Enlaces de accesibilidad

Mundo

Talibanes van por general veterano y salen muertos o presos

El general y vicepresidene de Afganistán Abdul Rashid Dostum

El general Abdul Rashid Dostum y su escolta dieron muerte a cuatro de los 20 participantes en una emboscada, y tomaron prisioneros a una docena.

Una emboscada de los talibanes en una carretera remota, al convoy del primer vicepresidente de Afganistán, Abdul Rashid Dostum, fracasó este viernes cuando el militar curtido por la guerra y su escolta dieron muerte a por lo menos cuatro extremistas, mientras capturaban a casi todos los demás.

Dostum, un uzbeko que comandó una milicia personal contra el régimen Talibán,y a quien grupos de derechos acusan de participar en crímenes de guerra, se incorporó a la vida política el año pasado como compañero de fórmula del actual presidente, Ashraf Ghani.

El mes pasado dejó de nuevo el traje civil por el uniforme militar para acompañar al ejército y los aldeanos armados que enfrentan una ofensiva de los islamistas en el norte del país.

El vehículo blindado de Dostum se desplazaba con un convoy por una remota carretera de la provincia de Faryab cuando 20 fundamentalistas abrieron fuego, explicó el jefe de la policía local Subhan Qul, que estaba en el convoy. El carro de Dostum fue impactado por disparos en el tiroteo, informaron medios afganos.

"Como resultado de casi tres horas de lucha, al menos cuatro talibanes murieron y 13 fueron capturados con vida", informó la oficina de prensa de Dostum. Más temprano, un portavoz había dicho que los enemigos muertos eran cuatro. No hubo reportes iniciales de bajas entre las fuerzas de seguridad.

Las tropas afganas están combatiendo mayormente solas al Talibán por primera vez este año, después que el último grupo de soldados extranjeros de la coalición abandonara el país el año pasado. Los insurgentes han hecho avances en el norte y el sur, pero tienen dificultades para conservar el territorio.

Dostum ha querido llevar la lucha a las montañas, pero el presidente Ghani teme que se vuelva a caer en el caos de una guerra civil entre milicias. En lugar de ello el veterano general ha estado recorriendo Faryab con soldados y policías locales, para elevar la moral.

Dostum ayudó a derrocar al régimen talibán en el inicio de la invasión estadounidense, pero ha sido acusado por grupos de derechos de asfixiar deliberadamente a unos 2.000 prisioneros talibanes recluyéndolos en contenedores de barcos, algo que el general dice que nos es cierto.

Vea todas las noticias de hoy

China parece regresar a la ortodoxia comunista forzada por las circunstancias

Xi Jinping, gobernante de China, durante la votación sobre la Ley de Seguridad Nacional que se ha aplicado en Hong Kong.

Las autoridades comunistas de Beijing reforzaron la seguridad este lunes, llevando a los disidentes fuera de la ciudad, cuando el gobernante Partido Comunista Chino, PCCh, se reunió para cambiar el curso de la política económica por primera vez en cuatro décadas, informó Radio Asia Libre (Radio Free Asia, RFA)

El PCCh celebró el quinto pleno de su Comité Central desde el XIX Congreso del Partido en el Hotel Jingxi de Beijing, en medio de una fuerte guardia policial, dijo el activista prodemocrático y comentarista político Zha Jianguo.

"Han comenzado a sacar a mucha gente de la ciudad para el quinto pleno, de vacaciones", dijo Zha. "Lo siento, no puedo dar una entrevista ahora, porque tengo que irme pronto", dijo a RFA.

El disidente Qi Zhiyong, que quedó discapacitado desde que un tanque le aplastó las piernas durante la masacre de Tiananmén en 1989, dijo que muchos otros críticos del PCCh se ven obligados a abandonar la ciudad.

"He oído que Zhai Yanmin y He Depu ya se han ido", dijo Qi a RFA el lunes. "He Depu fue a Guizhou, creo que Zhai Yanmin irá a Henan, y Zha Jianguo se negó a viajar ... así que lo pueden llevar a los suburbios".

"Creo que Li Wei se quedará en casa bajo vigilancia", comentó acerca de la represión.

Las sesiones plenarias, o plenarios, continúan el trabajo del Congreso del Partido anterior, y asisten unos 400 miembros y miembros suplentes del Comité Central en pleno.

El secretario general, Xi Jinping, pronunciará los discursos mas importantes y los temas en discusión se centrarán en el decimocuarto plan quinquenal.

Desde que el PCCh tomó el poder en 1949, los quintos plenos se han centrado típicamente en la política económica, y parece poco probable que éste rompa con esa tradición, dijeron analistas a RFA.

Economía una prioridad

El historiador de la Universidad de Hebei, Ding Jie, dijo que la política económica seguirá siendo una prioridad clave en la reunión secreta del Comité Central, que se produce después de que la ideología política personal del secretario general del PCCh, Xi Jinping, se inscribiera en los documentos procesales, reemplazando un requisito tradicional para que el secretario general facilite múltiples opiniones durante las reuniones del Comité Central.

Ding dice que Xi, enfrentado a una guerra comercial con Estados Unidos y al impacto global de la pandemia del coronavirus, está moviendo a China hacia una "economía circular" bajo control estatal y lejos del modelo basado en las exportaciones que ha impulsado su rápido crecimiento desde 1979, cuando Deng Xiaoping marcó el comienzo de cuatro décadas de política económica basada en el mercado.

"Están planeando una economía doméstica circular vinculada a una burbuja de comercio exterior limitada que solo incluye países más pequeños de Asia, África y América Latina, donde todavía operan una diplomacia en efectivo", dijo Ding.

Ding dijo que existe una expectativa generalizada de que Xi cambie el sistema actual de la propiedad, aunque los detalles aún no han surgido.

"El siguiente paso tiene que ser decidir qué sistema de propiedad usarán, de lo contrario causará pánico y la gente no sabrá qué hacer", dijo.

"Pero en general, el estado asumirá un papel más importante y el sector privado uno más pequeño; ese es el objetivo a largo plazo", afirmó.

Cambios de personal observados

Pero el ex profesor de política de la Universidad de Tsinghua, Wu Qiang, dijo que los cambios de personal de alto nivel también se discutirán antes del XX Congreso del Partido programado para 2022.

"Habrá una discusión en el quinto pleno sobre a quién elegir para el Politburó del XX Congreso del Partido, y esas selecciones saldrán de esta reunión", dijo Wu.

"También habrá negociaciones y regateos entre el liderazgo central y las burocracias regionales sobre el 14º Plan Quinquenal, porque todas estas cosas están estrechamente vinculadas".

La semana pasada, la agencia estatal Xinhua y el periódico oficial del PCCh, People's Daily, hicieron cambios importantes en su liderazgo, solo unos días antes del quinto pleno.

Li Baoshan, miembro de la facción de la Liga de la Juventud Comunista en torno al ex presidente Hu Jintao, ha sido reemplazado por el propagandista autoritario pro-Xi Tuo Zhen como editor en jefe del People's Daily, mientras que He Ping sucederá a Cai Mingzhao como presidente. y secretario de partido de Xinhua.

Ambos líderes salientes habían alcanzado la edad oficial de jubilación de 65 años, pero los rumores se han arremolinado durante mucho tiempo en torno a Cai, lo que lo vincula a la participación en una serie de juicios recientes por corrupción de funcionarios de alto rango e incluso a la participación en un intento de golpe no confirmado encabezado por el ex zar de seguridad, Zhou Yongkang, y el exjefe del partido de Chongqing, Bo Xilai, ambos ahora están en la cárcel.

(Artículo de Radio Asia Libre, emisora del gobierno estadounidense)

Huelga y represión en Bielorrusia

Manifestación multitudinaria contra Lukashenko en Minsk, Bielorrusia. (REUTERS / Vasily Fedosenko).

La candidato de oposición de Bielorrusia, Svyatlana Tsikhanouskaya, declaró que la huelga general que aqueja al país y presiona para que Alexander Lukashenko abandone el poder, tan sólo ha comenzado y que continuará fortaleciéndose, después que miles de trabajadores, estudiantes y pensionistas tomaran las calles del país, informó Radio Europa Libre (RFE/RL).

Tsikhanouskaya hizo un llamado general al pueblo bielorruso para que se uniera a la huelga y que finalmente pudieran derrocar al dictador, para construir un nuevo país libre y seguro bajo el mandato popular.

El llamado fue realizado desde Lituania, donde Tsikhanouskaya ha estado refugiada desde el 9 de agosto, cuando después de las “amañadas” elecciones presidenciales tuviera que huir de las amenazas proferidas contra ella y su familia.

A pesar de lo que digan quienes apoyan al dictador, la huelga no ha fracasado y quienes sostienen al régimen son cada vez menos, aseguró la dirigente opositora.

En lugar de aceptar el llamado de la oposición de abandonar el poder a la medianoche del 25 de octubre, Lukashenko respondió con otra muestra de poder cuando el 26 de octubre puso a las fuerzas de seguridad del país a enfrentar a los manifestantes.

De acuerdo con lo declarado por el grupo de derechos humanos Vyasna, más de 320 personas fueron detenidas durante el día, en Minsk, Hrodna, Brest, Mhilyou, Lida y otras ciudades bielorrusas, un día después que la policía de control de motines usara granadas de contusión y balas de goma contra decenas de miles de protestantes reunidos en todas partes del país.

Aparte de estudiantes, jubilados y ciudadanos en general, la huelga afecta al comercio y los negocios del país. También las grandes empresas y fábricas se ven afectadas, tanto en Minsk, la Capital, como en el resto de las ciudades. Ello incluye a la compañía nacional de petróleo, Belarusneft y a la mayor productora mundial de Potasa Belaruskali y la fábrica nacional de camiones, MAZ.

De acuerdo con lo declarado por Akeksandr Yaroshuk, dirigente del Congreso de Sindicatos Democráticos, las autoridades respondieron deteniendo a los manifestantes en las calles y fuera de las fábricas, y amenazando con encarcelar o despedir a los trabajadores si se unían a la huelga.

Denis Krivosheev, Director Adjunto de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central, declaró que no puede creer lo que ven sus ojos, cuando el régimen arremete violentamente por semanas contra los manifestantes y ahora, envía a la enmascarada policía anti-motines contra los huelguistas para apalear y arrestar a los trabajadores en los mismos lugares de su trabajo, reportó RFE.

(Artículo de Radio Europa Libre)

China quiere erradicar la influencia del Dalai Lama en Tíbet

El Dalai Lama, el 5 de enero de 2020 en Bodhgaya, India. (Suman / AFP).

La política de China en Tíbet incluye erradicar la influencia del Dalai Lama en el budismo de la región, informó Human Rights Watch, HRW.

Wu Yingjie, secretario del Partido Comunista Chino de la Región Autónoma del Tíbet, visitó recientemente Chamdo, en el este de la provincia, para las celebraciones del 70 aniversario de la "liberación" de la ciudad, es decir, la derrota del Ejército Popular de Liberación del ejército tibetano en octubre de 1950, precisó HRW.

En un discurso, Wu pidió que se erradicara toda la influencia del Dalai Lama en el budismo tibetano dentro del Tíbet "para que las masas de creyentes distingan la devoción religiosa de la vida cotidiana, distingan la devoción religiosa del sabotaje separatista, distingan la devoción religiosa del XIV Dalai, y distinguen la devoción religiosa de disfrutar de su feliz vida actual ".

Bajo las políticas religiosas del Partido Comunista para el Tíbet, administradas por equipos de trabajo oficiales estacionados en los monasterios, los monjes y monjas budistas deben cumplir con "cuatro normas", indicó la ONG.

Además de un dominio genuino de las enseñanzas budistas, deben ser "políticamente confiables", estar listos para "servir a las masas" y ser "confiables durante los momentos críticos", es decir, posibles brotes de disensión.

Las "cuatro normas (o distinciones)" de Wu se aplican a la población tibetana en general, a quien la jerga del Partido llama "las masas creyentes".

La crítica a la religión es un tema actual de la educación política obligatoria en pueblos, vecindarios, escuelas y lugares de trabajo.

El mensaje, reporta HRW, es que los tibetanos deben valorar "la vida feliz que disfrutan ahora", en lugar de centrarse en la preparación para la próxima vida, como lo prescribe la religión. Esto se conoce como "guiar a las personas para que adopten una visión racional de la religión", especialmente el "despilfarro" de ofrendas y ceremonias, y el recordatorio de que es el Partido y el presidente Xi Jinping a quienes los tibetanos comunes deben agradecer por sus "vidas felices", "no los Lamas”.

Las "cuatro distinciones" de Wu significan no solo que los creyentes tibetanos comunes deben rechazar a su líder espiritual, sino incluso que sus creencias religiosas no deben afectar su vida cotidiana ni influir en su comportamiento social.

El Partido sostiene que su política de "libertad de creencias religiosas" nunca cambiará, pero estos requisitos llevan su credibilidad al límite, dijo HRW.

Lo que las autoridades llaman "acomodar la religión a la sociedad socialista" implica una subordinación cada vez mayor de la libertad religiosa a las estridentes demandas de un gobierno que, 70 años después de la "liberación", sigue viendo las actitudes y creencias de los tibetanos comunes más que nunca como una amenaza para su dominio, concluyó Human Rights Watch.

El horror de las prisiones preventivas en Corea del Norte

Imagen de Human Rights Watch, la cual refleja la experiencia personal del ilustrador, Choi Seong Guk.

El sistema de prisión preventiva de Corea del Norte es arbitrario y no observa en absoluto las garantías del debido proceso legal, señaló Human Rights Watch (HRW) en un informe.

Varias personas que estuvieron detenidas describieron torturas sistemáticas, condiciones peligrosas y antihigiénicas y trabajo forzado no remunerado.

El informe de 88 páginas, “Valíamos menos que un animal: Abusos y violaciones del debido proceso durante la detención preventiva en Corea del Norte”, presenta una descripción única y detallada de la opacidad que caracteriza al sistema de justicia penal del país. Pone de manifiesto el marco jurídico e institucional débil que existe en Corea del Norte y la naturaleza política de los tribunales y los organismos de aplicación de la ley en el régimen del Partido de los Trabajadores de Corea.

no había forma de saber qué les ocurriría una vez que eran arrestados, afirmaron no haber contado con acceso a un abogado independiente y que no existían vías para apelar a las autoridades por torturas o violaciones del código de procedimiento penal




“La detención preventiva y el sistema de investigación en Corea del Norte funcionan de manera arbitraria, violenta, cruel y degradante”, manifestó Brad Adams, director para Asia de HRW. “Los norcoreanos afirman vivir con el temor constante a quedar atrapados en un sistema en el que, por lo general, los procedimientos oficiales son irrelevantes, se presume la culpabilidad de las personas y la única forma de librarse de esto es con sobornos o contactos”.

Human Rights Watch entrevistó a ocho exfuncionarios públicos que huyeron del país y 22 personas norcoreanas —15 mujeres y 7 hombres— que estuvieron en centros de detención e interrogatorios (kuryujang) desde 2011, cuando el actual líder del país, Kim Jong Un, asumió el poder.

Varios exdetenidos dijeron que no había forma de saber qué les ocurriría una vez que eran arrestados, afirmaron no haber contado con acceso a un abogado independiente y que no existían vías para apelar a las autoridades por torturas o violaciones del código de procedimiento penal.

Cuando una persona enfrenta una investigación oficial, hay pocas posibilidades de evitar que se imponga una sentencia condenatoria de trabajo forzoso no remunerado durante un período breve o a largo plazo. Algunas mujeres detenidas indicaron haber sufrido acoso y agresiones sexuales, incluidas violaciones.

Varias personas que estuvieron detenidas contaron que eran obligadas a quedarse sentadas en el suelo sin moverse durante días, arrodilladas o con las piernas cruzadas, con los puños o las manos sobre el regazo, cabeza abajo y mirando al suelo. Si un detenido se movía, los guardias castigaban a esa persona u ordenaban castigos colectivos para todos los detenidos.

Cuatro exfuncionarios gubernamentales manifestaron que el Partido de los Trabajadores de Corea considera que las personas detenidas son seres humanos inferiores y, por ende, no merecedores de contacto visual directo con los agentes del orden. Se identifica a las personas detenidas con un número, en vez de por su nombre.

“Si nos movíamos, nos castigaban obligándonos a ponernos de pie y sentarnos, hacer flexiones o abdominales, o sujetándonos a los caños”, relató un exsoldado que se fue de Corea del Norte en 2017 tras ser detenido varias veces por contrabando y por intentar escapar a Corea del Sur.

"Algunos guardias nos hacían poner el rostro entre los barrotes o nos golpeaban los dedos a través de los barrotes con un palo o con su pistola", agregó. "Si estaban realmente enfadados, entraban a las celdas y nos daban una golpiza. Esto ocurría todos los días, en nuestras celdas o en las de otras personas; podíamos escuchar lo que ocurría, y hacían eso para que la tensión fuera constante… En algunas ocasiones estuve a punto de desistir de seguir vivo… Mientras estuve allí, desaparecieron más de 50 personas detenidas", dijo, refiriéndose al sistema de campamentos de presos políticos.

Las personas entrevistadas describieron condiciones de detención

Insalubres y antihigiénicas; escaso acceso a alimentos; celdas abarrotadas con poca superficie para poder dormir; pocas oportunidades de bañarse y falta de sábanas, prendas de vestir, jabón e insumos de higiene menstrual.

Exdetenidos y policías contaron que había personas detenidas infestadas de piojos, chinches y moscas. Muchos detenidos manifestaron que los guardias o las personas que los interrogaban a menudo permitían, tras exigir algún soborno, que familiares o amigos trajeran alimentos u otros artículos de primera necesidad tras concluir el interrogatorio.

El gobierno norcoreano debe poner fin a la tortura endémica y los tratos crueles, inhumanos y degradantes en centros de prisión preventiva y de interrogatorios, subrayó Human Rights Watch. Asimismo, dijo que el gobierno debería mejorar las condiciones nefastas de detención y encarcelamiento y asegurar que se respeten estándares básicos en materia de higiene, atención de la salud, nutrición, agua limpia, vestimenta, superficie mínima, iluminación y calefacción.

En 2014, una Comisión de Investigación de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte concluyó que las gravísimas violaciones de derechos humanos con carácter sistemático y generalizado perpetradas por el gobierno de Corea del Norte constituían crímenes de lesa humanidad.

“Exfuncionarios gubernamentales manifestaron a HRW que los maltratos y las humillaciones se consideran una parte central del sistema de justicia penal norcoreano”, explicó Adams. “Las autoridades norcoreanas deberían sacar al sistema del oscurantismo, solicitando asistencia internacional a efectos de formar una fuerza policial profesional y un sistema de investigación que, para esclarecer delitos, se base en evidencias y no en la tortura”.

Selección de testimonios presentados en el informe:

Un extrabajador del gobierno que escapó del país en 2018 fue detenido en 2011 y 2012 por la policía secreta en un centro de detención e interrogatorio en una ciudad próxima a la frontera con China, debido a que alguien denunció que era un espía. Contó lo siguiente a Human Rights Watch:

Me pusieron en una celda de espera. Era pequeña, y yo estaba solo. Me cachearon. Después, entraron el jefe del departamento de policía secreta de la ciudad, el jefe de asuntos políticos del partido y el investigador. La situación era muy seria, pero yo no sabía por qué. Me golpearon durante 30 minutos, me dieron puntapiés con sus botas y me propinaron golpes de puño en todo el cuerpo…

los guardias nos ordenaban que sacáramos las manos a través de los barrotes y nos pisoteaban con las botas o nos golpeaban las manos con sus cinturones

Al día siguiente me pasaron a la sala contigua, que era una celda de detención e interrogatorios y empezó mi examen preliminar. Pero para el interrogatorio no había ningún protocolo ni procedimiento. Solo me golpeaban…. El funcionario a cargo del examen preliminar fue el primero en golpearme con violencia…. Yo preguntaba: ‘¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?’, pero no me dieron ninguna respuesta…. A medida que avanzaba el interrogatorio, descubrí que alguien había denunciado que yo era un espía. Durante un mes, al inicio [del examen preliminar] me golpearon con ferocidad. Me pateaban con las botas, me daban puñetazos o me golpeaban con un palo grueso en todo el cuerpo. Luego [cuando ya tuvieron gran parte de mi confesión lista], fueron menos agresivos.

Aunque era invierno, no había calefacción. Había tan solo un pequeño calentador a leña frente a nosotros, al lado de donde estaba el guardia. Yo tenía muchísimo frío… y nadie sabía dónde estábamos, por lo que no podíamos recibir nada de afuera. Hacía realmente mucho frío y había muchísimas chinches y otros insectos que te picaban y empeoraban la situación.

Un exleñador que huyó en 2014 y fue detenido en dos ocasiones por la policía, en 2010 por contrabando y en 2014 por no presentarse a trabajar a un sitio designado por el gobierno, manifestó:

Cada día era espantoso, absolutamente doloroso e intolerable [debido a estar inmovilizado].… Muchas veces, si yo u otros nos movíamos [en la celda], los guardias nos ordenaban que sacáramos las manos a través de los barrotes y nos pisoteaban con las botas o nos golpeaban las manos con sus cinturones. Incluso después de esto, tampoco nos permitían movernos. Si respondíamos y eso no les gustaba, nos daban una golpiza.

Una excomerciante que escapó en 2017 y fue detenida por la policía dos veces en Suncheon, en la provincia de Pyongan del Sur, a comienzos de la década de 2010 por vender productos prohibidos, y en 2016 por tener una pelea con un miembro del partido que tenía mejores contactos, contó lo siguiente:

Todos los productos de higiene personal provenían de las casas de las personas detenidas. Después de la detención, la policía informaba a las familias y el investigador a cargo se presentaba y se llevaba cosas como jabón, pasta dental, cepillos de dientes, toallas o apósitos menstruales. [Los guardias] rompían el mango del cepillo de dientes y solo dejaban la cabeza [para impedir que se usara para suicidarse]. Las personas sin familia no tenían artículos de higiene y tenían que usar los de otros detenidos.

Todas estábamos en situación similar, entonces las mujeres compartíamos nuestras cosas, pero escuché que los hombres no lo hacían y que aquellos que no tenían familia sufrían más y estaban cubiertos de piojos, pero a los otros hombres no les importaba [y no compartían lo que tenían]. [La primera vez que me detuvieron], mis familiares pudieron enviar apósitos [menstruales]. Una detenida [que no tenía familiares] tenía que lavar un calcetín y usarlo como apósito [menstrual]. En 2016, podíamos pedirle al policía a cargo que nos consiguiera apósitos si estábamos menstruando y este los compraba en una tienda afuera. No teníamos que darles dinero; ellos nos los compraban.

(Comunicado e informe de Human Rights Watch)

Protestas en Budapest, Hungría

Manifestantes en Budapest, Hungría.

Unas diez mil personas, según medios de comunicación locales, participan este viernes en Budapest, Hungría, en una marcha de apoyo a los estudiantes de la Universidad de Teatro y Cine, SZFE, que denuncian que el Gobierno ultranacionalista del país, ha acabado con la independencia de la institución y, en general, de la enseñanza superior.

La protesta fue convocada por los estudiantes de la SZFE, que desde hace dos meses mantienen bajo bloqueo la sede de la universidad para denunciar que una reciente reforma que pone al Centro bajo el control de una fundación dependiente del Gobierno, supone una injerencia del Ejecutivo y la pérdida de la libertad académica.

"La libertad de todos nosotros. Solidaridad con la SZFE" es el lema de la marcha, que fue convocada coincidiendo con el aniversario de la revolución antisoviética de 1956, fiesta nacional de Hungría. "Esperamos a todos quienes quieran expresar su preocupación por los valores universales que fueron puestos en peligro en nuestra patria. Uno de ellos es la enseñanza superior autónoma", aseguran los organizadores.

Entre los participantes se cuentan los representantes de una decena de universidades, de varias uniones sindicales, así como personajes de la vida artística, social y política del país. La marcha cruzó desde el distrito de Buda, el puente Libertad hacia el centro de la ciudad, en un desfile silencioso con antorchas, hasta el cine Uránia, en las cercanías de la sede principal de la SZFE.

Los estudiantes de la SZFE iniciaron el bloqueo cuando el equipo directivo y numerosos profesores dimitieron tras perder sus competencias en la nueva estructura, cuya dirección, al frente de la cual se encuentra un ex militar sin experiencia académica, ha sido nombrada por el Ejecutivo, sin considerar las propuestas de la institución.

Los estudiantes reiteraron que seguirán con el bloqueo hasta que dimita la dirección, que consideran ilegal y hasta que el Gobierno inicie un verdadero diálogo, mientras que el nuevo responsable de la SZFE amenazó con consecuencias laborales para los trabajadores que secunden las protestas.

Centenares de actores, directores y personalidades del teatro y cine, tanto húngaros como internacionales, se han solidarizado con los universitarios, entre ellos actores como Cate Blanchett, Cuba Gooding Jr. y Helen Mirren, o el escritor Salman Rushdie.

Hungría celebra hoy el aniversario del comienzo de la revolución antisoviética del 23 de octubre de 1956, que acabó con el Estado comunista y que el 4 de noviembre fue brutalmente aplastada por el ejército de la Unión Soviética. La marcha de hoy siguió en parte, el itinerario de una protesta estudiantil que precedió al estallido de aquella revuelta.

Cargar más

XS
SM
MD
LG