Enlaces de accesibilidad

Cuba

Aduana de Cuba se gira para "bachaqueros" venezolanos

Cada vez es más común ver a los ‘bachaqueros’ vender sus mercancías por las calles (Osniel Carmona)

Cuando estos modernos buhoneros que venden a cubanos y venezolanos arriban a la isla con sobrepeso, o con el peso en regla pero con varias unidades o libras de un mismo artículo, se las decomisan, y en ocasiones les niegan la entrada.

LA HABANA, Cuba.- Las autoridades cubanas comenzaron a aplicar las normas aduanales con mayor rigor a los ‘bachaqueros’ venezolanos, quienes habían descubierto en la isla una buena plataforma para vender cualquier trapo de segunda mano a precios de boutique.

Según denuncian visitantes ‘morochos’, cuando arriban al país con sobrepeso en los equipajes, o incluso con el peso en regla pero con varias unidades o libras de un mismo artículo, sufren el decomiso deliberado de pertenencias y en ocasiones la negativa de entrada, teniendo que regresar a Venezuela con las manos vacías.

El ‘bachaqueo’ gira en torno a la especulación. El término proviene de la “bachaca”, una hormiga grande y de color negro que es común en Venezuela y que, gracias a su talla, puede transportar mayores cargas.

Sin grandes diferencias distintivas, los ‘bachaqueros’ son la versión venezolana de las ‘mulas’ cubanas, y a la vez su más fuerte competidor dentro del mercado subterráneo de la Mayor de las Antillas. Habitualmente ingresan al país en las aerolíneas Cubana de Aviación y AVIASA, cuyos servicios son pobres pero en contraparte ofrecen precios muy económicos.

Aunque el grueso de sus ‘operaciones’ continúa siendo la venta –fundamentalmente de copias– de textiles y calzados facturados en países como Colombia y Panamá, ahora también comercian bisuterías, herramientas de trabajo, artículos para negocios de belleza y estilo, productos de ferretería y cualquier otro al que le puedan sacar unos pesos por encima del costo original.

Algunos venezolanos aseguran que, gracias al ‘bachaqueo’ en la isla, se han logrado comprar una casa y un automóvil.

“Prácticamente vendemos de todo”, nos revela Manuel Plaza, un ciudadano venezolano que asegura haber visitado Cuba en más de veinte ocasiones. “Aquí la gente compra cualquier tipo de cosas, hay mucha necesidad”.

De acuerdo con Plaza, el cambio de postura hacia los visitantes de Venezuela comenzó en septiembre pasado, durante el parón provocado a los servicios aeroportuarios por el huracán Irma .

Con los vuelos suspendidos, ilustra la fuente, cientos de venezolanos acudieron entonces al Aeropuerto Internacional José Martí en busca de información sobre el tiempo que continuarían varados en la isla, así como para reclamar ayuda de la aerolínea responsable de su transportación, pues producto de los retrasos la mayoría se habían quedado sin dinero para rentar alojamiento o costearse una alimentación adecuada.

“Nos mandaron a quejarnos con el presidente Maduro, porque supuestamente nosotros somos delincuentes que viajamos a Cuba para aprovecharnos del pueblo. Comentaron que teníamos que acostumbrarnos a esa ‘vaina’ que de ahí en adelante es lo que nos tocaba”, dijo Plaza.

En el último trimestre Plaza visitó otras cuatro veces el país caribeño, en las cuales, afirma, le fueron ocupados más de noventa kilogramos de mercancías.

“Una sola vez venía pasado de peso, en Cubana de Aviación, pero en Venezuela pagué el sobrepeso a la aerolínea así que no tenían que quitarme los kilitos que traía de más. En otra ocasión, menos los efectos personales, se quedaron con el resto del equipaje”, destacó.

Por su parte, Martha Paula Jaramillo, venezolana que en el municipio Arroyo Naranjo goza de buena reputación por vender copias de perfumes de marcas reconocidas a precios muy bajos, reflejó que el afinamiento de los filtros en la frontera aeroportuaria no es sino un “ensañamiento contra los venezolanos”.

Desde octubre pasado Jaramillo ingresó a Cuba en nueve ocasiones. Su esposo, Carlos Moreno Ramírez, le acompañó en cuatro oportunidades hasta que las autoridades prohibieron de forma definitiva la entrada de este a la isla.

Según relata Jaramillo: “en noviembre tuvimos un primer viaje en el que le quitaron cuarenta kilogramos de cincuenta que traía. A finales de mes regresamos y fue cuando le decomisaron todo el equipaje, le notificaron que no podía volver y a pesar de que reclamamos y exigimos una explicación, porque no estaba violando nada, nadie respondió: mi esposo fue expulsado y ya”.

Sin embargo, amplía, cuando coincide el arribo de venezolanos con vuelos procedentes de Europa o Norteamérica, el trato es diferente.

“Quieren sacarnos del aeropuerto lo más rápido posible, a ellos casi no les revisan, y como saben que los ‘panas’ –venezolanos– ya sabemos cómo funcionan las cosas aquí, evitan que nos pongamos a protestar delante de los demás turistas”, comentó. “El problema es con nosotros, ahora somos los villanos”.

Las ‘cuatro patas al gato’, para salvar el ‘bachaqueo’

Con la ayuda de cubanos, cada vez son más los ‘bachaqueros’ que de manera clandestina abren una pequeña tienda (Osniel Carmona)
Con la ayuda de cubanos, cada vez son más los ‘bachaqueros’ que de manera clandestina abren una pequeña tienda (Osniel Carmona)

A priori, contraer matrimonio con cubanos parece ser la principal solución de los ‘bachaqueros’ para mantener el negocio. Por vez primera los isleños no tienen que pagar una alta suma de dinero por casarse con un extranjero y automáticamente obtener visado al país de este, pues la unión aporta beneficios migratorios que permiten a los venezolanos seguir entrando sus mercancías sin mayores contratiempos.

Antes del recrudecimiento de los controles aduanales, a los cubanos les costaba unos mil dólares contraer matrimonio por negocio con ciudadanos venezolanos, de acuerdo con Liz Amelia Colilla y Brenda Iturria, dos jóvenes ‘bachaqueras’ que casi todas las semanas recorren barrios de las afueras de La Habana pregonando las mercancías que no consiguen ‘colocar’ al por mayor.

“Nos traen tomados del cuello, por eso el negocio del casorio es parejo ahora. Y ciertamente tenemos ventajas porque en el aeropuerto podemos decir que son cosas para la familia; además, traer equipos electrónicos que no nos permitían y las motorinas eléctricas, que son el negocio del momento”, comentó Colilla.

En tiempos de crisis, especular es siempre rentable

Amén de las nuevas dificultades para introducir mercancías al país, el desabasto, la inflación de los precios y la restricción del dólar en la nación sudamericana, abren otra puerta de escape a los ‘bachaqueros’.

Quienes traen, ahora también llevan. De regreso, las maletas viajan repletas de alimentos y productos de aseo, algunos de muy mala calidad, que luego negocian a tono con la demanda que genera la crisis.

Unas cuantas libras de arroz, azúcar y chícharos, decenas de jabones marca Nácar y pasta dental Dentex, productos todos adquiridos en el mercado libre cubano a precios que no rebasan los treinta centavos de dólar, explica Iturria, ayudan a amortiguar las pérdidas por los decomisos de Aduana y gastos de viaje.

En sus bolsillos, además, viajan algunos cientos de dólares que aprendieron a cambiar en el mercado negro de la isla, regateando siempre un precio de menos de 96 centavos por cada unidad de la moneda americana.

“Se hace una bolsita con un jabón, un tubo de pasta y un desodorante, y se vende a dos dólares o 170 mil pesos venezolanos”, dijo Iturria.

Por su parte, la diferencia entre el costo original de los productos que traen y el precio de venta en la isla, en muchos casos adquiere una inflación por encima del sesenta por ciento.

Como ejemplo, Iturria apuntó que existen mercancías que en los mercados venezolanos se pueden comprar en “desde un dólar hasta cinco, y en Cuba luego se venden hasta diez veces más caras. El éxito del negocio consiste en buscar cosas tan baratas que, vendiéndolas caro, a los cubanos les parezca barato”.

Además de ‘sacarle el quilo’ a cada pequeña oportunidad comercial, en los viajes a la isla los ‘bachaqueros’ aprovechan para comprar algunos productos que hoy día son muy difíciles de conseguir en Venezuela.

“La leche en polvo allá no la encuentras ni con lupa; si no la compro en Cuba mi niña se queda sin beber leche”, subrayó Iturria.

(Publicado originalmente por Cubanet el 30 / 03 / 2018)

Vea todas las noticias de hoy

Sacerdote intercede por migrantes cubanos y pide que los dejen llegar a frontera con EEUU

Cubanos acampan en las cercanías del Puente Internacional Brownsville-Matamoros.

El sacerdote y activista mexicano Alejandro Solalinde, pidió este martes al Gobierno de México dar un mejor trato a los migrantes cubanos que han llegado al país en las últimas semanas.

"No se trata de repatriar a los cubanos si no permitirles, darles un oficio de salida para que sean ellos directamente los que toquen las puertas de Estados Unidos y ese país sea quien diga si pueden entrar o no", dijo Solalinde en una entrevista con Efe.

"México no tiene que hacer el 'trabajo sucio' traicionando la buena relación que ha tenido México y Cuba", añadió.

El prelado, director del albergue "Hermanos en el Camino" en Ixtepec, Oaxaca, exigió a las autoridades "acelerar" la transformación de las estaciones migratorias en Chiapas, a las que llamó cárceles, en "auténticos albergues".

Solalinde señaló que los migrantes cubanos deben tener "un trato diferente, pero no preferencial" porque todos los migrantes son iguales.

"Los más vulnerables son los cubanos porque no es lo mismo repatriar a un cubano a la isla que repatriar a un guatemalteco, no es lo mismo regresar a Centroamérica porque ellos pueden regresar a México y los cubanos no, además de que posiblemente cumplan sanciones en su país", apuntó.

Sobre la puesta en marcha de la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad en México creado para reducir índices de violencia, Solalinde dijo que no van militarizar la frontera pero sí "para poner un poco de orden".

Consideró que en las últimas ha habido "un descontrol" en las estaciones migratorias luego de que cientos de migrantes han organizado estampidas para salir y continuar su travesía.

"Se pasaron los migrantes hay que reconocerlo y tiene que haber un respeto para México y las instituciones mexicanas", reconoció.

Dijo que la Guardia Nacional "no llega para reprimir" porque no es la voluntad del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y recordó que anteriormente ha existido represión de los militares y de la Policía Federal contra los migrantes.

Acerca del funcionamiento del Instituto Nacional Migración (INM) de México, el sacerdote consideró que "debe desaparecer porque está podrido e infiltrado".

Pidió crear una subsecretaría de migración porque el responsable, Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, población y migración, "no puede con las tres cosas" y en México tiene que haber una persona "que tome nada más el asunto de la migración".

Sobre si México tiene la capacidad para seguir atendiendo la llegada continúa de miles de migrantes de Centroamérica y otras partes del mundo, Solalinde consideró que sí y puso como ejemplo el plan del presidente López Obrador con el que intenta concretar un desarrollo integral en la región.

"Es muy claro el programa que ha presentado pero va a tardar un
poco para que logre entrar en función", finalizó.

Aumentan a cinco los fallecidos por accidente en el Malecón habanero

Imágen posterior al accidente en Malecón y 23.

Los fallecidos en el trágico accidente en la intersección de la Calle 23 y Malecón en La Habana ascendieron a 5, mientras los heridos se contabilizan en 18, según "datos preliminares" de la Comisión Nacional de Tránsito ofrecidos a la prensa oficial.

El accidente ocurrió a sobre las 2 y media de la tarde del pasado domingo 19 de mayo cuando un auto Mercury, de 1952, impactó a varias personas que estaban en la acera del Malecón.

Como resultado de la pesquisa el teniente coronel Jesús Aguilar Hernández, jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones, indicó que “el funcionamiento del sistema de frenos en las ruedas delanteras era deficiente”.

Otra de las posibles causas, señala el informe, es atribuido a la ingestión de bebidas alcohólicas y el exceso de velocidad.

“El chofer podría enfrentar sanciones de privación de libertad de uno a diez años al ser un delito por imprudencia”, señala el portal oficialista Cubadebate.

Carreteras teñidas de rojo

El caso de este accidente de tráfico se suma a una oleada reportada en lo que va de año en Cuba, explica un reporte de la agencia EFE, en la que en 2018 se registraron 10.070 siniestros que dejaron 683 muertos y 7.730 heridos, con una frecuencia de uno por cada 52 minutos, citando datos de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Cuba tiene un alto índice de accidentes de tránsito atribuidos, entre otros factores, al obsoleto parque automotriz –muchos de los autos y camiones tienen más de 20 años y muchos, más de 60.

Durante las inspecciones obligatorias realizadas en 2018, se detectaron "deficiencias técnicas" en el 44 % de los autos verificados (63.966), principalmente por el sistema de frenos, dirección y luces".

Además, se retiraron más de 36.000 permisos de circulación de vehículos que no tenían la revisión técnica actualizada, señala EFE.

[Con información de la prensa oficial, la agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Tres muertos en accidente de tránsito en Holguín

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas, según fuentes oficiales. (Archivo).

Otro accidente en las carreteras cubanas cobró las vidas de tres personas en la provincia Holguín en la madrugada de este lunes, según reportó el sitio digital Tele Cristal.

El hecho ocurrió a la entrada del poblado Dos Bahías, municipio Mayarí, cuando chocaron un ómnibus Youtong y un jeep, “utilizados para la transportación obrera”.

Los fallecidos fueron Mirian Acosta Campdesuñer, de 73 años de edad y Mirella Reyna Acosta, de 58 años de edad, ambas residentes en el municipio de Frank País. El otro fallecido es Juan Pablo González Rojas, chofer del jeep, de 24 años de edad, vecino de Nicaro, municipio de Mayarí.

Según informó el sitio oficial del canal territorial de televisión, aún no se conocen las causas del lamentable accidente.

Las carreteras de la muerte

El pasado 8 de enero al menos doce personas sufrieron lesiones, entre ellas el conductor de un autobús que chocó con un tren de pasajeros en la provincia oriental de Granma.

Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en Cuba, señaló en un cable en enero pasado la agencia EFE.

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas.

En 2018 el número de accidentes masivos se disparó de manera alarmante en el país, que acumula más de 4.400 muertes por esta causa desde 2012, según datos oficiales.

Un reporte oficial, citó EFE, informó que entre enero y octubre de 2018 se habían registrado más de 8.000 accidentes de tráfico en la isla.

[Con informe de la prensa oficial, Agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Transportista denuncia corrupción tras mortal accidente en el Malecón habanero

Un almendrón rosado en La Habana.

Soborno, faltante de piezas y excesivos precios para comprar un auto nuevo: tras el mortal accidente ocurrido este lunes en el Malecón habanero, un transportista privado denunció las enormes dificultades que enfrentan los boteros en la capital cubana.

El bioquímico Oscar Casanella, que se desempeña como botero en la capital cubana, dijo a Radio Martí que en los puntos de inspección de los almendrones impera un sistema de corrupción.

"Si ellos (la Comisión de Seguridad Vial que investiga el accidente) dicen que el carro estaba mal técnicamente, es que también se reconoce la corrupción de los sistemas de inspección del Ministerio de Transporte", explicó.

La corrupción afecta a los almendrones en Cuba, denuncia transportista
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Casanella dijo que el llamado Somatón (sistema de inspección de autos) impera la corrupción. "Ponen nuevas capas de control, nuevos funcionarios a inspeccionar, ponen cámaras y lo que sucede simplemente es que se incrementa el precio del soborno que uno tiene que pagar a este aparato corrupto", subrayó el transportista.

El transportista agregó que el estado también tiene responsabilidad en no suministrar piezas de repuesto y precios más competitivos para adquirir un mejor auto.

"Si el parque automotor cubano está tan obsoleto es porque no hay mecanismos para que los cubanos accedan a piezas de reparación, o a autos más modernos. Los precios de los autos modernos en las tiendas son una burla al cubano, y en el mercado negro siguen siendo extremadamente altos", señaló.

Según Casanella el gobierno no necesita la justificación del lamentable accidente en el Malecón para regular aún más a los boteros.

"El aparato estatal no necesita pretextos para aumentar las regulaciones y la asfixia económica contra los transportistas. Ya lo han hecho clasificando los transportistas, subiendo los impuestos, limitando el espacio donde operan...", subrayó.

Este lunes se elevó a cuatro la cifra de víctimas mortales a causa del accidente ocurrido en la madrugada del domingo, cuando un "almendrón" se precipitó sobre la acera de la avenida Malecón y atropelló a más de 20 transeúntes.

La Comisión de Seguridad Vial de La Habana ha informado que el conductor del vehículo perdió el control aparentemente por desperfectos mecánicos.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

Kenia con esperanzas de recuperar a médicos cubanos secuestrados pero se niega a pagar rescate

Los médicos cubanos secuestrados en Kenia, a la izquierda Assel Herrera y Landy Rodríguez. (Twitter)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kenia anunció este martes que no pagarán un rescate por la liberación de los médicos cubanos secuestrados en abril en la localidad de Mandera, fronteriza con Somalia.

Medios locales reportan que los rebeldes del grupo islamista Al Shabaab, con sede en Somalia, exigieron un rescate de $ 1.5 millones por la liberación de los médicos pero la secretaria del gabinete de Exteriores, Mónica Juma, aseguró que, por política, su gobierno se niega a ceder ante esta extorsión.

La funcionaria anunció que hay una operación en curso para rescatar al médico general Assel Herera Correa y al cirujano Landy Rodríguez, presuntamente cautivos entre las ciudades de Buale y El-Ade en la región de Jubaland, en Somalia.

"Sobre el tema de los médicos cubanos, esta es una operación en curso y creemos que vamos a asegurar su liberación, pero como cuestión de política, este gobierno no negocia con los terroristas sobre el rescate", dijo Juma durante una sesión informativa conjunta con la Alta Representante de la Unión Europea (UE) en Asuntos Exteriores y Seguridad, Federica Mogherini.

"Tenemos la esperanza de recuperarlos", dijo la diplomática keniana.

El pasado 12 de abril cuando hacían el recorrido habitual del domicilio en donde vivían hasta el Hospital de Mandera donde trabajaban, los médicos fueron asaltados por hombres armados quienes bloquearon el vehículo que los transportaba y abrieron fuego contra los dos agentes que los escoltaban. Un oficial recibió un disparo mortal, mientras que el otro logró escapar.

En su reunión con representantes europeos Juma pidió el apoyo de la comunidad para incluir a Al Shabaab como una organización terrorista en virtud de la Resolución 1267 de 1999 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Al Shabaab busca implantar en Somalia su propio gobierno basado en la estricta interpretación de la ley islámica de la sharia.

Por su parte Mogherini dijo que Kenia y la Unión Europea trabajan en una operación contra el terrorismo para asegurar la paz en la región y que se trata de un interés común.

[Con información de Capital News, Kenyans y Standard Media]

Cargar más

XS
SM
MD
LG