Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

José María Heredia: manuscritos y ruinas

Restos del Hotel Trotcha, La Habana, 2008. Cortesía de Humberto Calzada.

El autor comparte algunos papeles del gran poeta y descubre razones para reconsiderar su opinión desfavorable del actual gobierno cubano. Vea la galería de fotos de La Habana, cortesía del pintor Humberto Calzada, y los originales de Heredia.

*Variaciones sobre un tema de Antonio José Ponte
La incomprensión sufrida por los dirigentes del actual gobierno cubano durante su dilatada gestión, esa gestión que se extiende desde el 1 de enero de 1959 hasta el instante en que escribo estas líneas, 22 de septiembre de 2012, y cuyo término elude cualquier pronóstico desapasionado, debe cesar y dar paso a la admiración y la gratitud de todos aquéllos que hasta hoy, torpes, convencidos de que el único logro de esa dirigencia había sido perpetuarse en el poder, la habíamos satanizado. Es hora de admitir el error y celebrar la magnitud de su proeza. Ningún gobierno cubano había soñado para el país un destino tan extraordinario; ninguno se hubiera esmerado tanto en la consecución de ese sueño; ninguno habría sido más exitoso.

José María Heredia, primer retrato suyo que se conserva (1823).
José María Heredia, primer retrato suyo que se conserva (1823).
Cuba, tan rica en más de un sentido, tan consciente de su excepcionalidad como “Llave del Golfo”, crisol de culturas y lugar donde hacían escala las naves que zurcían los bordes del Viejo y el Nuevo Mundos, separados durante milenios, padecía una desventaja frente a otros pueblos de América: la falta de una gran civilización prehispánica, al estilo de la azteca y la inca. Y esa carencia la avergonzaba. A la grandeza de Tenochtitlan y Machu Picchu sólo podía oponer la de su paisaje: el cielo azulísimo, la palma real, la Sierra Maestra, el mar diáfano, y la predilección por ella de un dios: Huracán; pero ninguna obra del hombre: ni una pirámide, ni un templo, ni una ciudad construida sobre el agua, ni un desierto garrapateado de figuras antropomórficas y geométricas. Éramos una nación ávida de ruinas, ávida de una grandeza desolada, de un pasado ante el cuál pudiéramos detenernos a evocar días de gran esplendor y ver al visitante permanecer entre sobrecogido y maravillado.

La Habana. Foto cortesía de Humberto Calzada
La Habana. Foto cortesía de Humberto Calzada
El actual gobierno cubano, sorteando el mayor número de dificultades imaginable y el escarnio de quienes, con menos luces que sus líderes, abominábamos de él, ha subsanado esa indigencia reduciendo gran parte del país a escombros y logrando, hazaña de hazañas, que esa labor se extienda de lo material a lo moral, a zonas tan intangibles como la memoria histórica, el entramado familiar y social, el lenguaje, los modales del ciudadano promedio, los valores cívicos, el respeto a los héroes y la fe de la nación en sí misma. Se le diría empeñado en poblar de pretérito el presente y posibilitar que cualquier vate ansioso de cantar glorias pasadas halle suficientes motivos de inspiración en la isla para no tener que aprovechar una estancia en México o Perú, como fue el caso de José María Heredia (Cuba, 1803 - México, 1839), para trepar a un templo, mirar en torno y alertar, a la manera de los antiguos, sobre la fugacidad de todo.

No olvido la emoción que me produjo recibir en 2004 un libro de la editorial Artes de México titulado “Un pasado visible”; un libro bellamente editado e ilustrado donde se celebra la poesía de las ruinas, notable en ese país, y donde a la cabeza de un puñado de autores tan destacados como Octavio Paz y Luis Cernuda, aparece José María Heredia. Las palabras con las que Gustavo Jiménez Aguirre, el antólogo, inicia su prólogo, explican el reconocimiento al poeta cubano, que al escribir el poema escogido por Jiménez Aguirre, frisaba los diecisiete años:

En un tiempo de cambio y fundación, José María Heredia, el escritor cubano incorporado a la vida política y cultural del México independiente, escribió en diciembre de 1820 el poema “En el teocali de Cholula”. Nunca supo que los 154 versos de su silva ponían los cimientos de una de las tradiciones más perdurables y diversas de la poesía occidental: la que se ha escrito en torno a los vestigios culturales. Un buen número de autores canónicos mexicanos y varios extraterritoriales de diversas latitudes hispánicas, residentes en México, han vuelto la mirada a ruinas monumentales y vestigios de diversas culturas mesoamericanas para fundir, a través de la palabra poética, aquellos horizontes con el nuestro”.

No satisfecho con la labor destructora que caracteriza al ser humano y al tiempo; impaciente, quizás, por abastecer a Cuba de unas ruinas mayores que las más celebradas del continente, el gobierno de la isla se propuso dotarnos de una ruina impar, hacer de Cuba entera una ruina, y no satisfecho aún, esparcir algunos fragmentos de ella por el mundo, para que dieran noticia suya a los desavisados; noticia de su singularidad. Entre esos fragmentos estamos nosotros y lo que con nosotros, de Cuba, hemos podido conservar, mezclados con viejas canciones recicladas y fotografías de portales y automóviles decrépitos, pero con suficiente colorete para que sus dueños los exhiban con la presunción que los yucatecos, un monumento de Chichén Itzá.

“El sueño de Osián”, por Jean Auguste Dominique Ingres (1813)
“El sueño de Osián”, por Jean Auguste Dominique Ingres (1813)
Entre los papeles de Eugenio Sánchez de Fuentes (Barcelona, 1826 – La Habana, 1894) que conservaron sus nietos Eugenio y Ricardo Florit en Estados Unidos, y que hoy ennoblecen mi hogar, infundiéndole un hálito de cubanidad prístina, están varios manuscritos de José María Heredia, entre ellos, el de su poema “La ausencia”; otros donde pueden leerse versos correspondientes a una obra dramática, y uno que sólo muestra la firma del autor, y debajo de ella, un nombre propio: Osian, guerrero y bardo celta cuyas supuestas composiciones puso de moda James Macpherson, un escritor escocés, a partir de 1760, y el joven Heredia tradujo con fervor. La autenticidad de estos documentos está fuera de dudas: Sánchez de Fuentes tuvo la previsión de identificar a quienes se los habían obsequiado, y esas personas no pueden ser más confiables.

Al final de “La ausencia”, justo después de la fecha anotada por Heredia, que entonces tenía veinte años, el coleccionista escribe: Este autógrafo del célebre poeta cubano Don José María Heredia me lo dio su hijo Don José de Jesús en el pueblo de Madruga el día 30 de marzo de 1872. Otro manuscrito, regalo de Loreto Heredia de Lamadrid, hija del poeta, se le entregaría en Matanzas. En la cara posterior de un tercero es el propio Heredia el que apunta: Puerto Príncipe, 30 de mayo y 1ro de junio de 1823, y un cuarto manuscrito muestra al poeta en plena redacción de una obra teatral, tachando y sustituyendo versos, y a dos personajes en pugna: uno que llama al pueblo a rebelarse y castigar a su señor, y éste, que le recuerda a ese pueblo que ha nacido para obedecerle. El primero lo interrumpirá amonestando:

A ese monstruo
más tiempo no escuchéis… Seguidme, amigos.

Raro poder el de algunas ruinas --y estos manuscritos, prontos a celebrar su bicentenario, lo son-- para adecuarse a la actualidad y, luego de remontarnos a sus orígenes, hablar de nosotros y por nosotros, erigirse en nuestras contemporáneas.

Raro destino el de éstas: abandonar Cuba como Heredia, eclipsarse en el extranjero y un día, acaso, desaparecer como él, cuyos restos mortales no merecieron la consideración debida y luego de ser trasladados de un cementerio a otro en la Ciudad de México, fueron condenados al más sórdido de los anonimatos: la fosa común.


Orlando González Esteva agradece a Humberto y Carmen Calzada su inapreciable aporte a esta página.


Vea todas las noticias de hoy

Juan no ha muerto: último adiós a Alexis Díaz de Villegas

Alexis Díaz de Villegas. (Foto: Facebook)

El actor, profesor y director de teatro Alexis Díaz de Villegas, protagonista del filme "Juan de los Muertos", falleció este viernes en La Habana, aquejado de cáncer, a los 56 años de edad, informaron colegas y medios de prensa.

El Consejo Nacional de las Artes Escénicas lamentó en Facebook el fallecimiento del actor en un post en el que destaca su prolífica carrera en el teatro, el cine y la televisión, además de su desempeño en la academia.

Nacido en Cumanayagua, Cienfuegos, en 1966, Díaz de Villegas integró el elenco original de “La cuarta pared”, puesta en escena por Víctor Varela, cuyo estreno en 1988 “estremeció el ámbito cultural cubano de ese momento”, señala la nota, que cita, entre otras, sus apariciones con el grupo Teatro Obstáculo en obras como “Ópera ciega”, “Segismundo ex Marqués” y “El arca”.

Cartel de la película "Juan de los muertos", protagonizada por Alexis Díaz de Villegas.
Cartel de la película "Juan de los muertos", protagonizada por Alexis Díaz de Villegas.

El actor se integró a Argos Teatro, fundado por Carlos Celdrán, en 1998, “en otra fase destacada de su trayectoria”, destaca el post. Con ese grupo estrenó “El Alma Buena de Se Chuán”, “La señorita Julia”, “Stockman: un enemigo del pueblo”, y “Vida y muerte de Pier Paolo Pasolini”.

Tras pasar por Teatro El Público, dirigido por Carlos Díaz, al que se incorporó en 2001, y sus apariciones en “La Gaviota”, “La Celestina”, “Fedra” y “Calígula”, entre otras puestas en escena, Díaz de Villegas se desempeñó como profesor del Instituto Superior de Arte (ISA) y dirigió “La otra orilla”, de Gao Xingjian.

Fundó luego su compañía, Impulso Teatro, a la que dedicó sus últimos años, y con la que puso en escena obras como “Insultos al público” y “Balada del pobre B.B”.

Entre sus actuaciones en el cine se cuentan “Entre ciclones”, “El cuerno de la abundancia” y la popular “Juan de los Muertos”, por la que será recordado por el gran público.


En un artículo sobre el fallecimiento del actor publicado en el diario independiente 14ymedio, el dramaturgo cubano exiliado en Madrid, Yunior García Aguilera, subraya que “Juan de los muertos es uno de los papeles más icónicos de nuestro cine y logra colocarse entre las más ingeniosas representaciones de ese animal nacional que somos”.

Dirigida por Alejandro Brugués, "Juan de los muertos", primer filme cubano de zombies, ganó en 2013 el premio Goya a la mejor película iberoamericana.

En medio de la filmación de la película, el actor fue diagnosticado con un linfoma no-Hodgkin, que años después provocó su fallecimiento.

García Aguilera, ex coordinador de la plataforma cívica Archipiélago, señala que Díaz de Villegas fue “un hombre que se empeñó en soñar y en que sus sueños fueran buenos, a pesar de vivir en un país de pesadillas”.

Presidente alemán conoce de primera mano la situación en Cuba en conversación con Tania Bruguera en Documenta 15

Tania Bruguera y el presidente de Alemania Frank Walter Steinmeier.

La artista cubana Tania Bruguera conversó en Kassel, Alemania, con el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier sobre "la realidad que vive el pueblo cubano bajo una dictadura".

"El régimen cubano no es, ni será nunca más, la única voz que se escuche", aseveró Bruguera desde la prestigiosa feria de arte DOCUMENTA 15, donde hay varias exhibiciones que abordan la represión en Cuba.

La reconocida artista divulgó fotos de su conversación con el presidente alemán y dijo que habían hablado "sobre la urgente necesidad de liberar a todos los presos de conciencia, los del 11J, los artistas presos, el nuevo código penal y la realidad que vive el pueblo cubano bajo una dictadura".

Una exhibición curada por Bruguera y su Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR), por ejemplo, contiene imágenes de los artistas prisioneros de conciencia Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo Pérez "El Osorbo".

"El régimen cubano no es, ni será nunca más, la única voz que se escuche. La sociedad civil cubana fuera y dentro del país se está ocupando con pasos firmes de hacer saber la verdad, la realidad que viven cada día los cubanos. Las burdas justificaciones de los que se han mantenido en pie con la propaganda por más de 60 años no serán eternas", afirmó la ganadora del prestigioso Premio Velázquez de Artes Plásticas 2021, que concede el Ministerio de Cultura y Deporte de España.

La muestra, que tiene lugar cada cinco años en la ciudad alemana de Kassel es considerada un evento importante en el calendario del arte internacional.


Bruguera también difundió otras imágenes de obras de los artistas cubanos Sandra Ceballos y Ezequiel Suárez, las cuales se refieren al artivismo (activismo y arte) en Cuba.


A inicios de junio en Los Angeles, mientras se llevaba a cabo la Cumbre de las Américas, Ceballos participó en una exhibición que abordaba el arte y la resistencia en Cuba. En mayo, Suárez presentó en el Museo Reina Sofía en España prácticas poético-críticas sobre la falta de libertad en Cuba.

En julio, en DOCUMENTA FIFTEEN, INSTAR tiene previsto exhibir un ciclo de cine sobre la realidad cubana.

Bruguera ha sido reconocida con otros premios internacionales como la Beca Guggenheim (EEUU), el Premio Príncipe Claus (Países Bajos) y el Meadows Prize (EEUU), entre otros.

En Documenta 15 la represión al arte en Cuba

Foto de la exposición de INSTAR en Documenta Fifteen, en Kassel, Alemania.

El Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt", INSTAR, explicó que sus exposiciones en la recién inaugurada feria internacional de arte Documenta Fifteen serán para mostrar la historia artística de Cuba "que está escondida por el régimen cubano".

A través de una presentación, el artista plástico Hamlet Lavastida dijo que el concepto general de las exposiciones por parte de INSTAR es "romper con el estereotipo" que las personas tienen sobre Cuba y la percepción sobre el socialismo en la isla.

Lavastida explicó que uno de sus proyectos artísticos consiste en representar la cárcel de Villa Marista, donde se "tortura física y mentalmente" y se someten a los ciudadanos "a violentos interrogatorios".

“Queríamos traer esta idea de resistencia cultural y de la resistencia del pensamiento”, dijo Lavastida, quien estuvo confinado en Villa Marista por varios meses en el 2021 y luego desterrado.

La artista plástica Tania Bruguera aseguró que la exhibición presenta varios trabajos de artistas cubanos los cuales, en su mayoría, "han sido censurados por el régimen cubano".

Bruguera mencionó los casos del estudiante de música Abel Lescay, el rapero Maykel Castillo "El Osorbo" y el artista Luis Manuel Otero Alcántara, estos dos últimos encarcelados esperando una condena, "después de sufrir un juicio injusto, solo fueron encarcelados por tratar de ejercer la libertad de expresión".

En Documenta Fifteen, INSTAR está exhibiendo un obra de Raychel Carrión, que muestra a El Osorbo de pie, con puño en mano, y esposas colgando. Es una imagen emblemática de resistencia que refleja a El Osorbo después de haber evitado ser arrestado por la policía el 4 de abril de 2021 en San Isidro, La Habana.

Otra obra es de Claudia Patricia, la cual refleja la imagen de Otero Alcántara, coordinador del Movimiento San Isidro.

En ese contexto, Brugera recordó que en Cuba "hay más de mil personas encarceladas por pedir libertad".

“Algunos de los presos políticos son menores de edad que han recibido sentencias más largas que los años que han vivido", dijo la profesora de la Universidad de Harvard.

En otro foro, José Raúl Gallego, periodista e investigador del Proyecto Inventario, dio a conocer cómo funciona dicho medio cubano sin fines de lucro.

Comentó que se recopilan, organizan y visualizan datos sobre sucesos actuales. Por ejemplo, siguen a los vehiculos que el régimen usa para reprimir, con el fin de avisar a los opositores y activistas que podrían ser víctimas de represión. También se crean mapas para visualizar los actos de represión.

Proyecto Inventario aborda además el tema de las estadísticas, analizando el trabajo que hacen las autoridades oficiales en ese sector, y resaltando las contradicciones que detecta. Un ejemplo de su trabajo estadístico es el seguimiento de los datos que brinda el Ministerio de Salud sobre la pandemia de Covid-19.

En otro foro, la cubana Taiyana Pimentel habló de la historia del arte, la protesta en el arte, y la acción en el marco del arte.

La directora del Museo de Arte Contemporáneo (MARCO) de Monterrey, México, habló de la historia de la protesta, citando el ejemplo de Goya, hasta la actualidad en Cuba, donde los artistas buscan tomar acción para impulsar cambios.

Músico cubano cumplirá sentencia de 5 años de libertad limitada en su casa por manifestarse el 11J

El estudiante de música Abel Lescay, preso del 11 de julio. (Foto: Facebook)

Cinco años de limitacion de libertad en su casa, trabajando o estudiando, es la respuesta al recurso de casación interpuesto a favor del joven músico cubano Abel González Lescay.

González Lescay, quien acaba de ser notificado este miércoles de la nueva sentencia del Tribunal Supremo Popular, dijo a Radio Martí que se siente contento con la decisión, a pesar de las limitaciones que, como consecuencia, tendrá que enfrentar.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:44 0:00

"Estoy contento. Voy a estar en mi casa y no voy a tener que pasar por una prisión. Tengo algunas limitaciones, de cosas que no podré hacer, como irme del país. No podré manifestarme, por ejemplo; cualquier cosita que haga, ya sabes, directo pa' prisión", afirmó el joven.

Lescay dio la noticia de su nueva sentencia en Facebook.
Lescay dio la noticia de su nueva sentencia en Facebook.

Lescay añadió que lo mantendrán vigilado, y que desconoce otros detalles poruqe acaba de recibir la noticia.

Con anterioridad, Gonzalez Lescay, de 24 años, había sido condenado, según la copia de la sentencia que él mismo publicó en las redes sociales, a 4 años de privación de libertad por el delito de desacato agravado de carácter continuado. Por el delito de desórdenes públicos, a 2 años de privación de libertad; por el delito de desacato a la figura simple de carácter continuado, a 1 año de privación de libertad, y como sanción conjunta y única, la de 6 años de privación de libertad.

La semana pasada, con la excusa de que desaprobó el curso, el Instituto Superior de Arte expulsó de sus aulas al estudiante, negándole la posibilidad de repetir el segundo año de Composición Musical que cursaba. El Observatorio de Libertad Académica (OLA) rechazó la decisión.

"Con esto, el Instituto Superior de Arte deja clara la falta de independencia y la falta de autonomía respecto a las directrices del gobierno de Miguel Díaz-Canel”, dijo a Radio Martí Sergio Ángel Baquero, jefe del Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda de Colombia y coordinador del OLA.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

El Otro Cine: Sergio Giral, "Olvídalo Jake, es Chinatown"

El Otro Cine: Sergio Giral, "Olvídalo Jake, es Chinatown"
please wait

No media source currently available

0:00 0:18:39 0:00

El primer episodio está dedicado al cine de Sergio Giral. Antes que Hollywood abordara el tema de la esclavitud ya Giral lo había hecho en varias de sus películas. Un cineasta adelantado a su tiempo y censurado por el sistema cubano.

Cargar más

XS
SM
MD
LG