Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Acusan a 12 agentes rusos por hackear a Hillary Clinton y al CND

Imputan en EEUU a 12 agentes rusos por "hackear" campaña de Hillary Clinton

Un gran jurado federal imputó hoy a 12 agentes de inteligencia rusos por hackear la campaña de la candidata demócrata y rival de Donald Trump, Hillary Clinton, en las elecciones de 2016, así como al Comité Nacional Demócrata (CND o DNC en inglés) con objeto de interferir en los comicios.

El vicefiscal general, Rod Rosenstein, informó hoy de que el fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller, solicitó al gran jurado la imputación de 12 agentes de inteligencia del Kremlin por haber accedido a datos de una red de ordenadores de la campaña de Clinton y del secretariado del Partido Demócrata.

La imputación se enmarca en las pesquisas sobre la supuesta coordinación entre la campaña de Trump y el Gobierno de Vladimir Putin.

Los cargos anunciados este viernes por Rosenstein hacen referencia a funcionarios del servicio de inteligencia militar creado por el Kremlin en 2016, conocido como GRU, del que dos de sus unidades cometieron supuestos robos de datos electrónicos para influir en las elecciones.

Según el "número dos" del Departamento de Justicia, los militares participaron en un "esfuerzo constante" por penetrar las redes de computadoras del DNC y en la campaña presidencial de Clinton para conseguir unos datos que luego difundieron en internet.

Los responsables del Kremlin comenzaron en 2016 a inocular virus en las cuentas de correo electrónico de voluntarios y trabajadores del equipo de la política demócrata, una práctica mediante la que lograron contraseñas que les permitieron entrar en otras cuentas y documentos y controlar la actividad de decenas de empleados.

En el momento de difundir los datos robados, los rusos se hicieron pasar por activistas estadounidenses y se sirvieron de Facebook y Twitter para diseminar el alcance de la información.

Después de que se acusara a oficiales del Kremlin de estar tras el hackeo, estos supuestamente crearon una plataforma para alegar que el autor de los hechos era un pirata informático rumano. Además de estos hechos, también trataron de entrar en contenido de agencias estatales y diferentes áreas del Gobierno federal.

Entre los cargos señalados, 11 de los agentes son imputados por un delito de conspiración para cometer crímenes informáticos, con agravante por robo de identidad en ocho de estos, y conspiración para lavar dinero; dos de los acusados son vinculados a un delito de conspiración para cometer una ofensa contra EE.UU.

El Departamento de Justicia precisó que en el escrito de imputación no se alude a la participación de ningún estadounidense.

Los responsables de inteligencia rusos son:

- Viktor Borisovich Netyksho, oficial al mando de la Unidad militar 26165, ubicada en Moscú, cuya principal misión, de acuerdo a la investigación, fue piratear al Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) y al Comité de Campaña Demócrata del Congreso (DCCC), así como las cuentas de correo electrónico afiliadas a la campaña de Clinton.

- Boris Alekseyevich Antonov, un mayor del Ejército ruso asignado a la Unidad 26165, quien supuestamente supervisaba un departamento dentro de dicha unidad que tenía como blanco organizaciones castrenses, políticas, gubernamentales y no gubernamentales a través de un método denominado "spear phishing", con el que se consigue acceso no autorizado a los datos confidenciales a través del correo electrónico. Los documentos judiciales señalan que Antonov supervisó a "otros conspiradores" en su acción contra el DNC, el DCCC e individuos vinculados a Clinton.

- Dmitriy Sergeyevich Badin fue un responsable militar asignado a
la Unidad 26165 que presuntamente colaboró con Antonov en sus
actividades.

- Ivan Sergeyevich Yermakov, oficial que trabajó en el departamento dirigido por Antonov dentro de la Unidad 26165. Yermakov supuestamente empleó varias identidades en internet, como "Kate S. Milton", "James McMorgans" y "Karen W. Millen", para presuntamente desarrollar operaciones de pirateo de al menos dos cuentas de correo electrónico de las que se publicaron varios
documentos sobre la campaña electoral a través de la web DCLeaks.

- Aleksey Viktorovich Lukashev, teniente del Ejército ruso asignado también en el departamento de Antonov quien, al igual que Yermakov, se hizo pasar por otras personas en internet y supuestamente mandó correos electrónicos para obtener un acceso no autorizado a las cuentas de miembros de la campaña de Clinton.

- Sergei Aleksandrovich Morgachev, teniente coronel de la Unidad 26165 que supervisó una sección de la misma presuntamente encargada de desarrollar programas maliciosos, incluida una herramienta de pirateo conocida como "X-Agent". Según el escrito de acusación, Morgachev supervisó a otros "conspiradores" que desarrollaron y controlaron el "X-Agent"
implantado en ordenadores del DCCC y el DNC.

- Nikolay Yuryevich Kozachek, capitán de la Marina destinado en el departamento de Morgachev, que usó distintos alias como "kazak" o
"blablabla1234565", y que presuntamente desarrolló, adaptó y controló el programa X-Agent, usado para piratear los sistemas informáticos del DCCC y el DNC sobre abril de 2016.

- Pavel Vyascheslavovich Yershov, oficial destinado en el departamento de Morgachev que supuestamente probó y personalizó el X-Agent antes de su uso.

- Artem Andreyevich Malyshev, teniente que en 2016 estuvo supervisando el programa malicioso implantado en los ordenadores del DCCC y el DNC, de acuerdo al escrito judicial.

- Aleksandr Vladimirovich Osadchuk, coronel y uno de los comandantes de la Unidad 74455, situada en Moscú, cuya misión era ayudar a la publicación de los documentos robados a través de la web DCLeaks y del pirata informático Guccifer 2.0, y a la difusión de contenido contrario a Clinton en las redes sociales.

- Aleksey Aleksandrovich Potemkin, oficial asignado a la Unidad 74455 que supervisaba un departamento responsable de la gestión de la infraestructura informática utilizada en las ciberoperaciones para publicar los documentos robados a través de la plataforma DCLeaks y el "hacker" Guccifer 2.0.

- Anatoliy Sergeyevich Kovalev, oficial destinado en la Unidad 74455 que supuestamente conspiró para piratear los ordenadores de estadounidenses y entidades responsables de la organización de las elecciones de 2016.

EFE

Vea todas las noticias de hoy

Avanza proceso para juicio político a Trump tras fallo del comité judicial

Votación de la Resolución 755 de la Cámara, artículos de juicio político contra el presidente Donald J. Trump. Patrick Semansky / POOL / AFP

El proceso para iniciar un juicio político contra el presidente Donald Trump avanzó este viernes a una nueva etapa tras un fallo del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que aprobó la "Resolución 755 de la Cámara, artículos de juicio político contra el presidente Donald J. Trump".

La mayoría de los legisladores que integran este comité (votaron 23 a favor y 17 en contra) determinó que Trump cometió abuso de poder al solicitar al presidente de Ucrania que investigara al hijo de Joe Biden, uno de los principales candidatos del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2020. Al mismo tiempo lo encontraron culpable de obstrucción por considerar que trató de impedir al Congreso la investigación de este asunto.

Comité Judicial aprueba cargos contra el presidente Trump
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:30 0:00

Ahora el Congreso de mayoría demócrata deberá votar si avanza con el juicio político contra el mandatario.

De continuar con este proceso, la decisión quedaría en manos del Senado controlado por los republicanos.

Al conocer el fallo del día de hoy el presidente insistió desde su cuenta en Twitter en que no ha cometido delito alguno: "¿Cómo puedes ser acusado cuando no has hecho nada malo".

La Casa Blanca ha dicho que no cooperará con el proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump por estimar que la investigación que iniciaron los demócratas es partidista, ilegítima e inconstitucional.

EEUU sanciona a hijo de Daniel Ortega por lavado de dinero y corrupción

Al centro, Rafael Antonio Ortega Murillo. (Foto: Confidencial/Twitter)

Estados Unidos impuso sanciones al hijo del presidente nicaragüense Daniel Ortega, Rafael Antonio Ortega Murillo, por presunto lavado de dinero y corrupción, informó el jueves el Departamento del Tesoro en su más reciente medida contra el gobierno de la nación centroamericana.

Washington también puso en la lista negra a dos de las compañías de Rafael Ortega, que dijo usaba para lavar dinero y financiar al gobierno de su padre, según un comunicado del Tesoro.

Estados Unidos ya había impuesto sanciones a varios funcionarios nicaragüenses, incluida la esposa del mandatario, Rosario Murillo, quien es la vicepresidenta del país.

La administración de Donald Trump ha criticado al gobierno de Ortega por lo que considera como un debilitamiento de las instituciones democráticas y el estado de derecho.

"Rafael Ortega es el administrador de dinero clave detrás de los esquemas financieros ilícitos de la familia Ortega. El Tesoro está apuntando a Rafael y las compañías que posee y utiliza para lavar dinero para apuntalar el régimen de Ortega a expensas del pueblo nicaragüense", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, en una declaración.

Una cadena de estaciones de servicio, Distribuidor Nicaragüense de Petróleo SA, propiedad de Rafael Ortega y de Murillo, también fue incluida en la lista negra el jueves.

Ortega Murillo es el segundo hijo de Ortega sancionado por Estados Unidos. El primero fue Laureano. Reuters no obtuvo respuesta de inmediato a solicitudes de comentarios hechas al gobierno.

El gobierno nicaragüense ha llamado a sanciones previas de Estados Unidos como una continuación de sus planes "imperiales" en la nación centroamericana.

EEUU crea iniciativa para impulsar al sector privado en el hemisferio

América Crece

El gobierno de Estados Unidos lanzará oficialmente la iniciativa ampliada para el Crecimiento en las Américas, titulada América Crece, el próximo 17 de diciembre en Washington, D.C., informó el Departamento de Estado en su sitio digital este miércoles.

América Crece es una iniciativa gubernamental para fomentar la inversión en infraestructura del sector privado en América Latina y el Caribe. Tiene como objetivo además reducir los excesivos obstáculos reglamentarios, jurídicos, de adquisiciones y de mercado a la inversión.

Altos funcionarios estadounidenses, de siete agencias, se reunirán con líderes empresariales clave, así como con funcionarios de alto nivel de América Latina y el Caribe, en la Casa Blanca y en la Cámara de Comercio de Estados Unidos el próximo 17 de diciembre.

Los organismos centrales que la integran la iniciativa son el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro, el Departamento de Comercio y el Departamento de Energía, así como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Agencia de Comercio y Desarrollo de los Estados Unidos (USTDA) y la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), entre otros.

Ya Estados Unidos ha firmado memorandos de entendimiento oficiales sobre América Crece con Argentina, Chile, Jamaica y Panamá. En los países de habla inglesa, América Crece se llamará Growth in the Americas, con el fin de tener eco en el público local que no habla español. En Brasil, la iniciativa se conocerá como América Cresce.

EEUU sanciona a empresas iraníes por el envío de armas a Yemen

Departamento del Tesoro de los EE. UU. En Washington, EE. UU.

El Departamento del Tesoro impuso hoy sanciones a una red de transporte marítimo y varios representantes en China y Dubái de la compañía aérea Mahan Air por el envío de armas de Irán a Yemen y Siria, dentro de su campaña de presión al gobierno de Teherán.

"El régimen iraní usa sus industrias marítimas y de aviación para suministrar armas a sus grupos terroristas regionales, contribuyendo de manera directa a la devastadora crisis humanitaria en Siria y Yemen", dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en un comunicado.

"Los sectores de aviación y transporte marítimo deberían estar vigilantes y no permitir que sean utilizados por terroristas", agregó.

En concreto, el Tesoro designó varias compañías controladas por el empresario iraní Abdolhossein Khedri (Khedri Jahan Darya Co. and Maritime Silk Road LLC) que habrían participado en el contrabando de armas del Cuerpo de Guardia Revolucionaria Islámica.

Asimismo, son objeto de sanciones tres representantes generales de ventas de la compañía aérea iraní Mahan Air: Gatewick LLC y Jahan Destination Travel and Tourism LLC, con sede en Dubái; y Gomei Air Services Co., con oficinas en Hong Kong y las ciudades chinas de Shenzhen y Guangzhou.

Como consecuencia de la designación del Tesoro, quedan congelados los activos que estas entidades y empresas puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se les prohíbe hacer transacciones financieras con ciudadanos estadounidenses.

Las sanciones se producen apenas unos días después de que Washington y Teherán acordasen un intercambio de presos, en un momento de gran tensión entre ambas partes tras la retirada unilateral de Washington del acuerdo nuclear internacional de 2015.

El pasado sábado, en un intercambio de detenidos, fueron liberados el científico iraní Masud Soleimaní, acusado el año pasado en EE.UU. de intentar exportar material biológico a Irán, y el investigador estadounidense Xiyue Wang, arrestado en 2016 en el país persa y condenado por espionaje.

A pesar de las tensiones, el presidente, Donald Trump, ha reiterado en varias ocasiones su disposición a negociar con la República Islámica y, de hecho, intentó sin éxito reunirse con su homólogo iraní, Hasán Rohaní, en Nueva York en septiembre, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU.

Cubanoamericano enviado de Trump se retiró de investidura en Argentina

Mauricio Claver-Carone Director de Asuntos del Hemisferio Occidental Consejo de Seguridad Nacional

Un asesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de la asunción del presidente argentino, Alberto Fernández, y no acudió a las reuniones de trabajo que estaban previstas el miércoles debido a la presencia de funcionarios del gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

El enviado especial, Mauricio Claver-Carone, dijo al diario local Clarín que se había retirado temprano tras “sorprenderse” por la presencia de invitados como el ministro de información venezolano, Jorge Rodríguez.

Los comentarios fueron confirmados por un portavoz de la embajada de Estados Unidos, quien afirmó que no se habían cancelado las reuniones programadas.

Estados Unidos y muchos otros países han expresado su deseo de que Maduro renuncie y han reconocido al líder opositor venezolano Juan Guaidó como el presidente legítimo del país.

El líder peronista Fernández se encuentra en una encrucijada diplomática entre Estados Unidos y sus aliados izquierdistas, incluido Venezuela. Su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en cambio tuvo una estrecha relación con Maduro en la última etapa de sus dos mandatos entre 2007-2015.

“Desafortunadamente, debido a unas invitaciones y a algunas sorpresas que recibimos al llegar, decidí no ir y me voy temprano. No voy a tener las reuniones de trabajo que tenía programadas para mañana”, dijo Claver-Carone a Clarín.

El enviado también afirmó que los lazos con Maduro “no le traen ningún beneficio a la Argentina” y que el país debería tener como prioridad “trabajar bilateralmente con nosotros y con otros aliados”.

Otros funcionarios estadounidenses asistieron y se reunieron con Fernández, incluidos el Secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azaz, y Michael Kozak, subsecretario interino de Estados Unidos para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

El portavoz de la embajada estadounidense dijo que Azar y Claver-Carone dejaron el país sudamericano el miércoles, mientras que Kozak permanecía en Argentina.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG