Enlaces de accesibilidad

Contra la censura

64 grupos y publicaciones respaldan derogación del Decreto Ley 370

Un joven se conecta a Internet desde su teléfono en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

El pedido de derogación del Decreto Ley 370 ha ganado el respaldo de numerosos grupos de la sociedad civil, medios de prensa y reconocidas instituciones internacionales.

La normativa, que entre otras cosas vigila lo que se publica en redes sociales, ha dado rienda suelta a la Seguridad del Estado y a la policía para amenazar, multar, detener, interrogar y decomisar teléfonos y laptops a periodistas independientes, reporteros, comunicadores, youtubers y ciudadanos cubanos en general.

Un comunicado conjunto divulgado este lunes en respaldo a la petición presentada el pasado 8 de junio en Cuba ante la Asamblea Nacional, el Consejo de Estado, el Tribunal Supremo, la Fiscalía General y el presidente de la República para declarar inconstitucional el Decreto Ley 370 de 2019, indica que al menos 64 entidades suscribieron esa solicitud.

Los firmantes lo hicieron en representación de más de 500 residentes en Cuba y de 3 mil 100 de origen cubano y de otras 83 naciones, quienes firmaron la “Declaración contra el Decreto Ley 370: Ley Azote”, publicada en la plataforma Avaaz.

El mes pasado periodistas independientes y activistas de los derechos humanos en Cuba anunciaron la creación del Movimiento Cubano por la Libertad de Expresión (MOLE) que agrupa a los principales activistas contra el Decreto Ley 370 y cualquier otra ley que intente coartar el derecho a la libre expresión en Cuba.

El comunicado conjunto publicado este lunes indica:

"El Decreto Ley 370 fue descrito como un medio efectivo para la consolidación de la ciberseguridad, la soberanía tecnológica, la seguridad y la defensa nacional. Sin embargo, supedita el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) a las necesidades estatales e impone restricciones al ejercicio de derechos fundamentales implicados en su uso, como la participación política, la libertad de expresión, la privacidad y el derecho de asociación, entre las que destacan las siguientes:

Sanciona la difusión de información en redes sociales contrarias al “interés social”, “la moral” y “las buenas costumbres”, categorías que no definen la conducta ilícita e inhiben el debate en el ámbito público y político.

Autoriza el castigo y persecución de investigadores en seguridad informática que publican y alertan sobre la existencia de vulnerabilidades en sistemas informáticos.

Otorga facultades discrecionales al Ministerio de las Comunicaciones (MINCOM) para el otorgamiento licencias sobre programas y aplicaciones informáticas.

Impide la fabricación, instalación, comercialización de dispositivos asociados a las TIC, sin autorización, afectando el desarrollo de redes comunitarias que garantizan el acceso a internet y reducen la brecha digital.

Impide el hospedaje de sitios web ubicados en servidores extranjeros que no sean réplicas de los servidores nacionales, declarando ilegales los blogs personales y medios independientes a los que se les niega acceso al dominio “.cu”; permitiendo al Gobierno controlar y acceder a la información personal de los usuarios.

Esas restricciones contravienen lo dispuesto en los Artículos 8, 40, 41, 47, 54 y 228 de la Constitución de la República de Cuba y son contrarias a los tratados internacionales ratificados por el Estado, que forman parte del ordenamiento jurídico nacional y que protegen expresamente la libertad de expresión. Entre estos, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Convención sobre los Derechos del Niño, y la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

En virtud de la firma de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de los derechos civiles y políticos, el Estado cubano está compelido a proteger la libertad de expresión. Dicho compromiso está reafirmado en el Artículo 47 de la Constitución cubana que reconoce el derecho de las personas al libre desarrollo de su personalidad, y en el Artículo 54 que impone al Estado la obligación de garantizar la libertad de expresión, imprescindible para el goce de otros derechos humanos, cuya restricción ilegítima supone una violación de los principios de indivisibilidad, interdependencia y progresividad de los derechos humanos reconocidos en el Artículo 41.

Desde la publicación de nuestro comunicado el pasado 6 de mayo ̶ cuando alertamos sobre las violaciones a la libertad de expresión y prensa que supone la aplicación del Decreto Ley 370 ̶ , la situación ha continuado agravándose. Otras nueve personas han sido penalizadas con multas de 3000 pesos (120 dólares), equivalente a tres veces el salario medio mensual vigente. Y al menos uno fue multado en dos ocasiones en un plazo menor a 40 días. En todos los casos, fueron sancionados por funcionarios del MINCOM, bajo órdenes directas de la Seguridad del Estado, debido a sus publicaciones críticas en redes sociales sobre la gestión del Gobierno cubano.

En el Informe de país de febrero de 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) consideró que el Decreto Ley 370 “podría generar restricciones indebidas al ejercicio de los derechos a la libertad de expresión y reunión a través de Internet, afectando la libre circulación de información”.

La CIDH ha advertido que las actividades de vigilancia en Internet son contrarias al derecho a la privacidad y protección de datos personales. Mostró preocupación porque este tipo de seguimiento en línea estaría siendo utilizado como un medio para la identificación de periodistas independientes y disidentes políticos, lo que llevaría al uso de patrones de hostigamiento contra estas personas.

El Estado cubano debe garantizar el derecho de acceso a la información a través de cualquier medio, en particular a través de internet. Insistimos en que penalizar y calificar como contravenciones legales el ejercicio de la libertad de expresión y restringir el acceso y la publicación de contenidos en Internet, esgrimiendo motivos de orden público o seguridad nacional, posee un efecto amedrentador en la dimensión colectiva de los derechos de libertad de expresión y de reunión.

Los abajo firmantes apoyamos la petición para declarar inconstitucional el Decreto Ley 370. Reafirmamos en todos sus términos el comunicado publicado el 6 de mayo pasado. Exhortamos a actores de la comunidad internacional, gobiernos, sociedad civil y organismos internacionales de protección de derechos humanos a exigir al Gobierno cubano el fin inmediato de la vigilancia en línea contra personas que expresan sus opiniones en redes sociales u otros medios y el cese de la persecución a periodistas y activistas de derechos humanos.

Listado de firmantes

Access Now, ADN, Alas Tensas, Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, Árbol Invertido: Cuba, cultura y libertades, Article 19 Oficina para México y Centroamérica, Asociación Pro Libertad de Prensa, CADAL, Centro PEN de Escritores Cubanos en el Exilio, CiberCuba, Ciudadanía y Desarrollo, CIVICUS, Civil Rigths Defenders, Club de Escritores y Artistas de Cuba, Convivencia, Cubalex, CubaNet, Cultura Democrática, Demo Amlat, Demongeles, Derechos Digitales de América Latina, Diario de Cuba, El Estornudo, Freedom House, Freemuse, Fundación Cubana para los Derechos Humanos, Fundación Internet Bolivia, Havana Times, Hiper Derecho, Huaira, Human Rights Foundation, Hypermedia, ICLEP, IFEX-ALC, Instituto de Artivismo Hannah Arendt, La Hora de Cuba, Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, Movimiento Cubano por la Libertad de Expresión, Movimiento San Isidro, No Somos Desertores, PEN Internacional, People In Need, People in Need Slovakia, Play-Off Magazine, Post Bellum, “Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda”, Proyecto Inventario, Puente a la Vista, Race and Equality, Red de Cultura Inclusiva, Red Femenina de Cuba, REDLAD, Rialta, Robert F. Kennedy Human Rights, Transparencia Electoral, Tremenda Nota, Usuarios Digitales y Yucabyte

Vea todas las noticias de hoy

18 periodistas cubanos, víctimas de ataques de la Seguridad del Estado en junio

José Antonio Fornaris, director de la APLP. (Foto: Cubanet)

La Asociación Pro Libertad de Prensa, APLP, documentó en su informe correspondiente al mes de junio que 18 periodistas independientes en la Isla recibieron ataques por parte de la Seguridad del Estado.

Las agresiones van desde interrogatorios en unidades policiales, hostigamiento a familiares, multas por delitos fabricados y arrestos domiciliares y en centros penales.

“En mayo solo hubo cinco incidentes de estos tipos. Este salto, más que todo, se produjo debido a los acontecimientos del día 30 de junio cuando hubo un llamamiento a protestar públicamente contra la muerte a tiros de un joven en Guanabacoa, La Habana, a manos de un policía”, explicó José Antonio Fornaris, director de la entidad que tiene su sede en La Habana.

“En Cuba no existe el derecho a la protesta pacífica ni tampoco hay derecho a la libertad de opinión. Aunque la Constitución dice que esos derechos están garantizados, históricamente el régimen se ha caracterizado por violar su propia Constitución”, destacó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

Según el reporte de APLP, seis comunicadores sufrieron detenciones: Osniel Carmona Breijo, Vladimir Turró, Iliana Hernández y Jorge Enrique Rodríguez (los cuatro en La Habana), Yoanni Limonta García (en Cienfuegos) y Yander Serra (en Granma).

El director del grupo defensor de la libertad de opinión y prensa resaltó los casos de “Jorge Enrique Rodríguez, que trabaja para Diario de Cuba y también colabora con el diario español ABC. Fue apresado el día 29 por tirar fotos a unos policías en la vía pública. Estuvo cuatro días tras las rejas y fue excarcelado debido a una fuerte campaña que realizaron alrededor de 50 organizaciones asentadas en Cuba y en el extranjero”.

Al otro día de ser liberado, Rodríguez tuvo que presentarse a la estación policial donde fue multado con 800 pesos por tirar fotos a un agente del orden.

“Es algo absurdo porque los policías son funcionarios públicos y es el pueblo cubano quien les paga”, opinó el directivo. Luego agregó:

“También fue detenido Vladimir Turró. Fueron a buscarlo a casa de su esposa y lo mantuvieron detenido por 6 horas en la unidad conocida como El Capri, en Arroyo Naranjo”.

“A Yoanni Limonta que trabaja para la agencia Palenque Visión, lo detuvieron en la vía pública, le confiscaron su teléfono celular, un trípode y una cámara. Después registraron su residencia y allí incautaron el resto de sus implementos de trabajo”, precisó.

Otros doce periodistas fueron obligados a permanecer recluidos en sus viviendas por varias horas.

“Lo que demuestra el abuso de poder. Se supone que sea un juez quien dispone que usted va estar en su domicilio sin poder salir”, apuntó Fornaris.

La APLP solicitó en abril de 2006 su inscripción en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia de Cuba. Nunca ha recibido respuesta.

Cubano crea página para identificar a las "ciberclarias" del régimen

MININT Cuba

Más de un centenar de cuentas falsas identificadas como "las ciberclarias" y que tienen como misión principal apoyar al régimen de la isla, han sido localizadas en Twitter por el cubano americano Raúl Danglade Pujols, quien creó una página web donde pueden ser denunciadas.

Sitio web monitorea en la internet a "cibercombatientes" del régimen cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:14 0:00

El joven graduado de Ciencias Informáticas en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), dijo a Radio Televisión Martí que creó el sitio CiberClarias.com luego de que se filtrara un documento de la dictadura cubana donde exponían cómo atacar las diferentes plataformas y "qué tipo de noticias tenían que dar y lo que había que utilizar e impulsar".

Explicó que las “ciberclarias”, son troles al servicio del gobierno de Cuba que tienen como tarea multiplicar el mensaje oficial del Estado y hacer ver que "el cubano de a pie está opuesto a todo lo que puede venir del mundo entero".

En sus publicaciones también "difaman a organizaciones opositoras y a cualquier movimiento político en la isla", señaló.

La plataforma creada por el joven "está constantemente a la búsqueda de datos y escaneando hashtags como #DeZurdaTeam #SomosContinuidad o #CubaSalva para identificar las cuentas.

"Comencé a analizar muchas de las cuentas que se hacían pasar por cubanos y me percaté de que en realidad se dedicaban a robar identidades", comentó.

Danglade agregó que otra de las misiones de las "ciberclarias" es ocasionar el cierre de cuentas de activistas y opositores y el método que usan es "denunciarlas ante las diferentes plataformas".

Generalmente cuando Twitter, y Facebook reciben denuncias sobre una cuenta de más de siete personas se ven obligadas a limitarlas un tiempo para investigar y estudiar lo que ocurre y es por eso que a veces hay activistas a los que les retiran sus cuentas por un tiempo, precisó.

El ingeniero informático añadió que "las plataformas de Twitter y Facebook se están dando cuenta de lo que ocurre porque han observado que las denuncias vienen de la misma dirección, del mismo navegador y a veces de la misma persona".

Consultado sobre la vía que debe seguir el que quiera denunciar indicó que en ciberclarias.com lo pueden hacer "tanto para Twitter como en Facebook y You Tube".

El interesado debe proporcionar la información que les pedimos y que esta protegida para podernos comunicar con él y juntar las evidencias, precisó.

A juicio el miércoles por “desacato” el periodista Jorge Enrique Rodríguez

El periodista independiente cubano Jorge Enrique Rodríguez (Foto: Cortesía Diario Las Américas)

El miércoles de la semana próxima será el juicio por cargos de “desacato a la autoridad” contra el periodista independiente cubano Jorge Enrique Rodríguez, corresponsal de Diario de Cuba y colaborador del periódico español ABC, según reveló desde La Habana la hermana del reportero, Yusimí Rodríguez.

“Se espera que sea una multa porque es primera vez, y eso fue desacato, no es una cosa tan grave; debe ser una multa”, declaró la mujer, hermana menor del periodista de 47 años.

Lo arrestaron por sus reportes sobre el presunto asesinato en Guanabacoa a manos de la policía del joven Hansel Ernesto Hernández Galiano. Yusimí no sabe si hubo testigos en aquel momento, pero dice creer que el cargo de desacato se debe a que su hermano discutió con los agentes cuando lo detenían.

Ella acudió el jueves a verlo al Vivac de La Habana, donde Rodríguez permanece desde el domingo, y no le permitieron encontrarse con él por las restricciones que impone la pandemia de COVID-19, según dijo.

“Haré todo lo imposible por verlo, porque yo estoy loca por verlo”, declaró la hermana del reportero en entrevista con Radio Televisión Martí. Además de Yusimí, Rodríguez tiene otro hermano menor que ella, Leonel.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) y el Comité Para la Protección de Periodistas (CPJ) condenaron el arresto de Rodríguez.

Reporteros Sin Fronteras pide la liberación inmediata del colaborador de ABC en La Habana y periodista del Diario de Cuba, Jorge Enrique Rodríguez”, dice un mensaje del grupo compartido en Twitter. “Rodríguez cubrió ampliamente el asesinato de un joven a manos de la policía y las protestas posteriores”.

En la redacción de Radio Televisión Martí, el Director de Contenido (Chief Content Officer) Osmín Martínez recordó que, mientras dirigía el Diario Las Américas, tuvo la oportunidad de conocer a Rodríguez en Miami cuando hizo una pasantía en ese periódico.

Es un reportero con profundo conocimiento de Cuba, jovial y enérgico, que en sus textos refleja la realidad de la isla, lo que lo convierte en un peligro ante los ojos del régimen cubano”, comento Martínez. “Como ha sucedido recientemente con muchos otros periodistas independientes, las autoridades tratarán de acallar sus reportes para poner un cerco de silencio sobre la grave situación que atraviesa el país".

El director de Diario de Cuba, Pablo Díaz Espí, condenó el arresto y subrayó que con él son seis los periodistas de ese medio que han sufrido citaciones, amenazas e incluso acoso a sus familias desde marzo, que esta vez llegan incluso al encarcelamiento y al procesamiento penal.

“Lamentablemente, se veía venir”, declaró Díaz Espí. “El gobierno de Miguel Díaz-Canel no ha cesado de acosar a los periodistas independientes cubanos, tanto de este como de otros medios. El periodista Roberto Quiñones lleva ya más de diez meses de injusta condena”.

No es la primera vez que Rodríguez ha sido arrestado, le contó al periódico ABC su hermano Leonel. En marzo de 2019 fue retenido por hacer unas fotos, “pero en aquella ocasión solo fue durante 24 horas”, dijo.

Una campaña iniciada en el sitio de internet change.org pide apoyo para exigir la liberación de Rodríguez.

“A Jorgito no le perdonan que haya reportado sobre el asesinato de Hansel Hernández o que haya salido en defensa de los jóvenes que encarcelaron intentando cruzar la frontera en la base naval de Guantánamo, o que escriba, investigue y exija sobre los feminicidios que el sistema judicial cubano se empeña en silenciar”, dice el texto que acompaña la solicitud.

SIP y CPJ condenan la represión en Cuba

Auto PNR Cuba

Tanto la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) como el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) han denunciado los arrestos en la isla, el acoso a los informadores y la represión contra los manifestantes pacíficos.

La SIP condenó la detención, hostigamiento, despliegue de efectivos y restricción del acceso a internet contra periodistas y activistas, como parte de un operativo represivo para impedir manifestaciones pacíficas en Cuba contra la violencia policial y el racismo.

Relata el informe la actuación de la Seguridad del Estado que detuvo, amenazó y bloqueó el servicio de internet de periodistas, artistas y activistas de los derechos humanos para obstaculizar su participación en una manifestación convocada en La Habana y otras ciudades en protesta por la muerte la semana pasada del joven afrocubano Hansel Hernández Galiano a manos de la policía.

El presidente de la SIP, Christopher Barnes, director de The Gleaner Company, Kingston, Jamaica, expresó su "más profunda condena por la represión contra periodistas que intentan informar sobre un tema de interés nacional y mundial en condiciones de extrema inseguridad, y contra miembros de la sociedad civil que buscan ejercer su derecho fundamental a la protesta y la libertad de expresión".

La muerte de Hernández el 24 de junio ha desatado protestas y polémica sobre el racismo en Cuba, donde desde finales de mayo se viene informando de manera extensa y repetitiva sobre la muerte de George Floyd en Minesota..

Según familiares de Hernández, de 27 años, un policía le disparó en dos ocasiones por la espalda en circunstancias que aún no han sido esclarecidas.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP y director de La Silla Rota, Ciudad de México, México, enfatizó que "sorprende la doble moral del Estado cubano que pretende acallar en su suelo situaciones similares que condena de manera intensa cuando suceden en otros países".

El CPJ publicó en Twitter que varios periodistas cubanos habían informado que ETECSA les había restringido su acceso a Internet. Informa que otros periodistas, como Abraham Jiménez Enoa, reportaron fuerte presencia policial fuera de sus casas, que les impedía salir. Esa táctica no es nada nuevo, precisó la entidad.

Otros comunicadores, como Ariel Maceo Téllez, fotógrafo, y María Matienzo, colaboradora de CubaNet, fueron puestos bajo "arresto domiciliario" durante ocho horas y sin proveer mayor explicación. Se les advirtió que serían arrestados si abandonaban su vivienda.

Asimismo, la artista Tania Bruguera fue arrestada este martes cuando salía de su casa; el coordinador nacional del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), Juan Antonio Madrazo Luna, fue detenido anoche y liberado esta mañana. También, la reportera de El Estornudo Mónica Baró y la youtuber Ruhama Fernández denunciaron presencia policial alrededor de sus viviendas.

ETECSA corta Internet y restringe llamadas en el día de las protestas

Una Oficina de ETECSA en La Habana.

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) interrumpió el servicio de Internet a varios periodistas y activistas cubanos para impedirles documentar las protestas convocadas para este martes contra la violencia policial en la isla.

Muchos de estos activistas y periodistas han sido citados y amenazados por la Seguridad del Estado para impedirles participar en las manifestaciones. Otros tiene policías apostados en las inmediaciones de sus viviendas para no permitirles salir.

"Restricción temporal de llamadas"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:09 0:00

ETECSA no oculta que silencia a unos y a otros. Al llamar, por ejemplo, al activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Ovidio Martin Castellanos, el mensaje es claro: “El número que usted llama tiene restricción temporal de llamadas”, y luego se repite en inglés.

Algunos han sido advertidos de que podrían ir a prisión, acusados por el delito de propagación de epidemias.

Entre los comunicadores a quieres se les ha interrumpido el servicio están: Monica Baró, Abraham Jiménez Enoa, Darío Alejandro Alemán Cañizares, Jancel Moreno, Omara Ruiz Urquiola, Iliana Hernández, Hector Luis Valdés Cocho, Anamelys Ramos Rodríguez, Camila Acosta, Michel Matos y Marta María Ramírez entre otros.

El proyecto comunicativo cubano sobre Tecnologías de la Información y la Comunicación yucabyte.org ha estado denunciado el mecanismo de ETECSA para frustrar la convocatoria.

Van a tener que dejar incomunicada a Cuba entera.


La periodista Mónica Baró escribió: "Esto demuestra, una vez más, la falta de independencia de la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A., la única compañía que ofrece servicios de telefonía y acceso a Internet en Cuba. Marta y Anamely son ambas madres. Marta tiene una niña pequeña. Dejar a personas incomunicadas, en un contexto además como el actual, es una violación, otra, de nuestros derechos. El gobierno está para servir a los ciudadanos. A todos, no solo a los que le dan la razón, incluso cuando piensen distinto, o a los que miran las nubes o las musarañas cuando las injusticias les pasan por delante".

"Cortando las comunicaciones no van a silenciar a nadie. Van a tener que dejar incomunicada a Cuba entera. Encontraremos maneras de seguir haciendo llegar nuestros mensajes, así como una vez las mambisas llevaban mensajes independentistas en flores mariposas, buscaremos nosotras nuestras vías. Camila, Anamely, Marta son las mambisas del siglo XXI. Abraham igual. El gobierno tiene la oportunidad de obrar bien, esto es innecesario, solo nos daña aún más. Espero que a sus cabezas les llegue luz", apuntó la ganadora del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo en 2019.

Cargar más

XS
SM
MD
LG