Enlaces de accesibilidad

Salud

Estudio revela que una toxina elimina las células del VIH

Dos investigadoras trabajan en un laboratorio de Investigación de la Vacuna del VIH

La toxina se dirige específicamente a las células infectadas por el VIH y, al contrario que los fármacos habituales, logra eliminar el virus

Un veneno que mata las células infectadas por el virus del sida podría abrir una nueva línea de investigación para tratar esta terrible pandemia.

La toxina se dirige específicamente a las células infectadas por el VIH y, al contrario que los fármacos habituales, logra eliminar el virus.

Claro, que de momento solamente lo ha logrado en un modelo de ratón infectado con el VIH, pero los autores del trabajo, de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, creen que éste puede ser el camino para una nueva línea de ataque para el esquivo virus del sida.

Los fármacos antirretrovirales utilizados actualmente no eliminan totalmente el virus, sino que lo suprimen a niveles indetectables, logrando así que las personas con VIH llevan una vida normal y saludable, pero siempre dependiendo de la medicación.

Sin embargo, aunque la carga del virus no sea detectable, ello no quiere decir que el VIH no siga presente en los llamados «reservorios» del organismo.

Desde hace años los investigadores han estado buscando un veneno específico que pueda complementar la terapia antirretroviral al matar específicamente las células infectadas por el VIH.

Uno de estos venenos es una toxina diseñada genéticamente, la 3B3 - PE38, que fue creada en 1998 en los laboratorios del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), de Estados Unidos.

Vea todas las noticias de hoy

Es imposible predecir quién vivirá y quién morirá del COVID-19

Un camión refrigerado almacena las víctimas mortales del coronavirus en un hospital de Brooklyn. Bryan R. Smith / AFP

Las estadísticas que se obtuvieron al inicio de la epidemia del COVID-19 muestran que la enfermedad es más severa para personas mayores de edad, hombres y personas con condiciones preexistentes, como por ejemplo problemas cardíacos y pulmonares.

Sin embargo, los científicos Arturo Casadevall (de origen cubano) y Liise-anne Pirofski advierten en un artículo de opinión en Bloomberg.com que no todas las personas con enfermedades severas enfrentan los mismos riesgos.

Entre las personas de un mismo grupo de riesgo, “las diferencias de los resultados de una infección dependen de cinco variables fuera de su control” (Infección es definida como adquisición del coronavirus tras ser expuesto; infección no es sinónimo de exposición):

  1. La cantidad de partículas virales. La defensa natural del cuerpo humano suele responder con efectividad ante un número bajo. Pero un número alto “puede arrasar el sistema inmunológico”.
  2. Genética. Los virus suelen entrar a las células por medio de proteínas de superficie, pero “la presencia de dichas proteínas varían de persona a persona”.
  3. El camino por donde entra el virus al cuerpo. Es posible que un virus en forma de aerosol que sea inhalado por la persona y un virus que entra al cuerpo porque la persona se tocó el rostro después de tocar una superficie contaminada, tengan consecuencias diferentes.
  4. La potencia del coronavirus. Aunque sean de la misma especie, “los virus difieren en su capacidad de dañar células. Es por eso que la gripe varía en potencia cada año. Asimismo, el coronavirus puede cambiar su estructura genética mientras va de persona a persona”.
  5. El sistema inmunológico de cada persona es clave. Este sistema de protección “aprende de sus encuentros anteriores con microbios”, y eso afecta cómo luchará contra una nueva amenaza.

Los doctores Casadevall y Pirofski argumentan que estas variables “crean un escenario complejo” y por eso “es imposible predecir quién vivirá y quién morirá”. Pero también afirman que esto no es como la influenza de 1918, pues hoy en día existe una comunidad científica robusta. “La Ciencia es la salvación de la humanidad”, subrayaron en el texto.

El doctor Arturo Casadevall es oriundo de Sancti Spíritus. Reside en Estados Unidos desde los 11 años de edad, y hoy en día, desde la Universidad de Johns Hopkins en la ciudad de Baltimore, impulsa una campaña mundial para usar los anticuerpos de personas que sobreviven COVID-19, para tratar a otras personas infectadas.

La página web de este proyecto de plasma convaleciente es www.ccpp19.org; contiene protocolos en inglés y español. La iniciativa cuenta con el apoyo económico del Estado de Maryland, el empresario y egresado de Johns Hopkins, Michael Bloomberg, y la liga de basquetbol NBA, entre otros.

La doctora Liise-anne Pirofski es profesora de medicina y directora de Enfermedades Contagiosas en la Universidad de Medicina Albert Einstein y el Centro Médico Montefiore, ambos en la ciudad de Nueva York.

La doctora Pirofski también promueve el uso de plasma convaleciente; dice que este tratamiento, aplicado a pacientes en la primera etapa de COVID-19, puede salvar vidas.

Piden renuncia de Dr. Tedros al frente de la OMS por el manejo de la pandemia

Director General de la OMS.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y antes canciller y ministro de sanidad de Etiopía, es por estos días una figura controversial.

Antes cuestionado por el nombramiento de Robert Mugabe como embajador de buena voluntad de la OMS y por sus elogios a Cuba y China, el Dr. Tedros, como se le conoce en los medios, enfrenta hoy una avalancha de críticas por su manejo de la pandemia del coronavirus COVID-19.

La senadora por Arizona, Martha McSally, ha pedido la renuncia de Tedros Director General de la OMS y su colega de la Florida, Rick Scott, clama por una investigación en el Congreso sobre el manejo de esa organización en momentos de la crisis del Virus de Wuhan. Igual postura han asumido los senadores Ted Cruz, de Texas; y Ben Sasse, de Nebraska.

Los pedidos de renuncia ya aparecen en la página digital change.org con casi un millón de firmas. Otra petición en ese mismo sitio digital que aboga por su permanencia solo ha logrado unos dos mil firmantes.

El Virus de Wuhan

Hoy día, el titular de la OMS no ha cuestionado a Pekín por la política de ocultar los datos de la enfermedad, ni ha expresado preocupación, como otros miembros de la OMS por la carencia de información proveniente de este país, tampoco ha condenado las medidas punitivas contra los críticos de la gestión de los comunistas chinos, como el caso del Dr. Li Wenliang.

Desde diciembre cuando comenzó el conteo de casos y el doctor Wenliang lanzó la alarma, la OMS se limitó a repetir los informes provenientes de China sin cuestionarlos.

El twitter publicado por la OMS del 14 de enero, donde se afirmaba que no había temores de contagio persona a persona por el virus, de acuerdo con estudios preliminares realizados por las autoridades chinas, es uno de los ejemplos de la manera en que han llevado la crisis de salud mundial.

Luego de dos días de reunión (22 y 23 de enero), el Comité de Emergencia de la OMS se negó a declarar, tras profunda división de criterios, que la propagación del virus fuera una emergencia internacional, por lo que no fue catalogado como Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional (PHEIC).

"Todavía no se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial", dijo entonces Tedros Adhanom en conferencia de prensa en Ginebra.

En un lenguaje muy diplomático, le pidieron a China más información y le agradecieron por las medidas que tomaban.

Tedros hacía énfasis en que la OMS estaba en contra de que se impusieran limitaciones a los viajes


En los reportes de la organización para el 23, 24 y 25 de enero se consideraba que la posibilidad de riesgo global era moderada. Solamente en el informe del 26 de enero, cuando ya se reportaban más de 2 mil casos en el mundo y de ellos 1,900 en China es que reconocen erróneo el diagnóstico pasando a clasificar el riesgo de global.

Una semana después, el 30 de enero, ya era emergencia global (PHEIC). La enfermedad se había esparcido por 18 países, infectando a más de 7 mil personas y 170 muertos en China. Ese mismo día Tedros hacía énfasis en que la OMS estaba en contra de que se impusieran limitaciones a los viajes entre los países.

A finales de enero del 2020 viaja Tedros a China y tras un encuentro en Pekín con Xi Jinping se deshizo en elogios por lo que calificó de “compromiso de los líderes chinos en la lucha contra la enfermedad”. Y todavía a inicios de febrero no quería que se impusieran limitaciones de viajes con China y tampoco que se cerraran las fronteras con el gigante asiático, cuando países como Estados Unidos, Australia, Singapur y Rusia limitaban la entrada de chinos en sus territorios.

Recientemente la doctora Deborah Birx, recordó que todavía el 3 de febrero, el Dr. Tedros decía que no había razones para poner prohibiciones a los viajes.

El muy politizado funcionario de la OMS

Tedros Adhanom Ghebreyesus director general de la OMS. Fabrice COFFRINI / AFP
Tedros Adhanom Ghebreyesus director general de la OMS. Fabrice COFFRINI / AFP

Del 2005 al 2012 Tedros Adhanom Ghebreyesus fue ministro de Salud Pública de Etiopía, país continuamente afectado por enfermedades y que mantiene un sistema de salud precario.

Del 2012 al 2016, fungió como ministro de relaciones exteriores, en momentos en que el Índice de Democracia ubicaba tanto Cuba como Etiopía en la categoría de regímenes autoritarios. La nación africana se ubicó en el lugar 129, mientras que la caribeña en el 131.

Su doctorado es en Filosofía, especializado en sanidad comunitaria, siendo así el primer jefe de la OMS que no ha cursado estudios de Medicina.

En 2017 se convierte en el primer Director General de la OMS elegido por la Asamblea Mundial de la Salud de entre varios candidatos (un doctor británico y una cardióloga pakistaní) que proviene de África; tras varios meses de intenso cabildeo.

"Es muy político, no hay duda. Y a veces es demasiado político”, declaró Lawrence Gostin, profesor de leyes de salud global en la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown, recientemente a la agencia de prensa Reuters.

Su candidatura para la OMS tuvo el apoyo ferviente de China, el respaldo unánime de la Unión Africana (UA) y el de la administración de Barack Obama.

Para llegar a la jefatura de la OMS necesitó del apoyo de China. Y antes de las elecciones visitaba ese país e impartió una conferencia en la Universidad de Pekín, donde pedía mayor cooperación de la OMS con China.

Tedros Adhanom en China el 28 de enero del 2020.
Tedros Adhanom en China el 28 de enero del 2020.

El día en que fue electo medios de prensa chinos destacaron su compromiso con el principio de Una Sola China, el lema de los comunistas de Pekín para impedir a Taiwán participar en organismos y asambleas internacionales.

Desde el 2016 China comunista impide a Taiwán que participe en los trabajos de la OMS, como estuvo haciendo en calidad de observador desde el 2009. Tedros ha mantenido la política de la República Popular de China (Pekín) hacia la República de China (Taipei).

En Taiwán, tanto la oposición como el gobierno piden que el país sea incluido en la lucha contra el COVID-19, dentro de los organismos internacionales.

La OMS omite en sus informes la estrategia que han aplicado en Taiwán con éxito. La cancillería taiwanesa manifestó a inicios de mes que la OMS no ha compartido la información que les han brindado sobre la manera de combatir el COVID-19 “en sitios web relevantes ni la ha incluido en los informes de situación diarios”.

El éxito con que esa nación ha combatido la pandemia es reconocido en el mundo entero y se considera líder en esta materia, su estrategia es digna de estudio y aplicación, como informara recientemente el Departamento de Estado.

Mientras fue el canciller de Etiopía, el país se abstuvo en la votación de la Resolución 68/262 de la Asamblea General de la ONU que condenaba la anexión de Crimea por parte de Rusia en marzo del 2014.

En el 2017 siendo Etiopía miembro del Consejo de Seguridad se abstuvo en más de una ocasión en las votaciones para adoptar una resolución condenatoria al uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar al-Asad.

Fue el representante de un régimen autoritario que en el 2016 impuso el estado de emergencia en el país con una total represión y control sobre los medios de prensa.

Exiliados etíopes protestan en Londres por las muertes de manifestantes.
Exiliados etíopes protestan en Londres por las muertes de manifestantes.

Más de 11 mil personas fueron enviadas a la cárcel, incluidos periodistas independientes, activistas de derechos humanos, opositores políticos y en más de 600 se suman los muertos. El Parlamento Europeo, desde el 2014, en más de una ocasión ha condenado los arrestos, las desapariciones y la violencia contra los manifestantes en Etiopía.

En medio del fragor por la elección para dirigir la OMS en el 2017, el diario The New York Times informó que el candidato etíope había sido acusado de encubrir tres epidemias de cólera en su país natal en el 2006, 2009 y 2011.

El diario The Washington Post, advertió en el 2016 que en Etiopía a los casos de cólera le decían AWD (Acute Watery Diarrea / Diarrea Acuosa Aguda). El artículo se titulaba “Las cosas que Etiopía no quiere que tú sepas que pasan en el país”. En 2016 fueron detenidos e impedidos de ejercer la profesión en el país africanos los corresponsales de PBS, The New York Times y Bloomberg.

Ya al frente de la organización, en octubre del 2017, tuvo Tedros la ocurrencia de designar al dictador de Zimbabue, Robert Mugabe, como embajador de buena voluntad de la OMS, alabando el sistema de salud de esa nación africana.

Cuando hizo el anuncio en una conferencia en Montevideo, Uruguay, llovieron las protestas de médicos, activistas de derechos humanos y de gobiernos de todo el mundo. En menos de 48 horas tuvo que reconsiderar el nombramiento. La sanidad en Zimbabue es calificada como un “genocidio silencioso” por ONGs internacionales.

Cuba y Etiopía

El 24 de febrero pasado Bruno Rodríguez, canciller del régimen, asistió a la Sesiones del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU en Ginebra y de paso visitó las oficinas de Tedros para quejarse de lo que considera ataques de Estados Unidos para “desacreditar y sabotear” el envío de médicos cubanos a misiones por todo el mundo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus y Miguel Díaz-Canel en La Habana.
Tedros Adhanom Ghebreyesus y Miguel Díaz-Canel en La Habana.

Desde mediados de febrero, el Buró de Derechos Humanos, Democracia y Labores del Departamento de Estado ha estado recordando las prácticas de abuso laboral en los contratos de los médicos cubanos que son enviados a trabajar al extranjero y pide transparencia en los convenidos y que se ajusten a las leyes del derecho internacional y al respeto por los derechos humanos.

Durante su período como canciller de Etiopía visitó Cuba en varias ocasiones, siempre alabando las relaciones entre los dos países.

En abril del 2018 estuvo en calidad de jefe de la OMS para dos eventos, la Convención Internacional «Cuba Salud 2018» y la Feria «Salud para Todos 2018». Le recibió Díaz-Canel y José Ramón Machado Ventura, sin faltar la visita a la Escuela de Medicina donde dijo sentirse inspirado y deseoso de que Cuba refuerce su rol en la sanidad internacional.

En entrevista con los medios oficiales de Cuba, dijo que entre sus planes estaba “reconstruir la confianza en la OMS”.

Su mandato como Director General de esa entidad de la ONU comenzó el 1 de julio del 2017, por espacio de 5 años. A punto de cumplirse ya tres en el cargo, la desconfianza en la OMS ha aumentado y los pedidos para que abandone el puesto también.

Casi la mitad de la población mundial confinada por la pandemia

Una trabajadora en un hospital de Madrid. AP Photo/Manu Fernandez

La pandemia del nuevo coronavirus COVID-19 ha causado 35.000 muertes en todo el mundo.

Europa tiene más de 25.000 decesos, tres cuartas partes concentrados en España e Italia.

Más de 3.000 millones de personas tienen orden de quedarse en casa, en torno al 43% de la población del planeta.

El epicentro de la epidemia, que de China pasó a Europa, está trasladándose a Estados Unidos donde Nueva York es la ciudad más afectada por la COVID-19.

Más de 8 mil muertos en España

El número de muertos por coronavirus en España marcó un récord diario el martes, aunque la tendencia porcentual sigue la línea descendente de los últimos días y las autoridades sanitarias no consideran necesarias medidas adicionales para contener el brote.

Según los últimos datos oficiales, los muertos por COVID-19 aumentaron en 849, hasta los 8.189, el martes, un 11,6% más que el lunes, cuando se incrementaron un 12,4%.

Francia es el cuarto país en superar 3.000 decesos por virus

Las autoridades de Salud de Francia reportaron el lunes 418 nuevas muertes debido al coronavirus, lo que llevó el total de fallecidos a 3.024 personas, lo que convierte al país en el cuarto en superar la marca de 3.000 decesos tras China, Italia y España.

El conteo diario del gobierno solo toma en cuenta a las personas que mueren en el hospital, pero las autoridades dicen que muy pronto podrán recopilar datos sobre muertes en hogares de ancianos, lo que probablemente provocará un gran aumento de fallecimientos registrados.

El director de la agencia de salud, Jerome Salomon, dijo en una conferencia de prensa que el número de casos había aumentado a 44.550, un aumento del 11% en 24 horas.

La cifra de fallecidos en España por COVID-19 es mayor que la de China -3.304 el lunes- y solo es superada por Italia, con 10.779.

Japón con más de 2000 casos

Tokio registró más de 70 infecciones nuevas por coronavirus el martes, su cifra más alta en un día, mientras aumenta la presión para que el primer ministro Shinzo Abe ordene un confinamiento y un miembro del gabinete dijo que la estrategia de contención de Japón ha sido llevada al límite.

Los casos a nivel doméstico superaron los 2.000 y la emisora pública NHK dijo que los 78 casos nuevos registrados en la capital nipona situaron la cifra de contagiados en más de 500.

El intento de fortalecer el sistema inmunológico de los pacientes de Covid-19

Imágenes de pruebas de Covid-19 en un laboratorio. REUTERS/Denis Balibouse

Gran Bretaña comenzó a movilizar recursos para desplegar protocolos de plasma convaleciente contra COVID-19. En otras palabras, los científicos británicos se han acoplado al esfuerzo internacional de utilizar los anticuerpos de personas que han sobrevivido la enfermedad, con el fin de ofrecer a los enfermos un tratamiento. No se trata de una vacuna, sino un tratamiento experimental que teóricamente podría ser creado antes de una vacuna.

El doctor cubano Arturo Casadevall, inspirado en los esfuerzos realizados en 1918 contra la Influenza Española, lanzó este esfuerzo internacional (ccpp19.org) desde su laboratorio en la Universidad de Johns Hopkins, en la ciudad de Baltimore, al norte de Washington, DC.

Casadevall dijo el lunes en Twitter que ha conversado con sus colegas en el Reino Unido sobre los protocolos e ideas en torno a la investigación. “Les deseo suerte y espero recibir información sobre sus experiencias”, subrayó el científico oriundo de Sancti Spíritus y educado en Estados Unidos.

El diario londinense The Guardian lo explica así: doctores han formulado planes para hacer transfusiones de sangre "hiperinmune" a los pacientes de coronavirus. “Este tratamiento experimental será dirigido a pacientes que han ingresado a hospitales con neumonía causada por el coronavirus”.

La esperanza “es reducir el número de personas que deben ser ingresadas a salas de terapia intensiva y ser puestas en ventiladores respiratorios”, precisó The Guardian.

El personal de salud que ha estado en contacto con los pacientes, así como familiares de los enfermos, podrán recibir el mismo tratamiento, según informa el rotativo británico.

El 29 de marzo, profesionales médicos en Israel también comenzaron a recolectar plasma convaleciente de pacientes de Covid 19.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha advertido que el uso de plasma convaleciente ha sido estudiado en otros brotes de infecciones respiratorios, como el H1N1 de 2009-2010, el SARS-CoV-1 de 2003 y el MERS-CoV de 2012, pero no ha sido efectivo para cada enfermedad.

El doctor Casadevall ha dicho que está contento con los avances logrados, y aunque todavía no se conocen los resultados, destacó que un hospital en Houston, Texas, ha comenzado el proceso.

El diario Houston Chronicle reporta que el Hospital Metodista de Houston completó el pasado sábado una transfusión de un paciente recuperado a uno en estado crítico. Este es el primer hospital de Estados Unidos en hacerlo.

Algunos de los fondos para este esfuerzo mundial provienen del excandidato presidencial Michael Bloomberg (tres millones de dólares), un egresado de la Universidad Johns Hopkins; del gobierno del Estado de Maryland (un millón de dólares), y de la liga de basketball NBA (cien mil dólares).

Bloomberg Philanthropies, organización sin fines de lucro creada por Michael Bloomberg, destacó en un comunicado de prensa que el doctor Casadevall ha dirigido un equipo de científicos alrededor del mundo para recolectar, aislar y procesar plasma de sangre de los sobrevivientes de la enfermedad.

Casadevall y su equipo tienen la esperanza de poder estimular una inmunidad inmediata en las personas más vulnerables, informó Bloomberg Philanthropies.

“Se requiere una colaboración urgente e innovadora para encarar el mayor desafío de salud pública de nuestra generación”, dijo Michael Bloomberg.

Algunos de los institutos que colaboran en este esfuerzo mundial son el Mayo Clinic de Minnesota, el Stanford University Medical Center de California, el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York, y la Cruz Roja.

COVID-19: las investigaciones de científicos alemanes y estadounidenses

Un grupo de científicos alemanes de la Universidad de Lübeck logró aislar la principal enzima del COVID-19 y creó un compuesto para inhibirla y así evitar que el patógeno consiga hacer copias de su genoma y se multiplique.

La investigación, difundida a partir de un comunicado de la casa de estudios, fue reproducida además por la revista Science. La publicación informa que los investigadores han ensayado el compuesto en células pulmonares humanas y en ratones.

Durante esas pruebas pudieron comprobar que no resultaba tóxico y que podría administrarse directamente a los pulmones por inhalación.

Una vez encontrado el gen que los expertos estaban buscando, procedieron a introducirlo en un cultivo para multiplicar la enzima. De esta forma, pudieron saber cómo era su estructura tridimensional. A partir de ella han logrado modificar un compuesto desarrollado antes contra otros tipos de coronavirus para que se adapte a la enzima del COVID-19.

Entretanto, científicos en Estados Unidos siguen haciendo pruebas para desarrollar una vacuna. El Instituto de Investigación del Instituto militar Walter Reed, en las afueras de Washington, DC, está utilizando sus enormes recursos técnicos para lograr una vacuna.

El doctor Gordon Joyce, a cargo de Biología Estructural en Walter Reed, dijo a NBC que está usando un sistema visual que se parece a un GPS para el diseño de una vacuna.

La etapa inicial de pruebas clínicas ha comenzado en China, Europa y Estados Unidos. Y en el estado de Washington, en la costa oeste de Estados Unidos, se comenzó a probar una vacuna experimental en seres humanos.

Expertos estadounidenses también están en busca de soluciones de corto plazo. Arturo Casadevall, director del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Johns Hopkins, está organizando una iniciativa a nivel nacional para usar los anticuerpos de pacientes de COVID-19 con el fin de proteger y tratar a personas mientras se espera la disponibilidad de una vacuna.

Cargar más

XS
SM
MD
LG