Enlaces de accesibilidad

Cuba

Peloteros por el comunismo, seremos como el japonés

Fotografía de archivo. Víctor Mesa (c) es aguantado por el entrenador de lanzamiento de su equipo, mientras discute con el árbitro principal durante un juego en el estadio Latinoamericano de La Habana, Cuba.

El manager de la selección cubana, Víctor Mesa, identificado con el juego de los japoneses, adoptará su sistema de juego, aunque no está claro si será aplicable solamente para la primera fase del III Clásico Mundial.

En medio de la vorágine clasificatoria con vistas al III Clásico Mundial de Béisbol y próximo a celebrar partidos con profesionales japoneses, al manager de la selección cubana, Víctor Mesa, se le ocurrió decir a la periodista Julia Osendi, que sus jugadores se volverían japoneses.

Desde luego, ni él mismo sabe por qué lo dijo ni qué repercusión tendrían sus palabras.

Víctor Mesa es considerado uno de los peloteros más explosivos de la era pos-revolucionaria. De ahí que en su condición de manager hiperactivo la catalina se le desmonte de vez en vez ante los micrófonos oficiales.

De jugador, Víctor Mesa amagaba el robo de home play desde la tercera almohadilla ante los Industriales de la capital.

Se sienta o no Víctor Mesa identificado con el juego de los japoneses, adoptará su sistema de juego, aunque no está claro si será aplicable solamente para la primera fase del III Clásico Mundial, en la que Cuba jugará precisamente con equipos asiáticos (Japón, Corea del Norte y China Taipei).

Según Mesa, su juego será rápido, al toque de bola y el robo de bases; incluso, utilizará ante los japoneses cuatro pitchers zurdos y dejará, para el último tercio de juego, algún brazo derecho.

Víctor y quién no es Víctor parecen olvidar nuestro arraigo beisbolero, un deporte que nació y se desarrolló en América, y que fue el joven cubano, Nemesio Guilló Romaguera, quien trajo de Alabama (Estados Unidos) el primer bate y la primera pelota, en 1868. Incluso, Mesa olvida que no fue con pitchers zurdos y “juego rápido”, que su generación de toleteros le ganaba –no tan fácil- a equipos japoneses universitarios en copas mundiales, olímpicas e intercontinentales.

Nos gustaría saber qué opinaría Víctor Mesa, si la primera ronda del III Clásico Mundial de Béisbol, se efectuara en Miami o Los Ángeles. Obviamente no iba a decirle a Julita Osendi que sus muchachos se “volverían americanos”. Ni pensar tal burrada con el “enemigo histórico”.

¿Sabrá Víctor Mesa que fue el norteamericano Horace Wilson quien introdujo el béisbol en Japón, en 1872?

Pero los numeritos hablan y no por gusto. Amén de la obesidad y el alcoholismo que distingue a nuestra “disciplinada” selección nacional de peloteros, Víctor Mesa quiere copiar a los nipones.

Cuba perdió por 10 carreras a 6 frente a Japón en la final del I Clásico Mundial. En el II Clásico quedó en sexto lugar y los cubanos perdieron ante a los japoneses en dos ocasiones, sin anotar carreras.

Veamos si funciona la nueva estrategia de Víctor Mesa con la selección nacional cubana, ganadora de 25 títulos mundiales y 3 olímpicos, jugando precisamente al amateurismo criollo.

Nada, en total sintonía con Víctor Mesa, se me ocurre un lema: Peloteros por el comunismo, seremos como el japonés.

Publicado en primaveradigital.org, el 25 de octubre de 2012.

Vea todas las noticias de hoy

16 nuevos casos de COVID-19 en Cuba

Cubanos se protegen con nasobucos. AP Photo/Ramon Espinosa

Las autoridades del Ministerio de Salud de Cuba reportaron este martes 16 nuevos casos de personas contagiadas de COVID-19.

La mayoría de los casos (13) son de La Habana y el resto de la provincia de Matanzas. Todos son cubanos.

Además el parte del MINSAP indica que la cifra de fallecidos se mantiene en 82.

Las autoridades sanitarias cubanas aseguran que la reducción reciente de las muertes en Cuba en pacientes con coronavirus gravemente enfermos se debe al uso de dos fármacos: el e Itolizumab, un anticuerpo monoclonal y un péptido que Cuba sostiene que su industria biotecnológica descubrió y había estado probando en pacientes con artritis reumatoide en ensayos clínicos de fase II.

Sin embargo, científicos han advertido de que se necesitan grandes estudios controlados con placebo para evaluar la seguridad y la eficacia de estos medicamentos para tratar el COVID-19.

Datos del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), de La Habana, muestran que hubo una explosión de enfermedades respiratorias agudas como influenza, neumonía, resfriados y los coronavirus anteriores al SARS-CoV-2, antes de que Cuba reconociera casos de COVID-19 en la isla, hecho que indica que probablemente Cuba tuvo miles de casos de coronavirus sin diagnosticar, según revela una investigación de The Miami Herald que remite a estadísticas del IPK.

Madre teme ser desalojada por presiones de Seguridad del Estado

Karelia Contreras

Otra víctima de las manipulaciones de la Seguridad del Estado, Karelia Contreras Manzano, afirma que será echada de la vivienda que renta debido a su pertenencia al movimiento opositor cubano.

“Renté una vivienda hace tres años en la calle Maceo # 202 en Santa Clara. El dueño se llama Daniel Peralta Fernández al que le pago 50 CUC por el alquiler, pero ya la Seguridad el Estado lo presionó de que si no me sacaba de aquí podría tener problemas. Por eso mi arrendador me exigió que tengo que abandonar la casa el domingo 24 de mayo, de lo contrario tomará medidas legales conmigo”.

Declaraciones de Karelia Contreras
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:44 0:00


La joven, madre de una niña de 12 años, es miembro del Foro Antitotalitario Unido y ha sido desalojada en medio de la pandemia.

En un video al que Radio Martí tuvo acceso el hijo del casero le asegura a la activista que la Seguridad del Estado ha presionado a su papá para que la saque de la propiedad debido a actividades que allí se hacen, sin embargo, el dueño Peralta Fernández negó cualquier involucramiento de la policía política.

“Después que mi hijo fue a hablar con ella (con Karelia Contreras), un compañero habló conmigo. Yo no puedo hablar, yo soy una persona “integrada”, pero esto no tiene que ver con política. Ella ha hablado de más, es una problemática, está abusando de mi paciencia. Esta conversación no es de política, es de mi inmueble que tiene que desalojar. Yo le dije que tengo situaciones de familia, mi nuera está embarazada. Yo no tengo solución para ella. Tiene que irse de ahí”, concluyó el arrendador.

Acciones similares de los Órganos del Ministerio del Interior han sido hechas públicas antes, los casos más conocidos son los de la periodista independiente Camila Acosta, la curadora y activista Claudia Genlui Hidalgo y la poetisa Katherine Bisquet.

Karelia Contreras Manzano ha sido también multada con 3000 pesos bajo el 370, decreto ley que el régimen está utilizando para castigar a la ciudadanía que, en plena crisis del coronavirus, narra lo que sucede en el país a través de las redes sociales y los medios independientes.

Las motivaciones de Pedro Luis Boitel (VIDEO)

Pedro Luis Boitel, líder estudiantil cubano. Fue arrestado en 1961 y falleció en 1972 en la prisión, tras una huelga de hambre.

Artículo de análisis del periodista de Radio Martí Pedro Corzo

"Las motivaciones de Pedro Luis Boitel" fue el nombre de una conferencia que el insigne poeta y ex prisionero político Ángel Cuadra impartió en la Universidad Popular Autónoma de Puebla, México, hace 20 años dedicada a la memoria del mártir cubano.

Cuadra nos describe un hombre de una integridad a toda prueba. Reflexiona sobre un joven que combatió al régimen de Fulgencio Batista con todos los recursos a su alcance, que partió al exilio donde retó las ambiciones de los Castro de controlar la información y que, a su regreso a Cuba, fue fiel al decir martiano, “Solo la verdad nos pondrá la toga viril”.

Pedro Luis apreció desde los primeros meses de la victoria insurreccional, cuando muchos notables de la República estaban enceguecidos por el mesianismo fidelista, que el proceso estaba dirigido por depredadores. Por sujetos obsesionados con el poder absoluto.

Las convicciones de Boitel eran tan fuertes y profundas que no temió la soledad inicial de su causa. La justicia y la libertad fueron sus baluartes. Mientras algunos de sus compañeros del Movimiento 26 de Julio se plegaron a los nuevos déspotas, él se internaba en un nuevo proceso que le tomaría la vida.

Consciente de la importancia de movimiento estudiantil en la vida republicana aspiró a la presidencia de la Federación Estudiantil Universitaria, FEU. Su candidatura chocó frontalmente con los planes del caudillo, que ya había trazado cuáles serían las tareas del estudiantado bajo el totalitarismo. Pedro Luis se dispuso a una nueva lucha, mucho más cruenta y difícil que la anterior, ya que habría que combatir a la ominosa Unión Soviética, el verdadero patrón del régimen que se estaba instaurando en Cuba.

Pedro Luis ya estaba luchando contra la nueva dictadura mientras algunos compañeros suyos servían como verdugos. Este joven de 28 años junto a otros valientes, tuvo la clarividencia de vislumbrar lo que un amplio sector del pueblo cubano se negaba a ver en aquellos primeros meses de una histeria colectiva en la que el nuevo régimen usaba el paredón de fusilamiento para dilucidar las diferencias.

En los días que Pedro Luis fue a prisión fusilaban a antiguos revolucionarios, entre ellos al presidente de la FEU de Las Villas, Porfirio Ramírez, y al comandante del ejército rebelde, Plinio Prieto. En “la calle” la resistencia a la dictadura se multiplicó, el desencanto cundió en las huestes del tirano, y en la cárcel Boitel se fue convirtiendo en un símbolo de la resistencia.

Con solo evo­car su nom­bre nos viene a la mente el dolor y pesar de las huelgas de hambre. Pedro Luis Boitel fue una de las indi­vi­dua­li­da­des que logró en el pre­si­dio una plena madu­rez por su capacidad de sacrificio. Era, afirman muchos de sus más allegados, un hombre difícil, complicado, suscitaba sen­ti­mien­tos y valo­res encontrados porque su actitud era consecuencia de sus convicciones.

Algu­nos sen­tían una pro­funda sim­pa­tía hacia su per­sona y otros recha­za­ban su carác­ter. Era un ser humano común, pero muy espe­cial en lo que se refería a la defensa de sus con­vic­cio­nes y capa­ci­dad de sacri­fi­cio en la búsqueda de la mate­ria­li­za­ción de sus ideales.

La pri­sión para todos fue intensa, cruda y dura, pero Boitel se encuentra entre los que siempre escogieron el camino más difícil. En diciem­bre de 1960, en la for­ta­leza de la Cabaña, con­vierte por pri­mera vez su cuerpo en el arma de su espí­ritu. A par­tir de ese momento realizó nume­ro­sas huel­gas de ham­bre. Algu­nas dura­ron sema­nas, otras, meses.

Pedro Luis inició la última bata­lla de su vida el 3 de abril de 1972 con su cuerpo como arma y escudo. Su ago­nía se exten­dió por 53 días.

Eduardo Figue­roa, “Maqueca” para sus com­pa­ñe­ros de pre­si­dio, fue la per­sona más pró­xima a Boi­tel en los días fina­les de su exis­ten­cia. Figue­roa cuenta cómo Pedro Luis se pre­paró para enfren­tar el nuevo reto, mientras pedía a sus com­pa­ñe­ros que en nin­gún momento infor­ma­ran a la direc­ción del penal sobre su estado de salud.

Enflaquecía, vomi­taba y ori­naba san­gre. Cuenta Figue­roa en el documental Boitel, Muriendo a Plazos, del cineasta Daniel Urdanivia y producido por el Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo (aclaración: soy fundador y miembro del Instituto), que en el día 45 de la huelga pidió que le afei­ta­ran, recuerda que su ros­tro era piel y hue­sos, que refle­jaba la debi­li­dad de un orga­nismo que estaba en el umbral de la muerte, a la vez que se sentía la fortaleza de su espíritu e ideales, su disposición a la entrega total. Des­cribe cómo se le hun­día el pecho, pedía su bas­tón y el reloj y solo que­ría estar cubierto con la col­cha que le había enviado su madre. Su res­pi­ra­ción era cada vez más lenta. Ape­nas bebía agua por­que le producía nauseas incesantemente.​

Documental "Boitel: muriendo a plazos" (2009), realizado por el Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo​

El día 50 vomitó san­gre. Se enjuagó la boca, pero sus dien­tes seguían man­cha­dos de rojo. Dice que le pidió un ciga­rro y le pre­guntó la hora. Eran las 8:10 de la mañana. Figue­roa le pidió per­miso para soli­ci­tar asis­tencia médica, a lo que Pedro Luis rehusó, diciéndole en un mur­mu­llo que recor­dara su deter­mi­na­ción, no olvi­dara hacerle lle­gar sus per­te­nen­cias a su madre y se hiciera amigo de su her­mano. Ese día las mos­cas empe­za­ron a acompañarlo; las espan­taba, pero retor­na­ban con pesada insistencia.

El 22 de mayo trató de hablar y no pudo. Tam­poco orinó ni tomó agua. Del ciga­rri­llo que le puso en la boca solo aspiró tres o cua­tro boca­na­das rechazándolo casi de inmediato.

Al día siguiente, con­tra­vi­niendo la volun­tad del huel­guista y asu­miendo toda la res­pon­sa­bi­li­dad con el resto de los com­pa­ñe­ros de la galera, Figue­roa llamó a las auto­ri­da­des del penal.

Horas más tarde lle­ga­ron dos fun­cio­na­rios, un sar­gento y un ofi­cial de apellido Val­dés, quien dijo: “Efec­ti­va­mente está muy grave. Infor­maré que está muy mal, que está grave, se puede ver a sim­ple vista. Ahora bien, ya noso­tros esta­mos can­sa­dos de Pedro Luis Boi­tel y de sus huel­gas… lo que él pide no se lo vamos a dar. Si fuera por mí, se moría ahí mismo. Pero como yo no decido en este asunto y este es un caso de arriba yo infor­maré al minis­tro… pero llé­vate la impre­sión de que se va a joder”.

A Boi­tel no lo encon­tró la muerte, la buscó. Mar­chó hacia ella con la con­cien­cia de que el camino del deber es el más difícil, por eso hoy y siempre será uno de los símbolos de la Resistencia del pueblo cubano en la lucha contra el totalitarismo.

MINSAP: solo seis nuevos casos de COVID-19 el domingo

Una pareja habla con un taxista la mañana del lunes en una calle de La Habana (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) informó el lunes que no hubo fallecimientos el domingo a causa del COVID-19 en el país, y que seis de las 1,451 muestras examinadas resultaron en casos positivos, por lo que el total de contagiados asciende ahora a 1,947.

Permanecen ingresados 445 pacientes, 159 de ellos con diagnóstico positivo a la enfermedad y 285 en la categoría de “sospechosos” porque presentan algún síntoma y se consideran un riesgo epidemiológico, según el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del MINSAP.

Hay cinco pacientes en estado grave: tres de la capital (un hombre de 85 de años de Centro Habana, otro de 52 de La Habana del Este, y una mujer de 68 de Arroyo Naranjo) y dos matanceros: uno de 62 años del municipio de Matanzas y otro de 74 residente en Limonar.

Solo uno de los nuevos seis casos confirmados el domingo no es habanero: una mujer de 53 años residente en Morón, en la provincia de Ciego de Ávila. Los cinco habaneros son tres hombres y dos mujeres cuyas edades fluctúan entre 30 y 84 años y residen en los municipios Centro Habana, Habana Vieja, Cerro y Diez de Octubre.

Continúa siendo Matanzas la provincia con mayor incidencia del nuevo coronavirus en las últimas dos semanas, de acuerdo con el funcionario del MINSAP. Aunque en este plazo La Habana reportó 99 casos y Matanzas 61, siempre de acuerdo con las estadísticas oficiales, la tasa en Matanzas es de 8.1 por cada cien mil habitantes, y en la capital de 4.6 por cada cien mil habitantes.

No hubo ningún menor entre los nuevos seis casos confirmados, cinco de ellos no tenían síntomas al momento del diagnóstico, y 15 personas fueron dadas de alta el domingo, dijo el Dr. Durán. Según él, continúan bajo monitoreo en sus hogares 1,996 personas.

Observadores independientes dentro y fuera de Cuba han cuestionado las cifras oficiales sobre contagiados y fallecidos en la isla víctimas de COVID-19, pero el país ni siquiera tiene leyes que garanticen el acceso de los ciudadanos a los registros públicos de información.

Pedro Luis Boitel, líder estudiantil que luchó contra Batista y Fidel

Pedro Luis Boitel, preso político cubano, oriundo de Jovellanos, Matanzas. Falleció en una huelga de hambre el 25 de mayo de 1972.

Activistas de derechos humanos y exprisioneros políticos de Cuba recordaron a Pedro Luis Boitel en un nuevo aniversario de su muerte.

Boitel falleció el 25 de mayo de 1972, a los 41 años de edad, tras una larga huelga de hambre en la prisión del Príncipe, donde exigía que se respetaran los derechos de los detenidos.

En declaraciones a Radio Martí, el exprisionero de conciencia Luis Zúñiga dijo que Boitel era un líder de la Federación Estudiantil Universitaria que luchó contra las dictaduras de Fulgencio Batista y de Fidel Castro, así como un líder cuando se encontraba en prisión.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:11 0:00

Su carácter y dedicación a la causa de la libertad fue tan fuerte, dijo Zúñiga, que lo arrestaron en 1961 y murió en huelga de hambre mientras defendía sus principios.

“Era un hombre extraordinario que pudo haberse acomodado al sistema castrista tras el triunfo de la revolución”, dijo en Miami el exprisionero de conciencia. “Le ofrecieron todo lo que se le podía ofrecer, pues el régimen quería captar a los jóvenes con liderazgo, pero sus convicciones fueron más que sus intereses o sus comodidades y optó por enfrentarse al régimen comunista”.

Félix Navarro, expreso político de la Primavera Negra y residente de Matanzas, dirige el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

En un mensaje enviado a Radio Martí la noche del domingo, Navarro dijo que Boitel sigue inspirando a la oposición en su lucha por la libertad.

Recordó que cuando Boitel recibió una visita de su hermano Armando en la prisión, le preguntó por qué estaba triste. “No le veo fin a esta lucha”, dijo Armando. “Los hombres no abandonan la lucha cuando es justa”, respondió Pedro Luis.

De forma similar se expresó Orlando Gutiérrez, presidente del Directorio Democrático Cubano, organización con sede en Miami. “Murió en huelga de hambre protestando por los derechos de los presos políticos”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:34 0:00

Boitel es un símbolo de la lucha de los derechos humanos en Cuba, dijo Gutiérrez a Radio Martí, tras recordar que el régimen lo sepultó en el Cementerio de Colón sin identificar la tumba, en un intento de borrarlo de la historia cubana.

También recordó que Boitel luchó por la democracia en Venezuela, donde organizó una radio clandestina que se oponía a la dictadura de Pérez Jiménez.

Cargar más

XS
SM
MD
LG