Enlaces de accesibilidad

Policía dispersa con gases protesta tras reunión del papa y Rousseff


Manifestantes en Brasil.

"¡No sirve reprimir, este gobierno va a caer!", gritaban los manifestantes mientras huían de las autoridades.

La policía dispersó a cientos de manifestantes que protestaban contra el gasto público de la visita del Papa a Brasil con gases lacrimógenos y chorros de agua tras la reunión del pontífice con la presidenta Dilma Rousseff en Rio de Janeiro, constató la AFP.

Cientos de manifestantes corrían en todas direcciones cerca del palacio de Guanabara, sede del gobierno del estado de Rio. Un fotógrafo de prensa yacía en el suelo en medio de la multitud con la cara sangrando de manera abundante.

Un policía en el lugar dijo a la AFP que los manifestantes fueron dispersados luego de que lanzaran un cóctel molotov contra las fuerzas del orden. Al menos cuatro manifestantes, una de ellos con una máscara de "Anonymous", fueron arrestados.

Cuando comenzaron los enfrentamientos violentos, el Papa Francisco, que está en Brasil para presidir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), ya se había retirado del palacio de gobierno rumbo al centro de estudios de Sumaré, en las alturas de Rio, donde se alojará durante su estadía.

"¡No sirve reprimir, este gobierno va a caer!", gritaban los manifestantes mientras huían de las autoridades.

Además del fotógrafo, la policía informó que uno de sus efectivos fue herido.
Los comercios y bares cercanos bajaban rápidamente sus cortinas de hierro. Un enorme dispositivo policial fue desplegado en la zona, incluidos integrantes del Batallón de Choque en moto.

Los manifestantes fueron convocados por el grupo Anonymous Rio y protestaban cerca del palacio Guanabara contra los 53 millones de dólares que costará a los contribuyentes brasileños la visita del Papa Francisco y la JMJ.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG