Enlaces de accesibilidad

Cuba

Pablo Escobar, el patrón del mal,y su ruta cubana de las drogas

Una embarcación de las Tropas Guardafronteras (TGF) cubanas patrulla las costas del municipio de Baracoa, Guantánamo.

Los cubanos confirman asombrados la conexión cubana en el narcotráfico, en un serial colombiano que es un éxito en la bolsa negra de videodiscos.

En los últimos años la televisión cubana ha hecho algunos esfuerzos por ofrecer una programación más atractiva, incrementando sobre todo el contenido de materiales extranjeros, y en especial estadounidenses, un lote que se ve sistemáticamente limitado por la obligada filtración a través de rigurosos tamices ideológicos.

No obstante, los televidentes de la isla han podido disfrutar en la pantalla chica de algunas series norteamericanas de alta calidad como “CSI” y “Los Sopranos”, además de los habituales culebrones brasileños. Sin embargo, hoy en día muchos cubanos podrían decir de la TV nacional: “¿Quién la necesita?”

El anuncio de la serie en Telemundo.
El anuncio de la serie en Telemundo.
Esta semana un colaborador del portal alternativo Havana Times ofreció un ejemplo de como la popularización de las nuevas tecnologías y soportes informáticos ha posibilitado, en manos de cubanos emprendedores, que muchos en la isla se hayan independizado del "Gran Hermano" y estén casi tan actualizados, al menos en materia de entretenimiento e información, como sus parientes de Miami.

Alfredo Fernández reportó en su crónica para Havana Times que la serie colombiana “Pablo Escobar: El Patrón del Mal”, se ha convertido en el fenómeno audiovisual que estremece la isla.

Mi esposa y yo todavía la estamos viendo en Miami, y realmente tiene una factura impecable (los libretos colombianos son tan buenos que el emporio mexicano Televisa constantemente compra los derechos y produce versiones de sus telenovelas para el público azteca y los latinos en Estados Unidos. (Así “Betty la fea” se convirtió en “La fea más bella”, y “Pedro el Escamoso”, en “Juan Querendón”).

La de Fernández no es la primera alusión al éxito del serial sobre el famoso capo de las drogas en la isla. A mediados de agosto el bloguero y periodista independiente Iván García ya anunciaba que la teleserie colombiana estaba arrasando en el mercado negro habanero.

Y aunque tampoco es el primer material sobre el tema en la bolsa negra habanera de los videodiscos (antes circularon “Las Muñecas de la Mafia” y “El Cartel de los Sapos”) tanto García como Fernández subrayan lo que hace singular a este serial en Cuba: en algunos capítulos, se revela lo que ha sido por años en Cuba un secreto a voces: las relaciones de negocios de Pablo Escobar y el Cartel de Medellín con el gobierno de Fidel Castro y sus altos jefes militares.

Cabe destacar que, aparte de la limitada ficción de las situaciones, y los nombres cambiados de algunos personajes (Carlos Lehder, por ejemplo es identificado como Marcos Herbert; la presentadora de televisión --y presunta amante de Escobar-- Virginia Vallejo, es Regina Parejo) la serie transpira un rigor histórico que denota una acusiosa investigación de los hechos y los testimonios de los implicados.

Por ejemplo, un episodio reciente en el que Marino, uno de los hombres de Escobar, se enamora de una ex amante del capo y es obligado por éste a asesinarla, corresponde a un hecho real narrado por el jefe de sicarios de Escobar, John Jairo Velázquez, alias “Popeye”, a la periodista de Univisión Ilia Calderón.

Desde La Habana, Fernández refiere que una cubana que no se pierde un capítulo de la serie, dijo estar espantada de la facilidad con que uno de los lugartenientes de Escobar entraba la droga a Cuba, para luego trasladarla a EE.UU. La señora también hizo un comentario clave: “Ahora, que estoy viendo la serie de Pablo Escobar, me convenzo más de que [el General Arnaldo] Ochoa fue un conejillo de indias”.

Hace unos años visitó Radio Martí la periodista colombiana Astrid Legarda, con motivo de la publicación de su revelador libro “El verdadero Pablo: sangre, traición y muerte”. El volumen es fruto de siete años de conversaciones entre la ex reportera de RCN y “Popeye”. Astrid aprovechaba para dialogar con él las visitas de la novia del sicario a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, en el Departamento de Boyacá. Antes del lanzamiento del libro, la revista Semana publicó dos adelantos. Uno de ellos se titula “Pablo Escobar y Cuba”.

¿Qué dice sobre el tema la "mano derecha" del capo de capos?

Refiere “Popeye” que Escobar –claramente definido en el programa como un simpatizante de la izquierda-- "se apoyaba para hacer llegar la droga a Estados Unidos en gobiernos no aliados, y enemigos, de Washington. La serie muestra el momento en que uno de los pilotos de Escobar toma subrepticiamente una foto, que luego entregó a la DEA, en la que aparecen el jefe del Cartel y militares sandinistas descargando droga de una avioneta en una pista de Managua.

Agrega el ex sicario que fue con la ayuda "de Jorge Avendaño, apodado el 'Cocodrilo', que el 'Patrón' llegó a Fidel Castro en Cuba. Éste lo conectó con su hermano Raúl y así se inició una operación de tráfico de cocaína". Y asegura que la relación entre Escobar y Fidel era “permanente y fluida, por cartas y terceras personas”, y que se inició a través de comandantes de la guerrilla M-19

Asevera que el esquema de tráfico de drogas a través de Cuba lo habría coordinado el 'Cocodrilo' “en cabeza de Raúl Castro”. Durante dos años, la cocaína colombiana circuló, según Velázquez, por esta ruta cubana:

“Salía del puerto de Buenaventura por mar hacia las costas mexicanas, donde era recibida por los socios locales; allí era subida a aviones con matrícula mexicana y despachada rumbo a Cuba”. (…) Una vez en la isla “los militares cubanos, al mando del general Ochoa y el oficial Tony de la Guardia, bajo instrucciones directas de Raúl Castro, se hacían cargo de la mercancía, custodiándola para posteriormente embarcarla en lanchas rápidas, tanqueadas con gasolina por cuenta de los cubanos, con destino a Estados Unidos, entrando por Cayo Hueso”.
Los cubanos recibían 2000 dólares por cada kilo de droga transportada y 200 dólares por cada kilo custodiado ...


“Las lanchas iban y venían varias veces. (…). Ya en costas estadounidenses, la droga era recibida por el 'Mugre', quien con su gente la trasladaba a varias caletas (escondites), situadas en Kendall, Boca Ratón y el mismo Cayo Hueso. Estas caletas eran casas residenciales, en donde se perforaba el terreno y, en tubos de PVC, para que no se humedeciera la cocaína, se enterraba la droga, esperando a ser distribuida en pequeñas cantidades a los minoristas, para ser comercializada en todo Estados Unidos. Cada caleta tenía capacidad de almacenamiento de hasta 2.000 kilos”.

John Jairo Velásquez alias "Popeye", jefe militar del que fuera capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar, involucró a Raúl Castro en el tráfico de drogas en la década de 1980.
John Jairo Velásquez alias "Popeye", jefe militar del que fuera capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar, involucró a Raúl Castro en el tráfico de drogas en la década de 1980.
Precisa “Popeye” que los cubanos recibían “2.000 dólares por cada kilo de droga transportada y 200 dólares por cada kilo custodiado”. “Pablo”, relata, “estaba feliz con esta ruta” que llenó las arcas del 'Patrón'. “Decía que era un placer hacer negocios con Raúl Castro, pues era un hombre serio y emprendedor”.

Los Castro también debían estar felices: en cada envío hacia Cuba por avión, “se cargaba un promedio de 10.000 a 12.000 kilos”. La cuenta en dólares por cada embarque no baja de seis ceros.

El jefe de sicarios de Escobar confirma en su testimonio la comprometedora participación de los ayudantes del general Arnaldo Ochoa y el coronel Tony de la Guardia:

“Durante este operativo y en varias oportunidades, los dos enlaces cubanos, el capitán Jorge Martínez Valdés y el oficial Amado Padrón viajaron a Medellín; los movíamos con documentos falsos y para no llamar la atención, por su acento, se los hacía pasar por costeños. Los viajes y la atención de éstos en Colombia estaban totalmente a cargo del 'Cocodrilo'”.

“Al comienzo de los negocios con los cubanos, los mexicanos se mostraron reacios a incluirlos, alegando que ellos querían cobrar mucho por participar. Pablo se impuso, pues de antaño, simpatizaba con la causa de la revolución y quería apoyar a Fidel”.

“Los dólares producto de la venta de esta droga en Estados Unidos, llegaban a manos llenas, camuflados en electrodomésticos, que ingresaban a Colombia ante la mirada complaciente de algunos funcionarios de la aduana, al servicio de Escobar. Desde allí, se repartía su participación a los socios mexicanos y cubanos”.

“La ruta cayó cuando se destapó todo el escándalo, al caer un gran cargamento decomisado por la DEA, proveniente de Cuba, y varios cubanos detenidos confesaron, delatando la operación”.

Declaraciones de "Popeye" sobre la conexión cubana en un reportaje de Telemundo 51
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:20 0:00

Hagamos un paréntesis. En febrero de 1991, dos años y medio después de la causa 1 de 1989 que condenó a muerte a Ochoa, De la Guardia y sus dos ayudantes, un prestigioso programa investigativo de la televisión pública estadounidense, Frontline, dedicó una edición a la participación de Cuba en el narcotráfico.

La presentación de Cuba and Cocaine señalaba que meses antes Fidel Castro se había jactado en La Habana de que difícilmente se podría encontrar en el mundo un país menos hospitalario para el tráfico de drogas que Cuba. A través de cintas de vigilancia de la DEA y entrevistas con ex funcionarios cubanos y distribuidores de drogas, Frontline se proponía mostrar cómo Castro había utilizado el narcotráfico como arma política.

Recuerdo que pasé toda la mañana después de la transmisión del programa preparando algunos cortes para usarlos en los noticieros de Radio Martí. Me basé principalmente en las grabaciones tomadas por la DEA con cámara oculta a Rubén Ruiz, hijo de Reinaldo Ruiz, y las del interrogatorio a éste último. Padre e hijo eran contactos del Cartel de Medellín en Miami, y Rubén piloteaba avionetas hacia Cuba. Los dos eran familiares de Miguel Ruiz Poo, el miembro del hasta entonces secreto Departamento MC del MININT que perdió la compostura en el juicio Ochoa-La Guardia mientras “echaba pa’lante” a medio mundo.

En las grabaciones de la DEA, Rubén Ruiz alardeaba de su acceso a instalaciones militares en Cuba:

“Déjame decirte algo. No te miento. Yo he volado a lugares en Cuba a donde nadie ha volado. Te estoy hablando de pistas militares. Te estoy hablando de MIg-23 pintados de camuflaje”

También blasonaba de ser tratado en la isla a cuerpo de rey:

“Te sientas en una mesa que es como la mitad de esta oficina tuya, y te sirven unas piernas de puerco grandísimas, y unos bistecs enormes, y te ponen un tremendo caldero de arroz como para siete u ocho personas, ¿Okey? Allá nadie come así”.

Volvamos ahora con el testimonio de “Popeye”:

“La investigación lleva a la DEA hacia el cartel de Medellín y al gobierno cubano. El 'Cocodrilo' sale de Cuba rumbo a Colombia. La investigación llega hasta las más altas esferas del gobierno norteamericano. El tráfico es a gran escala y alegan que es imposible que los funcionarios de la isla no lo supieran. Esto pone al gobierno de Cuba en la mira de sus más encarnizados enemigos, los norteamericanos. Mucha cocaína quedó enterrada en suelo cubano”.

El tribunal de honor militar que juzgó a Arnaldo Ochoa.
El tribunal de honor militar que juzgó a Arnaldo Ochoa.
“Fidel Castro no se queda con los brazos cruzados y ordena una farsa de investigación, para de esta forma protegerse él y de paso, a su hermano Raúl. En la isla, se anuncia con bombos y platillos a los medios de comunicación, que ‘la Revolución Cubana fue penetrada por el narcotráfico, en manos de unos apátridas y malos hijos, enquistados en el ejército revolucionario’. Se acusa al general Arnaldo Ochoa y 11 personas más; en tiempo récord, el general es fusilado con sus más cercanos colaboradores, creyendo que con esto tapaban el sol con un dedo”.

“Ante la comunidad internacional, el gobierno cubano cree haber puesto una cortina de humo al escándalo. Sin embargo, frente a los norteamericanos, la cosa es a otro precio. Me cuenta Pablo Escobar que, en un computador de la CIA y en las oficinas del Pentágono, duerme el caso. Pero no ha muerto, simplemente lo tienen archivado con el sellito de ‘información clasificada’”.

Fernández, el colaborador de Havana Times, cree que lo más importante de la circulación en la isla del serial “Pablo Escobar: El Patrón del Mal” es que ha regresado al país un viejo y difícil debate siempre sostenido en voz baja: ¿Hasta dónde calaron las influencias de Pablo Escobar en el Gobierno cubano? Y concluye diciendo: “ En esta telenovela, al menos, se hace evidente que iban más allá del general Ochoa y sus cómplices”.

Vea todas las noticias de hoy

Corte de EEUU mantiene trato dispar a solicitantes de asilo (FOTOS)

Migrantes cubanos interceptados por agentes de la Guardia Nacional estadounidense tras cruzar a nado el Río Bravo, en Eagle Pass, Texas. (AP/Dario Lopez-Mills)

EAGLE PASS, Texas - Mientras se ponía el sol sobre el Río Bravo, unos 120 cubanos, colombianos y venezolanos que habían vadeado el río con el agua hasta la cadera subieron a a vehículos de la Patrulla Fronteriza, poco antes de ser liberados en Estados Unidos para tramitar sus casos de inmigración.

Al otro lado de la frontera, en la localidad mexicana de Piedras Negras, familias hondureñas se mantenían juntas en una zona céntrica con veredas agrietadas, calles estrechas y poca gente, sin tener claro dónde pasar la noche porque el único refugio de la ciudad estaba lleno.

Esa suerte dispar refleja la doble naturaleza de la vigilancia de fronteras estadounidenses con una norma de pandemia conocida como Título 42, que toma su nombre de una ley de salud pública de 1944. El presidente, Joe Biden, quería poner fin a esas normas el lunes, pero un juez federal en Luisiana emitió una orden nacional que las mantuvo intactas.

El gobierno de Estados Unidos ha hecho más de 1,9 millones de expulsiones amparándose en el Título 42, que niega la oportunidad de pedir asilo, contemplada por la ley estadounidense y tratados internacionales, con el objetivo de evitar contagios de COVID-19.

Pero el Título 42 no se aplica por igual a todas las nacionalidades. Por ejemplo, México acepta recibir a los migrantes de Honduras, Guatemala, El Salvador y México. Pero para otras nacionalidades, el alto coste, las malas relaciones diplomáticas y otras consideraciones hacen que sea difícil para Estados Unidos enviarlos de vuelta a sus países de origen según el Título 42. En lugar de eso, normalmente se les libera en Estados Unidos para que pidan asilo o recurran a otras fórmulas legales.

Migrantes cubanos toman un descanso tras cruzar la frontera Sur, en Eagle Pass, Texas. (AP/Dario Lopez-Mills)
Migrantes cubanos toman un descanso tras cruzar la frontera Sur, en Eagle Pass, Texas. (AP/Dario Lopez-Mills)

Los hondureños en Piedras Negras piden dinero a los cubanos que llegan a la estación de autobús, sabiendo que a los cubanos no les servirán los pesos porque pasan directamente la otro lado de la frontera. Aunque México aceptó en abril recibir a algunos cubanos y nicaragüenses expulsados según el Título 42, la gran mayoría son liberados en Estados Unidos.

“Fue entrar y salir”, dijo Javier Fuentes, de 20 años, sobre su estancia de una noche en una casa arrendada en Piedras Negras. El domingo por la mañana, él y otros dos hombres cubanos cruzaron el Río Bravo y caminaron por una carretera durante una hora hasta que encontraron un vehículo de la Patrulla Fronteriza en Eagle Pass, una población de Texas de unas 25.000 personas en la que los migrantes cruzan el río al borde de un campo de golf público.

La lluvia de la noche subió el nivel del agua hasta el cuello para la mayoría de los adultos, una posible explicación para la ausencia de grandes grupos de docenas o hasta un centenar de personas, como se suelen ver en la zona.

“La mañana ha empezado despacio”, dijo un agente de la Patrulla Fronteriza al saludar a otros oficiales que vigilaban a cuatro peruanos, incluido un niño de siete años que cruzó con sus padres tras varios días hacinados en una habitación arrendada en Piedras Negras con 17 migrantes.

Cuando el agua volvió a descender hasta la altura de la cadera, una treintena de migrantes se reunió en la orilla de un parque público que también atrae a los residentes de Piedras Negras, considerado como el lugar de nacimiento de los nachos. Había bebés y niño pequeños en el grupo que cruzaba, la mayoría migrantes hondureños. Una mujer hondureña, embarazada de ocho meses, mostraba signos claros de dolor.

Eagle Pass, una localidad dispersa con almacenes y casas en mal estado que la mayoría de las grandes cadenas de tiendas ha ignorado, es uno de los puntos de tránsito más ocupados para la Patrulla Fronteriza en el sector Del Rio, que incluye unos 400 kilómetros (250 millas) de ribera poco poblada. En el cercano Del Rio, que no es mucho más grande que Eagle Pass, el año pasado se congregaron unos 15.000 migrantes, la mayoría haitianos. Todo lo que separa a las localidades de San Antonio, a unas tres horas de carretera, son campos de grano.

Migrantes cubanos llegan a territorio estadounidense tras cruzar el Río Bravo en Eagle Pass, Texas, este domingo, 22 de mayo. (AP/Dario Lopez-Mills)
Migrantes cubanos llegan a territorio estadounidense tras cruzar el Río Bravo en Eagle Pass, Texas, este domingo, 22 de mayo. (AP/Dario Lopez-Mills)

La relativa facilidad del cruce -los migrantes atraviesan el río a pie en pocos minutos, a menudo sin pagar a un contrabandista- y la percepción de que el lado mexicano es relativamente seguro ha convertido la remota región en una importante ruta migratoria.

Hace tiempo que el Valle del Río Grande, en Texas, es el más bullicioso de los nueve sectores de la Patrulla Fronteriza en la frontera mexicana, pero este año Del Rio se ha convertido en el segundo a corta distancia. Yuma, Arizona, otra zona conocida por su relativa seguridad y facilidad para cruzar, ha ganado afluencia con rapidez y ahora es la tercera más transitada.

Del Rio y Yuma quedaron sexta y séptima en número de agentes entre los nueve sectores, lo que refleja cómo la distribución de personal de la Patrulla Fronteriza va por detrás de los flujos migratorios desde hace tiempo.

Otros tramos de la frontera tienen menos patrullas que Del Rio, una ventaja para los migrantes que intentan eludir la captura, pero son más escarpados y remotos, explicó Jon Anfinsen, presidentte del Consejo Nacional de Patrulla Fronteriza en el sector de Del Rio.

Anfinsen describe la región como “una especie de agradable punto intermedio” para los migrantes que buscan un equilibrio entre zonas remotas y seguridad.

Cristian Salgado, que duerme en las calles de Piedras Negras con su esposa y su hijo de cinco años tras huir de Honduras, dijo que la localidad fronteriza mexicana “uno de los pocos lugares donde uno puede vivir más o menos en paz”.

Pero su entusiasmo por los planes del gobierno de Biden de levantar el lunes el Título 42 se evaporó con el fallo judicial. “Ahora no hay esperanza”, dijo.

Su pesimismo podría ser un poco exagerado. En abril se dio el alto a ciudadanos hondureños en 16.000 ocasiones en la frontera, con ligeramente más de la mitad expulsados debido al Título 42. El resto pudo pedir asilo en Estados Unidos si expresaba miedo a regresar a su país.

Pero a los cubanos les fue mucho mejor. Se les dio el alto más de 35.000 veces en abril y apenas 451, o apenas el 1%, fueron procesados según el Título 42.

“Los cubanos entran automáticamente", dijo Joel Gonzalez, hondureño de 34 años y que intentó eludir a los agentes durante tres días en Eagle Pass antes de ser localizado y expulsado. Los agentes le dijeron que ya no era posible pedir asilo en Estados Unidos.

Isis Peña, de 45 años, rechazó una oferta de otra mujer hondureña para cruzar el río. La mujer llamó desde San Antonio y dijo que la habían liberado sin preguntarle siquiera si quería pedir asilo. Ahora vive en Nueva York.

Peña intentó cruzar al día siguiente, una experiencia que no quiere repetir por miedo a ahogarse. Tras unas cuatro horas detenida, un agente le dijo que no había asilo para hondureños.

Reportan detenciones y multas contra unas 18 Damas de Blanco en Cuba

Damas de Blanco el municipio de Colón, Matanzas, Cuba, 2022

Al menos 18 Damas de Blanco fueron detenidas el domingo, y 9 pudieron asistir a misa, en otra jornada de su campaña por la libertad de los presos políticos en Cuba.

Berta Soler, líder del grupo opositor femenino, dijo a Radio Martí que también fueron arrestados y multados dos opositores que apoyan a las Damas en sus localidades.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00

Soler y su esposo, ex prisionero político Ángel Moya, pasaron más de dieciséis horas detenidos tras ser arrestados por agentes de la Seguridad del Estado a la salida de la sede de la organización femenina, en la barriada habanera de Lawton. Otras tres Damas de Blanco resultaron detenidas en la capital cuando salían de sus viviendas para dirigirse a la iglesia.

Moya dijo en un post publicado en su cuenta de Facebook que, además de las horas de calabozo, la multa aplicada a Soler fue de 150 pesos en moneda nacional, en tanto que a él le fue impuesta una multa de 2.000 pesos cubanos, “supuestamente por andar sin el nasobuco”, lo cual, alegó, no es cierto, porque “yo salí con el nasobuco y consta en las grabaciones del arresto realizadas por la Seguridad del Estado”.

Desde la provincia de Matanzas, Caridad Burunate, integrante de la organización, informó de su arresto junto a otras Damas de Blanco, entre ellas Yudaxis Pérez Meneses, Mayra García Álvarez, Maritza Acosta Perdomo, Asunción Carrillo Hernández y ella misma, todas residentes en el municipio matancero de Colón.

Según Soler, 14 Damas de Blanco fueron detenidas en total en esa provincia, incluida Annia Zamora, madre de la presa política miembro del grupo Sissi Abascal, y su esposo, el activista Armando Abascal.

Este es el domingo represivo número 16 desde que el pasado 26 de enero las Damas de Blanco anunciaran su regreso a las protestas pacíficas, tras dos años de encierro forzado a causa de la pandemia de Covid-19.

La organización femenina, ganadora en 2005 del Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia que otorga el Parlamento Europeo, fue creada en 2003 cuando 75 periodistas independientes, activistas y opositores de todo el país fueron encarcelados durante la conocida como Primavera Negra de Cuba.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Biscet: Biden deberá hacer más "para que la democracia tenga alguna oportunidad en Cuba"

Dr. Oscar Elías Biscet. (Foto: Facebook)

El opositor cubano Oscar Elías Biscet denunció en el periódico The Washington Times que, pese a que los disidentes cubanos están sufriendo la peor persecución en décadas, la administración del presidente Joe Biden, la comunidad internacional en general y los medios de comunicación han ignorado en gran medida esta represión.

El activista y médico cubano, fundador del Proyecto Emilia, opinó que esta represión es más amplia y dura que las anteriores, ya que tiene como objetivo atemorizar a los cubanos comunes para que dejen de apoyar cualquier tipo de protesta.

Asimismo, Biscet manifestó en su escrito que para que la democracia tenga alguna oportunidad en Cuba, “la administración Biden deberá hacer algo más que retirar las visas de viaje de un puñado de funcionarios cubanos, y la prensa y la comunidad internacional deberán arrojar una luz implacable sobre las fechorías del Sr. Díaz-Canel”.

"¿Por qué el presidente [Biden] no habla tan duro de Díaz-Canel como lo hace sobre Putin?", se cuestionó el disidente cubano.

El exprisionero político señala que un paso positivo que podría tomar la administración Biden sería apoyar la expansión del acceso a Internet en la isla. Díaz-Canel, asegura, “lo ha restringido en respuesta a las protestas pacíficas; esto impide el libre flujo de la información, sin la cual es imposible la recuperación de la democracia en Cuba”.

La Casa Blanca ha dicho que las nuevas medidas hacia Cuba, anunciadas la semana pasada, se centran en los derechos humanos y están diseñadas con el objetivo de empoderar al pueblo cubano para que determine su propio futuro.

“El pueblo cubano enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes y la política de Estados Unidos continuará enfocándose en empoderar al pueblo cubano para ayudarlo a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico”, declaró la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

La vocera añadió que “el presidente está cumpliendo su compromiso con la comunidad cubanoamericana y sus familiares en Cuba al facilitar la reunificación familiar y fortalecer los lazos familiares".

Biscet, ex prisionero político cubano, fue galardonado en el 2007 por el presidente George W. Bush con la Medalla Presidencial de la Libertad, el premio civil más alto de los Estados Unidos.

Asociación independiente de peloteros cubanos solicita participar en Serie del Caribe 2024 (VIDEO)

Raisel Iglesias, Yuli Gurriel, Aledmys Díaz y Yordan Alvarez, unidos en el día inaugural de la Asociación de Peloteros Cubanos Profesionales. (Foto: Twitter/@beisprocuba)

La Asociación de Peloteros Cubanos Profesionales (ACPBP) presentó este sábado de forma oficial una solicitud para participar en la Serie del Caribe de 2024, que tendrá lugar en la ciudad de Miami.

El grupo, creado en marzo pasado, busca darle voz y participación a los peloteros cubanos que decidieron exiliarse y labrarse un futuro en el béisbol profesional, señala la solicitud publicada en el Twitter por la ACPBP.

“Nuestro objetivo es un reclamo de justicia que se le ha negado a los mejores peloteros de la isla en seis décadas, desde que, en 1962, se eliminó el profesionalismo en Cuba, y usó el deporte en general, y el béisbol en particular, como una bandera de propaganda política”, subraya el texto.

La ACPBP señala que tiene la intención de representar a los beisbolistas cubanos que se desempeñan en las Grandes Ligas estadounidenses, y también a los que juegan en otros circuitos profesionales del planeta, “de manera libre e independiente de la Federación Cubana de Béisbol”.


La solicitud, firmada por el presidente de la ACPBP, Mario A. Fernández, y su secretario, Jorge Morejón, fue presentada en la Noche de la Herencia Cubana, en el Loandepot Park de los Mamia Marlins.

"Estamos convencidos de que un equipo de la ACPBP contribuirá a darle realce a la competencia, junto a los representantes de la República Dominicana, Venezuela, México, Colombia, Puerto Rico y Panamá", señala la solicitud, que no menciona al equipo nacional cubano.

La asociación independiente también ha pedido representar a Cuba en el Clásico Mundial de Béisbol que tendrá lugar el próximo año.

Según el texto, los peloteros de la ACPBP llevarán en sus uniformes, en lugar de Cuba, el rótulo de "Cubanos", en representación de "todos nuestro compatriotas diseminados por todo el planeta desde 1959".

A principios de mayo, el grupo designó al ex lanzador de Grandes Ligas, Orlando "El Duque" Hernández para ocupar el puesto de Gerente General, mientras que el piloto del equipo será Brayan Peña, quien se desempeñó por 12 temporadas como receptor en las Mayores.

Además de El Duque, la iniciativa ha recibido el respaldo de exjugadores de Grandes Ligas como Luis Tiant, René Arocha, Ariel Prieto y Edilberto Oropesa, entre otros. Entre los peloteros en activo que se han sumado se encuentran las de los Astros de Houston Yulieski Gurriel, Aledmys Díaz y Yordán Álvarez; el misil de Nueva York, Aroldis Chapman, y de los Medias Blancas de Chicago, el jonronero José Dariel “Pito” Abreu.

43 balseros devueltos a Cuba este fin de semana y ya son más de 300 en mayo (VIDEO)

Embarcación con cubanos a bordo detectada a 65 millas al sur de Marathon, Florida, el 18 de mayo de 2022. (Foto: USCG/Erik Villa-Rodríguez)

La Guardia Costera de EEUU repatrió este sábado a 43 migrantes cubanos a la isla, detenidos cuando intentaban ingresar por mar a territorio estadounidense, para un total de 315 en lo que va de mayo, según informes de esa agencia federal, mientras dos embarcaciones provenientes de la isla fueron interceptadas este domingo en el Sur de la Florida.

Desde el 1 de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera han detenido a 1.952 migrantes cubanos indocumentados en su intento de llegar a Estados Unidos por vía marítima.

Los migrantes fueron trasladados a bordo del buque guardacostas Bernard Webber, luego de cuatro interdicciones frente a los Cayos de Florida, informó la Guarida Costera, que detalló las operaciones.

Una tripulación de la Guardia Costera de la Estación Aérea Clearwater alertó a los agentes del Sector de Cayo Hueso de una embarcación rústica, el martes, a las 3:45 p. m., a unas 40 millas al sur de Long Key.

Un equipo de Operaciones Aéreas y Marinas de Aduanas y Protección Fronteriza detectó una embarcación rústica, el miércoles, a las 10:50 a.m., a unas 50 millas al sur de Islamorada, en el primero de tres avistamientos ese día.

El mismo equipo informó de otra embarcación, aproximadamente a las 12:15 p. m., a unas 45 millas al sur de Big Pine Key. Horas más tarde, sobre las 3:30 p.m., a unas 65 millas al sur de Marathon, una tercera embarcación con cubanos a bordo fue interceptada por los guardacostas estadounidenses.

"La Guardia Costera y nuestros socios han aumentado las patrullas aéreas y de superficie en los Estrechos de Florida, los Pasajes de Barlovento y Mona", dijo la suboficial Nicole J. Groll, del Séptimo Distrito de la Guardia Costera.

"Estas vías fluviales son peligrosas, impredecibles y el riesgo de pérdida de vidas es grande", añadió.

Siguen llegando

En la madrugada de este domingo, agentes de la Patrulla Fronteriza respondieron a un evento de contrabando marítimo en los Cayos de Florida. Según detalló en Twitter el agente Walter N. Slosar, jefe de patrulla de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), 10 migrantes cubanos fueron detenidos.

“La investigación aún está en curso”, subrayó el oficial.


Horas después, Slosar informó en la red social que agentes de la Patrulla Fronteriza junto a otros oficiales del orden, estatales, federales y locales, respondieron al desembarco de seis migrantes cubanos en Golden Beach, Florida.

Los balseros, detalló, nadaron hasta la orilla cuando su embarcación naufragó cerca de la costa. "No hay heridos que reportar", concluyó el jefe de patrulla de CBP.

Cargar más

XS
SM
MD
LG