Enlaces de accesibilidad

Cuba

Científico cubano cuestiona secretismo epidemiológico

ARCHIVO. Un hombre fumiga una pescadería contra el Aedes Aegypti (mosquito transmisor del dengue).

En una revista de salud cubana, el Dr. Luis Suárez Rosas escribe que la política de ocultar las epidemias es antiética y entorpece la respuesta.

En una entrevista la semana pasada con el sitio oficialista Cubadebate, ante una pregunta sobre la encrucijada de la prensa oficial, el sucesor aparente de Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, llamó a “terminar con la gente que sigue practicando el secretismo”, y afirmó que “el pueblo tiene derecho a que lo informemos”.

Dos días más tarde martinoticias.com supo por opositores, periodistas independientes, y médicos que hablaron a condición de no ser identificados, que en la provincia de Matanzas hay veintenas de personas internadas o en cuarentena debido a la presencia de casos de cólera en cinco municipios.

Un cartel recomienda medidas contra el cólera sin identificarlo.
Un cartel recomienda medidas contra el cólera sin identificarlo.
Sin embargo, ni medios oficiales como Radio 26, ni las autoridades médicas de la provincia han cumplido con el deber de informar al pueblo de qué se trata. En su lugar, se recomiendan medidas sanitarias típicas para prevenir el cólera pero sólo se mencionan vagas “enfermedades diarreicas agudas”

Mientras tanto un profesor titular de la Escuela Nacional de Salud Pública de Cuba, e historiador de la salubridad en la isla, acababa de exponer en una revista especializada la "lamentable ética" y los peligros que entraña el secretismo en el campo de la epidemiología.

En su artículo "El silencio epidemiológico y la ética de la Salud Pública cubana" el doctor Luis Suárez Rosas escribe:

“La existencia o no de una cantidad de casos de una enfermedad es uno de los aspectos y cuestiones de la salud pública susceptibles de una particular y específica consideración ética que requiere una transparencia informativa responsable y veraz que llegue a individuos y colectividades sin mutilar, ocultar o secuestrar información. En numerosas ocasiones esto se convierte en una cuestión de vida o muerte”.

¿UN ENEMIGO DE LA REVOLUCIÓN?

El doctor Suárez Rosas está lejos de ser lo que la propaganda oficial llama “un enemigo de la revolución”. Su curriculum indica que es “Profesor Titular de la Escuela Nacional de Salud Pública; Ex Decano de la Facultad de Salud Pública del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana y Ex Decano de la Facultad de Estomatología del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana".

En alguno de sus escritos cita con entusiasmo al Che Guevara y habla de “la vital tarea de la integración martiana y bolivariana en nuestras tierras”.

Pero en su ensayo sobre la omisión de información ante brotes de enfermedades infecciosas en Cuba, el doctor Suárez Rosas antepone el deber científico a la unanimidad revolucionaria, advirtiendo que “cuando el silencio epidemiológico no se corresponde con la realidad, no contribuye ni a la disminución de los casos sospechosos y enfermos ni a una percepción real del riesgo de la potencial gravedad del dengue como enfermedad y de la necesidad de la eliminación de su principal agente transmisor”.

Mosquito trasmisor del dengue, "Aedes Aegypti"
Mosquito trasmisor del dengue, "Aedes Aegypti"
El experto en Salud Pública no se anda con rodeos: “En Cuba existe un silencio epidemiológico, en el caso del dengue como enfermedad, que se rompe en ocasiones con artículos que aparecen en la prensa donde se destaca la lucha contra el mosquito Aedes aegypti y la necesidad de que la población aumente la percepción del riesgo acerca de este vector para evitar las enfermedades que puede transmitir".

"Mientras todo esto ocurre, desde hace meses el rumor popular habla de hospitales habaneros dedicados enteramente a la atención de casos de dengue, defunciones por esta causa y las familias confirman la presencia de la enfermedad entre sus propios miembros y vecinos sin que exista una información oficial al respecto”.

La primera pista hacia el divergente ensayo del doctor Suárez Rosas la ofreció en el sitio de la Red Observatorio Crítico otro científico, el especialista en Radiofísica del Instituto de Neurología y Neurocirugía Rogelio Manuel Díaz Moreno.

El colaborador de Observatorio Crítico cita una referencia del autor del ensayo: Cuba no envió informes sobre casos de dengue en 2012 a la Organización Panamericana de la Salud. Dice Díaz Moreno: “Yo, en particular, no necesito esos reportes oficiales, ya que tuve a mis dos padres ingresados --simultáneamente-- por esa causa”.

LA PRIMERA DE MUCHAS

Un puesto para desinfectarse las manos en la terminal de omnibus de La Habana, es una de las medidas para combatir el cólera.
Un puesto para desinfectarse las manos en la terminal de omnibus de La Habana, es una de las medidas para combatir el cólera.
En su trabajo crítico, el doctor Suárez Rosas fundamenta sus observaciones en una documentada historia de la salubridad y la epidemiología en Cuba, que a diferencia del proceder de la historiografía tradicional, no inicia en 1959. También recuerda el titánico esfuerzo que se libró en Cuba contra la primera y devastadora epidemia de dengue de 1981, que dejó 158 muertos y afectó a más de 344.000 cubanos.

El autor era entonces Director Municipal de Salud en San José de las Lajas. Sus recuerdos son dramáticos: "Todavía tengo frescas en mi memoria las imágenes del entonces Hospital Materno Infantil 'Leopoldito Martínez' de la cabecera municipal, colmado de niños enfermos, y el suelo impregnado de la sangre de sus hematemesis", escribe. La plaga pudo ser contenida en tres meses.

En aquel momento el gobierno cubano, incluso por boca del gobernante Fidel Castro, identificaba al dengue con todas sus letras.

16 años más tarde, en 1997, el médico santiaguero Desi Mendoza Rivero fue condenado a 8 años de prisión bajo la figura delictiva de Propaganda Enemiga, por alertar sobre un brote de dengue en Santiago de Cuba más limitado que el de 1981

UN TEMA TABÚ

Desde entonces la política sobre las epidemias ha consistido en encubrirlas, en particular las defunciones.
En la epidemia de dengue del 2012 algunos hospitales no dieron abasto
En la epidemia de dengue del 2012 algunos hospitales no dieron abasto
El año pasado el dengue--una plaga estacional-- volvió a asolar al país. Causó los mayores estragos en la ciudad de Camagüey, donde los hospitales no daban abasto y hubo que habilitar escuelas y otros locales para alojar a más de 3.000 enfermos. El periodista Calixto Ramón Martínez, de la agencia independiente Hablemos Press pudo confirmar la muerte de al menos dos personas. Pero la prensa oficial continuó hablando de combatir al vector. Martínez fue encarcelado un par de meses después. La OPS no recibió reportes de casos en Cuba.

Por aquellas fechas, a modo de ilustración sobre esta reticencia a admitir las epidemias, expusimos en un reportaje para martinoticias cómo el título de un artículo publicado en la web oficial Cubadebate rezaba: “Autoridades cubanas piden apoyo de la población para erradicar el Aedes”, mientras que la dirección URL del mismo artículo (que todavía se conserva en Internet) usaba la palabra "dengue":

http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/08/15/autoridades-cubanas-piden-apoyo-de-la-poblacion-para-erradicar-el-dengue

EL FACTOR TURISMO

¿Qué cambió en Cuba entre 1981 y 1997 para que de la franqueza sobre las epidemias se pasara a encubrirlas o designarlas con eufemismos? Mucho cambió, pero una consecuencia directa de la caída del comunismo en Europa fue que el turismo extranjero desplazó a la industria azucarera como locomotora de la economía cubana. Y el gobierno de la isla sabe que la presencia --reconocida-- de un brote infeccioso en el país receptor vacía los hoteles de turistas.

En los 90 el turismo se convirtió en la principal fuente de divisas de Cuba
En los 90 el turismo se convirtió en la principal fuente de divisas de Cuba
En su ensayo, publicado en una revista de limitada circulación, el doctor Suárez Rosas recuerda que en medio de la epidemia de 1981 Fidel Castro expresó que Cuba “por su organización, por el nivel de cultura de su pueblo, por el espíritu de disciplina y de trabajo que tiene nuestro pueblo”, podía erradicar el mosquito.

Luego, el experto en Salud Pública afirma que “tres décadas después de pronunciadas estas palabras el principal transmisor del dengue, el mosquito Aedes aegypti, no ha logrado ser erradicado definitivamente de Cuba y la enfermedad nos sigue afectando”. Pero sus conclusiones, aunque valientes, son como la voz del que clama en el desierto.

CONVENIENCIA VS ÉTICA

No admitir la presencia de una enfermedad infecciosa en un país, como se ha hecho con el dengue, el brote de fiebre porcina en 2009 y la propagación ulterior a casi todas las provincias del brote de cólera que se registró en 2012 en Manzanillo y que el gobierno pronto dio por concluido, complica por una parte la participación ciudadana en la lucha contra estos males. Se ha hecho notorio en ese sentido como, ajenos a la inmediatez del peligro, muchos cubanos se resisten a las fumigaciones y la colocación de larvicidas en el agua contra el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.

Pero la renuencia a reconocer también limita la orientación adecuada. Durante la epidemia del 2012 en Cuba, el especialista colombiano en dengue Dr. Fredi Alexander Díaz-Quijano nos hizo varias valiosas advertencias sobre el dengue hemorrágico.

Mencionó el peligro de empeorar un caso si contra la fiebre se toma duralgina o dipirona, un antipirético de amplio uso en Cuba; la probabilidad de desarrollar la variante hemorrágica cuando ya se ha padecido el dengue clásico; Y nos habló también de síntomas a vigilar: vómitos con sangre, sangrado gastrointestinal, o pintas de sangre en la piel; dolor abdominal fuerte y persistente; y alteraciones neurológicas como el estupor.
Tratamiento contra el dengue en Cuba: mosquiteros, abundante líquido y pastillas.
Tratamiento contra el dengue en Cuba: mosquiteros, abundante líquido y pastillas.
¿Cómo "informar al pueblo" estas cosas omitiendo que se trata de dengue? Hasta el día de hoy, estos conocimientos sólo se transfieren en Cuba por vía oral a grupos poblacionales muy pequeños, en materiales impresos, o de manera ambigua --procurando no crear sobresaltos a nacionales y extranjeros-- a través de los medios de comunicación.

El doctor Suárez Rosas termina su ensayo crítico recordando que por cientos de años los sanitaristas cubanos, desde Tomas Romay y Carlos J. Finlay hasta los contemporáneos, se consagraron a la creación y consolidación de un sistema nacional de salud sobre sólidas bases éticas. Y advierte que en las actuales circunstancias, la ética “se ha convertido en un aspecto clave y una necesidad imperiosa e impostergable, porque sin ética no hay solución posible y sostenible a los problemas que enfrentamos”.

Vea todas las noticias de hoy

Fallece Juan Manuel Caballero Bonald, poeta español de padre cubano

José Manuel Caballero Bonald en la ceremonia del Premio Cervantes el 23 de abril de 2013. (Chema Moya/AFP).

El escritor español, hijo de padre cubano, José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes en 2012, falleció en Madrid a los 94 años de edad, confirmaron este domingo a la agencia Efe fuentes próximas al poeta y del Instituto Cervantes.

El escritor, que cultivó tanto novela como poesía, fue reconocido con numerosos premios, entre ellos el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2004, el Premio Nacional de la Crítica en tres ocasiones, el Nacional las Letras Españolas en 2005, y al año siguiente el Nacional de Poesía.

Hijo de padre cubano criollo y madre francesa, Caballero Bonald nació en Jerez de la Frontera (Cádiz, en el sur de España) el 11 de noviembre de 1926. Tras estudiar en Cádiz y Sevilla, impartió clases de Humanidades y Literatura en la Universidad Nacional de Colombia y en Estados Unidos durante años y, de regreso a España, se estableció en Madrid.

Su obra "Narrativa cubana de la Revolución" fue publicada en 1971 por Alianza Editorial.

En el 2013, durante la entrega del Premio Cervantes, aseguró que el arte y la literatura disponen de poder terapéutico para una sociedad "decepcionada, perpleja, zaherida por una renuente crisis de valores". Con la lectura se llega a la libertad, dijo.

Destacado miembro de la Generación de los 50 en España, en 1952 publicó su primera obra literaria, el poemario "Las adivinaciones", al que siguió una larga carrera, que lo llevó a ser considerado por muchos expertos como "el poeta de la gran metáfora".

En su prosa destacan "Toda la noche oyeron pasar los pájaros" (1981, Premio Ateneo de Sevilla); "En la casa del padre" (1988, Premio Plaza y Janés); "Campo de Agramante" (1992, reeditada en 2005); "La costumbre de vivir" (2001, reeditado en 2004); y "Oficio de lector" (2013).

También publicó ensayos, como "Luces y sombras del flamenco" (1975), reeditado en 2007; "Luis de Góngora" (1982), "Sevilla en tiempos de Cervantes" (1991), "Mar adentro" (2002) o "Un Madrid literario" (2009).

En mayo de 2017 publicó "Examen de ingenios", un centenar de retratos literarios de escritores y artistas que conoció a lo largo de su vida.

Y un año antes, 2016, sumó un galardón más a su larga lista de premios, el Francisco Umbral al Libro del año (2015), por su poemario "Desaprendizajes", considerado uno de los títulos culminantes de su obra.

(Agencia de prensa Efe)

El cubano Sánchez Faure ganó y El Canelo unificó fajas mundiales

Captura de video de una pelea del peso completo cubano Frank Sánchez Faure.

El súper pesado guantanamero Frank Sánchez Faure continúa con una positiva progresión. Llegó a 18 éxitos profesionales en Estados Unidos, de los cuáles archiva trece éxitos por la vía del cloroformo.

En el AT&T Stadium en Arlington, Texas, el púgil cubano mostró buena técnica y excelente esquiba el sábado en la noche.

Se enfrentó con un veterano púgil dominicano, Nagy Aguilera, quien tiene gran experiencia profesional.

El físico de Aguilera no lo acompañó durante los seis rounds ante Sánchez. El cubano dependió mucho de los jabs de izquierda y una potente pegada con ambas manos, además de su velocidad de manos y buenos movimientos de cintura.

Indudablemente el peleador cubano ganó los 6 rounds. De la votación los tres jueces se fueron por el cubano, 60-56.

En el asalto seis el cubano le llegó con una derecha en forma de swing al peleador dominicano, quien protestó la decision del árbitro, quien paró el pleito. Fue un golpe detrás de la oreja derecha.

El público criticó duramente al dominicano después del combate. En Twitter aparecieron burlas sobre cómo terminó la pelea, y cómo Aguilera supuestamente exageró su dolor.

Con este éxito Sánchez Faure avanzó en las clasificaciones de BOX Record que tiene como líder a varios púgiles europeos.

El sueño de Faure es darle una corona mundial profesional a su familia, a su pueblo de Cuba.

En ese cartel, realizado en Texas, ganaron sus pleitos Elvin Soto, Christian Gómez, Marc Castro y el mexicano Saul Canelo Álvarez, quien superó por KO técnico al británico Billy Joe Sanunder.

Con esa victoria Álvarez unificó tres coronas mundiales en las 168 libras de la AMB, el CMB y la OMB, así como un título muy importante, el de campeón Diamante del Consejo Mundial de Boxeo.

La manigua está seca

Maykel El Osorbo, rapero y activista del Movimiento San Isidro, poco después de que sus vecinos impidieran su arresto.

En estos días, en una conversación que sosteníamos varios cubanos sobre la situación en la Isla, compartimos que se podía tener un cauteloso optimismo, entonces, Enrique Ruano, un hombre que vive y respira en Cuba y siempre está listo para atacar el castrismo, dijo, “no hay que hablar más, la manigua esta seca y en cualquier momento arde”, avizorando un posible rechazo masivo de la población a la dictadura de 62 años.

La frase esperanzadora nos condujo a recordar al asesino chino, Mao Tse Tung, quien escribió en 1930, “una sola chispa puede incendiar la pradera”, y al presidente venezolano Antonio Guzmán Blanco, quien dijo en alusión a las frecuentes guerras civiles que padecía su país: “Venezuela es como un cuero seco, si lo pisas por un lado se levanta por el otro”.

Ruano, al aludir a la manigua, un conjunto de arbustos, bejucos y otros vegetales de poca altura, enredados o confundidos, ​muy difícil de atravesar y útil para refugiarse, piensa en un pueblo harto de abusos, vejaciones y miserias que está asumiendo, al parecer, paulatinamente, sus prerrogativas ciudadanas.

El optimismo de nuestro amigo podrá concretarse o no, pero sí es evidente que la dictadura está agotada, y que cada día hay más ciudadanos en la Isla, individuos que están abandonando la condición de masa en la que han padecido por décadas incontables abusos, y asumen conciencia de sus derechos, tarea en la que los jóvenes ocupan la vanguardia, como lo están demostrando los activistas de San Isidro, de UNPACU, periodistas independientes y artistas, entre otros hombres y mujeres que están estrenando su ciudadanía.

El Observatorio Cubano de Conflictos informa que “en abril ocurrieron 203 protestas públicas, un 10% más que en marzo”, Además, reseña que es la cifra más elevada desde septiembre de 2020, destacando que cada vez más cubanos se niegan a colaborar con las fuerzas represivas. El OCC afirma que "el capital simbólico de la nueva disidencia se incrementa a medida que disminuye el del gobierno cubano".

Es estimulante apreciar que, paralelo al incremento de activistas que defienden sus derechos, crece también la cantidad de personas que rechazan los abusos de las autoridades y expresan su respaldo a las víctimas.

Hasta el presente, tanto la comunidad interna como los observadores internacionales, gracias a la habilidad del régimen para manejar sus partidarios y a la población en general, han tenido la percepción de que el pueblo respalda inequívocamente al castrismo.

Es muy peligroso para la dictadura no poder contar con sus turbas divinas. Recordemos cómo eran repudiadas las históricas marchas de la Damas de Blanco, y los abusos de la población, cumpliendo el mandato de las autoridades, contra quienes simplemente tomaban la decisión de abandonar el país, por solo citar dos casos entre muchos.

La rebeldía crece, como demuestra un informe de la organización Prisoners Defenders, que destaca que solo en el mes de abril el número de prisioneros político sumó nueve al ya más del centenar tras las rejas.

Otra muestra es que las tristemente famosas huelgas de hambre de los opositores cubanos han tomado las ciudades como escenario. La reciente huelga colectiva de UMPACU, y la que realiza el joven artista Luis Manuel Otero Alcántara, no pueden ser ocultadas por la dictadura como hicieron con las de dos emblemáticas figuras de la resistencia, muertos por inanición, Pedro Luis Boitel y Orlando Zapata Tamayo.

El hecho de que la opinión pública internacional se convierta en espejo de los abusos del castrismo va en detrimento de la capacidad de sobrevivencia de la dictadura. El régimen ha contado con una impunidad solo comparable con la que disfrutó la Unión Soviética en los primeros 40 años de la Revolución de Octubre, que prácticamente nadie recuerda. Así habrá de ocurrir en gran medida con la Revolución Castrista, que solo se recordará para hacer mención de sus numerosos crímenes y de la devastación que causó en Cuba.

De momento, hay un compromiso firme. Apoyemos a todos los resistentes, no dejemos morir a los huelguistas y demandemos la libertad de todos los prisioneros políticos cubanos.

Reportan 9 muertes y 1,036 nuevos casos de COVID-19 en Cuba; piden extremar medidas en Día de las Madres

Cubanos hacen fila para comprar comida en una tienda estatal, en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

Las autoridades sanitarias reportaron este sábado otros 9 fallecidos y 1,036 casos de COVID-19 en Cuba, para un acumulado de 722 muertes y 114,912 contagios desde que comenzó la pandemia, y alertaron a la población a celebrar el Día de las Madres sin violar las medidas higiénico sanitarias.

“Debemos celebrar el Día de las Madres con el debido comportamiento, sin muchas personas concentradas, pues no podemos olvidar la situación actual. Recordemos que en fechas de celebración y de unión familiar es necesario redoblar las medidas”, dijo el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), Dr. Francisco Durán.

Mayo podría superar las cifras de abril si continúa al ritmo actual. Solo en la primera semana del mes se ha informado de 7,290 nuevos contagios y 68 fallecidos.

El gobierno cubano apuesta a un intensivo proceso de vacunación con fármacos nacionales, que iniciará la próxima semana, para parar el repunte de la enfermedad que asola a la isla desde noviembre pasado.

El MINSAP ha decidido realizar “una intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo con los candidatos vacunales cubanos”, mientras se logra la autorización para su uso de emergencia, informó este viernes en el programa de la televisión estatal “Mesa Redonda” el titular de ese organismo José Ángel Portal Miranda.

Según declaraciones del ministro, se espera que en agosto se haya completado el proceso de vacunación en toda la isla.

Este sábado permanecen hospitalizados 5,686 casos activos, de ellos 52 en estado crítico y 66 reportados de gravedad.

La Habana continúa reportando las cifras más altas, con 626 casos en la jornada, seguida de Santiago de Cuba, con 66 casos; Artemisa, con 61; Camagüey, con 45, y Granma, con 38, entre las provincias con mayor número de contagios.

Migrantes, incluidos cubanos, esperan en México para pedir asilo y estatus de refugiados

Cargar más

XS
SM
MD
LG