Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cuentapropistas en control de la bolsa (negra)

Los zapatos se venden como artesanía, pero puede que el vendedor le "consiga" muchas otras cosas.

Como la materia, el mercado negro cubano no se destruye, se transforma. Pero algunas transformaciones le afectan el bolsillo al consumidor común.

Cuando hace dos años refundó el cuentapropismo en Cuba, el gobierno de la isla se propuso primeramente crear empleos para más de un millón de trabajadores que necesitaba sacar con urgencia de las plantillas estatales; y en segundo lugar, asestar un golpe mortal al mercado negro legalizando a sus legiones y poniéndolas a pagar impuestos, licencias y ocasionales multas.

En la práctica, la porción de asalariados del Estado que se acogió al trabajo en el sector “no estatal”, no fue la esperada. En julio pasado el diario Granma reportó que en poco más de año y medio se había pasado de 157,371 cuentapropistas a 387,275, para un incremento de casi 230,000 personas, Pero el diario admitió que 68 por ciento no tenía anteriormente vínculo laboral, 16 por ciento habían sido contratados por otros “cuentapropistas”, y 15 por ciento eran jubilados.

Y si bien han crecido significativamente las cifras de los trabajadores privados que aceptaron pagar licencias, impuestos y el “barato” que cobran los corruptos inspectores estatales, todavía hay un ejército de “luchadores” que prefieren seguir corriendo el riesgo de trabajar por la izquierda, en la ilegalidad.

El veterano periodista independiente Iván García presentó esta semana en un reportaje para martinoticias los casos de Alfredo, quien se gana entre 120 y 160 pesos diarios vendiendo café por las noches desde una silla plegable y una mesita de plástico; y Danilo, que recauda entre 50 y 60 pesos diarios vendiendo cucuruchos de maní a peso. Ninguno de los dos ha sacado licencia.

Muchos de estos rebeldes actúan ahora enmascarados entre los particulares con licencia o incluso amparándose tras sus licencias. Como la materia, el mercado negro cubano no se ha destruido: se ha transformado.

LA AMENAZA DE LOS “ETICAMENTE DESVALORIZADOS”

Un zapatero mantiene su taller privado abierto hasta la noche.
Un zapatero mantiene su taller privado abierto hasta la noche.
El periódico Trabajadores arremetió en días pasados contra la “amenaza real” de estas personas “éticamente desvalorizadas”, que dice buscan brechas para ejercer el trabajo “no estatal” y violan las normas jurídicas establecidas.

El diario llama a “actuar con más energía contra los violadores”. Aduce, por ejemplo, citando a una dirigente de los sindicatos oficialistas, que los cocheros ilegales “les ‘roban’ los pasajes a los oficializados, llegan a las piqueras y no hacen colas, violan las regulaciones del tránsito, además de evadir el pago de impuestos”.

En cuanto a los arrendadores de habitaciones, otra de las fuentes de Trabajadores refiere que los huéspedes extranjeros se van con los que alquilan “por la izquierda” porque, como esquivan las cargas impositivas, les pueden cobrar menos.

Un “representante sindical” de los arrendadores legales se quejó al diario de que mientras ellos tienen que someterse a los “engorrosos” trámites de la Oficina Nacional Tributaria y la dirección de Vivienda, y cazar las horas de la oficina de Inmigración, nada de eso les pasa a los que “burlan la ley".

Y en el caso de los elaboradores-expendedores de alimentos, apunta un cuadro del Sindicato del Comercio, “los que tienen licencia son más proclives a multas y otras medidas”.

¿FALTA DE ETICA O SENTIDO PRÁCTICO?

Como sugiere el propio diario oficialista, entre los altos impuestos, la burocracia desesperante, y el aguijón constante de los inspectores estatales, --amén de sus prácticas extorsionistas, que Trabajadores no menciona-- los cuentapropistas legales tienen en el Estado un agujero negro que se traga su tiempo y su dinero, y sólo les permite progresar lentamente.

Sólo los dueños de paladares y los arrendadores de habitaciones ganan lo bastante para pagarle al Estado y prosperar
Sólo los dueños de paladares y los arrendadores de habitaciones ganan lo bastante para pagarle al Estado y prosperar
El periodista independiente Víctor Manuel Domínguez nos asegura desde La Habana que sólo en dos categorías de trabajadores privados –los dueños de “paladares” y los arrendadores de habitaciones y casas, ambos orientados a la clientela que paga en divisas-- se observa un nivel de ganancias suficiente como para acatar las exigencias del Estado y todavía prosperar.

¿Qué puede hacer el resto de los gestores “no estatales” del mercado interno de la isla?

EL MÉTODO DEL DUROFRÍO

Desde la isla, el portal dedicado al cuentapropismo Cuba Vibra, que favorece la legalización de quienes todavía permanecen clandestinos, dice que aquellos que permanecen incógnitos o coqueteando con la ilegalidad, renuncian a operar más tranquilos, con deberes y derechos establecidos y reconocidos con carácter oficial.

Al analizar las causas de tal actitud, Cuba Vibra menciona lo que describe como un “reflejo condicionado que arrastran de épocas anteriores, en que este tipo de negocios era reprimido” y en algunos casos, como los de las cafeterías privadas, estuvieron “cancelados de forma total en todo el territorio nacional”.

El portal reconoce que la estricta prohibición –aquella ofensiva “revolucionaria”--no logró que estas actividades desaparecieran del todo entre la población, pues muchos se dedicaban a operaciones de venta desde sus propias casas que requirieran mínimo contacto con el cliente. Por ejemplo, la de dulces o empanadas; o la de durofrío, en lugar de la de bebidas refrescantes, que obliga al cliente a permanecer más tiempo en el lugar de venta.

Cuba Vibra señala que a partir de la aprobación del trabajo por cuenta propia esta actividad se torna legal y se puede realizar con respaldo oficial, lo mismo desde la vivienda que desde lugares públicos. “Solo se precisa contar con la licencia y los permisos legales al día”.

“Pero contrario a lo que pareciera lógico, muchos elaboradores de comidas y bebidas prefieren no incluir su gestión en el nuevo movimiento y continúan elaborando sin licencia desde sus casas”.

O sea, que el método del durofrío ilegal casero continúa vivito y coleando en la isla, sólo que ahora también da cabida a operaciones comerciales ilegales de más envergadura como la venta de ropa importada, y a una nueva y floreciente categoría: la de los suministradores clandestinos del sector “no estatal”.

"RESOLVIENDO" E "INVENTANDO" PARA UNA NUEVA CLIENTELA

Detrás de este sandwich puede haber varios suministradores sin licencia
Detrás de este sandwich puede haber varios suministradores sin licencia
Cuba Vibra destaca que “donde sí han modificado su conducta muchos de estos operadores sin licencias es en el destino que dan a sus producciones, ya que ahora, en su mayoría, trabajan como suministradores de otros. Elaboran alimentos y bebidas para verdaderos cuentapropistas, pero sin estar debidamente autorizados a realizar esta actividad”.

“Son los suministradores clandestinos e ilegales con que cuentan algunos trabajadores por cuenta propia. Operadores que sí tienen la licencia para operar pero que prefieren ahorrarse el trabajo de elaboración de los alimentos y se arriesgan a comprarles a estos productores los alimentos procesados. Toda una operación clandestina y perseguida por la administración pública”.

Iván García me explica desde La Habana que si antes quienes robaban en los almacenes del Estado (a su modo de ver estaban“resolviendo” o “inventando”) tenían que vender su botín al menudeo, ahora encuentran clientes que les compran la materia prima al por mayor –no existe un mercado mayorista para los trabajadores privados en Cuba—o el producto ya elaborado.

Pone el ejemplo de quienes antes robaban harina, grasa y azúcar de una dulcería y ahora, o bien se las llevan a casa para hacer pasteles, señoritas y tartaletas, u hornean los dulces en el mismo centro de trabajo estatal, luego de contratarlas por debajo del mostrador con el expendedor particular.

Este último, para poder “nadar y guardar la ropa”, adquiere en el mercado negro comprobantes falsos de compra de insumos, y le paga generosamente a un contador profesional a fin de que elimine de sus libros cuialquier irregularidad.

EN LOS SERVICIOS

Dueños de varios vehículos contratan choferes y al final del día todos se van contentos
Dueños de varios vehículos contratan choferes y al final del día todos se van contentos
En los servicios también se han vuelto más complejas las ilegalidades con el cuentapropismo. El diario Trabajadores se quejaba, en el caso de los cocheros –el transporte público básico de las provincias—, de que había aparecido “el peón de coche, que no es el dueño del medio, solo lo trabaja y le paga al propietario una tarifa preestablecida de acuerdo con el horario. Esos no están inscriptos y por tanto burlan las normas”.

Iván García asegura que en La Habana 60 por ciento de los “boteros” no son dueños de los carros que conducen. Son como Orlando, uno de sus entrevistados para el reportaje Ventas al detalle que publicó martinoticias esta semana. Orlando tiene licencia de transportista, pero no trabaja con un vehículo propio.

“Trabajo para un tipo que tiene cinco autos y los dedica a alquilar”, dice. “Diariamente le tenemos que pagar 550 pesos si manejamos un coche de 5 plazas. Si es un 'yipi' de 10 asientos, entonces pagamos mil pesos diarios. No tenemos que invertir en nada. El combustible y las reparaciones corren por su cuenta. En una jornada, llego a casa con más de 600 pesos de ganancia”.

El autor precisa que de las categorías del cuentapropismo en las que no se precisa una fuerte inversión de capital, la de taxista "contratado" es la más rentable.

LICENCIA PARA REVENDER

Un comentario al pie del mencionado reportaje de Trabajadores se queja de que en éste no se dice nada de los cuentapropistas que revenden todo tipo de mercancías de las que que existen en las tiendas en divisas. E incluye este variado inventario: “detergente, manzanas, lámparas y tubos de luz fría, piedras abrasivas y de corte, herramientas, herrajería sanitaria en su totalidad, mangueras de todo tipo y hasta tuberias flexibles de cobre”.

El comentarista se pregunta de dónde sale todo esto y quién autoriza a esas personas a revenderlo a precios elevadisimos.

De la misma manera que Alfredo y Danilo se arriesgan a vender café y maní sin licencia, muchos cuentapropistas, cuyo negocio, lastrado por las cargas estatales, no les da para mejorar significativamente su nivel de vida, se prestan a amparar con sus licencias --en una especie de justicia por su mano-- la venta furtiva de lo saqueado a los almacenes del Estado.

En Cubanet Víctor Manuel Domínguez amplía este punto:

“Para los que ejercen el cuentapropismo, ya sea por decisión propia o como única opción después de ser cesanteados de su centro laboral, la pelea por sobrevivir es de mono amarrado contra león, pues las autoridades son las dueñas exclusivas de cuanto necesitan para trabajar. Aun más ahora con las nuevas regulaciones aduaneras que encarecen la entrada de los productos traídos por las ‘mulas’ desde el extranjero”.

“En cambio, muchos de quienes debían ser los beneficiarios de la competencia surgida con el aluvión de productos y servicios generados por el cuentapropismo, dicen no haber experimentado las ventajas en una alternativa que no tiene contraparte, debido a su carencia en el comercio estatal”.

“Gran parte de los cubanos piensa que la cadena de corrupción establecida desde siempre entre los trabajadores estatales y el sector informal (antes perseguido, pero que siempre existió), ahora se multiplica y se oculta tras las licencias que legalizan la gestión”.

“La compra de medicamentos, útiles del hogar, materiales de construcción, productos alimenticios y otros renglones deficitarios en el país, continúa bajo el dominio del revendedor, ahora camuflado tras una mesa llena de artículos de plomería o cualquier otro producto”.

UN NEGOCIO SÓLIDO

Iván García refiere que el sólido negocio del suministro ilegal al cuentapropismo legal ha creado una escasez de productos en la bolsa negra, antes asequibles para el consumidor común (“pescado traído de Batabanó, una lata de sardinas de algún almacén, carne de vacas robadas”) con el consiguiente aumento de sus precios.

“Por ejemplo, cuando no había los 387.000 cuentapropistas, la harina de trigo valía en el mercado negro de 3 a 4 pesos cubanos. Ahora vale 8".

"¿Qué sucede? Que aun pagándola a 8 es más costeable para el empresario particular que comprarla en las “shoppings” por divisas: con una libra de harina puede hacer varias pizzas, que tienen mucha demanda, y venderlas a 12 pesos cada una".

"Pero si una señora pensionada quiere comprar una libra de harina para hacerle un dulce a sus nietas, hoy va a tener que pagar lo mismo que el empresario privado: 8 pesos, no 3 ni 4. Y con 200 pesos mensuales o menos de pensión para comer todo el mes, va a tener que pensarlo dos veces".

Vea todas las noticias de hoy

Cuba reporta 54 casos de coronavirus en el peor día en semanas

En La Habana y otras provincias se toman estrictas medidas de control para intentar frenar la propagación del COVID-19. (Yamil LAGE / AFP)

Las autoridades sanitarias reportaron este viernes otros 54 casos de coronavirus en Cuba, la cifra más alta en varias semanas de repunte del virus, luego de que las autoridades declararan al país en fase de recuperación.

La Habana es el epicentro de la crisis, con 43 casos según el cierre del 6 de agosto, dijo el Ministerio de Salud Pública en su reporte diario. El municipio capitalino más afectado es Habana del Este, con 18 casos.

La capital acumula ya 1.579 contagios, entre ellos, 195 profesionales de la salud, de acuerdo a las cifras proporcionadas en los informes oficiales.

Dos de los infectados son ciudadanos mexicanos residentes en Cuba, con fuente de infección en el extranjero, añade el reporte del MINSAP.

La situación en la capital ha llevado a las autoridades a tomar medidas de control de la fase epidemiológica, cuando aún no se había decretado la recuperación en la ciudad.

Hasta la fecha, un total de 2.829 pacientes han sido diagnosticados con la enfermedad; de ellos han fallecido 88 personas, de acuerdo a las cifras oficiales.

En un solo día, más de 4.500 personas fueron puestas en vigilancia epidemiológica en sus casas, mientras las autoridades se apresuran a tomar medidas estrictas de control para frenar la propagación de la enfermedad.

El gobierno atribuye el rebrote de casos a las indisciplinas de la población, la celebración de fiestas familiares y la concentración de personas en los bares y otros sitios públicos hasta altas horas de la noche, por lo que ha limitado el movimiento en la capital.

El gobernante Miguel Díaz-Canel dijo el jueves que la compleja situación de La Habana pudiera comprometer, incluso, el inicio del curso escolar, que usualmente comienza en la primera semana de septiembre, reportó el diario estatal Tribuna de La Habana.

Algunos habaneros, como Delia Díaz, estaban esperando "medidas más fuertes" por parte de las autoridades para contener el virus.

"En mi barrio, en el municipio Arroyo Naranjo, niños y jóvenes están jugando en las calles sin nasobuco, mientras los familiares están sentados en las aceras ingeriendo bebidas alcohólicas y con los bafles con la música altísima hasta altas horas de la noche", opinó en diario local.

"¡Es inaudito!, la falta de responsabilidad ciudadana entorpece todos los logros que habíamos alcanzado. Hay que aplicar medidas más drásticas a aquellos que incurren en estas indisciplinas", exigió en otro comentario Caridad Santana.

Desde este sábado, toque de queda y límites al transporte

Una señora lee la prensa en la calle.

Autoridades cubanas aprobaron el jueves un paquete de medidas para La Habana, Artemisa, Pinar del Río, Mayabeque y Matanzas que afianzan los controles para evitar una mayor propagación del coronavirus.

La medidas, que entrarán en vigor a partir del próximo sábado, buscan sobre todo reducir al mínimo el flujo de personas entre las cinco provincias de occidente y establecer puntos de control monitoreados durante las 24 horas por personal de salud y las fuerzas del orden.

Por ello, con algunas excepciones, se suspenden todos los servicios estatales de transporte interprovincial de pasajeros entre las provincias, así como de estas con el resto del país.

Sólo se va a permitir transporte de pasajeros con reservaciones en centros turísticos, del personal de Salud Pública relacionado con el control de la pandemia y de los camiones de carga entre las provincias.

Se restringe hasta las 9:00 de la noche el horario de funcionamiento de restaurantes, centros nocturnos y bares y las personas sólo podrán transitar hasta las 11:00 de la noche.

En la capital, el transporte público desde y hacia las playas tendrá su último recorrido a las 6 pm.

Además se mantiene la prohibición de realizar conciertos, eventos multitudinarios, espectáculos, actividades públicas, recreativas, deportivas y religiosas.

También queda totalmente prohibido el acceso de trabajadores con síntomas respiratorios, factores de riesgo y mayores de 65 años a los centros laborales.​

Policía política lanza campaña de descrédito contra pastor Alain Toledano

El pastor santiaguero Alain Toledano. (Foto: Facebook)

Relatores especiales y grupos de trabajo de Naciones Unidas acusaron al gobierno cubano de perseguir la libertad religiosa, destruir templos y afectar la vida de personas seguidores de las diferentes denominaciones cristianas en el país.

Uno de los casos citados fue presentado en el mes de mayo por la organización Ayuda de Alcance a las Américas (OAA).

Se trata de la situación del pastor apostólico residente en Santiago de Cuba, Alain Toledano Valiente.

El religioso, junto a su familia y feligreses, ha sufrido por mucho tiempo el hostigamiento de la Seguridad del Estado por sus actividades religiosas, incluida la demolición de su templo.

De igual manera, el pastor ha sido detenido en varias oportunidades, está "regulado", una orden del gobierno que le impide salir al exterior, y actualmente tiene pendiente una causa judicial por el delito de enriquecimiento ilícito, por el que podría ser llevado a juicio.

Los relatores dieron un plazo de dos meses a las autoridades cubanas para dar respuesta, sin embargo en lo que va del mes de agosto, la policía política ha incrementado el acoso.

Inician campaña en redes sociales contra el líder de la iglesia Emanuel
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

Periodistas comprometidos con el oficialismo que residen en el barrio de Toledano, bajo la protección de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el distrito Micro Tres, reparto Abel Santamaría, en Santiago de Cuba, iniciaron coordinadamente una campaña en redes sociales, y también en lugares públicos de la zona, contra el religioso.

Entre las acciones figuran la aparición de carteles donde se denigra al líder de la iglesia Emanuel y su familia, que a jucio del pastor, tienen el propósito de erosionar la labor cristiana que está realizando.

Toledano, también presidente nacional del Ministerio Sendas de Justicia, pudo conocer que a dos comunicadoras recién graduadas que viven en la zona, una llamada Mailyn y la otra Jennifer, ambas miembros del grupo operativo, les ha dado esa “tarea revolucionaria”.

Este miércoles, Toledano Valiente sostuvo una conversación con las máximas autoridades policiales del Consejo Popular, a las que instó a "que tomen acción" para no permitir esta penosa situación, que no tiene fundamento alguno.

Las acciones no solo han afectado al pastor, "también a mis hijas, mi madre, mi esposa y mis hermanos", precisó.

"A mí me han acusado de violador, de drogadicto, de que maltrato a mujeres", agregó el pastor, quien considera que esa es la respuesta que ha dado el régimen a la ONU.

Toledano dijo que el aparato represivo y los miembros del gobierno son los únicos responsables de lo que le pueda ocurrir a él o cualquier miembro de su familia o feligreses.

El Departamento de Estado de EEUU, en su reporte anual de Libertad Religiosa, señaló que durante el año 2019 el régimen cubano intensificó la represión contra los líderes de las diferentes denominaciones religiosas en la isla.

CPJ aboga por cese de acoso a reportera de Palenque Visión

Yadisley Rodríguez Captura de pantalla Cubanet You Tube

El Comité para Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), pidió a las autoridades cubanas el cese del acoso contra la periodista Yadisley Rodríguez Ramírez, y abogó por el fin de la persecución de la prensa independiente cubana, según dio a conocer la organización con sede en New York.

El pasado mes de julio, a las 10.00 pm, las autoridades policiales entraron en la vivienda de Rodríguez Ramírez, en la provincia de Camagüey, sin una orden judicial, y tras allanar la vivienda le confiscaron dos teléfonos y una laptop, y se la llevaron detenida, destaca la nota.

La comunicadora estuvo en paradero desconocido por la familia hasta el siguiente día, en que la liberaron sin cargos.

Rodríguez Ramírez es reportera de Palenque Visión, una agencia de noticias cubana que produce audiovisuales para varios medios independientes.

La agencia es dirigida por Rolando Rodríguez Lobaina, quien había visitado la casa de la periodista minutos antes del arresto, y por quien también indagaron los agentes de la Seguridad del Estado.

Durante el interrogatorio, Rodriguez Ramírez fue advertida de no continuar su trabajo periodístico.

Carlos Martínez de la Serna, director de programa del CPJ, declaró que la "arbitraria detención e interrogatorio de la periodista por parte de las fuerzas de seguridad es el más reciente ejemplo del absoluto desprecio de las autoridades cubanas por el trabajo periodístico y el debido proceso".

Sobre otros actos arbitrarios recientes contra reporteros en la isla, el directivo agregó que "vuelven a disipar toda idea de que la libertad de prensa podría mejorar" durante la gestión del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

"Cualquier ciudadano de un país libre puede dirigirse al Presidente", en Cuba a este escritor le costó caro

Pedro Armando Junco. Foto Radio Camagüey

"Satanizarme por pensar y hablar con entera libertad y sin hipocresía es faltar al respeto no a mí sino al Apóstol. Y lejos de aplastarme con el castigo de la expulsión han conseguido que mi nombre circule en las redes sociales como un tornado..."

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) expulsó este lunes a uno de sus miembros, el escritor e investigador camagüeyano Pedro Armando Junco López, luego de que publicara una exhortación al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel y llamara a Cuba un sistema autocrático.

El autor divulgó la noticia de que había sido apartado de la organización oficialista de la intelectualidad cubana “por actuar en franca contradicción con los principios, estatutos y reglamentos de la UNEAC” y denunció que con esta sanción se había violado un derecho constitucional.

La medida, escribió Junco, es una "violación del artículo 54 de la Ley de Leyes, recientemente promulgada: “El Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión”.

"Me extrañó que demoraran tanto en violar la Constitución, pues desde el requerimiento que me hicieron a final de julio con la esperanza de obligarme a pedir perdón al estilo de Heberto Padilla hace ya casi sesenta años, los estuve esperando", apuntó aludiendo al autor del poemario Fuera de Juego (Premio UNEAC 1968).

Junco, ganador en 2006 del premio de Ensayo que otorga la iglesia católica en Camagüey con la obra “La ética en la novela El Quijote” y del premio Escardó in Memoriam de la UNEAC en cuentos, con el cuaderno “Tertulia con los fantasmas”, considera que su carta al mandatario cubano fue redactada con respeto como "cualquier ciudadano de un país libre puede dirigirse a la máxima figura gubernamental".

"La misiva encierra el sentir de la mayoría del pueblo cubano: el NO a la segregación de nuestra moneda frente a las divisas extranjeras y la libertad económica de todos aquellos que producen alimentos", dijo el poeta a quien el tema le toca de cerca pues también se gana la vida como agricultor.

En declaraciones a Radio Televisión Martí Junco afirmó:

"Yo no quiero politizar este problema de mi expulsión de la UNEAC. Yo pienso que para que tal expulsión tenga efecto definitivo tiene que venir aprobada desde la dirección nacional, con sede en La Habana, pero tampoco guardo la esperanza de que la revoquen y me preocupa pero si los cerebros pensantes de la dirección nacional estudian mi a carta Díaz-Canel comprobarán que dirigirme al presidente del país y declararle mi inconformidad por la segregación de nuestra moneda frente a las divisas extranjeras, junto a solicitarle una apertura económica total para que los productores de alimentos se sientan estimulados a multiplicar su rendimiento, está no solo dentro de un marco jurídico legal y completamente respetuoso, sino que deviene en un aporte muy bien analizado y discutido entre muchas personas inteligentes con las que converso a menudo, fuera del ámbito del partido, siempre al margen de las tendencias políticas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00


Satanizarme por pensar y hablar con entera libertad y sin hipocresía es faltar al respeto no a mí sino al Apóstol. Y lejos de aplastarme con el castigo de la expulsión han conseguido que mi nombre circule en las redes sociales como un tornado cuando para nada ha sido ese mi interés. Mi interés es publicar mis libros y ponerme, mediante mis escritos, en contacto con muchas personas que en su mayoría no podré siquiera dar un abrazo o un apretón de mano. Y dentro de mi interés por esas personas, a las que les he servido de portavoz, está el interés de mejorar a mi país con ideas positivas, que es mejorar la vida futura de mis hijos y mis nietos para que mañana no determinen marcharse de esta tierra porque quienes la gobiernan no ofrecen margen ni siquiera a las opiniones ajenas".

Carta de Pedro Armando Junco López a Miguel Díaz-Canel

Señor presidente Díaz-Canel:

En su último discurso ante el Consejo de Ministros, televisado y expuesto en la Mesa Redonda, usted hace públicas las determinaciones tomadas al más alto nivel, considerando de antemano la aprobación del pueblo sin consultársele, poniendo en tela de juicio la popularidad de estas medidas.

Cierto es que los sistemas autocráticos son libres en el accionar de sus ordenanzas y que ya es costumbre atávica en los cubanos resignarse a acatar y obedecer los decretos estatales. Pero me sentí profundamente señalado cuando usted dijo –con otras palabras, desde luego, pues no tengo grabadora en mi casa– que los enemigos de la Revolución utilizan las redes sociales para mentir y confundir a la ciudadanía. Y es precisamente la palabra “enemigos” la que nos ha echado en el mismo saco a los que desean el derrocamiento del sistema que hoy nos dirige, junto a los ciudadanos cívicos que declaramos nuestra verdad y proponemos nuestras opiniones públicamente, por cualquier medio de expresión como reza en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como instituye la nueva Carta Magna cubana y, sobre todo, como el Apóstol de nuestro país nos dejó por herencia: pensar y hablar sin hipocresía y trabajar para que nuestro gobierno sea bueno cuando consideramos que nuestro gobierno se equivoca.

Es lamentable que la situación económica de mi país, que es su país, haya colapsado y los haya obligado a tomar medidas que desde hace décadas todos sabemos constituyeron errores económicos garrafales, como la penalización del USD. Y más lamentable aún que se abran tiendas especializadas solo para quienes tengan divisas extranjeras, dando una bofetada humillante a la moneda salarial de todos los cubanos y ahora, hasta al injusto CUC, ayer equivalente del dólar y hoy tan segregado como el peso cubano tradicional.

Es lamentable, señor presidente, que lleguemos a tal extremo de abyección ciudadana y que usted nos tilde de enemigos cuando nosotros somos los verdaderos amigos de la Patria. Somos los que alertamos el cierre del turismo y de las escuelas y universidades al comienzo de la pandemia –reconocido, inclusive por el Primer Ministro–. Somos los que decimos hoy que abran la economía. Si existen enemigos de la Revolución, búsquelo entre los directivos de cuellos blancos, dirigentes militantes del Partido que se prestan a las menos pensadas ilegalidades, y castíguelos. Pero deje de perseguir a los productores: permita que el pescador, pesque; que el agricultor siembre, que el ganadero críe… Pero deje al pescador que venda libremente su producto del mar, que el cosechero se las ingenie y comercialice sus siembras sin que medie el Estado, que el campesino mate su res y la venda al precio que le venga en ganas y se la compre el que pueda; porque por muy injusto que parezca, mayor injusticia es venderle al proletariado en una moneda que no circula en Cuba y a la que solo quienes tienen apoyo desde el exterior, pueden adquirirla.

Lea con detenimiento este exergo del discurso de Ignacio Agramonte en la Universidad de la Habana hace 158 años:
“La administración que permite el franco desarrollo de la acción individual a la sombra de una bien entendida concentración del poder, es la más ocasionada a producir óptimos resultados, porque realiza una verdadera alianza del orden con la libertad.”

Únase a nosotros, señor Presidente. Escúchenos a todos por igual: a quienes le adulan, a quienes pretenden destruirlo y a los que nos rompemos la cabeza buscando una salida feliz a la crisis económica que nos envuelve. Y tome luego sabias decisiones.

Evite el presagio del poeta: …porque los pueblos que sufren / como la ortiga que llora / cuando de sufrir se aburren / echan veneno en las hojas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG