Enlaces de accesibilidad

Cuba

National Geographic: cubanos se debaten entre las nuevas posibilidades y la desesperanza

Portada de la edición de noviembre 2012 de National Geographic.

Los isleños sopesan los cambios "con una mezcla de entusiasmo, desconfianza, cálculo, humor negro y ansiedad".

“Yo amo a mi país, pero aquí nada funciona: no hay futuro”.

Cynthia Gorney, enviada a Cuba de la revista National Geographic, narra que escuchó tantas veces estas expresiones en Cuba, y de tan diferentes tipos de cubanos, que se le empezó a convertir en una especie de lamento colectivo nacional.

Tras nueve semanas viajando por la isla, Gorney escribió el reportaje central de la edición de noviembre --anunciado en portada— bajo el título "Cuba’s New Now" (El nuevo ahora de Cuba). Allí pinta un paisaje físico y espiritual de la Cuba del 2012, a partir de lo que vio en la isla y lo que conversó con su gente.

ACTITUDES ANTE LOS CAMBIOS

Entre los corifeos espontáneos del “lamento nacional” la reportera cita a algunos decididamente pesimistas, como Eduardo, de 35 años, a quien conoció mientras se ofreció a llevarla, "boteando" con un auto prestado. Él no esperaba nada de los cambios introducidos en la isla; tanto así, que estaba armando en secreto un bote con otros nueve amigos para lanzarse al mar.

“Todo eso es para beneficio de esta gente”, le dijo Eduardo tocándose con dos dedos imaginarias charreteras. Al sugerirle ella que Raúl Castro no era como su hermano Fidel, respondió: “Sólo podrá haber cambios de verdad cuando ellos dos no estén”. La periodista se sorprendió entonces cuando Eduardo le dijo que podía citarlo por su nombre y sus dos apellidos, y le aseguró que no tenía miedo.

"Si hay alguna transformación seria en Cuba, Eduardo es un componente esencial de ella", escribe. "No está huyendo de la persecución del Estado sino que es un joven, enérgico y frustrado, una descripción que se aplica a gran número de sus compatriotas".

Él le confesó que desde que era un adolescente en la secundaria, había comprendido que la edad adulta en la Cuba revolucionaria sólo ofrece prosperidad personal y comodidad material “a los pejes gordos”.

Para el ex trabajador de la construcción, en la isla nada funciona: el modelo económico es desastroso; los trabajadores estatales sobreviven con mínimos salarios sólo si consiguen robar en sus centros de trabajo; los medios de comunicación muestran un excesivo triunfalismo y autocensura; y el gobierno tiene a la gente loca con la circulación simultánea de dos monedas.

Otros cubanos sí están esperanzados con los cambios: Roberto Pérez, biólogo ambiental, se mostró entusiasmado con el progreso de la agricultura urbana y los proyectos de agricultura orgánica. Pérez le comentó a la periodista de National Geographic que el 80 por ciento de quienes se graduaron con él han abandonado el país, pero subrayó que “las cosas están cambiando muy rápido”, y que en Cuba "hay muchas cosas buenas que la gente da por sentadas, porque nacieron con ellas".

Otro optimista es Josué López, de la misma edad que Eduardo. Regresó a vivir en Cuba después de seis años en Florida. Está aprovechando las nuevas leyes sobre el trabajo por cuenta propia para levantar una casa de huéspedes en un terreno fuera de La Habana. Para Josué, si uno desea empezar un negocio, el lugar ideal ahora es Cuba.

Gorney dice que la mayoría de los cubanos con los que habló parecían animados por toda esta idea de las posibilidades, aunque la mayoría aún no cree que sean permanentes, pues el gobierno cubano tiene un historial de ilusionar a sus ciudadanos, fomentando la iniciativa privada para luego declararla contrarrevolucionaria y asfixiarla.

Observa que, por ahora, los cubanos acompañan la esperanza de un cambio real en sus vidas diarias con una combinación particularmente suya de entusiasmo, desconfianza, cálculo, humor negro y ansiedad.

DERRUMBES Y TURISTAS

Durante su visita, Gorney fue testigo de un derrumbe en el barrio donde se estaba hospedando. Cuatro personas murieron, incluidas tres muchachas adolescentes. El edificio había sido declarado inhabitable. Esa vez Granma dio la noticia: "No fingió que nunca había ocurrido".

Ese mismo día en otros lugares más presentables de La Habana, "los turistas se apeaban de un bus tras otro, con sus mapas en la mano, bebiendo mojitos de ron y hierbabuena, siguiendo a sus políglotas guías cubanos, y aplaudiendo la feliz cacofonía de la rumba y el son que brotaba a las plazas de los restaurantes, los bares y las esquinas".

"LA RECONSTRUCCIÓN DE LA CASA CUBA"

Con estas ceremoniosas palabras, Roberto Veiga -- editor de la revista católica “Espacio Laical”-- le describió a la autora el desafío que el país tiene por delante. Veiga recordó que los cambios debieron haber comenzado hace dos décadas, pero no se hizo, y dijo que Cuba es ahora una nación que intenta definirse.

“Hemos sido conejillos de Indias de un experimento", dijo por su parte una mujer de 58 años con educación universitaria, que trabaja en el campo de las artes. En la casa que heredó de su familia todos los bombillos son fluorescentes. Ella le contó a Gorney lo que le ocurrió durante la "revolución energética" de Fidel Castro.

“Venían a verificar y te rompían en tu cara todos los bombillos viejos [incandescentes] para que no los pudieras volver a usar. La idea de cambiar todos las bombillos era maravillosa. El problema fue la forma en que lo hicieron", apostilló la mujer.

UN ENORME PULGUERO

Si tuviera que escribir un titular sobre “la reconstrucción de la casa Cuba”, la enviada de National Geographic escogería el siguiente: “el capitalismo se cuela por los bordes, lentamente y a cuentagotas”.

A su ojo profano --dice-- la Nueva Cuba Cambiante le parece a la vez real y andrajosa, como si un enorme mercado de pulgas se hubiese extendido por todo el país. Jóvenes sentados en las aceras se ofrecen para reparar celulares o recargar fosforeras. Las familias despliegan en sus portales mesas donde exponen utensilios de cocina usados, termos de café, y platos desportillados con emparedados de jamón y queso.

MONEDA ESQUIZOFRÉNICA

Para apreciar plenamente las complejas gestiones de supervivencia que han dominado la vida diaria de tantos cubanos en los últimos años, la periodista aconseja tratar de entender la extravagancia esencial del CUC, el peso convertible cubano.

Agrega que, "en su estado más puro el concepto del CUC se relaciona con la adquisición de productos y servicios de alguna manera conectados con lo extranjero: facturas de hotel, transacciones internacionales, camisetas con la foto de Fidel en las tiendas de souvenirs, etc". Un CUC tiene un valor de un dólar estadounidense, y es fácil de obtener, tanto para extranjeros como para cubanos, en las casas de cambio estatales.

Pero a los empleados de las CADECA, como al resto de los cubanos que trabajan para el Estado -- un 80 por ciento de la mano de obra del país-- , no se les paga en CUC, sino en pesos nacionales, equivalentes a 1/24 de un CUC, o poco más de cuatro centavos de dólar.

La reportera pasó una tarde en Santa Clara con una doctora en medicina que devenga un salario fijo de 785,35 pesos, moneda nacional, al mes. Eso equivale a 32,72 CUC.

La autora toma nota de que la Dra. M no tiene que pagar por su educación o la atención médica de su familia, y con la moneda en que le pagan puede comprar algunos alimentos básicos que no están en la libreta de racionamiento: libros cubanos, entradas para juegos de béisbol, jabón de mala calidad, y café mezclado; también, pagar el pasaje en el abarrotado transporte público; todo eso, siempre que nadie en su casa compre desodorante.

"El camión de juguete que quería para mi hijo, con un motorcito y un control remoto, cuesta 40 CUC en las tiendas del Estado”, se lamenta la médico villaclareña.

La periodista hizo apuntes de otros precios en las tiendas estatales en moneda dura: pasta dental Pepsodent, 1.50 CUC el tubo; una batidora eléctrica, 113.60 CUC; un juego de sala (medio sofá y butaca), 597.35 CUC.

LA PIRÁMIDE INVERTIDA

En CUC se pagan también los teléfonos celulares y las tarifas por minuto. Incluso el precio de un peso convertible por una cerveza cubana Bucanero Fuerte, una suma razonable en muchos países por una cerveza, representa un día entero de trabajo para la Dra. M.

Es por eso que, cuatro días a la semana, cuando se supone que esté descansando de sus turnos de 24 horas en el cuerpo de guardia, ella maneja un taxi, el automóvil soviético que heredó de su padre. Procura recoger principalmente a turistas, y así se gana cada mes una suma equivalente a 15 de sus salarios.

Gorney dice que al fenómeno se le conoce en Cuba como "la pirámide invertida". Y recuerda que todo cubano que le repitió esa expresión lo hizo siempre con un tono de desesperación. Es la razón –agrega-- de que los jóvenes y ambiciosos se sigan yendo.

EL EXODO ¿SIN FIN?

Tras su regreso a Estados Unidos, la enviada de National Geographic trató de comunicarse con Eduardo, el taxista que le contó que esperaba irse pronto de Cuba en un bote rústico. No obtuvo respuesta en su móvil, y llamó entonces al hermano, establecido en México.

Este le confirmó que sí, que por fin se habían hecho a la mar, pero que tuvieron que regresar a remo a la costa, porque se les había descompuesto el timón del bote. Por suerte, nadie había sido arrestado.

El hermano de Eduardo también le contó que el joven de 35 años y su esposa decidieron que se quedarían un tiempo en el apartamento de su madre. Pero sólo hasta que él consiguiera ahorrar un poco de dinero (para volver a empezar).

Vea todas las noticias de hoy

Cuba va camino a la "redolarización", alerta experto (VIDEO)

Cuba autoriza dólar USD en comercios y permite a emigrados abrir cuentas bancarias
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:28 0:00

La decisión del gobierno de Cuba de autorizar el uso de dólares estadounidenses en las transacciones del comercio minorista y en las importaciones a través de agencias subordinadas al propio gobierno y de permitir a los cubanos emigrados abrir cuentas bancos nacionales representa según expertos un paso hacia la "redolarización" de la economía cubana y a la paulatina desaparición del CUC.

En relación a la Resolución 73-2020, publicada en la Gaceta Oficial, el economista Elías Amor alertó que “hay que tener mucho cuidado con este anuncio".

"No es nada nuevo ya en el mes de octubre pasado esta experiencia empezó a realizarse en moneda libremente convertible y ahora se hace con dólares (…) en un momento especialmente difícil como este las autoridades lo que necesitan es divisas para poder responder a los préstamos que han ido aplazando”, dijo el experto en entrevista con Radio Televisión Martí.

Esta nueva disposición permitirá a las personas naturales, residentes o no en la isla, que cuenten con depósitos en dólares en bancos cubanos utilizar las tarjetas magnéticas para efectuar pagos en los comercios gestionados por las entidades estatales

“Conviene tener mucho cuidado con lo que se anuncia de que los no residentes podrán hacer operaciones que van a poder abrir estas cuentas. Es riesgoso si se tiene en cuenta que no hay un marco jurídico respetable para el no residente en Cuba y en ese sentido, sabemos todos que la tradición del gobierno comunista ha sido la confiscación, la expropiación y determinadas operaciones antieconómicas que pueden perjudicar grandemente a los que tengan la osadía de abrirse estas cuentas”, dijo Amor.

El decreto emitido por el Banco Central de Cuba modifica la Resolución 275 del año anterior en la que se autorizó la creación de las cuentas bancarias en moneda convertible para realizar compras en determinadas tiendas mediante las tarjetas magnéticas.

En el documento oficial se especificó que para estas cuentas se permitirá ingresar fondos mediante transferencias bancarias del exterior, desde otras cuentas en divisas operadas por bancos cubanos o desde la empresa FINCIMEX SA por concepto de remesas.

“Con esta medida lo que se hace es aumentar más las diferencias entre los que pueden tener acceso a la moneda fuerte y los que no. Entre los cubanos que tienen acceso a dólares y los cubanos que viven con 24 dólares al mes y dependen de la libreta de racionamiento. En vez de apostar por medidas más equitativas de justicia social, el régimen comunista lo que hace es facilitar esa segmentación perversa del mercado. Yo creo que la sociedad cubana debe estar harta y debe decir basta porque eso va también en contra de los derechos humanos económicos”, indicó el economista.

Por otra parte, la periodista independiente Yoani Sánchez publicó en el sitio 14ymedio: “Si hasta ahora, la sociedad cubana estaba atravesada por una línea que separaba a quienes recibían su salario solo en pesos cubanos y aquellos que a través del turismo, las remesas y los negocios -legales o ilegales- podían contar con pesos convertibles, ahora se crea otra división más profunda y determinante. El que no tenga dólares tendrá que empezar a buscarlos.”

A manera de reflexión Sánchez se cuestionó: “¿Y ahora qué hacemos con los chavitos? ¿Los guardamos para el museo del absurdo que algún día se levantará en esta Isla? ¿O los colocamos en un tercer bolsillo, ese donde se pone todo aquello que no sirve para convertirse en bienes ni servicios?”

La economía cubana autorizó y brindaba operaciones en dólares desde inicios de los 90, cuando el denominado período especial hasta 2004, cuando se sustituyó el dólar estadounidense por el peso cubano convertible (CUC).

Cuba ya “está trabajando” para reabrir las fronteras, dice el MINSAP

Escena captada el lunes en una calle de La Habana (Yamil Lage/AFP).

Los organismos del Estado cubano ya están trabajando para reabrir las fronteras a la entrada de extranjeros “porque indiscutiblemente la evolución de la pandemia en nuestro país, sin descuidar nada, permite que ya esos análisis se puedan ir realizando”, dijo el miércoles en conferencia de prensa el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Sin embargo, el funcionario se negó a precisar fechas.

“Lo único que puedo decir, lo que debo decir, es que se está trabajando… Digo, porque todavía yo no puedo informar cuáles son las cosas concretas en este sentido”, declaró el Dr. Durán. “Cada cual lo está trabajando y se hará público en su momento. Pero sí que todos estamos trabajando” en ese sentido, manifestó.

Respondía una pregunta enviada por la cadena estadounidense NBC, a la que –como tantas otras de todo el mundo-- el gobierno de La Habana permite participar en las conferencias de prensa diarias del MINSAP, un derecho que niega a medios independientes cubanos.

No está claro cuáles son los requisitos para participar. En la del miércoles, que como de costumbre tuvo lugar en el Centro de Prensa Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, el moderador Héctor Ahmed Velázquez incluyó entre las preguntas esta: “Un usuario en redes sociales comenta lo siguiente…

A juzgar por las declaraciones del Dr. Durán, una de las preguntas que más hace la población es precisamente en qué momento se permitirá la entrada de extranjeros.

“Lo que puedo decir es que todos los organismos están analizando, el Ministerio de Salud Pública está analizando; qué cosas se van a mantener, qué cosas se van a incrementar [en comparación a] como teníamos antes de la pandemia […], y cada organismo… las cosas que se irán abriendo en el momento que se irán abriendo y, sobre todo lo que pregunta la población… bueno, la frontera, cuándo comienzan a arribar personas del exterior”, dijo.

Con 11 nuevos casos confirmados de COVID-19, la cifra de contagios en el país llegó a 1,974 y el martes no hubo ningún fallecimiento por la enfermedad, informó el Dr. Durán.

La mayoría de los nuevos positivos, nueve, fueron de La Habana, y a las provincias de Artemisa y Ciego de Ávila correspondieron uno en cada una. Hubo un solo menor entre los 11 confirmados el martes, una niña de siete años residente en el municipio capitalino de La Lisa.

También son de la capital los dos casos reportados graves: un hombre de 85 años procedente de Centro Habana, y otro de 52 residente en La Habana del Este. “Terminamos el día con dos pacientes graves y ninguno [en estado] crítico”, declaró el Dr. Durán.

Permanecen ingresados con diagnóstico positivo en todo el país 166 pacientes, y 164 de ellos tienen evolución clínica estable, según el funcionario de salud. Con las 15 personas que fueron dadas de alta el martes, la cifra de enfermos recuperados llego a 1,724, reportó.

Con visitas familiares suspendidas se empeora encierro de las presas del Guatao

Arresto de la Dama de Blanco Martha Sánchez.

La Dama de Blanco Martha Sánchez comunicó a sus familiares que es crítica la situación con la alimentación en la prisión de mujeres del Guatao, en La Habana, donde cumple sentencia en estos momentos.

Su hermano Joaquín Sánchez dijo a Radio Televisión Martí que en la conversación telefónica que tuvo este lunes con la presa política supo que las condiciones de confinamiento son pésimas y que "están pasando mucha hambre y necesidades".

Crítica la situación con la alimentación en la prisión de mujeres del Guatao
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:52 0:00

Ante el avance de la pandemia en la isla, el pasado mes de marzo el régimen prohibió las visitas a las cárceles.

La comunicación telefónica es semanal y una vez al mes permiten la entrega de una jaba de alimentos en la entrada de las penitenciarías.

Los abogados tampoco pueden acceder al penal.

La Dama de Blanco fue condenada en septiembre del 2018 a cuatro años y seis meses de prisión por el Tribunal Municipal de Artemisa, localidad donde reside.

La sancionaron por los cargos de desacato, atentado, desorden público y resistencia tras manifestarse pacíficamente frente a un colegio electoral y exigir a gritos la libertad para los presos políticos, entre otras demandas.

De acuerdo a las leyes en la isla al cumplir la mitad de la condena los presos tienen derecho a solicitar una revisión de causa para una libertad condicional.

En febrero de este año a Sánchez le denegaron una petición interpuesta meses antes a su favor. El abogado volvió a tramitar la solicitud pero ya pasaron los 3 meses establecidos y siguen sin respuesta favorable para la activista, asegura la familia.

La Seguridad del Estado ha ido a la prisión para proponerle que firme un documento donde se comprometa a no seguir perteneciendo a las Damas de Blanco "pero ella prefiere cumplir la condena completa y no dar un paso atrás", precisó el hermano.

El pasado mes de abril el Departamento de Estado de los EE.UU. se pronunció a favor de ella y la también Dama de Blanco Aymara Muñoz, quien actualmente permanece en una prisión de mujeres en la provincia de Las Tunas.

El movimiento de las Damas de Blanco lleva 17 años exigiendo la libertad del pueblo cubano y de los presos políticos.

(A partir de un reporte de Ivette Pacheco)

"Aquí no ha venido nadie. Aquí no valemos nada" (VIDEO)

Inundaciones en Sancti Spíritus
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:58 0:00

En la ciudad de Sancti Spíritus en el vecindario Kilo 12 los residentes están indignados porque desde hace mucho tiempo se les inundan las casas cuando llueve y con las intensas lluvias que impactaron la zona central de Cuba su problema se ha hecho más evidente.

Los vecinos de Cuartería 810 dicen que llevan años en esa situación y las autoridades del gobierno y la Defensa Civil no les resuelven el problema. Esta semana se sintieron completamente desprotegidos al no recibir ayuda alguna por parte de las autoridades del gobierno.

"Se le dio conocimiento a los bomberos para que vinieran a sacar el agua y no vinieron porque decían que estaban en otra provincia y que se habían derrumbado unas casas. No vinieron jamás y nunca. Y se le dio también conocimiento al Gobierno que se llamó y dijeron lo mismo. Que tenían como un problema más grave que el problema de nosotros", dijo Iris Fuentes a Radio Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:09:08 0:00

La mujer denunció en entrevista con Tomás Cardoso que en el vecindario de la capital espirituana, considerado como un barrio insalubre, viven unas 50 personas entre ellas menores, mujeres embarazadas, mujeres recién paridas y ancianos.

Fuentes describió que lo ocurrido fue una verdadera pesadilla: fosas desbordadas, excrementos, lombrices, ratas flotando y cucarachas en todas las casas.

"Aquí no ha venido nadie. Nosotros aquí no valemos nada", declaró Fuentes.

Las fuertes lluvias y descargas eléctricas provocaron una tormenta local Entronque de Guasimal, perteneciente al municipio de Sancti Spíritus donde se reportan daños en al menos 30 viviendas.

Aimara Nieto Muñoz, tres meses sin sus pertenencias y en celda de castigo

Aimara Nieto Muñoz junto a su esposo, el opositor Ismael Boris Reñí. (Foto cortesía de CubaNet)

Familiares de la presa política Aimara Nieto Muñoz llevan 23 días sin saber sobre su situación en una cárcel de mujeres en Las Tunas, a donde fue trasladada en marzo pasado.

Su esposo, el expreso político Ismael Boris Reñí, denunció este martes a Radio Martí que Nieto Muñoz, activista de las Damas de Blanco, lleva tres meses sin sus pertenencias y sigue en celda de castigo, según le informó una reclusa a través de una llamada telefónica.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

"Desde el día 5 de mayo, hoy hace ya 23 días que no sabemos el paradero de Aimara. Sabemos que está en celda de castigo (…). Hace casi tres meses ya que la familia no puede ir a verla por el problema del coronavirus", explicó Reñí.

"Aimara lleva tres meses sin pertenencias. Los últimos recursos que le enviamos, el aseo, se los quitaron", reiteró este martes Reñí.

A finales de abril, el esposo de la prisionera política denunció que los opositores Yoan Ricardo Llerena y su esposa, Danitza Vidal Pérez, quienes llevaban una bolsa desde La Habana para Nieto Muñoz, fueron interceptadas por agentes de la Seguridad del Estado antes de llegar a la prisión, y los alimentos y otras provisiones, confiscados.

Una bolsa anterior con provisiones enviada semanas antes corrió igual suerte. Las autoridades señalan que los productos confiscados "fueron comprados con dinero del imperio", en referencia al gobierno estadounidense.

Nieto Muñoz fue traslada en marzo a la cárcel de mujeres conocida como Veguitas, en la oriental provincia de Las Tunas, tras un motín en la cárcel de mujeres del Guatao, en La Habana, donde cumplía una sentencia de 4 años de privación de libertad por los delitos de atentado, daño y desacato.

Pero la opositora no participó en el motín, "todo fue una patraña de la Seguridad del Estado", dijo su esposo.

"El último día que hablé con Aimara fue el día 5 (de mayo) por la mañana. Esa fue la última comunicación que tuve yo con ella", aseguró.

(A partir de un reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG