Enlaces de accesibilidad

Senado brasileño exige a Rousseff que responda a "intolerancia" en Venezuela


Según se informó desde Caracas, una camioneta que trasladaría a los senadores desde el aeropuerto hacia la capital encontró diversos "obstáculos" y se vio obligada a regresar al terminal.

El presidente del Senado de Brasil, Renán Calheiros, exigió hoy que el Gobierno de Dilma Rousseff tenga una "reacción altiva" frente a la "hostilidad" e "intolerancia" con que fue recibido en Venezuela un grupo de parlamentarios brasileños.

En una nota oficial, Calheiros dijo que los senadores brasileños que viajaron a Caracas para intentar visitar a líderes opositores presos se comunicaron por teléfono e hicieron "relatos aprensivos" sobre "manifestaciones hostiles" que les sorprendieron cuando salían del aeropuerto de Maiquetía hacia la capital venezolana.

Según se informó desde Caracas, una camioneta que trasladaría a los senadores desde el aeropuerto hacia la capital encontró diversos "obstáculos" y se vio obligada a regresar al terminal, aunque de acuerdo a las denuncias de los parlamentarios, algunos grupos de manifestantes "hostiles" también contribuyeron a tomar esa decisión.

En el comunicado, Calheiros señaló que "repudia y abomina esos acontecimientos" y que pretende exigir que el Gobierno brasileño tenga "una reacción altiva" frente a esos "gestos de intolerancia".

De acuerdo con Calheiros, "las democracias verdaderas no admiten convivir con manifestaciones incivilizadas y medievales", que "precisan ser combatidas enérgicamente para que no se reproduzcan".

En declaraciones a periodistas, el presidente del Senado dijo que los hechos narrados por los parlamentarios suponen una "agresión al Legislativo y al Estado brasileño" e insistió en que el Gobierno de Rousseff "responda" a esa "intimidación".

El plenario de la Cámara de Diputados, en tanto, aprobó una moción de repudió al hecho y el líder del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) en esa instancia legislativa, José Guimaraes, señaló que Rousseff "ya está avisando al Gobierno de Venezuela".

"Nuestro Gobierno no va a aceptar cualquier acción del Gobierno
venezolano que comprometa el derecho de ir y venir de líderes de la
oposición de Brasil", apuntó el diputado oficialista citado por la agencia de noticias de la Cámara baja.

Para Guimaraes, "hubo un episodio y la Cancillería está avisada.

El Gobierno está tomando todas las providencias: primero, para garantizar la integridad física" de los senadores.

El titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien al igual que Calheiros forma parte del aliado Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), determinó que una comisión de diputados le pida explicaciones de lo sucedido al ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira.

La televisión brasileña mostró imágenes en las que los vidrios de una camioneta que llevaría a los senadores desde el aeropuerto hacia Caracas eran golpeados por varias personas, algunas con camisetas que supuestamente los identificaban como partidarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

La delegación parlamentaria que viajó a Venezuela está encabezada por el senador y excandidato presidencial Aécio Neves, quien antes de partir hacia Caracas manifestó que pretendían llevar su "solidaridad a los presos políticos" venezolanos.

"Es una misión política y, tal vez, diplomática. Estamos haciendo lo que el Gobierno brasileño debería haber hecho hace mucho tiempo: defender las libertades, la democracia, la liberación de los presos políticos y la celebración de elecciones libres en Venezuela", sostuvo Neves en un video publicado en una red social.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG