Enlaces de accesibilidad

América Latina

Abren investigación contra Lula y Dilma

Dilma Rousseff (d), y Luiz Inácio Lula da Silva (i).

Sospechan que Rousseff, Lula y dos exministros obstaculizaron las investigaciones por el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil abrió hoy una investigación contra la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva y los exministros Aloizio Mercadante y José Eduardo Cardozo, además de un senador destituido y dos magistrados.

La decisión del magistrado Teori Zavascki atendió un pedido presentado en mayo por el procurador general de la República, Rodrigo Janot, quien sospecha que Rousseff, Lula y los dos exministros obstaculizaron las investigaciones por el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Con la decisión de la Corte Suprema, también serán investigados el senador destituido Delcídio do Amaral y los magistrados del Superior Tribunal de Justiça (STJ) Francisco Falcão y Marcelo Navarro Ribeiro Dantas.

Zavascki había devuelto el pedido a Janot para un nuevo análisis después de anular otro proceso del mismo caso en el que fueron utilizadas escuchas telefónicas no autorizadas de conversaciones de Rousseff y Lula.

Janot había utilizado esas escuchas como parte del argumento para su acusación de obstrucción a la Justicia contra los implicados. El procurador, sin el amparo de las escuchas, envió de nuevo el pedido en junio, durante el receso del poder Judicial por las vacaciones de mitad de año, que ahora fue atendido por Zavascki.

Con la apertura de la investigación se iniciará ahora el proceso de recolección de pruebas y después de esa fase Janot deberá decidir si formaliza la denuncia o archiva el caso.

La Asesoría de Prensa de Lula indicó que a pesar del exmandatario no haber sido notificado todavía, "repudia la filtración ilegal" de informaciones y el exgobernante "reafirma que siempre actuó dentro de la ley antes, durante y después del ejercicio de dos mandatos como presidente de la República, democráticamente electo por el pueblo brasileño".

Los abogados de Lula, en tanto, señalaron en una nota de prensa que el expresidente "jamás practicó cualquier acto que pueda configurar crimen de obstrucción a la Justicia".

"Lula no se opone a cualquier investigación, desde que sea observado el debido proceso legal y las garantías fundamentales", explicó la defensa de Lula, quien es investigado dentro del proceso de la 'Operación Lava Jato', como se conoce el caso de corrupción enquistado en la petrolera estatal Petrobras.

Según las investigaciones, empresas constructoras sobrevaloraban los contratos con la estatal y el dinero de los sobornos era repartido entre ejecutivos de las compañías, exaltos cargos de la petrolera y una cincuentena de políticos, muchos de los cuales ya fueron condenados en primera instancia por corrupción.

Vea todas las noticias de hoy

¿Qué rol juega EEUU en las negociaciones venezolanas? (VIDEO)

Levantará las sanciones EEUU a cambio del diálogo en Venezuela
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:36 0:00

Noruega ha promovido una vez más el diálogo entre el presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó. ¿Qué papel podría jugar el gobierno de Joe Biden?

WASHINGTON D.C. - Desde Oslo a Barbados, esta no es la primera vez que representantes del presidente Nicolás Maduro, distintos sectores de la oposición y el líder Juan Guaidó dan indicios a una nueva ronda de diálogos con la mediación de la diplomacia de Noruega.

Y aunque Estados Unidos no ha estado directamente vinculado a las negociaciones, sí tiene una gran influencia sobre las mismas. Hasta la fecha, 166 ciudadanos venezolanos vinculadas con el Gobierno de Maduro están sancionadas y a más de 1.000 personas les fue revocada la visa, según un estudio de enero de este año, publicado por el Servicio de Investigaciones del Congreso.

“Si Maduro cede estos espacios democráticos, restaura las instituciones y da espacio, podemos empezar a evaluar el levantamiento de algunas sanciones que hemos hecho en el pasado”, señala Jimmy Story, embajador de Estados Unidos para Venezuela.

El diplomático indicó, sin embargo, que él desconoce por ahora cómo marchan las pláticas para el establecimiento de un diálogo. Lo que sí está claro es que en la medida que logre avances concretos hacia la restauración de la democracia podría conducir al levantamiento de las sanciones estadounidenses.

“Tienen que ser cosas que son irreversibles y no pueden ser cosas que de un día para otro pueda cambiar el régimen. Porque hemos visto esta historia antes”, explicó el embajador Story en entrevista a la VOA.

“Lo que queremos ver es la restauración de la democracia en el país. Y entonces ya poco a poco, a través de la mesa de diálogo podemos evaluar las acciones dependiendo lo que están haciendo ellos”, afirmó

El líder opositor Juan Guaidó, que en ocasiones se ha mostrado escéptico al diálogo, recientemente dijo estar dispuesto a sentarse a la mesa, pero con condiciones: “Hacen falta garantes, hacen falta compromisos, como decíamos ayer, de nuestra comunidad internacional”.

El presidente Maduro también tiene sus peticiones, entre ellas el levantamiento de las sanciones, la reactivación de los activos y cuentas bancarias y la legitimación internacional de sus poderes.

“El reconocimiento pleno de la Asamblea Nacional legítima y de los poderes establecidos en Venezuela", indicó Maduro durante una alocución en el canal del estado venezolano.

Noruega, que ha facilitado en el pasado este tipo de negocación, organizó en agosto de 2019 un encuentro entre los delegados de Maduro y Guaidó. Las conversaciones fracasaron después de que el Gobierno venezolano se retiró en protesta por el endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos.

“Por la parte de los noruegos, ellos decidieron hacer un proceso limpio con el menor número de participantes necesarios, Estados Unidos estaba afuera, ellos no querían participar, pero sobre una situación que nadie podía tener ningún control”, señaló Fulton Armstrong, director de investigaciones en Latinoamérica en American University.

Armstrong opina que el rol estadounidense podría ser significativo.

“Estados Unidos tiene un papel importante en el proceso (...) “tenemos toda la palanca, toda la influencia necesaria, pero no aflojamos la cosa”, comentó.

Analistas valoran que en esta nueva ronda de diálogo, deben existir más garantes para ambos lados de la mesa. Maduro puede estar en este momento en el epicentro de las reglas del juego y haciendo solicitudes, pero Guaidó continúa con un gran apoyo internacional, y el más importante, el de Estados Unidos, que todavía está por definir sus reglas del juego.

Piden prisión preventiva de Fujimori, aún en disputa por resultado electoral frente a socialista Castillo (VIDEO)

Acaba el recuento electoral en Perú y Castillo se proclama vencedor
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

Un fiscal peruano pidió el jueves la prisión preventiva para la candidata Keiko Fujimori por "incumplimiento" de restricciones en un caso de lavado de activos por antiguos aportes ilegales de campaña, mientras la postulante busca evitar su derrota en las ajustadas elecciones presidenciales en el país andino.

El fiscal José Domingo Pérez solicitó a un juez la prisión preventiva alegando que Fujimori mantiene comunicaciones con testigos vinculados con la presunta recepción de al menos 1,2 millones de dólares de firmas privadas para sus campañas políticas del 2011 y 2016, cuando también postuló a la presidencia.

"Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos", dijo el expediente fiscal a la que tuvo acceso Reuters.

En la tarde del jueves, la candidata calificó el pedido fiscal como "absurdo" y afirmó que ello no va la iba a "distraer en lo absoluto" en la batalla que han iniciado para que se revisen miles de votos en la recta final del conteo de sufragios.

El aludido como testigo por la fiscalía, Miguel Torres, un exlegislador del partido de la candidata, negó estar involucrado en el caso de lavado de activos. "Sí he asistido (a la fiscalía) en más de una oportunidad, pero, para temas completamente distintos que no tienen que ver con el caso", manifestó.

Torres estuvo el miércoles con Fujimori cuando anunció que estaba pidiendo la nulidad de 500.000 votos tras cuestionar el proceso electoral, que observadores internacionales han afirmado que se llevó a cabo de forma transparente.

En unas polarizadas elecciones presidenciales, Fujimori está detrás de su rival socialista Pedro Castillo, que mantiene una estrecha pero constante ventaja de 0,4% mientras se acerca el final del conteo oficial.

El caso judicial contra Keiko aún no tiene fecha de inicio de audiencia, y el fiscal Pérez ha pedido 30 años y 10 meses de prisión para la candidata y la disolución de su partido político, por cargos que incluyen crimen organizado, obstrucción de la justicia tras más de dos años de investigaciones.

Keiko Fujimori, hija del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori, venía siendo investigada por recepción de dinero de la constructora brasileña Odebrecht y de algunas firmas peruanas.

La candidata ha estado ya en prisión preventiva por el caso. La primera vez entre octubre del 2018 y noviembre del 2019 y la última entre enero y mayo del año pasado.

Los Fujimori han estado bajo investigación por años. El menor de los hermanos, el exlegislador Kenji Fujimori, es investigado por presunta compra de votos para evitar en el 2017 la destitución del ahora expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

El exmandatario Alberto Fujimori, de 82 años, fue condenado por ser autor mediato del asesinato de 25 personas, entre ellas un menor, cometido por un grupo paramilitar que actuaba bajo la sombra a inicios de la década de 1990 en medio de una guerra entre el Estado y el grupo rebelde maoísta Sendero Luminoso.

Keiko Fujimori impugna miles de votos en presidenciales de Perú (VIDEO)

La candidata presidencial Keiko Fujimori se retira su mascarilla el miércoles 9 de junio de 2021 durante una conferencia de prensa, en Lima, Perú. (AP Foto/Martín Mejía)

El candidato izquierdista Pedro Castillo seguía liderando el miércoles los comicios presidenciales de Perú por menos de medio punto sobre Keiko Fujimori, quien interpuso acciones jurídicas para anular medio millón de votos por supuestas irregularidades.

Según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 99% de las boletas contabilizadas Castillo sumaba 50,2% y la aspirante de derecha 49,8%, una diferencia de más de 73.000 sufragios.

No es la primera vez que en Perú las presidenciales se dirimen por pocos votos. En 2016, Pedro Pablo Kuczynski obtuvo 41.438 más que Fujimori, quien demoró más de 24 horas en aceptar el triunfo de su contendiente. Ambos se reunieron por primera vez medio año después.

Fujimori afirma desde el lunes que halló "indicios de fraude" presuntamente ejecutado por el partido Perú Libre de Castillo. El miércoles la candidata anunció a la prensa que presentó acciones de nulidad sobre 802 actas electorales que representan 200.000 votos, y señaló que también se impugnaron otras 1.200 actas observadas que significan otros 300.000 votos.

"Está en juego medio millón de votos a nivel nacional", denunció Fujimori. "No se hace por mi candidatura, se hace por el respeto a millones de peruanos".

José Miguel Vivanco, director para las Américas del organismo activista Human Rights Watch, dijo en Twitter que "cualquier denuncia de fraude debe estar acompañada de pruebas serias. El derecho internacional de los DD.HH. exige que se cuente y respete cada voto".

Cientos de simpatizantes de Castillo y Fujimori marcharon por las calles de Lima.

"Queremos que todo sea perfectamente contabilizado, si así gana el comunismo no hay problema", dijo a la televisora local N Vanya Thais, una manifestante que apoya a Fujimori.

A pocas cuadras, simpatizantes del partido de Castillo coreaban "¡Fujimori nunca más!". Uno de ellos, Ángel Vargas, manifestó: "Lo vamos a respaldar hasta las últimas consecuencias", mientras sostenía un letrero con el rostro del profesor.

El Ministerio de Defensa recordó que las fuerzas armadas "no son deliberantes" luego de que una integrante de un programa de televisión local, llamada Alejandra Baigorria, pidió a los uniformados "poner orden" para evitar "que nos roben la democracia un grupo de senderistas y terroristas", en referencia a los millones de peruanos que votaron por Castillo.

La primera ministra Violeta Bermúdez pidió a Castillo y Fujimori orientar "a sus seguidores para que respeten las formas democráticas". Indicó que "una competencia electoral no nos debe conducir a un enfrentamiento entre peruanos porque estamos en un momento de emergencia".

El Tribunal Electoral repartió las credenciales para los 130 integrantes del Congreso unicameral que iniciará su gestión por cinco años desde el 28 de julio, el día de la fiesta nacional. Perú Posible ganó 37 escaños y Fuerza Popular, el partido de Fujimori, obtuvo 24 sillas.

El expresidente boliviano Evo Morales, que apoya a Castillo, se adelantó a felicitarlo y dijo en su cuenta de Twitter: "es la victoria del pueblo peruano, pero también del pueblo latinoamericano que quiere vivir con justicia social".

Por su parte, el presidente argentino Alberto Fernández dijo en Buenos Aires durante una reunión con el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, que "Perú ha resuelto en democracia cómo va a encarar su futuro". Sánchez agregó que desea "estabilidad" para Perú con el fin de que pueda "salir de este periodo de fuerte inestabilidad que ha sufrido".

En una ceremonia con pastores evangelistas en el municipio de Anapolis, estado de Goiás, el presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo que espera un milagro para que no gane Castillo.

"Perdemos ahora a Perú. Pido un milagro para revertirlo", dijo el mandatario derechista.

A través de su cuenta de Twitter, Castillo pidió el miércoles tranquilidad a sus simpatizantes y les exhortó a no caer "en provocaciones de quienes quieren ver este país en el caos".

En la víspera el profesor rural dijo que si llega a la presidencia será respetuoso "de la democracia, de la constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica".

Castillo tiene como asesor en temas económicos a Pedro Francke, un economista peruano que trabajó en el Banco Mundial, quien la víspera dijo que un gobierno del izquierdista respetará la propiedad privada, los ahorros de las personas y continuará la autonomía del Banco Central de Reserva "para asegurar que la inversión en el Perú no se dispare".

La misión electoral de la OEA felicitó el lunes al país por la organización de los comicios en medio de la pandemia y la polarización política, y pidió que "las eventuales inconformidades se diriman por las vías legales a su alcance".

El mapa de los votos en Perú muestra a un país dividido. Castillo dominó de forma abrumadora en las empobrecidas zonas rurales de los Andes y gran parte de la Amazonía. Por su parte, Fujimori fue la candidata de la élite empresarial, la capital y otras ciudades de la costa del Pacífico.

Si Fujimori pierde sumaría su tercera derrota. La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, preso por corrupción y asesinato durante su gestión (1990-2000), se postuló sin éxito en 2011 y 2016.

El ganador de los comicios recibirá el poder del presidente interino Francisco Sagasti y gobernará por cinco años a partir del 28 de julio.

Ortega invalida a otros dos rivales; suman 4 los opositores arrestados

Daniel Ortega y Rosario Murrillo, presidente y vicepresidenta de Nicaragua

La policía de Nicaragua detuvo el martes a dos precandidatos a la presidencia del país, elevando a cuatro el número de arrestos recientes a posibles contendientes del mandatario, Daniel Ortega, en las venideras elecciones.

Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro son los dos políticos de la oposición arrestados que buscan postularse en los comicios de noviembre para enfrentar al presidente, quien competirá por mantener el cargo que ocupa desde 2007.

Sus detenciones se suman a las de los políticos opositores Arturo Cruz y Cristiana Chamorro, ocurridas en los últimos días.

Maradiaga, de 44 años, quien encabeza una coalición de fuerzas opositoras al gobierno, está siendo investigado por "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares", dijo la policía en un comunicado.

También por "organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización", añadió.

Más tarde el martes, Juan Sebastián Chamorro, primo de Cristiana Chamorro, fue arrestado bajo acusaciones similares.

"En los últimos 30 años, nunca he visto algo semejante", dijo José Miguel Vivanco, director en el continente americano de Human Rights Watch. "Urgen esfuerzos multilaterales para frenar a Ortega".

El mandatario, un izquierdista de 75 años, fue el primer presidente en la década de 1980, regresó al poder en 2007 y desde entonces gobernó tres mandatos consecutivos.

Cristiana Chamorro, puntera en los sondeos, fue arrestada la semana pasada acusada de lavado de dinero y fue puesta bajo arresto domiciliario, mientras que la aprehensión de Arturo Cruz, otro precandidato opositor y exaliado de Ortega, ocurrió a su llegada a Managua procedente de Washington.

La OEA y el gobierno de Estados Unidos han condenado las detenciones de los posibles rivales en las urnas de Ortega, señalado por organismos internacionales de tener control absoluto de todos los poderes del Estado, y han pedido su liberación.

Perú en cerrado balotaje: Castillo saca ligera ventaja a Fujimori

El candidato presidencial Pedro Castillo saluda a sus simpatizantes, en su sede de campaña, en Lima, Perú. (AP Foto/Martín Mejía)

El candidato izquierdista Pedro Castillo acumulaba el lunes una ligera ventaja sobre su rival Keiko Fujimori en un balotaje presidencial que remeció los mercados de Perú.

Según los conteos de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 96,3% de las boletas revisadas Castillo sumaba 50,28% y Fujimori 49,71%. La diferencia es de 95.646 sufragios.

Los centros de cómputo seguían recibiendo votos de remotas zonas rurales que fueron transportados incluso en botes y los que llegan en valija diplomática desde el extranjero.

"Nadie puede decir a estas alturas con seguridad quién va a ganar", dijo a la radio local RPP Fernando Tuesta, politólogo de la Pontificia Universidad Católica de Perú y exjefe de la ONPE.

En una conferencia de prensa, Fujimori se quejó de que halló "indicios de fraude en la mesa, que para nosotros es considerado inaceptable", y que durante los comicios ocurrieron "una serie de irregularidades" realizadas por personal de su rival, aunque no presentó pruebas.

La candidata presidencial Keiko Fujimori habla el lunes, 7 de junio, desde su sede de campaña en Lima, Perú. (AP Foto/Guadalupe Pardo)
La candidata presidencial Keiko Fujimori habla el lunes, 7 de junio, desde su sede de campaña en Lima, Perú. (AP Foto/Guadalupe Pardo)

La candidata añadió que faltaba contar votos del extranjero favorables a su candidatura de derecha. "Confiamos que con el recuento de estas actas la votación se va a emparejar", señaló.

Por su parte, la misión de observación electoral de la OEA que visitó Perú solicitó en Twitter que "las eventuales inconformidades se diriman por las vías legales a su alcance".

Por la noche Castillo pidió a cientos de seguidores que mantengan "la más amplia cordura". Sin mencionar a Fujimori, declaró desde un balcón en un local de su partido Perú Libre que iba a ser "el primero" en vigilar que se respete la "voluntad del pueblo peruano" en las urnas.

La bolsa de valores de Lima registró descensos mayores a 7% y, cumpliendo su reglamento, cerró sus operaciones por 20 minutos para luego reabrirlas. El tipo de cambio del dólar también alcanzó un máximo histórico de 3,95 nuevos soles por dólar en el mercado interbancario.

Para calmar la incertidumbre financiera el partido de Castillo emitió un comunicado en el que indicó que, en caso de que lleguen al gobierno, respetarán "la autonomía del Banco Central de Reserva, que ha realizado una buena labor manteniendo la inflación baja durante más de dos décadas".

En el comunicado también se indicó que en el plan de gobierno no se consideran "estatizaciones, expropiaciones, confiscaciones de ahorros, controles de cambios, controles de precios o prohibición de importaciones".

El mapa parcial de los votos en Perú mostraba un país partido en dos.

Castillo dominó de forma abrumadora en las empobrecidas zonas rurales de los Andes y gran parte de la Amazonía. Por su parte, Fujimori fue la candidata de la élite empresarial, dominó la capital al llevarse casi un tercio de la población, y otras ciudades de la costa del Pacífico.

Las ciudades más golpeadas por el terrorismo de Sendero Luminoso durante la guerra interna de 1980 a 2000, la cual dejó casi 70.000 muertos, votaron por Castillo. Fue un resultado adverso para Fujimori, que durante la campaña acusó al profesor de tener nexos con el grupo criminal, pero no presentó pruebas.

Las zonas donde mineras de capitales internacionales buscan expandir proyectos extractivos también votaron casi en su totalidad por el izquierdista. En el distrito más pobre del país, Uchuraccay, el profesor acaparó el 87% de los votos, mientras que en el distrito más rico, San Isidro, Fujimori se impuso por 88%.

Tras concluir los comicios el domingo, la televisora América reveló un conteo rápido de la firma Ipsos Perú que arrojó un empate técnico entre Castillo (50,2%) y Fujimori (49,8%). El margen de error era de un punto porcentual.

El domingo por la noche, Fujimori pidió a sus seguidores mantener la prudencia debido a que "el margen es tan pequeño", mientras que Castillo exigió "el escaneo y la revisión de todas las actas para transparentar y garantizar la verdadera voluntad popular del pueblo peruano".

El ganador de los comicios gobernará por cinco años a partir del 28 de julio.

Ambos candidatos prometen vacunar contra el COVID-19 hasta fines de diciembre. También se oponen al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo. Las diferencias ideológicas entre los dos radican principalmente en el modelo económico y en el manejo de los efectos devastadores de la pandemia.

Perú ha registrado buenos datos macroeconómicos en 20 años, pero padece una informalidad laboral mayor al 70% y deficientes servicios públicos de salud y educación.

El país lleva casi tres décadas de gobiernos favorables al libre mercado sin intervención estatal en el sector empresarial debido a la constitución escrita en 1993 bajo el gobierno del padre de la candidata Fujimori, el ahora encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), quien cumple condenas por corrupción y por el asesinato de 25 peruanos durante su gestión.

Keiko Fujimori busca mantener el mismo sistema. Castillo anhela reescribir la constitución para modificar el sistema económico.

El coronavirus arrojó a 10 millones de personas a la pobreza que viven con menos de tres dólares al día, decenas de miles de negocios quebraron y hay más de 186.000 muertos, cifra que casi triplica las víctimas del conflicto armado con Sendero Luminoso.

Castillo ofrece, de forma adicional, renegociar los contratos con las multinacionales que extraen minerales, gas y petróleo para que el Estado pueda obtener más ingresos. También asegura que cobrará deudas al fisco de poderosos grupos empresariales que suman más de 2.400 millones de dólares.

"Los millonarios no lo ven como su candidato, como usa sombrero. La gente pobre le ha votado porque promete cambios", dijo Marcelina Quispe, de 56 años, una vendedora ambulante de dulces que caminaba por una calle de la zona financiera de la capital.

Fujimori, para quien la fiscalía ha pedido 30 años de cárcel por presunto lavado de dinero, cuenta con el apoyo de la clase alta, así como de políticos de otros países, entre ellos el opositor venezolano Leopoldo López, el expresidente colombiano Andrés Pastrana y el expresidente boliviano Jorge Quiroga.

Por su parte, el profesor izquierdista tiene el respaldo del expresidente boliviano Evo Morales y de José Mujica, exmandatario de Uruguay.

Cargar más

XS
SM
MD
LG