Enlaces de accesibilidad

Deportes

Ali vs. Stevenson: la pelea que nunca fue

Mohamed Ali y Teofilo Stevenson

Durante la cuarentena, los fanáticos del deporte hemos sido relegados a la nostalgia y la especulación. En el ámbito del deporte cubano, hay pocas situaciones más especuladas y soñadas que la pelea idealizada entre el que muchos expertos consideran el mejor boxeador profesional de todos los tiempos, Muhammad Ali y el mejor peleador amateur cubano Teófilo Stevenson.

El éxito de ambos púgiles es indiscutible y las comparaciones de esta índole, que suelen ocurrir mucho en el mundo del box, no son muy precisas, especialmente cuando se comparan peleadores profesionales y amateurs.
Estando consciente de lo inexacto e inútil que es a veces comparar atletas que laboraron en distintas épocas o condiciones, decidí investigar más sobre lo que pudiese haber pasado si Ali y Stevenson se hubiesen enfrentado en el cuadrilátero.


Comencemos con la estatura y peso de los dos gladiadores. Teo, el gigante de Puerto Padre, medía aproximadamente 6 pies 5 pulgadas y pesaba, cuando estaba en buena forma, entre 210 y 215 libras y Alí medía unos 6’3, pero cargaba un poco más de peso (entre 215 y 220 libras) en sus mejores momentos.

Ambos decayeron físicamente al final de sus carreras. Alí peleó hasta los 39 años y Stevenson cumplía 34 antes de su combate final.

Fue a mediados de la década del 70 que se propuso la pelea por primera vez. Para el año 1978, la Federación Cubana de Boxeo, asesorada por Fidel Castro, propuso cinco peleas a tres asaltos bajo las reglas del deporte amateur. El plan cubano proponía que los cinco combates se efectuaran en cinco ciudades distintas en Estados Unidos. El concepto cubano quedaba muy lejos de la “pelea del siglo” a 15 asaltos que se imaginaban los promotores americanos.

Mohamed Ali sobre el cuadrilátero
Mohamed Ali sobre el cuadrilátero

Ciertamente, en el año 1978, Teófilo Stevenson estaba en su apogeo, fue coronado campeón en el torneo mundial de boxeo amateur, destrozando en su camino al americano Tony Tubbs, el cual, años después (1985) ganaría el campeonato mundial del Consejo Mundial de Boxeo Profesional.

Por su parte, Alí, quien le llevaba 10 años a Stevenson, perdió su campeonato mundial frente al excampeón olímpico americano Leon Spinks en febrero de 1978, pero siete meses después, en septiembre de ese año, lo recuperaría. Sin embargo, era obvio que Muhammad Alí no tenía los mismos reflejos y, mucho menos, la rapidez que revolucionaron la división de los pesos pesados.



Los problemas físicos del tres veces campeón mundial se empezaron a evidenciar ya un año antes, en 1977. Entonces Alí derrotaba al boxeador argentino Alfredo Evangelista y al americano Ernie Shavers.

Fue a mediados de la década del 70 que se propuso la pelea por primera vez ...


El muy colorido medico de Alí, el tampeño Ferdie (Fernando) Pacheco, le aconsejó a su peleador que se retirara. “La pelea de Evangelista fue un desastre, en sus mejores momentos Muhammad liquidaba a Evangelista en menos de cinco rounds,” me comentaba hace unos años el famoso y ya fallecido ‘médico del ring’. “Los golpes que Muhammad le aguantó a Ernie Shavers en la segunda pelea del año 1977 fueron más de lo que muchos peleadores reciben en su carrera entera,” me afirmó Pacheco. “No quise ser cómplice de la masacre de Alí.” Después de quince años en la esquina de Muhammad Alí, Ferdie Pacheco abandonó su espacio privilegiado en una de las esquinas más históricas del boxeo, la cual Pacheco compartió con Ángelo Dundee, Bundini Brown y el cubano Luis Sarria.

“El factor edad tiene que ver mucho en cuanto a la evaluación de un combate entre Alí y Stevenson. Alí es indiscutiblemente un boxeador más completo que Stevenson pero en el ‘78 ó ’79, cuando es más probable que se hubiesen enfrentado, Stevenson posiblemente hubiese estado en mejores condiciones porque era más joven,” nos comentó el periodista deportivo Jorge Ebro.

También es indiscutible que Stevenson era un pegador fuerte por excelencia, lo que los fans del boxeo cubano llamamos “una patada de mulo.” Muchas de sus 302 victorias en su ilustre carrera amateur fueron por la vía rápida, pero plantea la pregunta “¿A quién estaba noqueando?” “Muchas de las peleas de Stevenson fueron contra muchachos jóvenes, poco experimentados, que comenzaban sus carreras,” me explicó el comentarista deportivo de Radio Martí, Pepe Campos. “El estilo rígido, soviético, de Stevenson, nunca me gustó. Si hubieran peleado en el cenit de la carrera de ambos, me voy con Alí de calle.”


Tanto Alí, en el ámbito del boxeo profesional y Stevenson, en los amateurs, se convirtieron en leyendas durante sus carreras activas en el cuadrilátero. Cuando ellos entraban al ring también entraba un historial glorioso, el cual favoreció a ambos en muchas ocasiones. Ganarle por decisión a Alí o a Stevenson era casi imposible. En ambos casos abundan los ejemplos de peleas cerradas, donde las decisiones de los jueces favorecieron a las leyendas.

Mucho tiene que ver con lo que cada uno representaba para el boxeo, para su país, y en el caso de Alí, para su raza y religión.

Stevenson, para Fidel Castro, representó lo mismo que Max Schmeling simbolizó para Adolfo Hitler ...


Teófilo Stevenson, después de su primera medalla de oro olímpica de Múnich, en el año 1972, se convierte en, quizá, la figura deportiva más relacionada con el período revolucionario. Toda celebridad que visitara Cuba durante las décadas del 70 y 80, tendrían que tomarse una foto con el púgil legendario. Stevenson, para Fidel Castro, representó lo mismo que Max Schmeling simbolizó para Adolfo Hitler durante el reinado Nazi en Alemania.
Cuando Schmeling noqueó a Joe Louis, a quien muchos, incluyéndome a mí, consideramos el mejor peso completo en la historia del boxeo en 1936, el recibimiento en la Alemania de Hitler fue impresionante. El ministro de propaganda Nazi, Joseph Goebbels, famoso por su frase “una mentira repetida con convicción el número suficiente de veces acaba por convertirse en verdad,” creó una buena y elaborada campaña, mostrando cómo Schmeling era un Nazi idílico. Resulta que, después de la Segunda Guerra Mundial, nos enteramos de que Schmeling nunca fue Nazi, e inclusive, ayudó a dos jóvenes judíos escapar de las garras de la Gestapo.

Stevenson en combate con Olaf Walther
Stevenson en combate con Olaf Walther

Durante el período en que la pelea celestial entre Stevenson y Alí se estaba tramando, Stevenson, en varias oportunidades, mencionó que él no cambiaría el amor y adoración de 8 millones de cubanos por todos los millones que le podían ofrecer los promotores americanos. No tenemos por qué dudar de la “entrega revolucionaria” de Stevenson, pero como me recordó un amigo recientemente, “Stevenson no vivía como un cubano de a pie.”

A los líderes de la Nación del Islam no se les escapó el impacto publicitario que representó Alí para su causa ...


Alí también sirvió como símbolo político. En 1964, cuando se coronó campeón del mundo al vencer a Sonny Liston, Cassius Clay tenía 22 años, se cambió el nombre por el de Muhammad Alí y se alisto en la Nación del Islam, una organización religiosa y socio política, creada con el fin de resucitar la conciencia espiritual, económica y política de la comunidad Afroamericana y que vagamente está relacionada a la religión del Islam.

En ese momento, la Nación de Islam era dirigida por Elijah Muhammad y Malcolm X, dos figuras polémicas por sus teorías de elitismo racial y los métodos confrontativos y a veces violentos que predicaban para “combatir las injusticias del racismo y las pobres condiciones socioeconómicas de los afroamericanos.” A los líderes de la Nación del Islam no se les escapó el impacto publicitario que representó Alí para su causa y su organización. Pacheco me comentó en una entrevista que había tres temas que el entrenador de Alí, Ángelo Dundee, había prohibido hablar frente a Muhammad, “religión, política y mujeres.”

Alí citó sus principios religiosos para evadir su reclutamiento al ejército americano para combatir en Vietnam. Aunque las cortes le concedieron la postura de objeción de conciencia, el departamento de justicia estadounidense desestimó el fallo del juez Lawrence Grauman y le suspendieron a Muhammad Alí su licencia de boxeo. El campeón mundial estuvo fuera del deporte por casi cuatro años.

Durante el período en que Alí estuvo separado del boxeo, años que fácilmente se puede argumentar hubiesen sido sus más fructíferos, debido a su poca edad y su excelente condición física, se convirtió en una figura política importante para la Nación del Islam y, más allá, para un creciente movimiento mundial que se oponía a la intervención estadounidense en Vietnam. El nombre y la imagen de Muhammad Alí se convirtieron en una marca, un sello que representaba, más que a un gran deportista, a un ídolo de la izquierda internacionalista, inclusive en lugares del mundo donde se desconocía el boxeo.

Stevenson en uno de sus combates
Stevenson en uno de sus combates

Rasgos de la política radical y experimental de la década del ‘60 todavía permanecían vigentes en la conciencia mundial una década después y por lo tanto, parte de la atracción de la pelea ensoñada Alí vs Stevenson tenía que ver con todas las corrientes sociales, políticas y culturales que entraban al ring con los dos boxeadores.

Sin embargo, le restas el misticismo sobrenatural al combate y se analiza desde el punto de vista boxístico, y quedan pocas dudas de quién hubiese dominado la pelea. Cuando le propuse la idea de la pelea del siglo al periodista y analista del boxeo, Santos Pérez, la respuesta fue contundente. “Hay que tomar en cuenta primero la calidad como contrincante de cada boxeador.” me explicó Pérez. “Stevenson peleó con algunos buenos boxeadores, pero entró al ring con ellos cuando estaban muy jóvenes, crudos, mientras que Alí se enfrentó durante su carrera a una cosecha de titanes en la categoría de los pesados. Foreman, Frazier, Liston, Patterson, Norton etc.”

el boxeo captura la imaginación del aficionado como ningún otro deporte. ...


Santos Pérez también me hizo hincapié en el hecho de la cantidad de rounds que cada boxeador estaba acostumbrado pelear. “En aquel entonces, una pelea de campeonato era pactada a 15 asaltos, Stevenson estaba acostumbrado a pelear solamente tres. También sería muy ingenuo pensar que Teo se pudiera adaptar tan fácil al estilo del boxeo profesional. Empezando porque los profesionales no se ponían el equipo de protección para la cabeza. Ellos sentían el efecto completo de los golpes. ¿Quizás por eso Alí quedó en malas condiciones, con su enfermedad de Parkinson?”.

Para mí, el boxeo captura la imaginación del aficionado como ningún otro deporte. El mantra boxístico de que “cualquier cosa puede pasar en el cuadrilátero”, enriquece la intriga del deporte y nos ofrece las situaciones imponderables como la pelea entre Alí y Stevenson.

en 1971
en 1971

Los dos boxeadores se llegaron a conocer durante los múltiples viajes que hizo Alí a Cuba. Mi impresión, cuando veo las imágenes de esos encuentros, es que Stevenson y Alí, más allá de respetarse como boxeadores, se apreciaban como lo que fueron, iconos de movimientos, figuras mitológicas del deporte. Además de los golpes recibidos en el ring, los veteranos de muchas batallas cargaban con ellos los golpes de la vida y la atención y presión pública, de los cuales ambos fueron víctimas y benefactores.

Indiscutiblemente, Alí vs. Stevenson hubiese sido un espectáculo publicitario como ningún otro y, quizá, nos hubieran ofrecido un par de rounds interesantes, sin embargo, pienso que el estado irresoluto de la cuestión invita a especulaciones y conjeturas y ¿qué es la deliciosa mitología del boxeo, sino especulación y conjetura?

Vea todas las noticias de hoy

Púgiles cubanos Begué y Parada ganaron sus peleas y siguen invictos en RD

Un par de guantes de boxeo permanecen en una mesa mientras los boxeadores se preparan para una sesión de entrenamiento en la Ciudad Deportiva en La Habana, el 6 de noviembre de 2018.

El súper pesado camagüeyano Félix Parada y el semipesado guantanamero Ernesbadi Begué salieron airosos en sus peleas profesionales, durante un cartel boxístico efectuado el último fin de semana en el Coliseo Carlos “Teo” Crúz, en Santo Domingo, República Dominicana.

En las 175 libras el guantanamero Begué (3-0-2 KO) derrotó por KO en el segundo rounds al veterano local Andy Pérez (20-13-19 KO).

Ernesbadi , con combinaciones a los planos bajos, puso fuera de combate al quisqueyano.

En la división de los pesos completos el agramontino Félix Parada (3-0-3 KO) superó por KO en el tercer round al dominicano Frankenide Farías Mola.

A falta de 10 segundos para que concluyera en segundo asalto, el cubano Parada le llegó con un gancho de izquierda a Farías, quien estaba en plena esquina azul.

En los segundos finales del tercer round el peleador de Camagüey combinó con ganchos al cuerpo de Farías, quien de espalda en la esquina roja no pudo aguantar los golpes de Parada.

El entrenador del quisqueyano, al ver la plena superioridad del cubano, decidió tirar la toalla.

Parada forma parte de un grupo de siete púgiles de la mayor isla de las Antillas que pelean a nivel profesional en los súper pesados.

La lista la encabeza el veterano Luis Ortiz, ex campeón interino de la Asociación Mundial de Boxeo, seguido por el invicto guantanamero Frank Sánchez Faure.

Sánchez (18-0-13 KO) peleará el próximo 9 de octubre en Las Vegas, estado de Nevada, ante el nigeriano residente en Stanford, Texas, Efe Ajagba (15-0-12 KO), durante el cartel que tendrá como principal combate a la trilogía entre el invicto británico Tyson Fury y el estadounidense Deontay Wilder.

El sueño de la FIFA de celebrar una Copa del Mundo cada dos años

Neymar y Messi a punto de jugar en el Paris Saint-Germain en septiembre del 2021. (KENZO TRIBOUILLARD / AFP).

La Federación Internacional de Fútbol, FIFA, continúa soñando con celebrar la Copa Mundial de balompié masculino cada 2 años en vez de 4, y comenzará el próximo mes una agresiva campaña para convencer a las 211 federaciones individuales del planeta.

También tiene que persuadir a los futbolistas, los sindicatos, los clubes más poderosos y las 6 confederaciones continentales, ya que algunas de ellas, como por ejemplo la UEFA y la CONMEBOL, no están de acuerdo con celebrar el mundial cada 2 años inclusive alegando que harán un boicoteo a ese segundo mundial si es que algún se llega a jugar.

La FIFA contrató una compañía alemana que está realizando un sondeo alrededor del mundo y espera tener más de 100-mil opiniones en más de 100 países para poder presentar los resultados a sus críticos a principios del próximo año.

La FIFA espera realizar la primera propuesta el 30 de septiembre cuando sostenga “charlas” con varios clubes, jugadores, federaciones nacionales e inclusive confederaciones continentales y aunque no será la propuesta “oficial” la FIFA comenzará planteando que los mundiales cada 2 años es la mejor manera de mantener a los futbolistas en su mejor forma.

Hasta ahora se ha encuestado a más de 30-mil aficionados en más de 30 países y la FIFA alega que una gran mayoría está de acuerdo con celebrar el mundial masculino cada 2 años.

La UEFA (Unión Europea de Fútbol) y la CONMEBOL (federación sudamericana de fútbol), o sea, las dos confederaciones continentales más importantes y poderosas del planeta, están en total desacuerdo con la FIFA y prometieron hacer todo lo posible para que el mundial no se celebre cada dos años. Después de todo un mundial no sería un mundial sin los 66 países europeos y sudamericanos.

Mucha gente opina que cuando la FIFA termine su encuesta y presente su propuesta oficial, y mas importante aún, cuando la FIFA hable de dinero con los futbolistas, los sindicatos, los clubes, las federaciones y las confederaciones, el mundial de fútbol cada 2 años ya no va a estar tan lejos de la realidad.

No se pierdan lo mejor del fútbol internacional, y cualquier cosa que ocurra con la FIFA en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES de 7 pm a 8 pm y su repetición a la medianoche por las ondas radiales de Radio Martí en su página oficial.

Tres más abandonan y ya suman 6 los peloteros cubanos que deciden quedarse en México

Equipo nacional de béisbol de Cuba. Foto Archivo

Sueños, sueños y más sueños. Son anhelos que tienen en sus mentes los 6 peloteros cubanos que optaron, hasta ahora (pudieran ser más ), por quedarse en México con una misma mirada, jugar béisbol profesional.

En México se desarrolla la Copa Mundial de Béisbol Sub-23, y cada equipo tiene un roster de 24 jugadores. Ahora, el equipo Cuba, que este domingo derrotó a la selección de Alemania 10 carreras por 3, se quedó con un roster recortado de 18 jugadores.

En la victoria de Cuba ante Alemania los lanzadores cubanos poncharon a 12 “teutones”. Este lunes 27 de septiembre Cuba , que archiva dos éxitos y un fracaso en la Copa Mundial Sub-33 jugará ante el equipo de la República Checa.

Hasta ahora (al momento de redactar esta información) otros 3 peloteros cubanos decidieron abandonar la comitiva, y van seis.

Anteriormente fueron el receptor espirituano Loidel Rodríguez, y los lanzadores Luis Danys Morales y Uber Mejías.

Este domingo en horas de la madrugada abandonaron el hotel donde se hospeda la delegación cubana en Ciudad Obregón, Sonora, México, los pinareños Dariel Fernández Baz, pitcher, y el jardinero Reynaldo Lazaga, así como el jugador de cuadro Diasmany Palacios Rodríguez , de Sancti Spíritus.

En el caso de Lazaga, inicialmente no estuvo en el primer corte del equipo Cuba. A última hora la Federación Cubana de Béisbol sustituyó al cienfueguero Luis Enrique González por Lazaga.

El jardinero Lazaga tiene un peso corporal de 187 libras y mide 1.84 centímetros de estatura . En la última Serie Nacional bateó para un promedio ofensivo de 306 con el equipo de Pinar del Río.

El jugador de cuadro espirituano Palacio Rodríguez con los Gallos en la anterior Serie Nacional bateó para 286, con 14 extrabases, 12 dobles, un triple y un cuadrangular.

Por último Dariel Fernández en el último campeonato cubano 2019-2020 (en el 2020-2021 no se realizó la Serie Nacional debido a la pandemia) el serpentinero vueltabajero ganó 4 partidos y perdió 3 .

Con Pinar del Río concluyó con excelente promedio de carreras limpias de 2.37. Lanzó 54 entradas, con 31 ponches propinados. Le batearon para 232.

Esta cifra de 6 peloteros cubanos rompe el récord de 5 jugadores de la mayor isla de las Antillas que en el año 1996 se quedaron en México durante la Copa de Clubes Campeones.

En tierra azteca hace 26 años decidieron quedarse Michel y Vladimir Hernández, William Ortega, Roberto Colina y Jesús “Chuly” Ametller.

La Federación Cubana de Béisbol y el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) han señalado varías veces que la “anulación del acuerdo entre la Federación de Cuba y las Grandes Ligas” (MLB) impide realizar contratos oficiales de jugadores cubanos, habilitada para el resto de los países, y estimula el tráfico de peloteros en defensa de intereses políticos, ajenos al bienestar de los jugadores y sus familiares.

Estrellas del béisbol cubano han abandonado la isla para buscar oportunidades profesionales y varios de ellos han ganado Series Mundiales de las Grandes Ligas, entre los que figuran Orlando y Liván Hernández, José Ariel Contreras, Jorge Soler, Yuli Gurriel , Michael Tejera y Aroldis Chapman, entre otros.

Prosigue la fuga de peloteros cubanos en México: Ahora el turno fue para Loidel Rodríguez

El receptor Loidel Rodríguez. Fotos tomadas de su perfil en Facebook.

Ningún país del mundo ha visto en las últimas tres décadas la fuga de cientos de deportistas hacia otras naciones.

La diversidad de disciplinas es indescriptible, desde el gran maestro de ajedrez Leiner Domínguez hasta el receptor Loidel Rodríguez.

Nombres de la talla del campeón olímpico en triple salto en Tokio Pedro Pablo Pichardo, quien se cubrió su cuerpo con la bandera de adopción, Portugal, hasta campeones mundiales de boxeo, en voleibol, en levantamiento de pesas, y hasta un grupo inmenso que ganaron con diferentes equipos Series Mundiales de las Grandes Ligas y múltiples eventos internacionales.

La fuga de deportistas de la mayor isla de las Antillas prosigue. El último en quedarse en Ciudad Obregón, México, fue el prospecto receptor espirituano Loidel Rodríguez, de 22 años de edad.

Loidel formó parte del equipo Cuba, que debutó este viernes con derrota 5-0 ante México, en la Copa Mundial Sub-23.

Precisamente Rodríguez tras llegar este viernes por la noche al estadio en Ciudad Obregón y antes que comenzara el choque Cuba vs México, abandonó la comitiva cubana.

Hasta el momento de redactar esta información se desconoce el paradero del catcher de Sancti Spíritus.

De esa forma de unió a otros dos jóvenes peloteros cubanos que decidieron quedarse en México con el sueño de jugar béisbol profesional. Se trata de los lanzadores Luis Danys Morales y Uber Mejías.

Loidel ha participado en 5 Series Nacionales con el elenco espirituano y en la última Serie Play Off con el equipo de los Gallos se fue de 6-2.

Loidel es una persona que se considera un guajiro que ama al béisbol y admirador del catcher boricua Yadira Molina y el jardinero estadounidense Mike Trout.

Rodríguez ganó medalla de plata con Cuba en el último Campeonato Panamericano Sub-23 y fue uno de los puntales de la selección de la isla , sobre todo con jonrón decisivo en ese evento ante el equipo de República Dominicana.

Lamentablemente en ese juego ante la novena dominicana el receptor espirituano se lesionó y no pudo estar en la final de la cita continental.

Muchos sueños tiene por cumplir Loidel Rodríguez. Talento y deseos de superarse no le faltan a este espirituano que era uno de los prospectos de la receptoría cubana, una posición que demora mucho en madurar en cualquier béisbol del mundo.

Cuba ha contado históricamente con grandes catchers cómo son los casos de Miguel Ángel González, Yasmany Grandal, Juan Castro y Paul Casanova, por sólo citar a 4.

Prospecto cubano Frank Díaz logró el KO más impresionante en Miami (VIDEO)

El prospecto cubano Frank Díaz comenta su novena victoria en el pugilismo profesional
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

Un KO fulminante, una victoria por decisión unánime y un empate, fue el saldo para los tres púgiles de la mayor isla de las Antillas que pelearon el viernes por la noche en un lugar inusual para carteleras boxísticas, el Teatro Manuel Artime, en pleno corazón de la ciudad de Miami.

En el peso súper pluma (130 libras de peso corporal) el prospecto cubano Frank Díaz (9-0-8 KO) fulminó rápido en el primer round al experimentado mexicano de Tijuana Christian Rentería, quien había celebrado 20 pleitos profesionales.

Díaz, de 20 años de edad, es un candidato fuerte para en un futuro no muy lejano pelear por la corona mundial.

En julio pasado en el Hotel Airport Hilton Díaz le ganó por KO en el primer round al ugandés residente en Minnesota Fhilip Adyaka, y de esa forma ganó el título Atlántico de la Federación Americana de Boxeo.

Talento y deseos de superarse es el día a día de Frank, quien tiene como sueño ganar una faja mundial, y darle un alegrón a sus fans, familia en Cuba y EEUU y a muchos amigos que siguen su carrera boxística.

Por su parte el peso ligero holguinero Idalberto Umara peleó por primera vez seis asaltos en el profesionalismo.

Umara trató de buscar la victoria por la vía rápida ante el estadounidense de O’Fallon, en Missouri, Demetrius Wilson, pero lo único que pudo lograr fue el éxito por decisión unánime.

El púgil de Holguín se movió rápido de piernas y manos, entró con buenas combinaciones al cuerpo de Wilson , quien asimiló muy bien los golpes tirados por el púgil cubano.

Umara volverá al ring el 20 de noviembre próximo en Miami en busca de su cuarta victoria profesional.

El cubano Morito Fernández, entrenador de Umara, confía en que su pupilo poco a poco logre ascender en las clasificaciones en el peso ligero, división que Cuba ha tenido varios campeones mundiales profesionales, entre ellos los guantanameros Joel Casamayor y Yuriorkis Gamboa.

El otro púgil cubano que vio acción el viernes en Miami fue el peso crucero de Camagüey Luis Miguel Valera, quien empató su combate a 4 asaltos ante el estadounidense Isaiah Thompson, invicto en 5 pleitos con 4 KO.

En este cartel el peso crucero ruso Siarhei Novikau superó por decisión unánime en 8 rounds de peleador de San Luis, Missouri Kevin Brown.

El euroasiático entrena en Miami con el profesor cubano Eufracio González, ex campeón mundial en kickboxing.

El cartel denominado “Got Talent” , de la compañía M&R Boxing Promotions, de Laura Ching, se apresta a realizar la próxima presentación el venidero 20 de noviembre, en Miami.

Cargar más

XS
SM
MD
LG