Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Herald: Cuba habría tenido miles de casos de COVID-19 sin diagnosticar

Hombre usa tapabocas en Cuba para protegerse del coronavirus

Cuando la alta jerarquía de Cuba compareció el 20 de marzo en la Mesa Redonda de la televisión nacional para anunciar medidas drásticas que apenas días antes consideraba innecesarias, los cubanos escucharon decir por primera vez que los casos de COVID-19 reportados hasta entonces no se correspondían con la realidad.

“El número real de contagios es mayor de lo que dicen las cifras oficiales”, declaró aquel día el gobernante Miguel Díaz-Canel, “porque muchas personas no son conscientes de tener el virus y lo transmiten sin saberlo”.

Hay un país que determinó “por estudios” que el número de casos reales era seis veces mayor que el número de casos que se habían detectado y se habían informado; otros países han llevado esta cifra a siete, y hay países que recientemente hablan de hasta 10 veces la cantidad reconocida, dijo el gobernante.

Díaz-Canel: “El número real de contagios es mayor de lo que dicen las cifras oficiales”
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:43 0:00

“Por lo tanto, uno puede moverse y decir que para un número de casos detectados, entre seis y 10 veces serían los casos que realmente podríamos estar teniendo”, manifestó Díaz-Canel.

En realidad, la reacción del gobernante aquel 20 de marzo podría deberse no a cifras de estudios conducidos “en otros países”, sino a datos del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), de La Habana, según los cuales en la semana previa hubo una explosión de enfermedades respiratorias agudas como influenza, neumonía, resfriados y los coronavirus anteriores al SARS-CoV-2.

Y no es posible descartar que se tratara de contagios del nuevo coronavirus, lo cual hace pensar ahora que Cuba probablemente tuvo miles de casos de coronavirus sin diagnosticar, según revela una investigación de The Miami Herald que remite a estadísticas del IPK.

Hasta el sábado 14 de marzo los diagnósticos de esas enfermedades respiratorias mostraban un año común y corriente en Cuba, incluso con menos casos que el mismo periodo de 2019, indica el reportaje.

El periódico Granma informaba el 15 de marzo, citando al ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda, que se habían mantenido los estudios de otros virus respiratorios, “la mayoría positivos a Influenza A, lo cual es un indicador normal en esta época del año en Cuba”. Hasta el 14 de marzo habían hecho pruebas de laboratorio de COVID-19 a 51 pacientes y reportaban solo cuatro positivos.

“De repente, en la semana que terminó el 21 de marzo, hubo una avalancha de personas que buscaron tratamiento para enfermedades respiratorias, unas 144,095, un salto del 47 por ciento en relación con la semana anterior”, escribe la periodista Nora Gámez Torres en su reportaje investigativo.

La cifra, dice, es un 50 por ciento más alta que la reportada la misma semana del 2019. De hecho, la semana posterior, del 22 al 28 de marzo, el IPK no publicó su acostumbrado reporte, pero sí lo hizo la otra, entre el 29 de marzo y el 4 de abril: 158,583 casos.

Un cálculo hecho a partir del acumulado le permitió al Herald exponer la cantidad correspondiente a la semana posterior al anuncio de Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero en la Mesa Redonda: 188, 816 casos.

En sus boletines, el IPK “no explicó el aumento de personas con enfermedades respiratorias agudas ni lo relacionó con la circulación del nuevo virus”, escribe Gámez Torres. “Pero los nuevos datos podrían haber llevado al gobierno cubano a imponer las restricciones de viaje que cerraron el país al turismo internacional”.

Una vocera de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Ashley Baldwin, le dijo al Herald que el aumento en la detección de casos de influenza A en la segunda mitad de marzo era el resultado de las pesquisas del personal sanitario en la isla, pero que “COVID-19 se ha descartado en la mayoría de estos casos”.

Sin embargo, observa Gámez Torres, “la OPS no explicó cómo se logró esto, especialmente en un momento en que la capacidad del gobierno para hacer pruebas de detección del virus eran mínimas”. Tampoco dijo si la organización lo había verificado independientemente.

En septiembre de 2019, Ashley Baldwin fue –junto con Leticia Linn y Sebastián Oliel-- una de las tres representantes de prensa de la OPS que no respondieron mensajes de email ni llamadas telefónicas de Radio Televisión Martí al solicitar datos para la investigación “Dengue y zika en Cuba en tiempos del coronavirus y ‘un problema técnico’ de la OPS”.

Experto propone medidas que pudieran sacar a Cuba de la crisis

Experto propone medidas que pudieran sacar a Cuba de la crisis
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Sospechosos de COVID-19 deben limpiar ellos mismos el centro de aislamiento

Centro de aislamiento para sospechosos COVID-19 Jagüey Grande Cortesía de Ania Zamora

Cubanos en un centro de aislamiento por cuarentena enfrentan todo tipo de dificultades, entre ellas la falta de higiene que obliga a los ingresados a tener que realizar ellos mismos la limpieza del lugar.

Denuncian falta de higiene en Centro de aislamiento para positivos al COVID-19
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:56 0:00

Se trata del centro de aislamiento José María Aguirre, ubicado en el municipio Jagüey Grande, a donde llevan a los sospechosos del municipio de Carlos Rojas en esa provincia.

Centro de aislamiento en Jagüey Grande Foto cortesía de Ania Zamora
Centro de aislamiento en Jagüey Grande Foto cortesía de Ania Zamora

Armando Abascal y su esposa Ania Zamora, ambos activistas de de derechos humanos, residentes en esta localidad, denunciaron este lunes la situación.

Más tarde una comisión de Salud Pública de la provincia Matanzas visitó el lugar a donde han llevado los casos sospechosos pero "no se resolvió nada", dijo el matrimonio.

A los ingresados les informaron que tienen que seguir encargándose de la limpieza de la instalaciones porque no tienen personal para esas funciones.

Centro de aislamiento Jagüey Grande Foto cortesía de Ania Zamora
Centro de aislamiento Jagüey Grande Foto cortesía de Ania Zamora

También los funcionarios dijeron que "les iban a dar guantes para que todos los desperdicios que recogieran los echaran en un saco y lo pusieran afuera para que otras personas los recogieran", agregó Abascal.

Ania Zamora dijo que supieron lo que ocurría allí cuando Reinaldo Ramos Ruiz, vecino de Carlos Rojas, les contó que luego de ser confirmado con coronavirus en ese centro, permaneció durante varias horas junto a otras personas, entre ellas su esposa y algunos niños que aún estaban bajo sospecha.

Centro de aislamiento para sospechosos COVID-19 Jagüey Grande Cortesía de Ania Zamora
Centro de aislamiento para sospechosos COVID-19 Jagüey Grande Cortesía de Ania Zamora

Ramos Ruiz se encuentra en este momento internado en el hospital militar de Matanzas junto a su hijo de 13 años, recibiendo tratamiento por la enfermedad, agregó Zamora.

El matrimonio dijo que al interponer la denuncia le llevaron a los funcionarios las fotos que evidencian la falta de higiene y el desorden en la instalación "porque los afectados tienen miedo denunciarlo".

La pasada semana un activista de derechos humanos ingresado en el Hospital Naval, al Este de La Habana del Este, se quejó del desorden y la falta de higiene en las áreas donde permanecen los los ingresados por coronavirus.

El "pico" de COVID-19 en Cuba fue el 24 de abril, reporta el MINSAP

Una imagen tomada el lunes frente a una bodega de La Habana (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) reportó que el “pico” de casos de coronavirus en el país ocurrió el 24 de abril, cuando había 847 pacientes hospitalizados, según los registros oficiales.

“Se tiene en cuenta [que] desde hace tres días tenemos más altas que casos confirmados en el día”, declaró el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del MINSAP. “Yo realmente medité si decirle esto a la población, porque es que sin decir esto ya vemos algunas indisciplinas sociales”, añadió el Dr. Durán, y advirtió que eso puede cambiar “si se empiezan a producir eventos de transmisión”.

Ningún paciente de COVID-19 perdió la vida el lunes, y de los 2,169 exámenes practicados ese día 17 resultaron positivos, para un total de 1,685 casos confirmados en el país, informó el funcionario de salud pública de Cuba.

Los tres pacientes reportados en estado crítico son de Villa Clara, al menos dos de ellos procedentes del Hogar de Ancianos No. 3. Son un hombre de 85 años, y dos mujeres de 75 y 77. Esta última, una de las procedentes del Hogar de Ancianos, padecía de demencia senil, llegó a la sala de terapia intensiva con fractura en la clavícula derecha y se mantiene con ventilación mecánica.

El otro diagnosticado tras el brote en el Hogar de Ancianos es el hombre de 85 años, también paciente de demencia senil con otras afecciones previas: hipertensión arterial, cardiopatía isquémica e insuficiencia renal crónica, según el Dr. Durán. La mujer de 75 años también está conectada a ventilación mecánica.

Entre los cinco casos reportados graves hay un hombre de 38 años y otro de 54, ambos de La Habana. Los restantes son dos pacientes de 69 años, uno de Holguín y el otro de Guantánamo, y una mujer de 66 de Santiago de Cuba.

La Habana vuelve a ser la provincia con mayor cantidad de nuevos casos confirmados (9), seguida de Villa Clara y Holguín, que suman dos cada una. A Mayabeque, Matanzas, Sancti Spíritus y Camagüey correspondieron un caso por provincia.

Hay dos menores en el grupo de los nuevos 17 contagiados: una niña de 12 años de Arroyo Naranjo, y una adolescente de 16 de San Miguel del Padrón, ambas en la capital.

El Dr. Durán advirtió que en algunos países se habla de una segunda oleada de contagios, e incluso de una tercera. “Si usted disminuye las medidas de restricción, empieza en seguida el movimiento, hay todavía un número de personas infectadas, la población susceptible --que somos todos-- comienza a tener relaciones con esa población infectada, y lo que se logró en un momento determinado rápidamente se revierte”, dijo.

69 muertes y 1,668 casos de COVID-19 confirmados en Cuba

Una anciana de Zaragoza, en Mayabeque, se protege del coronavirus con un nasobuco mientras observa el camino desde su ventana. (Yamil Lage/AFP)

Otros dos fallecimientos y 19 nuevos casos de COVID-19, para un total de 69 muertes y 1,668 contagiados, reportó este lunes el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP).

Unas 1,764 personas -de un total de 2,543 pacientes bajo vigilancia epidemiológica- permanecen ingresadas bajo sospecha de haber contraído el virus, informó en conferencia de prensa el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del MINSAP.

La Habana presentó el mayor número de nuevos contagios, con 16 de los 19 casos confirmados.

Los fallecidos son una mujer de 79 años de edad, residente en Marianao, La Habana, y un hombre de 82 años, residente en Colón, Matanzas. El MINSAP reportó un total de 876 pacientes recuperados.

Cargar más

External Widget cannot be rendered.

Radio Martí en Vivo

Querer es Poder
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Querer es Poder

Televisión Martí en Vivo

7N30
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo 7N30

XS
SM
MD
LG