Enlaces de accesibilidad

Irán-Ecuador, rumores preocupantes


Fotografía de archivo del presidente de Ecuador, Rafael Correa (i), junto a su homólogo de Irán, Mahmud Ahmadineyad (d). EFE/JOSE JACOME

Como no había sucedido nunca hasta ahora, los más altos funcionarios políticos y militares iraníes circulan -frecuente y reiteradamente- por nuestra región

El periodista Emilio J. Cárdenas escribió en la página web el diarioexterior.com que la relación Irán-Ecuador se llena de rumores. Indicó que el país sudamericano acaba de suscribir, a comienzos de este año, un amplio convenio comercial y financiero con Teherán y por el momento, los empresarios ecuatorianos que están considerando posibles exportaciones a Irán tienen dos preocupaciones.

Primero, la falta de una infraestructura adecuada de transporte, aérea o marítima; y segundo, la opacidad del régimen bilateral de pagos, circunstancia que –suponen- los deja expuestos a ser sancionados por los Estados Unidos y la Unión Europea.

Cárdenas plantea que por todo esto, la transparencia integral debiera ser prioridad para las autoridades ecuatorianas. Sin ella los flojos comerciales reales no despegarán, ni evitarán suspicacias, sino sanciones.

Plantea que todo esto se edifica con una base comercial endeble, atento a que las exportaciones e importaciones entre ambos países, sumadas, apenas excede el millón y medio de dólares/año. Nada, entonces.

En el caso ecuatoriano-iraní, llueven las advertencias que sugieren que con ello estaría armándose un mecanismo perverso, a través del cual se podrían triangular pagos iraníes para así tratar de evadir las duras sanciones económicas contra Irán dispuestas por los Estados Unidos y la Unión Europea.

Como el dólar es la moneda oficial de Ecuador y atento a que ese país es miembro del "Sistema Único de Compensación Regional", las empresas iraníes podrían así tener acceso a la posibilidad de mover fondos a través de buena parte de la región.

El comunicador señala que cabe puntualizar que esto ha sido expresamente negado por el Banco Central del Ecuador y que el Gobierno, ante esto, ha optado por restar totalmente importancia a esos rumores, como si no existieran.

Los medios ecuatorianos vienen haciendo algunas advertencias puntuales sobre cuan delicado es suscribir convenios y operar comercialmente con empresas iraníes. Porque hacerlo supone siempre el riesgo de incurrir en conductas que podrían gatillar sanciones económicas para los actores ecuatorianos. Particularmente si estos se prestan para actuar a la manera de “biombos”, de modo de ocultar la verdad respecto de transacciones que están prohibidas.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG