Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Trump: "Actuamos para poner fin a una guerra, no para iniciarla"

El Presidente de Estados Unidos Donald Trump habla el viernes ante un grupo de periodistas en su residencia de Mar-a-Lago, en la Florida (Foto: Jim Watson/AFP).

Estados Unidos tomó la decisión de ultimar la noche del jueves al general iraní Qassem Soleimani para poner fin a una guerra, no para iniciar una guerra, dijo el viernes el Presidente Donald Trump en sus primeras declaraciones tras la sorpresiva operación en el aeropuerto de la capital de Iraq.

“Durante los últimos 20 años, Soleimani venia perpetrando actos terroristas para desestabilizar el Medio Oriente”, declaró el Presidente ante un grupo de periodistas en su residencia de Mar-a-Lago, en la Florida. “Lo que hizo Estados Unidos ayer debería haberse hecho hace tiempo”.

Muchas vidas se habrían salvado, aseguró Trump.

“Recientemente, Soleimani encabezó la brutal represión contra los manifestantes en Irán, donde más de mil civiles inocentes fueron torturados y asesinados por su propio gobierno”, dijo. “Actuamos anoche para evitar una guerra. No actuamos para iniciar una guerra”.

Soleimani estaba planificando ataques siniestros inminentes contra personal diplomático y militar estadounidense, pero lo atrapamos en el acto y lo ultimamos, manifestó el Presidente.

“Bajo mi liderazgo, Estados Unidos tiene una política inequívoca con los terroristas que le hagan daño o traten de hacerle daño a cualquier estadounidense”, declaró Trump. “Los encontraremos, los eliminaremos; siempre protegeremos a nuestros diplomáticos, a nuestro personal en servicio, a todos los estadounidenses y a nuestros aliados”.

Durante años, bajo el liderazgo de Soleimani, la Guardia Revolucionaria Islámica y su despiadada Fuerza Quds han atacado, herido y asesinado a cientos de civiles y personal de servicio estadounidense, incluyendo el ataque con cohetes contra blancos en Iraq que mató a un estadounidense e hirió gravemente a otros cuatro, recordó el Presidente.

Eso, y también un violento asalto a nuestra Embajada en Bagdad, fue conducido bajo la dirección del general iraní, subrayó.

“Soleimani hizo de la muerte de personas inocentes una pasión enfermiza, contribuyendo a atentados terroristas en sitios tan distantes como Nueva Delhi y Londres”, dijo Trump. “Hoy recordamos y honramos a las víctimas de las muchas atrocidades de Soleimani, y nos reconfortamos al saber que su reino de terror ha terminado”.

Aseguró que siente un profundo respeto por el pueblo iraní, depositario de una herencia increíble y de un potencial ilimitado.

“No buscamos un cambio de régimen; aún así, las agresiones iraníes en la región, incluyen el uso de combatientes afines para desestabilizar a sus vecinos, deben terminar, y deben terminar ahora”, puntualizó.

Según el Presidente, el futuro pertenece al pueblo de Irán, a esos que buscan coexistencia pacífica y cooperación, no a los líderes terroristas que usan su Estado para financiar masacres en el extranjero.

Hizo énfasis en la extraordinaria capacidad militar de Estados Unidos, “con mucho la mejor del mundo”.

“Tenemos los mejores servicios de inteligencia”, dijo. “Si los estadounidenses son amenazados en cualquier lugar del mundo, ya tenemos identificados a esos blancos potenciales, y yo estoy listo para tomar la acción que sea necesaria”, dijo el Presidente.

Y eso se refiere a Irán en particular, subrayó.

Estados Unidos acabó con el control territorial del grupo terrorista ISIS sobre el llamado Califato, y las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses ultimaron al líder terrorista conocido como Al Bagdadi, declaró Trump.

“El mundo es un lugar más seguro sin esos monstruos”, dijo. “Estados Unidos siempre defenderá los intereses de la gente buena, de las almas buenas, mientras busca paz, armonía y amistad con todas las naciones del mundo”, concluyó.

Vea todas las noticias de hoy

Bernie Sanders abandona la carrera por llegar a la Casa Blanca

Bernie Sanders

El senador Bernie Sanders a través de un video difundido en redes sociales anunció este miércoles 8 de abril la suspensión de su nominación presidencial por el partido demócrata.

"Hoy estoy suspendiendo mi campaña. Pero mientras termina la campaña, la lucha por la justicia continúa" escribió en su cuenta de Twitter.

Según el senador esta decisión no fue tomada deliberadamente y aseguró que había sido una resolución "difícil y dolorosa".

"El camino hacia la victoria es prácticamente imposible. He concluido que esta batalla por la nominación demócrata no será exitosa" dijo el senador de 78 años desde su casa en Vermont.

El anuncio de Sanders llega un día después de las elecciones primarias que tuvieron lugar el martes en el estado de Wisconsin, las cuales se dieron en medio de la crisis que vive el país por el coronavirus.

Las reacciones tras conocerse esta noticia no se hicieron esperar a través de las redes sociales, como es el caso del presidente Donald Trump, quien escribió en su Twitter.

"Bernie Sanders está fuera! Gracias a Elizabeth Warren. ¡De no ser por ella, Bernie habría ganado casi todos los estados el Súper Martes! Esto terminó justo como los demócratas y el DNC querían, igual que el fiasco de Crooked Hillary. El pueblo de Bernie debería venir al Partido Republicano, ¡COMERCIO!"

La senadora Elizabeth Warren también reaccionó a este anuncio dándole las gracias por su lucha implacable por las familias de Estados Unidos.

"Su lucha por ideas progresistas movió la conversación y trazó un camino para candidatos y activistas que cambiarán el rumbo de nuestro país y partido".

Tras poner fin a su segundo intento por alcanzar la presidencia de Estados Unidos, Sanders calificó a Joe Biden como un hombre decente con quien trabajaría para impulsar sus ideas progresistas.

Esta decisión deja como único representante por el partido demócrata al ex vicepresidente Joe Biden, quien se enfrentará el próximo 3 de noviembre a Donald Trump en las elecciones presidenciales.

Más de 400 mil contagios y 13 mil muertes por coronavirus en EEUU

Wyckoff Heights Medical Center, Brooklyn, New York. (Angela Weiss/AFP)

Estados Unidos cuenta en más de 1,000 los fallecidos cada día desde el lunes por el COVID-19, alcanzando los 13,000, y la cifra de contagios se ha triplicado en una semana, con más de 400,000, según el mapa del Centro de Investigación del Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

Los números confirman las predicciones de expertos de que lo peor de esta pandemia para el país estaba por comenzar. Esta será, advirtieron, la semana más difícil para los estadounidenses en años.

El servicio de hospitales y centros de salud de Nueva York, el epicentro de la crisis sanitaria en EEUU, luchaba este miércoles por mantenerse a flote. Las morgues improvisaban para procesar el inusual volumen de cuerpos que reciben desde hace ya varios días. La cifra de fallecidos por coronavirus remontaba ya los 4,000 en la ciudad.

El presidente Donald Trump, dijo el martes en la tarde, en la rueda de prensa diaria con actualizaciones sobre el virus, que Estados Unidos podría estar llegando a la cima de la "curva" de la pandemia, pero se negó a hablar sobre lo terrible que puede ser el pico de fallecimientos.

El país, dijo, podría tener muchas menos muertes de lo previsto. Su equipo de trabajo para combatir el COVID-19 proyectó la pasada semana que hasta 240.000 estadounidenses podrían morir durante la pandemia.

Según el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, las escuelas del país podrían reabrir sus puertas en el otoño, reportó Fox News. El curso escolar inicia a finales de agosto en la mayoría de los niveles de enseñanza en EEUU.

Sin embargo, Fauci advirtió que el coronavirus no va a desaparecer en un día. Tomará tiempo que la población gane inmunidad contra la enfermedad, y los protocolos de mitigación se perfeccionen, hasta que sea seguro regresar a los entornos públicos.

Trump puede congelar fondos a la OMS por estar "muy centrados" en China

Trump ante una gráfica de pronóstico de fallecimientos por coronavirus.

Este martes, el presidente Donald Trump anunció en la conferencia de prensa que realiza a diario sobre el coronavirus, que va a revisar y podría congelar la contribución de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante lo que considera una desastrosa gestión de ese organismo durante la pandemia.

Trump declaró, que la OMS ha tenido favoritismo con China y fue un error el no haber alertado a tiempo de las consecuencias del COVID-19 y los reproches de este organismo a las decisiones tomadas en Estados Unidos para evitar el contagio, como la suspensión de vuelos.

El madatario afirma que la OMS esta demasiado centrada en China. "La OMS se equivocó, no avisó a tiempo, podrían haber avisado meses antes, lo habrían sabido, deberían haberlo sabido, probablemente lo sabían", dijo Trump, destacando que "cuando se equivocan en cada decisión, no es algo bueno".

“La OMS recibe cantidades de dinero de Estados Unidos, pagamos la mayoría o la mayor parte de sus fondos; y no estuvieron de acuerdo y criticaron el veto a los viajes", recordo el presidente.

En aquel momento, el Director General de la organización, el etíope Tedros Adhamon Ghebreyesus, critico a los dirigentes que tomaron ese tipo de medida, que él consideraba politizadas.

Ya en horas tempranas del martes, a través de su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense afirmaba que la OMS había arruinado la situación con la pandemia al no recomendar que se suspendieran los vuelos o el cierre de las fronteras.

Estados Unidos es el contribuyente mayor de la OMS con un aporte del 22 por ciento del presupuesto de esa organización.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00


(Con información de Reuters, EFE y la Casa Blanca)

Las medidas para frenar el coronavirus "están funcionando", dice la Casa Blanca

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, flanqueado por el almirante Brett Giroir, subsecretario de Salud de Estados Unidos (Foto: Mandel Ngan/AFP).

Al iniciarse la semana anunciada como la más difícil en la lucha contra el coronavirus, y con la noticia de que las muertes por la enfermedad en Estados Unidos superaron la cifra de 10,000, un integrante del equipo de trabajo de la Casa Blanca dijo el lunes que hay señales de que la estrategia contra el COVID-19 empieza a dar resultados.

“Lo que ha ocurrido es una indicación de que lo que hemos venido haciendo está funcionando”, declaró en el tradicional encuentro con la prensa Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Fauci se refería a la información que brindó el lunes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, según el cual las muertes por coronavirus el domingo fueron 599, solo cinco más que las del sábado (594) y 31 menos que las del viernes (630).

Pero también advirtió que la idea de volver a la normalidad no puede confundirse con que todo será igual que antes. “Ahora estamos en una fase de mitigación intensa”, declaró el experto.

“Si hablamos de volver a como estábamos antes del coronavirus, probablemente eso no ocurra jamás en el sentido de que la amenaza va a estar ahí”, manifestó Fauci. “Pero creo que con las terapias que van a estar disponibles y considerando que con el tiempo confío en que vamos a tener una buena vacuna, entonces nunca vamos a vernos en una situación como la actual… Si eso es volver a la normalidad, entonces vamos a volver a la normalidad”, dijo.

Según el presidente Donald Trump, más que regresar a la normalidad, Estados Unidos estará mejor que antes gracias a los paquetes de ayuda federal destinados a sectores de la salud y de la economía.

Trump dijo al principio de la conferencia del lunes que el gobierno estaba destinando un paquete de 100,000 millones de dólares a los hospitales del país. En Miami, el director del Hospital Jackson Memorial, Carlos Migoya, declaraba el fin de semana a CBS News que se había visto en la necesidad de reducir personal no esencial en el Jackson –sobre todo los que no estén atendiendo pacientes directamente-- porque no sabía en qué momento la ayuda federal llegaría al hospital.

Mientras tanto, Wall Street daba rotundas señales de recuperación. El índice industrial Dow Jones repuntó 1,627 puntos, para un ascenso de más de 7.7 por ciento en una sola jornada. También los índices S&P y Nasdaq sobrepasaron el 7 por ciento de incremento en un solo día.

El Presidente dijo que está pensando proponerle al Congreso un segundo paquete de ayuda a los estadounidenses, que en las próximas semanas deben recibir un cheque de 1,200 dólares como promedio cada adulto. Anunció también que el buque-hospital Comfort, inicialmente anclado en el puerto de Nueva York para atender solo enfermos no relacionados con el coronavirus, empezará a recibir pacientes de COVID-19.

El lunes se supo que el Presidente Trump y el precandidato demócrata a la Casa Blanca, el ex vicepresidente Joe Biden, hablaron por teléfono durante aproximadamente 15 minutos sobre la lucha contra el coronavirus. “Fue una conversación amistosa, él me dio su punto de vista y lo entendí completamente”, dijo Trump.

Estados Unidos a los secuaces de Castro: dejen de desinformar

El subsecretario de Estado adjunto del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak. ALEX WONG / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP)

El gobierno de Estados Unidos afirmó que hay mucha desinformación sobre las sanciones impuestas al régimen cubano, y que los hechos son claros: Estados Unidos autoriza la exportación a Cuba de medicinas y otros productos básicos.

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, dijo este lunes en Twitter que desde 1992 la nación estadounidense ha autorizado la exportación de billones de dólares en medicinas y equipos médicos para el pueblo de Cuba.

Mientras varias organizaciones piden aliviar las sanciones y el gobernante Miguel Díaz-Canel argumenta que el embargo causa escasez de productos básicos y perjudica las acciones que se pueden tomar en medio de la pandemia, Kozak subrayó que Estados Unidos autoriza habitualmente la exportación de bienes humanitarios, productos agrícolas, medicamentos y equipos médicos para apoyar al pueblo cubano.

De forma similar se pronunció Mara Tekach, diplomática encargada de la Embajada de Washington en La Habana. La alta funcionaria subrayó que la desinformación es peligrosa, particularmente en estos momentos de lucha contra el coronavirus.

En ese contexto, Kozak puntualizó que Estados Unidos exportó a la isla millones de dólares de productos médicos en 2019.

Kozak agregó que a medida que el mundo se une en la lucha contra COVID-19, algunos "buscan dividir los esfuerzos internacionales a través de campañas de desinformación" y que es mejor que "los secuaces de Castro" y la camarilla de sus apologistas se informen mejor.

Cargar más

XS
SM
MD
LG