Enlaces de accesibilidad

El Mundo

Incendio de Notre Dame probablemente causado por accidente

Incendio en la Catedral de Notre Dame.

El incendio que devastó gran parte de la catedral de Notre Dame en París fue causado probablemente por un accidente, dijeron el martes fiscales franceses, después de que los bomberos apagaron las últimas llamas durante la noche.

Más de 400 bomberos trabajaron para sofocar el fuego, que consumió el techo y la emblemática aguja del templo, una edificación con ocho siglos de antigüedad. Trabajaron durante toda la noche para controlar por completo el incendio, 14 horas después de su inicio.

“Nos inclinamos por la teoría del accidente”, dijo el fiscal público de París, Remy Heitz, añadiendo que había 50 personas trabajando en el lugar y que se espera una larga y compleja investigación.

Un bombero resultó herido, pero no hubo más reportes de afectados en un incendio que comenzó tras el cierre del edificio al público por la tarde.

Desde el exterior, las imponentes torres de las campanas y los muros exteriores, con sus característicos arbotantes, seguían firmes en pie, aunque parte del interior y la estructura superior se vieron afectados por el fuego.

Los investigadores no podrán entrar a la ennegrecida nave de la catedral hasta que los expertos determinen que los muros aguantaron bien el calor y la estructura del edificio es estable. Las imágenes de televisión mostraban a los bomberos en lo alto de las torres.

“El incendio está totalmente extinguido”, dijo el portavoz de los bomberos, Gabriel Plus, a los medios. “Nuestra labor hoy es supervisar la estructura y sus movimientos”.

Las llamas avanzaron rápidamente por los soportes de madera del techo de la catedral, donde se estaban realizando importantes obras de renovación de balaustradas desprendidas y gárgolas deterioradas, así como por la aguja del templo.

El fiscal parisino abrió una investigación por “destrucción involuntaria por fuego”. La policía comenzó a interrogar el martes a los trabajadores que participaban de la restauración, informó la oficina del fiscal.

Cientos de sorprendidas personas se agolparon en las orillas del Sena hasta tarde en la noche, mientras las llamas avanzaban, recitando oraciones y cantos litúrgicos durante una vigilia.

“Es un símbolo de nuestro país que corre el riesgo de ser destruido”, dijo el ministro de Cultura, Franck Riester.

Los bomberos que entraron en la catedral lograron salvar muchos de sus tesoros, afirmó Riester, aunque algunas pinturas se quedaron en el interior y se arriesgaban a resultar dañadas por el humo y el agua.

DONACIONES MULTIMILLONARIAS

El presidente, Emmanuel Macron, prometió que Francia reconstruirá Notre Dame, considerada uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica francesa y europea y visitada por más de 13 millones de personas al año.

Notre Dame es propiedad del Estado y se ha situado en el centro de una larga disputa entre la nación y la archidiócesis de París sobre quién debía asumir la mayor parte de los costos de los necesarios trabajos de restauración del templo.

Es muy pronto aún para evaluar el costo de los daños, dijo Bertrand de Feydeau, de la Fundación del Patrimonio, una organización que trabaja por la protección de la herencia cultural francesa, pero es probable que el monto ascienda a cientos de millones de dólares.

Dos de los hombres más ricos de Francia, Francois-Henri Pinault, presidente ejecutivo del grupo Kering, propietario de marcas como Gucci e Yves Saint Laurent, y Bernard Arnault, accionista principal del grupo de lujo LVMH, anunciaron que donarán 100 millones de euros (113 millones de dólares) y 200 millones de euros, respectivamente.

La ciudad de París prometió 50 millones de euros.

En Estados Unidos también se pusieron en marcha campañas para colaborar en la reconstrucción, mientras que en otras partes del mundo también se anunciaron ayudas.

Arde la catedral de Notre Dame, un ícono de París (Fotos)

Un incendio catastrófico envolvió el lunes las secciones altas de la catedral de Notre Dame en París mientras se realizaban renovaciones, poniendo en riesgo uno de los mayores tesoros arquitectónicos del mundo occidental ante la mirada atónita de turistas y parisinos.

El incendio derribó la aguja de la catedral y se extendió hacia una de sus emblemáticas torres rectangulares, pero el jefe de bomberos de París, Jean-Claude Gallet, dijo que la estructura del recinto se había salvado gracias a que lograron impedir que las llamas se extendieran al campanario norte.

La catedral del siglo XII alberga obras de arte de valor incalculable y es una de las atracciones turísticas más famosas del mundo, inmortalizada en la novela de Victor Hugo “Nuestra Señora de París” de 1831.

Aún se desconoce la causa del incendio, pero la prensa francesa informó que una brigada de bomberos de París indicó que el fuego “podría estar ligado” a un proyecto de renovación de 6,8 millones de dólares (6 millones de euros) en la aguja de la iglesia, que cuenta con 250 toneladas de plomo. La fiscalía descartó que se trate de un incendio provocado o que tenga posibles móviles relacionados con el terrorismo, e indicó que lo estaba considerando un accidente.

Mientras la aguja caía, el cielo se iluminaba de naranja por las llamas que salían del techo detrás de la nave de la catedral, uno de los lugares más visitados del mundo. Cientos de personas abarrotaron los puentes alrededor de la isla en la que se ubica la estructura, observando incrédulas las enormes columnas de humo. En declaraciones vertidas junto al viceministro del Interior Laurent Nunez el lunes por la noche, el jefe de bomberos Gallet dijo que “dos terceras partes del techo están destrozadas”, e indicó que trabajarían toda la noche para enfriar el edificio.

Por la noche había indicios de que el fuego estaba cediendo, ya que podían verse luces en las ventanas de la fachada de la catedral, aparentemente de investigadores que inspeccionaban.

El incendio ocurrió a menos de una semana de las conmemoraciones de Pascua y la Semana Santa. Mientras la catedral ardía, los parisinos se reunieron para orar y entonar himnos frente a la iglesia de Saint Julien Les Pauvres, al otro lado del río frente a Notre Dame, mientras las llamas iluminaban el cielo detrás de ellos.

El presidente de Francia Emmanuel Macron le dio al incendio trato de emergencia nacional, acudiendo al lugar y sosteniendo reuniones en los cuarteles de la policía de París. El arzobispo parisino Michel Aupetit convocó a los sacerdotes de toda Francia a tañer las campañas de sus parroquias para exhortar a la oración por la querida catedral de la capital francesa.

El vicealcalde parisino Emmanuel Gregoire señaló que los servicios de emergencia intentan rescatar algunas de las famosas obras de arte que alberga la catedral.

Construida entre los siglos XII y XIII, Notre Dame es la catedral gótica más famosa de la era medieval, así como una de las estructuras más queridas del mundo. Ubicada en Ile de la Cité, una isla sobre el Río Sena, la arquitectura de la catedral es reconocida por, entre otras cosas, sus gárgolas y arbotantes.

Entre las obras de arte más reconocidas en su interior están sus tres ventanas rosadas, ubicadas a lo alto de las caras oeste, norte y sur de la estructura. Sus invaluables tesoros también incluyen una reliquia católica: la corona de espinas, que sólo se exhibe de manera ocasional, incluidos los viernes durante la Cuaresma.

La historiadora francesa Camille Pascal dijo a la televisora BFM que el incendio marcó “la destrucción de una herencia invaluable”.

“La catedral ha vigilado a París por 800 años”, dijo Pascal. “Eventos felices y desafortunados durante siglos han quedado marcados por las campanas de Notre Dame”.

“Sólo podemos horrorizarnos por lo que vemos”, agregó.

La alcaldesa de París Anne Hidalgo dijo a través de Twitter que los bomberos aún intentaban contener las llamas e hizo un llamado a los ciudadanos a respetar el perímetro de seguridad que se instaló alrededor de la catedral.

Hidalgo señaló que las autoridades de París están en comunicación con la diócesis local.

Rápidamente surgieron reacciones en todo el mundo. El Vaticano emitió un comunicado en el que expresó su conmoción y tristeza por “el terrible incendio que ha devastado la catedral de Notre Dame, símbolo del cristianismo en Francia y el mundo”.

En Washington, el presidente Donald Trump tuiteó: “Horrible observar el enorme incendio en la catedral de Notre Dame en París”, y sugirió que los bomberos utilizaran “aviones cisterna” para apagarlo.

El cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, dijo que estaba orando “¡para pedir la intercesión de Notre Dame, nuestra Señora, por la catedral en el corazón de París, y de la civilización, ahora en llamas! Dios cuide esta espléndida casa de oración, y proteja a los que combaten el fuego”.

Cinco años sin las chicas secuestradas por Boko Haram en Nigeria

Familiares rezan por la liberación de las adolescentes desaparecidas, secuestradas por el grupo terrorista Boko Haram en Chibok, Nigeria.


Nairobi, 13 abr (EFE).- Cinco años después del secuestro de más de 200 adolescentes en un internado en Chibok, en el noreste de Nigeria, a manos de los yihadistas de Boko Haram; todavía hoy persiste la duda sobre el bienestar y paradero de 112 de las chicas, así como el dolor de sus familias.

"No ha sido fácil. No hablamos de cinco meses, de cinco semanas o de cinco días. Hablamos de cinco años", recuerda a Efe Miriam (nombre ficticio), una de las madres de "las niñas de Chibok"; las 276 menores nigerianas secuestradas el 14 de abril de 2014 en Chibok, un suceso cuya repulsa dio la vuelta al mundo.

En un principio, pocos se creyeron la noticia, pensando que era una estratagema electoral de cara a las elecciones presidenciales de 2015, pero todo cambió cuando el grupo yihadista Boko Haram –hasta entonces desconocido fuera de Nigeria- publicó un vídeo en el que aparecían las adolescentes.

A partir de ahí, figuras internacionales como la entonces primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y celebridades de Hollywood arroparon en las redes sociales una campaña que se volvió viral bajo el lema #BringBackOurGirls ("Devolvednos a nuestras chicas"). El suceso había puesto, a ojos de Occidente, a Boko Haram en el mapa.
Del total de 276 niñas -después de que 56 lograran escapar y más de 100 fueron liberadas en intercambios de prisioneros- se cree que al menos 112 siguen en manos de los insurgentes, en un ambiente que cinco años después se balancea entre el ahogo recriminatorio de sus familiares y el silencio sepulcral del Gobierno nigeriano.

Más de dos millones de desplazados

"Boko Haram ha sido técnicamente derrotado", se adelantó a anunciar el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, en diciembre de 2015, cuando los terroristas perdieron parte del territorio que ocupaban en el nororiental estado de Borno -del tamaño de Bélgica- y se vieron obligados a retomar la táctica de guerra de guerrillas; con incursiones esporádicas y ataques bomba en mercados y mezquitas.

Ataques que aún hoy ponen en jaque a las Fuerzas de Seguridad y a los Servicios de Inteligencia del país, incapaces de sofocar una amenaza yihadista muy palpable cuya estela en una década se traduce en más de 20.000 muertos, 7 millones de personas dependientes de ayuda humanitaria y al menos 2,4 millones de desplazados internos, según cifras de diversas oenegés.

"La gente no regresa a sus casas porque no son zonas seguras. Padecemos ataques cada semana, por lo que es muy difícil convencer a las personas de que la guerra se ha ganado", explica a Efe Nifemi Onifade, portavoz de la organización Bring Back Our Girls (BBOG).

"¿Qué significa exactamente (que Boko Haram ha sido) 'técnicamente derrotado'? Son demasiadas supuestas derrotas, ¿cuándo va a llegar la definitiva?", recrimina Onifade a las autoridades. "El final de esta guerra todavía está lejos, es lo único seguro", augura.

En muchos municipios del noreste, circular por carretera significa ir escoltado por el Ejército; muchas escuelas permanecen cerradas tras haber sido atacadas por los insurgentes; los agricultores no pueden cultivar sus tierras y pocos se atreven a congregarse en los mercados, foco habitual de atentados suicidas.

"Obviamente, el noreste (de Nigeria) es una herida gigante y sangrante de una catástrofe humanitaria que rivaliza con las de Yemen o Siria. No creo que la mayoría de la gente de Occidente sea consciente de su magnitud", explica a Efe la especialista en género y conflicto armado del International Crisis Group, Azadeh Moaveni.

Para la mayoría de nigerianos, Chibok es tan solo el reflejo de muchas otras localidades del noreste de Nigeria atormentadas por Boko Haram y sus mutaciones, después de que en 2015 su líder, Abubakar Shekau, jurase lealtad al Estado Islámico (EI) y renombrara el grupo Estado Islámico en la Provincia de África Occidental
(ISWAP, por sus siglas en inglés).

Solo para que un año más tarde, el propio EI eligiera a Abu Musab al Barnawi como líder de esta nueva facción, quedando una vez más Shekau relegado al frente de Boko Haram (que significa "la educación occidental es pecado" en lengua hausa).

El 19 de febrero de 2018, Boko Haram volvió a ocupar titulares tras secuestrar a 110 adolescentes de una escuela femenina en Dapchi (noreste) de las que 5 murieron; y entre septiembre y octubre, ISWAP ejecutó a sangre fría a dos matronas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Más allá de una lucha militar

Para muchos analistas, el fin de esta guerra -con más de un centenar de ataques anuales, incluidos atentados con bomba cometidos por niños y mujeres- solo se producirá cuando Nigeria implemente, además de una respuesta militar, medidas políticas y económicas capaces de paliar la situación desesperada del norte.

"Diez años de guerra son demasiados solo para derrotar a Boko Haram. (El presidente) Buhari no está combatiendo a Boko Haram, si no a estas alturas ya estaría derrotado y las chicas estarían de vuelta", lamenta Miriam, quien reclama que el Gobierno tampoco les mantiene informados de los progresos o retrocesos en esta lucha.

El elevado desempleo juvenil, la corrupción y, especialmente entre las mujeres el matrimonio precoz y el analfabetismo, incitan a muchos a sumarse a estos grupos subversivos, donde al menos tendrán siempre algo que llevarse a la boca -gracias al pillaje- y sus hijos recibirán una educación islámica.

"El hecho de que algunas mujeres que abandonaron Boko Haram realmente quieran regresar al grupo, pues encontraron entre ellos más independencia e incluso seguridad, proporciona una pequeña idea de cuán desfavorecida, dura e inaceptable es la vida de las personas del noreste", comenta Moaveni a Efe.

Sea cual sea la fórmula necesaria, para los padres que llevan ya cinco años sin ver, abrazar ni saber nada de sus hijas, la llegada de un nuevo día lejos de ellas solo significa que sus vidas siguen en peligro; conscientes de que muchas son obligadas a casarse con los terroristas, tener hijos e incluso, perpetrar atentados.

"Mi hija me cuidaba y cuidaba del resto de la familia", recuerda Miriam, quien añade dubitativa que el próximo mes de junio cumpliría 21 años. "Echo de menos todo de ella", sintetiza, sin renunciar por un segundo a la esperanza de volver a verla con vida.

[Con reportaje de la Agencia EFE].

Assange, fundador de Wikileaks, detenido en Londres

Assange conducido al Tribunal de Westminster.

La policía británica detuvo este jueves a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres donde estaba en condición de asilo desde 2012 para evitar su extradición a Suecia, que entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales.

Horas después de su detención, fiscales estadounidenses revelaron una acusación, fechada el 6 de marzo de 2018, donde implican al fundador de WikiLeaks en una conspiración en 2010 con Chelsea Manning, analista de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos, antes conocido como Bradley Manning, para publicar documentos militares y diplomáticos secretos.

Assange enfrenta una pena máxima de cárcel de cinco años, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo en Twitter que su gobierno tomó la “decisión soberana” de retirar el asilo diplomático a Assange por “violar reiteradamente convenciones internacionales y el protocolo de convivencia”.

El ministro de Relaciones Exteriores de ese país anunció que también le fue suspendida la ciudadanía después de que fue revocado su asilo en la embajada en Reino Unido.

Tras el aresto fue recluido en una estación de policía del centro de Londres y conducido al Tribunal de Magistrados de Westminster.

Las imágenes del arresto que circulan en las redes sociales lo muestran barbudo y gritando mientras siete policías lo sacan de la embajada y lo llevan en un vehículo policial.

Cronología del caso Assange.
Cronología del caso Assange.

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó hoy en el Parlamento que la detención en Londres del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, demuestra que "nadie está por encima de la ley" en el Reino Unido.

"Estoy segura que esta cámara al completo da la bienvenida a la noticia de que esta mañana la policía metropolitana ha arrestado a Julian Assange", dijo May en los Comunes, entre gritos de aprobación por parte de los diputados.

May también agradeció la cooperación del gobierno de Ecuador.

La relación de Assange con sus anfitriones se arruinó después de que Ecuador lo acusó de filtrar información sobre la vida personal del presidente Lenín Moreno. El mandatario había dicho previamente que Assange había violado los términos de su asilo.

Sin embargo, Jennifer Robinson, del equipo legal de Assange dijo que la detención estuvo motivada por una petición de extradición de Estados Unidos y una acusación de que incumplió los términos de su libertad condicional.

[con información de agencias, redes sociales y The Telegraph]

Escalada de violencia en Trípoli

Un vehículo militar con el poster de Khalifa Haftar.

Las muertes y desplazamientos aumentaban el lunes en Libia mientras fuerzas del este intentaban ingresar a Trípoli, ignorando los llamados a una tregua en la etapa más reciente del conflicto que sufre el país desde la caída en 2011 de Muammar Gaddafi.

Los enfrentamientos amenazan con afectar los suministros petroleros, desatar una migración a Europa y desbaratar los planes de Naciones Unidas para una elección que ponga fin a las rivalidades entre administraciones paralelas en el este y el oeste del país.

Las fuerzas del este del Ejército Nacional Libio (LNA), comandadas por Khalifa Haftar, exgeneral del ejército de Gaddafi, dijeron que 19 de sus soldados murieron en los últimos días cuando se acercaron a Trípoli, donde está basado el gobierno reconocido internacionalmente.

Un portavoz del Ministerio de Salud, con sede en Trípoli, indicó el lunes que en los combates en el sur de la capital murieron al menos 25 personas entre combatientes y civiles, con cerca de 80 heridos. La ONU dijo que 2.800 personas fueron desplazadas por los combates y que otras pudieron huir.

"Naciones Unidas sigue pidiendo una tregua humanitaria temporal para permitir la prestación de servicios de emergencia y el paso voluntario de civiles, incluidos los heridos, desde las zonas de conflicto", declaró la agencia en un comunicado.

El LNA de Haftar, que respalda a la administración oriental en Bengasi, tomó el sur de Libia, rico en petróleo, a principios de este año antes de avanzar rápidamente por regiones mayormente desérticas hacia la capital costera. Pero tomar Trípoli es un desafío mucho mayor para la LNA.

El gobierno del primer ministro Fayez al-Serraj, de 59 años, busca bloquear el LNA con la ayuda de grupos armados aliados que llegaron a Trípoli desde el cercano puerto de Misrata. Un corresponsal de Reuters en el centro de la ciudad podía escuchar disparos en la distancia hacia el sur.

Serraj, que proviene de una familia de empresarios adinerados, ha administrado Trípoli desde 2016 como parte de un acuerdo negociado por la ONU boicoteado por Haftar. Su gobierno ha reportado 11 muertes en los últimos días, sin decir de qué lado.

El enviado de la ONU, Ghassan Salame, se reunió con Serraj en su oficina en Trípoli el lunes para discutir "esta coyuntura crítica y difícil", dijo la misión de Libia del organismo mundial.

La violencia ha puesto en peligro un plan de la ONU para una conferencia del 14 al 16 de abril que organice las elecciones y acabe con la anarquía que prevaleció desde el derrocamiento de Gaddafi respaldado por Occidente hace ocho años.

"EE.UU. está profundamente preocupado por combates cerca de Trípoli. Hemos dejado claro que nos oponemos a ofensiva militar de las fuerzas de Khalifa Haftar. Seguimos presionando a líderes libios, junto con nuestros socios internacionales, a que regresen a negociaciones políticas", publicó el Departamento de Estado en español.

Estados Unidos ha decidido retirar "temporalmente" a parte de sus tropas desplegadas en Libia debido al "aumento de disturbios" en el país del norte de África, informó este domingo el mando de las Fuerzas Armadas en África (AfriCom) en un comunicado.

Sin dar cifras de los soldados replegados, ni su destino, la nota añade que el retiro temporal es también en respuesta a las "condiciones de seguridad
sobre el terreno".

El Africom aseguró que "mantiene su compromiso" de alcanzar una Libia "segura y estable" y apuntó que seguirá "realizando una planificación militar prudente" mientras evalúa la situación.

[Con información de Reuters y EFE]

Cargar más

XS
SM
MD
LG