“Según una fuente cercana a Lhundrub, todavía no hay noticias sobre su juicio, pero está detenido en un centro de detención especial donde su vida no corre peligro”, agregó la fuente.

Las autoridades chinas han detenido con frecuencia a escritores y artistas tibetanos que promueven la identidad y la cultura nacionales tibetanas, y muchos han sido condenados a largas penas de prisión, luego de las protestas en toda la región contra el gobierno chino que barrieron el Tíbet y las áreas tibetanas en las provincias occidentales de China en 2008.

Los derechos lingüísticos se han convertido en un foco particular para los esfuerzos tibetanos para afirmar la identidad nacional en los últimos años, con cursos de idiomas organizados informalmente que generalmente se consideran “asociaciones ilegales” y con maestros sujetos a detención y arresto, dicen las fuentes.

Las autoridades también han emitido órdenes a los monjes y monjas budistas sobre el uso del chino mandarín en lugar del tibetano.

En una conferencia religiosa en Qinghai en septiembre de 2021, las autoridades gubernamentales dieron instrucciones de que los monasterios y centros de estudio budistas tibetanos debían comenzar a traducir los textos de clase del tibetano al chino mandarín, el "idioma común" de China, dijeron las fuentes a RFA en un informe en ese momento.

A los monjes y monjas se les dijo que debían aprender y hablar entre ellos en chino en lugar de su idioma nativo, como parte del llamado del presidente chino Xi Jinping para sinizar la religión en todo el país.

Traducido por Tenzin Dickyi para el Servicio Tibetano de RFA. Escrito en inglés por Roseanne Gerin.

Dos soldados rusos se declaran culpables de crímenes de guerra en Ucrania

Residentes de pie junto a una escuela destrozada en un ataque ruso en Bakhmut, en el este de Ucrania. (AP Foto/Francisco Seco)

Dos soldados rusos capturados se declararon culpables el jueves de bombardear una ciudad en el este de Ucrania en el segundo juicio por crímenes de guerra.

En el juicio en el tribunal de distrito de Kotelevska en el centro de Ucrania, los fiscales estatales pidieron que Alexander Bobikin y Alexander Ivanov fueran encarcelados durante 12 años por violar las leyes de la guerra.

Un abogado defensor pidió clemencia y dijo que los dos soldados habían estado siguiendo órdenes y se habían arrepentido.

Bobikin e Ivanov, que estaban en una caja de vidrio reforzado, reconocieron ser parte de una unidad de artillería que disparó contra objetivos en la región de Kharkiv desde la región de Belgorod en Rusia. El bombardeo destruyó un establecimiento educativo en la ciudad de Derhachi, dijeron los fiscales.

Los militares, descritos como un conductor de artillería y un artillero, fueron capturados después de cruzar la frontera y continuar con los bombardeos, dijo la oficina del fiscal general. Leer historia completa

"Soy completamente culpable de los delitos de los que se me acusa. Disparamos contra Ucrania desde Rusia", dijo Bobikin al tribunal en los procedimientos que se transmitieron en vivo.

Al pedir que no se le conceda la pena máxima de cárcel, Ivanov dijo: "Me arrepiento y pido una reducción de la sentencia".

La audiencia duró menos de una hora. El veredicto se espera para el 31 de mayo.

Un tribunal ucraniano condenó a un soldado ruso a cadena perpetua el lunes por matar a un civil desarmado. Rusia dijo que no tenía información sobre el juicio y que la ausencia de una misión diplomática en Ucrania limitaba su capacidad para brindar asistencia. Leer historia completaLeer historia completa

Se esperan muchos más juicios de este tipo tanto en Ucrania como en Rusia, que ha negado haber tenido como objetivo a civiles o su participación en crímenes de guerra.

Amnistía Internacional pide a Bachelet una investigación seria en Xinjiang, China

la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. (Fabrice COFFRINI / AFP).

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos debe abordar los crímenes de lesa humanidad y las graves violaciones de derechos humanos mientras su equipo visita la región autónoma uigur de Xinjiang en China esta semana, ha dicho Amnistía Internacional.

Un equipo dirigido por la alta comisionada Michelle Bachelet pasará seis días en China, incluido Xinjiang, donde Amnistía Internacional ha documentado encarcelamientos arbitrarios, torturas y persecuciones sistemáticas de uigures, kazajos y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas.

“La visita largamente postergada de Michelle Bachelet a Xinjiang es una oportunidad fundamental para abordar las violaciones de los derechos humanos en la región, pero también será una batalla constante contra los esfuerzos del gobierno chino por encubrir la verdad. La ONU debe tomar medidas para mitigar esto y resistirse a que se la utilice para apoyar la propaganda descarada”, declaró Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

“Con una duración de seis días, esta visita solo podrá rascar la superficie de abordar los crímenes contra la humanidad en Xinjiang. Pero, como mínimo, la visita de Bachelet debe centrarse en las víctimas de la represión de China: los uigures y otros musulmanes que han sido atacados y las muchas familias en el extranjero que están atormentadas por no saber dónde están sus familiares y cómo buscar justicia, verdad y reparación”, dijo.

Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos han pedido repetidamente a las autoridades chinas que permitan el acceso a Xinjiang a expertos independientes en derechos humanos de la ONU y a otros observadores, una demanda que finalmente se está cumpliendo con esta breve visita de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

La Alta Comisionada se comprometió a hablar con las partes interesadas clave antes de su visita. Sin embargo, el equipo de la ONU enfrenta un serio desafío para garantizar que esta visita cumpla con el estándar declarado de ser verdaderamente “sin restricciones”, “significativa” e “que incluya entrevistas sin supervisión”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG